Enlaces de accesibilidad

América Latina

Miles marchan en Managua para exigir libertad de presos políticos

Marcha en Managua para exigir la libertad de los presos políticos.

En la marcha, que discurrió por los barrios más populosos y humildes de la capital nicaragüense, se escucharon las ya tradicionales consignas en las que se clama al unísono por la paz, libertad, justicia y democracia para el país, sumido en una crisis gubernamental.

Unos 5.000 nicaragüenses salieron este miércoles a las calles de Managua para exigir al Gobierno de Daniel Ortega la liberación inmediata de los encarcelados en el marco de la crisis sociopolítica que vive el país desde el pasado 18 de abril y por la "paz y justicia para Nicaragua", dijo a EFE el joven activista Douglas Mata.

"Es urgente que liberen a todas aquellas personas que fueron detenidas solo por pensar diferente a lo establecido por el Gobierno, que se jacta de ser democrático, pero en realidad nunca lo ha sido", afirmó Mata.

Los manifestantes, después de varias semanas de movilizaciones menos numerosas y más apagadas, este miércoles volvieron a poner de
manifiesto que el miedo que reconocieron sentir en algunos momentos
es algo "natural y cíclico, algo que va y viene, pero no se queda", señaló el activista, quien explicó que en algunos momentos ocultó su rostro y su identidad, "pero ya no, no hay miedo".

"Mataron a mucha gente, encarcelaron a cientos de personas, torturaron, masacraron y reprimieron constantemente, y eso crea cierto temor en cualquier persona, que es lo que somos; nosotros no somos héroes ni queremos morir y por eso hubo un momento en el que nos alejamos un poco de la lucha, aunque nunca nos fuimos, pero ahora volvemos con más fuerza que nunca", señaló Mata.

Para el joven, "la paz, la libertad, la justicia y la democracia de nuestro pueblo no tiene precio, y entonces no se lo pondremos. No queremos que nos pase nada malo, pero si hay que morir por la nación que se merecen los nicaragüenses, moriremos".

En la marcha, que discurrió por los barrios más populosos y humildes de la capital nicaragüense, se escucharon las ya tradicionales consignas en las que se clama al unísono por la paz, libertad, justicia y democracia para el país, sumido en una crisis gubernamental.

Y pese a que la movilización fue más numerosa que las últimas organizadas por los autoconvocados, podría haberlo sido mucho más, según el Movimiento 19 de Abril, que denunció que policías antimotines obstruyeron el paso de cientos de personas que se dirigían a Managua desde diferentes zonas del país, para participar en la convocatoria.

Los centros penales nicaragüenses albergan a 135 presos políticos que han sido capturados por policías, parapolicías o paramilitares, por protestar contra el Gobierno de Ortega, según diversas organizaciones de derechos humanos.

Y así, con continuadas protestas, los incansables ciudadanos burlan lo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó como la "tercera fase" de la represión gubernamental, "más ruda, más explícita y burocrática", con la "criminalización de manifestantes".

Según la organización humanitaria, la primera etapa consistió en agresiones a protestas callejeras, y la segunda, en ataques armados contra ciudades rebeldes, todas con saldos mortales.

Pero, a pesar de las amenazas y la represión, estudiantes, trabajadores independientes, pequeños empresarios, campesinos y representantes de la sociedad civil, se sumaron a la manifestación, tanto en Managua como en otros departamentos (provincias) de Nicaragua.

Personas de toda condición se unieron así para mostrar rechazo a los encarcelamientos por razones ideológicas, como los casos de los líderes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, acusados de terrorismo y otros delitos, cuya fase inicial del juicio se celebra este mismo miércoles.

Nicaragua atraviesa la crisis más sangrienta desde la década de 1980, también con Ortega como presidente, y que ha dejado entre 317 y 448 muertos, según varios organismos humanitarios, cifra que el Gobierno fija en 198.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, se iniciaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia de ambos, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

(Con información de EFE, diario La Prensa y redes sociales)

Vea todas las noticias de hoy

EEUU espera trabajar con presidente electo de Colombia; legisladores de Florida preocupados con triunfo de Petro

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro. (REUTERS/Luisa Gonzalez/File Photo)

Estados Unidos felicitó al pueblo colombiano por unas elecciones presidenciales libres e imparciales, tras la elección de Gustavo Petro como presidente el domingo.

La vocera de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre declaró en una conferencia de prensa que el presidente Joe Biden “espera trabajar con el presidente electo Petro, avanzar en la relación entre Estados Unidos y Colombia y abordar temas clave juntos, incluido el cambio climático, construir economías más justas y resilientes, seguridad y más”.

En un comunicado, el Departamento de Estado informó que el secretario de Estado, Antony Blinken, habló el lunes con Petro para felicitarlo por su elección y para reiterar el firme compromiso de Estados Unidos con la relación bilateral.

“El secretario de Estado subrayó los valores democráticos que comparten ambas naciones y se comprometió a fortalecer aún más la amistad de 200 años entre Estados Unidos y Colombia. Hablaron de los objetivos mutuos para hacer frente al cambio climático, mejorar la salud pública y avanzar en oportunidades económicas inclusivas”, se señaló en el comunicado.

Se informó, además, que Blinken expresó el apoyo de Estados Unidos a la plena implementación de los compromisos de Colombia en el marco del Acuerdo de Paz de 2016.

Mientras tanto, en la Florida, el estado norteamericano con mayor número de colombianos, ms de un millón, el gobernador, Ron DeSantis, dijo estar "decepcionado" con la elección de Petro al señalar que la izquierda es una amenaza creciente en la región.

Con él coincidió la congresista republicana por la Florida, Maria Elvira Salazar, que en un mensaje en video por Twitter dijo que “todo el que quiera a Colombia tiene que estar muy preocupado con la victoria de Petro”.

“El 80 por ciento del colombiano en el sur de la Florida votó en contra de Petro porque sabe que Petro significa socialismo, que en teoría es fantástico, en la práctica es miserable. Esperemos que el próximo presidente Petro entienda que la democracia, la libertad y la economía de mercado es lo único que saca a los pueblos de la pobreza”, expresó la congresista.

Por su parte, el senador por la Florida, Rick Scott, señaló en la red social que el presidente Biden “debe recordarle a Petro que el amor mutuo por la libertad y el odio a la tiranía es lo que fortalece las relaciones entre Estados Unidos y Colombia".

Mientras que el otro Senador del estado, el también republicano Marco Rubio, expresó que los resultados de las elecciones "plantean una gran preocupación para la comunidad colombo-americana de Florida, que ven de cerca cómo su amada patria cae presa a manos de un líder marxista. Estados Unidos debe permanecer atento a que las instituciones de Colombia, su estado de derecho y la libertad de prensa no sean socavadas”.

Petro, economista de 62 años y exmilitante del grupo guerrillero M19, sucederá, a partir del próximo 7 de agosto, al presidente actual, Iván Duque.

El mundo reacciona ante el triunfo de Gustavo Petro en Colombia

La Torre Colpatria con la imágen del presidente electo Gustavo Petro.

Tras el triunfo del nuevo presidente colombiano, Gustavo Petro, diferentes líderes del mundo reaccionaron, algunos deseando continuar el trabajo para construir la democracia y otros, con preocupación.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, felicitó al pueblo colombiano por ejercer el voto y aseguró que espera continuar la asociacion con el país, junto al nuevo presidente, para la contrucción de un hemisferio más democrático y equitativo.


El secretario adjunto de Estado para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, expresó su deseo de que ambos países continuen estrechando la colaboracion para promover objetivos mutuos.


La congresista cubanoamericana, María Elvira Salazar, lamentó el resultado de las elecciones. "Petro es ladrón, terrorista y marxista, un apologista de Castro y Chávez", escribió en Twitter.

De la misma manera, destacó que desde el Congreso estará vigilando las acciones para respetar los derechos humanos de los colombianos. "¡Dios proteja a mis hermanos colombianos!".


El gobernador de la Florida, Ron DeSantis, calificó en una rueda de prensa al presidente Petro como "un ex narcoterrorista marxista" y aseguró que su triunfo presidencial es preocupante y decepcionante. "La propagación de la ideología totalitaria de izquierda en el hemisferio occidental es una amenaza creciente. Florida apoya a los colombiano-estadounidenses del lado de la libertad”



El ex preso político cubano Ángel Moya aseguró que el triunfo de la izquierda en Colombia reforzará las alianzas con los régimenes de Cuba y Venezuela. Además dijo que el "fortalecimiento de las Narcoguerillas colombianas traera mucha corrupcion e inseguridad".

Erika Guevara Rosas, directora de las Américas de Amnistía Internacional, celebró el triunfo presidencial y expresó que está dispuesta colaborar con el presidente electo y su gobierno. "El nuevo gobierno tendrá en sus manos la posibilidad de hacer un verdadero cambio y poner en el centro de sus políticas los #DDHH del pueblo colombiano y la paz".


El presidente de Chile, Gabriel Boric, dijo en Twitter que el triunfo de Petro es una "alegría para América Latina". También aseguró que ​ambos gobiernos trabajarán juntos por la unidad del continente "en los desafíos de un mundo que cambia velozmente".

Alberto Fernández, presidente argentino, aseguró que el triunfo de Petro convalida la democracia y asegura el camino hacia una América Latina integrada.

Triunfa Petro en Colombia

Gustavo Petro, el nuevo presidente de Colombia. A su lado, Francia Marquez, vicepresidenta. (Reuters/Luisa González).

El candidato izquierdista del Pacto Histórico, Gustavo Petro, es el nuevo presidente de Colombia, con un 50,47% de los votos (11.226.150) y el 99,25% de las mesas escrutadas.

Con un 47,27% (10.514.390 votos), el representante de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, Rodolfo Hernández, fue derrotado en las urnas en la segunda vuelta de una reñida contienda.

Es la primera vez que Colombia tiene un presidente de izquierda.

En su primer tuit como presidente, Petro escribió: “Hoy es día de fiesta para el pueblo. Que festeje la primera victoria popular. Que tantos sufrimientos se amortigüen en la alegría que hoy inunda el corazón de la patria. Esta victoria para Dios y para el pueblo y su historia. Hoy es el día de las calles y las plazas”.

El Movistar Arena, uno de los escenarios culturales más importantes de Bogotá, se convirtió en una fiesta, con bailarinas con trajes tradicionales recorriendo la tarima como antesala del discurso del presidente electo.

Desde allí, a las 8 p.m. Petro se dirigió a miles de seguidores que levantaron banderas de Colombia, del partido Pacto Histórico y de la comunidad indígena: “Gracias a todos ustedes en este día que indudablemente es histórico”, dijo.

No solo es la primera vez que un candidato de la izquierda triunfa en Colombia, sino que por primera vez una mujer afrodescendiente, Francia Márquez, será la vicepresidenta.

El domingo, además, se registró la votación más alta en la historia del país: con un 58%, más de 22 millones de colombianos salieron a votar, un millón de votos más con respecto a la primera vuelta.

“Indudablemente aquí lo que ha ocurrido hoy con estos 11 millones de electoras y electores que votaron y nos trajeron a esta tarima y al gobierno de Colombia es un cambio”, dijo Petro en un discurso conciliador.

“No vamos a traicionar a ese electorado que lo que le ha gritado al país, lo que le ha gritado precisamente a la historia es que, a partir de hoy, Colombia cambia, Colombia es otra. Un cambio real que nos conduce a algunos de los planteamientos que habíamos hecho en estas plazas públicas. La política de amor”, dijo. "No es un cambio para vengarnos. No es un cambio para construir más odios. No es un cambio para profundizar el sectarismo en la sociedad colombiana. El cambio consiste en dejar el odio atrás", agregó.

“Las elecciones más o menos mostraron dos Colombias, cercanas en términos de votos. Nosotros queremos que Colombia, en medio de su diversidad , sea una Colombia, no dos Colombias”, añadió el presidente electo.

¿Quién es el nuevo presidente de Colombia?

Gustavo Petro tiene 62 años. Fue alcalde de Bogotá (2012-2015), senador de la república y militó 12 años en el movimiento guerrillero M-19.

Estudió economía en la Universidad Externado de Colombia, está casado con Verónica Alcocer y tiene cinco hijos.

Es la tercera vez que Petro disputa la presidencia en Colombia.

En las pasadas elecciones, Iván Duque lo derrotó en las urnas, pero alcanzó una votación de un 42%.

Entre los ejes de su campaña, Petro propuso que las mujeres ocupen por lo menos la mitad de los cargos públicos en todos los niveles, con miras a abrir un camino para generar igualdad en todos los sectores del país.

También se centró en el cuidado del medio ambiente y el tránsito hacia una economía productiva, garantizar los derechos a la salud, alimentación, educación, pensión, seguridad, y el sector social, donde proyecta que la salud debe ser un elemento para la vida y no un negocio que destruya la vida.

Sobre el tema de pensiones, Petro propone entregar un bono pensional no contributivo de 500.000 pesos para quienes no acceden a pensión.

Sus iniciativas se centran en la justicia racial, la defensa de los derechos de las mujeres, los derechos humanos y el cuidado de la vida y el territorio.

Algunos opositores han señalado temores de que con Petro en el poder Colombia se pueda convertir en una "segunda Venezuela". Sin embargo, los analistas creen que esto es poco probable, debido a las diferencias institucionales, históricas y culturales con el vecino país.

(Voz de América, VOA)

Colombia captura a miembros del ELN y disidencia de las FARC: pretendían "intimidar a los electores", dice Duque

Un soldado pasa junto a los votantes que hacen fila en un colegio electoral durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Bogotá, Colombia. (Foto: AP/Jaime Saldarriaga)

El presidente Iván Duque anunció este domingo la captura de dos miembros de grupos guerrilleros en Colombia durante el discurso de apertura a las votaciones presidenciales en segunda vuelta, en las que los colombianos elegirán a su sucesor en la casa de Nariño.

Fidel Claudio Silva, alias "Simón", fue señalado por Duque como "uno de los cabecillas más representativos para la Dirección Nacional y el Comando Central del ELN", con una trayectoria criminal de 40 años, y "encargado de la estrategia política e ideológica del Frente de Guerra Occidental" de esa guerrilla.


Silva, hombre de confianza del ELN y de su Comando Central (COCE), "es responsable de la orientación pseudo política de esa organización para cometer delitos en el sur occidente", declaró, por su parte, el director de la Policía, el general Jorge Luis Vargas.

El otro insurgente capturado es Alexander Lozada Ramírez, alias "Monocuco", líder de la red de apoyo de las disidencias de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que no se acogieron al acuerdo de paz de 2016.

Duque dijo que Monocuco es "considerado uno de los principales dinamizadores de actividades delictivas en el departamento de Arauca". Según la policía, Lozada Ramírez está a cargo del tráfico local de estupefacientes y extorsiones.


En medio de las elecciones presidenciales entre el candidato izquierdista Gustavo Petro y millonario Rodolfo Hernández, las autoridades colombianas reforzaron la seguridad en el país.

"Destacamos que hoy está desplegada la #FuerzaPública en todo el territorio nacional; en veredas, carreteras, cuadrantes y cada rincón de nuestras ciudades, para asegurar que todos los colombianos se pronuncien en libertad. Agradecemos su compromiso con la Constitución y la Ley", subrayó Duque, que invitó a los electores a acudir a las urnas "sin miedos ni prejuicios".

"Quiero invitar a toda Colombia para que hoy se pronuncie en las urnas; que salga masivamente a defender la democracia y las libertades que hemos consolidado; que le demostremos al mundo, una vez más, por qué nuestro país es una de las democracias más sólidas de este hemisferio", concluyó Duque.

Un represor cubano de "exportación", consejero en embajada de Colombia en medio de elecciones presidenciales

El coronel de la Dirección de Inteligencia de Cuba, Raúl Montes García.

Un coronel de la Dirección de Inteligencia de Cuba (DI) infiltrado en Colombia bajo un alto cargo diplomático fue incorporado a la lista de "Represores cubanos" de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC) bajo la categoría de "exportación".

El 10 de febrero de 2022, meses antes de las elecciones colombianas que se deciden este domingo, y donde uno de los candidatos que se disputan la presidencia es el ex guerrillero Gustavo Petro, Raúl Montes García fue acreditado con el cargo de Ministro Consejero en la Embajada de Cuba en Colombia.

La FDHC alerta que "su función real es como Jefe del Centro de la DI" en ese país, cargo en el que sustituyó a Joel Marrero Enríquez.

Según la ficha de Represores cubanos, Montes García tiene un largo historial como oficial de inteligencia en puestos estratégicos de la región, que comenzó en 1986, en el Departamento M-II, que se ocupa de América Latina.

Entre 1996 y 1999 fue Segundo Secretario de la Misión de Cuba ante Naciones Unidas, en Nueva York. Luego estuvo en República Dominicana como Encargado de Negocios, del 2011 al 2016. En 2009, el oficial de la DI recibió la medalla de Primera Clase de la Seguridad del Estado, Antonio Briones Montoto.

"En 2014 recibió otra medalla similar, la Olo Pantoja, también de Primera Clase. Ocho años después Montes García es el espía número 1 de Cuba en Colombia", subraya la FDHC.

La organización recuerda que en enero del año pasado la revista Semana hizo público un informe oficial de la inteligencia colombiana sobre los planes del régimen cubano para interferir en las elecciones de 2022 y desestabilizar a Colombia.

El informe, titulado Estrategia de injerencia cubana en asuntos de independencia y soberanía de Colombia, "acusaba directamente al Embajador José Luis Ponce Caraballo y describía cómo desde la sede diplomática se recurría a las 23 casas que tiene en el país el Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba para reclutar a jóvenes que luego participan en disturbios y actos de vandalismo", detalló la FDHC.

Entre otras denuncias, el documento revelado por Semana señala que “Cuba ejecuta una estrategia de injerencia en Colombia a través de la orientación de cubanos con cobertura diplomática en organizaciones sociales solidarias, la infiltración de programas de cooperación con autoridades locales y su financiación por medio del ELN”.

En mayo de 2021, el gobierno de Colombia declaró persona non grata al primer secretario de la embajada de Cuba en Bogotá, Omar Rafael García Lazo, por desarrollar actividades incompatibles con la Convención de Viena. La FDHC incorporó entonces su ficha a la lista de "represores cubanos de exportación".

Los "represores de exportación" son aquellos enviados al extranjero para organizar, asesorar o participar en la represión en países aliados del régimen cubano, o en la subversión del orden en países democráticos, indica la organización en su sitio en internet.

Cargar más

XS
SM
MD
LG