Enlaces de accesibilidad

Cuba

Paquito D’Rivera: Irakere nació contra la voluntad de las autoridades cubanas

El grupo Irakere con Dizzy Gillespie (chaqueta a cuadros) y otros músicos estadounidenses.

Al cumplirse 45 años de la fundación de Irakere, el saxofonista cubano Paquito D’Rivera recuerda que el legendario grupo se fundó no gracias, sino a pesar de la negativa de las autoridades cubanas.

“Cuando se echó a andar Irakere todavía nosotros trabajábamos en la Orquesta de Música Moderna, y había una negativa muy grande de parte de lo que era el Consejo Nacional de Cultura de que hiciéramos ese grupo, porque decían que había demasiados jazzistas”, explica D’Rivera, también compositor y director de orquesta. “Cuando eso todavía no había festivales [de jazz], esa era la música imperialista”.

Al mismo tiempo, el ganador de más de una decena de premios Grammy y Grammy Latino asegura que los fundadores y primeros integrantes de Irakere no tenían idea entonces de la magnitud de lo que estaban haciendo.

“Sabíamos que era un grupo de buenos músicos cubanos, gente con una formación de jazz y una formación clásica, Oscarito [Valdés] era un excelente percusionista, pero nunca supimos que iba a ser la clase de bomba que fue eso”, confiesa D’Rivera entrevistado en el programa La Revista de la Noche de Radio y TV Martí.

“No porque yo esté ahí, pero existe un antes y un después de Irakere, de eso no hay dudas, igual que existe un antes y un después de [Juan] Formell, salvando las distancias”, comenta D’Rivera. “Formell nunca fue un virtuoso de su instrumento, pero fue un visionario. Irakere fue una cosa absolutamente única: como Irakere no hubo nada, ni antes ni después. No estoy diciendo mejor ni peor: diferente”.

El creador y director de Irakere, el pianista y compositor Chucho Valdés, fija la fecha de nacimiento del grupo el 25 de abril de 1973 con un concierto en Santiago de Cuba.

“Eso es lo que los americanos llaman “old wine, new bottles”, “vino viejo, botellas nuevas”, comenta D’Rivera, “porque hacía muchos años que ya veníamos trabajando juntos, desde el Teatro Musical de La Habana con Alfonso Arau, que lo fundó en el antiguo Cine Alcázar, y después en la Orquesta de Música Moderna”.

Paquito D'Rivera
Paquito D'Rivera

D’Rivera recuerda el concierto de Santiago de Cuba, y recuerda también que antes –todo indica que en 1972-- Chucho y Oscar Valdés se reunieron con él en el parque habanero frente al Teatro Amadeo Roldán y le contaron cómo iban a hacer las cosas.

“Me dijeron: “Mira, vamos a hacer un grupo así y así, pero no podemos poner la palabra jazz por ningún lado, porque no vamos a poder salir de aquí nunca”, cuenta D’Rivera. “Y les digo: “¿Y entonces qué voy a hacer yo, porque eso es lo que toco yo?”. Y me dijeron: “Tú sigue tocando lo mismo y nosotros lo vamos a rodear de tambores africanos y de cosas… Esta gente tiene el oído cuadra’o, ellos no se van a enterar; si tú tocas música china, ellos no se van a enterar”.

Entrevistado por Radamés Giro (“La dinastía de los Valdés”), Oscar Valdés contó que Chucho y él sostuvieron esa conversación en un muro del Teatro Amadeo Roldán y de allí fueron en moto a visitar a D’Rivera para invitarlo a unirse al grupo.

A fin de cuentas, bromea el saxofonista, Irakere sale de un “trío de sopa”, el tipo de grupo que se hace para presentarse en restaurantes y que te paguen con la comida.

“Teníamos un trío de sopa que eran Chucho Valdés con un piano eléctrico que consiguió Oscarito [Valdés], Oscar en la percusión, que no cantaba cuando eso, y Carlitos del Puerto --que ahora vive en Finlandia-- en el bajo”, explica D’Rivera. “Y de ahí surgió la idea de hacer un grupo bailable, para viajar. A mí no me gustaba la idea porque no me gusta tocar música bailable para vivir, no es el tipo de cosa que me gusta hacer, pero ellos armaron ese grupo y me llamaron… Nosotros no sabíamos que se iba a armar un grupo de ese calibre, la verdad”.

D’Rivera no cree que se le deba considerar uno de los fundadores.

“Cuando yo entré ya tenía ese nombre, Irakere, que quiere decir bosque o vegetación en algún dialecto africano”, indica el saxofonista. “La persona que realmente formó ese grupo con Chucho no fui yo, no puedo darme crédito por eso. Fue Oscarito Valdés quien hizo toda la logística. Además, era una persona muy perseverante, y logró juntar toda esta gente y logró que nos soltaran de la Orquesta de Música Moderna y logró que me dieran el permiso a mí para viajar. Los pobres, se embarcaron todos porque después yo me quedé”.

Entrevista a Paquito D'Rivera
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:56 0:00

D’Rivera se refiere a su decisión de solicitar asilo político en la Embajada de Estados Unidos en Madrid en octubre de 1980.

¿Por qué había que darte permiso para viajar?

“Porque ya yo tenía mi fama de americanizante, de no gustarme aquello allí, mis padres ya vivían fuera hacía años”, responde D’Rivera. “Yo debo estar muy agradecido de Chucho y de Oscar; de que ellos, a pesar de todo, me dieron la bienvenida en el grupo en un momento en el que yo estaba en desgracia, esa es la verdad. Yo estaba dirigiendo la Orquesta de Música Moderna y entonces un tipo que se llamaba Julio Bidopia, que era el jefe de la Dirección Nacional de Música, me llamó a su oficina para mandarme a descansar. ¡Yo no sé quién le dijo que yo estaba cansado!”

Lo mandaron a descansar dos años, explica, por haber exigido que la Orquesta de Música Moderna, “una orquesta tan buena de música instrumental y jazz”, no siguiera siendo usada como acompañamiento para cantantes.

“Por eso”, insiste, “yo les estoy tan agradecido a Chucho y a Oscar Valdés, de haberme sacado de eso, a pesar de que a ellos les dijeron bien claro: “Señores, si ustedes incluyen a ese tipo en el grupo no van a viajar nunca”. Y la respuesta de Chucho y Oscarito fue: “Bueno, nosotros no hicimos este grupo no para viajar, sino por la música” (¡Que hipócritas, ja ja ja!)”

¿Qué fue lo que hizo de Irakere un laboratorio musical?

“Ahí se conjugaron muchísimos factores diversos, gente a las que les gustaba el jazz y también la música clásica, y la música cubana bailable. Y entonces había que meter todo eso en un solo potaje”.

¿Cómo pudieron ser cómplices tantos músicos todos estrellas en un mismo grupo?

“Eso es por la invención del aeroplano” [risas].

Hay que recordar que fue Paquito D’Rivera quien rescató del ostracismo en 1994 a Bebo Valdés, el padre de Chucho Valdés, con el disco Bebo Rides Again.

“Bebo era una persona muy querida, amigo de mi papá”, cuenta el saxofonista. “Ellos fueron novios de dos hermanas. Cuando fui la primera vez en 1981 con Dixie Gillespie a Estocolmo me lo encontré tocando en un restaurante. Era un restaurante muy elegante, no era ningún tugurio, pero era una pena ver a un tipo de ese calibre tocando “Abril en Portugal”, la “Guantanamera” y dos y tres boberías para los turistas. Y desde entonces yo me quedé con eso en la mente, un día hay que grabar al Bebo. Y cuando logré levantar agua y carbón llamé a este amigo de Messidor y le dije: “Mira Gortz [Worner], yo quiero grabar a Bebo Valdés”. Y me acuerdo de la frase de Gortz: “¿Y todavía eso anda por ahí?” Anda, y como anda. Maravilloso, el estilo único ese que tenía Bebo, tan delicado y tan elegante. Entonces lo grabamos, y Fernando Trueba se interesó y lo llevó a la pantalla, y eso le dio a Bebo, qué se yo, como 15 años más de vida hábil”.

También evoca su relación con el creador del llamado jazz latino, Mario Bauzá.

“Él fue como un ícono para nosotros”, asegura D’Rivera. “Las nuevas generaciones no lo conocían, pero yo crecí entre músicos y mi papá siempre hablaba del éxito que había tenido Mario. En el año 28 vino, vio Nueva York y se enamoró de la ciudad y del ambiente musical. Es verdad que cuando vinimos [la primera visita de Irakere a Nueva York] él siempre andaba con nosotros, y después yo me quedé con esa amistad, arreglé para su orquesta y le hacía arroz con frijoles en mi casa”.

Y comenta el episodio de hace dos años en la Casa Blanca, cuando le retiraron la invitación que ya le habían hecho para presentarse con Chucho Valdés y otros músicos.

“Ellos me querían dejar fuera, porque como estaban en esos días en la coquetería con el gobierno cubano”, comenta D’Rivera. “Después que me invitaron, me “desinvitaron”. Yo estaba pensando, por dignidad, quedarme callado y no decir nada. Pero luego dije: “Tú puedes creer que no, porque aquí el que paga los taxes[impuestos] soy yo”. Y les disparé una carta pa’llá que removió la… ¿Tú sabes qué tiempo duró? Media hora. A la media hora me dijo mi mujer [Brenda Feliciano]: “Oye, ya te invitaron otra vez”.

Vea todas las noticias de hoy

Seguridad del Estado violenta a los detenidos del 27N hasta fracturar el dedo a una de las víctimas

Alfredo Martínez, colaborador del diario Tremenda Nota.

El periodista del medio cubano Tremenda Nota, Alfredo Martínez, dijo que las autoridades le fracturaron el dedo el miércoles cuando detuvieron a miembros del 27N.

Martínez dijo a Radio Televisión Martí que la Seguridad del Estado actuó de manera violenta y que todos los detenidos que fueron liberados salieron con una “carta de advertencia de desorden público”.

En la guagua fue "muy violento" porque muchos de los que iban ahí fueron agredidos, "a mí me arrebataron el bolso", dijo Martínez.

“Fue muy desagradable, realmente todo lo que se vivió. Una de las muchachas, creo que se llama Celia, le obligaron a quitarse el vestido en la entrevista”, dijo el periodista.

Martínez dijo que nunca recibieron una respuesta por parte de los agentes para saber por qué estaban ahí. “Nosotros preguntábamos porque estábamos ahí, porque nos estaban procesando y no nos respondían, nos mandaban a callar”.

La Seguridad del Estado le fracturó el dedo a Alfredo Martínez
La Seguridad del Estado le fracturó el dedo a Alfredo Martínez

Exigen dimisión de Díaz-Canel, Alpidio Alonso y Fernando Rojas

El gobernante Miguel Díaz-Canel junto a Alpidio Alonso, ministro de Cultura.

La organización Feministas Cuba ha puesto una petición de firmas en la red para exigir la dimisión inmediata del ministro y el viceministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso y Fernando Rojas, y del dictador designado de la isla, Miguel Díaz-Canel Bermúdez "ante su incapacidad para dialogar con la ciudadanía que reclama pacíficamente el fin de la represión policial, la corrupción y el abuso de poder".

La agresión que protagonizaron los funcionarios del Ministerio de Cultura en contra de artistas e intelectuales "es inaceptable en cualquier circunstancia o país", dice la petición en Change.org.

El Ministerio de Cultura ha demostrado ser "un órgano más represor del Estado", no una institución "al servicio de la cultura y lxs creadores cubanxs".

¡¡¡¡Basta ya de mentiras y difamación!!!, proclama la carta pública.

"Reiteramos una vez más las demandas de la sociedad civil que se reunió el pasado 27 de noviembre fuera del Ministerio de Cultura y exigimos que sean atendidas", dice la misiva.

El texto íntegro de la petición:

"Hoy venimos una vez más, a insistir en el diálogo, pero también a exigir ser escuchados, a ejercitar nuestra libertad como ciudadanos, y a celebrar la unidad, la serenidad y la perseverancia que hemos mantenido alrededor de los sucesos del 27 de noviembre de 2020. En tal sentido, manifestamos que no renunciaremos a las demandas de aquella noche, y a las que posteriormente dimos a conocer en sucesivas declaraciones.

Exigimos nuestro derecho a tener derechos. El derecho a la libertad de creación, de expresión y asociación, al disenso y a las libertades políticas. Exigimos el respeto y reconocimiento del posicionamiento independiente, y que la sociedad civil -de la que somos parte- sea reconocida como interlocutor válido, sin exclusiones.

El cese del hostigamiento, la represión, la censura, el descrédito, la difamación, la violencia policial y el odio político, los actos de repudio, o cualquier otra forma de violencia lesiva a la dignidad de la persona humana.

Que los medios de comunicación oficiales pongan freno al discurso de odio, y que favorezcan condiciones propicias para la paz, el diálogo y el respeto a las personas, independientemente de sus convicciones políticas.

Seguiremos exigiendo que, tal y como se acordó la noche del 27N, se abra un canal de diálogo verdadero e inclusivo, entre instituciones y ciudadanos. Un diálogo respetuoso de las diferencias y que considere todos los matices de nuestra realidad, que deje las ideologías a un lado y se centre en Cuba y el bienestar de los cubanos.

Además, declaramos que nos mantendremos fieles al espíritu que nos llevó, nos animó y nos sostuvo el 27 de noviembre: La protesta cívica, pacífica, propositiva, abierta al diálogo y a la negociación con el diferente, desde una postura moderada y respetuosa, a la vez que comprometida con las libertades, los derechos y el bienestar de los cubanos todos.

Apostamos por una sociedad libre, inclusiva y democrática, en que quepamos todos. Y en esta hora de turbulencias para Cuba, hacemos una invitación a todos los cubanos a no ser indiferentes ante el sufrimiento y el dolor, a no ser apáticos ante la realidad que se nos ofrece como oportunidad para el cambio, a asumir las riendas de nuestras propias vidas y conquistar un futuro mejor para todos, a aportar lo que podamos --desde la fuerza de lo pequeño-- para que haya más derechos y libertades, más diálogo y reconciliación, más prosperidad y bienestar en nuestra nación," concluyen así las feministas isleñas.

Seguridad del Estado amenaza con entrar a la vivienda de Anyell Valdés Cruz

Anyell Valdés Cruz, madre soltera residente en Boyeros, La Habana.

El activista Adrián Rubio denunció por medio de un video en vivo que la Seguridad del Estado quiere desalojar la vivienda de la opositora Anyell Vadés Cruz, a pesar de que sus hijos están ahí.

Rubio le pidió a la Seguridad de Estado que no entraran porque había niños. “Están atentado contra el desarrollo físico y psicológico del menor”, dijo el activista.

“Nos van a atacar. Tenemos a niños aquí durmiendo. No somos acuartelados. No hemos hecho nada”, dijo Rubio.

El miembro del Movimiento San Isidro dijo que las personas que están dentro de la casa no van a salir a entregarse a la Seguridad del Estado. “La puerta está cerrada, todo está cerrado, nosotros no vamos a salir. Si ellos quieren sacarnos, pues que utilicen la fuerza”.

Anyell Valdés escribió en Facebook que uno de sus hijos tiene fiebre. “Nos quieren desalojar, tengo tres niños menores y uno con fiebre en estos momentos”, escribió la opositora.

“Seguridad del Estado, somos personas totalmente indefensas”, dijo Rubio.

La curadora de arte, Anamely Ramos, informó que una vecina de Valdés fue detenida por la Policía Política cuando fue a buscar azúcar en casa de la opositora.

Opositor pide a cubanos en la isla y el exilio movilizarse para hacer exigencias a Biden

Angel Moya Cortesía del autor

El expreso político Ángel Moya Acosta llamó a los exiliados cubanos a movilizarse para exigirle al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, "mano dura contra el régimen comunista de Cuba".

El llamado, declaró Moya Acosta a Radio Televisión Martí, "también va dirigido a los que dentro de la isla militan en diferentes partidos y organizaciones opositoras".

Declaraciones de Angel Moya Acosta
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:41 0:00

"Es importante que los exiliados cubanos, ya sean demócratas o republicanos, exijan a la administración Biden que cualquier entendimiento con el régimen comunista de Cuba debe estar condicionado a determinadas exigencias", declaró.

Entre los condicionamientos que el opositor cree deben tenerse en cuenta, enumeró la libertad de los presos políticos "sin condiciones", el cese de la represión "política y social", así como elecciones libres y plurales "donde haya garantía a la integridad física y moral de los opositores", agregó.

Moya Acosta insistió en lo importante de "que Biden vea y sienta un exilio movilizado" y a un pueblo que dentro de la isla transita entorno a la necesidad de un cambio.

"La lucha contra el régimen comunista de Cuba, es responsabilidad de todos y es el punto común", recordó el opositor.

También su llamado fue expuesto en las redes sociales donde contó, de inmediato, con el respaldo del expreso político cubano Miguel Sigler Amaya, que desde Miami escribió:

"Moya mi hermano así se habla. El mundo es una cadena y no puede haber un solo eslabón suelto, porque todos dependemos y necesitamos los unos hacia los otros, no podemos navegar en contra de la corriente porque según el rumbo que se dirija el mundo pudiera perjudicar nuestra lucha o beneficiarnos. Por ello nuestro deber es estar pendiente de lo que ocurra y emitir el derecho a dar nuestras opiniones e ideas del lado correcto de la historia", opinó.

Moya Acosta recordó que Estados Unidos ha sido un aliado de muchos años de los demócratas cubanos.

"Para que escuchen nuestras voces tenemos que estar unidos más allá de las posiciones a favor o en contra del actual y del anterior presidente", concluyó.

Recientemente, el senador Marco Rubio, republicano por la Florida, expresó su gran preocupación de que la administración Biden regrese a las políticas de Barack Obama hacia Cuba.

Rubio dijo que hará todo lo posible para impedir cualquier nombramiento de individuos en el senado que estén a favor de ese tipo de decisiones.

Al borde del colapso hospitales cubanos, alertan médicos desde la isla

El Hospital Clínico Quirúrgico Lucía Íñiguez Landín atiende a pacientes de COVID-19 en la ciudad de Holguín. (Captura de imagen/Radio Angulo)

Los hospitales cubanos enfrentan problemas estructurales y un marcado deterioro en medio del rebrote de COVID-19 que sumó este miércoles la cifra récord de 825 nuevos casos y cuatro fallecidos.

Las limitaciones incluyen la falta de higiene y agua, el hacinamiento en extremo, la pésima alimentación, la escasez de medicamentos y utensilios médicos, además de limitaciones para acceder a la prueba PCR, dijeron desde la isla médicos entrevistados por Radio Televisión Martí.

Al borde del colapso situación en hospitales cubanos
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:14 0:00

La situación va rumbo al colapso total, alertó el Doctor Alejandro Raúl Pupo Casas, quien ejerció hasta el pasado mes de septiembre en el hospital Ernesto Guevara de la Serna, en Las Tunas.

“La infraestructura de los hospitales no admite una gran cantidad de pacientes y las salas nunca estuvieron preparadas para enfrentar un alza de los casos como la que está habiendo. Hay un faltante de guantes, de jeringas y hasta el algodón para inyecciones”, dijo el galeno.

En las instalaciones hospitalarias de la ciudad de Manzanillo, provincia de Granma, se están violando los protocolos por negligencia y falta de condiciones, señaló el doctor Santiago Márquez Frías.

“Hay violaciones del protocolo porque el problema es que hay hacinamiento, los pacientes que tienen que acudir al hospital porque presentan otra enfermedad corren el riesgo de contagiarse. Hay un faltante importante de reactivos, antibióticos y además faltan los productos para la desinfección”, apuntó el doctor Márquez.

El médico primario Roberto Serrano, en Songo la Maya, Santiago de Cuba, destaca que hay mucha acumulación de pacientes en las salas, donde no se respeta el distanciamiento social, que enfrentan malas condiciones y problemas con la alimentación.

“Son salas donde puede haber hasta 16 camas e incluso más y donde muchas veces hay solo un baño para una sala completa, y la alimentación es tan mala, que se rompe por esta vía los protocolos. Dios tiene que poner su mano, porque a nosotros, esto se nos ha ido totalmente de la mano”, afirmó Serrano.

Ramón Zamora, quien es traumatólogo, cuenta que hay varias embarazadas aisladas en este momento en el Hospital Materno 8 de Marzo, en la ciudad de Holguín, porque el personal de esa institución violó lo establecido al permitir el ingreso de una paciente que había sido contagiada por su esposo.

“No se siguieron los protocolos y medidas establecidas para prevenir cualquier tipo de posibilidad de riesgo de contagio del resto de las embarazadas que compartían en la misma sala”, comentó Zamora.

Desde Palma Soriano, la enfermera Niurka Carmona, que está aislada junto a su esposo bajo sospecha, tras haber tenido contacto con un contagiado, comenta que lleva seis días y no le han practicado el PCR.

“Me llamó una compañera de Higiene y Epidemiología y me dijo que si no teníamos sintomatología no se nos practicarían el PCR, relató.

La enfermera dijo que en la ciudad de Santiago de Cuba el hospital Ambrosio Grillo ya colapsó por el número de casos, y en el hospital infantil, conocido como La Colonia, hay niños sentados con falta de aire y estado febril y no tienen camas”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG