Enlaces de accesibilidad

América Latina

Policía ataca protesta contra Daniel Ortega en Nicaragua

Protestas en Nicaragua en contra del gobierno de Daniel Ortega.

La Policía de Nicaragua realizó este sábado un nuevo ataque contra manifestantes autoconvocados que participaban en una protesta pacífica contra el presidente Daniel Ortega en Managua y arrestó a una cantidad no determinada.

La Policía nicaragüense, que se mantenía al acecho de la protesta desde antes de su inicio, en la zona central de Managua, atacó de forma repentina a los manifestantes con bombas de sonido, balas de goma y agresiones físicas.

Entre los agredidos físicamente por los agentes policiales estuvieron un camarógrafo de la cadena CNN, a quien arrebataron su casco blindado, y un fotógrafo de la AFP.

La congresistas cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen, promotora de la Ley NICA en el Congreso para sancionar al régimen de Ortega, criticó duramente las restricciones impuestas por el gobierno contra los manifestantes.

Algunos de los autoconvocados afirmaron que la Policía capturó a cerca de una veintena de manifestantes, y se los llevaron en sus camionetas.

Vecinos del barrio Riguero afirmaron que una cantidad no específica de manifestantes lograron escapar saltando los muros de sus casas.

La Policía Nacional había advertido en la víspera que las protestas contra Ortega son "ilegales", y acto seguido organizaciones humanitarias señalaron que la legislación local sí acepta las manifestaciones como un derecho constitucional.

La oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los
Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de Ortega
por "más de 300 muertos", así como por ejecuciones extrajudiciales,
torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias,
secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos
humanos.

El Gobierno nicaragüense niega los señalamientos y contabiliza solo 199 fallecidos.

Las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta
Rosario Murillo, iniciaron por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de 11 años en el poder.

(Con información de EFE y redes sociales)

Vea todas las noticias de hoy

El BID apoya el programa de inversión de EEUU en América Central

Inundaciones y destrozos provocados por el huracán Iota en Guatemala, el 18 de noviembre de 2020. (AFP Photo/Ejército de Guatemala).

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) informó que está en contacto con el Departamento de Estado de Estados Unidos para lograr una “asociación pública y privada” que promueva la estrategia de inversión en el Triángulo Norte de Centroamérica, planteada por la administración del presidente Biden.

“Estamos listos para ayudar al presidente Biden y a su gobierno en ese sentido”, aseguró el presidente de la entidad, el cubanoamericano Mauricio Claver-Carone en entrevista con la Voz de América.

El gerente explicó que entre los adelantos de estos encuentros, realizaron una "comparación" de programas similares implementados por otras administraciones, como 'América Crece', que fue promovido por él mismo durante el gobierno de Donald Trump.

“Para los contribuyentes norteamericanos es mejor que el banco aporte, ya que solo les costaría una décima parte de cada dólar que aportan en ayuda extranjera”, indicó a la VOA.

La Casa Blanca presentó un ambicioso proyecto de ley que incluye una estrategia de inversión de 4.000 millones de dólares en un periodo de cuatro años para atacar las “causas fundamentales” del flujo migratorio centroamericano hacia Estados Unidos.

El plan de la Casa Blanca incluye lidiar con la “corrupción endémica” y atacar la pobreza e seguridad en Centroamérica.

Según Claver-Carone, el ente multilateral ya ha “plantado las raíces” en ese sentido con la inversión de casi 2.000 millones de dólares en un plan de reconstrucción para El Salvador, Guatemala y Honduras, presentado hace dos semanas.

“Triple shock” en Latinoamérica

Latinoamérica experimenta un desafío definido como un “triple shock”, por el presidente del ente multilateral.

“Es la que más desproporcionadamente ha sido afectada por el COVID-19 (... ) Es la que más fue y es impactada por desastres naturales... Y es [la que tiene] la peor crisis humanitaria en el mundo, la de Venezuela. Ya son casi 5 millones de personas que han emigrado de su país y esos números están subiendo”, expresó.

La poetisa Gioconda Belli: En Nicaragua hay dictadura y Cuba es muy totalitario

Una imagen de los gobernantes de Nicaragua, Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Hablar de Gioconda Belli es hablar de historia, de poesía, de seducción, pero también de controversia, informó la Voz de América, VOA.

Belli es una destacada poeta nicaragüense que ha sido galardonada en múltiples ocasiones por su obra que ha sido traducido en varios idiomas.

Recientemente ganó el Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma por su libro de poesía “El pez rojo que nada en el pecho”.

Belli participó activamente en la revolución sandinista en Nicaragua, y dice no arrepentirse de ello. En una ocasión expresó su admiración al líder cubano Fidel Castro, que murió en noviembre de 2016, lo que le generó críticas en su momento.

En noviembre del 2020, Belli dio su apoyo al Movimiento San Isidro con un poema, en coordinación con Amnistía Internacional. “Esto es para Luis Manuel Otero”, dice Belli al inicio de su grabación, “para Denis Solís, para Anamely Ramos, para el Movimiento San Isidro en Cuba, para todos los que han estado ahí, aplaudiendo y que están allí, dando una extraordinaria muestra de solidaridad”.

En una entrevista con la Voz de América, la destacada poeta nicaragüense habla sobre su obra; su incursión a la política y critica al gobierno del presidente Daniel Ortega y Rosario Murillo, al que cataloga como “una monarquía”. También aborda el tema cubano.

VOA: Ya han pasado más de 40 años de la revolución sandinista. En la actualidad solo es un recuerdo, según analistas que opinan que ha sido instaurada otra dictadura. ¿Cómo ve usted el modelo actual del presidente Daniel Ortega?

Gioconda Belli (GB): Fui la primera que hace años definió el concepto de Estado de Daniel Ortega y Rosario Murillo como una monarquía. Ellos actúan como reyes. Los poderes absolutos están concentrados en ellos y lo que les piden a sus súbditos que es lealtad y fe en sus designios, es totalmente contrario a la democracia, a un Estado moderno, y lo justifican con un supuesto programa socialista, que, por cierto, Rosario Murillo, ha dejado de decir cristiano, socialista y solidario; y esa noción de un socialismo, que empezó con la idea del socialismo del Siglo XXI de Hugo Chávez, que se permitía una especie de mezcla de capitalismo con el socialismo.

Aquí (en Nicaragua) se intentó durante la primera etapa del gobierno de Daniel Ortega. Tuvo algunos éxitos (las medidas socialistas), debido a que el sector privado aceptó aislarse de la política para poder seguir con su desarrollo económico, pero que, en abril de 2018, con la rebelión de toda la gente contra la arbitraria y criminal manera en que respondieron a la protesta popular, eso se acabó y ahora lo que hicieron fue tomar totalmente las riendas del poder. Ese poder, ya no es una mezcla de capitalismo y socialismo, ya está tendiendo a cerrar los espacios para que el poder se concentre más y más, tanto el poder económico, como el poder político.

VOA: ¿Se arrepiente de haber creído en la revolución sandinista?

GB: No me arrepiento absolutamente de haber luchado contra la dictadura somocista. Creo que la juventud de ese tiempo escribió una épica historia de un pueblo que se armó, y que logró insurreccionarse para botar una dinastía de 45 años. No me puedo arrepentir de haberlo hecho, me siento muy agradecida con los miles de personas que murieron en esa lucha, con compañeros que eran valientes, inteligentes.

Realmente lo trágico de esa revolución fue que llegamos con muy pocos de los mejores cuadros del frente sandinista vivos, se fueron perdiendo en el camino las mentes más lúcidas y eso lo pagamos a la hora de tomar el poder.

VOA: ¿Pensó que volvería a ver otra dictadura, a como lo llaman los críticos a Daniel Ortega?

Jamás pensé que volvería a ver una dictadura".

GB: Jamás pensé que volvería a ver una dictadura. Creo que durante los años 80 no logramos una democracia. Hubo una actitud muy sectaria, excluyente y los conocimientos de manual que teníamos de la sociedad, y de cambios sociales que debía haber nos llevaron a convertirnos a otra dictadura. Entiendo perfectamente a la gente que me ha contado historias desde los 90, lo que sufrieron, cómo la pasaron y realmente nosotros en ese momento, pienso, lo que había era una obediencia a la dirección nacional y un sentido de la historia que tenía que cambiar y que tenían que sufrir algunos, sobretodo económicamente para que hubiera igualdad social y hubiera una mejor repartición de la riqueza, pero todo lo que se derivó de esa cerrazón, y poder absoluto del frente sandinista fue muy negativo para Nicaragua y hay que reconocerlo para que nunca más se vuelva a repetir.

No pensé que volvería ver otra dictadura y estoy aterrada, no solo porque esta dictadura tiene un carácter todavía más perverso al comportarse como una monarquía, sino por la crueldad que he visto en estos meses, el cinismo, por ejemplo, confiscar oficinas de 100% Noticias y Confidencial y pintarlas en rosado; el cinismo con el que están apresando a la gente acusándolas de tráfico de drogas. Realmente es espeluznante, gente que no tiene el menor respeto, ni por la vida ni por la libertad de los demás.

VOA: En una ocasión usted describió a Fidel Castro como un “líder”, ¿me podría contar un poco el por qué. ¿Qué le evoca el fallecido Castro?

Esa ocasión que hablé de Fidel Castro fue cuando él murió. Ya en ese momento yo estaba totalmente desilusionada del Fidel Castro que había sido durante los años 60, - cuando estaba adolescente y cuando empecé a tener una visión revolucionaria-, un personaje mítico prácticamente en la izquierda, no solo de Nicaragua, sino de América Latina, pero cuando muere yo estaba clara que en Cuba se había instalado una dictadura; que habían tenido logros en la medicina, en lo social, en la educación, ¿pero de qué le sirve? La gente que se educa se tiene que ir de Cuba. Es un país muy totalitario, donde no hay una libertad real y eso me tenía muy clara de que Fidel Castro había tenido un papel negativo por su terquedad en Cuba.

Cuando él murió dije eso, porque no iba a decir algo tan malo de Fidel Castro, porque también me acordaba de esa figura heroica de mi adolescencia. Entonces dije que había puesto sueños de justicia, en mucho de los que luchamos contra una dictadura en ese entonces.

VOA: Poeta, en un plano no tan político, ¿cómo le va con sus poemas y libros? Algunos cargan con el estigma de ser eróticos. ¿Qué intenta transmitir con esto?

GB: Acaba de publicarse un libro en España que se llama El pez rojo que nada en el pecho, que ganó un premio de poesía muy importante (Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma). Recoge mis poemas mas recientes, poemas que no estaban editados y que alguna gente conoce, luego estoy trabajando en una novela. Mi última novela fue muy reconocida por la crítica, y los lectores. Yo siento que sigo en mi trabajo, soy una escritora profesional, trabajo y espero que mis obras vayan mejorando y sean más queridas y aceptadas por la gente.

Me siento muy contenta porque tengo un gran seguimiento de lectores y lectoras que sienten que les he aportado, sobre todo una gran visión de la mujer. Lo del erotismo yo pienso que ya es una etiqueta que me pusieron que era muy joven que empecé a escribir del cuerpo. Todo depende cómo uno entiende el erotismo. Era no sentir vergüenza de mi cuerpo, de ser mujer, asumir mi propia sexualidad de una manera libre y gozosa, porque a las mujeres mucho nos han hecho sentirnos culpables por nuestra sensualidad, por eso a las árabes las visten de negro, por eso es que Eva es considerada la seductora que perdió el paraíso terrenal, entonces estoy en contra de esa visión culposa, pecaminosa de la mujer y eso fue lo que hice, escribir poemas que hablan de la mujer de otro modo, y verme como mujer desde esa perspectiva. Por eso me gané esa etiqueta de erótica. Pero mis poemas son políticos, de amor, de desilusión, de haber sido madre, esposa. Yo creo que hay de todo en mi poesía.

VOA: ¿Cómo se enrumbó hacia la poesía?

GB: Creo que uno no se enrumba en la poesía. La poesía lo encuentra uno y uno se tira al agua a nadar en ese río de las palabras que es la poesía.

VOA: Hace poco cerró PEN, capítulo Nicaragua. ¿Cuáles fueron las razones?

GB: PEN suspendió sus labores debido a la Ley de Agentes Extranjeros. Esa ley es arbitraria y hecha exclusivamente para impedir el financiamiento a los partidos durante la campaña electoral, y para impedir que las oenegés funcionen en el país porque la dictadura ha considerado que empoderan a sectores de la sociedad civil que ellos (en el gobierno) no quieren ver empoderados.

En el caso de PEN hemos tenido dos misiones, defender la libertad de prensa, y la otra promover la literatura.

Entonces si nos vamos a inscribir como agentes extranjeros, estaba descartado porque la Ley dice que quienes se inscriban perdíamos nuestros derechos políticos. Entonces optamos por no inscribirnos y seguiremos apoyando la vida cultural de Nicaragua cada uno por su lado. Yo ya fundé un club de las letras, que vamos a seguir haciendo reuniones para discutir libros, porque sí tengo un compromiso con la cultura de mi país.

América Latina: la región en desarrollo más afectada por la pandemia

Una familia venezolana de Petare, Caracas a la hora de la cena. REUTERS/Marco Bello.

La economía latinoamericana se contrajo un 7,7% y casi tres millones de empresas cerraron en 2020 a causa de la pandemia. Además, la región registró cerca del 28% de las muertes por COVID-19 a nivel mundial pese a que en su territorio vive apenas el 8,4% de la población del planeta.

Un año después de la llegada del coronavirus a América Latina y el Caribe, la pobreza, la desigualdad y el desempleo avanzaron a un ritmo sin precedente en la región, convirtiéndola en la más afectada por el COVID-19 en el mundo.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó este jueves un análisis del impacto de la pandemia que alerta una vez más sobre los problemas estructurales en los países de la región y llama a invertir en un estado de bienestar y una sociedad del cuidado.

El “Panorama Social de América Latina 2020” da cuenta de una contracción del Producto Interno Bruto regional de 7,7% y del cierre de 2,7 millones de empresas con el consecuente incremento del desempleo, que afecta desproporcionadamente a las mujeres.

Demasiadas muertes

Pero lo peor de todo es que con sólo el 8,4% de la población mundial, la región haya registrado el 27,8% de las muertes por COVID-19, destacó la secretaria ejecutiva de la CEPAL durante la conferencia de prensa de divulgación del documento.

En este sentido, Alicia Bárcena subrayó la importancia de adoptar sistemas universales de protección social.

“Esto quiere decir cubrir a toda la población independientemente del tipo de su inserción en el mercado laboral u otras características personales. Un sistema de protección social debe darle acceso a la salud universal a todas las personas, eso no puede depender del ingreso, la salud debe ser un bien público universal”, recalcó Bárcena.

Problemas estructurales

Bárcena explicó que la emergencia sanitaria profundizó las desigualdades estructurales que a lo largo de los años han dado como resultado altos niveles de informalidad, falta de protección social y baja productividad.

Además, la pandemia evidenció graves carencias y fragilidad en los sectores de la salud, la educación y los cuidados.

Del mismo modo, magnificó la división por género del trabajo y el sector de los cuidados, revirtiendo la inclusión de la mujer en el mercado laboral a niveles de hace una década.

Pese a las medidas de emergencia…

El estudio señala que todo esto ocurrió a pesar de las medidas de emergencia que tomaron los gobiernos para encarar la crisis y más aún, advierte que la pobreza y la pobreza extrema seguirán creciendo hasta un punto que no se había observado en muchos años.

“Las medidas de protección social han evitado un mayor aumento de la pobreza y pobreza extrema pero hay un retroceso de doce años en la pobreza y de 20 años en la pobreza extrema”, dijo la responsable de la CEPAL.

Detalló que esas medidas cubrieron a cerca del 50% de la población y costaron unos 86.000 millones de dólares entre marzo y diciembre del año pasado. Sin embargo, la cifra de latinoamericanos pobres que viven con un ingreso máximo de tres veces la línea de pobreza llegó a 491 millones, es decir, el 80% de la población de la región.

Bárcena enfatizó que, no obstante insuficientes para detener la crisis, estas medidas han ayudado a paliarla de alguna manera, así sea mínima, permitiendo que la población beneficiada con transferencias de dinero y otras ayudas satisfaga sus necesidades vitales.

“De no haberse implementado, la situación sería peor”, aseveró.

Que se mantengan las ayudas

En este renglón, la CEPAL considera imprescindible que se mantengan al menos todo el 2021 las transferencias monetarias de emergencia: “Hemos demostrado que son importantes, pertinentes y necesarias para contener la pobreza, pero tenemos que aumentar su nivel y cobertura”, abundó Bárcena.

De cara al porvenir de la región, señaló varios desafíos: “en primer lugar, una agenda de cooperación para lograr “un acceso más equilibrado, equitativo, simétrico a las vacunas. Todo va a depender de cómo podremos vencer pronto a esta pandemia, porque todavía no ha pasado”.

También instó a abordar la situación de las mujeres, el colectivo más afectado, con la intención de crear una sociedad del cuidado para que puedan regresar al mercado laboral.

La sociedad del cuidado que promueve la CEPAL se refiere a proteger la salud y a las personas y a cuidar al planeta para lograr un desarrollo sostenible que beneficie a todos.

Estado de bienestar

“Pero nuestro mayor desafío es lograr un estado de bienestar sostenible y para ello debemos poner mucha atención a la estructura productiva ya que actualmente es muy desigual y sigue dejando afuera a las pequeñas, medianas y microempresas”, consideró.

Bárcena argumentó que la pandemia ha puesto de relieve muchas fragilidades como las de los sistemas de salud, productivo y laboral.

Para impulsar el estado de bienestar, la CEPAL aboga por un pacto social y político genuino que aborde las diferencias en el acceso a recursos y que se ocupe de las desigualdades profundas y las brechas estructurales que existen en la región.

La secretaria ejecutiva exhortó a los países de la región, sobre todo a los que producen materias primas, a “invertir para cerrar las brechas estructurales y apuntalar los estados de bienestar y las sociedades del cuidado”.

Sociedad civil venezolana postula 15 candidatos al Consejo Nacional Electoral

El presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro.

Setenta organizaciones de la sociedad civil venezolana anunciaron este martes la presentación de 15 candidatos a las rectorías del Consejo Nacional Electoral (CNE) que elegirá la Asamblea Nacional (AN) en diciembre, de abrumadora mayoría chavista.

Los proponentes valoran que se trata del “primer paso” para lograr un acuerdo político que permita al país restituir la confianza en el voto tras la realización de varios procesos electorales en los últimos tres años sin la participación de la oposición, según Mariela Ramírez, de la organización Dame Letra.

En conferencia de prensa virtual, explicó que los postulantes son conscientes de que el Parlamento vigente “no goza de legitimidad y nace de un proceso cuestionado”, pero acotó que ello no debe ser “un nuevo obstáculo” para la selección de un poder electoral que ayude a destrabar la crisis política nacional.

“Solo un acuerdo político podrá dotar al país de un poder electoral que genere confianza y restituya el valor del voto como instrumento soberano”, dijo.

Las candidaturas representan una estrategia política distinta a la propuesta por Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por 50 gobiernos, quien descarta negociaciones con el chavismo y la participación en las elecciones de gobernaciones y alcaldías previstas para este año.

Por su parte, la UE pide diálogo en Venezuela y considera a Guaidó un "interlocutor privilegiado". El bloque europeo manifestó en enero que la “única salida” a la crisis en Venezuela es retomar las negociaciones políticas y establecer un proceso de transición que se traduzca en unas “elecciones creíbles”.

En una entrevista reciente, Josep Borrell, Alto Representante del bloque europeo para política exterior, dijo que no ve señales para otra negociación y que espera a la postura al respecto del nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

La lista de postulados al CNE incluye a expertos en el tema electoral venezolano, que se han convertido en referencias sobre la materia dentro de la oposición, como Luis Lander, del Observatorio Electoral Venezolano, el periodista Eugenio Martínez o el ingeniero Roberto Picón.

También, aspiran a integrar el CNE el expresidente de la cámara empresarial nacional, Francisco Martínez, así como exautoridades universitarias y un grupo de hombres y mujeres que fungieron como asesores del poder electoral.

Ramírez precisó en su intervención que la participación ciudadana en la selección del nuevo CNE busca lograr un escenario idóneo para sacar al país del “estancamiento” mediante unas elecciones genuinamente democráticas.

Acuerdo Imperativo

José Domingo Mujica, de la Red de Observación Electoral venezolana, explicó asimismo que las candidaturas procuran “la búsqueda de consenso” entre los actores políticos y nacen de los pronunciamientos públicos de algunos sectores que llaman a la reincorporación en la vía electoral en el país.

“Ratificamos nuestro compromiso y buena voluntad para la búsqueda de consensos que nos permitan a los venezolanos recuperar nuestros derechos civiles y políticos. Aspiramos a contribuir, a suscitar, un amplio debate nacional sobre el CNE”, declaró tras leer los nombres de los 15 postulados.

Mujica llamó a la comunidad internacional a que apoye “de manera coordinada y propositiva” los esfuerzos de la sociedad civil venezolana para demandar un acuerdo electoral que derive en beneficios para la población.

Ramírez, por su parte, reveló que han tenido conversaciones con actores internacionales y con el mismo chavismo sobre sus postulaciones.

Detalló que las conversaciones con los diferentes actores políticos han sido “permanentes” y expresó el anhelo de la sociedad civil de que los discursos inclusivos recientes de figuras del oficialismo se noten en la elección del CNE.

“Es necesario que esa voluntad política que se ha escuchado en los discursos se convierta en una realidad. No hay sanciones por aceptación de cargos o postulaciones”, expresó ante una pregunta de la prensa sobre sus temores de que los candidatos de la sociedad civil sean sancionados en el extranjero.

Mencionó entre las condiciones electorales a las que se aspiran que el CNE sea un árbitro imparcial, la habilitación absoluta de candidatos y la observación internacional plural, a fin de que la elección nacional sea “justa y verificable”.

¿Único camino?

Mujica, también miembro de la Asamblea de Educación, refirió que “no hay otra vía” que conversar con el chavismo para escoger al nuevo CNE.

“No es posible que esta iniciativa tenga éxito si no se cuenta con una voluntad de entendimiento por parte del sector oficialista, pues domina por completo la Asamblea Nacional. Tiene poder para elegir el CNE que le parezca”, reconoció, antes de apelar a “la buena voluntad” de quienes participen en las eventuales negociaciones políticas sobre asuntos como la selección del ente electoral.

Mujica opinó que el fin del “entrabamiento” de la crisis política podría iniciar con la designación de un CNE balanceado, equitativo, que logre credibilidad.

“No hay otra vía, tenemos que entrar a dar esta batalla en el marco de esta AN actuante, electa en las elecciones de diciembre pasado”, remarcó.

Roberto Picón, uno de los postulados, experto en sistemas electorales, advirtió que la sociedad civil es la única de los cuatro pilares fundamentales de la democracia que aún funciona correctamente en Venezuela.

“Los otros tres no existen: la separación de poderes, [la confianza] en el voto, los partidos. La sociedad civil goza de mucho reconocimiento y se ha mantenido aislada del conflicto existencial (político) y prestando sus servicios”, indicó.

Exhortó a que haya “la presión cívica necesaria para que los acuerdos se den” y se logre un CNE reconocido por todo el país de cara a las futuras elecciones.

(Artículo de la Voz de América)

EEUU mantiene su política de sanciones a funcionarios del gobierno de Venezuela

Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel en La Habana en diciembre del 2019 (Yamil Lage / AFP).

El Departamento de Estado de Estados Unidos reiteró este domingo en Twitter que la política de sanciones sigue siendo una herramienta “vigente y aplicable” para castigar a quienes socavan la democracia y los derechos humanos en Venezuela.

Esta herramienta sigue siendo vigente y aplicable para algunos oficiales que socavan la democracia y los derechos humanos en Venezuela“, aseguró el subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Jon E. Piechowski, en una conferencia de prensa telefónica.

El diplomático saludó las recientes sanciones adoptadas por la Unión Europea en contra de 19 funcionarios del régimen de Nicolás Maduro, y destacó que varios de ellos ya estaban sancionados por los Estados Unidos.

Piechowski, además, ratificó que para la administración Biden es una prioridad “combatir contra la corrupción e impedir que los oficiales no puedan comprar casas en Florida, no puedan ir de viajes de lujo a Disney World o a Nueva York, y que todo lo que ellos ganen sea honestamente”.

Cargar más

Venezuela

Más noticias de Venezuela
XS
SM
MD
LG