Enlaces de accesibilidad

Venezuela

"Nicolasito" Maduro sancionado por el gobierno de EE.UU

Nicolás Maduro con su hijo Nicolasito y su esposa Cilia

El Gobierno norteamericano impuso hoy sanciones al hijo del presidente venezolano, Nicolás "Nicolasito" Ernesto Maduro Guerra, a quien acusó de aprovecharse de la "corrupción" instaurada por el gobierno dirigido por su padre.

"Maduro se sostiene en su hijo Nicolasito y otros cercanos a su régimen autoritario para mantener el control de la economía y reprimir a la gente de Venezuela", indicó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado.

Nicolasito, de 29 años, es miembro de la Asamblea Nacional Constituyente, considerada "ilegítima" por Estados Unidos, y fue designado por su progenitor director del Cuerpo de Inspectores de la Presidencia.

Mnuchin agregó que "el régimen de Maduro está basado en elecciones fraudulentas" y que el círculo más cercano al gobernante venezolano "vive lujosamente gracias a los beneficios de la corrupción". "El Tesoro continuará persiguiendo a familiares cómplices", subrayó.

Con esta decisión, quedan congelados todos los activos que el hijo de Maduro pueda tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíbe a todas las entidades y empresas del país mantener transacciones con él.

La crisis venezolana es uno de los asuntos que el presidente Donald Trump lleva en la agenda para las reuniones con otros líderes mundiales en la cumbre del G20 que se celebra estos días en Osaka (Japón).

Desde su llegada a la Casa Blanca, en enero de 2017, el gobierno de Trump ha elevado la presión sobre Caracas y aplicado sanciones económicas a más de un centenar de funcionarios venezolanos y altos cargos cercanos al presidente Maduro, entre ellos su esposa, la primera dama Cilia Flores.

Asimismo, ha apuntado a la principal fuente de ingresos de Venezuela, el petróleo, con sanciones contundentes contra la petrolera estatal PDVSA y presionado con la revocación de visados a funcionarios venezolanos.

Vea todas las noticias de hoy

EEUU sanciona a agencia de contrainteligencia militar de Venezuela

Una lápida marca el lugar donde descansan los restos del capitán de la Armada de Venezuela, Rafael Acosta Arevalo.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó este jueves a la agencia de contrainteligencia de Venezuela tras la muerte en prisión del capitán de la Armada Rafael Acosta Arévalo, detenido por su presunta participación en un complot para asesinar al presidente en disputa Nicolás Maduro.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) designó a la Dirección General de Contrainteligencia Militar del Gobierno de Venezuela, más conocida como DGCIM.

“Como resultado de la acción de hoy, todos los bienes e intereses en la propiedad de esta entidad, y de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más de esta entidad, que se encuentren en Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses están bloqueadas y deben ser reportadas a la OFAC”, señala un comunicado del Departamento del Tesoro.

Carmen Arevalo, madre de Rafael Acosta Arevalo, llora su muerte.
Carmen Arevalo, madre de Rafael Acosta Arevalo, llora su muerte.

"El arresto por motivos políticos y la muerte trágica del capitán Rafael Acosta fue injustificada e inaceptable", dijo el secretario del Tesoro Steven Mnuchin.

"El Departamento del Tesoro se ha comprometido a poner fin al trato inhumano del antiguo régimen de Maduro contra los opositores políticos, los civiles inocentes y los miembros de las fuerzas armadas en un esfuerzo por eliminar la disidencia", agregó.

Cuando Acosta fue visto por primera vez públicamente en su audiencia, siete días después del arresto, mostró signos de abuso físico, tuvo que ser conducido en una silla de ruedas y no pudo hablar. El 29 de junio, el capitán murió. “Aunque dos funcionarios de la DGMCC fueron acusados de homicidio en relación con la muerte de Acosta, esta es solo la muestra más reciente de brutalidad llevada a cabo por una agencia notoria por sus métodos violentos”, subrayó el Tesoro.

Guaidó cauteloso y Maduro optimista con negociaciones en Barbados

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y el presidente en disputa, Nicolás Maduro.

Las negociaciones entre el gobierno en disputa de Nicolás Maduro y la oposición venezolana bajo la mediación de Noruega continuaban este miércoles en Barbados sin noticias sobre el avance hacia un eventual diálogo.

Poco se ha informado sobre el desarrollo de las conversaciones retomadas este lunes en la isla caribeña y que tienen lugar a puertas cerradas y sin acceso a la prensa.

La posibilidad de realizar elecciones presidenciales bajo un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) y la eliminación de las sanciones de Estados Unidos serían dos de los temas principales abordados, según reportó para Voz de América la corresponsal Celia Mendoza.

Maduro reiteró que creía en el diálogo y dijo que en ese proceso “todas las partes tienen que sentarse y estar dispuestos a ceder posiciones". El gobernante expresó que desde un principio establecieron una agenda de seis puntos, y pidió no dejarse engañar por corrientes falsas.

Por su parte, Guaidó afirmó el martes que el proceso que promueve Noruega es uno de los mecanismos que adelanta la oposición para lograr una pronta salida a la crisis.

Las negociaciones han generado sentimientos encontrados entre los venezolanos. El partido Voluntad Popular que respalda a Guaidó apoyó el retorno al diálogo aunque prometió a los venezolanos que no permitirá unas elecciones con Maduro en el poder.

El exjefe de inteligencia venezolano SEBIN, el general Manuel Cristopher Figuera, catalogó el proceso de diálogo como "la más grande estafa" al mundo y al pueblo venezolano, reportó Associated Press.

Maduro "no cree en eso, él lo ha dicho además; él ha dicho que ni por las buenas ni por las malas se va y ha utilizado todo un aparataje propagandístico para hacerse ver como un hombre de diálogo", aseveró el general.

"A él le importa el diálogo cuando lo favorece", añadió, resaltando que la oposición, pese a estar consciente que Maduro no es sincero, "trata de que haya un camino civilizado" para llegar a un acuerdo.

En los últimos tres años se han promovido varias iniciativas de diálogo entre el gobierno y la oposición, que eventualmente fracasaron.

(Con reporte de VOA e información de Associated Press)

Pentágono confirma que tropas rusas siguen en Venezuela

Almirante Craig Faller, Jefe del Comando Sur

El jefe del Comando Sur de las Fuerzas Armadas de EEUU, el almirante Craig Faller, confirmó este martes la presencia de tropas rusas en Venezuela a pesar de que el presidente, Donald Trump, dijo en junio que el Kremlin le había garantizado que había retirado la "mayoría" de su personal militar
de ese país.

"Hay tropas rusas y hay contratistas del sector de defensa rusos en Venezuela, prestando apoyo al régimen de (el presidente Nicolás) Maduro", denunció Faller durante una comparecencia este martes ante el comité de Servicios Armados del Senado de EEUU.

A finales de marzo, el gobierno del presidente Vladimir Putin envió a Caracas dos aviones con unos 100 militares alegando que se trataba de especialistas castrenses que realizaban labores de mantenimiento de equipos suministrados a Venezuela.

Washington criticó rápidamente esta maniobra, que llegó a ser tildada de "amenaza directa" por parte del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

A los pocos días, no obstante, Trump afirmó en un mensaje de Twitter que Moscú le había asegurado que había comenzado a retirar a sus militares.

"Rusia nos ha informado de que ha retirado a la mayoría de su personal de Venezuela", dijo el mandatario en un breve tuit, una información que acabaría siendo desmentida por el presidente Putin apenas tres días más tarde.

Este martes, durante la audiencia, Faller reiteró que Rusia ejecuta en Latinoamérica, "al igual que en el resto del mundo", una campaña de desinformación cuyo objetivo es "desorientar" a los ciudadanos.

Asimismo, el almirante advirtió a los senadores de la creciente injerencia rusa en Latinoamérica y denunció que Moscú pretende "sembrar la discordia y la falta de confianza" entre los países de la región, para "impulsar" a naciones "autocráticas" como Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Faller realizó a finales de junio una gira por Suramérica que le llevó a visitar Argentina y Chile, cuyo principal objetivo era fortalecer las alianzas estadounidenses en la región ante la creciente influencia de países como Rusia y China.

Remiten el Informe Bachelet a la Corte Penal Internacional

Michelle Bachelet y Juan Guaidó, en Caracas el 21 de junio de 2019 (Reuters).

La Asamblea Nacional de Venezuela acordó el martes enviar a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional el informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, para que se incorpore a las investigaciones que adelanta ese cuerpo sobre presuntos crímenes perpetrados por el régimen de Nicolás Maduro.

La decisión forma parte de un acuerdo que aprobó el Congreso, de mayoría opositora, tras un debate de más de tres horas en el que se discutió el informe que presentó la semana pasada Bachelet en Ginebra.

El informe reconoce la existencia de graves violaciones a los derechos humanos durante la gestión de Maduro, que incluye la muerte de 5,287 personas durante operativos de seguridad el año pasado.

“Lo que hemos denunciado durante años en Venezuela, la persecución, la tortura, la violación a la libertad de expresión... hoy ha rendido frutos”, afirmó el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

"A partir de ahora la comunidad internacional debe decir que Venezuela padece una dictadura”, declaró Guaidó.

En la Fiscalía de la Corte Penal Internacional reposa desde el año pasado una solicitud de proceso contra el gobierno de Maduro presentada por Canadá, Argentina, Colombia, Chile, Paraguay y Perú, naciones que pidieron una investigación sobre crímenes de lesa humanidad que habrían perpetrado en Venezuela. Tras esa acción fueron designados tres jueces para seguir el caso.

El acuerdo de la Asamblea Nacional se da un día después que Maduro condenara el informe de Bachelet alegando que estaba “cargado de mentiras, manipulaciones, de datos inexactos, de datos falsos”.

"El Parlamento rechazó los ataques verbales de la cúpula gobernante en contra de Bachelet, al recordar que el documento recoge las denuncias realizadas durante más de cuatro años por la instancia legislativa, organizaciones civiles, activistas de los derechos humanos, víctimas del régimen y familiares de estas", informó el diario El Nacional.

El periódico destacó que el Legislativo otorgó el derecho de palabra al profesor de la Universidad Católica Andrés Bello y director de la ONG Acceso a la Justicia, Alí Daniels, quien afirmó que la crisis reflejada en el informe Bachelet documenta "la inexistencia de un Estado que solo vive por si mismo y no cubre las necesidades básicas de la población".

Agregó: "30% de los pacientes que necesitan hemodiálisis han fallecido, 5,000 pacientes con hemofilia presentan daños irreparables, esa realidad la presentó Feliciano Reyna en su informe ante la ONU".

El debate de la Asamblea Nacional coincidió con una visita al Palacio Legislativo del enviado especial de la Unión Europea para Venezuela, Enrique Iglesias, quien se reunió por segunda jornada consecutiva con Guaidó y algunos integrantes del Congreso. Iglesias sostuvo la víspera un encuentro con la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Mientras persiste la pugna política, esta semana se retomaron en la isla caribeña de Barbados las negociones entre el gobierno y la oposición para un eventual diálogo bajo la mediación de Noruega.

Venezuela, el país de Sudamérica con la tasa de homicidios más alta

Una forense investiga la escena del crimen en Caracas el 16 de julio de 2017. REUTERS/Carlos García.

Venezuela fue en 2017 el país de Sudamérica con los niveles más altos de muertes violentas, al registrar casi 57 homicidios intencionados por cada 100.000 habitantes, según el Estudio Mundial sobre el Homicidio de 2019 publicado este lunes por Naciones Unidas en Viena.

Por detrás de Venezuela se sitúa a mucha distancia en esta lista Brasil, que registró una tasa de 30,5.

En todo el continente americano, sólo El Salvador tiene una tasa de homicidios más alta, de 62,1.

Según el estudio elaborado por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Venezuela experimentó entre 1991 y 2017 "el incremento más dramático" de muertes violentas de toda América, al pasar de 13 a 56,8 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Caracas, la capital del país sumido desde hace años en una profunda crisis política, económica e institucional, en 2017 registró 122 muertes por 100.000 habitantes, multiplicando por más de dos las cifras de homicidios a nivel nacional.

El riesgo de morir asesinado en la nación petrolera es excepcionalmente alto para los varones de entre 15 y 29 años. La tasa de homicidios para esta franja de la población fue de 200 por cada 100.000 habitantes.

La situación en Venezuela en lo que a muertes violentas se refiere es similar a la de otros países de Latinoamérica como Brasil y México.

"Tienen una de las tasas de homicidios más altas del mundo, y todos se han visto afectados por la inestabilidad social y económica en las décadas recientes", se lee en el informe.

Además, estos tres países tienen en común haber experimentado una caída de la población joven que, sin embargo, no se ha traducido en una bajada de la criminalidad, como ha ocurrido en sociedades más estables en las que también se ha reducido este segmento de la población.

Cargar más

XS
SM
MD
LG