Enlaces de accesibilidad

Cuba

Presos políticos con más de 20 años cumplidos languidecen en gulag cubano

Armando Sosa Fortuny. Foto cortesía del Observatorio Cubano por los Derechos Humanos

Martí Noticias habló con la madre de Humberto Real Suárez, que atiende a su hijo y otros dos compañeros presos en la isla desde 1994. Ellos y otros van en camino de igualar o superar los años que cumplió en prisión el surafricano Nelson Mandela.

Cuando en 1987 Nelson Mandela cumplió 25 años de cautividad en las cárceles surafricanas, numerosos medios de prensa presentaron al recluso más conocido del apartheid como el preso político más antiguo del mundo. El independiente Comité Cubano Pro Derechos Humanos circuló por entonces una lista de cerca de 20 presos políticos cubanos que habían permanecido en prisión tanto como Mandela o más.

Muchos presos políticos de largas condenas fueron indultados en 1978 como parte de una negociación con el gobierno de Fidel Castro. El mundo actualmente supone que después de liberar en 2010-2011 a los presos de conciencia de la Primavera Negra del 2003 (el promedio de sus condenas era de 20 años y la mayoría cumplió entre 7 y 8) y varias decenas más, el gobierno de Cuba abandonó las largas condenas contra sus opositores políticos en favor de detenciones arbitrarias breves y otras represalias.

Miembros de las Damas de Blanco son arrestadas por la policía política. (Archivo)
CCDHRN: Lista de presos políticos en Cuba, Junio 2018

Sin embargo, como informó en días pasados la independiente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, ya hay de nuevo en las cárceles cubanas 120 presos políticos, y de ellos nueve, con al menos 20 años cumplidos, van en camino de igualar o superar la infausta marca de Mandela.

Refiriéndose a estos nueve y a otros 12 que llevan más de 15 años, la Comisión señaló: “Son, sin duda, algunos de los presos políticos más antiguos del Hemisferio Occidental”.

El programa Cuba al Día de Martí Noticias habló con la persona que se ocupa de atender a tres prisioneros de este grupo que ya están cerca de cumplir 25 años en la cárcel: Graciela Suárez Díaz, la madre de Humberto Eladio Real Suárez.

Él y sus compañeros Armando Sosa Fortuny y Miguel Díaz Bouza se infiltraron en Cuba como parte de un grupo armado del exilio en 1994. Están presos desde el 15 de octubre de ese año. Los tres siguen extinguiendo largas condenas de 25 y 30 años, con la salud quebrantada en las condiciones degradantes del gulag cubano.

La señora Suárez dijo a Martí Noticias que a Díaz Bouza, encarcelado en la prisión “Pretensado” de Santa Clara, ya le falta poco más de un año para cumplir su sentencia de 25, pero sigue en una prisión de mayor rigor y le han denegado una petición para pasar a una de mínimo.

Sosa Fortuny, militante político anticastrista, se infiltró en Cuba pero no hizo uso de las armas. Esta es su segunda sentencia, pues había cumplido parte de otra entre 1960 y 1978, el año del indulto.

Respecto a Sosa Fortuny, recluido en la prisión camagüeyana de Kilo 9, Suárez Díaz refiere que lo ingresaron el pasado 13 de marzo en el hospital de la prisión Kilo 8 por una isquemia que le dejó rígidos el pie y el brazo derecho. Lo dejaron allí mes y medio en rehabilitación, pero en junio hubo que trasladarlo de nuevo a Kilo 8.

Siente mucho dolor en un brazo en el que recibió un balazo al entrar clandestinamente a Cuba en 1994. Recientemente, el jefe de orden interior de Kilo 9 dijo que le iban a programar una operación en un ojo, luego de haber sido intervenido del otro hace un año.

Por los dolores y las secuelas de la isquemia se le dificulta mucho bajar y subir escaleras, algo que es necesario en el penal. Sosa Fortuny tiene 74 años y lleva 24 preso; debería recibir un indulto, pero la señora Suárez dice que “no se oye hablar de nada de eso”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:04:40 0:00

Acerca de su hijo, Humberto Eladio Real Suarez, recientemente trasladado a la prisión de Agüica, ella señala que le había implorado que no pidiera traslado a Matanzas, porque ella vive en la provincia y sabe bien que Agüica es una de las peores prisiones de Cuba.

“Yo prefería no verlo”, dice. “Ahora las llamadas son cada 21 días y las visitas una vez al mes. Le llevé 200 sobres y 200 sellitos para que me escribiera y las cartas no llegan a mí. Mi hijo está ahí desde marzo y no he recibido ninguna. Hay limitaciones de todo: no le dejan pasar un espejo para que se afeite. No le dejan pasar aceite (en la “jaba” familiar de alimentos), casi nada de las cosas que le llevo. Son 17 hombres en un destacamento (galera) chocando unos con otros. Otros presos me llaman de parte de él para que pueda saber de su papá, que está muy mal de salud. No sé si lo que yo no puedo ver será sofisticado, pero a lo que el pueblo puede ver cuando llega ahí a visitar sus failiares, es deprimente”.

(A partir de una entrevista a Graciela Suárez Díaz en el programa Cuba al Día)

Vea todas las noticias de hoy

Desastre azucarero en Cuba, crónica de una crisis anunciada

Central azucarero Jesus Rabí, en Calimete, Matanzas. (Archivo)

La crisis en Cuba se pone en evidencia en todos los sectores de la economía isleña y el sector de la industria azucarera, cuyo producto, el azúcar de caña, fuera el primer rubro de exportación nacional, es uno de los que amenaza con desaparecer.

Desde La Habana, Yoani Sánchez, directora del diario digital independiente 14ymedio, dijo a Radio Martí que la emblemática industria azucarera cubana tocó fondo, por lo que será muy difícil rescatarla como pidió Miguel Díaz-Canel.

“Estamos tocando fondo en la industria azucarera, ni siquiera se puede satisfacer la producción nacional y entonces, Díaz-Canel se aparece con su típica secuencia de frases hiladas, consignas, mediocridad verbal, para decir que sí, que hay que rescatarla, que hay que salvarla.

Cuba afronta la peor zafra de los últimos 150 años
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

"Dice él que este sector hay que salvarlo porque representa cultura e historia para el país. Ahora se da cuenta que el azúcar no es solamente un producto que se vende y por el que se gana dinero, sino un producto que trenza la identidad nacional, que se conecta con muchas cuestiones, como el ferrocarril, la vida de pequeños pueblos, la autonomía de algunas comunidades que, prácticamente han muerto en la medida en que se rebajan los índices de producción azucarera”, observó la comunicadora.

La zafra de 2021-2022 sólo produjo el 53 % del plan previsto inicialmente de 900.011 toneladas, según el grupo estatal AZCUBA. De los 36 centrales que participaron en la cosecha, finalizada el 20 de mayo, sólo tres cumplieron su plan de producción. Tampoco se lograron los planes de exportación, principalmente a China, proyectado en unas 400.011 mil toneladas, reconocieron las autoridades.
La periodista Miriam Leyva señaló que la zafra azucarera cubana fracasó hace mucho tiempo.

“Una cosa que es muy importante es que, de la misma manera en que se han perdido todos los hierros y los campos de caña, se ha perdido el conocimiento y la tradición, porque ya esos especialistas de un calibre tremendo –porque eso no es sólo que sean ingenieros directores de la empresa- hasta los ‘puntistas’, la gente esa que toca el granito de azúcar para conocer si ya está bueno, eso se ha perdido también, y entonces ni siquiera hay cortadores de caña. Primero, emigraron por necesidad y, además, porque ¿dónde van a trabajar?", indicó Leyva.

Por otra parte, de acuerdo con la publicación independiente Diario de Cuba, Díaz-Canel repitió en un encuentro sostenido con especialistas en el sector azucarero algo que ya se había predicho: la “involución tecnológica” del sector, que se traduce en “cada vez menos caña”.

El gobernante cubano reconoció, además, que a pesar de todo, “seguimos con un voluntarismo tremendo, tratando de hacer una zafra que, desde que la planificamos, sabemos que es imposible cumplir”.

En uno de los momentos más críticos que vive Cuba en las dos últimas décadas, la producción de azúcar de la recién terminada zafra alcanzó el nivel más bajo de los últimos 150 años.

(Con reporte de José Luis Ramos para Radio Martí)

"Tu miedo no me importa"

Amelia Calzadilla. (Captura de video/Facebook)

Esta frase la escuche en una filmación proveniente de Cuba. Una voz de mujer que sintetizaba el sentir de otras muchas, todas, hartas de un coctel que dura 63 años, en el que solo se mezclan represión y miseria. Expresión que refleja, a mi modesto entender, la probabilidad de jornadas muy cruentas y dolorosas que deben conducir a una Patria nueva, donde no haya verdugos ni victimarios.

Esa fue una de las voces que escuche en las redes esta semana. Un comentario que solo se produce en una sociedad atemorizada como la cubana, donde prima el terror, las personas se autocensuran y procuran que sus seres queridos no rompan el círculo del miedo por los perjuicios que puedan acarrearles.


Otro testimonio desgarrador que tuve la oportunidad de ver fue el de una madre de tres niños que denuncia la precaria situación que enfrenta junto a su familia. Una contundente e irrefutable evidencia del fracaso del totalitarismo castrista, además, de mostrar el sacrificio inútil de amplios segmentos de varias generaciones de cubanos de trabajar a favor de un proyecto que ha devastado la Isla y muchos de los valores de su ciudadanía.

El castrismo en cualquiera de sus derivados, venezolano, nicaragüense, boliviano y un eventual colombiano si Gustavo Petro llega al gobierno, solo conduce al fracaso y a la frustración. Es una propuesta ineficiente en todas sus expresiones, a excepción de su innegable habilidad para imponer un estricto control social basado en la represión y la desinformación.

La juventud debería considerar con mucha ponderación las propuestas políticas milagrosas. Cierto que en la política se aprecian manejos muy malos que deben ser erradicados, pero no deben ser motivo para creer ciegamente en un iluminado que solo asegura que lo cambiará todo para construir un futuro luminoso. Hay que instruirse, conocer el pasado y aprender que “mis derechos terminan donde empiezan los de los otros”.


El ejemplo de Cuba, Venezuela y Nicaragua deberían servir de modelo a las nuevas generaciones que esperan “conquistar el cielo” sin entender que una vida confortable dentro de la justicia solo se alcanza con trabajo. Lo demás está por verse.

Los cubanos, en una notable mayoría, abrazaron a su Mesías y repudiaron lo que lo negara. En aquella barahúnda de histeria desenfrenada, como la calificara el historiador y periodista Enrique Encinosa, representantes de todas las generaciones cerraron los ojos y se prestaron a cazar a quienes disintieran. Fueron ellos los que ayudaron a destruir el país; conduciendo a las generaciones emergentes al grado de desesperación que muestra esta madre cuando acusa al gobierno, consciente de las represalias que puede padecer, de inepto, corrupto y complaciente con todo lo mal hecho.

Cierto que ha sido el liderazgo castrista y todos sus funcionarios, incluidos policías y militares, los que han sostenido al régimen de oprobio por más de seis décadas, pero también han contribuido a su sostenimiento, y a la formación de las colonias de Venezuela y Nicaragua, quienes hayan prestado sus habilidades y talentos a divulgar y convencer a la denominada mayoría silenciosa de lo justa y provechosa de la obra totalitaria.


Un régimen totalitario no permite feudos, solo están relativamente libres de sus mandatos quienes se les oponen. Sin embargo, el resto de la ciudadanía debe conducirse como disponen las autoridades, lo que motiva un nivel de complicidad muy alto, y una comprensión del miedo que trasciende la individualidad de la persona. Un síndrome de indefensión que transforma al ciudadano en una jauría sin voluntad, pero que llega a un momento de ruptura, como ocurrió con esta madre, que pide que la detengan, y exhorta al resto de las madres de la Isla a unirse, para reclamar, de una vez por todas, respeto a sus derechos y una vida digna.

Esta angustiada madre le dice mentiroso al régimen cuando desnuda una de sus falsedades fundamentales, al proclamar que los “bienes son del pueblo”. Todos escuchamos y leíamos, repetido hasta el cansancio, “esto es del pueblo”, y hay que tener coraje para desmentirlo, como ha hecho esta señora, que está padeciendo numerosas represalias y abuso de las autoridades.

Solo resta confiar que se sumen más madres, la ciudadanía a su reclamo para alcanzar un país, “con todos y para el bien de todos”.

Guardia Costera de EEUU devuelve a 47 balseros cubanos a la isla

Una balsa en la que viajaban migrantes cubanos, interceptada por la Guardia Costera estadounidense el jueves pasado, a unas 3 millas al sur de Long Key, Florida. (Foto: USCG)

La tripulación del guardacostas Charles Sexton repatrió a 47 migrantes a Cuba el sábado, detenidos en tres operaciones diferentes frente a los Cayos de Florida, informó la Guardia Costera de EEUU, que ofrece detalles de las interdicciones y recalca el peligro de la emigración irregular.

En la medianoche del miércoles, 22 de junio, a unas 30 millas al sureste de Anguilla Cay, Bahamas, la tripulación del guardacostas Hickory alertó a los agentes del Distrito Siete de la Guardia Costera de una embarcación rústica con cubanos a bordo.


En una segunda operación, el equipo de rescate de la Estación de la Guardia Costera de Islamorada alertó a los vigilantes del Sector de la Guardia Costera de Cayo Hueso de otra embarcación de fabricación casera, el jueves, aproximadamente a las 6:30 a. m., a unas 3 millas al sur de Long Key.

Ese mismo día, sobre las 3:00 de la tarde, la tripulación del guardacostas Cutter Confidence alertó a los agentes del sector de la Guardia Costera de Cayo Hueso de una embarcación rústica, a unas 50 millas al sur de Long Key.

"No se haga a la mar en embarcaciones inseguras, sobrecargadas y rústicas sin equipo de seguridad ni chalecos salvavidas", dijo el teniente Connor Ives, del Distrito Siete de la Guardia Costera. "El Estrecho de Florida es impredecible y el clima puede hacer que un viaje sea mortal en un instante".

Desde el 1 de octubre de 2021, las tripulaciones de la Guardia Costera interceptaron a 2.691 cubanos, en comparación con 838 en el año anterior. La agencia federal ha registrado 39 muertes confirmadas de estos migrantes, en su intento de llegar a las costas de EEUU.

Exiliados cubanos en España convocan a manifestaciones el 10 y 11 de julio: "No nos permitimos olvidar"

Cubanos en La Gran Vía de Madrid, en España, se manifestaron el 25 de julio en apoyo a las protestas del 11 de julio de 2021 en la isla. (Foto: Pierre-Philippe Marcou/AFP)

Un grupo de organizaciones de cubanos en el exilio han convocado a manifestaciones en varias ciudades españolas los días 10 y 11 de julio, para conmemorar el primer aniversario de las protestas multitudinarias que sacudieron a la isla el verano pasado.

“Constituimos un grupo de Asociaciones que, aunando gran parte de la comunidad cubana radicada en diferentes puntos de la geografía española, abogamos por el reconocimiento y ejercicio de los Derechos Humanos, Civiles y Políticos, la consecución de la Democracia y Prosperidad para nuestra Patria”, señalan en un comunicado de prensa.


Entre las organizaciones firmantes se encuentran Cubanos Libres en Zaragoza, Cubanos por el Progreso y la Integración en Valencia, Asociación Cubano-Cordobesa por la Democracia, Cubanas Libres al Poder, Asociación Cubano-Vasca Demokrazia Kubarentzat, Asociación de Cubanos en Cantabria, Cubanos por la Democracia Barcelona, Democracia para Cuba- La Rioja, Asociación Cubanos en Gran Canaria, Asociación Cubanos Unidos por la Democracia, y la Mesa de Unidad Cubana.

En la convocatoria, los exiliados cubanos recuerdan los días de represión que siguieron a las manifestaciones populares. “Fueron horas de regocijo, llantos, impotencia y por fin alguna esperanza, que se fue disipando con la Orden de Combate emitida por el tirano y en la medida en que se iba acrecentando la más brutal represión contra nuestros hermanos en la Isla”, dice el texto.

“No olvidamos el sufrimiento de los presos políticos, muchos de ellos menores de edad, a sus familiares y amigos. No olvidamos las condiciones terribles de subsistencia que hacen insoportable el día a día de los cubanos y a las que el régimen solo responde silenciándoles", agrega.

Los firmantes también hacen referencia al éxodo masivo de los últimos meses, cuyas cifras ya superan las del puente marítimo del Mariel, en el que más de 125 mil cubanos abandonaron la isla.

"No olvidamos a los exiliados que conforman hoy una diáspora inmensa que se niega a renunciar al deber y el anhelo de una tierra soberana. No nos permitimos olvidar a todo un pueblo, el 11J la lucha continúa”, concluye el comunicado.

HRW exige liberación de José Daniel Ferrer: "Hace 20 días que su familia no puede comunicarse con él"

Líder de UNPACU, José Daniel Ferrer. (Foto: Facebook Ana Belkis Ferrer)

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció este sábado la situación de aislamiento en Cuba del prisionero político José Daniel Ferrer, encarcelado desde el 11 de julio pasado, y de quien no se tienen noticias desde hace ya 20 días.

"Su detención es arbitraria. Exigimos que sea liberado y se respeten sus derechos", escribió en Twitter el investigador sénior de la División de las Américas de HRW, Juan Pappier.


El martes pasado, familiares del opositor cubano, líder de la Unión Patriótica de Cuba, no pudieron verlo en la prisión de Mar verde, en Santiago de Cuba, adonde se dirigieron para exigir fe de vida tras varios días sin tener ningún tipo de información sobre su situación.

Las autoridades aseguran que Ferrer se ha negado a tener contacto con su familia, según dijeron a su esposa, la doctora Nelva Ismaray Ortega.

“Supuestamente él no quiere saber de su familia, no quiere hablar con nosotros. Sabemos muy bien que cuando ocurrió eso, en Aguadores, mi esposo estaba en huelga de hambre y estaba siendo víctima de todo tipo de torturas físicas y psicológicas”, denunció Ortega a Radio Martí.

Activistas de la célula Libertad y Democracia, que pertenece a UNPACU, y promotores de la plataforma cívica Cuba Decide en Palmarito de Cauto, Santiago de Cuba, manifestaron el jueves su solidaridad con la familia de Ferrer y exigieron fe de vida del opositor en un video compartido en YouTube.


Esta semana, la Embajada de EEUU en La Habana se cuestionó en Twitter por qué las autoridades cubanas impiden a Ferrer tener contacto con sus familiares, "incluyendo el fin de semana del Día del Padre", en que no tuvieron noticias de él.

Desde prisión, el prisionero político ha denunciado en múltiples ocasiones que lo mantienen bajo un régimen de severidad, incomunicado y que ha padecido severos y persistentes dolores de cabeza, escalofríos y temblores.

El líder de UNPACU deberá cumplir cuatro años y 14 días de cárcel por supuestamente haber incumplido los requisitos de limitación de libertad establecidos en una sanción impuesta previamente en 2020.

Cargar más

XS
SM
MD
LG