Enlaces de accesibilidad

Cuba

Padura: “mis personajes podrían conformar un collage del desencanto”

Si los premios demuestran su rigor por el nombre de quienes lo merecen, el “Roger Caillois” no será un trofeo más en sus vitrinas: escritores como Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, José Donoso y Adolfo Bioy Casares han puesto la parada bien alta, no solo para Leonardo Padura, primer cubano en recibirlo, sino para cualquier soñador de ficciones.

Leonardo Padura acaba de ganar el Premio “Roger Caillois”. Los amantes de la literatura universal recibimos la noticia con una mezcla de satisfacción (casi personal) y asombro injustificado: desde hace mucho Leonardo Padura rebasó las fronteras de eso que algunos llaman literatura cubana, y se convirtió en un narrador imprescindible del panorama libresco actual.

Si los premios demuestran su rigor por el nombre de quienes lo merecen, el “Roger Caillois” no será un trofeo más en sus vitrinas: escritores como Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, José Donoso y Adolfo Bioy Casares han puesto la parada bien alta, no solo para Leonardo Padura, primer cubano en recibirlo, sino para cualquier soñador de ficciones.

Poco antes de salir de Cuba, Padura me recibió en su ventilada casa de Mantilla, donde la armonía entre plantas y mascotas (Padura, como el Ramón Mercader que radiografía en su novela, también ama a los perros) es casi material, casi palpable, y dedicó unas dos horas de entrevista a responder mis curiosidades de lector-periodista que jamás dejó de verlo como una rara avis de la intelectualidad cubana: un forajido de los círculos editoriales y de poder, un escritor verdaderamente independiente en un país donde la independencia suena a mala palabra.

Pienso en Leonardo Padura en este instante, en su renombre creciente, y en la suerte de tener intelectuales comprometidos, ante todo, con la causa de su honestidad creativa. No puedo dejar de evocar algunos fragmentos de aquella conversación celosamente grabada donde además de su obra de ficción, también la realidad que la condicionaba fue tema central entre nosotros:

-Siempre me ha dado la impresión de que Leonardo Padura vive en una especie de diáspora dentro de su propio país. En eso que algunos llaman el insilio. Jamás lo he visto como jurado de concursos nacionales, jamás como invitado especial a Ferias del Libro en Cuba, jamás impartiendo conferencias o incluso con presencia en los medios de comunicación. ¿A qué se debe esto?

Mira, yo he tratado de establecer un perímetro de privacidad y de espacio para mi trabajo. Pero además he sido especialmente selectivo con la vida literaria cubana porque primero no me complacen muchas formas en que esta se desenvuelve, y sobre todo, porque creo que no me aporta nada, como escritor, participar en ella. Aunque pueda sonar demasiado duro.

Yo soy receptivo con las invitaciones que me hacen las bibliotecas, por ejemplo, porque respeto el trabajo de esas personas y la necesidad que tienen de los lectores de cercanías con un determinado autor.

Pero con las Ferias del Libro, lo mismo en Cuba que en el exterior, me pasa que las veo como espectáculos bien comerciales, incluso bien políticos, de los que no me interesa formar parte.

De hecho, si frecuentemente concedo entrevistas es porque no me gusta decirles que no a los periodistas. Yo también he sido periodista y he jodido a muchísima gente haciéndoles entrevistas como para negarme a concederlas ahora...

- Excelente punto acaba de tocar. Leonardo Padura antes de dedicarse por entero a la literatura fue periodista. Me resulta doblemente seductor preguntarle su criterio sobre la prensa que tenemos desde hace décadas en Cuba.

Mira, yo me gradué de Filología, especialista en Literatura Hispanoamericana en el año 1980. Ese mismo año empecé a trabajar en el Caimán Barbudo. A partir de ahí, hasta la actualidad, he pasado lo mismo por el periódico Juventud Rebelde, que por la jefatura de Redacción de la Gaceta de Cuba, y a partir del año ´95 he hecho un periodismo freelance porque sin pertenecer a ninguno en específico he tenido muchos vínculos con distintos medios internacionales.

Es decir, que no he dejado de hacer periodismo en estos 30 años. Por lo tanto tengo una visión bastante participativa del oficio.

Y siempre me ha parecido que este país tiene buenos periodistas pero ni de lejos un buen periodismo. Hay muy buenos profesionales en Cuba, pero al no existir una plataforma en la cual ellos puedan desarrollar su trabajo plenamente, esto no consigue traducirse en un periodismo de talento.

El periodismo en Cuba tiene el gravísimo problema de que hay una sola orientación. Hay una sola visión política, ideológica, hay un solo dueño de los medios de difusión, y esto crea que haya solamente una única política informativa. Por lo tanto el periodismo cubano responde más bien a campañas dictadas desde la propiedad de esos medios de prensa, que a intereses de grupos, sectores, incluso de los individuos que hacen el periodismo.

Este no es un caso único de Cuba, pero en el caso cubano es muy acentuado porque aquí es más que evidente esa unilateralidad.

El periodismo de este país debería tener un mayor sentido de indagación en las problemáticas de la realidad cubana. De pronto aparece un trabajo determinado con esa posición, con ese objetivo, pero es más bien un caso aislado que consecuente con una posición común.

Pero en general sí creo que el periodismo cubano debería ser mucho más participativo en esta suerte de revalorización del contexto nacional que se está produciendo hoy mismo, y del cual lamentablemente la prensa sigue estando bastante distante.

- Hablemos de censura y de política literaria cubana, Padura. Desde su experiencia como escritor con amplios vínculos con editoriales extranjeras, al que hoy ni siquiera le sería un problema la censura cubana, ¿cómo valora los criterios de publicación vigentes en el país?

El primer problema que tiene la publicación de libros en Cuba, el problema esencial, es que no existe un mercado del libro.

El mercado ha sido satanizado en este país con y sin razón. Con intereses políticos y con intereses intelectuales. Porque muchas veces se habla del mercado del libro a nivel internacional, dígase Estados Unidos o Europa, no solo desde la política sino desde una postura intelectual de las personas que no han tenido acceso a ese mercado, y quieren ofrecer de él una imagen muy distorsionada.

Como Cuba no tiene un mercado del libro, como aquí se publican los libros únicamente con un criterio cultural y político, esa valoración que se hace para publicar los libros es muy coyuntural, muy a conveniencia, y eso es grave como política cultural.

Por ejemplo: hace unos diez o doce años tal parecía que el único autor que había en Cuba era Enrique Núñez Rodríguez. Esa importancia desmedida que tuvo la figura de Núñez Rodríguez, creo que es uno de los ejemplos de cómo se puede manipular una promoción y una publicación con determinados intereses políticos.

Y creo que eso ha afectado muchísimo a la literatura cubana. La ha afectado al punto de que el acceso de los escritores cubanos al mercado internacional se ha hecho muy complicado porque no existe un mercado interno que cree valoraciones, que permita a los editores internacionales orientarse en este panorama.

- Luego de leer varias novelas suyas, haciendo una especie de recuento, descubro que la mayoría de sus personajes son seres frustrados, carentes de energía positiva, muchos de ellos discapacitados. Y son descritos como marcadamente cubanos. ¿Hay una visión intencionadamente pesimista de la sociedad cubana en su obra?

Esos personajes son el reflejo de circunstancias, de maneras de pensar. Son la resultante de una evolución de la vida social cubana en los últimos 50 años.

Muchos de esos personajes de los que me hablas forman parte de nuestro contexto, del que hemos vivido todos. Son una expresión de lo que se ha dado en llamar la “narrativa del desencanto”, y tiene mucho que ver con el desencanto que mi generación sufre especialmente en los años ´90 y arrastra hasta hoy ese sentimiento de fracaso, de pérdida, de frustración.

Que en lo particular yo haya tenido la fortuna de lograr una realización profesional a través de la literatura es algo singular, casi excepcional, en el contexto de una generación que fundamentalmente se ha dispersado.

Hay incluso resentimientos que se han creado a lo largo de estos años precisamente por las distancias geográficas, políticas, ideológicas y sociales, y hay sobre todo entre los que se han quedado acá, un sentimiento de que les ha pasado ya su momento sin que nunca tuvieran la oportunidad de aprovecharse como habrían querido.

Quizás sin yo proponérmelo muchos de mis personajes podrían conformar una especie collage del desencanto que tanto ha golpeado a mi generación.

Vea todas las noticias de hoy

José Daniel Ferrer: campaña #LuzDeAlarma para Cuba fue un éxito de participación

Cubanos participantes de Campaña #LuzDeAlarma (Foto tomada de las redes sociales)

La campaña #LuzDeAlarma, que llamó a los cubanos a encender la luz de su celular en la noche del jueves en contra del llamado a la continuidad del VIII congreso del Partido Comunista, sobrepasó las expectativas de sus organizadores.

Así lo afirmó a Radio Martí uno de los impulsores de la iniciativa, el opositor José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y promotor de Cuba Decide.

“Lo que se está viendo en las redes es sólo un porciento de la cantidad de personas que ayer encendieron su luz de alarma con la intención de dejar claro que el Partido Comunista no es Cuba, que Cuba somos todos los cubanos y que el Partido Comunista representa un número de cubanos bien pequeño en esta nación”, aseguró Ferrer.

José Daniel Ferrer habla sobre campaña Una Luz de Alarma
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:21 0:00

Según el líder de UNPACU, el nivel de participación popular en esta campaña supera con creces los testimonios que aparecen publicados, tanto en Facebook como en Twitter, Instagram y el resto de las redes sociales.

“Por la cantidad de personas que me llaman y me dicen: ‘yo hice ayer lo de la luz, yo encendí una vela, yo encendí un mechón’, ¡hasta en el campo!, explica José Daniel Ferrer, “yo encendí una bombilla, porque no tengo celular…”

Sobre la relevancia del acto de encender una luz en un momento determinado, y todos con igual propósito, el opositor señaló que "todo gesto, toda acción que demuestre que un número creciente de personas dice NO a la opresión y a la miseria, dice no a la política del Partido Comunista y aboga o quiere cambios, libertad, respeto a los derechos humanos, oportunidades que el Partido Comunista no brinda a la ciudadanía, reviste una gran importancia, porque es el sentir de un pueblo que, años atrás, ni siquiera se atrevía a decir lo que sentía”, concluyó el opositor.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cubanos piden una transición de gobierno pacífica en primera parte de Diálogo Nacional convocado por el MSI

Artistas e intelectuales miembros del Movimiento San Isidro y del #27N.

La primera etapa del Diálogo Nacional convocado por el Movimiento San Isidro (MSI) concluyó el pasado jueves, según dieron a conocer en una conferencia de prensa virtual los encargados de coordinar las acciones de ese grupo de arte y activismo.

Iris Ruiz, vocera del Movimiento San Isidro, detalló para Radio Martí las peticiones en que han insistido los alrededor de 800 cubanos participantes en esa primera etapa de la convocatoria.

Estas 10 peticiones son:

  • Transición de gobierno pacífica (juicio justo a los que han cometido crímenes de lesa humanidad)
  • Libertad de los presos políticos
  • Libertad de expresión (prensa y asociación)
  • Modificación de la Constitución (ex Constitución del 40)
  • Libre Mercado
  • Utilización de las tierras/industrialización de la producción
  • Pluripartidismo
  • Inversión extranjera
  • Reelaboración procesos educativos/sociales
  • Reestructuración de las relaciones internacionales.
Diálogo Nacional Movimiento San Isidro. Resultados de la primera fase
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:29 0:00

A través de la plataforma Patria y Vida, ubicada en la página web del Movimiento San Isidro, cubanos de fuera y dentro de la isla respondían también a otra de las preguntas, acerca de su disposición hacia un diálogo nacional. El poeta y activista Amaury Pacheco nos ofreció los datos recogidos acerca de este tema.

“Un 40% de esas personas que participaron declararon un ; un 15% no respondió; un 21% dijo que NO al diálogo; y un veinticuatro por ciento se mostró ambiguo, declararon que, si era un diálogo con la ciudadanía, SÍ”, declaró Pacheco.

Porcientos de los votos de los participantes en Díalogo Nacional
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:29 0:00

Ahora comenzó la segunda fase de la propuesta de diálogo nacional, la que ha sido denominada como “La Conexión”, según explicó Ruíz.

“Vamos haciendo materiales para que esos materiales se pongan a disposición de la ciudadanía, de cuál es la propuesta de cada una de las organizaciones, cuáles son los servicios que brindan las organizaciones de la sociedad civil independiente a la población cubana”, dijo.

Iris Ruiz y Amaury Pacheco hablan de culminación de primera fase del Diálogo
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00

“En el caso de los partidos políticos”, apuntó Ruíz, “cuáles son sus programas, o sea, cuáles son sus propuestas para el país, con el fin de hacérselos llegar a la gente”.

“Hacer una gran promoción de ese país alternativo, de ese otro país paralelo que está funcionando ahora mismo y que la gente no acaba de dar un salto total porque no sabe hacia dónde ni hacia qué”, concluyó.

Otros 9 muertos en una de las peores semanas de la pandemia en Cuba

El coronavirus ha arreciado la ya existente crisis de alimentos en Cuba. (Foto AP/Ramón Espinosa)

Las autoridades sanitarias reportaron 9 fallecidos y 1,040 nuevos casos de COVID 19 este viernes en Cuba, en una de las peores semanas de la pandemia en la isla, con cerca de 5 mil contagios y más de 40 muertes por la enfermedad en tan solo 5 días.

Del total de diagnosticados, 1,015 fueron autóctonos y 25 importados, con fuente de infección en el extranjero.

Permanecen hospitalizados 25,104 pacientes: 3,914 sospechosos, 15,460 en vigilancia y 4,750 casos confirmados activos.

Por provincias, La Habana informó de 567, Matanzas 158, Santiago 86 y Granma 72, entre los territorios con mayor incidencia de la enfermedad.

El aumento en el número de casos críticos y graves ha resultado en el incremento de la morbilidad en el país, dijo el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Dr. Francisco Durán.

En edades pediátricas fueron reportados 106 positivos (6 menos de un año), para un total de 11,328 de niños, adolescentes y jóvenes contagiados en el país, 713 de ellos aún activos.

Las autoridades insisten en que la población debe cumplir con las medidas epidemiológicas ya establecidas, poniendo en el foco de atención a los ciudadanos y multando a quienes las violen.

Pero más de 3 mil multas, solo en la capital del país, permanecían sin pagarse esta semana, la mayoría atribuídas al Decreto 14/20, que castiga las "transgresiones de las normas sanitarias establecidas", según un reporte del diario estatal Tribuna de La Habana.

"No vamos a entregar el sector no estatal", adelanta Díaz-Canel antes de debate en el congreso comunista

Cuentapropista desinfecta su carro en La Habana ante el coronavirus. (YAMIL LAGE / AFP)

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel defendió este jueves la idea de un sector privado en Cuba bajo el control absoluto del Estado durante un encuentro con representantes de las llamadas formas de gestión no estatal y directivos de empresas, en un adelanto de lo que será el debate sobre este tema en el octavo congreso del partido.

“El enemigo no descansa en tratar de fracturar la relación entre el sector estatal de la economía y el sector no estatal” y trata de “separar, bajo ese concepto, pueblo de gobierno”, dijo Díaz-Canel.

“No vamos a entregar ese sector no estatal”, reconocido por los “documentos programáticos” y el “congreso del partido, al enemigo”, afirmó el gobernante.

El primer ministro Manuel Marrero, presente en la reunión, dijo que el gobierno reafirma su visión sobre el rol de la empresa estatal socialista en la economía nacional, pero también ratifica “la prioridad e importancia en la consolidación y desarrollo de otras formas de gestión no estatales”.

Según Marrero, “más allá de la forma de producción y propiedad, lo más importante es tener claridad de que todos tenemos la responsabilidad de construir una sociedad socialista próspera y sostenible”. El funcionario no abundó en detalles de cómo el Estado pretende lograr esta meta.

Por su parte, el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, señaló que a pesar de la crisis que vive el país, se mantiene una tendencia a la estabilidad y el crecimiento dentro del sector privado, con más de 600 mil cuentapropistas, y la creación de 396 cooperativas no agropecuarias.

En un discurso contradictorio, Gil Fernández llamó a “no promover este tipo de empresa como una alternativa de subsistencia”. La micro, pequeña y mediana empresa, dijo, debe ser reconocida como una oportunidad de aporte a la “estrategia de transformación productiva del país, la inserción internacional y la satisfacción de las demandas de la población”.

Arranca el congreso de los comunistas cubanos y con él nuevas denuncias de actos represivos

Foto Archivo un oficial de policía custodia las calles cercanas al Capitolio en La Habana. (AP/Ramon Espinosa)

El VIII congreso del único partido legalizado en la isla desde 1965, el Partido Comunista de Cuba (PCC), arrancó este viernes acompañado de múltiples denuncias de la ciudadanía.

Las redes sociales muestran numerosos mensajes sobre cortes deliberados en el servicio de la empresa estatal ETECSA a activistas y periodistas independientes, operativos policiales para impedir el movimiento y hasta arrestos en plena vía pública.

También han denunciado varios usuarios que la cuenta oficial en Twitter del PCC ha bloqueado a numerosos cubanos que quieren expresar sus críticas o enviar mensajes a la reunión partidista.

El activista Jancel Moreno divulgó el arresto violento del joven Adrián Góngora en Las Tunas "Mientras el PCC se reúne a puertas cerradas, esto pasa en las calles cubanas", alertó en un post acompañado de un video del arresto.

El periodista Héctor Luis Valdés Cocho denunció en Twitter el acecho en las afueras de su casa, donde los represores le han comunicado que le prohíben salir "hasta que no culmine el congreso del PCC".

"Yo soy un periodista, no soy ningún delincuente. informar no es delito", escribió Valdés Cocho.

El activista del Movimiento San Isidro Esteban Rodríguez denunció desde el miércoles que se encuentra sitiado por la policía.

“Según ellos se acabó la calle para mí, dicen que si salgo a las calles me detendrán”, denunció Rodríguez en “El barrio habla”.

"Este viernes, Rodríguez y su familia también amanecieron en una especie de “arresto domiciliario” arbitrario. Al reportero ciudadano también le dijeron “claramente” que esta vigilancia duraría al menos hasta cierre el cónclave del PCC, el próximo domingo", indica la publicación ADNCuba.

El proyecto Yucabyte denunció que los activistas políticos José Daniel Ferrer García, líder del grupo opositor Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), y Oscar Casanella, científico y simpatizante del Movimiento San Isidro fueron privados del acceso a los servicios de telefonía móvil, según denunciaron familiares y amigos suyos.

Cargar más

XS
SM
MD
LG