Enlaces de accesibilidad

Cuba

Castro despistado ante complicaciones de la economía cubana, alerta The Economist

El gobernante cubano Raúl Castro ha dicho que se retirará del poder en el 2018.

Con Venezuela peor que Cuba, la isla pisoteada por el huracán Irma, pendientes del endurecimiento de Trump y combatiendo la riqueza en lugar de la pobreza, el gobierno no sabe qué hacer, advierte la revista británica The Economist.

En un reportaje acerca del estado actual de la economía cubana la publicación identifica dos estratos económicos de cubanos: los que, como Gabriel, ganan de 20 a 30 dólares mensuales y pasan trabajos para comprar alimentos y otros artículos en tiendas por divisas cuando se acaba la cuota mínima del racionamiento; y los que, como Leo, han abierto pequeños negocios privados que producen miles de dólares mensuales, pero para importar los insumos tienen que viajar y traerlos disimulados en su equipaje como si fueran cocaína.

La publicación señala que facilitar las cosas a los emprendedores como Leo podría ayudar, con la creación de mejores empleos, a gente como Gabriel; pero el gobierno desconfía de los privados, porque su prosperidad despierta la envidia de cubanos más pobres y cree que su independencia podría convertirse en disidencia.

Cita como ejemplo la reciente congelación de populares categorías de trabajo por cuenta propia como las que permiten abrir y gestionar restaurantes o alquilar habitaciones y casas particulares

Raúl Castro arremetió recientemente contra las ilegalidades y otras irregularidades, incluyendo la "evasión fiscal cometida por cuentapropistas”, dice The Economist. “Sin embargo no admitió que las descabelladas restricciones gubernamentales las hacen inevitables. El gobierno ‘combate la riqueza, no la pobreza’, lamenta un empresario”.

Observa la revista que la contención al capitalismo viene en mal momento: en vísperas de una transición interna de poder y de restricciones del presidente Trump a los viajes a Cuba; en medio de tensiones con EE.UU. por misteriosos ataques contra sus diplomáticos en la isla; en la estela del huracán Irma que colapsó brevemente el sistema energético y cuyas labores de reconstrucción serán dificultadas por un déficit presupuestario que se espera alcance el 12 % del PIB.

Todo esto, mientras Venezuela, que subsidia la economía de la isla, está en peor situación que Cuba: The Economist expone que el comercio bilateral cayó de $8.500 millones en 2012 a $2,200 millones en 2016; Cuba ha tenido que comprar petróleo en el mercado mundial; y los ingresos por servicios profesionales cubanos prestados a Caracas han ido en declive desde 2013.

El turismo ha continuado creciendo, pero el paso de Irma provocó graves daños en los importantes resorts de la cayería norte central y una caída del 50 % en los arribos de visitantes en septiembre.

El huracán y una reducción de las importaciones cifrada para este año en $1500 millones por el ministro de Economía, Ricardo Cabrisas, condenan el crecimiento del PIB a otro mal año después de la contracción del 0,9 % en 2016, anticipa The Economist, y afirma que el gobierno no sabe qué hacer.

Una alternativa es fomentar la inversión extranjera, pero se insiste en sumir a los inversores en un lodazal burocrático en el que los funcionarios deciden cuántos litros de diésel se asigna a un camión y las ganancias no se pueden repatriar libremente. Resultado: desde marzo de 2014 hasta noviembre de 2016 Cuba atrajo alrededor de $1.300 millones de dólares en inversión extranjera, una cuarta parte de su meta.

Ante el estancamiento económico y la amenaza de escasez lo más atrevido que ha hecho el gobierno para atraer inversiones es permitir a las compañías alimentarias repatriar algunas ganancias.

Una ley que regule la presencia de pequeñas y medianas empresas domésticas ─aceptadas en teoría por la Asamblea Nacional─ al parecer no será aprobada a corto plazo, en opinión del defenestrado economista Omar Everleny Pérez.

Una crucial tarea pendiente, la reforma del sistema de doble moneda, que permitiría un funcionamiento normal de la economía, continúa en el limbo debido a que provocaría bancarrotas de empresas estatales, desempleo e hiperinflación. Además, Cuba no podría amortiguar los efectos recurriendo como otros países a la ayuda de organismos financieros multilaterales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.

La revista considera improbable que se busquen soluciones a estos problemas hasta que el sustituto de Raúl Castro haya asumido la presidencia.

El más probable, el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel “había sido identificado por muchos observadores de Cuba como un liberal según los estándares cubanos. Pero eso fue antes de que en un video filtrado en agosto, en el que se dirige a militantes del Partido Comunista, acusara a Estados Unidos de conspirar para ‘conquistar política y económicamente’ a Cuba y criticara a medios de comunicación críticos del régimen. (…) Si esas fueran sus verdaderas opiniones, es una mala noticia para Leo y para Gabriel”, concluye The Economist.

(De un análisis de The Economist, reseñado por Rolando Cartaya)

Vea todas las noticias de hoy

Masón llama a sus cófrades a hacer política y recuperar el espacio cívico para todos los cubanos (VIDEO)

V: H: Luis Stive Ocaña pronuncia su discurso en el acto de celebración de los 163 años de fundada la Gran Logia de Cuba. (Tomada del video publicado en Facebook por el Heraldo Masónico)

Remitiéndose a la posición asumida por los masones durante las gestas independentistas en Cuba, el V. H. (Venerable Hermano) Luis Stive Ocaña, Gran Orador durante la celebración del aniversario 163 de la Gran Logia de Cuba A.S y A.S (Antiguos Libres y Aceptados Masones) reivindicó el derecho de la masonería a participar en la vida política de la isla.

Tras un breve resumen de la historia de los Masones en Cuba, en el cual destacó la actitud adoptada en 1868 por “viriles masones (que) dejaron todo para marchar a luchar por la emancipación del país contra el Imperio despótico español”, el V.H. Stive Ocaña recalcó que “hoy, la pelea por la patria es con el arma más importante que portan los masones, que es el pensamiento elevado”.

“Considero que los masones sí debemos hablar de política toda vez que es la regla fundamental que rige la sociedad, debemos hablar y, además, buscar la manera de hacer política […] De qué manera puedo dignificar mi patria si no hago política para ella? Si nosotros los masones, como máxima expresión del libre pensamiento, no trabajamos porque en la sociedad se acepten, tal y como sucedió con el Código de la Familia, todos tipos de ideologías políticas, estamos condenados al fracaso”, afirmó.


Tomando como ejemplo la organización interna de la masonería, en la cual tienen cabida todas las ideologías y maneras de pensar, el V.H. Stive Ocaña expresó que “es por eso que debemos y estamos llamados a trabajar para que así ocurra en la sociedad civil; hemos de buscar la vía para incidir y perseverar, porque se le conceda espacio cívico a todas las corrientes de pensamiento”, indicó.

En cifras revelada en el 2017 por la Gran Logia de Cuba, se contabilizaban en Cuba 27.200 masones, repartidos en 320 logias, una en cada municipio del país.


El Gran Orador exhortó a los miembros de las logias masónicas en Cuba a “revisar su interior, mirar de cerca nuestros pensamientos y valorar si ‘empastan’ con lo que decimos, nivelar expresión con actitud, entonces, podremos empezar a recuperar los espacios que nos han sido vedados o, de los que nos hemos ausentado”.

“Los miembros de esta institución hablaremos con dignidad cuando así seamos capaces de vivir”, apuntó.

“Y no piensen que ando buscando enfrentamiento con ningún poder, no, para nada. Lo que deseo y pretendo es un entendimiento, que se abran las mentes despojándose de lo que se haya en el pasado en el país para, entre todos, lograr una sociedad verdaderamente justa”, declaró.

El Gran Orador concluyó alegando que lo que desea es una Cuba “Con todos y para el bien de todos”, citando la conocida frase de José Martí, apóstol de la Independencia de Cuba y quien además fuera miembro de la masonería cubana.

Rechazo en municipales de Cuba fue casi del 39% y abstención fue mayor en zonas afectadas por Ian

Un hombre entre los escombros después del paso del huracán Ian en La Coloma, Pinar del Río. Imagen tomada el 13 de octubre de 2022 (Yamil Lage/AFP).

Las provincias cubanas más castigadas por el huracán Ian registraron las mayores tasas de abstención y voto en blanco en las elecciones municipales del 27 de noviembre, según datos oficiales citados por la agencia prensa Efe.

En estos comicios se registró el mayor porcentaje de abstención desde 1959, el 31,44 %, según cifras oficiales. En La Habana la abstención fue del 42,89%, mientras que en Isla de la Juventud fue del 31,63% y en Matanzas, del 31,14%.

Estos tres territorios occidentales, entre los más dañados por Ian, figuran entre los cinco con menor participación. En las municipales previas del 2017 no se encontraban entre las más abstencionistas, recalcó Efe.

Además, tres de las cinco provincias en las que más se incrementó la abstención entre las municipales de 2017 y las de este de noviembre fueron también occidentales: La Habana (+27 puntos porcentuales, la de mayor crecimiento), seguida en tercer y cuarto puesto por sus vecinas Mayabeque (+23,01) y Artemisa (+22,69).

Pinar del Río, el territorio más afectado por Ian, registró el porcentaje más alto de votos en blanco, un 7%. En Mayabeque prácticamente uno de cada 10 votantes anuló el voto.

Para tres expertos consultados por Efe, esta desmovilización es una forma de rechazo, o "voto de castigo".

"No votar en Cuba es un acto de rebeldía muy importante", dice a Efe Leandro Querido, director ejecutivo de Transparencia Electoral y autor del libro "Así se vota en Cuba".

En términos similares se expresa Diosnara Ortega, socióloga cubana y directora de la Escuela de Sociología de la chilena Universidad Católica Silva Henríquez, que habla de "una abstención politizada".

"Si bien en el resto del mundo (la abstención) responde a un proceso de despolitización (...) en Cuba es lo contrario porque (los ciudadanos) encuentran en ese recurso una forma de disentir de una estructura de poder, no solo de un Gobierno", comenta a Efe.

Algunos expertos van más allá en esta idea y suman a la abstención los votos nulos y en blanco, a lo que denominan tasa de rechazo. En las municipales de noviembre, esa tasa de rechazo alcanzó el 38,91% en el conjunto del país, lo que supone 17 puntos porcentuales más que en 2017. En comparación, la del Código de las Familias fue del 30,13% (sin contar el "no") y en las municipales de 2017 se situó en el 21,59%.

Efe reporta que aquí vuelven a destacar las provincias occidentales: La Habana (49,75%) en primer lugar y Mayabeque (39,85%) en tercero, seguidas por Isla de la Juventud (39,18%) y Artemisa (38,92%).

La región destaca asimismo en el aumento de la tasa de rechazo con respecto a las municipales de hace cinco años. Encabeza la lista La Habana (+26,07 puntos porcentuales), Cienfuegos (+23,85), Mayabeque (+23,36), Artemisa (+21,07) e Isla de la Juventud (+20,57).

Los expertos creen que las razones para la abstención son multifactoriales, aunque apuntan de forma coincidente al hastío y la frustración de la población tras dos años de grave crisis económica y energética como elemento común.

Los expertos apuntan que la crítica electoral apunta a la totalidad del sistema político en Cuba. Así lo señalan Ortega y Hilda Landrove, investigadora, promotora cultural cubana y candidata a doctora en Estudios Mesoamericanos por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Landrove recuerda a Efe que estos porcentajes de desmovilización no se registraron ni siquiera en el llamado periodo especial: "En la Cuba de hace 15-20 años seguía el discurso de la unanimidad (...) No podemos olvidar que cuando hay elecciones, lo que entra en juego es la validación de un sistema".

Tras interrogatorio Pedro Albert Sánchez regresa a su casa

El profesor de Física y activista Pedro Albert Sánchez.

El profesor Pedro Albert Sánchez, quien instó los familiares de los presos políticos a realizar una marcha silenciosa, fue citado este miércoles, a las 4 de la tarde en la estación policial de Guanabacoa, para un interrogatorio.

A la salida de la unidad policial, el activista se negó a hablar con los medios argumentando que se sentía enfermo. Radio Televisión Martí trató de hablar con él, pero no respondió el teléfono.

La periodista independiente Yania Suárez informó en Facebook que “el Profe Pedro Albert Sánchez ya está en la casa. Muchísimas gracias a todos los que estuvieron pendientes. La primera información que me llega es que necesita un tiempo para reflexionar. Pero estaremos pendientes”.

Albert Sánchez convocó, el pasado domingo, a las madres, esposas, padres y hermanos de los presos políticos a una caminata pacífica desde la estatua del Caballero de París en La Habana Vieja hasta el parque El Quijote en el Vedado.

El régimen cubano excarceló el 28 de octubre a Albert Sánchez, al finalizar el juicio que se celebró en su contra por manifestarse en La Habana y en el que la Fiscalía pidió una sanción de cinco años de prisión.

El profesor cubano había sido detenido cuando se manifestaba solo y pacíficamente en los días previos al 15 de noviembre de 2021 y desde esa fecha permaneció encarcelado.

Las autoridades judiciales cambiaron la medida cautelar del activista, quien tiene 66 años y padece de cáncer, de cárcel a fianza hasta que la sentencia, aún desconocida, sea firme.

Cientos de manifestantes del 11 de julio de 2021 han sido condenados a prisión y decenas aún esperan tras las rejas que finalicen los procesos penales para conocer sus sentencias. Sus familiares han intentado, por diferentes vías, reclamar la libertad de sus seres queridos.

José Díaz Silva abandona huelga de hambre tras promesas de las autoridades de cumplir sus demandas

José Díaz Silva, del Movimiento Opositores por una Nueva República. (Foto: Facebook/José Díaz Silva)

Las autoridades penitenciarias del Combinado del Este accedieron a las demandas del preso político José Díaz Silva, luego de que se declara en huelga de hambre el domingo pasado, para reclamar atención médica y su derecho a la visita familiar.

“Desde el domingo ya no estaba comiendo porque ya lleva más de dos meses, o sea, más de 60 días, que no le han dado una visita familiar, y no ha tenido atención médica para su problema en los riñones. Pero, este miércoles, me llamó y me dijo que habían programado la visita ya para el sábado, y que lo iba a ver un médico esta tarde”, explicó su esposa, la Dama de Blanco Lourdes Esquivel.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:53 0:00

“Está enfermo de los riñones y debido a estar un día sin tomar agua ya no ha orinado. Quería que lo viera un médico y pedía que le dieran su visita”, dijo.

Según explicó Esquivel, esta es una situación recurrente. "Casi siempre tiene que ser así; para que le den la visita, tenemos que hacer algo: o yo tengo que ir a la prisión o 15 y K (nombre por el que es conocido el Departamento de Cárceles y Prisiones del Ministerio del Interior) o él, plantarse. Al menos, esta vez, aceptaron cumplir lo que él pedía”.

Facsímil del documento de Revocación a José Díaz Silva. (Cortesía de la familia)
Facsímil del documento de Revocación a José Díaz Silva. (Cortesía de la familia)

Según relató Díaz Silva a Radio Televisión Martí, la Seguridad del Estado le ha ofrecido en varias ocasiones en prisión, libertad a cambio de exilio. A principios de octubre, los mandos penales concedieron un pase de 24 horas al opositor para que gestionase su salida del país, tras informarle que sobre él pesan dos peticiones fiscales, de 7 y 12 años de privación de libertad.

El activista se encuentra en régimen severo y en celda de aislamiento desde que le fue revocada la sanción de 2 años de trabajo correccional sin internamiento y cambiada la medida a cárcel.

El opositor fue llevado a Villa Marista, sede de la Seguridad del Estado, el pasado 2 de marzo, tras ser varias veces amenazado por demostrar su solidaridad con las familias de los prisioneros políticos del 11 de julio de 2021 en el reparto habanero conocido como La Güinera.

update

Condenan en juicio sumario a activista de UNPACU a un año de trabajo correccional sin internamiento

Raiza Alcántara Benavides (Foto: Cortesía de Juana María Santos)

La activista Raiza Alcántara Benavides fue sancionada este miércoles a un año de trabajo correccional sin internamiento en el Tribunal Municipal Popular de Arroyo Naranjo, en La Habana.

Alcántara Benavides dijo a Radio Martí que fue procesada en un juicio expedito, donde le imputaron el cargo de desacato por supuestamente ofender a un policía en febrero pasado, delito que niega haber cometido.

El 13 de diciembre, Alcántara tendrá que presentarse ante el juez de Ejecución, según un documento que le fue entregado en el juicio.

Documento que le fue entregado en el juicio a la acusada. (Cortesía Raiza Alcántara)
Documento que le fue entregado en el juicio a la acusada. (Cortesía Raiza Alcántara)

La acusada no tuvo tiempo de contratar a un abogado debido a la rapidez con la que procedieron las autoridades. "Yo fui la que me defendí... Que yo, en ningún momento, lo ofendí a él", explicó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:14 0:00

Ahoras antes, su madre, Xiomara Benavides, dijo a Radio Martí que Alcántara fue citada y detenida el lunes por un hecho ocurrido en febrero, donde la policía golpeó a familiares de vendedores en el municipio San Miguel del Padrón.

“Mi hija está en este momento en el Tribunal. Ayer la soltaron, supuestamente, dicen ellos, porque estaban mal hechos los papeles”, dijo Benavides. “Ya ella estaba en el VIVAC (centro de detenciones) para llevarla para la prisión del Guatao y, entonces, el jefe de la prisión no estuvo de acuerdo y la mandó para atrás”.

Según Benavides, su hija fue puesta en libertad en la noche del martes, y advertida de que debía presentarse este miércoles, a primera hora, en el Tribunal, porque “dicen que ayer, por la noche, llegaron los papeles del Tribunal. No es fácil, ¡qué rápido trabajan entonces!”, ironizó la mujer.

 A juicio activista de UNPACU en La Habana
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:21 0:00

Xiomara Benavides explicó que la acusación contra la activista “proviene de un operativo (policial) que hubo en (el barrio de) La Cuevita, en la “Feria de La Candonga”, el 2 de febrero de este año. Entraron con un operativo y cogieron a los ilegales y les entraron a golpes, como si fueran unos perros".

Añadió que los policías les estaban "entrando a golpes a mi sobrino, a su mamá y a su otra hermana y, entonces, cuando Raiza entra, ella se manifiesta sobre los derechos humanos y les dice ‘No, porque ustedes los policías son unos esbirros’. El teniente Ivandry Álvarez […] le dice a mi hija: ‘Te voy a meter presa y te voy a desaparecer’, y le hizo papeles de desacato”, relató la mujer.

De acuerdo con Benavides, ni ella ni su hija se acordaban de dicho incidente, y por eso la activista se presentó en la unidad policial, y “cuando llega allí, al momento la detienen y la ponen en la patrulla. Se la llevaron directamente para la Oncena (unidad de policía) sin decir nada de que está circulada por el Tribunal, porque aquí nunca llegó citación, jamás”, concluyó Benavides.

Raiza Alcántara Benavides, de 35 años, es activista de la célula "Por una Cuba Libre" de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU, en el municipio San Miguel del Padrón, La Habana. Es madre de 5 hijos, 4 de ellos menores de edad.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cargar más

XS
SM
MD
LG