Enlaces de accesibilidad

Cuba

¿Política médica o medicina política?

Ni siquiera en un terreno cuasi sagrado como el de la salud, donde los profesionales juran bajo palabra hipocrática defender la vida de sus pacientes a toda costa; los cubanos que se oponen al gobierno se pueden sentir seguros.

Hace poco menos de un año viví dos semanas pensando que tenía un cáncer en mis ganglios. En noviembre de 2010, un equipo de patólogos del Hospital Provincial “Carlos Manuel de Céspedes” de Bayamo firmó un papel amarillento que, a máquina de escribir y con varios errores de mecanografía, me dictaminaba un Linfoma de Hodgkin tipo Esclerosis Nodular.

La noticia no tardó en correr como pólvora en una ciudad de doscientas mil personas donde mi nombre, debido a enfrentamientos periodístico-políticos, había cobrado desafortunada notoriedad.

Quince días más tarde, otro equipo de patólogos, estos pertenecientes al Hospital “Hermanos Ameijeiras”, de La Habana, haría explotar a mi madre en un llanto acumulado, al decirnos que aquel dictamen no era más que un monstruoso error.

Los exámenes repetidos en La Habana a mis ganglios mostraban una alteración (hiperplasia) quizás producto de un antiguo proceso viral, que no contenía presencia alguna de malignidad.

El diagnóstico que me salvaría de las garras de la quimioterapia llegaría después de procedimientos tan tortuosos como una biopsia de hueso de la cadera, un medulograma, y otra biopsia del tejido nasal (solo practicable introduciendo una especie de tijera finísima en mi nariz hasta la laringe, y cortando una porción del tejido), que me martirizaron durante varios días.

De regreso a mi ciudad oriental, con otro papel que me decía que a mis 26 años aún no enfrentaría yo cáncer alguno, jamás pude conocer qué vieron o no vieron en mis células los cinco patólogos bayameses que dictaminaron mi Linfoma de Hodgkin.

Eso sí: consultas bibliográficas y decenas preguntas a otros médicos me permitieron saber que esta clase de linfomas poseen células con una estructura clara, bien definida, clásica, que tornan bien difícil cualquier confusión.

Jamás afirmaré que detrás de un dictamen que destruyó los nervios de mi familia y de mis amigos, estuvo la mano oscura y todopoderosa de la Seguridad del Estado, como sí afirmaban varios de los míos, alarmados con el inconcebible error. Jamás señalaré al aparato político, ni siquiera porque supe que mi caso era seguido bien de cerca por algunos atentos agentitos locales. No es mi especialidad fundar mis criterios sobre bases subjetivas, sin argumentos de peso en mi mano: esa es la especialidad de los difamadores.

Sin embargo, ahora que tras la meteórica muerte de Laura Pollán algunos conocidos opositores cubanos (Elizardo Sánchez, Guillermo Fariñas, José Daniel Ferrer, entre muchos otros) han firmado una declaración de rechazo a ser hospitalizados en caso de enfermedad, me resulta imposible no recordar mi propia experiencia.

La tragedia nacional llega a esos extremos de paranoia justificada: cuando un aparato de intelligentsia tiene poder para sacar de Universidades a alumnos, para decidir quién viaja o no fuera del país, para impedir que un usuario compre alimentos en un supermercado o entre a un cine público; cuando ese aparato tiene presencia hasta en las instituciones más anodinas y poco importantes de la sociedad, ¿por qué creer que sus intereses no se harán prevalecer también en un hospital?

Este pronunciamiento del grupo Alianza Democrática Cubana, diciendo que solo en caso de una intervención quirúrgica de urgencia desean ser trasladados a un “hospital del régimen” (léase: todos los hospitales cubanos), y siempre que un médico de su confianza así lo indique, representa a mi juicio una de las declaraciones más terribles que podrán conocerse en mucho tiempo: ni siquiera en el plano médico los desafectos del sistema se sienten con garantías plenas.

Ni siquiera en un terreno cuasi sagrado como el de la salud, donde los profesionales juran bajo palabra hipocrática defender la vida de sus pacientes a toda costa; un terreno que debería no ceder jamás a presiones o influencias de índole alguna, los cubanos que se oponen al gobierno se pueden sentir seguros.

Yoani Sánchez me contó alguna vez cómo la atención médica de urgencia que recibió en un policlínico habanero, fue relatada después, con pelos y señas, a un reportero que publicó un material televisivo en su contra.

De igual forma que yo jamás sabré cuánto de error y cuánto de intención hubo en un diagnóstico que me arrancaba gran parte de mi juventud, es probable que tampoco sepamos nunca cuán naturalmente llegaron dos virus letales al cuerpo de Laura Pollán, si estuvieron alguna vez en ella, y si en verdad fueron los causantes del deceso de la Dama de Blanco. Esa es una de las tantas consecuencias del oscurantismo con que todo se mueve a nivel oficial en Cuba.

Pero una dura verdad sí sabemos: demasiado carcomidos deben andar los valores de una sociedad para que incluso de la responsabilidad, la incorruptibilidad y la ética médica, tengan que desconfiar quienes disienten de la política gubernamental. Con o sin razón.

Vea todas las noticias de hoy

Central Termoeléctrica Antonio Guiteras sale de funcionamiento

Central Termoeléctrica Antonio Guiteras. (Foto: Facebook Radio 26)

A consecuencias del incendio desatado el viernes en la zona industrial de Matanzas, la Central Termoeléctrica Antonio Guiteras salió de funcionamiento este lunes, informó la Unión Eléctrica.

La planta se quedó sin suministro de agua suficiente para mantenerse en operaciones, y aunque se dispuso el abastecimiento por pipa al bloque de generación, no es suficiente para mantenerla en funcionamiento.

La salida de la Guiteras supone un déficit de generación en el país de 1.192 megawatts.

En Matanzas está ubicada la principal terminal petrolera de Cuba y su mayor puerto para recibir crudo y combustibles importados. El crudo pesado cubano, así como el fuel oil y el diésel almacenados en la Base de Supertanqueros de Matanzas se utilizan principalmente para generar electricidad en la isla.

Varios residentes de Matanzas reportaban apagones en comentarios en las redes sociales. La isla atraviesa una crisis energética que ha obligado a cortes eléctricos prolongados a lo largo de todo el país. La población ha respondido con protestas.

El papa lamenta el incendio en Cuba y envía su bendición a los afectados

Bomberos se desplazan hacia el lugar del incendio, en la base de supertanqueros de Matanzas. (AP/Ramon Espinosa)

El papa Francisco lamentó este lunes el grave incendio desatado en la base de supertanqueros en Matanzas y envió sus condolencias a los afectados.

“Que el Señor les otorgue fortaleza en este momento de dolor y sostenga los trabajos de extinción y búsqueda”, dijo el sumo Pontífice en un telegrama de pésame enviado a Monseñor Emilio Aranguren Echeverría, Obispo de Holguín y Presidente de la Conferencia de los Obispos Católicos de Cuba.

Según el texto, el Santo Padre sigue de cerca las noticias sobre la catástrofe, que ha provocado el colapso de tres de los ocho tanques de la base de almacenamiento de combustible en la zona industrial de la ciudad de Matanzas, dejando al menos un fallecido, decenas de heridos y 16 desaparecidos.

"Con estos sentimientos, les imparte de corazón la confortadora bendición apostólica", escribió Francisco en el telegrama, que firma el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin.

El siniestro se desató el pasado viernes por una descarga eléctrica que afectó a dos tanques de 50.000 metros cúbicos de almacenaje de crudo, según datos oficiales. Cerca de 5.000 personas fueron evacuadas de viviendas cercanas al lugar del fuego.

Por su parte, Monseñor Aranguren envió este domingo un mensaje al pueblo y a la Iglesia matancera en el que invitó a elevar "oraciones con confianza en Dios (sin angustia) y teniendo presente a cuantos -de una u otra manera- están sufriendo en medio de nosotros".

“Es un momento que, como Pueblo de Dios – precisó Monseñor Aranguren – debemos poner en práctica la oración de intercesión”.

Omni Zona-Franca, "una de las prácticas colaborativas y sociales más fructíferas y heterodoxas del panorama artístico cubano"

Imagen creada por Omni-Zona Franca para reflejar la forma de pensar y actuar del pueblo cubano.

La labor y las prácticas artísticas de Omni-Zona Franca se pueden ven a partir de este domingo en la exhibición Factografía Operativa, en la prestigiosa feria de arte internacional DOCUMENTA FIFTEEN que se lleva a cabo en Kassel, Alemania.

El Instituto de Artivismo “Hannah Arendt”, INSTAR, dirigido por la artista cubana Tania Bruguera, anunció por medio de Facebook que se exhiben las creaciones de Omni-Zona Franca y de todos sus integrantes:

  • OmniPoeta Amaury Pacheco
  • Luis Eligio D’Omni
  • David D’Omni
  • Jorge Pérez González
  • Iris Meriño
  • Nilo Julián González
  • Juan Carlos Flores (t)
  • Yohamna Depestre
  • Adolfo Cabrera Pérez
  • Yasser Castellanos

Esta muestra, explica INSTAR, tendrá dos momentos: uno de registro historiográfico y otro en que se le rendirá homenaje a uno de los fundadores de OMNI, Juan Carlos Flores, quien se quitó la vida en 2016.

“La exposición da cuenta de una de las prácticas colaborativas y sociales más fructíferas y heterodoxas del panorama artístico cubano”, señala INSTAR.

“OMNI-ZONA FRANCA es un colectivo que surge de la fusión de dos proyectos: OMNI, que reunía artistas y artesanos, y ZONA FRANCA, gestado por los poetas y performers Amaury Pacheco y Juan Carlos Flores, pioneros de la poesía experimental en Cuba”, precisaron los organizadores.

La exhibición deja instaurado un programa homónimo y cada día a las 3:00 pm hora de Kassel, Alemania, se leerá a Juan Carlos Flores y otros poetas cubanos que se quitaron la vida, como Calvert Casey, Raúl Hernández Novás, Reinaldo Arenas y Ángel Escobar.

En el marco de esta exhibición, Bruguera sostuvo el domingo un diálogo con David D'Omni, en formato de panel, para hablar sobre Omni-Zona Franca. También participó por medio de video desde La Habana, el Omnipoeta Amaury Pacheco, quien no viajó a Alemania por temor a que el gobierno de Cuba no le permitiera regresar a su país natal.

"Estamos haciendo este homenaje", dijo Bruguera, "como parte del ciclo de exposiciones de Documenta en donde estamos haciendo una serie de recopilación, una especie de visita a proyectos que han sido importantes para la historia del arte independiente en Cuba; y Omni por supuesto es uno de los hitos de donde hay que pararse para entender qué cosa es la historia del arte independiente en Cuba y el devenir de las políticas culturales del Ministerio de Cultura y de las respuestas de los artistas a esas políticas.

Pacheco, por su parte, explicó que el grupo se formó en Alamar, "el barrio de construcción socialista" de dónde han salido tantas canciones de protesta. Era durante la crisis económica de los años 90, y el énfasis de Pacheco era la poesía, pero también la acción en las calles, lo que atrajo la atención de la comunidad.

"En un primer momento nos dimos cuenta que las calles cubanas estaban llenas de acción", dijo el Omnipoeta. "Eramos autodidactas, de diferentes campos". También tenían un espacio para efectuar talles, donde se hablaba de todo tipo de tema, con la idea de que el arte "podía resolver temas de la comunidad".

En ese contexto, lanzan proyectos o performances como Poesía Sin Fin, lo que era una mancomunidad de todas las formas del arte. "Establecer vínculos" y "crear mapas de posibilidades" eran algunos de los conceptos que se trabajaban. Se buscaban procesos alternativos en medio de la crisis, dijo Pacheco.

"No solo era poetizar", sino fortalecer "la ciudadanía", añadió el Omnipoeta. Por ejemplo, en Alamar, hicieron una acción para poner sillas y crear paradas para esperar el autobus con poesía de fondo, hasta que las autoridades interrumpieron y desalojaron a los integrantes de Omni-Zona Franca. Al día siguiente, el gobierno puso asientos en las paradas, lo que fue una lección importante para el grupo, comentó Amaury Pacheco.

David D'Omni también se refirió a Alamar y el ambiente que existía en ese barrio. Es un "Housing Project...estamos hablando de más de 123 mil habitantes en edificios todos iguales", destacó el músico del Hip Hop.

"Ahora, al ser una ciudad joven de los años 70, no tiene tradiciones como la ciudad, no sé, de Guanabacoa u otras ciudades que tienen todo lo que viene desde la rumba o desde los aborígenes. Y es una ciudad joven donde se mezclan todos los técnicos del campo socialista europeo con todos los exiliados de la dictadura latinoamericana y micro brigadas de distintas partes del país que construyen sus propios edificios", indicó David.

O sea, estaba el edificio "de los marineros, de los deportistas...de toda la sociedad. Entonces, al ser una ciudad joven, pasa lo mismo que pasa en los Housing Projects de Francia o de New York que empiezan a mezclarse. Existe toda esta interculturalidad y empieza a construirse una ciudad".

David D'Omni recuerda que el gobierno "construye esta ciudad pensando en crear un hombre nuevo". Es como un experimento socialista "donde para tener apartamentos no podías tener una foto de Jesucristo, o un Elegguá o algún tipo de identidad de género diferente a la clásica persona heterosexual, comunista, etcétera".

Por lo tanto, "la gente al principio tenía que esconder su Elegguá detrás de los closets, las fotos de Cristo en los closets, para poder ser una persona digamos nueva, de ésta que quería crear la revolución".

"Entonces", explicó David, "sí aparece un hombre nuevo, pero es un hombre nuevo que es la mezcla de todas estas culturas de Europa, Latinoamérica y diferentes partes del país en una ciudad sin tradición".

"¿Entonces qué pasa?", pregunta David. "Que en Cuba aparecen los primeros festivales de rock and roll...es una música que estuvo prohibida durante muchos años en Cuba. El gobierno cubano aún no le gusta ese tipo de música. Entonces surge, se desarrolla el movimiento de Hip Hop cubano también en la ciudad de Alamar, que es un género que al gobierno tampoco le gusta. Entonces ahí tenemos, no sé, a Juan Blanco, que es pionero de la música electroacústica".

El resultado es que en Alamar se dan muchos proyectos, "que eran uniones de lo latinoamericano con cubano. Y así empiezan a salir una serie de movimientos".

"Entonces...se convierte en una cuna de arte nuevo y de un hombre nuevo, pero un hombre nuevo que trae rock and roll, Hip Hop y performance", subrayó David D'Omni.

Envían a centros correccionales a 9 menores sentenciados por las protestas del 11 de julio

Manifestantes del 11J que fueron excarcelados el 27 de mayo de 2022, entre ellos varios menores de edad.

Las autoridades judiciales ordenaron incorporarse a centros de trabajo correccional con internamiento a 8 de los 12 menores manifestantes del 11 de julio, que habían sido excarcelados el 27 de mayo.

Emiyoslán Román Rodríguez, de 18 años, sancionado a 5 de trabajo correccional con internamiento por su participación en las protestas populares de La Güinera, será recluido el 18 de agosto en uno de estos “campamentos” ubicado en El Guatao de La Habana, de acuerdo a la sentencia firme que le fue impuesta en la causa 14 de 2021.

“A él le habían echado 5 años del trabajo a la casa. La Seguridad del Estado nos aseguró que era así e incluso los pusieron a trabajar y ahora nos citaron y nos dijeron que tiene que cumplir los 5 años en un campamento”, denunció Emilio Román, padre de Emiyoslán y de otros dos jóvenes encarcelados en relación con el estallido social.

“No sé qué pasó que a todos los van a internar de nuevo. El pasado 4 ya entraron a un grupo y ahora el 18 otro. No entiendo nada y tampoco puedo hacer nada porque ellos son los que mandan”, lamentó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00

Similar dictamen ha recaído sobre los adolescentes Juan Yanier Antomarchi Núñez, Nelson Néstor Rivero Garzón, Frank Daniel Roy Sotolongo, Marcos Antonio Alfonso Breto, Yeinier Ibáñez Boudet, Yassell Guerra Campos y Yensi Jorge Marcelo. Todos con sentencias de entre 4 y 5 años de trabajo correccional con internamiento.

En marzo, el Tribunal Provincial de La Habana halló culpables a 128 personas que participaron en el estallido social en La Güinera, Arroyo Naranjo y en la Esquina de Toyo, en Diez de Octubre. El Supremo ratificó las sentencias y expuso en un comunicado que:

“La instancia provincial probó que los imputados, obedeciendo órdenes externas e internas, intentaron subvertir el orden constitucional, de forma violenta. Arrojaron piedras y botellas contra funcionarios, agentes del orden interior, instalaciones de la Policía Nacional Revolucionaria, autos patrulleros y carros pertenecientes a la Asamblea Municipal del Poder Popular y provocaron lesiones a otras personas y daños materiales”.

También fue internado, desde la semana pasada en el campamento correccional “La Oca”, Kevin Damián Frómeta, condenado por el Tribunal Provincial de La Habana a 16 años tras manifestarse en la esquina de Toyo en Diez de Octubre y cuya apelación rebajó la sanción a 5 años de correccional con internamiento, informó a Radio Televisión Martí, su madre Caridad Magdalena Castro.

El Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas cuestionó, recientemente, la situación de los menores sentenciados en Cuba.

Bomberos luchan por contener las llamas en 2do día de incendio en base de supertanqueros de Matanzas

Cargar más

XS
SM
MD
LG