Enlaces de accesibilidad

Cuba

La “Primavera Negra” quedó en la historia

n soldado cubano monta guardia junto a la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba, donde se ha colocado un cartel con un número 75 en solidaridad con los 75 disidentes detenidos en la primavera del 2003.

La historia recordará la “Primavera Negra”, como lo que fue, un acto de prepotencia que violó hasta las propias leyes dictatoriales que más nunca han querido utilizar para amordazar a otros disidentes.

LA HABANA.- Estamos acercándonos al equinoccio de primavera en el hemisferio norte, el 21 de marzo. Nos esperan días de 12 horas y las temperaturas aumentarán de forma lenta, pero también aguardan los recuerdos de lo que fuera conocido en Cuba como la “Primavera Negra”.

Un total de 75 disidentes fueron detenidos durante los días 18, 19 y 20 de marzo del año 2003 y sentenciados —en pequeños grupos— a los pocos días, al inicio del mes de abril, con sanciones entre 6 y 28 años de privación de libertad, lo que la dictadura pagó con un alto costo político.

Un balance de los hechos después de quince años refleja que ya fallecieron siete, de los cuales se tiene conocimiento: Miguel Valdés Tamayo, Arnaldo Ramos Lauzurique, Oscar Espinosa Chepe, Jorge Luis González Tanquero, Arturo Pérez de Alejo, Antonio Augusto Villarreal Acosta y Omar Pernet Hernández.

Nueve nos mantenemos viviendo en Cuba: Eduardo Díaz Fleitas, Ángel Juan Moya Acosta, Oscar Elías Biscet González, Librado Ricardo Linares García, José Daniel Ferrer García, Iván Hernández Carrillo, Héctor Fernando Maseda Gutiérrez, Félix Navarro Rodríguez y yo. El resto está fuera del país, la mayoría en los Estados Unidos de América, aunque hay que decir en honor a la verdad que se han perdido los contactos con algunos de ellos, de los que ni siquiera se sabe su paradero.

De los que salieron al exterior en el año 2010, durante las negociaciones entre la Iglesia católica y el Gobierno español con la dictadura, hay quienes que se mantienen trabajando en diferentes proyectos vinculados al alcance de la democracia, aunque son los menos. Otros siguen activos a través de las redes sociales; pero sin faltar a la verdad —con mucha pena— hay que decir que un pequeño grupo ha decidido viajar a Cuba de visita, a pesar de todo el apoyo internacional que tuvieron para poder salir del país; incluso lo han hecho sus esposas y familiares que fueron Damas de Blanco.

Como es natural, esto le permite al régimen decir que no estaban tan acosados aquí como se quería hacer ver en aquel entonces, porque pueden entrar y salir del país sin ningún problema. Lo que ha atentado contra la solidez que siempre tuvo el Grupo de los 75, nombre con el que se nos dio a conocer de forma internacional.

Sin embargo, contrario a esta actitud de brazos abiertos para los que quieren regresar, los que residimos en la isla nos hemos visto privados de viajar al exterior. Solo se nos ha autorizado la salida una vez, con las excepciones de mi persona —han permitido que me desplace al exterior tres veces— y al Dr. Biscet —dos veces—. Según se plantea acogidos a la ley, por interés de la Seguridad del Estado, están bajo regulación migratoria, e incluso a algunos no les autorizan ni a renovar el pasaporte.

Todos seguimos sin ningún documento oficial que diga que estamos liberados de forma definitiva. Nos mantenemos en el limbo jurídico inicial, cuando nos sacaron de prisión, con la llamada “licencia extrapenal”. Hay que destacar que la gran mayoría de los que permanecemos en la Isla estamos activos en la lucha por la democracia y continuamos siendo una piedra en el zapato de la dictadura, al igual que los que se encuentran trabajando en el exterior.

Y es que cuando el fallecido dictador, hoy convertido en una piedra, decidió llevarnos a prisión, pensó que había acabado con la oposición interna, que en aquel momento se le hacía de manera constante más fuerte. Su gran decepción fue ver surgir las Damas de Blanco, a las que han atacado de todas las formas posible, incluso eliminando a su líder, la fallecida Laura Pollán. Pero ellas están ahí. Si bien no todos concilian con lo que hacen en estos momentos, demuestran seguir teniendo el mismo coraje; aunque algunos preferirían que lo usaran de otra forma, hay que respetar sus decisiones.

No obstante, transcurrido todo este tiempo y con un Ministro del Interior que aseguran es implacable, en algunas provincias del país se mantienen grupos opositores bajo fuertes presiones, las que aumentaron durante el abrazo fraternal entre Obama y Raúl Castro para no volverse a relajar; por el contrario, han hecho crecer el número de presos por motivos políticos, bajo cualquier excusa común.

Esta no es una historia rosa, pero es una realidad de la cual hay que sacar muchas experiencias, porque después de 15 años de los sucesos que estremecieron la comunidad internacional que hicieron —incluso— que hasta los amigos de los dictadores se les pusieran en contra; del Grupo de los 75 queda muy poco y los resultados de todo este largo período son mínimos, en particular con respecto a la incorporación del pueblo a la lucha por la libertad.

La historia recordará la “Primavera Negra”, como lo que fue, un acto de prepotencia que violó hasta las propias leyes dictatoriales que más nunca han querido utilizar para amordazar a otros disidentes; recogerá el sufrimiento de los presos y sus familiares, el gran revés que tuvo el régimen; pero también la forma en que cambió lo que fuera una oposición que pudo haberse consolidado con mucha fuerza y que en estos momentos casi ni se hace sentir.

(Publicado originalmente en Cubanet el 18 de marzo 2018)

Vea todas las noticias de hoy

Otra muerte materna en Cuba por COVID-19 en jornada con más de 6 mil contagios

La sala de un hospital de Pinar del Río donde se atienden casos de COVID19. (Foto: Facebook/Guerrillero)

Cuba reportó este jueves 6,009 nuevos casos de COVID-19 y 51 fallecidos a causa de la enfermedad, incluida una embarazada de Camajuaní, en Villa Clara, informaron las autoridades.

Entre los fallecidos también se cuenta un joven galeno de la capital, que laboraba en el Hospital Pediátrico Universitario de Centro Habana, según comunicó ese centro en una sentida nota en Facebook.

"Profundo dolor. Duelo. Nuestro Hospital Pediátrico Universitario de Centro Habana nuevamente está de luto. Hemos perdido a nuestro Dr. Ele Arrate Castellanos, joven, entusiasta y talentoso psiquiatra, excelente profesional, bella persona. Se hace difícil comprender que ya no está físicamente con nosotros. Su sonrisa afable, su gesto cordial, su compañerismo y generosidad nos acompañarán", señala el post.

De acuerdo al reporte diario del Ministerio de Salud Pública, permanecían ingresados 71 mil 309 pacientes: 35 mil 721 sospechosos de contagio, 2 mil 894 en vigilancia y 32 mil 694 confirmados activos.

En terapia intensiva se atiende a 406 pacientes confirmados, de ellos 133 críticos y 273 reportados de gravedad.

Pinar del Río sigue siendo el epicentro de la pandemia, con 1,466 casos en la jornada, seguida de Camagüey, con 851; Villa Clara, con 579; Sancti Spíritus, con 543; Las Tunas, con 424; Granma, con 421, y La Habana, con 389 casos.

Según cifras oficiales, que no es posible confirmar de manera independiente, el país acumula 866 mil 808 contagios y 7,330 fallecidos desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020.

Academia de medicina de Venezuela expresa preocupación por uso de vacuna de Cuba

Una persona recibe una dosis de Abdala, de fabricación cubana. AP Foto/Ramón Espinosa

CARACAS, 27 sep (Reuters) - La Academia Nacional de Medicina de Venezuela expresó el lunes su preocupación por el uso de la vacuna cubana Abdala, al asegurar que es un producto del que se desconoce información científica sobre su seguridad y eficacia.

El fin de semana llegó al país un nuevo lote de la vacuna cubana, cuya cantidad no fue precisada por las autoridades, y se suma a un primer lote de 30.000 dosis en junio como parte de un ensayo.

La mayoría de las vacunas utilizadas en la nación OPEP han sido la rusa Sputnik V, y la Sinopharm fabricada en China. Más recientemente también Sinovac, que han arribado a través del mecanismo COVAX.

"Las características de la vacuna Sputnik V han sido publicadas en revistas científicas y su calidad ha sido verificada en pruebas clínicas independientes (...) La vacuna de Sinopharm ha sido aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS)", dijo la Academia, una institución científica asesora del Estado venezolano.

Pero "Abdala no ha sido aprobada por la OMS ni por ninguna agencia regulatoria internacional", sostuvo la Academia, que agregó que le preocupa que "un producto del cual no se tiene información científica sobre su seguridad, no se conocen publicaciones científicas (...) sea aplicada a los venezolanos, con todas las consecuencias que eso podría acarrear".

Científicos cubanos han desarrollado tres vacunas de cosecha propia contra el COVID-19, todas las cuales están esperando para recibir el reconocimiento oficial tras una evaluación de la OMS, de acuerdo con las autoridades de la isla.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro ha dicho que cerca del 40% de la población, de unos 28 millones de personas, ha sido vacunada y que espera que para octubre ya sea el 70%. Pero especialistas ponen en duda la cifra ya que desde el comienzo de la pandemia las autoridades no han dado datos concretos sobre el plan nacional de vacunación, que ha marchado con lentitud.

Venezuela ha reportado hasta el domingo un total de 363.300 contagios y 4.412 fallecidos, de acuerdo con las autoridades.

Activista Nairobis Sherif liberada con una multa tras ser sometida a un interrogatorio

Nairobis Sherif, activista de los derechos humanos. (Imagen de Marthadela Tamayo).

La activista Nairobis Sherif fue liberada con una multa tras ser sometida el lunes a un interrogatorio en la estación policial de Cojímar en La Habana del Este.

Su pareja, el opositor Manuel Cuesta Morúa, proporcionó los detalles del arresto a Radio Martí y dijo que lo que realmente motiva la detención fueron los eventos anunciados para el 20 de noviembre, en que se espera que el pueblo salga a reclamar sus derechos al régimen.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:49 0:00

Los interrogadores policíacos, según Cuesta Morúa, querían saber hasta dónde es que Sherif se encuentra implicada en la organización de la marcha de noviembre.

El opositor dijo que "fue una cosa desproporcionada", pues fue detenida en el barrio mismo cuando venía de vuelta del mercado. "Un simple pretexto para castigarla por su desempeño opositor".

Organizadores de las marchas convocadas para el 20 de noviembre en Cuba han declarado que sólo desean reclamar ciertos derechos, de forma pacífica, sin actos violentos.

Antes llegaban por miles a Uruguay, y permanecían, pero ahora los cubanos siguen viaje a EEUU

Grupo de cubanos que arribaron a Uruguay en 2018 muestran autorizaciones para trabajar legalmente en ese país. (Archivo)

Los cubanos dejan por miles Uruguay rumbo a Estados Unidos "aunque la aventura se cuente en vidas humanas", según un reporte publicado este domingo por el diario El País de esa nación sudamericana.

La terminal de ómnibus de Tres Cruces, según afirma el diario, es el punto de partida de una odisea que, si se sobrevive, acaba con unos $8,000 dólares menos en los bolsillos y sentado ante una autoridad migratoria estadounidense “rogándole el asilo político para no ser deportado”.

Dice El País que en los últimos diez años fueron más los cubanos que llegaron a Uruguay que los que se fueron, una realidad que ha cambiado drásticamente en lo que va de 2021

Estima el periódico uruguayo que, en medio del cierre parcial de fronteras por la pandemia de COVID-19 y el impacto de la crisis sanitaria en las condiciones de vida de los recién llegados, ahora son más los cubanos que abandonan Uruguay que lo que deciden establecerse.

“En los ocho primeros meses ingresaron por puestos migratorios 1,816 cubanos y salieron 2,687, según consta en las estadísticas de la Dirección Nacional de Migración”, cita El País.

“El éxodo siempre existió, en cuenta gotas, porque el cubano lleva la migración a Estados Unidos en sus genes”, explicó al diario Yoendris Lastre Bello, un isleño que decidió echar raíces en la nación sudamericana, y que hoy trabaja en el punto de atención a migrantes que instaló el Ministerio de Educación y Cultura en Montevideo.

Apunta El País que un tercio de los empleados de una de las principales empresas de delivery en Uruguay, antes de la pandemia, eran cubanos. Sin embargo, “muchos han dejado de brindar el servicio y el porcentaje (de cubanos trabajando) disminuyó”, dijo al diario un jefe de la compañía que prefirió el anonimato.

Según Lastre, “el cubano admira la democracia, la libertad y la gente uruguaya", pero a los migrantes de la isla caribeña "siempre les costó adaptarse al clima del país y dejar parte de su familia" atrás. Mencionó, además, que "Uruguay es un país caro, que muchas veces no alcanza con un único ingreso, y que con la pandemia se agravaron las penurias económicas”.

En 2019, antes de la pandemia, Cuba fue el país que más inmigrantes aportó a Uruguay, con unos 33 isleños arribando a su territorio cada día como promedio y una cifra récord de peticiones de refugio.

La Dirección Nacional de Migración del país sudamericano registró 10,042 más entradas que salidas de cubanos, entre el 1 de enero y el 31 de octubre. Los isleños presentaron la mayor cantidad de solicitudes de refugio ese año, con un total de 9.000, un 50% más que en 2018.

Entrevistado por el periódico, el cubano Luis S. narra su experiencia en Uruguay, donde "demoró menos de lo que esperaba". Precisamente, en el 2019, con menos de seis meses en ese país, y alentado por sus familiares en Miami, aprovechó la apertura de Nicaragua, que estaba dando visas a los cubanos, e "inició los trámites, se subió a un avión hasta Managua y, desde ahí, escaló hasta al norte en vehículos". Luego cruzó el río Bravo con la guía de coyotes, a los que pagó unos 2,000 dólares, detalla el reporte.

El viaje a través de Nicaragua le evitó el trayecto de la peligrosa selva del Darién, entre Colombia y Panamá, donde muchos migrantes han muerto a manos de bandas criminales o por las inclemencias de la naturaleza.

Pero esa suerte que tuvo Luis S. de saltearse ese tramo de la odisea yendo directo a Nicaragua ya no la tienen los nuevos emigrantes, recalca El País.

Nicaragua abandonó su embajada en Uruguay y la sede diplomática de ese país más cercana es en Chile, lo que "hizo que aumentara el riesgo de caer en las redes de explotación”, señaló Lastre, aunque reconoció que -por esa vía o por la actual- “el 95% se arrepiente del viaje”, dijo al diario.

La aventura de Luis S. no tuvo un final feliz. Cuando llegó a Estados Unidos, tras la entrevista donde debía probar el “miedo creíble” con las autoridades migratorias estadounidenses, le fue rechazado el asilo político y fue deportado a la isla.

Luis S. no se dio por vencido. Según el diario, volvió a cruzar Sudamérica y retornó a Uruguay, donde no sabe aún si permanecerá. “No sé si aguantaré aquí mucho más... está muy caro”, confesó a El País.

Carlos Lechuga lamenta ver tantas madres en Cuba sin sus hijos, y que pensar diferente te pueda llevar a la cárcel (VIDEO)

El realizador cubano Carlos Lechuga.

El director cine cubano, Carlos Lechuga, declaró en el Festival de Cine de San Sebastián que Cuba está pasando un muy mal momento y que él tiene en la isla “varios amigos que llevan más de 80 días presos solo por el hecho de pensar diferente”.

El tercer largometraje del cineasta cubano Carlos Lechuga, titulado Vicenta B, aún en producción, conquistó el premio EGEDA Platino Industrias que contribuye a la conclusión de largometrajes latinoamericanos con 30 000 euros al ganador.

Al recibir su galardón, Lechuga habló de la difícil situación en Cuba y dedicó su filme “a las abuelas cubanas que desde el año 94 hasta acá están tratando de poner un plato de comida en la mesa, y ahora tienen que sumar la preocupación de tratar de que sus hijos no estén presos”.

El director de los cortometrajes Cuca y el pollo (2005) y Los bañistas (2014) y las películas Melaza (2012), Santa y Andrés (2016) comenzó su discurso con un elogio a su productora, Claudia Calviño, quien desde hace poco se convirtió en madre.

En ese contexto, de mujeres y familia, dijo puntualmente que “en Cuba estamos en el peor momento de la pandemia, y en el peor momento de muchas otras cosas”.

“Vicenta B es una película que es un homenaje a mi abuela. Es la historia de una madre que no entiende por qué en la isla no está su hijo”, afirmó.

Al concluir su breve discurso, advirtió que Cuba se está quedando vacía. “Hace poco fui a vacunarme y lo único que habían eran ancianos, abuelas, madres sin sus hijos”.

“España de siempre, no estoy diciendo nada injerencista, España siempre ha acompañado a Cuba”, dijo Carlos Lechuga. “No nos olvidemos de las madres cubanas, por favor, y gracias por esto”, concluyó.

Cargar más

XS
SM
MD
LG