Enlaces de accesibilidad

Economía

Nuevas medidas afianzan al Estado con el monopolio de la importación en Cuba

El centro comercial Carlos III en La Habana. REUTERS/Alexandre Meneghini

Una serie de medidas económicas que autorizan la importación de determinados productos a los ciudadanos y las empresas privadas fueron anunciadas el martes en la televisión cubana por el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa.

Las propuestas consolidan al Estado como único importador en el país pues las importaciones sólo podrán hacerse a través de una decena de empresas del gobierno, propiciando así una nueva entrada de divisas por concepto de importación. Asimismo, el costo de importación será determinado por la empresa estatal, pero Rodrigo Malmierca Díaz, ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, aseguró que "los márgenes comerciales de ganancia son ínfimos, porque el objetivo es brindar el servicio, no enriquecerse a costa de él".

Las medidas disponen que el único mecanismo para adquirir los productos sea mediante tarjetas magnéticas recargadas exclusivamente con dólares; permiten abrir cuentas en entidades bancarias del Estado en las que se pueden depositar las remesas desde el exterior y activan la tarjeta ​AIS, creada por CIMEX, cuyos depósitos se realizarán exclusivamente desde el exterior mediante transferencias internacionales.

Entre los cambios destacan los siguientes:

  • Se autorizará la compra de electrodomésticos, partes y piezas de carros y otras mercancías en dólares en más de 70 tiendas mediante tarjetas magnéticas.
  • Se permitirá la importación de determinados productos a través de 11 empresas del Estado donde sólo se exigirá a los ciudadanos el carnet de identidad y poseer una tarjeta magnética habilitada. Será necesario la firma de un contrato. El precio final de importación será determinado por la empresa importadora y tendrá en cuenta el valor de la mercancía, los gastos de la transportación, manipulación e inspección. Los pagos se harán por adelantado y al contado.
  • Las empresas privadas deberán presentar la licencia de cuentapropista, la escritura notarial de creación, certificado de inscripción en el Registro Mercantil, poder de representación (protocolizado ante notario) de la persona autorizada a intercambiar con la importadora y un número de la cuenta bancaria autorizada para operaciones en moneda libremente convertible.
  • Se concederán bonificaciones o exenciones arancelarias a la importación de materias primas e insumos, principalmente para los productos de primera necesidad y de mayor demanda entre la población, importados por las cadenas de tiendas y otras entidades comercializadoras
  • Empresas importadoras designadas por el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera dispondrán de servicios de importación a las personas naturales.
  • Las “zonas con régimen de depósito de la Aduana” hoy existentes funcionarán como zonas de venta de mercancías de las empresas importadoras designadas.
  • Se utilizará la consignación de mercancías por comisión para potenciar su entrega a través de empresas importadoras designadas, a las que accederán las personas naturales.
  • Las empresas estatales Servicios Automotores Sociedad Anónima (SASA), empresas de CIMEX y otras venderán partes, piezas, accesorios y otros productos automotores multimarcas a los ciudadanos.
  • Todas las ventas serán mediante tarjetas magnéticas. Por tanto, en el mercado minorista no se realizarán ventas en efectivo.
  • Se propone iniciar las ventas de los productos más demandados, tales como equipos electrodomésticos, ciclomotores eléctricos, TV de pantalla plana, aires acondicionados, así como partes y piezas de automotores.
  • Está previsto otorgar la exoneración total o parcial del impuesto aduanero.
  • Los ciudadanos podrán abrir cuentas en dólares estadounidenses, solo con la presentación de su carnet de identidad, en el Banco Metropolitano S.A., Banco de Crédito y Comercio y Banco Popular de Ahorro para realizar las compras en las tiendas con tarjetas magnéticas.
  • Las remesas desde el exterior podrán ser depositadas en estas cuentas lo mismo que transferencias desde otras cuentas en divisas, o transferencias entre cuentas del mismo producto. También recibirán depósitos en efectivo en dólares estadounidenses, euros, libras esterlinas, dólares canadienses, francos suizos, pesos mexicanos, coronas danesas, coronas noruegas, coronas suecas y yenes japoneses.
  • El tipo de cambio estará en base al dólar estadounidense. En caso de hacer depósitos en efectivo en esa moneda, se aplicará el gravamen.
  • Las entidades importadoras estatales abrirán cuentas en dólares en el Banco Financiero Internacional S.A. (BFI) y los pagos serán de forma electrónica, con las tarjetas plásticas a través de los terminales de puntos de venta (TPV).
  • Se aceptarán las tarjetas internacionales VISA y MasterCard, además de las nacionales AIS (nuevo producto emitido por FINCIMEX cuyos depósitos se realizarán exclusivamente desde el exterior mediante transferencias internacionales) y dos nuevos productos del Sistema RED.
  • Todas las solicitudes de importación deberán ser pagadas en las entidades del comercio exterior, con las tarjetas plásticas mediante los TPV, para lo cual se deberá contratar el servicio con FINCIMEX. Solo a partir de que tenga los fondos en su cuenta, la entidad podrá realizar los pagos al exterior con el instrumento de pago que se acuerde con el suministrador.
  • Las devoluciones de los bienes adquiridos que requieran el retorno del dinero serán canalizadas solo por vías electrónicas establecidas por FINCIMEX.
  • Se venderán en CUC productos de línea económica y de primera necesidad, y algunos que forman parte del programa de ahorro energético, también batidoras, lavadoras, bombas de agua y piezas de automóvil.

¿Cómo han recibido la noticia?

“Con esta medida el gobierno cubano lo que ha hecho es convertirse en una mula monopolista”, opinó el economista cubano Elías Amor en entrevista con Radio Televisión Martí.

“Lo único que hace es eliminar una actividad económica libre que se venía produciendo en el país por agentes privados que viajaban al exterior a realizar compras de artículos y bienes que no se encontraban fácilmente en ninguna tienda”, apuntó el economista residente en España.

Para Angel Rodríguez Pita, del Centro para el Desarrollo Local, el marcado interés por recaudar dólares tiene un propósito específico: “ellos van a dejar un mercado en dólares y uno en moneda nacional, lo que pasa es que en el de pesos cubanos va a ser muy bajo el consumo porque la oferta va a ser de muy baja calidad. Ellos van a eliminar el CUC".

Economistas analizan nuevas medidas para importación
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:52 0:00

Para algunos aumentará aún más las diferencias sociales en Cuba definidas desde hace décadas por quienes reciben dólares o ganan en divisa y los que viven con un salario en moneda nacional y trabajan para el Estado en el denominado sector presupuestado.

“Medidas muy buenas pero el pueblo trabajador presupuestado que no recibe remesas o que no puede depositar 400 o 500 cuc en una tarjeta magnética, acaso no puede comprar esos productos? O solo pueden gozar de estas medidas quienes reciben dinero del exterior, cuentapropistas y no las personas naturales que vivimos de nuestro salario? Una solución para que los trabajadores pudieran acceder a ello es a través de créditos bancarios”, opina un forista en el sitio CubaDebate donde han sido publicadas las nuevas normas.

“Entonces, los que trabajan en el sector presupuestado, ninguno tiene FE ( familia en el exterior ), y no pueden recibir transferencia d dinero d sus familiares a su tarjeta magnética para comprar cosas necesarias, xq usted dice que x trabajar en el sector estatal , no recibe remesas .
Nos pasamos o no llegamos...”, apuntó otro usuario.

“Estas medidas me recuerdan mi niñez cuando mis padres profesionales y trabajadores de sector presupuestado no podían comprar con el dinero que cobraban en las tiendas en (dólares)...Ahora el que tiene quien se los mande podra adquirir los productos y que pasara?? Pues que se lo venderá al que no tiene dólares ((pueblo trabajador)) que al final seguirá en las mismas. Solo le están ahorrando al que salía a comprar el tener que montarse en un avión..pero el negocio va a seguir”, considera otro lector.

El economista Pedro Monreal estima que estas importaciones serán insuficientes para suplir al mercado cubano: "Debe considerarse que el perfil actual de las importaciones “por la libre” es mucho más amplio que el surtido de “gama media y baja” que se comercializará en el nuevo canal, de manera que seguirá fugándose capital para surtir otros productos (calzado, ropa, etc.)".

En un análisis de estas medidas el economista Mauricio de Miranda Parrondo, considera varios aspectos:

1) el gobierno cubano sigue empeñado en desgastarse en la gestión microeconómica (en la que históricamente le ha ido mal y difícilmente le pueda ir bien) y ha decidido salir a “competir” con las personas “naturales” que hacen importaciones, teóricamente no comerciales pero que en realidad si lo son, con la ventaja de una política arancelaria favorable y de la existencia de una infraestructura comercial sin permitir que el sector privado o el cooperativo puedan acceder a esos beneficios o a construir su propia infraestructura;

2) la creación de este nuevo segmento mercantil en el que se comercializan productos en Moneda Libremente Convertible (MLC), en los que primero hay que depositar la divisa y luego acceder al mercado, parece demostrar que los CUC que circulan exceden ampliamente su respaldo en USD o MLC, que constituía el principio a partir del cual éstos sustituyeron al USD en la circulación, o lo que es lo mismo, que en la actualidad en Cuba circula un peso convertible que no es tal;

3) el regreso al uso de MLC como medio de circulación y como depósito de valor parece alejar la idea de abordar la imprescindible unificación monetaria y cambiaria, unida a una devaluación de la moneda nacional, de forma que se reflejen adecuadamente los precios relativos de la economía nacional y la economía internacional y se impulse la competitividad de la producción nacional;

4) el gobierno opta por medidas que refuerzan la posición monopólica del Estado en el comercio minorista a pesar de su demostrada ineficacia en esa actividad;

5) a pesar de la insistencia en que son medidas orientadas a beneficiar a la población, vale la pena preguntar de qué forma puede la población acceder a un mercado en el que solo se venda en MLC si sus salarios son pagados en CUP y la cuantía de los mismos difícilmente alcanzaría para acercarse a dichos mercados,

6) en consecuencia, la única opción para que los cubanos accedan a esas nuevas tiendas son las remesas desde el exterior.

7) adoptando medidas concentradas en la esfera de la circulación se siguen dilatando las necesarias reformas que deben conducir a la generación de riqueza, al incremento de la producción, al fomento de las exportaciones y a la sustitución de importaciones con calidad y eficiencia.

Vea todas las noticias de hoy

Expertos ponen en duda el proclamado éxito de la gira de Díaz-Canel

Miguel Díaz-Canel y el presidente chino Xi Jinping en Pekín el 25 de noviembre de 2022.

China, Rusia, Argelia y Turquía se han comprometido a reestructurar la deuda de Cuba, proporcionar nuevos financiamientos para el comercio y las inversiones, así como aliviar la crisis energética, según el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel.

Ni Cuba, ni estos cuatro países, proporcionaron más detalles sobre la reestructuración de la deuda.

Cuba tiene que recuperarse de una caída de la producción durante la pandemia y de problemas que van desde apagones hasta escasez de alimentos, medicamentos y combustible.

La situación ha hecho que la deuda de Cuba con socios de empresas conjuntas y proveedores se dispare, lo que ha llevado a algunos a dejar de hacer negocios con el Estado excepto en efectivo, según fuentes comerciales y diplomáticas extranjeras con conocimiento de transacciones recientes.

La deuda externa actual de Cuba es considerada un secreto de Estado. Antes de la pandemia, en 2019, la nación del Caribe reportó una deuda externa en 19.600 millones en 2019.

"Encontramos acciones concretas para reestructurar la deuda que teníamos con esos países, lo que nos deja con facilidades de pago que nos permiten avanzar y no tener ralentizados un grupo de proyectos y negocios en materia de relaciones económicas y financieras", dijo Díaz-Canel en la televisión estatal.


Pavel Vidal, un ex economista del Banco Central de Cuba que ahora reside en Colombia, expresó dudas por la renuencia de la isla a emprender reformas orientadas al mercado y controlar el déficit presupuestario que ahora supera el 15% del Producto Interno Bruto.


"La gira internacional de Díaz-Canel intenta destrabar flujos financieros y comerciales a base de acuerdos políticos y echándole la culpa de todo a las sanciones de Estados Unidos y la pandemia", señaló Vidal.


"La confianza seguirá limitada por la desconfianza que naturalmente genera comprometer recursos internacionales en una economía que no ofrece señales de estar bien administrada y con dudosas perspectivas futuras", añadió.

Cuba se encuentra entre los pocos países que no es miembro del Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, donde muchos buscan alivio a cambio de medidas económicas.

La Habana ha tardado en realizar incluso las reformas estructurales más modestas, como legalizar la pequeña y mediana empresa privada y otorgar mayor autonomía a las empresas estatales.

La renuencia sigue asustando a posibles prestamistas, dijeron analistas. Para salir de la crisis es fundamental eliminar los apagones y aumentar el suministro de combustible.

Díaz-Canel dijo el domingo que Argelia y Rusia acordaron proporcionar algunos suministros regulares de petróleo, además de las cantidades reducidas que llegan del aliado Venezuela, pero no dio cifras.

Y apuntó que había conseguido acuerdos para reparar centrales eléctricas decrépitas y financiar el desarrollo de la energía eólica y solar.

Jorge Piñón, de la Universidad de Texas en Austin Energy Institute, dijo que los acuerdos no cambian el panorama.

"No hay una solución a corto plazo para los desafíos del sector eléctrico de Cuba; el sistema es viejo, cansado y roto. Los problemas son estructurales lo que requiere dos cosas que Cuba no tiene; tiempo y dinero", dijo.

Fracasa estrategia estatal de tope de precios a cuentapropistas: fue "una cacería de brujas"

Vendedor ambulante en una calle de La Habana. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

Las autoridades cubanas han fracasado en su intento de topar los precios de los alimentos que venden los cuentapropistas debido a la incapacidad del sector estatal para producir los artículos de la canasta básica, dijeron cuentapropistas entrevistados este lunes por Radio Televisión Martí.

Desde inicios de noviembre, las autoridades cubanas emprendieron una campaña para topar los precios de los productos agrícolas y alimentos que venden los cuentapropistas, sin embargo, el desabastecimiento del mercado estatal ha provocado que sean estos vendedores privados la única alternativa que tiene la mayoría de la población para alimentarse.

Desde Santa Clara, Yoel Espinosa Medrano, operador de una cafetería, afirmó que el gobierno es el responsable de los altos precios de los alimentos.

“El gobierno cubano ha tratado de imponer su voluntad y someter a los productores privados con el garrote en la mano: la imposición de multas, persecución, decomiso, incluso hasta con prisión. En Cuba la producción socialista es un fracaso total”, aseguró el emprendedor.

En Santiago de Cuba, el diario estatal Sierra Maestra reconoció que el gobierno fracasó en su intento de topar los precios.

“Ellos no tienen cómo suministrar los alimentos al pueblo, hoy la población de la ciudad de Santiago de Cuba se abastece de todos los cuentapropistas, quienes llevan el alimento hacia su barrios y casas”, explicó desde allí el cuentapropista Eldris González Pozo.

Vladimir Martín Castellanos, que cerró su puesto de viandas en Puerto Padre, Las Tunas, debido al acoso de estos inspectores, nos dijo.

“Si ellos continúan con la represión de los inspectores, al final el gobierno no tiene forma de garantizar los alimentos que provee el particular, y traerá como consecuencia en cualquier momento una salida masiva de la población a las calles”, opinó Vladimir.

Cuentapropistas, la barrera entre el hambre y la superviciencia en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:27 0:00

Pedro Acosta, trabajador privado y quien fuera dueño de una paladar en La Habana, señaló que “las autoridades tienen que acudir nuevamente a los productores independientes para que resuelvan parcialmente la alimentación en el país”.

En la ciudad de Sancti Spíritus ya han dado marcha atrás las autoridades con el tope de precios, advirtió el periodista independiente Adriano Castañeda.

“Había sido una cacería de brujas en contra de todos los vendedores de alimentos, y ahora el gobierno local decidió, un poco de forma encubierta, desistir de presionar a los vendedores particulares de productos alimenticios”, dijo el comunicador.

William Tamayo vive en el municipio de Banes, en Holguín, donde los pobladores enfrentan una situación similar.

“Nosotros siempre hemos vivido de ese mercado, no obstante que sea alto el precio de los productos. Gracias a ellos vivimos; el día que estas personas se alejen de nosotros, nos moriremos de hambre”, advirtió.

Mientras, el economista y académico Elías Amor Bravo, concluyó que el responsable de la subida de precios es el propio Estado, al no diversificar la economía.

“Con libreta de racionamiento, con mercados controlados y con la presencia de acopio no puede funcionar una economía, por lo tanto, el culpable de que en Cuba aparezcan revendedores y especuladores es el régimen comunista”, aseguró el experto.

Cuba consigue una reducción de la deuda con China y nuevos fondos

Miguel Díaz-Canel en una ceremonia en el Monumento a los Héroes del Pueblo, en la Plaza Tiananmen, en Beijing, China. (Alejandro Azcuy/Courtesy of Cuban Presidency/Handout via Reuters)

China ha acordado reestructurar la deuda cubana y conceder nuevos créditos comerciales y de inversión a la atribulada nación insular caribeña, tras una reunión en Pekín entre los líderes de los dos países comunistas.

El ministro de Economía de Cuba, Alejandro Gil, dijo que China también ha donado 100 millones de dólares para ayudar al país a hacer frente a la escasez de productos básicos y a una crisis energética agravada por el huracán Ian, que diezmó la provincia occidental de Pinar del Río a finales de septiembre.

Gil habló en una entrevista con los medios de comunicación oficiales que viajaban con el presidente Miguel Díaz-Canel al regresar a su país el fin de semana de una gira por Argelia, Rusia, Turquía y China.


El comercio y las inversiones chinas se han ralentizado en los últimos años debido a que Cuba no ha cumplido con los pagos de la deuda reestructurada, según analistas y diplomáticos, una situación que se ha agravado por el endurecimiento de las sanciones estadounidenses, la pandemia y las ineficiencias económicas internas.

"Vamos a encontrar fórmulas mutuamente aceptables para el ordenamiento y la reestructuración de las deudas", dijo Gil.

Los analistas calculan la deuda en miles de millones de dólares, aunque no hay cifras oficiales. La última vez que Cuba reportó su deuda externa, en 2019, fue de 19.600 millones de dólares.


China es el socio comercial más importante de Cuba después de Venezuela, aunque el comercio ha disminuido, de más de 2.000 millones de dólares en 2017, a 1.300 millones el año pasado, según el gobierno cubano.

Varios proyectos de inversión también se han paralizado.

Gil dijo que China había acordado completar rápidamente un muelle flotante, un proyecto de energía eólica y otro de energía solar, entre otros.

Díaz-Canel dijo a los medios de comunicación oficiales, tras las conversaciones en Pekín, que la deuda era una de las prioridades de su agenda con el presidente Xi Jinping, quien se solidarizó con las dificultades por las que atraviesa Cuba.

Expertos alertan sobre caída en picada de la economía en Cuba: "Estamos viviendo en el país de no hay"

Un pescador sostiene su caña en el Malecón, donde un barco de bandera turca que transporta una planta de electricidad llega a la bahía de La Habana. (AP Foto/Ismael Francisco)

El gobierno cubano recortó a la mitad su previsión original de crecimiento económico (PIB) para el 2022, mientras tanto el turismo no recupera los niveles previos a la pandemia, y la inflación en el país sigue aumentando.

La situación actual de la economía en la isla continúa cuesta abajo, incrementando el deterioro de la calidad de vida de los cubanos, advirtieron economistas consultados por Radio Televisión Martí.

La presente crisis se agudiza diariamente, hay mucha escasez y la inflación no se controla, señaló la economista Martha Beatriz Roque Cabello.

“En estos momentos estamos viviendo en el país de no hay; no hay ni fósforos para encender la candela. Es increíble ver la situación que hay en la isla, la que se deteriora día a día, acompañada de la inflación, que tiene un crecimiento desbordante para los cubanos de a pie. Ni un 2 % del incremento del producto interno bruto (PIB), le va a representar al cubano un medio en el bolsillo”, opinó la experta.

Alertan sobre "estanflación" en la economía cubana
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:30 0:00


En el turismo, la gran apuesta de las autoridades cubanas para recaudar divisas, continúan los problemas, aseguró el contador y asesor de emprendimiento, Ángel Marcelo Rodríguez Pita.

“Hoy en día los inversores extranjeros en el sector se encuentran descontentos porque no les pagan, y el ministro del ramo expresó el compromiso del gobierno de pagar la deuda con los empresarios extranjeros. Habrá que ver cómo lo hará", se cuestionó.

Entretanto, añadió Rodríguez Pita, se sigue manteniendo una inversión en el sector hotelero. "En la industria sin chimenea, que para nada logra todavía encender. El turismo no acaba de levantar”, señaló.

Para el economista y académico Elías Amor Bravo, la economía en la isla continúa estancada, y no hay voluntad de cambio de parte de las autoridades.

“Esto significa que todas las magnitudes de la economía de planificación central comunista se tienen que dividir por la mitad, así de sencillo. Si se pensaba que crecería el gasto en 100, ahora el gasto solo va a crecer en 50. Ese crecimiento económico tan pequeño del 2 % traerá consigo un trauma más en la precaria situación de los cubanos", explicó.

Según el economista, esa revisión en el crecimiento económico, con la proyección de una disminución del 4 al 2 %, "tiene un acompañante peligrosísimo, que es la tasa de inflación, la que se incrementó ya hasta el 37,2 %", alertó.

"Estamos viendo en la economía cubana un fenómeno que los economistas conocemos bien, que se llama 'estanflación', que es estancamiento e inflación, lo peor que le puede pasar a una economía, y este fenómeno ocurre cuando un gobierno da la espalda a la realidad y desentiende, y no asume las funciones que con responsabilidad tiene que asumir, y cuanto más se tarden en actuar va a ser peor”, concluyó el experto.

Cuba anuncia recorte de estimación de crecimiento durante su feria comercial más importante

Miguel Díaz-Canel y el primer ministro Manuel Marrero cortan la cinta inaugural de la 38 Feria Internacional de La Habana, el 14 de noviembre de 2022.

Cuba ha recortado a la mitad su previsión original de crecimiento para 2022, dijo el lunes el jefe de su Cámara de Comercio, mientras la isla caribeña lucha por reactivar su alicaída economía y su importantísimo sector turístico.

La economía cubana crecería un 2% este año, frente a una predicción oficial anterior del 4%, según el presidente de la Cámara de Comercio, Antonio Carricarte.

Foto Archivo. Antonio Carricarte.
Foto Archivo. Antonio Carricarte.

Esta previsión coincide con la realizada en octubre por el organismo económico regional de la ONU para Latinoamérica, la CEPAL.

"Sí, ese es el estimado, sobre todo estimado en el incremento del turismo en este año con las condiciones que se han logrado de control del COVID", dijo Carricarte a periodistas el lunes durante la celebración la Feria Internacional de Comercio e Inversión de La Habana. "Son tiempos difíciles pero esperamos crecer esa cifra", apuntó.

El turismo es un barómetro fundamental para la economía cubana. A diferencia de sus vecinos de la región, la isla de las playas de arena blanca ha luchado por recuperarse de los efectos de la pandemia del COVID-19, en parte debido a las sanciones de Estados Unidos impuestas tanto a los viajes como a los negocios.

El Gobierno cubano dijo a finales de octubre que el país probablemente recibiría 1,7 millones de turistas este año, muy por debajo de su objetivo original de 2,5 millones, pero aun así una mejora respecto a la caída que conllevó la pandemia.

El recorte de la estimación de crecimiento no sorprende a los ciudadanos ni a las empresas extranjeras que ya enfrentan dificultades para hacer frente a los apagones diarios y los problemas de transporte público, además de la escasez crónica de alimentos, medicinas y combustible.

La crisis económica ha provocado protestas y una migración récord durante el año pasado, principalmente hacia Estados Unidos.

Incluso poder alcanzar un crecimiento del 2% parece optimista, dijo un empresario europeo con años de experiencia en el país.

El empresario, que pidió quedar en el anonimato para hablar abiertamente, señaló que no ha visto crecimiento económico sino más bien lo contrario.

Cargar más

XS
SM
MD
LG