Enlaces de accesibilidad

Cuba

El Estado y la alimentación del pueblo

La hora de preparar la comida en una casa de La Habana Vieja. REUTERS/Claudia Daut

A partir de una lamentable intervención televisiva del Ministro de la Industria Alimentaria en que intentó presentar las estrategias del Gobierno cubano para alcanzar la llamada “soberanía alimentaria”, en estos días el tema de la alimentación ha estado, aún más, en el centro del debate no solo en las colas, en la mesa de nuestras casas, sino en todas las redes sociales. Han sido innumerables los comentarios, los memes, el humor y el amargor, que ha provocado dicha intervención en que se mencionaron la producción de tripas, croquetas y la utilización del “gallinas decrépitas”. Tal ha sido el impacto de las redes sociales que inmediatamente las autoridades retiraron algunas palabras, cortaron parte de la grabación audiovisual e intentaron echar la culpa fuera del área de su responsabilidad y, como siempre, fuera del país.

No quiero entrar en esos detalles que provocan todo tipo de reacciones, sino que deseo compartir mis consideraciones sobre lo que identifico como el problema de fondo: la alimentación de los cubanos. Aunque el humor puede ser buen antídoto a la inacabable desesperanza, y las críticas a unas frases pueden desahogar energías negativas, es necesario identificar, hacer consciente y solucionar el problema de fondo, la raíz del asunto, la causa original y no quedarnos en solo lamentar las consecuencias, la deficiente forma de plantearlo, el reino del absurdo de las palabras, y los ejemplos cuyo devenir roza ya con lo grotesco y la falta de respeto a la inteligencia de la nación.

En otras latitudes hay también hambre y escasez, y también se deben buscar y encontrar las causas profundas de esa injusticia inaceptable, no es coherente solidarizarnos con los otros sin también, y al mismo tiempo, esforzarnos por resolver lo nuestro. Nosotros debemos resolver nuestros propios problemas sin esperar a que vengan otros a resolverlo o aliviarlo, y sin que nos consolemos con la pobreza de otros, porque como dice el refrán de nuestros abuelos: “mal de muchos consuelo de tontos”. Y para no quedarnos ni en el consuelo de tontos, ni en la queja estéril, proponemos estos cuatro puntos:

Lo primero: Reconocer y educar en que una alimentación suficiente, sana, balanceada y accesible a los bolsillos de todos, es un derecho básico e inalienable. No se puede sostener el respeto a los demás derechos humanos universales e indivisibles si -en Cuba o en cualquier lugar del mundo- no se garantizan las estructuras y los medios para el acceso a la alimentación adecuada. Reconocer este derecho primario y educar para su consecución es tarea de la familia, la escuela, las iglesias, el resto de la sociedad civil y el Estado.

Segundo: Cada ciudadano adulto, dígase padres y madres de familia, hermanos mayores, tíos y abuelos, son y deben ser los primeros responsables de trabajar y sostener a sus familias. Ese trabajo debe ser justamente remunerado con un salario suficiente con el que puedan garantizar la alimentación sana y suficiente para su familia. Ya aquí hay una primera causa profunda: en Cuba no alcanzan los salarios. Todavía peor: se paga en una moneda y la que permite el acceso a la mayoría de los alimentos es la moneda de otros países, ganada y sudada por otras personas. Las tiendas en que se podía usar nuestra moneda han quedado desabastecidas a pesar de las promesas. Depender durante años y años del trabajo ajeno, y de las remesas de un país extranjero, no es solo una injusticia y una violación de los derechos de los trabajadores sino que es una deformación que mal educa, resta valor al trabajo, desestimula el esfuerzo personal y crea vagancia, delincuencia y apatía crónica. Pobre del país y de los ciudadanos, especialmente los jóvenes, que dependen del trabajo y el sacrificio de su familia de afuera por años sin término. Eso no es ético, ni educativo, ni siquiera lógico.

Tercero: El Estado no puede, no ha podido, y no debería, asumir, él solo, la carga de garantizar a cada familia una alimentación adecuada, variada y sana. Entonces, si la alimentación es un derecho, si los salarios no alcanzan, si los alimentos en su mayoría se adquieren en monedas extranjeras y el trabajo propio pierde valor adquisitivo, toca al Estado iniciar con premura y eficacia las transformaciones estructurales para liberar las fuerzas productivas que: restituyan al trabajo su valor; que los frutos del trabajo concretado en los salarios, una moneda única y con el poder adquisitivo que permita que el progreso personal dependa del esfuerzo emprendedor de cada cubano, y no de si tiene familia en el extranjero. El Estado cubano sigue empeñado en intentar ser el padre de una única familia, y decidir con planes y estrategias incumplibles, desde lo más alto de ese paternalismo, qué come cada cubano, qué cantidad necesita, dónde le toca comprarlo y sobre todo cuándo alcanzará lo suficiente. Eso no puede, no debe, seguir así. Esa es la verdadera causa de la escasez, de las colas, de los coleros, de los acaparadores, de la mayoría de las indisciplinas sociales. Todo eso se elimina no con la represión que encona y genera más violencia, sino liberando las fuerzas productivas y dejando que cada cubano desarrolle sus capacidades de emprendedor, y su trabajo le alcance para alimentar a su familia.

Cuarto: Las reformas estructurales no pueden esperar a que la liga se rompa. Debe liberarse, legalizarse y fomentarse el sector privado sin tener que pasar por el “cuello de botella” de una empresa estatal. No se pueden hacer más experimentos de laboratorio con seres humanos. No se puede experimentar un modelo de mercado dentro de los fórceps de un Estado que quiere administrarlo todo. Los productores privados son los únicos que han demostrado, en poco tiempo, que obtienen de forma independiente, resultados rápidos, suficientes y accesibles a los diferentes bolsillos. Todo el mundo sabe en Cuba, por experiencia propia, qué es lo que funciona, quién tiene viandas, quién produce queso y leche, quién produce carne de cerdo o de pollo, quién lleva a la puerta de nuestras casas alimentos frescos, variados y abundantes: el privado. Miremos a nuestro alrededor… ¿Qué es lo que funciona y qué no logra despegar? Son hechos, no promesas. Y todo el mundo sabe en Cuba qué es lo que genera pobreza, hambre, escasez, promesas, planes, burocratismo e inestabilidad: la centralización paternalista de un Estado que quiere controlarlo todo.

No andemos más por las ramas de los planes y las estrategias “gatopardistas”. La paciencia tiene un límite y nadie quiere llegar a esos extremos. Nadie, con cerebro y corazón, quiere provocar una explosión social. Lo que parece que todo el mundo quiere son cambios de verdad, eficaces, profundos, eficientes, rápidos y medibles, evaluables y mejorables. Lo que de verdad evitará esas lamentables presentaciones, las pifias, los memes y las burlas del humor tan típico de los cubanos no es la censura previa, ni la tijera editora a posteriori, ni la descalificación de ambas partes.

Centrarnos en lo esencial, y evitar los ruidos que distraen y entretienen alienándonos de lo esencial, de las causas, de los cambios, de las transformaciones ordenadas, pacíficas, reales y eficientes. Es la única forma civilizada y ética de resolver el acceso de los cubanos a una digna alimentación sana, suficiente y variada, con nuestro propio trabajo libre y responsable, con nuestra propia moneda fuerte y única, para poder realizar nuestros propios proyectos de vida y alcanzar nuestras legítimas aspiraciones de progreso material, moral y espiritual, sin olvidar la siempre necesaria justicia social, la asistencia y promoción de los sectores más vulnerables, pero sin que el Estado siga administrando la vida, la mesa, el sacrificio y la felicidad de todo un pueblo.

Estoy seguro que nosotros los cubanos, todos, vivamos donde vivamos, pensemos como pensemos, podemos lograrlo. Solo hace falta que quienes pueden y deben abran la puerta o no impidan más que los cubanos todos, sin banderías ni exclusiones, ejerzamos la soberanía ciudadana con la que hemos nacido, fuente y origen de todas las demás soberanías,. incluida la soberanía alimentaria. Esto lo lograremos en paz si enrumbamos entre todos los caminos de la libertad, el trabajo digno, la justicia social y la solidaridad cívica.

[Artículo publicado en la sección Lunes de Dagoberto de la Revista Convivencia]

Vea todas las noticias de hoy

Maykel Osorbo fue detenido y liberado luego que activistas protestaran

En esta foto compartida en su página de Facebook aparece Maykel Castillo Pérez (El Osorbo) al salir de la estación policial de Cuba y Chacón, en La Habana Vieja, pidiendo solidaridad con el prisionero de conciencia Silverio Portal Contreras.

El rapero y opositor cubano, Maykel Castillo Pérez, conocido como Maykel Osorbo, fue detenido temporalmente en La Habana y liberado cerca de las 12 de la noche.

Su arresto se produjo en un estudio musical donde el artista se encontraba grabando canciones, según informó desde la isla Esteban Rodríguez, al sitio digital ADN.

Amigos de Maykel Osorbo ante la estación policial en La Habana.
Amigos de Maykel Osorbo ante la estación policial en La Habana.

La página de Facebook de Osorbo indica que el arresto se realizó de manera violenta, donde participaron 12 sujetos vestidos de civil.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:55 0:00

Un grupo de activistas y opositores cubanos fueron en horas de la tarde del lunes ante la estación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) ubicada en la intersección de Cuba y Chacón, en La Habana, preguntando por el activista desaparecido.

La página Alza tu voz Cuba confirmó que Osorbo estuvo detenido en la 11na unidad del municipio San Miguel del Padrón.

Kozak recuerda que los CDR obligan a desconfiar y espiar a los vecinos

Insignia de los CDR en Cuba.

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, publicó en su cuenta de Twitter un recordatorio por el aniversario sesenta de la creación de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) en Cuba y afirma que “el régimen cubano confía en el miedo para mantener su control dictatorial del poder”.

Destaca el diplomático que los CDR “son los ojos y oídos del régimen” y que estos “obligan a los cubanos a desconfiar y espiar a sus vecinos”.

Kozak, quien fuera jefe de la entonces Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana de 1996 a 1999, asevera que “60 años de CDR es suficiente” y que el pueblo cubano merece algo mejor.

La embajada de Estados Unidos en Cuba reprodujo en castellano el twitter del funcionario del Departamento de Estado.

Precisamente, desde inicios de septiembre de este 2020, al frente de los CDR fue designado Gerardo Hernández Nordelo, el espía del régimen detenido y condenado en Miami. Este se desempeñaba como jefe de la conocida Red Avispa.

Piden 9 años al cubano que publicó video de disturbios en Santiago de Cuba tras violación de una niña

Yoennis Domínguez de la Rosa. (Foto: Cubanet)

El cubano Yoennis Domínguez de la Rosa, de 35 años de edad, se enfrenta a una petición fiscal de nueve años de prisión por haber difundido en las redes sociales un video grabado durante el enfrentamiento ocurrido en la ciudad de Santiago de Cuba entre vecinos y militares a causa de la violación a una niña de 8 años.

"El problema", dice De la Rosa refiriéndose a los disturbios, " fue el 10 de febrero. A mí me localizan el día 12 de febrero y me tuvieron yendo a la Unidad 12, 13 y 14, que ya es el último día que ellos deciden apresarme porque, según el delegado del MININT en Santiago de Cuba, Julián, dice que él tenía orden del ministro, supongo que sea del ministro del Interior, de que yo tenía que ser detenido", dijo en entrevista con la periodista Ivette Pacheco, de Radio Martí.

Domínguez de la Rosa, quien fuera liberado en agosto tras más de cinco meses en "calidad de detenido", sin presentación de cargos, explicó a Radio Martí que la petición fiscal, que le fuera entregada por su abogado el pasado viernes, esta llena de agravantes falsos.

"Se me llevó a la prisión, nunca me dijeron de qué yo estaba acusado. A los cuatro meses es que aparece un instructor y me dice que yo estoy acusado de desorden público. Yo estuve cinco meses y veinte días preso. Yo salí el 3 de agosto con fianza".

Cargos a autor de vídeos enfrentamiento vecinos y militares en Santiago de Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:23 0:00

"¿Qué ahora pasa?", se pregunta Yoennis Domínguez, "que el delito que ellos habían acordado conmigo, no lo hicieron. Ahora me acusan a mí como que yo cogí a esa masa de personas que están ahí en los videos y que los llevé allí, a ese lugar, y que los incité a que les tiraran piedras a los policías".

Del "delito" inicial de desorden público del cual supuestamente se le acusaba, a la lista y la gravedad de los delitos que oficialmente se le imputan a De la Rosa existe una considerable distancia.

"Yo recibí mi petición fiscal el viernes: autor principal y responsable del delito de atentado, desacato y desorden público, sanción conjunta, nueve años. Han puesto cosas en mi petición falsas, ponen que yo en el 2014 cumplí ocho meses de privación de libertad y yo nunca he estado preso, Eso es para buscar más agravantes para que el tribunal me juzgue con más severidad".

El 10 de febrero de 2020, vecinos del reparto Nuevo Vista Alegre, en Santiago de Cuba y fuerzas combinadas del Ministerio del Interior se enfrentaron tras un intento de linchamiento al ciudadano acusado de violar a una niña de 8 años. Las imágenes más difundidas de este suceso fueron grabadas y publicadas por Domínguez de la Rosa.

(A partir de un reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

EEUU aplica sanciones a empresa cubana para reducir la capacidad represiva del régimen

Michael Pompeo, Secretario de Estado de EEUU. (MANDEL NGAN / AFP)

El gobierno de Estados Unidos impuso este lunes sanciones a otra empresa cubana controlada por las fuerzas militares en el marco de su política de reducir el dinero que recibe el aparato represivo del régimen comunista.

El secretario de Estado Mike Pompeo anunció en Twitter que estaba aplicando sanciones a la compañía American International Services (AIS), la cual "se lleva una parte de las remesas que se envían a los ciudadanos cubanos en la isla".

Pompeo dijo que la empresa AIS genera ingresos que son usados por el gobierno cubano para reprimir y para interferir en los asuntos internos de Venezuela.

"Esta acción va reducir la capacidad del régimen cubano de reprimir a su propio pueblo", afirmó en Twitter el secretario de Estado de Estados Unidos.

"El presidente Trump ha dejado claro que apoya al pueblo cubano en su larga lucha por la libertad y contra el régimen comunista de La Habana. La adición de AIS a la Lista de propiedades cubanas restringidas contribuye al objetivo del gobierno de evitar que los militares cubanos controlen y se beneficien del flujo de remesas que debería beneficiar al pueblo cubano", precisó el Departamento de Estado en un comunicado de prensa aparte.

AIS es una compañía manejada por los militares cubanos mediante CIMEX-Panamá que permite el envío de divisas para la compra en las tiendas en dólares en Cuba, pero solo permite extracciones en cajeros automáticos en CUC y CUP.

Este sábado, FINCIMEX, brazo financiero de CIMEX bajo control del conglomerado militar GAESA, denunció un presunto fraude desde Estados Unidos con el envío de divisas a las tarjetas AIS.

La semana pasada, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció una serie de sanciones con el mismo fin de reducir los fondos que reciben las fuerzas militares cubanas por medio de sus empresas, particularmente en el sector del turismo.

Dichos cambios restringen el alojamiento de viajeros estadounidenses en propiedades del gobierno cubano, la importación de productos alcohólicos y de tabaco de origen cubano, organizar encuentros o conferencias profesionales en Cuba y asistir a ellas.

Once familias en la calle tras derrumbe en La Habana

(Foto cortesía Yunet Cairo)

Al menos once familias tuvieron que abandonar un edificio ubicado en Amistad 458 entre Reina y Dragones, en los límites de Centro Habana y La Habana Vieja, donde el viernes colapsó el techo de uno de los pasillos de acceso al inmueble.

Según la activista Yunet Cairo, residente del lugar, hasta el momento las autoridades encargadas no se han personado para determinar la magnitud de los daños o dar solución a las personas afectadas.

Cairo relató que el viernes en la noche "se empezaron a caer los pedazos del techo" en el pasillo del primer piso. Los vecinos del lugar salieron corriendo del inmueble y llamaron a la policía, añadió.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:21 0:00

Una patrulla llegó al edificio. "Miraron lo que estaba pasando, vraron la espalda y se volvieron a ir".

Señales del derrumbe en el edificio ubicado en Amistad 458 entre Reina y Dragones. (Foto cortesía Yunet Cairo)
Señales del derrumbe en el edificio ubicado en Amistad 458 entre Reina y Dragones. (Foto cortesía Yunet Cairo)

También llamaron a los bomberos, pero estos respondieron "que si no había nadie atrapado no podían hacer nada".

Según la activista, intentaron comunicarse con el gobierno municipal y un funcionario de guardia les respondió el teléfono, pero nunca se personó en el lugar del derrumbe. "Todo el mundo está esperando a que venga alguien a resolvernos el problema. Todo el mundo está en la calle", pero hasta ahora nadie ha acudido a ayudarlos, recalcó.

El edificio de cinco pisos "está desabilitado", dijo la activista.

En el techo del pasillo quedaron "pedazos suspendidos" que esperan caigan en cualquier momento. Cairo explicó que cuando sale de su apartamento tiene que atravesar ese pasillo para llegar a la escalera. "Es un peligro total", subrayó.

Los afectados permanecían este lunes a la espera dle delegado de la circunscripción, el jefe de sector de la policía y el arquitecto del gobierno, quienes deben dictaminar los siguientes pasos a seguir por los vecinos, pero "todavía no ha llegado nadie", concluyó Cairo.

El pasado 17 de septiembre, un derrumbe parcial en un edificio de La Habana Vieja dejó una persona fallecida y dos lesionadas. Varias familias continuaban residiendo en la parte del inmueble que aún no se ha desplomado.

El problema de la vivienda en Cuba ha pasado de ser un problema personal a convertirse en un conflicto con el Estado, señaló recientemente Juan Antonio Blanco, Director Ejecutivo de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, tras la publicación de un informe sobre el tema.

Según cifras oficiales, el fondo habitacional de la isla es aproximadamente de de 3 millones 824 viviendas. Las autoridades señalan que el déficit habitacional supera el millón 331 mil casas, indica un reporte de agosto de 2019 publicado en el sitio oficialista Cubadebate.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cargar más

XS
SM
MD
LG