Enlaces de accesibilidad

Rosa María Payá pide supervisión internacional del referendo constitucional en Cuba


Rosa María Payá advierte en Bruselas que advirtió de que el acuerdo de Cuba y la UE puede terminar favoreciendo la intención de "la dictadura por prolongarse en el poder". Archivo.

Para asegurar las garantías electorales, Payá instó además al gobierno de La Habana a que solicite la entrada de observadores de la Unión Europea (UE), de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de los parlamentos de países europeos y latinoamericanos.

La activista cubana Rosa María Payá, líder de la plataforma "Cuba Decide", hizo hoy en Praga un llamamiento a la comunidad internacional para supervisar el referendo de reforma constitucional cubana, previsto para el 24 de febrero próximo, y que se cumplan unos "requisitos mínimos" que legitimen la consulta.

Desde agosto pasado y hasta mediados de noviembre próximo, los cubanos debaten en reuniones y asambleas el borrador de la Constitución y que reemplazará al texto vigente de la Carta Magna de 1976, si bien ambos textos no difieren en el concepto de Estado ni el papel rector y la perpetuidad del Partido Comunista.

En declaraciones a EFE, Payá instó a "la comunidad internacional a empezar desde ahora a exigir que se cumplan los requisitos mínimos para que ese proceso de referendo electoral sea creíble".

Según la activista, "la ciudadanía no puede fiscalizar el referendo, no puede hacer campaña por una u otra opción, no puede tener acceso a la prensa, a la información".

Para Payá los requisitos mínimos que harán la consulta creíble son "acceso a la prensa, libertad de expresión, y posibilidad de hacer campaña para las dos opciones".

La activista participa esta semana en la capital checa en una conferencia internacional en honor del ganador del VI Premio Vaclav Havel de Derechos Humanos, el activista checheno de derechos humanos Oyub Titiev, quien no pudo recoger el galardón en persona al encontrarse en prisión.

Este premio, en el que Payá fue finalista, es otorgado por la Librería Vaclav Havel (el primer presidente democrático de la República Checa tras el comunismo), la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa y la Fundación Carta 77.

Para asegurar las garantías electorales, Payá instó además al gobierno de La Habana a que solicite la entrada de observadores de la Unión Europea (UE), de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de los parlamentos de países europeos y latinoamericanos.

En su alocución este miércoles en Praga, la activista denunció que en el actual Acuerdo de Diálogo y Cooperación entre la UE y Cuba, suscrito en noviembre pasado, se habla de la mayor de las Antillas como de una "democracia de un solo partido".

Por eso, los resultados de la consulta de febrero 2019 serán "una señal para la comunidad internacional para ver si seguirá tomando como legítimo un régimen que el pueblo cubano no ha legitimado".

Payá expresó además su preocupación por el hecho de que "a medida que crece la campaña crece la represión" y recordó la huelga de hambre del opositor Tomás Núñez Magdariaga, que lleva 57 días sin ingerir alimentos.

"Europa tiene la oportunidad de decidir si se va a comprometer con el régimen o con el pueblo cubano", concluyó la activista.

(Con información de la agencia EFE)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG