Enlaces de accesibilidad

Siete preguntas para conocer la vida y obra de Guillermo Belt


El investigador y escritor cubano Daniel L. Pedreira narra la vida del embajador Guillermo Belt Ramírez en su libro "Un instrumento de Paz"

En la biblioteca de Coral Gables se presentó el libro "Un instrumento de paz" del historiador cubanoamericano Daniel Pedreira, quien imparte clases en el Departamento de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad de la Florida.

El evento fue auspiciado por el PEN Club de Escritores Cubanos Exiliados y su presidente, José A. Albertini, hizo la presentación.

Pedreira, quien realiza estudios doctorales en FIU, ya había publicado en el 2013 "El Último Constituyente: El desarrollo político de Emilio “Millo” Ochoa", editado por Aduana Vieja.

A continuación, el cuestionario de siete preguntas que el autor respondió a Radio y Televisión Martí sobre su más reciente obra:

José Albertini, presidente del PEN Club, presenta el libro de Pedreira.
José Albertini, presidente del PEN Club, presenta el libro de Pedreira.

1. ¿Por qué el interés en la vida y obra de Guillermo Belt Ramírez?

Mi interés en la vida y obra del Dr. Guillermo Belt Ramírez surgió de mis investigaciones hacia la política y la diplomacia cubana durante la época republicana. En Belt encontré un caso singular de un diplomático que dirigió gran parte de la diplomacia cubana entre 1944 y 1949, época en la cual el nombre de Cuba quedó enaltecido entre la sociedad de naciones.

2. ¿Qué podría destacar de la labor de Belt como Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes?

Desafortunadamente, la gestión del Dr. Belt como Secretario de Instrucción Pública fue demasiado breve para poder realizar una labor destacada, debido al derrocamiento del gobierno del Presidente Carlos Manuel de Céspedes y Quesada, el 4 de septiembre de 1933. Ese gobierno duró menos de un mes en el poder, pero demuestra que ya para esa época, y a pesar de su corta edad, Belt se había ganado el respeto necesario para que un presidente lo nombrara a su gabinete.

3. ¿Cómo describiría la labor de Belt Ramírez al frente de La Habana?

Aunque solo fue alcalde de la Habana durante un año (1935-1936), Belt tuvo una gestión muy fructífera. Restauró el nombre antiguo a las calles habaneras, nombró a Emilio Roig de Leuchsenring como primer Historiador de la Ciudad de La Habana, abrió el Hospital Municipal de Infancia, creó el barrio de Vista Alegre, se publicaron los Cuadernos de Historia Habanera, y se completaron obras de restauración de numerosas plazas y otros sitios históricos de la capital cubana.

4. Describa algunos instantes importantes de la labor de Belt Ramírez como embajador de Cuba ante Estados Unidos y la URSS

Como embajador ante los Estados Unidos, Belt jugó un papel principal en las negociaciones de la cuota azucarera, lo cual representaba la mayor parte de los ingresos de la economía cubana durante la época. Durante estos años también recayó sobre él, como representante de una nación aliada durante la Segunda Guerra Mundial, la colaboración con los Estados Unidos como una de las grandes potencias aliadas. Ante la Unión Soviética, su labor es más evidente años más tarde, durante el desarrollo de las Naciones Unidas. Esto se debe a la gran distancia, tanto geográfica como ideológica, entre La Habana y Moscú.

5. ¿El papel del embajador Belt como miembro de la delegación cubana ante la ONU?

Como jefe de la delegación cubana ante la ONU, Belt fue miembro fundador de dicha organización, participando en la Conferencia de San Francisco y firmando la Carta de las Naciones Unidas en 1945. Durante su gestión como delegado ejerció la independencia de Cuba en sus relaciones internacionales al votar, aunque sin éxito, en contra el poder del veto ejercido por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y la Unión Soviética) y en contra de la partición de Palestina. Belt también votó a favor de la creación de organismos regionales (como la OEA) y de la inclusión de Argentina y España como miembros de la ONU. Hacia finales de su gestión diplomática, en diciembre de 1948, Cuba jugó un papel protagónico en el desarrollo y la aprobación de la Declaración Universal de Derechos Humanos y de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio.

6. ¿Y ante las organizaciones continentales como la Unión Panamericana y la OEA?

Belt fue nombrado representante de Cuba ante la Unión Panamericana en 1944 y firmó la Carta de la Organización de los Estados Americanos, organismo sucesor de la Unión Panamericana, en 1948. En dicha carta Belt logró la inclusión de la doctrina de agresión económica, propuesta por Cuba, la cual indica que este tipo de agresión debe ser considerada igual que la agresión militar. En la Conferencia Interamericana de Rio de Janeiro en 1947, Belt y los otros delegados regionales firmaron el Tratado de Asistencia Recíproca (TIAR), un tratado de defensa mutua que protege a los estados del hemisferio occidental de un ataque regional o extra regional. Hoy en día, el TIAR mantiene su vigencia al haber sido activado recientemente por la OEA en el caso de Venezuela.

7. ¿Por qué la historiografía del régimen de La Habana ignora o denigra la labor del diplomático cubano?

Durante 60 años, el régimen castrista ha tratado de ignorar y borrar la labor de figuras históricas de la época republicana como el embajador Belt para avanzar su propio mito de la creación, el cual comienza el 1 de enero de 1959. En el caso de Belt, su ascendencia inglesa y estadounidense, su oposición a Fidel Castro desde su época revolucionaria, sus buenas relaciones con las altas esferas del gobierno estadounidense durante sus años como diplomático, y su condición de exiliado politico y crítico de la dictadura han contribuido a que las autoridades políticas, académicas y culturales de la dictadura castrista se hayan ensañado más con su figura.

Ver comentarios (1)

Este foro se ha cerrado
XS
SM
MD
LG