Enlaces de accesibilidad

Mundo

Turquía dice a Rusia que interceptará aviones violadores del espacio

Aviones de la Fuerza Aérea de Turquía.

La OTAN alertó, por su parte, sobre el "peligro extremo" de esas incursiones en Turquía, tras una reunión de emergencia celebrada en su sede de Bruselas.

Ankara advirtió este lunes a Rusia sobre las consecuencias de violar su espacio aéreo durante sus operaciones en Siria, y la OTAN pidió a Moscú el cese inmediato de los bombardeos contra civiles sirios.

El ejército turco anunció, además, que dos de sus cazas F-16 fueron "hostigados" por un MiG-29 sin identificar, en la frontera con Siria, donde Moscú inició, la semana pasada, una campaña de bombardeos en apoyo del presidente Bashar al Asad.

"Nuestras reglas de intervención son claras para quienes violen nuestro espacio aéreo", declaró el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, a la televisión turca Haber-Turk. "Las Fuerzas Armadas turcas tienen instrucciones claras. Aunque sea un pájaro volando, será interceptado", añadió. El primer ministro se negó, sin embargo, a hablar de una crisis entre su país y Rusia. "Nuestros canales permanecen abiertos", dijo, deseando que Moscú abandone sus "malas actitudes".

Horas después, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, aseguró que los aviones de combate rusos podrían haber sido derribados por los turcos. "Este es precisamente el tipo de cosas sobre las que hemos avisado" y "por eso hemos entablado conversaciones con Rusia para estar seguros de que no habrá ningún conflicto accidental".

La OTAN alertó, por su parte, sobre el "peligro extremo" de esas incursiones en Turquía, tras una reunión de emergencia celebrada en su sede de Bruselas. La organización comprobó "dos violaciones del espacio aéreo de Turquía, el 3 y el 4 de octubre, por aviones (Sukhoi) SU-30 y SU-24 de la aviación rusa, en la región de Hatay (sur)", afirmó en su comunicado, a pesar de que Ankara sólo había mencionado la incursión de un avión.

Turquía y Rusia se oponen sobre la forma de gestionar el conflicto sirio. Moscú es uno de los pocos aliados de Asad, mientras que Ankara considera que la salida del presidente es imprescindible.

Los aviones rusos sobrevuelan el territorio sirio desde el pasado miércoles, llevando a cabo bombardeos que, según Moscú, apuntan a objetivos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el norte y en el centro del país. El ministerio de Defensa ruso indicó este lunes que su aviación bombardeó nueve blancos del EI en las últimas 24 horas. Pero varios países occidentales acusan a Rusia de concentrar sus ataques contra los grupos opositores a Asad.

La OTAN exigió a Rusia "que cesara inmediatamente sus ataques contra la oposición siria y los civiles, que centrara sus esfuerzos en el EI y que promoviera una solución para el conflicto a través de una transición política", según su comunicado.

Unas 40 facciones rebeldes, entre las más poderosas de Siria, aseguraron este viernes que la campaña militar rusa "cierra el paso a cualquier solución política". Turquía, uno de los mayores apoyos de los opositores a Asad, volvió a defender este lunes la creación de una zona de seguridad en el norte de Siria.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, abordaron el tema este lunes en Bruselas.

Vea todas las noticias de hoy

Amnistía Internacional pide a Bachelet una investigación seria en Xinjiang, China

la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. (Fabrice COFFRINI / AFP).

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos debe abordar los crímenes de lesa humanidad y las graves violaciones de derechos humanos mientras su equipo visita la región autónoma uigur de Xinjiang en China esta semana, ha dicho Amnistía Internacional.

Un equipo dirigido por la alta comisionada Michelle Bachelet pasará seis días en China, incluido Xinjiang, donde Amnistía Internacional ha documentado encarcelamientos arbitrarios, torturas y persecuciones sistemáticas de uigures, kazajos y otras minorías étnicas predominantemente musulmanas.

“La visita largamente postergada de Michelle Bachelet a Xinjiang es una oportunidad fundamental para abordar las violaciones de los derechos humanos en la región, pero también será una batalla constante contra los esfuerzos del gobierno chino por encubrir la verdad. La ONU debe tomar medidas para mitigar esto y resistirse a que se la utilice para apoyar la propaganda descarada”, declaró Agnes Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional.

“Con una duración de seis días, esta visita solo podrá rascar la superficie de abordar los crímenes contra la humanidad en Xinjiang. Pero, como mínimo, la visita de Bachelet debe centrarse en las víctimas de la represión de China: los uigures y otros musulmanes que han sido atacados y las muchas familias en el extranjero que están atormentadas por no saber dónde están sus familiares y cómo buscar justicia, verdad y reparación”, dijo.

Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos han pedido repetidamente a las autoridades chinas que permitan el acceso a Xinjiang a expertos independientes en derechos humanos de la ONU y a otros observadores, una demanda que finalmente se está cumpliendo con esta breve visita de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

La Alta Comisionada se comprometió a hablar con las partes interesadas clave antes de su visita. Sin embargo, el equipo de la ONU enfrenta un serio desafío para garantizar que esta visita cumpla con el estándar declarado de ser verdaderamente “sin restricciones”, “significativa” e “que incluya entrevistas sin supervisión”.

Blinken y Kuleba conversan sobre agresión rusa y escasez de alimentos

Un incendio provocado por un ataque ruso en Kyiv el 28 de abril de 2022. (AP Foto/Emilio Morenatti).

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, conversó este martes con el canciller de Ucrania, Dmytro Kuleba, para abordar temas hablados en la reunión que sostuvieron el 15 de mayo en Berlín.

El Departamento de Estado indicó en un comunicado que ambos líderes analizaron los esfuerzos diplomáticos que se llevan a cabo para encarar "la agresión no provocada" de Rusia en Ucrania.

Blinken destacó la necesidad de poner fin a la crisis de los alimentos provocada por "la guerra brutal de Vladimir Putin", y dijo que el mundo tiene que tomar acción de forma coordinada.

En ese contexto, ambos hablaron sobre cómo exportar los granos de Ucrania a los mercados internacionales.

El secretario Blinken también brindó detalles sobre el aporte adicional de 40.1 mil millones de dólares a Ucrania, autorización que fue firmada por el presidente Biden el 21 de mayo para dar asistencia de seguridad, económica y humanitaria a Ucrania y otras naciones afectadas por la guerra.

Al concluir la cita, Blinken reiteró "el fuerte respaldo" de Estados Unidos a la soberanía e integridad territorial de Ucrania ante esta "agresión de Moscú".

HRW pide una visita sin restricciones de Bachelet a China

Una manifestante uigur en Berlín, el 1 de septiembre de 2020. (AP Photo/Markus Schreiber).

La próxima visita a China de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos debe resaltar la necesidad de justicia para las víctimas de violaciones y la rendición de cuentas de los responsables, señaló Human Rights Watch, HRW.

La Alta Comisionada Michelle Bachelet tiene previsto visitar China durante los últimos 10 días de mayo, la primera visita a China de un comisionado de derechos humanos de la ONU desde 2005.

“Si bien la alta comisionada afirmó anteriormente que necesitaría acceso sin restricciones a Xinjiang, la región uigur, para realizar una evaluación independiente, los términos de su visita no se han revelado y las autoridades chinas han insistido en que no permitirán nada más que una visita amistosa con fines de diálogo”, indicó HRW.

"El gobierno chino está cometiendo violaciones de derechos humanos en un alcance y una escala inimaginables desde la última vez que un alto comisionado lo visitó en 2005, en parte porque no hay temor a la rendición de cuentas", dijo Sophie Richardson, directora para China de Human Rights Watch. "La Alta Comisionada debe trabajar para terminar, no habilitar, esa percepción".

Las autoridades chinas iniciaron la campaña "Golpear duro contra el extremismo violento" en 2014. Eso se ha intensificado hasta implicar políticas generalizadas y sistemáticas de detención masiva, tortura, persecución cultural y otros delitos contra los uigures y otras poblaciones en Xinjiang que equivalen a crímenes contra la humanidad.

Investigadores, periodistas y expertos en derechos humanos de la ONU han documentado el uso indebido por parte del gobierno chino de los cargos de terrorismo para violar los derechos humanos, la vigilancia masiva, la persecución cultural y la destrucción de lugares históricos y religiosos. Cientos de víctimas de la campaña han compartido relatos sobre sus experiencias, y documentos gubernamentales filtrados en 2019 revelan la intención de cometer violaciones a gran escala, precisó HRW.

En los últimos años, las autoridades chinas también han tratado de erradicar sistemáticamente las libertades culturales, lingüísticas y religiosas de los tibetanos, y reducir los derechos humanos en Hong Kong.

“En todo el país, las autoridades silencian y encarcelan a los defensores de los derechos humanos o los llevan al exilio. Las autoridades implementan cada vez más herramientas de vigilancia de alta tecnología para detectar y disuadir cualquier discurso que consideren crítico con el gobierno o el Partido Comunista Chino”, reportó HRW.

La respuesta de la Alta Comisionada Bachelet al empeoramiento de estos abusos ha sido relativamente moderada, señaló Human Rights Watch. “Su visita se produce justo antes del aniversario de la Masacre de Tiananmén del 4 de junio de 1989, en la que los militares abrieron fuego y mataron a innumerables manifestantes pacíficos y transeúntes. Tras los asesinatos, el gobierno llevó a cabo una ofensiva nacional y arrestó a miles de personas por contrarrevolución".

EEUU, China, Taiwán y la salud mundial

Un examen de Covid en Taipei, Taiwán. (Reuters/Ann Wang).

Las amenazas para la salud sin precedentes de la actualidad exigen una estrecha cooperación internacional, precisó el Departamento de Estado de Estados Unidos en un comunicado de prensa que pide la inclusión de Taiwán en la cita anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Asamblea Mundial de la Salud es el órgano de toma de decisiones de la OMS, y su reunión anual del 22 de mayo es una oportunidad para impulsar la cooperación para poner fin a la fase aguda de la pandemia de COVID-19 y promover la salud mundial, señaló el gobierno estadounidense.

“Abogamos firmemente para que la OMS invite a Taiwán a participar como observador y a prestar su experiencia en los debates de búsqueda de soluciones en la 75.ª Asamblea”, indicó el comunicado.


Invitar a Taiwán a asistir como observador "ejemplificaría el compromiso de la OMS" con un enfoque inclusivo para la cooperación internacional en salud y la "salud para todos".

“Taiwán es un miembro muy capaz, comprometido y responsable de la comunidad mundial de la salud, y ha sido invitado a participar como observador en reuniones anteriores”, añadió. “Taiwán y sus distintas capacidades y enfoques, incluida su importante experiencia en salud pública, gobernabilidad democrática, resiliencia al COVID-19 y economía sólida, ofrecen un valor considerable para informar las deliberaciones”.

Según el gobierno de Estados Unidos, no hay justificación razonable para excluir su participación.

El gobierno de China, en cambio, ha criticado el esfuerzos de la administración Biden de promover la asistencia de Taiwán. Es un asunto interno chino la presencia de Taiwán en foros internacionales, precisó la Cancillería china.

Profesor universitario uigur detenido en la región china de Xinjiang

Dos niños uigures caminan por una calle en Yarkand, Región Autónoma Uigur de Xinjiang, China.

Un profesor uigur de una universidad en la región de Xinjiang, en el noroeste de China, fue sentenciado a prisión por “ignorar el idioma nacional”, al no enseñar en chino mandarín, dijo a Radio Asia Libre, RFA, una fuente en la ciudad de Ghulja y funcionarios locales.

Dilmurat Awut, de 65 años, era profesor principal de literatura en la Universidad Pedagógica de Ili en Ghulja (en chino, Yining) y fue subsecretario del Instituto de Marxismo de la escuela del Partido Comunista Chino.

Awut se encuentra entre un grupo de más de 20 educadores de la universidad que, según un informe anterior de RFA, han sido detenidos. No todos los nombres de los educadores se han hecho públicos.

Awut ocupó puestos administrativos en los institutos de educación política y filología de la escuela hasta su secuestro en 2017. Era muy respetado, pero a veces chocaba con los administradores chinos de la escuela, dijo la fuente, que se negó a ser nombrada por razones de seguridad.

Cuando las autoridades gubernamentales prohibieron el uso del idioma uigur en la universidad, Awut a veces continuó usando su lengua materna cuando sus estudiantes tenían dificultades para dominar el material del curso cuando se presentaba en chino mandarín, el idioma oficial.

En 2017, Awut fue investigado por acusaciones de que enseñaba en el idioma uigur, y al año siguiente fue sentenciado a prisión por la transgresión, dijeron funcionarios locales de educación.

Cuando RFA llamó a la universidad para preguntar sobre los "crímenes" de los maestros allí, incluido Awut, un funcionario del Departamento de Educación dijo que no podía proporcionar información porque era un "secreto de estado".

Sin embargo, un oficial disciplinario de la universidad confirmó que Awut se encontraba entre los profesores detenidos. El oficial no sabía la duración de la sentencia de Awut.

“Escuché que Dilmurat fue secuestrado; eso es lo que sé”, dijo. “El resto no tengo la autoridad para saberlo. No sé a cuántos años [fue sentenciado]. No conozco esta información ya que no soy miembro de las fuerzas del orden”.

Behtiyar Nasir, alumno de Awut en la década de 1980 que ahora vive en los Países Bajos, recordó a su antiguo maestro como una persona franca, alegre y activa.

“Dilmurat nos enseñó filología”, dijo Behtiyar Nasir, quien ahora es inspector general adjunto del Congreso Mundial Uigur. “Era de mediana estatura y cara blanca. Un profesor amable.”

Un ex educador de Ghulja llamado Yasinjan, que ahora vive en Turquía, recordó que Awut había sido interrogado varias veces bajo sospecha de “oponerse al idioma nacional”.

“Dilmurat Awut fue investigado varias veces por las autoridades chinas por no hablar chino en la escuela”, dijo.

Uno de los exalumnos de Awut que ahora vive en el extranjero le dijo a RFA que el profesor universitario tiene dos hijos y que su hijo, Dilyar, vive en los Estados Unidos. RFA no ha podido localizar al hijo.

Antes de 2017, las autoridades chinas intentaron arrestar a los uigures en Xinjiang que se sabía que tenían sentimientos contra China, dijo la fuente en Ghulja.

Sin embargo, desde entonces, los funcionarios han secuestrado a uigures considerados simplemente como “probables de resistir”, incluidos los profesores universitarios, debido a su influencia social y carácter personal, incluso si no han mostrado resistencia activamente a las políticas represivas de China, dijo la fuente.

Algunos de los detenidos terminaron en prisión, mientras que otros fueron internados en la vasta red de campos de “reeducación” de China en Xinjiang, dijo.

Traducido por el Servicio Uyghur de RFA. Escrito en inglés por Roseanne Gerin.

Cargar más

XS
SM
MD
LG