Enlaces de accesibilidad

Raúl Proenza: "Yo me siento cubano"


El pintor Raúl Proenza rodeado de sus obras. (Perfil de Facebook).

La vida y las invenciones del pintor Raúl Proenza, nacido en Miami en 1959, han estado y estarán para siempre ligadas a Cuba.

Sus padres, cubanos, siendo él un bebé decidieron regresar a su nación creyendo, al igual que otros tantos, que la Revolución que acababa de triunfar, tal y como prometía Fidel Castro en sus discursos y promovían no pocos medios de comunicación en el mundo, le traerían progreso a los cubanos.

Pero al poco tiempo se dieron cuenta que lo que se había instaurado en la Isla no era otra cosa que una dictadura comunista y cuando intentaron escapar no pudieron hacerlo hasta abril de 1980, en el éxodo del Mariel.

"Empezaron a ver los decomisos de los negocios, robarle a la gente las casas. Y mi papá dijo: bueno, yo regreso a los Estados Unidos, si yo vivía en los Estados Unidos y soy residente en los Estados Unidos. Y cuando presentó para irse le dijeron que ellos se podían ir, pero el que no podía salir era yo, a pesar de ser ciudadano americano", relata el artista, quien hasta esta semana expuso en el Miami Hispanic Cultural Arts Center su colección titulada Éxodo, en referencia al fenómeno del Mariel.

Aunque durante las primeras décadas de la Revolución, Proenza era sólo un niño, no olvida las medidas represivas de las que él y sus familiares fueron víctimas.

"Siempre nos tenían como unos rehenes allá en Cuba. Cada vez que inventaban aquellas famosas guerras, que iban a ser invadidos por Estados Unidos y todo lo demás. A mi padre lo castigaron, lo metieron diez años trabajando en el campo, en la agricultura. Y a mí me dijeron que yo no podía salir de Cuba hasta que cumpliera la mayoría de edad", dice el apasionado dibujante en el más reciente episodio de la videoserie Mariel 40 años, producida por Radio Televisión Martí.

Por entonces en Cuba ya sólo existían las escuelas estatales, bajo las imposiciones del régimen comunista, por lo que Proenza tuvo que portar, aunque a su manera, la pañoleta que identifica a los pioneros en la Isla.

"Yo fui pionero como todos los niños en Cuba. Claro, tuve siempre problemas con la pañoleta, yo la usaba para limpiarme la boca y entonces siempre me estaban regañando, me estaban castigando. Y claro, fui pionero. Eras un niño y ellos te manipulan de la manera que quieran manipularte, hasta que ya empiezas a crecer y a darte cuenta de que las cosas son diferentes. Y mi papá y mi mamá trataban de evitar que yo me metiera en problemas, porque yo siempre fui un poquito rebelde con respecto a aquello", asegura.

Cuando en 1974 se fundó la escuela Lenin, el hoy reconocido creador, cuenta que se ganó una beca para lo que entonces se publicitara como un centro de enseñanza avanzado que potenciaría las vocaciones de los estudiantes.

Pieza de la serie Éxodo del artista Raúl Proenza.
Pieza de la serie Éxodo del artista Raúl Proenza.

"Recuerdo que me pararon frente a la escuela y me dijeron que a pesar de que yo era un buen estudiante y todo lo demás, yo no podía ir a esa escuela porque solamente era para niños revolucionarios y yo era un enemigo de la Revolución. Cosa que yo nunca entendí", confiesa Proenza, quien años más tarde, luego de aprobar los exámenes de aptitud, logró entrar a la prestigiosa Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro, fundada en 1818, la institución de su tipo más antigua en Hispanoamérica.

Cuba es una tema arduo y constante en la vida y el arte de Proenza. "Mucha gente me dice: pero si tú ni eres cubano. Y yo no nací en Cuba, pero mis padres son cubanos. Y yo sí soy cubano, yo me siento cubano. Porque viví allí, mis amigos, mi infancia, todo fue allá. Yo adoro a este país, este es mi país, Estados Unidos es mi país y me siento muy contento aquí, pero Cuba la tengo aquí siempre", dice Proenza señalando a su corazón.

"Y lo peor de todo es que hay personas que defienden aquella cosa monstruosa. Y hay personas que no tienen porqué estar allí y no quieren estar allí y están obligados porque no le dan la oportunidad de salir. Y hay gente que quieren hacer mil cosas y no pueden porque es un régimen terrible", lamenta el autor de cientos de obras donde persisten elementos que aluden a su irremediable relación con Cuba y los cubanos.

La videoserie Mariel 40 años, que Radio Televisión Martí emite desde abril en sus plataformas digitales, cuenta hasta el momento con más de una decena de episodios con la participación de Andrés Reynaldo, Jorge Luis Piloto, Elizabeth Caballero, José García, Luis de la Paz, Víctor Andrés Triay y Zoé Valdés, entre otras figuras que rememoran y analizan la significación, luego de 40 años, del éxodo del Mariel para Cuba y sus exiliados.

  • 16x9 Image

    Luis Leonel León

    Periodista, escritor, director de cine, radio y televisión. Columnista para medios de Estados Unidos (Diario las Américas, El Nuevo Herald, Infobae, HispanoPost), de América Latina (El Nacional, PanAm Post) y España (Disidentia). Entre sus documentales premiados están HabaneceresLa gracia de volver y Coro de ciudad. Para televisoras de Florida ha producido programas de entretenimiento, opinión y debate. Libros y revistas recogen sus textos. Fundó el proyecto editorial Colección Fugas dedicado a la escritura de la diáspora. Es miembro de la directiva de la Academia de la Historia de Cuba en el Exilio (AHCE) y del Interamerican Institute for Democracy (IID), para el que ha realizado documentales, reportajes y entrevistas sobre libertad, democracia e institucionalidad en las Américas. Su página web es luisleonelleon.com. Síguelo en Twitter: @LuisLeonelLeon.

Ver comentarios (1)

XS
SM
MD
LG