Enlaces de accesibilidad

Economía

Periodista afirma que régimen cubano mantiene multimillonaria deuda con Argentina

Cuba afirma que hizo pagos millonarios de su deuda externa

Un hecho desconocido por la opinión pública internacional, es la gran deuda que el régimen cubano mantiene con la República Argentina desde la década de los setenta.

En entrevista con nuestro corresponsal en Buenos Aires, Carlos Cabana Cal, el periodista argentino Horacio Daniel Rodríguez, quien como profesional firma con el seudónimo 'Daniel Lupa', ha investigado el tema y dijo que la deuda en cuestión se remonta al año 1974 cuando gobernaba en Argentina el presidente Héctor Cámpora, gobierno que según el autor, "fue muy beneficioso para la actividad guerrillera, para los montoneros y para el ERP" (Ejercito Revolucionario del Pueblo).

Daniel Lupa narra que el monto ascendía, para aquella época, a 5 mil 800 millones de dólares americanos por la venta de automóviles, productos químicos y en menor proporción, trigo.

Al finalizar el periodo presidencial del presidente Cámpora en 1976, los intereses ya habían incrementado el monto de la deuda a unos 6 mil 700 millones de dólares estadounidenses.

Expresa el periodista que (el régimen de) Cuba no había pagado ni un centavo, pese a que las ventas eran al contado. "Eso, andando el tiempo, se convirtió en una deuda de 7 mil 500 millones de dólares" agregó Lupa.

En la actualidad el cálculo de esa deuda del régimen de la isla con Argentina, dice Daniel Lupa, es eludido por el actual gobierno de turno en esa nación del Cono Sur, al que describe como "en la onda y simpatía del gobierno venezolano y del de Cuba".

Daniel Lupa concluye expresando que el monto, actualmente, podría llegar a los 8 mil millones de dólares, a pesar de no existir una estimación oficial, aunque afirma que la deuda de Cuba significa entre el 10% y el 14% de la deuda externa consolidada de Argentina.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:42 0:00



Vea todas las noticias de hoy

En busca de solución inmediata a carencias, Cuba permitirá inversiones en sector privado

Una mujer parada junto a dos señales de negocios privados en Cuba.

Funcionarios cubanos anunciaron el lunes que se autorizará la operación de empresas mixtas de capital extranjero en el comercio minorista y hasta completamente privadas para mayoristas, un giro en la postura de fuerte centralización del Estado en un momento en que las autoridades no han logrado revertir el desabastecimiento que vive el país.

"Buscamos que estas medidas tengan una incidencia inmediata en los problemas de desabastecimiento y contribuyan a mejorar las ofertas en las tiendas en MLC (dólares) y en moneda nacional", explicó la viceministra primera de Comercio Exterior, Ana Teresita González, durante una presentación especial en la televisión nacional en la noche.

González indicó que el gobierno conseguirá socios foráneos que puedan hacer funcionar y surtir cientos de tiendas hoy completamente vacías, luego de que la crisis ocasionara una carencia de alimentos, productos de aseo y primera necesidad que antes se importaban en su mayor parte, pero ahora están inaccesibles por falta de moneda fuerte en las arcas del país.

Las funcionarias indicaron que se flexibilizará la política y que el mercado minorista podrá tener de gestores a socios extranjeros para conformarse como empresas mixtas

González y la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz, reiteraron una y otra vez que las medidas de flexibilidad no significarán un abandono de la política monopólica de control estatal que la isla ha seguido en las últimas seis décadas en el marco de su modelo socialista.

Cuba nunca tuvo un mercado de consumo muy amplio, pero se cubrían los renglones básicos gracias a una factura de importación, sobre todo de alimentos, que ronda los 2.000 millones de dólares anuales.

En los últimos años el Estado descuidó la producción nacional de ciertos bienes y en lugar de ello prefirió importarlos, enfocándose en la recaudación de monedas fuertes gracias al turismo y algunas exportaciones de servicios.

Además se buscarán socios que prefinancien a productores nacionales con el fin de que se conviertan en suministradores internos


Cuba cuenta con una libreta de abastecimiento que se entrega a cada ciudadano desde su nacimiento, y en ella se le otorga leche, huevos, café, pequeñas porciones de carne, azúcar, arroz, frijoles y pasta de dientes, entre otros productos altamente subsidiados, pero las cantidades fueron disminuyendo, obligando a las familias a acudir a las llamadas tiendas en MLC —moneda libremente convertible_, en las que los precios equivalen a dólares. Hasta ahora el Estado es el único dueño de estos establecimientos.

Las funcionarias indicaron que se flexibilizará la política y que el mercado minorista podrá tener de gestores a socios extranjeros para conformarse como empresas mixtas.

Igualmente se permitirá que estos inversores foráneos operen en la modalidad de compañías completamente privadas para los mercados mayoristas, una necesidad cada vez más acuciante para miles de emprendedores que abrieron negocios particulares, como por ejemplo restaurantes y casas de alojamiento, al calor de una paulatina apertura económica a la iniciativa privada en la última década.

Ni González ni Díaz dijeron si ya se había realizado algún tipo de gestión con alguna cadena extranjera.

Además se buscarán socios que prefinancien a productores nacionales con el fin de que se conviertan en suministradores internos, y aunque se mantendrá el esquema del Estado como monopolio para el comercio exterior, se autorizará a algunas de las flamantes pequeñas empresas privadas cubanas —por ejemplo de informática— a exportar de manera directa de forma excepcional.

Experto analiza retos de empresas privadas en Cuba

Los permisos para crear mipymes incluyen actividades vinculadas al hospedaje, los servicios de belleza, producción de alimentos, proyectos de desarrollo local, manufactura, informática, actividades logísticas y de transporte, entre otras.

Cuba aprobó esta semana 180 nuevas micro, pequeñas y medianas empresas privadas (MIPYMES). Con estas suman 4.651 las empresas que han recibido la autorización del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) tras más de 50 años prohibidas.

“Lo cierto es que estas empresas privadas nacionales se enfrentan a un elevado proceso inflacionario y, dicho sea de paso, un proceso inflacionario inducido por parte de las autoridades cubanas, que ahora han colocado una tasa de 120 pesos cubanos para la compra de divisas, por parte del sistema bancario y financiero en la Isla, aplicando un 2% de margen comercial para todas las divisas y específicamente en el caso del dólar un 8 por ciento”, indicó el asesor de emprendimientos, Angel Marcelo Rodríguez Pita, desde La Habana.

“Se enfrentan, también, a la inexistencia del mercado mayorista y tienen que importar la mayoría de los insumos y materias primas con los cuales se van a desenvolver dentro del mercado interno”, comentó.

De la cifra total, 4.544 son privadas, 51 estatales y 56 son cooperativas. El 53% son transformaciones de negocios que ya existían y el 47% son nuevos emprendimientos.

“Hay otros elementos como el tema del control de las divisas en el mercado que ejerce el sistema bancario y que ese sistema bancario está atado también al grupo GAESA. Puedo recordar que la empresa REDSA pertenece a ese grupo empresarial que está en manos de las Fuerzas Armadas”, apuntó el especialista.

GAESA (Grupo de Administración Empresarial, SA) es la entidad más poderosa económicamente de Cuba porque controla las empresas más importantes del país.

Según el MEP, las mipymes admitidas podrán generar 79.641 nuevos puestos de trabajo.

Los permisos para crear mipymes y cooperativas incluyen actividades vinculadas con el hospedaje, los servicios de belleza y a edificios e instalaciones industriales, producción de alimentos, proyectos de desarrollo local, manufactura, informática, actividades logísticas y de transporte, entre otras.

“Otros aspectos para un análisis mayor y entender claramente el fenómeno, son las cuestiones concernientes a los procesos de relación con la inversión extranjera. Y ojo aquí, el gobierno cubano ha dicho en la Asamblea Nacional, por boca del Ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera Rodrigo Malmierca, que se hará una reforma de la Ley 118 de 2014 sobre la inversión extranjera y por tanto se va a dar posibilidad a la creación de sociedades anónimas que contengan participación, tanto del sector privado nacional como de los inversores extranjeros”, señaló Rodríguez Pita.

Gobierno cubano intenta competir con el mercado negro en divisas: ofrece 120 CUP x 1 dólar

Un hombre muestra su billetera con dólares estadounidenses y pesos cubanos en una calle de La Habana. (YAMIL LAGE/AFP/Archivo)

El Gobierno de Cuba comprará a partir del jueves el dólar estadounidense en efectivo a personas naturales y pequeñas empresas privadas a un cambio de 120 pesos moneda nacional (cup) por billete verde, cinco veces mayor que la tasa oficial.

La medida no solo aplicará con la moneda de Estados Unidos sino con otras divisas. Estas también serán adquiridas a tasas superiores a las oficiales. En el caso del euro, la compra se situará en torno a los 122 cup por billete, un cambio que quintuplica a la tasa actual de 24,42.

Esta iniciativa es un "paso fundamental" para que, en el futuro, el Estado implemente un mercado cambiario de divisas en el que también pueda ofertar monedas extranjeras, señaló este miércoles el ministro de Economía, Alejandro Gil, durante una intervención en la televisión estatal.


De igual forma, la ministra presidenta del Banco Central de Cuba, Marta Wilson, aclaró que se aplicará una "margen comercial de compra" que ubicará el intercambio final en ventanilla en los 110 cup por dólar.

En ese mismo sentido, aclaró que los cubanos que cuentan con tarjetas en MLC -una moneda virtual con respaldo en divisas y que puede recibir transferencias desde el extranjero- también pueden realizar estas operaciones.

El titular de Economía agregó que con que esto se buscará "recuperar la capacidad de compra del salario en peso cubano", llegar a un "tipo de cambio único" y atacar "el principal problema de la economía cubana, que es la falta de divisas".

El economista cubano Pedro Monreal calculó recientemente que la tasa de equilibro del tipo de cambio -una estimación con base en variables macroeconómicas- estaría este año en los 82 cup por dólar, según explicó en su blog “El Estado como tal”

Gil no aclaró cuándo será que el Gobierno comience a ofertar moneda foránea pero sí aclaró que esto ocurrirá cuando "existan condiciones de compra y de venta".

De esta forma, el Gobierno insular busca corregir la disparidad entre el cambio oficial de 24 pesos cubanos por dólar y los más de 110 con los que se adquiere el billete verde en el mercado informal.

El también viceprimer ministro hizo hincapié en que no se podrá implementar una compra y venta de dólares con la tasa de 24 a 1 “porque requiere de una cantidad de divisas de las que el país no dispone".

Además, apuntó que esta acción será una suerte de "incentivo" para que nacionales y extranjeros vendan sus divisas directamente al Estado y no en el mercado informal, en donde hasta ahora encontraban una oferta mucho más atractiva.

“El objetivo estratégico es que operemos la economía en moneda nacional pero con (...) capacidad de compra real”, agregó Gil.

La compra estará disponible en aeropuertos, hoteles, bancos y las casas de cambio estatales, según aclaró el titular de Economía.

"Hay un incentivo a cambiar esas divisas en el mercado informal", admitió Gil, quien agregó que “hay un nivel de divisas que está entrando en el país que no está siendo captado por el sistema bancario nacional”.

El dólar se había apreciado de forma progresiva desde que su cambio oficial se unificó en los 24 a 1 en enero de 2021, como parte de una amplia y controvertida reforma económica denominada Tarea ordenamiento.

El economista cubano Pedro Monreal calculó recientemente que la tasa de equilibro del tipo de cambio -una estimación con base en variables macroeconómicas- estaría este año en los 82 cup por dólar, según explicó en su blog “El Estado como tal”.

Desplome de producción agrícola en Cuba es "un problema de sistema", no un trance coyuntural, concluyen expertos

Un campesino de Jiguaní, Granma. Foto tomada en 2018. YAMIL LAGE / AFP

La agricultura cubana ya estaba en crisis desde antes de la pandemia, aseguran expertos entrevistados por Radio Televisión Martí que coinciden con un análisis sobre el tema publicado en Twitter por el economista y profesor universitario Pedro Monreal.

“Los datos oficiales confirman una aguda crisis agrícola en Cuba, agudizada durante la pandemia, pero anterior a esta, la caída de dos de las principales categorías -viandas y hortalizas- había comenzado en el año 2018. No es un simple trance coyuntural que se resuelve con listas de medidas”, comentó Monreal.


El también economista Elías Amor Bravo, asegura que el sector agropecuario está estancado.

“La caída de la agricultura cubana no es un fenómeno del último año provocado por la pandemia, realmente arranca desde el año 2017, y así, por ejemplo, en el periodo del 17 al 21, las producciones de viadas caen en un 25,08, las hortalizas un 31 %, la producción de malanga cae un 53 %, la cebolla un 50 % y el tomate el 45,07.

Agricultura en Cuba ya estaba en crisis desde antes de la pandemia
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00


Un panorama igualmente devastador se da en el caso del arroz, con un 44 % de caída, el maíz un 36,1, los frijoles un 56,4 y los cítricos, enormemente afectados caen un 62,5 %.

Ese desplome continuo de la producción agraria es lo que explica las notables dificultades que tienen los cubanos para conseguir alimentarse, explicó el analista.

Todos los planes estatales en el agro han fracasado, advierte desde Mayarí el biólogo y experto agrícola Osmel Ramírez Álvarez.

“Evidentemente las 63 medidas, y todo lo que se hizo anteriormente no ha funcionado y no va a funcionar. La agricultura cubana, así como toda la economía, lleva obligatoriamente una transformación de verdad, no una transformación de esa manera maquillada que han querido hacer. Las 63 medidas nunca tuvieron posibilidades de levantar la economía en Cuba”, enfatizó.

En Pinar del Río, el líder de la Liga de Campesinos Independientes de Cuba, Esteban Ajete Abascal, afirmó que en esa zona del occidente del país la situación no ha mejorado en décadas.

"Nunca hemos logrado salir del periodo especial. La situación se agudiza cada día más porque esto no tiene cambios, es un problema de sistema, no es un problema de momento”, dijo.

Desde Songo la Maya, en la provincia Santiago de Cuba, el campesino Alcibiades Silva, lamenta la profunda crisis en que se ha hundido el sector agrícola.

“Los trabajadores en el sector de la agricultura han tenido que abandonarla. Esta era una zona cafetalera y cañera de primera, todo aquello quedó en el olvido y así están las cosas”, concluyó.

Cuba a la caza de inversiones extranjeras, ahora en negocios privados

Un empleado del restaurante privado San Cristóbal de La Habana pinta un candelabro. (AP/Ismael Francisco/Archivo)

El gobierno cubano estudia la posibilidad de permitir la intervención de capital extranjero en los negocios de particulares, según declaraciones este miércoles del ministro de Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras, Rodrigo Malmierca, quien aseguró que, a corto plazo, podrían empezar los primeros experimentos al respecto.

En reunión sostenida con la comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Malmierca señaló que la apuesta actual va dirigida a, preferiblemente, fomentar la cantidad inversiones foráneas de bajo costo con “la aspiración de concretar negocios que contribuyan al desarrollo municipal”, subraya un reporte de la agencia estatal Prensa Latina.

Malmierca se refirió también a los riesgos que corren quienes deciden invertir en la isla, a lo cual se une la importancia vital de “ciertos negocios”, que el ministro no especifica, para los cuales, el gobierno estudia la concesión de “garantías soberanas” en algunos aspectos que resultan vitales para el país.

Hasta el momento, afirmó el ministro, 57 proyectos que implican un capital de cinco mil millones de dólares están en vías de negociación y pudieran entrar en función en el período de un año.

Emprendedores cubanos han expresado sus opiniones respecto al tema de las inversiones extranjeras en los negocios privados, sector al que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ofreció en mayo pasado incrementar el apoyo.

El cuentapropista y podcaster isleño Camilo Condis manifestó entonces a Radio Martí: “No se puede perder de perspectiva la realidad, y es que el hecho de que estas medidas sean aprobadas en los Estados Unidos, no garantiza que puedan ser ejecutadas en Cuba. Nosotros no tenemos ninguna ley en el país que, actualmente, nos permita, como empresarios, acceder a microcréditos o acceder a un inversionista extranjero que pueda invertir en nuestras empresas. Por lo tanto, la bola está en la cancha del gobierno cubano”.

El sociólogo y asesor de emprendimiento Ángel Marcelo Rodríguez Pita advirtió en marzo pasado que la falta de garantías por parte del gobierno a los inversores y la incertidumbre sobre su futuro, son algunas de las razones que han llevado a una disminución del cuentapropismo en la isla.

“Es muy riesgoso para una persona invertir dentro del escenario cubano, la mayoría de los emprendedores nacionales tienen temor debido a la falta de un mercado mayorista. No existen todas las garantías, no hay zonas especiales de desarrollo funcionando realmente, no existe la alianza público-privada. También tenemos problemas con el acceso a créditos bancarios y está disminuyendo la inversión del sector privado nacional. La mayoría de las personas, la opción que toman es vender sus propiedades y marcharse de Cuba”, aseguró el experto.

Cargar más

XS
SM
MD
LG