Enlaces de accesibilidad

Cuba

Reivindicaciones laborales, ausentes de celebración del Día del Trabajo en Cuba

Miguel Díaz-Canel junto Raúl Castro, durante el desfile del 1 de Mayo.

Los cubanos marcharon este martes 1 de Mayo, Día del Trabajo, en una jornada en la que las reivindicaciones laborales estuvieron ausentes y todo el protagonismo lo cobró el aparente mensaje de respaldo al sucesor de Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel, y a la continuidad del gobierno comunista en la isla.

En Cuba las manifestaciones oficialistas no suelen ser espontáneas y los trabajadores pueden ser señalados por no asistir a marchas convocadas por el Partido Comunista y otras organizaciones gubernamentales.

Castro, todavía primer secretario del todopoderoso Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), presidió el acto central celebrado en plaza cívica José Martí de La Habana.

Con camisa blanca, una gorra con los colores de la enseña nacional y agitando una pequeña bandera cubana en la mano, Díaz-Canel siguió el desfile de dos horas de duración junto a Castro, vestido de uniforme militar, una estampa con un claro mensaje: continuidad.

Las reivindicaciones laborales estuvieron ausentes durante el desfile del 1 de Mayo en Cuba.
Las reivindicaciones laborales estuvieron ausentes durante el desfile del 1 de Mayo en Cuba.

Siguiendo la pauta marcada por su antecesor en la última década, el nuevo gobernante, que asumió el cargo el pasado 19 de abril, no habló y cedió el protagonismo verbal al máximo dirigente sindical del país, Ulises Guilarte, secretario de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, único sindicato permitido).

El fallecido dictador Fidel Castro sí solía pronunciar uno de sus largos discursos cada 1 de Mayo, y fue precisamente en esta fecha en el año 2000, seis años antes de enfermar y retirarse, cuando expuso el famoso "concepto de Revolución" que hoy tiene para las autoridades comunistas cubanas categoría de evangelio.

En un discurso en el que estuvieron ausentes las demandas de los trabajadores y la urgencia de nuevas leyes de protección laboral y política salarial, Guilarte hizo un llamado a apoyar "la Revolución, a Raúl y a la nueva dirección del Estado y del Gobierno".

El sindicalista oficialista mencionó la "estratégica batalla en el terreno económico" y apeló al "aporte" de los trabajadores de los sectores estatal y privado para aumentar la producción, las importaciones "y mejorar la calidad de vida de la población".

El aumento de los salarios estatales es uno de los principales retos del Gobierno cubano, ya que en la actualidad el sueldo medio no llega a los 30 dólares.

Nada que celebrar

El periodista independiente de Villa Clara, Guillermo del Sol, dijo a Radio Martí que para los cubanos de a pie el 1 de Mayo es un día más, sin especial significado ni motivos por los que celebrar.

"¿Qué podemos celebrar ya a sesenta años de este proceso degenerativo que estamos viviendo, que es mal llamado revolución?", se cuestionó Del Sol.

¿Qué significa el 1 de Mayo para los cubanos de a pie?
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:36 0:00

"Las personas, ¿qué van a celebrar allí? ¿El grado de desempleo creado por Raúl Castro?", dijo el opositor en referencia al cierre de empresas estatales y las medidas que impidieron la renovación de licencias en 35 categorías a los trabajadores del sector privado.

En total, la fuerza laboral en Cuba se redujo en 718.000 personas desde 2010 debido al proceso de racionalizar las empresas estatales, que ha sido lento, según refirió el académico William LeoGrande en un artículo publicado recientemente en America’s Quarterly.

Y aunque se esperaba que el impulso al sector privado proveyera empleos alternativos a los trabajadores estatales racionalizados, solo el 18% de los cuentapropistas proviene del sector estatal, según estadísticas oficiales.


(Con información de EFE, reporte de Adriel Reyes y Archivo Martí Noticias)

Vea todas las noticias de hoy

"Fueron desnudadas y registradas en sus genitales", denuncian violencia política contra mujeres en Cuba

Una oficial vestida de civil, reprime a una activista frente al Ministerio de Cultura.

Feministas cubanas agrupadas en la plataforma Yo Sí Te Creo de la Red Femenina y la Alianza Cubana por la Inclusión han denunciado la marcada violencia contra activistas cubanas como un patrón de discriminación.

"Con base en testimonios de personas detenidas y los vídeos compartidos en redes sociales, esta plataforma se opone a la violencia ejercida en los sucesos de esta mañana frente al Ministerio de Cultura. Lamentamos en especial las agresiones sufridas por mujeres como Camila Lobón y Celia González, fueron desnudadas y registradas en sus genitales con la justificación de buscar dispositivos de grabación, en la estación de policía a donde fueron conducidas. Lamentamos también la discriminación secundaria en la práctica de colocar a mujeres policías a agredir a mujeres por pensar diferente", denuncia la plataforma.

Las defensoras de los derechos de la mujer han vuelto a dirigir una carta abierta a Teresa Amarelle Boué, Secretaria General de la oficialista Federación de Mujeres Cubanas, esta vez denunciando los hechos ocurridos el miércoles.

"El objetivo de la carta es dirigirnos de nuevo a esta señora desde nuestras organizaciones. En este caso para manifestarle que no estamos de acuerdo con lo ocurrido ayer frente al Ministerio de Cultura, donde fueron agredidas físicamente mujeres cubanas, mujeres disidentes y que por su condición de disidente fueron agredidas de esa manera tan brutal por parte de el Ministro de Cultura y funcionarios de esa propia organización. Queremos decirle también a la Federación de Mujeres Cubanas en nuestro documento que rechazamos toda esta violencia institucional, esta violencia política ejercida contra nosotras las mujeres activistas y defensoras de derechos humanos”, declaró a Radio Televisión Martí Marthadela Tamayo, integrante de la Red.

Declaraciones de Marthadela Tamayo
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:20 0:00

"Las mujeres que injustificadamente fueron detenidas, ayer 27 de enero, frente al Ministerio de Cultura, fueron maltratadas por la autoridad. Desgraciadamente no fue el de ayer un caso aislado. Las activistas independientes de derechos humanos son encerradas en las patrullas a pleno sol hasta que llega el momento del interrogatorio; abandonadas en las oficinas solas durante largas horas; desnudadas para buscar en sus partes íntimas grabadoras; de igual manera les son confiscados los móviles de su propiedad; son abandonadas en las calles a altas horas de la noche cuando dan por concluido el “supuesto” interrogatorio; son víctimas de actos de repudio y de campañas de descrédito en la televisión nacional y en medios de prensa oficiales; han sido golpeadas; son vigiladas y cercadas en sus casas con el objetivo de aislarlas, silenciarlas y desprestigiarlas", denuncia la carta.

Las feministas piden a la organización oficialista que se posicione a favor de los Derechos de la Mujer y exija una Ley Orgánica contra la Violencia de Género.

"La violencia de género no es una patología social que se reduzca al ámbito privado. Por ello esperamos que la Federación de Mujeres Cubanas, que está estructurada sobre una base territorial, desde el nivel nacional, provincial y municipal., y formada por secretariados profesionales y comités, utilicen estas estructuras para impulsar los valores para lo que fue creada, la auténtica igualdad y emancipación de la mujer en todos los ámbitos", indica la carta.

Martí, sentimiento y realidad

Monumento a José Martí en Ciudad de Guatemala. (Johan Ordoñez/AFP)

José Martí es una rica fuente de conocimientos. Su vasta obra debería ser estudiada por aquellos que aspiran a ser políticos porque es un reservorio de sabias reflexiones sobre problemas inherentes a la cosa pública.

Fue un hombre excepcional por el hecho de que defendió sus ideales hasta las últimas consecuencias, pero también lo fue por la riqueza de su pensamiento y la vastedad de sus enseñanzas.


Rechazaba la violencia, pero estaba consciente de que sus deseos no eran compatibles con la realidad, una enseñanza que desgraciadamente muchos no quieren adquirir cuando siguen confiando en que las dictaduras y extremistas en general van a ser dejación de sus prerrogativas por la sola voluntad de sus contrarios. Martí deseaba la paz, pero sabía que esta no era posible si quería la independencia.

Además, Martí demostró en todo momento su disposición absoluta a asumir sus responsabilidades con la Patria. No dejaba en manos de otros los que eran sus deberes, y por eso escribió y lo hizo realidad con sus acciones, “los derechos se toman, no se piden: se arrancan, no se mendigan”. No se ocultó detrás de su intelecto, de su liderazgo. Cuando fue pertinente partió al frente para testimoniar que respaldaba sus palabras con hechos.

Estudiar a José Martí deja apreciar la grandeza de un hombre que se forjó actuando en base a sus convicciones, no haciendo concesiones a otros hombres, también muy honorables, pero que estaban equivocados. Nunca se plegó a la corrección política. Fue capaz de enfrentarse a los gigantes de la Guerra de los 10 Años, 1868-1878.

Entre esos grandes de la independencia cubana había serias divergencias y conflictos de personalidad, pero tuvieron la fortaleza moral de arar juntos para que la tierra de todos alcanzara la Libertad, grandeza que se siente en falta en el presente cuando vemos que la mayoría de las personas solo buscan adelantar sus agendas personales, aunque sea en detrimento de propuestas más racionales y apropiadas.

Otra particularidad de estos tiempos de desinformación es impulsar las soluciones de los problemas que nos agobian con gestiones que sean de nuestro agrado, aunque el sentido común nos diga que esa no es la ruta correcta para lograr el cambio. Para algunos, quedar bien es más importante que hacerlo, otra aberración de una modernidad mal entendida.

Lo políticamente correcto se ha difundido tanto, ha penetrado tan profundamente en la sociedad, que puede ser un riesgo ir en contra de afirmaciones que se han hecho populares, o de propuestas que disfrutan del respaldo de la mayoría y/o cuentan con la aceptación de personas influyentes o poderosas. La doble moral, tan difundida bajo el castrismo, es una presencia cierta en las sociedades democráticas.

Por otra parte, en estos tiempos de corrección política, cuando muchos individuos escogen la conveniencia sobre las convicciones, y abundan quienes defienden propuestas que podrían estar distantes de la realidad y lo justo, no por error sino intereses, tampoco faltan los que, a como dé lugar, protegen sus ideas, aunque eso implique malas consecuencias, de ahí la importancia de otra expresión del Apóstol:

“Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro”.

La reacción de ministro Alonso demuestra “incapacidad de participar en un diálogo”, afirma miembro de APLA

Julio Aleaga Pesant, periodista independiente cubano, residente en La Habana.

La Asociación Pro-Libertad de Prensa, APLA, criticó la agresión del titular de Cultura Alpidio Alonso y otros de sus subordinados contra un grupo de jóvenes artistas, periodistas independientes y activistas que se congregaron este miércoles frente al ministerio que él dirige.

Julio Aleaga Pesant, periodista independiente y miembro de la asociación que tiene su sede en La Habana, ha dicho para Radio Martí que la reacción del ministro Alonso, así como de sus viceministros, “implica el nivel de desorden que hay dentro de la burocracia del gobierno”.

Julio Aleaga Pesant opina acerca de lo ocurrido frente al MINCULT
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:46 0:00

De acuerdo con Aleaga Pesant, “el presidente Díaz-Canel se está enfrentando a un problema mucho mayor al no saben manejar, ni él, ni sus funcionarios; una situación de crisis que se les está ‘yendo arriba’ y que no están teniendo control sobre ella”.

En opinión del periodista independiente, “Sin lugar a duda, la actitud violenta de Alpidio Alonso y de sus viceministros, contra un grupo de jóvenes artistas, implica la incapacidad, no solamente de estar en un diálogo, sino de participar en un diálogo”.

(Con reportaje de Yolanda Huerga para Radio Martí)

Seguridad del Estado violenta a los detenidos del 27N hasta fracturar el dedo a una de las víctimas

Alfredo Martínez, colaborador del diario Tremenda Nota.

El periodista del medio cubano Tremenda Nota, Alfredo Martínez, dijo que las autoridades le fracturaron el dedo el miércoles cuando detuvieron a miembros del 27N.

Martínez dijo a Radio Televisión Martí que la Seguridad del Estado actuó de manera violenta y que todos los detenidos que fueron liberados salieron con una “carta de advertencia de desorden público”.

En la guagua fue "muy violento" porque muchos de los que iban ahí fueron agredidos, "a mí me arrebataron el bolso", dijo Martínez.

“Fue muy desagradable, realmente todo lo que se vivió. Una de las muchachas, creo que se llama Celia, le obligaron a quitarse el vestido en la entrevista”, dijo el periodista.

Martínez dijo que nunca recibieron una respuesta por parte de los agentes para saber por qué estaban ahí. “Nosotros preguntábamos porque estábamos ahí, porque nos estaban procesando y no nos respondían, nos mandaban a callar”.

La Seguridad del Estado le fracturó el dedo a Alfredo Martínez
La Seguridad del Estado le fracturó el dedo a Alfredo Martínez

Exigen dimisión de Díaz-Canel, Alpidio Alonso y Fernando Rojas

El gobernante Miguel Díaz-Canel junto a Alpidio Alonso, ministro de Cultura.

La organización Feministas Cuba ha puesto una petición de firmas en la red para exigir la dimisión inmediata del ministro y el viceministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso y Fernando Rojas, y del dictador designado de la isla, Miguel Díaz-Canel Bermúdez "ante su incapacidad para dialogar con la ciudadanía que reclama pacíficamente el fin de la represión policial, la corrupción y el abuso de poder".

La agresión que protagonizaron los funcionarios del Ministerio de Cultura en contra de artistas e intelectuales "es inaceptable en cualquier circunstancia o país", dice la petición en Change.org.

El Ministerio de Cultura ha demostrado ser "un órgano más represor del Estado", no una institución "al servicio de la cultura y lxs creadores cubanxs".

¡¡¡¡Basta ya de mentiras y difamación!!!, proclama la carta pública.

"Reiteramos una vez más las demandas de la sociedad civil que se reunió el pasado 27 de noviembre fuera del Ministerio de Cultura y exigimos que sean atendidas", dice la misiva.

El texto íntegro de la petición:

"Hoy venimos una vez más, a insistir en el diálogo, pero también a exigir ser escuchados, a ejercitar nuestra libertad como ciudadanos, y a celebrar la unidad, la serenidad y la perseverancia que hemos mantenido alrededor de los sucesos del 27 de noviembre de 2020. En tal sentido, manifestamos que no renunciaremos a las demandas de aquella noche, y a las que posteriormente dimos a conocer en sucesivas declaraciones.

Exigimos nuestro derecho a tener derechos. El derecho a la libertad de creación, de expresión y asociación, al disenso y a las libertades políticas. Exigimos el respeto y reconocimiento del posicionamiento independiente, y que la sociedad civil -de la que somos parte- sea reconocida como interlocutor válido, sin exclusiones.

El cese del hostigamiento, la represión, la censura, el descrédito, la difamación, la violencia policial y el odio político, los actos de repudio, o cualquier otra forma de violencia lesiva a la dignidad de la persona humana.

Que los medios de comunicación oficiales pongan freno al discurso de odio, y que favorezcan condiciones propicias para la paz, el diálogo y el respeto a las personas, independientemente de sus convicciones políticas.

Seguiremos exigiendo que, tal y como se acordó la noche del 27N, se abra un canal de diálogo verdadero e inclusivo, entre instituciones y ciudadanos. Un diálogo respetuoso de las diferencias y que considere todos los matices de nuestra realidad, que deje las ideologías a un lado y se centre en Cuba y el bienestar de los cubanos.

Además, declaramos que nos mantendremos fieles al espíritu que nos llevó, nos animó y nos sostuvo el 27 de noviembre: La protesta cívica, pacífica, propositiva, abierta al diálogo y a la negociación con el diferente, desde una postura moderada y respetuosa, a la vez que comprometida con las libertades, los derechos y el bienestar de los cubanos todos.

Apostamos por una sociedad libre, inclusiva y democrática, en que quepamos todos. Y en esta hora de turbulencias para Cuba, hacemos una invitación a todos los cubanos a no ser indiferentes ante el sufrimiento y el dolor, a no ser apáticos ante la realidad que se nos ofrece como oportunidad para el cambio, a asumir las riendas de nuestras propias vidas y conquistar un futuro mejor para todos, a aportar lo que podamos --desde la fuerza de lo pequeño-- para que haya más derechos y libertades, más diálogo y reconciliación, más prosperidad y bienestar en nuestra nación," concluyen así las feministas isleñas.

Cargar más

XS
SM
MD
LG