Enlaces de accesibilidad

Cuba

Negocios para turistas prosperan y para cubanos fracasan

Todos tuvieron que cerrar menos de un años después de comenzar, debido a altos impuestos, escasa clientela, recursos limitados y falta de información sobre negocios.

Las bandejas de pizza están guardadas, así como la antigua licuadora que ni funcionaba. Atrás quedó el dulce olor a masa horneada que permeaba el apartamento de Julio César Hidalgo en La Habana, cuando él y su novia tenían su modesto negocio, ofreciendo pizzas a los clientes.

Dos años después de empezado el experimento de Cuba con limitadas reformas de apertura al trabajo independiente del Estado, Hidalgo está en la bancarrota, desempleado y sujeto a una posible multa. Pero el hombre de 33 años de edad, conocido por su amplia sonrisa y sentido del humor, dice que la peor pérdida es la más difícil de expresar.

"Me siento frustrado y decepcionado, tuve que cerrar la cafetería porque no me daba la cuenta como se dice en Cuba", explicó Hidalgo.

La Associated Press recientemente volvió a buscar a nueve fundadores de empresas incipientes, que había entrevistado por primera vez en el 2011, cuando, ilusionados, crearon sus negocios a la luz del anuncio de Raúl Castro de que se permitiría un nivel limitado de iniciativa privada.

Entre ellos hay dueños de restaurantes y cafeterías, una costurera e instructora de taekwondo, un vendedor de DVDs pirateados y una mujer que alquila habitaciones a turistas.

El destino les ha deparado fortunas diversas.

De las seis iniciativas que dependían de una clientela cubana, cuatro fracasaron y sus propietarios están económicamente peor que cuando empezaron. Pero las tres que estaban orientadas hacia los extranjeros o hacia sus compatriotas empleados por empresas foráneas, siguen abiertas, y algunas incluso están prosperando.

Aunque es una muestra un tanto pequeña, el resultado es uno que muchos economistas expertos en Cuba habían notado desde el comienzo: No hay en el país suficiente dinero como para mantener a un sector privado, donde el salario del cubano promedio es de 20 dólares al mes.

"A todo este sector privado se le ha dado una nueva oportunidad pero evidentemente hay un ambiente macroeconómico que no lo favorece y no favorece la expansión de la demanda que ellos necesitan", dijo Pavel Vidal, ex economista del Banco Central de Cuba.

Vidal desde hace tiempo ha llamado a las autoridades comunistas cubanas a implementar un paquete de gasto público a fin de estimular la economía, o a atraer más inversión extranjera.

Pavel, quien enseña como profesor en la Universidad Javeriana de Colombia, dice que sólo se necesita fijarse en las tendencias desde el 2011 para darse cuenta que el sector privado en Cuba está agotado. Tras el entusiasmo inicial, el número de cubanos con empresas propias se ha mantenido creciendo muy paulatinamente los últimos dos años llegando en estos meses a los 444.000, es decir, el 9% de la fuerza laboral.

Incluso en los países desarrollados, donde los negocios tienen acceso a capitales, crédito y una clientela con poder adquisitivo, empezar una empresa es riesgoso. Según la Administración de Empresas Pequeñas de Estados Unidos, aproximadamente la mitad de todos los negocios nuevos en el país cierran al cabo de cinco años, y dos tercios al cabo de una década.

La proporción de negocios fracasados según la muestra tomada por la AP es de 44% en menos de dos años, y peor si se consideran sólo las que estaban orientadas a una clientela cubana.

"No hay suficiente dinero en circulación en la economía en manos de gente común", expresó Ted Henken, profesor de estudios latinoamericanos en el Baruch College de Nueva York y quien acaba de escribir un libro sobre la empresa privada en Cuba. "Todos los negocios compiten por la misma clientela, que en mayoría son pobres y tienen ingresos limitados".

Algunos economistas han criticado al gobierno cubano por sus prohibiciones contra actividades que considera ilegales, como los cines de 3D en casas privadas, o por introducir impuestos sobre las importaciones de productos traídos en el equipaje de viajeros, o por prohibir la venta de ropa importada.

Pero el sábado, Castro se pronunció a favor de aumentar las limitaciones, advirtiéndoles a los observadores.

"No ignoramos que quienes nos apremian a acelerar el paso nos empujan al fracaso", manifestó.

Henken y Vidal dijeron que Cuba debe hallar alguna manera de incrementar los salarios de empleados públicos, ampliar los microcréditos y crear un mercado mayorista viable que pueda suplir a las nuevas empresas. Señalaron además que para una sociedad relativamente bien educada como la de Cuba, hay muy pocos puestos de trabajos para profesionales en la lista de casi 200 actividades que fueron legalizadas.

Sin embargo, no todo empresario nuevo está en aprietos.

Han proliferado los bares modernos y atractivos restaurantes en La Habana, donde los autobuses dejan a los turistas para que entren y degusten de langosta y filet mignon, por unos 20 dólares por plato. Un extranjero puede hospedarse en una habitación privada pagando entre 25 y 100 dólares la noche, menos que en la mayoría de los hoteles para turistas. Los cubanos con los recursos y el instinto para conectarse con ese mundo pueden prosperar.

Javier Acosta, chef y dueño de un local, invirtió más de 30.000 dólares en Parthenon, un restaurante privado que se orienta a turistas y diplomáticos. Al principio no le fue tan bien, pues en el 2011 le decía a la AP que había noches en que el restaurante estaba vacío y él quedaba solo conversando con sus cuatro meseros.

Pero el local gradualmente se fue dando a conocer, en parte gracias al mojito que preparan allí y un lechón para cinco comensales, que cuesta unos 50 dólares.

Ahora Acosta está expandiendo su establecimiento. Recientemente trajo mesas adicionales en una habitación nueva decorada con mosaicos y pilares al estilo griego, y en sus planes está construir una terraza. Incluso comenzó a invertir en publicidad, pagándole 300 dólares al año a una revista turística para que incluya sus anuncios.

"Todavía no he logrado recuperar lo que invertimos aquí", indicó Acosta, de 40 años, y tal vez le lleve "dos, tres (años) más. Eso depende de si se levantan las ventas o el turismo".

Incluso establecimientos más humildes pueden prosperar, siempre y cuando tengan acceso a algo de fondos extranjeros.
.
.

Una mujer que alquila habitaciones a extranjeros por 25 dólares la noche en la zona acomodada de Vedado indicó que el negocio le da un ingreso estable, lo que le permite no sólo mantenerse sino también ayudar a su hijo y nieta.

Dos mujeres que venden almuerzos por 1,25 dólares en un edificio de La Habana Vieja que alberga las oficinas de empresas internacionales y de consulados extranjeros, pudieron seguir en el negocio a pesar de que la clientela disminuyó una vez que varias empresas se fueron, y a pesar de lo que consideran un alza en los precios de ingredientes como frijoles, arroz, aceite para cocinar y carne porcina.

"Esto se ha puesto difícil. Pero seguimos adelante, porque siempre es algo (de dinero) que entra", dijo Odalis Lozano, de 48 años.

Para quienes no tienen acceso a las divisas extranjeras, los resultados fueron sombríos. Aparte de la pizzería, también fracasaron el vendedor de DVDs, la costurera y el dueño de un café, quienes autorizaron a la AP a relatar su suerte. Todos tuvieron que cerrar menos de un años después de comenzar, debido a altos impuestos, escasa clientela, recursos limitados y falta de información sobre negocios.

Sólo dos negocios que estaban orientados hacia una clientela cubana han prosperado, y ambos son gimnasios. Uno es administrado por María Regla Zaldívar, quien en el 2011 daba clases artes marciales a niños en Nuevo Vedado, y quien soñaba con convertir los restos de una fábrica en un gimnasio regular.

La fábrica sigue en malas condiciones, pero Zaldívar asegura que la empresa ha seguido. Se negó a ser entrevistada formalmente, pero en una breve conversación telefónica dijo que había alquilado un espacio pequeño cerca de su apartamento y daba clases allí.

El otro triunfo es de Neysi Hernández, la madre de la novia de Julio César Hidalgo. Hernández fundó un simple gimnasio para mujeres en el patio y garaje de su casa, en el barrio La Lisa de La Habana, cobrando el equivalente de 5 dólares al mes para la membresía. Dos años más tarde, tiene 25 clientes y se lleva una pequeña ganancia.

Hernández dice que su clientela es leal a pesar de que el gimnasio no tiene duchas, casilleros, ni toallas. Como no puede comprar equipos importados, en vez de pesas, Hernández ofrece botellas llenas de arena. Tiene tres bicicletas estacionarias y una máquina de trotar, aunque viejas y desvencijadas.

"Mi gimnasio es modesto, pero les gusta", señaló Hernández, expresando deseos de algún día tener un sauna y una sala de masajes.

Para Hidalgo, el dueño de la pizzería cerrada, sin embargo, su experiencia con la iniciativa privada fue amarga. Dice que perdió entre 800 y 1.000 dólares tratando de llevar adelante su negocio. Está apelando una multa de 520 dólares que le han impuesto las autoridades que le acusan de declarar menos ganancias de las reales, aun cuando la empresa fracasó.

Hidalgo tuvo problemas de salud y está desempleado desde que la pizzería cerró en abril. Dice que no abandonó la esperanza de iniciar otra empresa algún día, pero no descarta posibilidades más allá de las fronteras.

"Yo lo que quiero es encontrar un trabajo con un salario que me dé para vivir como una persona normal de mi edad. Ojalá aparezca en mi país pero si se me da la oportunidad ...en otro lugar pues no me voy a negar", comentó Hidalgo.

Recientemente, la novia de Hidalgo, Gisselle de la Noval, de 25 años, obtuvo una licencia para arreglar uñas en el espacio que antes ocupaba la pizzería. El salón apenas acaba de abrir, por lo que es muy temprano para saber cómo le irá. Pero ella dice que está contenta, cobrando el equivalente de unos 40 centavos por una manicura y algo más que eso para el pedicuro.

"No extraño la pizzería, lamento que no haya tenido éxito el año que trabajamos pero yo soy joven y ahora estoy dedicada a esto, y espero que salgamos adelante", dijo de la Noval.

Vea todas las noticias de hoy

Congreso mundial de escritores aborda la situación de artistas cubanos (VIDEO)

Vista del 88 Congreso del Pen Internacional de Escritores, celebrado en la Universidad de Uppsala, Suecia,.

Por estos días se celebra el 88º Congreso del PEN International en Uppsala, Suecia, donde se está abordando la situación de los escritores, artistas y periodistas en Cuba.

El escritor cubano Luis de la Paz, presidente del Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio, dijo a Radio Televisión Martí que acudió al evento, que se celebra del 27 de septiembre al 1 octubre de 2022, junto al también escritor cubano residente en Filadelfia, Rolando Morelli.

El tema del congreso es "El poder de las palabras - Desafíos futuros para la libertad de expresión" y la reunión de intelectuales abordará entre otros asuntos las amenazas a libertad de expresión; el desafío de nacionalistas y extremistas a los sistemas políticos; el acoso, persecución y asesinato de escritores y periodistas; y el control y la vigilancia de los medios digitales por parte de los gobiernos.

De la Paz informó que durante la inauguración que tuvo lugar en el Paraninfo de la Universidad de Uppsala, una institución fundada en el siglo XV, el actual presidente del PEN Internacional, el novelista Burhan Sonmez, mencionó en dos ocasiones el tema cubano.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:05 0:00
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:02 0:00

“La situación que está atravesando Cuba formó parte de su presentación”, explicó De la Paz, quien dijo haber formado parte del Comité de Escritores por la Paz.

Por parte del Comité de Escritores en Prisión “hubo una presentación muy interesante y con mucho debate sobre la situación […] de Ucrania.


Al respecto De la Paz apuntó que existe “un gran consenso dentro del PEN y ovaciones cada vez que interviene algún representante de los escritores ucranianos que enfocan la masacre que está ocurriendo en ese país producto de la invasión de los imperialistas rusos”.

“Se habló también de la situación de Cuba, en ese momento tuve la oportunidad de enfocar la violación sistemática de los derechos humanos, el recrudecimiento de las leyes que está teniendo lugar en Cuba para socavar la libertad de expresión”, alegó De la Paz, refiriéndose a la oleada de encarcelamientos a los artistas.

Por su parte, el también escritor Rolando Morelli, explicó a Radio Televisión Martí que tuvo la oportunidad de hablar de la situación en Cuba, ante el Comité de Escritores en Prisión

"El tema de Ucrania fue el dominante pero también se enfocó sobre los escritores, periodistas y artistas que sufren prisión en muchísimas partes del mundo y entre ellos estuvo destacadamente la mención de Cuba”, dijo Morelli.

“Personalmente, hice relación con mucha gente procedente del ex mundo comunista, que también tienen casos muy relevantes, de Bielorrusia, de Ucrania, de Armenia, etc.”, apuntó.

(Con reporte de Ariane González para Radio Martí)

Al descubierto, la ruta La Habana-Managua-Estados Unidos

Inmigrantes cubanos atraviesan el Río Grande en el área de Roma, Texas, el 9 de abril de 2022. REUTERS/Adrees Latif

La ruta Habana-Managua-Estados Unidos, que en los últimos 11 meses, han recorrido casi 200 mil cubanos, funciona a través de un intrincado mecanismo y se coordina generalmente desde la aplicación Whatsapp, indica un reportaje de la Voz de América.

Desde noviembre de 2021, cuando los regímenes de Daniel Ortega y Miguel Díaz-Canel acordaron el libre visado, la inmensa mayoría de los cubanos que llega a Estados Unidos lo hace tras un vuelo de La Habana a Managua, y desde esta ciudad centroamericana, los cubanos comienzan un azaroso recorrido hasta diversos puntos de la frontera de México con EEUU, donde se presentan ante agentes del Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP). Así en los últimos 11 meses, las autoridades fronterizas han detectado el arribo de 197.870 cubanos, lo que constituye la mayor ola migratoria desde 1959 y tal vez de la historia de Cuba.

Expertos aseguran que la mayoría de los cubanos utilizan a Nicaragua como vía de tránsito y solo permanecen como máximo una semana, esperando a que los coyotes los trasladen hasta México por tierra a través de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Una cubana, que arregló desde Miami el trayecto de un familiar y prefirió no dar su verdadero nombre ni detalles específicos para proteger a los viajeros, dijo que el mecanismo se inicia contactando a una persona en Cuba, que supuestamente tiene una agencia que vende pasajes a Nicaragua y "te arregla todo el viaje”.

La persona en Cuba con la "agencia" tiene socios en Miami, donde se venden los pasajes casi al triple de su valor.

“Al principio pensé entrar directamente a las aerolíneas, pero me di cuenta que ellos hacen lo mismo que los vuelos chárters a Cuba: compran los vuelos completos y luego los revenden. Al final terminé pagando 7.200 dólares por dos pasajes. Es una falta de respeto porque tiene dos escalas de varias horas pero no había otra manera”, dijo la mujer a la Voz de América.

Toda la operación se coordina vía Whatsapp. Cuando se verifica el depósito del dinero, los pasajes se entregan varios días después. Las personas de la "agencia" se aseguran de que cada viajero tenga su pasaporte actualizado y facilitan contactos para obtener tarjetas de vacunación y ofrecen reservas de hoteles pertenecientes a la red de coyotes que transporta a los migrantes cuando llegan a Nicaragua.

“Según los amigos que nos lo dieron, es un contacto de mucha confianza. Es todo a través de contactos y amigos. No hay por supuesto ninguna vía legal que tú puedas ir a reclamar si algo pasa. Todo se basa en las recomendaciones, el boca a boca. Dice que son gente muy seria, muy buena y que se ocupan de ti. Te garantizan que llegues a la frontera”, dijo la fuente.

Antes del viaje, el coordinador envía una foto de una señal que portará la persona encargada de recogerlos en el aeropuerto en Managua y luego en Nicaragua les informan sobre cómo será la travesía y quienes los guiarán. El trayecto puede costar entre 5.000 y 10.000 dólares por persona y puede tardar entre un mes y 15 días, dependiendo del precio, explicó la señora.

“Si pagas más, llegas más rápido. Tengo un amigo que llegó en dos semanas porque lo montaron en avionetas. El dinero no se paga de una sola vez. Vas pagando por partes. Tengo entendido que no es un solo coyote, sino varios”, especificó.

Unos amigos de la mujer le contaron que incluso tuvieron que montar caballos porque el hostal donde se quedaron en Nicaragua era en el medio del campo. "Todo lo coordinan, tienen bien conectada la ruta y saben cuándo avanzar o no, dependiendo a quien tengan comprado", explicó la fuente.

En entrevista con la VOA, la expresidenta de la Cámara de Turismo de Nicaragua, Lucy Valenti, señaló que buena parte de los cubanos que llegan a Nicaragua lo hacen con el propósito de emigrar ilegalmente a EEUU.

“Esta es la otra cara de la moneda de este jugoso negocio que algunos con vinculaciones al gobierno de Nicaragua están realizando con grandes ganancias para sus bolsillos, a expensas de la desgracia del pobre pueblo cubano, que en su desesperación por salir de un país que no les ofrece ninguna calidad de vida, ni libertades cívicas, ni derechos humanos, hacen hasta lo imposible por reunir sumas excesivas de dinero para comprar su pasaje a la libertad”, dijo Valenti.

“Lamentablemente, en Nicaragua hay quienes se prestan a semejante explotación”, indicó.

Por su parte, Managua niega que esté siendo usada como tránsito y las autoridades de Turismo llegaron a decir que los cubanos viajaban a Nicaragua porque son “amantes de los volcanes”.

[Basado en un reportaje de Yeni García de la Voz de América, con la colaboración de Houston Castillo]

Activista sigue detenido en aeropuerto de Panamá con la madre de su novio; HRW pide que no sean enviados a Cuba

El activista cubano Raúl Soublett López y la madre del periodista Héctor Luis Valdés Cocho, Dayami Valdés.

El activista Raúl Soublett López y la madre de su novio, Dayami Valdés, están retenidos desde hace días en el aeropuerto internacional Tocumen de Panamá, porque el régimen de Nicaragua les negó la entrada y ninguno de los dos desea regresar a Cuba.

Esta inusual situación comenzó el 22 de septiembre, cuando intentaron viajar a Nicaragua y fueron sorprendidos con la prohibición. Posteriormente, pidieron asilo. La organización pro derechos humanos Human Rights Watch, HRW, solicitó que la petición sea abordada rápidamente y advirtió que los derechos de ambos estarían en peligro en Cuba.

La activista Marta María Ramírez denunció a través de Facebook que ambos detenidos solo pueden comer una vez al día y deben costearse ellos mismo sus alimentos. "¿Quién no sabe lo que cuesta comer en un aeropuerto?", planteó.

Ramírez también denunció que las autoridades panameñas no permiten que Soublett y Valdés se bañen pues el lugar donde están detenidos no tiene las condiciones para ducharse.

Soublett es una persona seropositiva al VIH, aseguró Ramírez, quien necesidad tomar medicamentos.

El investigador sénior de HRW, Juan Pappier, también lamentó las condiciones de ambos en Tocumen, y pidió el martes en Twitter a las autoridades panameñas que analicen con celeridad la solicitud de asilo de los cubanos.

"Llevan 5 días en aeropuerto esperando una respuesta. Los dos sufren problemas graves de salud. Se están quedando sin comida. No tienen elementos de aseo o higiene", aseveró Pappier.

"Enviarlos de vuelta a Cuba sería poner en riesgo sus derechos", subrayó Pappier la semana pasada, también en Twitter.

El 22 de septiembre, el periodista independiente Hector Luis Valdés Cocho, novio de Soublett, explicó en una directa en Facebook que tanto su madre como Soublett iban a entrar a Estados Unidos haciendo la ruta desde Nicaragua y que solo hacían escala en Panamá.

Valdés Cocho señaló que Soublett salió del país bajo amenaza por su activismo político y defensa de los derechos de la comunidad LGBTI, y de regresar a Cuba, sería encarcelado.

"Si Raúl regresa a la isla pues sería puesto en prisión por un delito que la Seguridad del Estado le fabricó hace unos meses de 'Mercenarismo', por supuestamente Raúl recibir financiamiento para la creación de audiovisuales a favor de la libertad y los derechos de las personas LGBTIQ+", dijo el periodista, quien fue desterrado en diciembre del año pasado.

FOTOGALERÍA Así luce Cuba con "cero generación eléctrica"

EEUU sanciona una empresa en Suiza por violar el embargo a Cuba y otros países

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. (AP Foto/Alex Brandon).

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos alcanzó a un acuerdo con la empresa suiza CA Indosuez Switzerland (CAIS), la cual tendrá que pagar más de 720 mil dólares por haber violado el embargo a Cuba y otros territorios.

CAIS se dedica a la banca corporativa y de inversiones, y es una subsidiaria indirecta de Credit Agricole Corporate and Investment Bank, con sede en París.

Según el Departamento del Tesoro, CAIS manejaba cuentas bancarias y de valores en dólares estadounidenses de 17 clientes individuales ubicados en jurisdicciones bajo embargo.

Además, manejaba negocios en nombre de estos clientes en el sistema financiero de Estados Unidos, situación que le da a Estados Unidos jurisdicción en este tipo de casos.

CAIS entregó más de tres millones de dólares en beneficio económico a personas en Cuba, Crimea, Irán, Sudán y Siria

Entretanto, CFM Indosuez Wealth, una subsidiaria del banco en Mónaco, acordó pagar más de 401 mil dólares debido a su posible responsabilidad civil al operar cuentas bancarias de 11 clientes individuales ubicados en territorios sancionados por el gobierno de Estados Unidos.

Cargar más

XS
SM
MD
LG