Enlaces de accesibilidad

Cuba

Policía política intenta “cazar” a periodista independiente

La periodista independiente Camila Acosta (Cubanet) pide libertad para Luis Manuel Otero Alcántara.

La periodista cubana Camila Acosta, luego de permanecer detenida varias horas, fue liberada en la tarde de este miércoles 11 de marzo por la policía del régimen, pero le han amenazado con prisión domiciliaria pese a no haber cometido delito alguno.

La Seguridad del Estado intenta procesar a la reportera independiente por supuestamente “escaparse” de la unidad policial conocida como Zapata y C, ubicada en la intercepción de estas dos calles en la barriada capitalina de El Vedado, adonde fue llevada el lunes por participar en una protesta pacífica en la que un pequeño grupo de activistas exigían la liberación del artista visual Luis Manuel Otero Alcántara.

Acosta, quien reporta desde La Habana para la agencia CubaNet, se presentó voluntariamente esta mañana en la mencionada unidad, tras ser intimidada, ella y sus familiares, con ser llevada a prisión.

“A mí de lo que se me acusa es de evasión de presos o detenidos. Pero esto no tiene ningún sentido. El lunes a mí no me hicieron nunca un acta de detención, y si no hay acta de detención, no hay delito”, dijo Acosta a Radio Televisión Martí.

"Incluso hasta uno de los policías que me atendió me lo dijo, que como no hay prueba de mi detención no puede haber delito. Y por eso me soltaron”, recalcó Acosta, quien ha sido reprimida en varias ocasiones por su trabajo periodístico.

Según la joven, este pretexto con que la Seguridad del Estado procura condenarla es “totalmente absurdo”, porque "para salir de una estación policial se necesita de un permiso o ir acompañada de un oficial hasta la puerta, que fue como sucedió en mi caso”.

“La policía fue la que me atendió esta mañana. Me dijeron que ellos no sabían qué hacer, que me tenían que soltar. Estoy en la calle, aunque ellos dicen que en prisión domiciliaria. Les dije que sabía que estaban haciendo su trabajo pero que no les firmaba ningún papel porque no estaba de acuerdo con el proceso que me estaban haciendo y que yo no era una delincuente, y que además no sabía si a eso la Seguridad del Estado podría agregarle algo para usarlo en mi contra. Ahora debo buscar un abogado porque tengo una acusación, aunque ni siquiera haya pruebas”, explicó.

El escritor y periodista independiente Ángel Santiesteban dijo a este medio que eran dos los propósitos de los agentes del régimen: “amedrentar a Camila y ubicar la dirección donde estaba viviendo desde que [el pasado 20 de febrero] la desalojaron del alquiler donde llevaba casi tres años, por presión de la policía política a los propietarios, a quienes además multaron con 3.000 pesos convertibles”.

El autor del blog disidente Los hijos que nadie quiso recuerda que el lunes, desde temprano, “la estaban cazando” para que no asistiera a la residencia de la encargada de negocios de Estados Unidos en Cuba, Mara Tekach, “que intentaba celebrar el día de la mujer. Nosotros creamos un plan para que me siguieran a mí, pensando que la encontrarían a ella, pero convenimos que ella fuera por otra vía y logró, finalmente, llegar a la residencia”.

Camila Acosta. (Foto perfil Twitter)
Camila Acosta. (Foto perfil Twitter)

El oficial conocido como “el mayor Alejandro” (seudónimo que también usaba el fallecido dictador Fidel Castro) llamó por teléfono a familiares de Acosta “para amenazarla con una condena de uno a tres años de privación de libertad por el presunto delito de evasión”.

“Una vez que le avisaron de mi detención al mayor Alejandro, un sádico de la policía política, represor implacable de las mujeres activistas, me secuestró a mí, advirtiéndome que no me liberaría hasta que apresara a Camila. La estuvieron cazando a la salida de la residencia norteamericana, pero tampoco pudieron apresarla. Imagínate la frustración del sádico”, expresó el autor de Dichosos los que lloran, premio Casa de las Américas de cuento 2006.

"El lunes me devolvieron la cartera y me dejaron en un pasillo. El mayor Alejandro se llevó mi teléfono y carné de identidad. Minutos después otro oficial de la policía me dijo que allí no podía estar, que me fuera y me acompañó hasta la salida de la estación", aseguró Acosta, a quien el régimen castrista le ha violado su libertad de movimiento, impidiéndole salir del país con el argumento de que está "regulada".

La única manera de salirse de un cuartel de esta gente es ser acompañado por un oficial”, precisa Santiesteban, quien es pareja de Acosta y ha sido encarcelado y detenido en varias ocasiones por razones políticas.

Camino a casa, al parecer, Acosta logró evadir otra vez el seguimiento policíaco. “Entonces comenzaron a llamar a los familiares para decirles que ella se había fugado de la unidad policial. Lo cual es mentira. Eso nadie se lo puede creer. Pero es la forma que estos cobardes represores inventan para que ella ceda en su compromiso con reportar la verdad”, relató Santisteban.

“El régimen le teme a que la verdad se diga, imagínate si se escribe públicamente como ella hace. Entonces lo que ya sabemos: utilizan todo tipo de chantajes y violaciones contra las voces que buscan libertad. Hay probabilidades que la deporten. No lo han hecho formalmente, pero la han amenazado con eso”, mencionó el ganador, con El verano en que Dios dormía, del Premio Internacional Franz Kafka de Novelas de Gaveta.

Ante la amenaza de deportación dentro del país, Acosta, natural del municipio especial Isla de la Juventud (la periodista prefiere llamarle por su nombre original, Isla de Pinos) sostiene que lleva más de 10 años viviendo en La Habana, "primero estudiando, luego trabajando. Con dirección de La Habana llevó unos cinco años".

“Lo que buscan es que Camila cuelgue los guantes y no escriba lo que a ellos les molesta. Le ofrecieron que trabajara con ellos y por supuesto se negó. Le han dicho que deje el periodismo independiente o que se vaya del país”, advirtió Santiesteban. “Yo no soy el importante para ellos ahora, es a ella a la que quieren silenciar”.

Acosta, quien desde el lunes fue despojada de su teléfono celular por la policía, contó este miércoles detalles a la agencia CubaNet sobre el interrogatorio al que le sometió la policía política:

“Conocía de referencia al mayor Alejandro, pues en los últimos meses ha estado al frente de la represión de las mujeres activistas, fundamentalmente en La Habana”, escribió. “Una vez en el cuarto de interrogatorios, reconoció que hacía tiempo quería conocerme, y que lo que los otros agentes, que había hablado conmigo anteriormente, no habían logrado, él si lo haría, porque nadie soportaría, y menos yo, el acoso que me iba aplicar”.

“Yo sí no te voy a ofrecer colaborar con nosotros. Conmigo tienes solo dos opciones: o te quitas, o te vas’, espetó. Para ello me ofreció un trabajo en el ICRT (Instituto Cubano de Radio y Televisión). (…) De lo contrario, me voy a convertir en tu peor pesadilla”, de este modo, relató Acosta, le amenazó el represor.

La periodista independiente (una de las protagonistas de la serie 8x8, mujeres cubanas en busca de la libertad, producida por Radio Televisión Martí) ha denunciado que este agente castrista le amenazó con procesarla con la figura penal “peligrosidad predelictiva”, un mecanismo que históricamente el régimen de La Habana ha empleado para condenar, en juicios sin garantías procesales, a las voces disidentes que emergen y permanecen en la isla.

Vea todas las noticias de hoy

Delito de sedición es eliminado en varios casos, denuncia Justicia 11

Delito de sedición es eliminado en varios casos, denuncia Justicia 11
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:19 0:00

Cuba reporta 3393 nuevos casos positivos al COVID-19

Las personas usan máscaras durante la pandemia de COVID-19 afuera de una tienda de comestibles donde esperan que abra en La Habana. (AP Foto/Ramón Espinosa)

En el reporte diario que emite el Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) sobre el comportamiento de la pandemia de coronavirus no se reportó ningún deceso, a pesar de que la cifra de nuevos contagios poco ha disminuido, presentando 3393 nuevos positivos.

De los nuevos casos anunciados este viernes, 3264 fueron contactos con personas infectadas y 65, cuya fuente de contagio no ha sido detectada.

La provincia de Holguín ocupa el primer lugar con 437 nuevos contagios, seguida por Las Tunas, con 343 y en tercer lugar Ciego de Ávila, que reportó 323 nuevos casos.

Desde el comienzo de la pandemia, se han reportado en Cuba 1, 015, 203 casos confirmados, 989, 478 restablecidos y 8, 853 fallecimientos.

Científicos cubanos estiman que la isla "podría estar entrando en el pico de la actual ola de contagios", según informaron esta semana medios estatales.

El pronóstico del profesor Raúl Guinovart, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, considera que la situación del país es más "alentadora" que en las semanas anteriores.

"Nos hemos mantenido durante varios días entre los 3,000 y los 3,500 casos diarios, cuando en otros pronósticos debíamos estar sobre los 6,000 enfermos", dijo el experto.

Los datos oficiales desde el inicio de la pandemia son cuestionados por parte de la población, con reclamos de que el verdadero número de contagios no se reporta de la manera adecuada por las instituciones médicas.

Siete migrantes cubanos detenidos en México

Migrantes capturados por la Guardia Nacional de México

Siete migrantes cubanos fueron detenidos en el punto de control del Centro de Atención Integral al Tránsito Fronterizo (CAITF) en Huixtla, estado de Chiapas, cuando se trasladaban de manera irregular dentro de un tráiler, según informó el Instituto Nacional de Migración de México.

La entidad reveló el jueves, en su cuenta de Facebook, que la Guardia Nacional mexicana localizó, entre el 18 y el 19 de enero, a 15 indocumentados provenientes de Guatemala y Cuba.

La información indica que que todos viajaban "ocultos en la cabina de un tráiler y una camioneta".

En un primer operativo fueron descubiertos ocho guatemaltecos que viajaban hacinados en el asiento trasero de una camioneta, con vidrios totalmente polarizados.

Mientras que en el segundo operativo encontraron a los migrantes cubanos "ocultos en el dormitorio del chofer del tráiler".

El reporte no ofrece mayor detalle sobre los siete migrantes cubanos y sobre su destino bajo custodia de las autoridades mexicanas.

FOTOGALERÍA: Los juicios del #11JCuba

Cuba entre los 50 países donde más se persigue a los cristianos en el mundo

El pastor Yoel Demetrio, líder de la Iglesia Misionera de Cuba, ora junto a miembros de su congregación. (Facebook)

Cuba ocupa el lugar 37 en la Lista mundial de vigilancia 2022 de Open Doors (Puertas Abiertas), el informe que la organización internacional dedica cada año al asedio contra los cristianos en el mundo, y que enumera a los 50 países donde la situación es más peligrosa.

“Desde el año 2012, Cuba no entraba a la lista implementada por Open Doors, con décadas de trabajo monitoreando la violencia contra creyentes de fe cristiana, desde católicos hasta protestantes en sus más diversas expresiones”, explicó el escritor y periodista Yoe Suárez, especializado en libertad religiosa en Cuba.

“Se han evaluado varios parámetros, como es el acceso de los creyentes a medios de comunicación, lo cual está vedado en Cuba, no sólo para los creyentes”, apuntó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00

“Además, se han tenido en cuenta los arrestos, la demolición de templos y otros ataques contra Iglesias y este año, igual que en anteriores, se ha visto la imposibilidad de los creyentes de construir nuevos lugares de culto, incluso de reparar a aquellos que ya tenían”, puntualizó el comunicador de filiación evangelista.

La investigación subraya el incremento de la violencia en la Isla contra los cristianos y califica de “muy alta” la persecución a los feligreses y sus líderes, a los que considera como sus antagonistas.

“El régimen considera como opositores, a las iglesias, ve en ella una de las principales amenazas, incluso más letal que la de los propios grupos de oposición tradicionales”, acotó el pastor cubano residente en EEUU Mario Félix Lleonart, director del Instituto Patmos, que observa y documenta el comportamiento religioso en la Isla.

“El sistema no se fía ni de las iglesias que no tienen reconocimiento legal, ni de las que lo tienen. Porque sabe por experiencia que, en Polonia, la Iglesia Católica o, en Rumanía, las confesiones protestantes y ortodoxas, desempeñaron un importante papel en la caída final de esos regímenes totalitarios y comunistas de Europa del Este”, expuso Lleonart.

“La mayoría de las asociaciones religiosas que actualmente están registradas, lo están porque ya existían antes de 1959 y, a cuentagotas, se ha permitido legalizarse otras, pero velando que sean afines al régimen, o que no representen una especie de competencia en el plano ideológico para el Partido Comunista de Cuba y demás organizaciones asociadas”, indicó, por su parte, Suárez.

“Y a las organizaciones religiosas que no están inscritas en el Registro de Asociaciones les pasa lo peor: hay detenciones de pastores: un pastor preso de la Iglesia Monte de Sión, en la provincia de Santiago de Cuba; el pastor Lorenzo Rosales, que salió a acompañar al pueblo de Palma Soriano, el 11 de julio, durante las protestas contra el socialismo en esa localidad oriental”, dijo.

Entre los principales motores de acoso, la entidad con sede en California indica la paranoia dictatorial, la opresión comunista y la intolerancia secular que ejercen su coacción por medio de los funcionarios estatales y del partido y grupos de presión, incluidas las turbas.

La recopilación enfatiza en el incremento del control por parte del gobierno autoritario, señalando que ha utilizado las restricciones impuestas por la pandemia para debilitar a los colectivos cristianos en varias provincias.

“La pandemia le dio a la dictadura la excusa total para reprimir a las iglesias. La dictadura aprovechó por todas las vías para intentarse limitar a la Iglesia y, en muchos aspectos una iglesia pujante, con un enorme crecimiento pero que se frenó, drásticamente, por la llegada de la pandemia esgrimida para reprimir. Y, juntándose a esto, el proceso llamado ordenamiento o reordenamiento, que vino también a unirse a esa fórmula letal para intentar también asfixiar, desde el punto de vista económico, a las iglesias”, agregó el reverendo, asentado en Washington, DC.

La exposición de Open Doors denuncia que, durante la crisis de COVID-19, “muchos líderes de la iglesia organizaron la distribución de suministros básicos y ayuda de emergencia” a los barrios más pobres. Los que no pertenecen al Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) fueron, muchas veces, “estorbados por las autoridades y amenazados de arresto por tales actividades”.

“Hubo varios pastores detenidos durante el año por el 11 J. Pero también por otras cuestiones, por ejemplo, el pastor Alain Toledano, por oficiar cultos cuando ya había cierta permisibilidad por parte del régimen para determinadas actividades que le eran vitales a la economía o afines ideológicamente”, coincidió Suárez.

La ONG fundamenta el sitio ocupado por Cuba en su ranking mundial con ejemplos de violaciones de derechos a religiosos en el período de 2021, como es la agresión a pedradas contra la casa pastoral de la Iglesia Misionera, encabezada por Yoel Demetrio, que pertenece al Movimiento Apostólico, una red de iglesias evangélicas que el Estado se niega a legalizar.

Asimismo, el documento, basado en el período comprendido entre noviembre de 2020 a septiembre de 2021, resalta que, ante el creciente descontento de la población y las violaciones de los derechos humanos contra los críticos del gobierno, cada vez menos representantes de la Iglesia católica y evangélica guardan silencio y que la crisis ha llevado a una mayor unidad entre las diferentes comunidades cristianas.

Los principios fundamentales de la fe cristiana contradicen los métodos totalitarios y represivos utilizados por el régimen para mantenerse en el poder. Por lo tanto, la libertad religiosa es limitada, especialmente, cuando los cristianos desafían al partido gobernante hablando y cuestionando la ideología del sistema, afirma el informe.

“La verdad es que es muy triste que Cuba esté en una lista de este tipo. Sin embargo, es reconfortante saber que el trabajo de visibilización sobre la represión que hay contra la libertad religiosa ha sido escuchado por instituciones tan prestigiosas como Open Doors. De hecho, hay un montón de información ofrecida por grupos de la sociedad civil y por la prensa independiente”, afirmó el joven autor.

Radio Martí intentó contactar en varias ocasiones a Open Doors sin obtener respuesta.

Cargar más

XS
SM
MD
LG