Enlaces de accesibilidad

Cuba

Orlando Freire Santana, un escritor al margen de la cultura oficial

Orlando Freire Santana. Foto: Cortesía, Cubanet.

Dos de sus cuentos fueron rechazados por el director de "La Gaceta de Cuba". Esto le hizo saber "que la cultura oficial no era el cauce por el que podría dar a conocer mis escritos".

Orlando Freire Santana es uno de esos cubanos que sobrevive en la isla a fuerza de tesón y empecinamiento. Economista de formación, derivó en un hombre que empezó a describir la realidad que lo circunda por medio del ensayo, la novela y los relatos cortos para explicarse aquellas cosas que le interesan hoy. Martí Noticias presenta al escritor cubano que ganara el primer premio Novelas de Gaveta Frank Kafka (2008) para creadores censurados en Cuba.

En tus oficios y en las herramientas que utilizas para expresarte, al parecer vas a grandes trancos: de Economista a escritor de ficciones; y de periodista independiente jalonado por la exclusión ideológica te has paseado por géneros tan difíciles –pero híbridos a la vez como son la noticia (pura y dura) y el reportaje, y de ahí a la opinión. ¿Algún don atlético-filosófico?

La explicación del brusco tránsito "de economista a escritor de ficción" obedece a una razón fundamental: Soy un economista atípico.

Cuando era estudiante de preuniversitario mi vocación se inclinaba hacia las humanidades. Pero en aquel tiempo (años 70) si no se era militante de la Unión de Jóvenes Comunistas –y yo no lo era–, resultaba difícil obtener plaza en la Universidad para cursar carreras humanísticas. Por lo tanto, pedí Licenciatura en Economía, y al final me gradué, bajo el influjo de los manuales soviéticos, como un economista preparado para lidiar en los vericuetos del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME).

Sin embargo, lo que más me gustaba era escribir. Y eso fue lo que hice en mis ratos libres. De esa forma aparecieron los primeros cuentos, algunos ensayos breves, y el empeño de escribir una novela. Después de seis versiones desechadas, en la séptima tomó forma definitivamente La sangre de la libertad.

La sangre de la libertad, libro de Orlando Freire S. (Portada).
La sangre de la libertad, libro de Orlando Freire S. (Portada).

Como economista, además de laborar en organismos y empresas estatales hasta el año 2011–cuando decidí dedicarme al periodismo independiente–, lo más importante que hice fue escribir la Sección de Economía de la revista Palabra Nueva, órgano del Arzobispado de La Habana, durante tres años (2008-2011). Después, buena parte de mis colaboraciones para Diario de Cuba –no así en Cubanet ni Primavera Digital– abordaron también el tema económico.

Y, ciertamente, en esos escritos descubrí mi atipicidad. La mayoría de los economistas no se preocupan tanto por el elemento formal de la escritura. Lo de ellos son las cifras, las tablas y las estadísticas, mientras que la hipotética elegancia de los párrafos pasa a un segundo plano. En mi caso no sucede así: Aunque incursione en un puro tecnicismo económico, me esmero por escribir la mejor prosa que pueda. Por eso, si me pidieran una autodefinición, sería esta: Me considero un escritor que, además, puedo escribir de economía.

En cuanto a la aparente versatilidad en el periodismo independiente, pienso que no es tan así. Creo que me desenvuelvo mejor en la opinión. Lo que sucede es que los editores de la mayoría de esos medios informativos solicitan mucho los reportajes y las noticias.

La sangre de la libertad (Premio de Novelas de Gaveta, 2008) ahonda en los detalles de quien reprime y cercena la libertad, pero también humaniza al que se enfrenta a los mecanismos del totalitarismo. ¿Cuál es tu método a la hora de dibujar tus personajes, de ponerlos siempre al borde del abismo, si le adelantamos a los lectores de esta entrevista que muchos de los actores de la actual sociedad civil independiente en Cuba aparecen con sus mismos nombres en esa amalgama que hiciste?

La sangre de la libertad es, hasta el momento, la obra que más esfuerzo ha demandado de mí. Se trata de una novela que ha despertado las reacciones más contrastantes: Desde criterios muy favorables, hasta un lector que me confesó haberla arrojado a un latón de basura. Tengo la percepción de que no todos sus lectores han entendido el enfoque principal que quise darle a la libertad, que no se aborda en el relato desde un punto de vista cívico, sino filosófico. Es, por tanto, una novela de corte existencialista.

Aunque, claro está, en uno de sus planos narrativos transcurre una reunión de opositores bajo la zozobra de que en cualquier momento se aparezcan los aguafiestas muchachones de la Seguridad del Estado. Por tanto, aun en el metarrelato, está presente el ansia de los cubanos por sacudirse el sistema totalitario que los oprime.

Como toda primera novela, abundan en ella lo tintes autobiográficos. En ese sentido, los personajes de Tony y Osvaldito expresan mis puntos de vista. En cuanto a la presencia de personajes reales en la ficción, abundan los ejemplos en la literatura universal. Uno de ellos podrían ser las novelas del estadounidense Gore Vidal.

En general, a la hora de concebir una historia pongo en primer plano las situaciones y los puntos de vista que me interesa presentar. Después es que busco a los personajes que los encarnen.

Tu acercamiento a Martí, en el ensayo La evidencia de nuestro tiempo (Premio Vitral, 2005), contrapone a Cintio Vitier con Rafael Rojas para esbozar el dogma y la libertad con que cada uno nos devolvió a este "cubano universal". ¿Es Martí parte de tus "obsesiones"?

Realmente, no me considero un estudioso de la obra martiana. Aunque, obviamente, ningún cubano puede ser indiferente ante la figura del Apóstol. Ya lo dijo el poeta Eliseo Diego: "Martí es el aire que respiramos". Nuestro Héroe Nacional es, en la política, algo parecido a lo que representa Lezama en la literatura: A menudo generan desencuentros debido a la riqueza de sus legados.

Uno de esos desencuentros acerca de Martí, precisamente, lo encontramos en las posiciones de Cintio Vitier y Rafael Rojas. Mientras que el primero coloca a Martí en un altar, el segundo lo humaniza y cree apreciar ciertos inconvenientes dejados por el mártir de Dos Ríos, como por ejemplo el haberles cerrado las puertas a las vías no revolucionarias para labrar el destino de Cuba.

Así lo quiso Dios, libro de Orlando Freire S.
Así lo quiso Dios, libro de Orlando Freire S.

De todas formas, los puntos de vista de Vitier y Rojas son muy interesantes por cuanto prefiguran el contrapunteo en que se ha debatido nuestra nación: Vitier anuncia la Cuba socialista que toma forma con el castrismo; Rojas, por su parte, reclama la Cuba liberal que vimos hasta el año 1959, y que podría retornar en el futuro.

En tus años de periodismo independiente has hincado la lanza en las estructuras que hacen sostenerse al Ministerio de Cultura, por lo que has descrito habría que abolir esa cartera para salvar una parte de la vida cubana…

Después que dos amigos escritores, miembros de la UNEAC, llevaron dos de mis cuentos a la redacción de la revista La Gaceta de Cuba y su director los rechazó alegando que no se adecuaban al perfil de la publicación, me convencí de que la cultura oficial no era el cauce por el que podría dar a conocer mis escritos.

Entonces, me dediqué a buscar vías alternativas y la primera que encontré fue el Centro Cívico y Religioso de la diócesis de Pinar del Río, que dirigía brillantemente el laico Dagoberto Valdés, también en ese entonces director de la revista Vitral. Allí gané un premio de ensayo, y se publicó mi primer libro: La evidencia de nuestro tiempo.

Posteriormente hemos presenciado la apertura de nuevas posibilidades para los escritores independientes cubanos, estas más allá de nuestras fronteras, entre las que destacan la editorial Neo Club Ediciones, y el concurso de Novelas de Gaveta Franz Kafka. En el plano nacional, el Club de Escritores Independientes de Cuba, y la red de Bibliotecas Independientes también contribuyen a dar a conocer las voces que la cultura castrista pretende silenciar.

Con el encierro de los 75 prisioneros de la Primavera Negra de 2003 parecía que se apagaba el periodismo alternativo y punzante en Cuba. Hoy hay media docena de grupos o gremios de periodistas independientes, tú junto a otros has logrado publicar fuera de Cuba y "meter los libros isla adentro". ¿A qué atribuyes esto?

Acerca del periodismo independiente, imagino que los gobernantes cubanos estén desconcertados por el auge que ha tomado, sobre todo después que intentaron darle un jaque mate con los encarcelamientos de la Primavera Negra de 2003. Es algo que, literalmente, se les ha ido de las manos.

¿Qué escribe hoy Orlando Freire Santana? ¿Cuáles son los proyectos que te quitan el sueño? ¿Qué te impulsa a crear desde La Habana de 2015?

Para nadie es un secreto que la labor periodística le resta tiempo a la creación literaria. No obstante, siempre tratamos de hallar un espacio para conciliar ambas actividades. En ese contexto acabo de terminar mi segunda novela, titulada Los pechos de Rosa, que se adentra en el complicado mundo de la prostitución habanera. Ahora, por supuesto, viene el no menos complicado proceso de encontrar la manera de su publicación.

Casi te aseguro que lo próximo que escribiré será un ensayo, que de algún modo trate aspectos de la actualidad cubana y latinoamericana. Porque, contrario a lo que algunos puedan pensar, el ensayo es el género literario que más me gusta, y en el que creo desenvolverme mejor.

De cualquier manera, bien sea mediante el periodismo o la literatura, continuaremos dando a conocer la realidad de la isla. Porque la escritura es nuestro compromiso con el presente y el futuro de la patria.

Obra de Orlando Freire Santana:

Premio de ensayo de la revista Vitral 2005, con "La evidencia de nuestro tiempo". Premio de ensayo de la revista Palabra Nueva 2008, con "Una porfía a destiempo". Premio Novelas de Gaveta Franz Kafka 2008, con La sangre de la libertad. Mención de ensayo en la revista Espacio Laical 2009, con "Nacionalismo y debate racial en Cuba". Premio de ensayo convocado en Puerto Rico 2010, con "El liberalismo en el decurso de la nación cubana". Premio de ensayo de la revista Convivencia 2011, con "Hacia el fin de las exclusiones". Premio de cuento convocado por el área de Prensa y Cultura de la SINA 2011, con La semana tiene más de siete días. Así lo quiso Dios y otros relatos. Cuentos, Neo Club Ediciones, 2014.

Vea todas las noticias de hoy

Dos semanas sin agua en varios barrios de La Habana

Vecinos de la Habana Vieja desesperados por la falta de agua potable. (@AsicSomos)

Hasta 15 días han pasado residentes de la capital cubana sin abastecimiento de agua potable en sus viviendas y en algunos lugares llega contaminada con aguas albañales, así lo afirman habaneros entrevistados por Radio Televisión Martí.

Uno de los testimonios ofrecidos es el de la activista Jaqueline Heredia, quien vive en Los Sitios, Centro Habana, donde el problema es mucho más grave.

Tampoco hay agua, se quejan habaneros tras 15 días sin el preciado líquido
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:58 0:00

"Hace casi tres meses estamos con esta situación del agua. Los vecinos han ido a quejarse a Aguas de La Habana, a Acueducto [pero solo les dicen] que van a ver, que hay problemas. Muchas veces nos pasamos 15 días sin agua, y tenemos que cargarla de algún lugar estatal para podernos bañar", detalló Heredia.

Las autoridades recomiendan mantener una extrema higiene por la pandemia de coronavirus, pero "¿con qué agua?", se cuestiona la activista.

Cerca de la tienda La isla de Cuba, en La Habana Vieja, vive la activista Ariana Mena. Según explicó, tras dos semanas sin agua potable, el domingo llegó por espacio de 6 horas.

Todos los años es lo mismo, asegura Mena, "pero ahora la cosa está peor, porque ellos [el gobierno] están desviando el agua del pueblo para los hoteles. A la cara de nosotros pasan las pipas que van para los hoteles", recalcó.

En el Cerro, en el consejo Latino Americano, pasaron unos cinco días sin el servicio de agua potable. José Tomás Fernández, residente en el lugar, señaló que "el delegado dijo que había contaminación y empezaron a traer pipas".

Diez de Octubre es otro de los municipios afectados, allí el agua potable llega, pero con mal olor, al parecer contaminada con aguas albañales. El opositor Roberto Pérez describe la situación.

En Diez de Octubre el agua potable llega, pero con mal olor, al parecer contaminada con aguas albañales.
En Diez de Octubre el agua potable llega, pero con mal olor, al parecer contaminada con aguas albañales.

"El agua está viniendo negra, oscura, con peste, como si fuera de fosa", desde principios de mayo, aseguró.

Los vecinos han reportado lo que está ocurriendo. La respuesta de las autoridades es que ya han hecho los arreglos a la avería "pero sigue el agua viniendo igual", concluyó Pérez.

"No podemos permitir otra Primavera Negra", exigen garantías a libertad de prensa en Cuba

El aparatoso arresto del periodista y escritor Raúl Rivero el 20 de marzo de 2003 en su vecindario en Centro Habana.

Una nueva campaña de recogida de firmas, instalada en la plataforma avaaz.org exige el cese de la represión contra quienes ejercen las libertades de prensa y expresión en Cuba.

La petición "Garantías para ejercer los derechos a las libertades de prensa y expresión en Cuba" demanda también la eliminación de los recursos legales que restringen y criminalizan el ejercicio del periodismo en la isla y el establecimiento de garantías jurídicas para ejercer las libertades de prensa y expresión, "que deberán incluir leyes de transparencia y protección de fuentes; y la liberación inmediata de Roberto de Jesús Quiñones Haces".

El llamado, suscrito por periodistas de más de una decena de publicaciones sobre asuntos cubanos, denuncia el aumento de la represión física, jurídica y psicológica contra quienes participan en proyectos periodísticos y comunicativos que funcionan de manera independiente del Estado y del Partido Comunista de Cuba y al margen de las publicaciones oficialistas.

"Detenciones arbitrarias y encarcelamientos, allanamientos y registros de viviendas particulares, confiscación y ocupación de equipos, interrogatorios, prohibiciones de salir del país, cerco de domicilios para impedir la cobertura de noticias, campañas de difamación, acoso físico y digital, hackeo de cuentas personales, bloqueo y ataques cibernéticos contra sitios digitales, amenazas de prisión, intimidación a familiares y estigmatización social, son algunas de las acciones represivas que sufren periodistas, blogueros y comunicadores independientes", apunta la petición.

Los firmantes critican los medios de prensa donde "las agendas y rutinas productivas de los medios estatales están permeadas por el poder político y son intervenidas por sus funcionarios con frecuencia; lo cual constituye una fuente inagotable de conflictos de intereses, en los que la balanza siempre se inclina a favor de los intereses del poder político y no de los intereses de la sociedad".

"La existencia de medios estatales -que no por estatales son públicos- no alcanza para afirmar que en Cuba se respetan las libertades de prensa y expresión. Las libertades de prensa y expresión son derechos de todos los ciudadanos por igual, no privilegios de dirigentes del Estado, el Gobierno y el Partido, que aseguran representar la voluntad de todo un pueblo, pero prohíben la manifestación de cualquier voluntad que difiera de la que representan", señalan.

Los firmantes alertan: "No podemos permitir que ocurra otra Primavera Negra como la de 2003, cuando el Estado cubano detuvo a 75 ciudadanos, entre quienes había periodistas independientes y defensores de derechos humanos, y les impuso condenas de hasta más de 20 años de privación de libertad. Y aunque para 2011 ya habían sido excarcelados, los instrumentos legales que se emplearon para juzgarles continúan vigentes. Si bien en el propio Código Penal existen varios artículos que atentan contra las libertades de prensa y expresión, consideramos que la Ley de reafirmación de la dignidad y soberanía cubanas (Ley 80) y la Ley de protección de la independencia y la economía de Cuba (Ley 88), de 1996 y 1999, respectivamente, constituyen las amenazas más serias en este sentido".

Michael Kozak rememora la masacre del Remolcador 13 de Marzo

Evento recordatorio 25 Aniversario Remolcadotr 13 de marzo ( 1

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, publicó en su cuenta de Twitter que en esta jornada del 13 de julio, cuando se recuerda el asesinato de cubanos, condena sin ambages la masacre del Remolcador 13 de Marzo en la bahía de La Habana, hace ya cerca de tres décadas atrás.

Con el lema #CubaLibreYa la embajada estadounidense reprodujo la declaración de Kozak en que asegura que "hoy hace 26 años, un grupo de cubanos huyó de la opresión de los Castros en el remolcador 13 de Marzo.

Los barcos del régimen cubano los persiguieron y embistieron para hundirlo, mientras disparaban a los que estaban a bordo con mangueras de agua a presión".

El alto diplomático de EEUU concluye que las súplicas de los pasajeros que se ahogaban fueron ignoradas. "El 13 de Marzo se hundió, matando a 41 niños, mujeres y hombres. Otro triste y despreciable acto del régimen castrista, que sólo gobierna a través del miedo y la opresión".


Manifestación de silencio frente a Embajada de Cuba en Washington D.C

Exiliados cubanos en protesta frente a la Embajada de Cuba en DC./ Cortesía de Andrés Martinez.

En el 26 aniversario del hundimiento del remolcador 13 de Marzo, exiliados cubanos se dieron cita frente a la Embajada de Cuba en Washington, D.C., en manifestación silenciosa por la pérdida de 37 vidas, entre ellas 10 niños, y en protesta por la impunidad del régimen de La Habana en este crimen cometidos contra civiles desarmados.

Al evento, convocado por The Center for a Free Cuba, entidad que dirige John Suárez, acudieron en representación del Instituto Patmos, el Pastor Mario Félix Lleonart Barroso y su esposa, la Misionera cubana Yoaxis Marcheco Suárez.

Desde los sucesos de aquel 13 de julio de 1994, cubanos exiliados, la comunidad internacional, y organizaciones internacionales como Human Rights Foundation, han pedido que se investigue y se haga rendir cuentas a quienes esa noche embistieron una frágil embarcación en la que civiles cubanos intentaban escapar.

Aquella madrugada del 13 de julio de 1994, durante la embestida contra el remolcador 13 de Marzo, algunas madres alzaban a sus hijos para mostrarle a las autoridades cubanas que había menores a bordo, sólo para ver cómo los pequeños fueron arrancados de sus manos por la fuerza del agua de las poderosas mangueras.

Exiliados cubanos en protesta frente a la Embajada de Cuba en DC./ Cortesía de Andrés Martinez.
Exiliados cubanos en protesta frente a la Embajada de Cuba en DC./ Cortesía de Andrés Martinez.

Shayla Zayas, joven que viajó desde Nueva York para el evento, dijo que la manifestación se realizó dentro de un marco de índole espiritual, para hacer hincapié en el dolor del pueblo cubano, en particular, de los familiares que perdieron a sus seres queridos en un acto deliberado del gobierno cubano contra indefensos ciudadanos.

"A la vez, pedimos justicia por la muerte, hace 8 años el próximo 22 de julio, de Oswaldo Payá y Harold Cepero, del Movimiento Cristiano Liberación", indicó.

A la manifestación también acudió desde Nueva York, la activista Yoly González, quien dijo que los sucesos del 13 de julio del 1994 representan un crimen que no debe, y tampoco podrá, quedar impune, mientras cubanos en distintas partes hagan reclamos por la justicia.

Yoly González situó el hundimiento del remolcador dentro del marco de los 60 años de sufrimiento para la nación cubana: "Estamos aquí en representación de todas las personas que murieron, y también lo estamos en representación de todas las personas que han muerto en el transcurso de 60 años de dictadura cubana".

Lectura de misiva ante la Embajada de Cuba en DC./ Cortesía de Andrés Martinez.
Lectura de misiva ante la Embajada de Cuba en DC./ Cortesía de Andrés Martinez.

El Pastor Mario Félix Lleonart Barroso se dirigió al grupo reunido y dijo que él esperaba que ningún crimen quede impune, incluyendo el hundimiento del remolcador. Al afirmar que todos buscan justicia aquí y ahora, pero es también cierto que "el crimen no queda impune ante el tribunal celestial, donde todo se sabe, donde todo se ve y donde todos tienen que rendir cuentas".

El pastor evangélico afirmó en su plegaria: "Dios Todo Poderoso, míranos aquí, en vigilia, a pie, silenciosos, clamando a Ti por un crimen cometido hace 26 años, y que aún permanece impune. Porque Tú eres un Dios de justicia y Tú vas a hacer justicia. Te pedimos también que aquí se pueda hacer justicia en la tierra, en los tribunales humanos y que se ponga fin a esta dictadura".

El pastor recordó además al preso político Ernesto Borges Pérez, quien también cumple 22 años de privación de libertad al hacer un llamamiento para la excarcelación inmediata de más de 130 presos políticos en Cuba.

La Misionera Yoaxis Marcheco y Mario Félix Lleonart Barroso aprovecharon la oportunidad para leer una carta que sería enviada a la embajada cubana en Washington demandando del canciller cubano Bruno Eduardo Rodríguez a Parrilla una retractación pública luego que mencionara sus nombres en rueda de prensa en La Habana el 12 de mayo en relación a sucesos ocurridos en el recinto con los cuales los esposos cristianos dicen no estar vinculados.

Obispos cubanos celebraron asamblea extraordinaria

Tomado de https://www.arzobispadosantiagodecuba.org

Los Obispos Católicos de Cuba se reunieron en Asamblea Extraordinaria en la Casa de Retiros y Convivencias de El Cobre, en Santiago de Cuba, según informa el portal de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

Las sesiones de trabajo tuvieron lugar durante la semana pasada, asegura el comunicado.

Los encuentros abordaron de manera especial "la actual situación a partir de la pandemia y los retos para el trabajo pastoral en el futuro próximo".

Desde el mes de marzo, la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba decidió suspender todas las celebraciones litúrgicas públicas en los templos y comunidades de la isla, a fin de contribuir con las medidas preventivas para contener el avance del coronavirus.

La Asamblea Extraordinaria incluyó la celebración por los 35 años de sacerdocio de monseñor Dionisio García Ibáñez, arzobispo de Santiago de Cuba, y el padre Jorge Catasús Fernández, párroco de Santa Lucía, en Santiago de Cuba.

Cargar más

XS
SM
MD
LG