Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

¿Que Bebo es de Cuba? Claro que sí, chico… ¿quién dijo lo contrario?

El músico cubano Bebo Valdés. (Archivo)

La política del gobierno cubano hacia los artistas que no comulgan con el régimen está convirtiéndose en una parodia cínica de viejos dogmas del catecismo revolucionario.

"Hasta después de muertos somos útiles", decía Julio Antonio Mella.

"Sólo después de muertos son útiles", patalea Granma.

Hace rato le tocó a Virgilio Piñera en la literatura, y ahora le toca en la música a Bebo Valdés, el legendario pianista, compositor, arreglista y director de orquesta, padre de Chucho Valdés y a quien Paquito D´Rivera sacó del ostracismo en 1994 con el disco Bebo Rides Again.

El cineasta español Fernando Trueba lo incluyó después en su excelente documental Calle 54; el propio Trueba, Nat Chediak y Javier Limón lo empinaron con Diego El Cigala en el disco Lágrimas Negras, y Bebo ganó, ya a la altura de 2003, el reconocimiento que merecía desde siempre y que siempre hubiera tenido de no haberle faltado Cuba.

Se fue de la isla en 1960, se estableció en Suecia en 1963 y allí fundó una nueva familia. Ahora, cinco años después de su muerte, Granma viene a poner sobre la mesa un cheque en blanco que no tiene fondos desde hace más de medio siglo.

Dice cosas sorprendentes. Por ejemplo, que Bebo ¨desempeñó un papel de primerísimo orden en la cristalización del estilo orquestal con que la música vernácula alcanzó su más depurada expresión hacia la medianía del siglo pasado y, a la vez, aportó valores sustanciales al desarrollo de la descarga cubana, la variante más imaginativa y entrañable de la criollización del jazz¨.

O esto otro: “Entre Dámaso Pérez Prado, Chico O’ Farrill y Armando Romeu, más el genio de Benny Moré como electrón libre y único que sin formación académica amoldó una banda a la medida de sus deseos, Bebo ocupa un lugar al que una y otra vez habrá que volver para hallar las claves de la altura alcanzada por la música insular y su proyección continental en los años 50”.

Son textos sorprendentes no tanto por su densidad verbal y su apego a la verdad como por lo que delatan. Porque, ¿cómo es posible que alguien que hizo todo eso --porque de veras lo hizo-- no se estudiara en las academias musicales de Cuba por orden de sus gobernantes?

¿Cómo es posible que no se mencionara en la prensa nacional durante décadas y décadas el nombre de Bebo Valdés, como tampoco los de Celia Cruz, Olga Guillot ni Guillermo Alvarez Guedes?

Fue precisamente con el sello Gema, de Alvarez Guedes, que Bebo grabó su primer disco en Cuba.

Cuando vino a Miami para presentarse con Diego El Cigala en el Gusman Center durante la campaña de promoción de Lágrimas Negras a mediados de noviembre de 2002, Chediak tuvo la gentileza de presentármelo en el hotel de Coconut Grove donde se estaba hospedando. Entonces pude hablar largo rato con él, cara a cara, pues antes ya lo había entrevistado por teléfono. En aquella conversación telefónica le dije que iba a darle una sorpresa y puse en línea a su amigo Alvarez Guedes, que de entrada le dijo: “Oye, el Cigala ese se sacó la lotería contigo”.

Según Granma, ahora habrá que volver al lugar que Bebo Valdés ocupa para hallar las claves de la altura que alcanzó la música cubana en los años 50.

¿Por qué no lo dejaron tranquilo en el lugar que él ocupaba en La Habana de 1960?

“Como no quise integrarme, me botaron de todas partes”, me dijo sentado en el vestíbulo del hotel.“Entraron a dirigir [los centros donde se producía música] individuos que de música no sabían nada, y que me tumbaban cuando yo les respondía que no cada vez que ellos me decían: ‘Compañero, esto hay que hacerlo así y así”.

Bebo evocaba aquellas insolencias como si hubieran ocurrido la víspera.

“Pasé al Habana Hilton y me tumbaron; al Habana Riviera, y me tumbaron; director de El Show de las 7 en Radio Progreso, y me tumbaron”, dijo.“Al gobierno le molestó que yo, siendo de Cuba, fuera un compositor que no pertenecía a una sociedad cubana, sino americana. Les dije: ‘Cuestión de negocios. Yo soy músico, no político’. Pero nada. No aceptas lo que ellos dicen y no te inscriben. Te quedas fuera y ya”.

Después fue lapidario.

“¿Ellos no querían al hombre nuevo? Ahí lo tienen. Ahora van a tener que pasar cinco generaciones para que ‘el hombre viejo’ cubano pueda encontrarse con ese”.

Le pregunté por qué había pasado tanto tiempo sin grabar.

“Hay dos factores principales, y el primero es que sabía que nunca más iba a volver a mi tierra¨, dijo, se quedó callado, y me hizo entender, o creí entender yo, que no le preguntara por el segundo. Ahora lamento no haberlo hecho.

La semana pasada llamé a Chediak y le pregunté qué le parecía la epifanía de Granma.

“Como viejo profesional al que le hacían la misma pregunta muchas veces”, cuenta el coproductor de Lágrimas Negras, “Bebo siempre tenía una respuesta cuando le preguntaban por qué no regresaba a Cuba, y era: ‘Yo salí de Cuba con Rolando Laserie y ambos juramos no regresar hasta que las cosas cambiaran. Rolando cumplió. Ahora me toca a mí”.

Contó también Chediak que Bebo le dijo en Estocolmo a principios de los 2000 que por alguna vía las autoridades cubanas le habían ofrecido concederle la Orden Félix Varela si visitaba La Habana.

Y citó la respuesta de Bebo: “Les dije que no”.

Bebo Valdés era libre y feliz como sólo pueden ser libres y felices los hombres que no se dejan administrar la libertad ni la felicidad. Hay que ser muy libre para estar dispuesto a pasarse el resto de la vida tocando el piano en un restaurante de Estocolmo después de haberle marcado el paso a las mejores orquestas de La Habana. Añádase esa lección de civilidad a las tantas de música que nos dio.

¿Que Bebo es de Cuba? Claro que sí, chico… ¿quién dijo lo contrario?

Vea todas las noticias de hoy

Tras escándalo del #MeToo James Franco vuelve al cine en el papel de Fidel Castro

James Franco

James Franco dará vida a Fidel Castro en una película dirigida por el español Miguel Bardem que repasará la vida de su hija Alina Fernández, quien ha dado su consentimiento para el fichaje.

El papel, confirmado este jueves por la prensa especializada en Hollywood, supondrá el regreso al cine de Franco después de que una serie de escándalos sexuales y de denuncias por abuso le llevaran a anular sus proyectos con los grandes estudios cinematográficos.

La cinta, producida de manera independiente, se titulará "Alina of Cuba" y contará con la actriz Ana Villafañe para encarnar a la hija del líder de la Revolución Cubana, y con Mía Maestro en el papel de Natalia Revuelta, su madre.

El guion narrará la juventud de Alina Fernández como hija ilegítima de Castro y su posterior exilio en España al ser opositora del régimen cubano.

Según la revista Variety, fue la propia Fernández, también productora de la película, quien escogió a Franco para que hiciera de su padre.

La elección no deja de ser controvertida ya que Franco es uno de los nombres vetados en Hollywood a raíz del movimiento #MeToo.

Desde el año 2018, varias mujeres han acusado a Franco de abuso sexual y un grupo de estudiantes denunció que se aprovechaba sexualmente de las alumnas que asistían a sus clases de actuación en la escuela Studio 4.

La demanda fue presentada inicialmente en 2019 por Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal, quienes se apuntaron a su curso en 2014 y aseguraron que Franco impartía lecciones sobre escenas sexuales que consistían en "simulaciones de actos sexuales que iban mucho más allá de los estándares de la industria".

A la denuncia se sumaron más alumnos que indicaron que el actor grababa a algunas mujeres en sus ensayos y se acercaba a las jóvenes prometiendo trabajos en proyectos de Hollywood que nunca se materializaban.

Por ello, Franco firmó un acuerdo con las víctimas por el que pagó 2,3 millones de dólares a repartir entre los afectados.

Además del proyecto de Bardem, el actor también participará en el drama bélico "Me, You", del cineasta británico Billie August.

González Lescay: "La censura te pone en otro lugar de la cultura"

Abel González Lescay, músico cubano (Tomado de su perfil en Facebook)

El músico Abel González Lescay, sancionado a 5 años de limitaciones libertad por su participación en la protestas del 11 de julio de 2021 en Cuba, dijo en declaraciones a Radio Televisión Martí que ser censurado lo coloca "en otro lugar de la cultura".

Lescay se graduó de piano en la Escuela Nacional de Arte en La Habana y antes de las protestas del 11 de julio de 2021 se encontraba estudiando el segundo año en la carrera de Composición en el Instituto Superior de Arte (ISA), ubicado también en la capital cubana.

El joven fue expulsado del centro de altos estudios por su participación en las protestas masivas. En marzo de este año fue sentenciado en primera instancia a seis años de prisión por ofender a un policía durante el levantamiento popular, pero esta decisión fue modificada luego de celebrarse en junio la audiencia de casación, que dejó su condena en 5 años de limitación de libertad.

Sin embargo, a pesar del impedimento de continuar sus estudios, el joven aseguró que gracias a ello ha encontrado "otro lado del arte que desconocía".

El músico Abel González Lescay explica sobre su quehacer desde la censura
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:24 0:00

"Tener ese camino cerrado es una cosa que me ha permitido hacer cosas independientes con gente que no le debe nada a la institución cubana", subrayó el artista.

El disco Grillos, un proyecto que Lescay ha promocionado en las redes y que se ha hecho posible gracias a las colaboración económica de muchas personas, acaba de ser grabado en Guanabacoa, en el estudio del productor musical David de Omni.

Sobre su baja en la escuela, González Lescay aseguró no perder demasiado y afirmó que continuaría su preparación de manera independiente.

"No pierdo mucho más que un albergue", condenó el artista en sus redes sociales al enterarse de la noticia.

Para él, la limitación de libertad impuesta por los tribunales cubanos es totalmente injusta: "No puedo salir de mi casa por 5 años y o sea esta sanción me va a permitir estudiar, pero me sacaron de la escuela".

Abel Lescay recoge fondos para grabar su nuevo disco
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:28 0:00

Grupos de derechos humanos han denunciado que al joven artista "lo sacaron de su casa desnudo, lo humillaron y lo golpearon" por participar en la protesta.

El también poeta dio testimonio de estos abusos que ocurrieron a partir de las 6 de la mañana del 12 de julio:

"El señor policía, con el número de identificación 31033, me cogió por el pelo, así, desnudo, yo estaba completamente desnudo. Me puso las esposas y me bajó por la escalera. Me sacó de mi casa, encuero, y me montó en la patrulla, donde estaba otra persona que habían recogido antes. Así desnudo me llevaron desde Bejucal hasta San José de las Lajas. Estamos hablando de más de veinte kilómetros. Esa gente me llevó hasta allá. La patrulla parqueó en un lugar que le dicen El Técnico. Yo creo que tiene que ver algo con la Seguridad del Estado. Es como una estación de policía con un calabozo preparado para que te sientas mal y hables. Es muy común que la gente espere el juicio ahí. Ahí apareció un bulto de mayores y de gente con cargos. Yo estaba metido adentro de la patrulla con el otro señor que tenía las manos moradas por las esposas. Se le estaba trancando la circulación. Me quejé mucho por eso. Esa gente no hizo ningún caso. Me alteré y empecé a gritarle a esa gente que aquello era un secuestro. Porque era un secuestro. —¡Me sacaron de mi casa desnudo! ¡Sin una orden! ¡Tienen que sacarme de aquí! ¡Esto es un secuestro! –les gritaba. Ellos se reían.Los mayores y toda esa gente se reían. Y yo allí desnudo (...) El mismo oficial (nuestro 31033) me cogió por el pelo y me arrastró hacia afuera de la patrulla. Me sacó por los pelos. Repito: estaba desnudo completamente. Todo eso fue delante de los mayores. Realmente no retuve bien qué cargos tenían, pero el que recuerdo tenía una estrella. Los otros no sé. Era gente con cargos. Yo suponía que delante de esa gente él no me iba a tratar tan mal como lo hizo en mi casa, porque eso es ilegal, pero fue todo lo contrario. 31033 sacó la tonfa. Yo desnudo. Me cogió por el pelo y empezó a empujarme. Me metió por el pasillo de ese lugar. Delante de todos los policías y los mayores, el tipo empezó a darme por las nalgas. Durísimo. Cinco tonfazos mientras me empujaba por el pasillo. Todos lo vieron, y los que iban delante dándome la espalda, lo oyeron, porque él gritaba: “¡Vamos, camina!”, y cosas así. “Esta gente se está cag**do en todo”, me dije en ese momento. Los mayores lo autorizaron, no me quedan dudas"

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Activista Amaury Pacheco no asiste a Documenta Fifteen por temor a que el régimen cubano no le permita regresar

El poeta Amaury Pacheco.

El activista Amaury Pacheco, miembro del movimiento San Isidro, declaró en sus redes sociales que no asistió a Documenta Fifteen, en Kassel, Alemania, por temor a que, por represalias del régimen cubano, se le impida volver al país.

El activista fue invitado por el Instituto de Artivismo Hannah Arendt, INSTAR, para presentar la obra de Omni Zonafranca y Poéticas Operativas, dos de las obras y en las cuales lleva más tiempo trabajando el artista en sus 25 años de carrera.

Pacheco explicó que su esposa, la actriz y activista Iris Ruiz se encuentra en Estados Unidos sometida a un procedimiento clínico que le fue negado en la isla y, por ende, él es el responsable de sus hijos. "La probabilidad de que al viajar a Alemania no me dejen regresar a Cuba es muy grande y no voy a dejar solos a mis hijos, esa no es una opción. He hecho la igualdad: Papá=Poeta", explicó.

El poeta enfrenta acusaciones de desorden público e instigación a delinquir desde el 11J del año pasado. Por eso, su libertad de movimiento está restringida. Él aseguró que sus hijos han sufrido el hostigamiento de la Seguridad del Estado, los cercos policiales por más de 6 meses, la crisis económica y la distancia familiar.

El miembro del Movimiento San Isidro dijo que su historia sirve de testimonio para demostrar la crueldad del régimen cubano que afecta a todos los individuos, las familias, artistas, activistas y gremios laborales por solo denunciar la violación de sus derechos y de los debidos procesos. "Si dos se miran y se reconocen el mundo cambia", reflexionó.

La artista plástica, Tania Bruguera, expresó su rechazo a la situación del poeta calificándola como "una injusticia" y aclaró que a pesar de la ausencia presencial de Pacheco, el espacio no se cancelará.

"Ni el espacio ni el homenaje que hemos planificado a la trayectoria de OMNI, encontremos la manera para que tu obra esté presente aunque no contemos contigo físicamente en Kassel. TODOS SOMOS UNO. Por el #DerechoARegresar a nuestra patria!", escribió.

En Documenta Fifteen, una de las exhibiciones de arte internacionales de más prestigio, INSTAR ha mostrado a través del arte la realidad de Cuba, la persecución que sufren los artistas en la isla y las expresiones de arte que se convierten en una protesta pacífica.

Documenta Fifteen: el arte fecundará la creatividad que necesita Cuba para reinventarse

Organizadores de la Bienal alternativa #00BH.

El papel que juega la creación artística en Cuba fue abordado por un panel de expertos en la feria de arte internacional Documenta Fifteen, la cual se lleva a cabo en Kassel, Alemania.

El escritor e historiador cubano, residente en México, Rafael Rojas, se refirió al arte al explicar algunos de los elementos que se observan en las sociedades saludables.

“En la Constitución actual, la del 2019, se dice que la ideología del Estado cubano es martiana, marxista, leninista y fidelista. Eso es la definición de una ideología de Estado y es lo primero que habría que deshacer”, subrayó Rojas en el panel, acompañado por el escritor cubano Dagoberto Valdés, el periodista cubanoamericano Joaquín Badajoz, y la artista cubana y directora de INSTAR, Tania Bruguera, quien está exhibiendo en Documenta una variedad de obras que reflejan la realidad cubana.

“No puede haber definición de ideología de Estado en un marco constitucional democrático, pero sí es señal de la salud de una nación y de la sociedad contar con una diversidad ideológica que se refleja lo mismo en la representación política que en la representación artística”, explicó Rojas. “Yo creo que las artes cubanas, dentro y fuera de la isla, rebasaron ya la falsa contraposición entre arte y política”.

“Hemos transitado ya a una situación bastante característica de todas las sociedades en la globalidad del siglo 21”, donde hay una participación “de proyectos artísticos con un alto grado de impacto en sus intervenciones públicas y cívicas; y me parece que la obra de Tania Bruguera e INSTAR es emblemática de esa transición”.

Badajoz, moderador del panel, estuvo de acuerdo y dijo que este mismo evento es una muestra de eso”. Explicó en ese sentido que en Documenta, se ha creado una especie de nación paralela, “una especie de micro nación en la cual se han discutido todos los temas que nos preocupan. Se han reunido publicaciones independientes, se han conversado temas que yo creo que…tienen gravedad en esta micro nación que ha creado Documenta, acá en Kassel, con INSTAR”.

Valdés, editor de la revista Convivencia, y anteriormente de la revista Vitral, aprovechó este momento del conversatorio para resaltar el proceso de cambio, cuando la ideología afloja y florece la creatividad en el marco del humanismo dentro de una nación.

Si hablamos de la ideología, del paso del proceso de la ideología a los humanismos o al humanismo”, dijo, “dentro del humanismo está el cultivo de la sensibilidad de los sentimientos, de la percepción de la belleza y de la creación de la belleza. Entonces entra el arte, que es en sí mismo poiesis, creatividad, génesis”.


“Y yo creo que el futuro de Cuba tendrá que ser con mucha creatividad o no será. De manera que el arte como escuela, como poiesis de lo nuevo, como creación de lo nuevo, igual que la literatura, educará y cultivará y fecundará la creatividad que necesita Cuba para reinventarse, para renovarse, para hacer no solamente un modelo nuevo sino una concepción nueva, creativa, poética de la política. Una concepción creativa de la política”, afirmó Valdés.

Sin creatividad, el arte y la belleza, “seguiremos en el fenómeno de cansancio y de vejez que son las ideologías. Es decir, lo que verdaderamente florecerá es el arte: el arte de la política, el arte de la belleza, el arte de la búsqueda de la verdad sin imposiciones y sobre todo, sobre todo, el arte de la convivencia entre diferentes”, advirtió.

Poco antes de concluir la charla, Badajoz recordó el papel de la cultura en el trabajo de Valdés en la sociedad civil independiente. “La cultura ha sido extremadamente importante” en sus proyectos, dijo.

“La cultura, la literatura, tuvieron una…especie de lugar primordial dentro de todos los programas que (usted) realizó” en el Centro de Formación Cívica y Religiosa en Pinar del Río”.

“Se invitó a Dulce María Loynaz. Se hicieron muchas obras de rescate de la memoria cultural histórica, que yo creo que son muy importantes también para esto, para crear individuos responsables, individuos con una cultura y con una visión cívica también, individuos que conocen su historia”, declaró Badajoz.

En ese contexto, Valdés recordó que en cada una de las revistas Vitral, que fueron 78, y en cada una de las 88 que ya han salido de Convivencia, hay una galería dedicada a un artista cubano.

Exposición de INSTAR en Documenta. Imagen de El Osorbo por Raychel Carrión, póster de Luis Manuel Otero Alcántara por Claudia Patricia.
Exposición de INSTAR en Documenta. Imagen de El Osorbo por Raychel Carrión, póster de Luis Manuel Otero Alcántara por Claudia Patricia.

Esto no es un adorno”, afirmó. “El arte como instrumental, bien, pero no en nuestra concepción del arte. Una cosa es instrumentalizar el arte. Y otra cosa es poner el arte, la creación, aquello que llamaban la poiesis, como fuente de vida nueva”.

Al concluir el panel, Bruguera comentó que el arte es como una prefiguración de la realidad. “Vemos el arte como…un espacio de ensayo de la realidad, donde tú sabes que puedes tratar cosas, sin quizás tener las consecuencias que pudieras tener si fuera real. Pero entonces ahí puedes ver cómo te sientes. Cuáles son las dinámicas que funcionan, no funcionan, y después usar ese conocimiento para instalarlos en la realidad”.

Escritor cubano José Antonio Albertini presenta “En Olor de Lluvia”

Escritor cubano José Antonio Albertini presenta “En Olor a Lluvia”.

El escritor cubano y ex prisionero político, José Antonio Albertini, presentó este sábado en la ciudad de Miami la novela de su autoría “En Olor de Lluvia”.

Albertini cuenta la historia de dos personajes que emprenden un camino para encontrar la vida eterna.

“Cansados y atemorizados por una voluntad vengativa, deciden retomar el camino al pasado suponiendo que, en cuyo origen, tal vez, se podía encontrar la fórmula de la vida eterna y hasta la resurrección de los Muertos”, señala el libro.

Albertini reside en Estados Unidos desde hace más de cuarenta años junto a su familia. Ha escrito numerosas obras literarias como: Tierra de extraños (1983), A orillas del paraíso (1990), Cuando la sangre mancha (1995), El entierro del enterrador (2002), Allá, donde los ángeles vuelan (2010), Un día de viento (2014) y Siempre en el entonces, cuyo subtítulo es: Dos noveletas y ocho cuentos (2017).

El autor cubano, miembro de la Academia de la Historia de Cuba en el Exilio, también es autor de libros de entrevistas y relatos como Miami Medical Team: Testimonio de humanidad (1992) y Cuba y castrismo: Huelgas de hambre en el presidio político (2007), y se ha desempañado como guionista de documentales que cuentan la situación de Cuba.

Albertini, quien también es director del Instituto de la Memoria Histórica Cubana Contra el Totalitarismo, ha sido conductor de radio y televisión en programas que engloban temas políticos, sociales y culturales, incluyendo en estaciones como Radio Martí y WRLN -CANAL 17.

El escritor fue presidente del PEN CLUB de Escritores Cubanos en el Exilio y vicepresidente del desaparecido Círculo de Cultura Panamericano.

La presentación de la novela se llevó a cabo este sábado, 23 de julio, a las 3:00 de la tarde, en la Biblioteca de Coral Way: 9545 Coral Way, Miami, 33165.

Cargar más

XS
SM
MD
LG