Enlaces de accesibilidad

Cuba

Salarios en Cuba son una broma: “la gente hace como que trabaja y el gobierno, como que paga”

Un obrero cambia el neumático de un camión el viernes 14 de julio de 2017, en La Habana (Cuba)

El sueldo de los trabajadores estatales, el 90 por ciento de la fuerza laboral en Cuba, es un chiste de mal gusto. El salario mínimo es 225 pesos, unos 10 dólares.

LA HABANA- Hasta los perros callejeros, andrajosos y hambrientos, se guarecen en los portales de La Habana cuando el reloj marca la una de la tarde.

El sol quema y la humedad encharca de sudor la ropa. Después del mediodía las calles habaneras se asemejan al desierto de Sahara. La gente se refugia en sus casas y los transeúntes, casi desesperados, entran a cualquier tienda, cafetería o un banco estatal con aire acondicionado para recibir como una bendición un chorro de clima refrigerado.

En ese desolador panorama tropical de un mediodía del mes de julio en Cuba, donde todos huyen del calor de plomo, Antonio, junto a su brigada de operarios, trabaja asfaltando calles en el municipio Diez de Octubre.

Luego de almorzar dos huevos hervidos, arroz blanco y potaje aguado de frijoles negros, Antonio carga en su hombro, como si fuese un bate de béisbol, el pesado martillo neumático y comienza a romper calles.

“Laboro doce horas diarias. Reparar y asfaltar calles no le gusta a nadie. Casi todos los que trabajamos aquí somos ex presidiarios, alcohólicos incurables o perturbados mentales. Gano el equivalente a 50 dólares mensuales (unos 1,250 pesos), a veces un poco más, según el cumplimiento del plan”, señala Antonio.

A pesar de que su salario casi duplica el sueldo promedio en Cuba (740 pesos), el dinero que Antonio ingresa por su ruda faena no cubre la cuarta parte de las necesidades básicas de su familia. “Tengo dos chamas (hijos) de 12 y 14 años y el sueldo no me alcanza para comprarles ropa y zapatos, ni llevarlos a pasear los fines de semana. Solo para poner dos platos de comida caliente en la mesa cada día. No comemos lo que desearíamos, sino lo más barato”.

Antonio, negro alto y corpulento, consiguió una ‘pincha’ (trabajo) como portero en un bar privado. “Como muchos cubanos, me meto en cualquier bisne que dé plata. Reparar calles es algo muy agotador, pero no lo dejo porque es un salario fijo. Además, no sé hacer otra cosa”.

En otros países, el mantenimiento de la vía pública se realiza en horarios nocturnos, para amortiguar los efectos del calor. Pero en Cuba, la supuesta meca del socialismo con rostro humano, esa labor se hace bajo un sol de mil demonios.

El régimen verde olivo es un complejo juego de espejos. Vende una narrativa de justicia social, amor al pueblo y éxitos productivos que solo se cumplen en las redacciones de los telediarios.

Si usted quiere entender la auténtica naturaleza de la junta militar que gobierna Cuba, por favor, deténgase en los salarios de sus trabajadores. Desde que Fidel Castro ocupó el poder a punta de carabina en enero de 1959, una parte del salario, entre el 5 y el 9 por ciento, se descontaba para sufragar la educación y salud de carácter universal.

La mayoría de los cubanos coinciden en mantener con sus impuestos la medicina y enseñanza. Pero con el tiempo, la inflación galopante, la improductividad del sistema comunista y el abultado aparato estatal devora, como si fuera un sandwich, los gravámenes de circulación a mercancías y al salario.

El sueldo de los trabajadores estatales, el 90 por ciento de la fuerza laboral en Cuba, es un chiste de mal gusto. El salario mínimo es 225 pesos, unos 10 dólares.

Con ese dinero se sufraga la magra canasta básica que otorga al Estado a todos los nacidos en Cuba: 7 libras de arroz, 5 de azúcar, 20 onzas de frijoles, media libra de aceite vegetal, una libra de pollo, un paquete de espaguetis y un panecillo diario de 80 gramos.

Esas mercancías cuestan no más de 20 pesos (menos de un dólar). Pero solo alcanza para comer una semana. El resto del mes, los que ganan salarios mínimos, como los jubilados, tienen que hacer maromas para alimentarse.

Luego está el pago de la factura de electricidad. Que es bastante cara. Una familia con un televisor, dos ventiladores, un refrigerador, una arrocera, una batidora y una decena de bombillos, paga entre 30 y 40 pesos mensuales.

Si tiene aire acondicionado y más de un televisor en casa, el consumo se dispara a 300 pesos por mes. Excepto los altos funcionarios del gobierno, que no se sabe exactamente cuánto ganan, el salario más alto en Cuba lo detentan los médicos e ingenieros de ETECSA, la única empresa de telecomunicaciones. Un especialista médico puede devengar el equivalente a 60 dólares. Un profesional de ETECSA, si sumamos la estimulación en moneda dura, roza los 90 dólares.

Pero, ¿alcanzan esas entradas para mantener bien a una familia? Desde luego que no. Pregúntenle a la ingeniera Migdalia. Por respuesta, la joven profesional muestra un puñado de hojas repletas de números y gastos.

“Soy madre soltera de un hijo. En comida para dos personas gasto entre 1,200 y 1,300 pesos. El resto, se evapora en la merienda escolar. Ni siquiera me alcanza para pagar la electricidad, comprar libros o distraernos. Mi padre, que reside en Miami, me gira 200 dólares mensuales y todos los años nos paga una semana en un hotel todo incluido de Varadero. Aunque es de los más altos en el país, mi salario no me permite una alimentación de calidad. Para comprar ropa, ir a la peluquería o cenar en una paladar tienes que inventar dinero por la izquierda”, precisa Migdalia.

En Cuba, ese eufemismo se traduce en un aforismo simple y duro: robarle al Estado. “Es la única manera de poder llegar a fin de mes, reparar la casa que se está cayendo o poder ir a la playa con tu familia”, confiesa Orestes, estibador portuario.

Un chiste nacional define fielmente el contrato social no escrito entre los asalariados y el régimen: “la gente hace como que trabaja y el gobierno hace como que nos paga”. Nunca mejor dicho.

[Publicado en Desde La Habana]

Vea todas las noticias de hoy

Guardia Costera rescata a balseros a punto de naufragar: "Estas personas tienen suerte de estar vivas" (VIDEO)

Una de las embarcaciones interceptadas por la Guardia Costera de EEUU. (Captura de video/USCG)

La Guardia Costera estadounidense (USCG) rescató a dos grupos de balseros cubanos en la noche del sábado cuyas embarcaciones estuvieron a punto de naufragar debido al mal tiempo en el Estrecho de la Florida.

Las embarcaciones "comenzaron a hacer agua en medio de su migración ilegal a Estados Unidos", dijo en Twitter el Séptimo Distrito de la USCG, con sede en Miami.


"No se haga a la mar durante una tormenta tropical, estas personas tienen suerte de estar vivas", subrayó la agencia federal, en referencia a la entonces tormenta tropical Ian, que se convirtió en huracán este lunes, con vientos de 120 km/h.

Este lunes, otra embarcación procedente de la isla fue interceptada por la estación de Islamorada de la Guardia Costera.

"Esta tormenta es muy impredecible y estas personas tienen suerte de estar vivas", recalcó la USCG.

Durante este año fiscal se han perdido 64 vidas de cubanos que intentaron llegar a EEUU por vía marítima.

“Hemos perdido a 64 personas en el mar este año fiscal, las tripulaciones están duplicando los esfuerzos para asegurarse de que ese número no aumente”, señaló el sábado la Guardia Costera, tras la repatriación a la isla de 28 migrantes irregulares.

Antonio Orlando Rodríguez recibe el Premio SM de Literatura Infantil

El escritor cubano Antonio Orlando Rodríguez, director con el también cubano Sergio Andricaín, de la Fundación Cuatrogatos.

El escritor cubano Antonio Orlando Rodríguez ha ganado, por unanimidad del jurado, el XVIII Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil, dotado con 30.000 dólares, que recogerá en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) el 29 de noviembre, reporta la agencia de prensa Efe.

El autor “es capaz de convocar el pasado y el presente desde una singularidad que seguirá abriendo nuevas maneras de sentir, pensar y habitar el mundo”, en opinión del jurado, según informó la editorial española SM este viernes en Madrid.

También valora que su escritura, "de indiscutible fuerza y calidad", despierta la imaginación de los lectores en formas que "renuevan el asombro", y añade que su "obra integra de una manera poética diversas tradiciones y registros que navegan desde su Caribe natal hacia otras latitudes, trascendiendo los límites geográficos, lingüísticos y generacionales”.

Antonio Orlando Rodríguez (nacido en 1956) comenzó su carrera en la literatura infantil y juvenil con "Abuelita Milagro" (1975), obra a la que siguieron más de medio centenar de libros de ficción para este público con editoriales de varios países.

Tras vivir en Costa Rica y Colombia, reside desde 1999 en Estados Unidos, donde creó y dirige, junto con el también cubano Sergio Andricaín, la Fundación Cuatrogatos, dedicada a la promoción de la lectura y al estudio de los libros infantiles y juveniles en español.

Para esta edición del premio se recibieron 23 candidaturas de Argentina, Brasil, Cuba, España, Guatemala, México, Paraguay, Portugal y Uruguay, de las que trece fueron finalistas.

El Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil ha reconocido, entre otros, a los españoles Juan Farias, Montserrat del Amo y Gili o Jordi Sierra i Fabra; a las argentinas María Teresa Andruetto, Laura Devetach y Graciela Montes; a la colombiana Gloria Cecilia Díaz, a la mexicana María Baranda y a la chilena María José Ferrada.

Creado por la Fundación SM en 2005, el galardón cuenta con la colaboración de la Unesco en México, el International Board on Books for Young People (IBBY), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC).

Está "muriendo lentamente", alerta la hermana de José Daniel Ferrer

Los opositores Luis Enrique Ferrer García, Ana Belkis Ferrer García y José Daniel Ferrer García antes de la Primavera Negra de 2003.

La vida del preso político y líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, encarcelado en la prisión de Mar Verde, Santiago de Cuba, se extingue poco a poco, denunció el viernes en las redes sociales, Ana Belkis Ferrer, hermana del reconocido opositor.

"Tres meses y 19 días semidesnudo, solamente en calzoncillo, lleno de picazos de mosquitos, alimentándose de la jaba que le están permitiendo cada 45 días y sin derecho a visitas familiares y conyugales, así como a llamadas telefónicas. Un año, dos meses y 12 días enterrado en vida y muriendo lentamente", denunció Ana Belkis, convertida desde el exilio en una fuerte activista por la liberación de su hermano y de todos los presos políticos en Cuba.

"Otro Viernes sin poder saber de mi valiente y abnegado hermano", escribió la opositora radicada en Estados Unidos.

Ferrer, arrestado en Santiago de Cuba el 11 de julio de 2021, por intentar unirse a las protestas masivas antigubernamentales que se dieron en decenas de localidades de Cuba, no habla por teléfono con su familia desde el 4 de junio.



El ex prisionero de conciencia de la Primavera Negra de 2003 pudo ver a su esposa, Nelva Ismaray Ortega, en una visita de 15 minutos, según se informó el 5 de septiembre en las redes sociales del opositor.

El líder de UNPACU se declaró “plantado” desde que llegó a prisión, siguiendo la tradición iniciada por el presidio político histórico en Cuba desde 1959 de no aceptar vestirse con el uniforme reglamentario de los presos por delitos comunes.

Familiares del opositor han denunciado ofrecimientos para que acepte el exilio forzado o de lo contrario tendría que cumplir los 17 años de condena impuestos en la Primavera Negra del 2003, más la sentencia que le sea impuesta por la causa N.º 128 de 2021.

Numerosos países y organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y Human Rights Watch han exigido el respeto de los derechos de José Daniel Ferrer y su inmediata liberación.

Guardacostas de EEUU han repatriado a más de seis mil cubanos

Una balsa construida con tanques metálicos.

La Guardia Costera de Estados Unidos informó este sábado que en lo que va de año fiscal han repatriado a 6,052 cubanos, que intentaron llegar a Estados Unidos por la vía marítima.

En su cuenta de Twitter dieron a conocer que este mismo sábado han retornado a Cuba a un grupo de 28 inmigrantes.

Durante este año fiscal se han perdido 64 vidas de cubanos que atravesaron el mar para llegar a EEUU.

“Hemos perdido a 64 personas en el mar este año fiscal, las tripulaciones están duplicando los esfuerzos para asegurarse de que ese número no aumente”, dijeron en un comunicado.

David Claros, director de los Servicios Legales de Inmigración de la Región Sudeste en Church World Service, dijo esta semana a la CNN que en el caso de los cubanos “han llegado personas con historias de persecución por parte del Gobierno, debido a su disconformidad para participar de ciertos eventos, o por no estar de acuerdo con la política comunista de la isla. No son solo ellos sino también muchas historias de sus familiares, amigos que fueron aprehendidos, detenidos por delitos menores que no califican como crímenes".

La cadena noticiosa recuerda en un reportaje especial sobre el récord de balseros que "los cubanos han estado huyendo de la isla durante años, pero los recientes disturbios, la persecución y la escasez de productos básicos han acelerado el éxodo".

Esta semana el presidente Joe Biden declaró irracional las deportaciones de cubanos, venezolanos y nicaragüenses.

El mandatario se refirió a los migrantes de los mencionados países que son detenidos en la frontera. En los últimos 11 meses, las autoridades fronterizas han detectado el arribo de 197.870 cubanos, lo que constituye la mayor ola migratoria en desde 1959. En agosto, llegaron más de 20 mil.

“Lo que está ocurriendo ahora, durante mi mandato, es Venezuela, Cuba y Nicaragua, y la capacidad de enviarlos de vuelta a esos Estados no es racional”, dijo el presidente el martes.

Sin embargo, la Guardia Costera de EEUU se mantiene reiterando que "cualquiera que intente ingresar ilegalmente a los EEUU a través de una ruta marítima puede esperar ser repatriado, independientemente de su país de origen”.

Pablo Prado, Capitán de Fragata de la Guardia Costera de EEUU, reconoció en entrevista con Radio Televisión Martí que en los últimos meses se ha visto un incremento de la migración marítima de cubanos.

"No es algo que nos sorprende, ha pasado anteriormente pero estamos preparados para responder con barcos extras, patrullaje aéreo y marítimo en conjunto con varias agencias del gobierno”, dijo el oficial a Radio Televisión Martí.

“No consideramos esto una crisis como Mariel o la de los balseros del 94. Nada de eso, sino una oleada, una irregularidad que ha incrementado el tráfico marítimo de migrantes”, comentó el capitán.

Una joven de Cienfuegos reportada como tercer caso de viruela símica en Cuba

Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), en La Habana.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) informó este sábado sobre la confirmación de un tercer caso de viruela símica, también conocida como viruela del mono.

La nota informativa precisó que el caso fue diagnosticado en el Laboratorio Nacional de Referencia del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí.

Se trata de una ciudadana cubana residente en la provincia de Cienfuegos, de 27 años de edad. El MINSAP asegura que "se encuentra ingresada, aislada y con seguimiento médico".

El parte aclara que el caso de la joven no guarda relación con los casos anteriores, pero tuvo contacto con un ciudadano cubano residente en los Estados Unidos, que presentaba síntomas sospechosos de la enfermedad. El hombre viajó a Cuba el día 3 de septiembre de este año y regresó el 13 del mismo mes, indica la nota del MINSAP.

La vasta mayoría de los casos de viruela símica se han registrado en hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres que reportaron tener contacto cercano con una persona infectada durante el coito.

Un reporte, publicado este mes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos indica que las infecciones entre las personas con VIH y otras enfermedades venéreas pudieran ser más elevadas de lo que se pensaba.

El estudio examinó unos 2.000 casos de viruela símica y encontró que 38% de aquellos infectados con viruela símica habían sido diagnosticados con VIH, que el 41% de los infectados con viruela símica habían sido diagnosticados con una enfermedad venérea en el último año.

En julio, la Organización Mundial de la Salud declaró una emergencia mundial por la viruela símica, el nivel de alerta más elevado que ha sido ya utilizado en el pasado en brotes similares del zika en Latinoamérica en 2016 y en la pandemia de coronavirus, entre otros. La declaración no significa necesariamente que la enfermedad sea particularmente transmisible o letal.

En las Américas, la mayoría de los casos han sido detectados entre hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres, aunque también se han confirmado al menos 145 casos entre mujeres y 54 casos entre menores de 18 años, dijo la OPS.

Cargar más

XS
SM
MD
LG