Enlaces de accesibilidad

Cuba

Orlando Freire Santana, un escritor al margen de la cultura oficial

Orlando Freire Santana. Foto: Cortesía, Cubanet.

Dos de sus cuentos fueron rechazados por el director de "La Gaceta de Cuba". Esto le hizo saber "que la cultura oficial no era el cauce por el que podría dar a conocer mis escritos".

Orlando Freire Santana es uno de esos cubanos que sobrevive en la isla a fuerza de tesón y empecinamiento. Economista de formación, derivó en un hombre que empezó a describir la realidad que lo circunda por medio del ensayo, la novela y los relatos cortos para explicarse aquellas cosas que le interesan hoy. Martí Noticias presenta al escritor cubano que ganara el primer premio Novelas de Gaveta Frank Kafka (2008) para creadores censurados en Cuba.

En tus oficios y en las herramientas que utilizas para expresarte, al parecer vas a grandes trancos: de Economista a escritor de ficciones; y de periodista independiente jalonado por la exclusión ideológica te has paseado por géneros tan difíciles –pero híbridos a la vez como son la noticia (pura y dura) y el reportaje, y de ahí a la opinión. ¿Algún don atlético-filosófico?

La explicación del brusco tránsito "de economista a escritor de ficción" obedece a una razón fundamental: Soy un economista atípico.

Cuando era estudiante de preuniversitario mi vocación se inclinaba hacia las humanidades. Pero en aquel tiempo (años 70) si no se era militante de la Unión de Jóvenes Comunistas –y yo no lo era–, resultaba difícil obtener plaza en la Universidad para cursar carreras humanísticas. Por lo tanto, pedí Licenciatura en Economía, y al final me gradué, bajo el influjo de los manuales soviéticos, como un economista preparado para lidiar en los vericuetos del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME).

Sin embargo, lo que más me gustaba era escribir. Y eso fue lo que hice en mis ratos libres. De esa forma aparecieron los primeros cuentos, algunos ensayos breves, y el empeño de escribir una novela. Después de seis versiones desechadas, en la séptima tomó forma definitivamente La sangre de la libertad.

La sangre de la libertad, libro de Orlando Freire S. (Portada).
La sangre de la libertad, libro de Orlando Freire S. (Portada).

Como economista, además de laborar en organismos y empresas estatales hasta el año 2011–cuando decidí dedicarme al periodismo independiente–, lo más importante que hice fue escribir la Sección de Economía de la revista Palabra Nueva, órgano del Arzobispado de La Habana, durante tres años (2008-2011). Después, buena parte de mis colaboraciones para Diario de Cuba –no así en Cubanet ni Primavera Digital– abordaron también el tema económico.

Y, ciertamente, en esos escritos descubrí mi atipicidad. La mayoría de los economistas no se preocupan tanto por el elemento formal de la escritura. Lo de ellos son las cifras, las tablas y las estadísticas, mientras que la hipotética elegancia de los párrafos pasa a un segundo plano. En mi caso no sucede así: Aunque incursione en un puro tecnicismo económico, me esmero por escribir la mejor prosa que pueda. Por eso, si me pidieran una autodefinición, sería esta: Me considero un escritor que, además, puedo escribir de economía.

En cuanto a la aparente versatilidad en el periodismo independiente, pienso que no es tan así. Creo que me desenvuelvo mejor en la opinión. Lo que sucede es que los editores de la mayoría de esos medios informativos solicitan mucho los reportajes y las noticias.

La sangre de la libertad (Premio de Novelas de Gaveta, 2008) ahonda en los detalles de quien reprime y cercena la libertad, pero también humaniza al que se enfrenta a los mecanismos del totalitarismo. ¿Cuál es tu método a la hora de dibujar tus personajes, de ponerlos siempre al borde del abismo, si le adelantamos a los lectores de esta entrevista que muchos de los actores de la actual sociedad civil independiente en Cuba aparecen con sus mismos nombres en esa amalgama que hiciste?

La sangre de la libertad es, hasta el momento, la obra que más esfuerzo ha demandado de mí. Se trata de una novela que ha despertado las reacciones más contrastantes: Desde criterios muy favorables, hasta un lector que me confesó haberla arrojado a un latón de basura. Tengo la percepción de que no todos sus lectores han entendido el enfoque principal que quise darle a la libertad, que no se aborda en el relato desde un punto de vista cívico, sino filosófico. Es, por tanto, una novela de corte existencialista.

Aunque, claro está, en uno de sus planos narrativos transcurre una reunión de opositores bajo la zozobra de que en cualquier momento se aparezcan los aguafiestas muchachones de la Seguridad del Estado. Por tanto, aun en el metarrelato, está presente el ansia de los cubanos por sacudirse el sistema totalitario que los oprime.

Como toda primera novela, abundan en ella lo tintes autobiográficos. En ese sentido, los personajes de Tony y Osvaldito expresan mis puntos de vista. En cuanto a la presencia de personajes reales en la ficción, abundan los ejemplos en la literatura universal. Uno de ellos podrían ser las novelas del estadounidense Gore Vidal.

En general, a la hora de concebir una historia pongo en primer plano las situaciones y los puntos de vista que me interesa presentar. Después es que busco a los personajes que los encarnen.

Tu acercamiento a Martí, en el ensayo La evidencia de nuestro tiempo (Premio Vitral, 2005), contrapone a Cintio Vitier con Rafael Rojas para esbozar el dogma y la libertad con que cada uno nos devolvió a este "cubano universal". ¿Es Martí parte de tus "obsesiones"?

Realmente, no me considero un estudioso de la obra martiana. Aunque, obviamente, ningún cubano puede ser indiferente ante la figura del Apóstol. Ya lo dijo el poeta Eliseo Diego: "Martí es el aire que respiramos". Nuestro Héroe Nacional es, en la política, algo parecido a lo que representa Lezama en la literatura: A menudo generan desencuentros debido a la riqueza de sus legados.

Uno de esos desencuentros acerca de Martí, precisamente, lo encontramos en las posiciones de Cintio Vitier y Rafael Rojas. Mientras que el primero coloca a Martí en un altar, el segundo lo humaniza y cree apreciar ciertos inconvenientes dejados por el mártir de Dos Ríos, como por ejemplo el haberles cerrado las puertas a las vías no revolucionarias para labrar el destino de Cuba.

Así lo quiso Dios, libro de Orlando Freire S.
Así lo quiso Dios, libro de Orlando Freire S.

De todas formas, los puntos de vista de Vitier y Rojas son muy interesantes por cuanto prefiguran el contrapunteo en que se ha debatido nuestra nación: Vitier anuncia la Cuba socialista que toma forma con el castrismo; Rojas, por su parte, reclama la Cuba liberal que vimos hasta el año 1959, y que podría retornar en el futuro.

En tus años de periodismo independiente has hincado la lanza en las estructuras que hacen sostenerse al Ministerio de Cultura, por lo que has descrito habría que abolir esa cartera para salvar una parte de la vida cubana…

Después que dos amigos escritores, miembros de la UNEAC, llevaron dos de mis cuentos a la redacción de la revista La Gaceta de Cuba y su director los rechazó alegando que no se adecuaban al perfil de la publicación, me convencí de que la cultura oficial no era el cauce por el que podría dar a conocer mis escritos.

Entonces, me dediqué a buscar vías alternativas y la primera que encontré fue el Centro Cívico y Religioso de la diócesis de Pinar del Río, que dirigía brillantemente el laico Dagoberto Valdés, también en ese entonces director de la revista Vitral. Allí gané un premio de ensayo, y se publicó mi primer libro: La evidencia de nuestro tiempo.

Posteriormente hemos presenciado la apertura de nuevas posibilidades para los escritores independientes cubanos, estas más allá de nuestras fronteras, entre las que destacan la editorial Neo Club Ediciones, y el concurso de Novelas de Gaveta Franz Kafka. En el plano nacional, el Club de Escritores Independientes de Cuba, y la red de Bibliotecas Independientes también contribuyen a dar a conocer las voces que la cultura castrista pretende silenciar.

Con el encierro de los 75 prisioneros de la Primavera Negra de 2003 parecía que se apagaba el periodismo alternativo y punzante en Cuba. Hoy hay media docena de grupos o gremios de periodistas independientes, tú junto a otros has logrado publicar fuera de Cuba y "meter los libros isla adentro". ¿A qué atribuyes esto?

Acerca del periodismo independiente, imagino que los gobernantes cubanos estén desconcertados por el auge que ha tomado, sobre todo después que intentaron darle un jaque mate con los encarcelamientos de la Primavera Negra de 2003. Es algo que, literalmente, se les ha ido de las manos.

¿Qué escribe hoy Orlando Freire Santana? ¿Cuáles son los proyectos que te quitan el sueño? ¿Qué te impulsa a crear desde La Habana de 2015?

Para nadie es un secreto que la labor periodística le resta tiempo a la creación literaria. No obstante, siempre tratamos de hallar un espacio para conciliar ambas actividades. En ese contexto acabo de terminar mi segunda novela, titulada Los pechos de Rosa, que se adentra en el complicado mundo de la prostitución habanera. Ahora, por supuesto, viene el no menos complicado proceso de encontrar la manera de su publicación.

Casi te aseguro que lo próximo que escribiré será un ensayo, que de algún modo trate aspectos de la actualidad cubana y latinoamericana. Porque, contrario a lo que algunos puedan pensar, el ensayo es el género literario que más me gusta, y en el que creo desenvolverme mejor.

De cualquier manera, bien sea mediante el periodismo o la literatura, continuaremos dando a conocer la realidad de la isla. Porque la escritura es nuestro compromiso con el presente y el futuro de la patria.

Obra de Orlando Freire Santana:

Premio de ensayo de la revista Vitral 2005, con "La evidencia de nuestro tiempo". Premio de ensayo de la revista Palabra Nueva 2008, con "Una porfía a destiempo". Premio Novelas de Gaveta Franz Kafka 2008, con La sangre de la libertad. Mención de ensayo en la revista Espacio Laical 2009, con "Nacionalismo y debate racial en Cuba". Premio de ensayo convocado en Puerto Rico 2010, con "El liberalismo en el decurso de la nación cubana". Premio de ensayo de la revista Convivencia 2011, con "Hacia el fin de las exclusiones". Premio de cuento convocado por el área de Prensa y Cultura de la SINA 2011, con La semana tiene más de siete días. Así lo quiso Dios y otros relatos. Cuentos, Neo Club Ediciones, 2014.

Vea todas las noticias de hoy

Activista pide a gobiernos que denuncien la política de "regulados" que impone Cuba

El rapero cubano Osvaldo Navarro conocido como "Navy Pro"

Desde La Habana, el rapero y activista Osvaldo Navarro ha hecho un llamado a la comunidad internacional pidiendo que intervenga a favor de los ciudadanos cubanos a quienes el régimen les impide viajar, manteniéndoles bajo la etiqueta de “Regulados”.

En conversación con Radio Martí, Navarro explicó que “el Estado cubano usa este eufemismo (regulados) para impedir la salida a cubanos, principalmente activistas de derechos humanos, personas relacionadas y comprometidas con la causa de la democracia en Cuba”.

El rapero se refirió, en primer lugar, a la situación específica que atraviesan él y su pareja, la activista feminista Marthadela Tamayo, a quienes les fue impedido viajar para asistir a la novena Cumbre de las Américas, al Foro de Sociedad Civil de Actores Sociales, que se celebró en 2022 en la ciudad de Los Angeles, en Estados Unidos.

Más recientemente, le prohibieron participar en una conferencia, junto a la activista María Elena Mir Marrero.

"Lo que se nos dijo fue que estábamos regulados por que éramos ‘objetivo de Seguridad Nacional’, sin más explicaciones. La vez anterior, en el caso de la Cumbre, ‘Pues, no hay Cumbre y no hay nada’, fue lo que dijo el funcionario. Esto es un tema generalizado y afecta por supuesto el funcionamiento de nuestro trabajo y el de otras organizaciones", denunció.

Rapero contestatario pide ayuda para los "regulados" dentro de Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:03 0:00

"Hemos tenido notificación de otros y otras activistas que han venido enfrentando este tipo de problemas y, bueno, también por otra parte, está la coacción de la Seguridad del Estado, que nos ha dicho expresamente que, para salir de Cuba, tenemos que irnos de manera definitiva”, relató Navarro.


Respecto a la imposición del exilio forzoso como única alternativa por parte de la policía política del régimen cubano, el rapero contestatario consideró: “Es como mantenernos presos dentro del país, incluso sin podernos mover a ninguna otra provincia, porque nos tienen prohibido la salida de La Habana".

"Es una situación que agradeceríamos a los gobiernos democráticos que denuncien en espacios internacionales (que) el gobierno cubano no da señales de flexibilizar la salida de los activistas a espacios internacionales para participar en eventos culturales, en eventos relacionados con derechos humanos. Esto hay que denunciarlo enérgicamente; no hay de otra”, concluyó Navarro.

(Con reporte de Ariane González para Radio Martí)

Tapachula: Más de tres mil inmigrantes cubanos entre la incertidumbre y la espera

Migrantes duermen frente al centro de detención Siglo XXI mientras buscan visas humanitarias para cruzar el país y llegar a los EEUU, en Tapachula, el 11 de enero de 2023. REUTERS/Jacob García

Tapachula, en el estado de Chiapas, desde 2017 es una de las ciudades receptoras de extranjeros en tránsito en el sur de México y pese a los esfuerzos del gobierno por contener el flujo migratorio, la crisis ha sido inevitable y prolongada.

Migrantes consultados por Radio Televisión Martí calculan que en estos momentos hay más de 3 mil cubanos varados en la pequeña localidad situada a menos de 10 kilómetros de Guatemala, y reconocida como un punto de tránsito, de estancia temporal y de destino.

Buscan llegar a la frontera norte y, no pocos, desafiando el recién instituido programa de visas de parole humanitario vigente desde el pasado 6 de enero para ciudadanos de Cuba, Nicaragua, Venezuela y Haití, y desde octubre de 2022 para los venezolanos.

Uno de los requisitos del programa establece no haber cruzado irregularmente la frontera mexicana o panameña después del 9 de enero de 2023.

Migrantes esperan en fila para regularizar su situación migratoria fuera de la Comisión de Ayuda a Refugiados (COMAR) de México en Tapachula, estado de Chiapas, México, 10 de enero de 2023. REUTERS/Jacob García
Migrantes esperan en fila para regularizar su situación migratoria fuera de la Comisión de Ayuda a Refugiados (COMAR) de México en Tapachula, estado de Chiapas, México, 10 de enero de 2023. REUTERS/Jacob García


Para recorrer el territorio azteca los extranjeros necesitan un permiso de tránsito por 30 días que emite el Instituto Mexicano de Inmigración. Si son detenidos y no tienen el documento, van a parar a la Estación Migratoria Siglo XXI, la de mayor capacidad a nivel nacional con capacidad para poco más de 900 personas, pero que históricamente ha sido señalada por hacinamiento y condiciones precarias.

No obstante, el proceso migratorio se ha visto ralentizado, lo que convierte a la ciudad en un embudo continental.

El cubano Ricardo Escobar llegó a Tapachula hace varias semanas y forma parte de los de siete mil indocumentados de Venezuela, Haití, del Triángulo del Norte de Centroamérica y países del continente africano y europeo que están estancados en esta urbe y que gestionan el documento regulatorio para avanzar hacia el norte.

“Aquí hay gente que lleva esperando cuatro meses por ese permiso, hay retraso y estamos desesperados”, dijo el antillano que salió de Cuba a Nicaragua el pasado 2 de diciembre.

Es que Tapachula está hasta el tope, los migrantes acampan y permanecen en plazas y otros espacios públicos porque los albergues están saturados.

“No solo la espera se hace interminable, es que en muchos casos las condiciones de vida rayan lo inhumano”, indicó el hombre que como miles de cubanos viajó a Nicaragua aprovechando la decisión de ese país de declarar libre visado para los cubanos y para después iniciar un peligroso recorrido por Centroamérica guiados por coyotes.

Migrantes de República Dominicana, Venezuela, Ecuador, Colombia, Cuba, Haití, entre otros, denunciaron a la agencia EFE que agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) les dan documentos con la promesa de regularizar su estancia en México, pero en realidad los dejan “atrapados” porque solo les permiten llegar a Arriaga, unos 247 kilómetros de Tapachula.

“Estoy a la espera de la visa humanitaria para poder llegar al norte de México y pedir una cita en la frontera porque para Cuba no puedo regresar”, dijo a Radio Televisión Martí, una cubana que pidió ser identificada solo como Yaima.

En sus declaraciones, la joven agregó que los cubanos siguen arribando a Tapachula y de lo que ha podido conocer por los recién llegados, nada indica que el flujo se detendrá.

“Cada día llegan más cubanos y me dicen que las colas (en Cuba) son kilométricas para sacar el pasaporte y poder salir de aquel infierno”, dijo.

En 2022, 18.087 cubanos solicitaron el reconocimiento de la condición de refugiado en México, según datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

En total, el año pasado México recibió 118.478 peticiones de migrantes que solicitaron asilo, la segunda cifra más alta tras la de 2021 con 131.448 casos.

“El mundo no lo sabe: la cárcel comunista de Cuba”, arte denuncia en Washington D.C. (FOTOS)

Exhibición “El mundo no lo sabe: la cárcel comunista de Cuba”. Pieza de la artista Annelys Casanova.

Una exhibición sobre las prisiones cubanas y las vivencias de los presos políticos, llamada "Cárcel Comunista de Cuba”, se inauguró este miércoles en el Museo de las Víctimas del Comunismo, en Washington D.C.

La muestra artística presenta la realidad de la isla después de 1959, donde miles de personas han sido encarceladas por motivos políticos.

Pieza del artista Ángel Delgado.
Pieza del artista Ángel Delgado.

“Cuando me pidieron que organizara esta exhibición, yo hice lo que como cubana sentía, es decir, exponer lo que hemos vivido. Vivimos en una gran prisión. No podemos decir en realidad que tenemos 1,000, 1,500 presos políticos. Tenemos millones de personas. Lo que pasa es que tienen diversos grados de confinamiento. Hay personas que están caminando por la calle cuyas rejas son solamente las costas del país. Hay personas que están reprimidas por decir lo que piensan. Hay personas que han tenido que delinquir porque han sido llevadas por un régimen represivo a delinquir por la escasez”, declaró la curadora de la exhibición Valia Garzón Díaz a Radio Televisión Martí.

Durante la exhibición se presentó un performance de la artista visual Tania Bruguera titulado “Coro” en el que los activistas de derechos humanos Yoaxis Marcheco, Mario Félix Lleonart, y Keylilli de la Mora, que residen en el área de Washington, leyeron los nombres de los presos politicos cubanos.

Pieza del artista Hamlet Lavastida.
Pieza del artista Hamlet Lavastida.

El artista visual y ex preso político cubano, Ángel Delgado, exhibió piezas creadas durante su encarcelamiento mientras que el artista cubano Hamlet Lavastida presentó la serie "República Carcelaria", compuesta de dibujos donde recrea vistas aéreas de diferentes centros de detención.

Anyelo Troya, fotógrafo y video artista, quien documentó la grabación de la famosa canción "Patria y Vida" muestra tres fotografías de los artistas y presos políticos Maykel Castillo "El Osorbo" y Luis Manuel Otero Alcántara.

Pieza del artista Anyelo Troya.
Pieza del artista Anyelo Troya.

“La pieza central de la exhibición es de Annelys Casanova y es una interpretación infográfica de cuántas prisiones hay en Cuba. La pieza central de la exhibicion es un mazazo, es enfrentarnos a una cruda realidad. Tenemos 23 escuelas que se han convertido en prisiones en los 64 años que llevamos de infierno. Teníamos seis millones de personas con diez cárceles antes de 1959 y ahora tenemos 287 prisiones con mayor o menor grado de confinamiento para un total de 12 millones de personas, que muchos de ellos estamos regados por el mundo y somos cautivos también”, dijo Garzón Díaz.

La curadora dijo creer en el poder del arte para lograr cambios políticos, añadiendo de que es hora de comprometerse mucho más con el preso político cubano.

Por eso la exposición se llama así: El mundo no lo sabe. Tenemos que encargarnos de que lo sepan”, concluyó.

Cuba: cero pluralismo político y muy pocas libertades civiles, señala Índice de Democracia 2022

Los dirigentes cubanos en una reunión. Foto Archivo. Estudios Revolución.

Cuba aparece en el lugar 139 del Índice de Democracia 2022, entre 165 estados independientes, dio a conocer este jueves la revista británica “The Economist”. Una vez más, el país clasifica como “régimen autoritario”.

El peor indicador es el de procesos electorales y pluralismo, donde el régimen cubano puntúa cero. A continuación, desaprueba en todos los demás renglones: libertades civiles (2,94 sobre 10), funcionamiento del gobierno (3,21), participación política (3,33) y cultura política (3,75).

Según la revista, Venezuela (puesto 147) y Nicaragua (143) son también regímenes autoritarios y presentan una situación peor que Cuba, a juzgar por su ubicación en el índice. En igual categoría aparece Haití (135).


América Latina y el Caribe “experimentan su cuarto año consecutivo de declive”. Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Paraguay y Perú son considerados “regímenes híbridos” del continente americano, mientras que Chile, Costa Rica y Uruguay son las únicas “democracias plenas”.

“Con algunas excepciones, los latinoamericanos tienen un bajo nivel de confianza en las instituciones estatales; la región alberga algunos de los países más desiguales y corruptos del mundo”, asegura el informe.

Estados Unidos permanece en la categoría de “democracia defectuosa”, donde se encuentra desde 2016; y España y Francia regresan a la condición de “democracia plena”, principalmente por la “reversión de las medidas pandémicas que habían vulnerado las libertades ciudadanas”.

De acuerdo con el índice de la Unidad de Inteligencia de “The Economist”, más de un tercio de la población mundial vive bajo un régimen autoritario (36,9%), gran parte en China y Rusia, y solo el 8% reside en una “democracia plena”.

Noruega, Nueva Zelanda, Islandia, Suecia y Finlandia encabezan el ránking de democracia de 2022, mientras Afganistán, Myanmar, Corea del Norte, República Centroafricana y Siria, en ese orden, son los peores regímenes del mundo.

"Están en un limbo": incertidumbre legal de balseros cubanos que logran llegar a EEUU

Balseros cubanos llegan a las costas de Estados Unidos por Stock Island, cerca de Key West, el 12 de agosto de 2022.

Con el cierre de la frontera terrestre con México por primera vez en décadas, el número de cubanos que trata de alcanzar las costas de la Florida se ha disparado, a pesar de que la situación que les espera ya no es la misma y el camino a la regularización migratoria se hace cada vez más difícil.

Cientos de cubanos han arribado a Estados Unidos entre 2022 y lo que va de 2023 como parte de un histórico éxodo que ha roto récords de crisis anteriores. Ahora, con la restricción de entradas irregulares por la frontera sur, muchos se lanzan al mar con la esperanza de llegar a territorio estadounidense.

Sin embargo, el país que antes recibía a los isleños con brazos abiertos ha cambiado y la realidad que les espera ya no es tan acogedora como hace años atrás.

A Landry González, de 38 años, el estrecho de la Florida le daba terror. "Desde chiquito oía los cuentos de mucha gente que se quedó en el camino cuando (la Crisis de) los Balseros en los 90s y me imaginaba a los tiburones dando vueltas y todavía me dan escalofríos", confesó a la Voz de América.

A pesar de todo, González emprendió la travesía el pasado 2 de enero junto a 16 personas en una pequeña embarcación, salida de un punto en la costa cercana al Mariel, localidad al oeste de La Habana que da nombre a otra de las grandes crisis migratorias cubanas.

"Pensé que me iba a morir más de una vez, pero aquí estoy", insistió el chofer de profesión, que contó cómo llegó con sus compañeros a uno de los cayos del sur de la Florida, donde las autoridades declararon el estado de emergencia al verse desbordados por la inusual llegada de migrantes en la primera semana del año.

Sin embargo, al llegar las autoridades no le dieron al cubano el parole que le permite luego regularizar su estatus migratorio - y en el caso de los nacidos en la isla caribeña, aplicar a la residencia al año y un día bajo la Ley de Ajuste Cubano -, sino que en su lugar recibió un formulario I-220A, una orden de libertad que establece condiciones como asistir a audiencias en la corte de inmigración.

Un puerto cada vez menos seguro

Por décadas los cubanos que llegaban a territorio estadounidense recibían beneficios automáticos bajo la política de Pies secos, Pies Mojados, establecida por el gobierno de Bill Clinton en 1995. Aquellos que son interceptados en el mar son devueltos a Cuba.

El fin de esa política, decretada por el exmandatario Barack Obama en enero de 2017, y un endurecimiento en las condiciones para la entrada de migrantes, en gran parte debido a la actual crisis migratoria en la frontera sur de EEUU, dificultan cada vez más la entrada, también ahora por mar.

"El del formulario I-220A realmente es un tema bien delicado porque literalmente no es un parole", explicó a la VOA la abogada de Inmigración, Rosaly Chaviano, quien advierte que en esta situación no están solo los balseros, sino cientos de otros migrantes irregulares que han entrado en los últimos meses.

Chaviano detalló que en la mayoría de las ocasiones las citas para las cortes de asilo están demorando meses debido al atraso y el alto volumen de casos, sobre todo en la Florida, uno de los destinos a donde más llegan migrantes.

"Están en un limbo. Le llamo así por las personas con este formulario pueden aplicar a un caso de asilo, tratar de probar un caso de miedo creíble (de regresar a Cuba), pero van a estar con un asilo pendiente, renovando sus permisos de trabajo cada dos años, hasta que eventualmente tengan su fecha de entrevista, si es que la aprueban", indicó.

La abogada precisó que no es el caso de los que reciben parole o son admitidos legalmente al país, que sí pueden acogerse al beneficio de la Ley de Ajuste Cubano.

Chaviano agregó que para la defensa de los casos de cubanos sin el permiso legal de entrada, ella y sus colegas están utilizando el "argumento legal de que sí deben tratar el I-220A como un parole, porque estas personas solo pueden ser liberadas bajo palabra, aunque el documento que reciban no lo sea".

"No importa que sea bajo la Ley de Ajuste cubano, no importa que sea un proceso reclamación, cualquier tipo de solicitud en los EEUU, requiere que la persona sea inspeccionada, admitida, o que tenga un parole y ellos, aunque sea con un I-220A, son de alguna manera admitidos", dijo Chaviano, quien admitió que esta es una batalla todavía larga.

En el limbo, "pero aquí"

Para Landry González el proceso de comenzar una nueva vida "ha sido más difícil que lo que pensaba" cuando planeó su viaje. "Tres amigos que llegaron hace un año y les dieron parole, a mi hermano que llegó en 2016, recibió todos los beneficios, yo tuve mala suerte de que me dieran el I-220A", afirmó.

Mientras espera la fecha para su audiencia en la corte, González, junto a dos de sus compañeros de travesía - también con el mismo formulario - trabajan "en lo que pueden" y duermen en un pequeño cuarto rentado "entre la familia de los tres".

"Estamos apretados, no tenemos en qué movernos, extrañamos a la familia, pero estamos aquí. Cualquier cosa es mejor que estar en Cuba, donde no hay futuro, no hay comida, no hay nada", reconoció.

González aseguró que conoce a muchos que todavía planean "lanzarse" al mar a pesar de la constante amenaza de deportación si son descubiertos a medio camino.

"Cualquier cosa es mejor que quedarse allá, eso sí es morirse en vida", afirmó tajante.

¿Migración económica o política?

Un récord de 224.607 cubanos intentaron entrar a territorio de EEUU en el años fiscal 2022, que terminó en septiembre, según datos oficiales. En el mismo periodo 6,182 cubanos fueron interceptados por guardacostas estadounidenses, el mayor registro en seis años.

Solo en los últimos cuatro meses, la Guardia Costera reportó 5,321 encuentros con balseros de la isla, que vive una de sus peores situaciones económicas en décadas, que coincide a su vez con una seria crisis política.

Si bien es cierto que el éxodo está impulsado por el deterioro de la calidad de vida, analistas como Jorge Duany, afirman que "resulta problemático trazar una línea tajante entre los motivos políticos y económicos de cualquier éxodo, particularmente el cubano".

El director del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida dijo a la VOA que "no hay duda de que la severa crisis económica (que también es social y política) que vive actualmente la isla está empujando a miles de personas a irse, por cualquier medio posible".

Sin embargo, "el enorme grado de control de la economía, la política y los medios de comunicación por parte del Estado cubano hace que prácticamente cualquier decisión que tomen los ciudadanos tenga connotaciones políticas", señaló.

La profesora de la Universidad de Boston, Susan Eckstein, agregó que "en los años 1960 y 1970 muchos cubanos también se fueron por razones económicas, además de políticas, pero porque la reestructuración de la economía bajo Castro amenazaba su estilo de vida. Ahora, los cubanos están huyendo en desesperación económica".

"Por supuesto, si estás desesperado económicamente, también tienes razones políticas para irte", añadió Eckstein, autora de 'El privilegio cubano: la formación de la desigualdad migratoria en EEUU'.

En esto también coincide el presidente de la Cátedra Emilio Bacardí Moreau de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami, Michael Bustamante, para el que "tratar de establecer una división limpia entre migraciones políticas y económicas es un ejercicio inútil".

"En el caso cubano actual, como en otros, confluyen muchos factores: primero, la peor crisis económica desde los 90 (producto de incremento de sanciones de EEUU desde 2017, la pandemia, así como malas decisiones internas) y segundo, un profundo malestar político, sobre todo por parte de jóvenes, como vimos estallar en las protestas inéditas a lo largo de la isla el 11 de julio 2021", recordó el profesor asociado de Historia.

En la migración actual, "hay cubanos que han sido directamente víctimas de represión por su participación en actividades políticas no afines al gobierno cubano, así como los que se están huyendo principalmente de un colapso de la economía, pero que los ha llevado a oponerse radicalmente al gobierno", añadió Bustamante.

Cargar más

XS
SM
MD
LG