Enlaces de accesibilidad

Cuba

Venezuela es sistemáticamente estafada por Cuba, denuncian médicos cubanos

Nicolás Maduro (I), presidente de la República Bolivariana de Venezuela, conversa con Rogelio Polanco (D), embajador de Cuba en ese país.

“Las misiones de médicos cubanos en el extranjero revelan muchas de las miserias del régimen castrista”, dice la agencia Infobae en un reportaje que cuenta cómo viven los galenos cubanos en Venezuela¸ por qué van; cuánto les pagan (y les quitan); cómo son controlados y obligados a hacer proselitismo politico... y a estafar al fisco venezolano.

Desde el año 2000, decenas de miles de trabajadores cubanos de la salud han sido enviados a cumplir misiones en Venezuela bajo un acuerdo en el que se intercambia atención médica por petróleo.

Sin embargo, "muchos se cansan de trabajar en condiciones de servidumbre", dice la agencia INFOBAE en un reportaje que cita testimonios de médicos que decidieron desertar. Y agrega: “Las misiones de médicos cubanos en el extranjero revelan muchas de las miserias del régimen castrista”.

Las dos fuentes principales del reportaje, que incluye además anotaciones sin atribución (Infobae), fueron dos profesionales de la región oriental de Cuba que abandonaron sus misiones:

El Dr. Miguel Guerrero Fernández graduado de la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín que empezó a cumplir su misión en octubre de 2014 en el municipio de Guacara, estado venezolano Carabobo. Pudo entrar luego a Estados Unidos, quedarse legalmente y recibir a su esposa y a su hijo gracias al programa "Parole" (Cuban Medical Professional Parole) cancelado en enero de 2017 por el presidente Barack Obama,

El Dr. Alioski Ramires, también formado en Holguín. Se recibió en 2008 y partió en 2011 hacia su primera misión, en Venezuela. Luego fue enviado a prestar servicio en Brasil con el programa Más Médicos del gobierno de ese país, donde pidió asilo.

El reportaje cuenta cómo viven y comen los galenos cubanos que sirven al régimen de Nicolás Maduro; por qué van; cuánto les pagan; qué riesgos corren; cómo son controlados y obligados a hacer proselitismo por el gobierno de Venezuela, y a estafar al mismo tiempo al fisco venezolano; y cómo se comparan las misiones en Venezuela y Brasil.

Médicos cubanos de la Misión Barrio Adentro en Venezuela.
Médicos cubanos de la Misión Barrio Adentro en Venezuela.

¿Por qué se alistan?

Guerrero: "Allá en Cuba, el médico recién graduado cobra unos 40 dólares por mes, y eso no alcanza para vivir. Unos zapatos para trabajar cuestan 30 o 40 dólares, es decir que para comprarlos hay que emplear un salario completo", cuenta Miguel en diálogo con Infobae.

Alioski: "La decisión de ir es voluntaria entre aspas (comillas). Nadie te ordena que vayas, pero lo que te obliga es la necesidad económica que tienen los médicos en Cuba. Por eso son muchos los que prefieren salir a buscar una mejor vida en otros países".

Guerrero: "Como me dijeron que me iban a pagar 200 dólares, estaba más que complacido. Iba a mejorar económicamente y a cubrir todos los gasto de mi familia".

¿Cómo los explotan?

Infobae: Los médicos deben cumplir un contrato de tres años, sin posibilidad de romperlo, y sólo pueden volver a Cuba por razones de extrema gravedad, como la inminente muerte de un familiar directo o una enfermedad peligrosa. El régimen laboral es de servidumbre. Algunos trabajan día por medio en guardias de 24 horas, lo que termina dando como resultado semanas con entre 70 y 90 horas trabajadas. Además, pueden pasar hasta 14 meses ininterrumpidos sin vacaciones.

Infobae: Las estimaciones sobre lo que les pagan varían según la fuente, pero todas coinciden en que el Estado confisca cerca del 70% del salario. Lo insólito es que no se lo entregan directamente al profesional, sino que se lo depositan en una cuenta en Cuba, y un familiar puede retirarlo allá.

Guerrero: "Nunca te dicen exactamente cuánto abona el gobierno venezolano al cubano. Algunos dicen que son 4.000 dólares al mes (por cooperante), pero es difícil saber, porque se paga en barriles de crudo. Yo cobraba sólo 200 dólares".

¿Cómo viven?

Guerrero: (Estuvo 19 meses en un puesto de salud de una zona rural). "Las condiciones allí eran pésimas. "El estado de la vivienda era increíblemente desastroso. Había hacinamiento: éramos 17 personas y dormíamos en cuartos pequeños, con varias literas, como si fuera un barracón. Prácticamente no había agua y la electricidad se iba todo el tiempo. Era deplorable".

Infobae: Para vivir durante los años que dura la misión los doctores cuentan apenas con un estipendio en bolívares que hoy equivale a unos ocho dólares en el mercado negro. Todavía menos de lo que cobraban trabajando como médicos en la isla.

Infobae: Los dramas cotidianos que sufren los venezolanos se potencian para los misioneros cubanos. Un ejemplo es lo que pasa con la comida. La escasez sin precedentes los fuerza a hacer largas horas de fila para conseguir algunos productos esenciales. Esto se vuelve insoportable para alguien que tiene que trabajar 24 horas corridas, y que cuando tiene un día libre necesita usarlo para descansar.

Guerrero: "Teníamos que ir caminando a todos lados y pedir favores a los venezolanos. Una vez al mes, el Gobierno nos vendía una bolsa de comida, que en ese momento se llamaba Mercal (luego reemplazadas por las CLAP). Pero alcanzaba sólo para una semana, máximo dos. Entonces mi familia tenía que mandarme 100 dólares y quedarse con los otros 100″.

¿Qué riesgos corren?

Guerrero: “Otro tema son los insoportables niveles de criminalidad. "En Venezuela hay mucha violencia, cosa que no pasa en Cuba. Nos ponían a vivir en lugares donde estaban los colectivos, los malandros, donde unas bandas se fajan con otras. En un día normal se escuchaban disparos a toda hora".

¿Cómo los controlan, presionan, manipulan?

Infobae: Guerrero fue recibido en el aeropuerto por oficiales cubanos. Esa es una de las características más notables del programa: como un Estado dentro del Estado, todo lo manejan los enviados de La Habana.

Guerrero: “Nos controlaban hasta con cuántos venezolanos podíamos relacionarnos. Por ejemplo, no podíamos tener parejas de allá. Y el día a día era muy duro. Sólo podíamos estar fuera de la residencia hasta las 6 de la tarde, después había que estar adentro. Si alguien faltaba estábamos en la obligación de reportarlo”.

Infobae: Todos deben cumplir un estricto reglamento, que consta de 10 capítulos y 72 artículos. Sabiendo que muchos pueden aprovechar la oportunidad de estar en otro país para escapar, una de las reglas, conocida como "colateral", establece que cualquiera puede ser sancionado si se entera de una "desviación" de un colega y no la denuncia. Así se estimula el miedo y la delación en defensa propia.

Guerrero: "Una de las cosas que más me decepcionaron de la misión es que me obligaban a hacer política. Tenía que decirles a mis pacientes que gracias a Hugo Chávez, a Nicolás Maduro y a Raúl Castro ellos estaban recibiendo salud gratuita, cosa que era mentira, porque se lo cobraban al pueblo venezolano".

"Cuando fueron las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015, nos forzaron a conseguir 10 pacientes que nos dijeran verbalmente que iban a votar por el gobierno. Luego nos pusieron a vigilar los centros de votación, y debíamos preguntarle a la gente a quién había votado. Nos dieron un teléfono para ir reportando lo que pasaba. Era una manipulación total".

Infobae: El Gobierno cubano considera desertores a los que abandonan la misión y les prohíbe regresar al país por un plazo de ocho años. Casi nadie quiere realmente regresar a vivir allí, pero muchos dejaron detrás a familiares.

¿Cómo los obligan a estafar a Venezuela?

Infobae: Las misiones médicas no son más que un enorme mecanismo de recaudación para el régimen castrista. Para maximizar las ganancias, el gobierno cubano se apoya en dos estafas. La primera la sufren sus propios profesionales, a quienes les retienen la mayor parte del salario que paga el país receptor. Venezuela es también sistemáticamente estafada por Cuba.

Guerrero: "A nosotros nos educan para prevenir enfermedades, pero como Cuba le cobra a Venezuela por los servicios médicos que presta, por cada consulta que se hace, a mí me exigían que ingrese pacientes todo el tiempo. Tenía que salir a buscarlos, llevarlos a mi sala casi a la fuerza y proponerles un tratamiento, aunque sólo fuera darle una tableta que podía tomar en la casa, porque eso le daba dinero a Cuba".

"Me llegaron a obligar a inventar pacientes. Cogía una historia clínica fantasma, buscaba un nombre real con una cédula venezolana e inventaba, porque si no cumplía me decían que me devolvían para Cuba y no me pagaban lo que me habían prometido".

Ramires: La presión de los dirigentes cubanos es hacer más de lo que se puede, porque el gobierno recibe por la cantidad de casos atendidos. Entonces, a veces uno tiene que mentir e inventar pacientes. No sé si el gobierno venezolano tendrá conciencia de eso, pero es lo que ocurre".

Brasil ¿otro mundo?

Ramires: (Tras cumplir la misión de tres años en Venezuela, fue enviado en 2014 a Brasil). "Es otro sistema, otro mundo. Las condiciones son muy superiores que en Venezuela y nosotros nos sentimos más realizados. No por decisión de Cuba, sino porque el gobierno brasileño presionó para aumentar el salario. Comenzaron siendo 800 reales y pasó a 2.900 (870 dólares). En realidad ese es el 30% de lo que paga Brasil, ya que Cuba se queda con el 70 por ciento".

Infobae: Otra diferencia es que los médicos cubanos están bajo la supervisión de brasileños, no de oficiales enviados por el régimen. Eso impide que haya el tipo de fraudes que se ven en el otro caso. De todas maneras, la injusticia que supone percibir una ínfima parte del salario, y el rechazo a la posibilidad de volver a Cuba o de ser enviados a otro destino, llevó a muchos, como Ramires, a pedir asilo en Brasil.

(Reseñado por Rolando Cartaya a partir de un reportaje de Infobae)

Vea todas las noticias de hoy

Tras interrogatorio Pedro Albert Sánchez regresa a su casa

El profesor de Física y activista Pedro Albert Sánchez.

El profesor Pedro Albert Sánchez, quien instó los familiares de los presos políticos a realizar una marcha silenciosa, fue citado este miércoles, a las 4 de la tarde en la estación policial de Guanabacoa, para un interrogatorio.

A la salida de la unidad policial, el activista se negó a hablar con los medios argumentando que se sentía enfermo. Radio Televisión Martí trató de hablar con él, pero no respondió el teléfono.

La periodista independiente Yania Suárez informó en Facebook que “el Profe Pedro Albert Sánchez ya está en la casa. Muchísimas gracias a todos los que estuvieron pendientes. La primera información que me llega es que necesita un tiempo para reflexionar. Pero estaremos pendientes”.

Albert Sánchez convocó, el pasado domingo, a las madres, esposas, padres y hermanos de los presos políticos a una caminata pacífica desde la estatua del Caballero de París en La Habana Vieja hasta el parque El Quijote en el Vedado.

El régimen cubano excarceló el 28 de octubre a Albert Sánchez, al finalizar el juicio que se celebró en su contra por manifestarse en La Habana y en el que la Fiscalía pidió una sanción de cinco años de prisión.

El profesor cubano había sido detenido cuando se manifestaba solo y pacíficamente en los días previos al 15 de noviembre de 2021 y desde esa fecha permaneció encarcelado.

Las autoridades judiciales cambiaron la medida cautelar del activista, quien tiene 66 años y padece de cáncer, de cárcel a fianza hasta que la sentencia, aún desconocida, sea firme.

Cientos de manifestantes del 11 de julio de 2021 han sido condenados a prisión y decenas aún esperan tras las rejas que finalicen los procesos penales para conocer sus sentencias. Sus familiares han intentado, por diferentes vías, reclamar la libertad de sus seres queridos.

update

Condenan en juicio sumario a activista de UNPACU a un año de trabajo correccional sin internamiento

Raiza Alcántara Benavides (Foto: Cortesía de Juana María Santos)

La activista Raiza Alcántara Benavides fue sancionada este miércoles a un año de trabajo correccional sin internamiento en el Tribunal Municipal Popular de Arroyo Naranjo, en La Habana.

Alcántara Benavides dijo a Radio Martí que fue procesada en un juicio expedito, donde le imputaron el cargo de desacato por supuestamente ofender a un policía en febrero pasado, delito que niega haber cometido.

El 13 de diciembre, Alcántara tendrá que presentarse ante el juez de Ejecución, según un documento que le fue entregado en el juicio.

Documento que le fue entregado en el juicio a la acusada. (Cortesía Raiza Alcántara)
Documento que le fue entregado en el juicio a la acusada. (Cortesía Raiza Alcántara)

La acusada no tuvo tiempo de contratar a un abogado debido a la rapidez con la que procedieron las autoridades. "Yo fui la que me defendí... Que yo, en ningún momento, lo ofendí a él", explicó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:14 0:00

Ahoras antes, su madre, Xiomara Benavides, dijo a Radio Martí que Alcántara fue citada y detenida el lunes por un hecho ocurrido en febrero, donde la policía golpeó a familiares de vendedores en el municipio San Miguel del Padrón.

“Mi hija está en este momento en el Tribunal. Ayer la soltaron, supuestamente, dicen ellos, porque estaban mal hechos los papeles”, dijo Benavides. “Ya ella estaba en el VIVAC (centro de detenciones) para llevarla para la prisión del Guatao y, entonces, el jefe de la prisión no estuvo de acuerdo y la mandó para atrás”.

Según Benavides, su hija fue puesta en libertad en la noche del martes, y advertida de que debía presentarse este miércoles, a primera hora, en el Tribunal, porque “dicen que ayer, por la noche, llegaron los papeles del Tribunal. No es fácil, ¡qué rápido trabajan entonces!”, ironizó la mujer.

 A juicio activista de UNPACU en La Habana
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:21 0:00

Xiomara Benavides explicó que la acusación contra la activista “proviene de un operativo (policial) que hubo en (el barrio de) La Cuevita, en la “Feria de La Candonga”, el 2 de febrero de este año. Entraron con un operativo y cogieron a los ilegales y les entraron a golpes, como si fueran unos perros".

Añadió que los policías les estaban "entrando a golpes a mi sobrino, a su mamá y a su otra hermana y, entonces, cuando Raiza entra, ella se manifiesta sobre los derechos humanos y les dice ‘No, porque ustedes los policías son unos esbirros’. El teniente Ivandry Álvarez […] le dice a mi hija: ‘Te voy a meter presa y te voy a desaparecer’, y le hizo papeles de desacato”, relató la mujer.

De acuerdo con Benavides, ni ella ni su hija se acordaban de dicho incidente, y por eso la activista se presentó en la unidad policial, y “cuando llega allí, al momento la detienen y la ponen en la patrulla. Se la llevaron directamente para la Oncena (unidad de policía) sin decir nada de que está circulada por el Tribunal, porque aquí nunca llegó citación, jamás”, concluyó Benavides.

Raiza Alcántara Benavides, de 35 años, es activista de la célula "Por una Cuba Libre" de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU, en el municipio San Miguel del Padrón, La Habana. Es madre de 5 hijos, 4 de ellos menores de edad.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Coordinadora de Justicia 11J Camila Rodríguez parte al exilio forzoso bajo presiones del régimen

Camila Rodríguez al frente de una manifestación pacífica en Cuba. (Foto: Twitter/@interpuellas)

El nombre de Camila Rodríguez, activista y miembro del grupo Justicia 11J, se une a la ya larga lista de opositores cubanos que se han visto obligados a acudir al exilio debido a las presiones y el hostigamiento del régimen cubano, muchos de ellos en meses recientes.

Rodríguez, que en los primeros días de diciembre viajó a Europa, aunque sin especificar a qué país, explicó su salida y los porqués a través de un hilo en su cuenta de Twitter en el cual asegura haber partido de Cuba “convencida de que no hay otro camino que el de cumplir la responsabilidad de devolver a su hogar a todos aquellos que fueron detenidos” durante las manifestaciones populares que sacudieron la isla.


La activista que, fuera detenida en enero de este año junto a los familiares de los prisioneros del 11J que eran juzgados en el Tribunal de 10 de Octubre, permaneció casi un mes sitiada en el interior de su hogar y, pese al acoso de la policía política cubana, no dejó de apoyar a los presos políticos y sus familiares.

Según declaró en una entrevista al portal digital independiente Diario de Cuba, debido a las amenazas, tomó la decisión de intentar pasar desapercibida por un tiempo. “Bajar mi perfil, trabajar anónimamente y hacerles pensar que me había ‘quitado’. Fue la única manera de asegurar que podía seguir trabajando”, dijo.

Rodríguez, graduada de Filología en la Universidad de La Habana en 2014, subrayó que su compromiso con la libertad de los presos políticos, junto al apoyo y asesoramiento a sus familiares, continuarán siendo el centro de su actividad en el exilio.

Por su parte, el equipo de asistencia a los presos por razones políticas Justicia 11J, señaló en Twitter que continúan y continuarán trabajando en función de los prisioneros políticos cubanos, “y acompañando a las familias en el terreno, aún cuando nuestro equipo principal permanece fuera del país”.

La escritora María Matienzo y su pareja, la psicóloga Kirenia Yalit Núñez, activistas ambas y miembros de ese “equipo principal” mencionado por Justicia 11J, se encuentran residiendo en Argentina desde el pasado agosto, tras dos años encerradas en su vivienda en La Habana, cercadas por las fuerzas represivas del régimen comunista cubano.

Ambas activistas lograron salir de la isla con el apoyo de instituciones internacionales como CADAL, organización internacional que vela por el respeto a los derechos humanos, aunque, señalan, no consideran definitiva su salida de Cuba, sino un distanciamiento imprescindible para su recuperación física y psicológica.

Grupos políticos latinoamericanos denuncian la protección de la Unión Europea a Cuba

Algunos participantes en el foro ECR-Eurolat. (Foto: Frente Hemisférico por la Libertad)

El Frente Hemisférico por la Libertad y la Asamblea de la Resistencia Cubana sostuvieron este martes un encuentro con eurodiputados para denunciar el financiamiento de la Unión Europea (UE) al régimen de La Habana.

Invitados por el diputado de VOX Hermann Tertsch, estuvo en la reunión, entre otros, el exdiputado costarricense Dragos Dolanescu, presidente del Frente Hemisférico por la Libertad que trajo a colación el vínculo del régimen de los Castro con el mandatario ruso Vladimir Putin.

“Se demuestra con los más de 35 mil millones de dólares que le ha dado Rusia a Cuba a lo largo de los años, y como tal el régimen de los Castro ha sido el articulador político de los rusos para el resto de Latinoamérica”, dijo Dolanescu.

“Todo lo qué pasa en Venezuela, Nicaragua y cualquier partido de la izquierda latinoamericana pasa por La Habana. Y cuando hablo de izquierda meto también algunos partidos de izquierda costarricenses que responden al Foro de Sao Paulo, que sabemos cuáles partidos fueron a representar a Costa Rica en ese foro”, recalcó.

El exsenador de México, René Bolio, presidente de la Comisión Internacional Justicia Cuba, expuso que la subvención a la dictadura comunista viene fundamentalmente de países democráticos:

“La Unión Europea ha tenido una serie de financiamientos a la Isla, por ejemplo, en créditos que el Club de París le dio y que el Club de París mismo les acaba de condonar el 76 por ciento de la deuda. Hace dos años, 8.500 millones de euros donados, es decir regalados a la dictadura y todavía en este año se les ha otorgado millones de euros en diversos programas, contraviniendo los propios lineamientos que tiene la Unión Europea”.

La reunión entre diputados europeos y organizaciones políticas latinoamericanas se celebró en el marco de un foro, dentro de la cumbre del Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) Eurolat, una iniciativa entre la Unión Europea y América Latina para luchar contra la amenaza del narcocomunismo y la dictadura en la región.

Esto “se ha visto refrendado a partir de las protestas ciudadanas del 11 de julio del 2021 y producto de este movimiento social tan importante, hay 1.300 presos políticos, por el hecho solo de manifestarse”, dijo Bolio.

“¿Qué hace la dictadura con este dinero? No lo usa para comida, no lo usa para combustibles, no lo usa para medicinas. ¿En que los usa? En la compra de equipos para represión, patrullas, escudos, macanas y una serie de elementos para reprimir a la población cubana”, añadió el jurista mexicano.

En la misma línea, el diputado del Parlamento de República Dominicana, Elías Wessin, indicó que “la Unión Europea no debería financiar un sistema político dictatorial con fundamentos totalitarios cuyo principal objetivo es mantenerse indefinidamente en el poder”.

“En Iberoamérica nos estamos jugando el futuro de la libertad de todo Occidente”, subrayó Tertsch y denunció “la complicidad” del jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, con la dictadura comunista de Miguel Díaz-Canel.

Criminalización de derechos civiles en nuevo Código Penal cubano, en la mirilla del OCDH

Yaxys Cires, director de Estrategia de Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH). (Foto: OCB/ Roberto Koltun/Archivo)

El aumento a 24 de los considerados “delitos” a los que se puede aplicar la pena de muerte en el nuevo Código Penal cubano, que entrara en vigor el 1 de diciembre, continúa recibiendo las críticas y el rechazo de organizaciones defensoras de los derechos humanos, tanto nacionales como internacionales.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), organización con sede en Madrid, España, condenó este martes la remodelación de dicho Código, que restringe aún más las ya limitadas posibilidades de los cubanos de ejercer sus derechos civiles.

“La pena de muerte toma fuerza en Cuba. Tras la aprobación del nuevo Código Penal ascendieron a 24 los delitos sancionables con la pena capital. De esta manera, el Estado cubano marcha contrario a la tendencia internacional de abolir la pena de muerte, e intenta usar la nueva norma para amenazar, incluso con la muerte, a quienes intenten cambiar la situación de represión y miseria”, expresó Yaxys Cires, director de Estrategia del OCDH, en una nota de prensa publicada este martes.


En declaraciones a Radio Martí, Cires se refirió también al endurecimiento de este nuevo Código, que penaliza con severos castigos el ejercicio de derechos reconocidos en la Constitución de la República, lo cual deja la definición de “delito” a la interpretación intencionada de quienes ostentan el poder en la isla.

OCDH rechaza nuevo Código Penal cubano
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:11 0:00

“El propio código condena a penas que pueden llegar hasta a 10 años a aquellos ciudadanos que ejerzan derechos, incluso, reconocidos en la propia Constitución. También persigue determinadas formas de expresión de descontento ciudadano, acogiéndose al derecho a manifestación, a la libertad de expresión, por ejemplo. Estas acciones de los ciudadanos, incluso cívicas, son condenadas incluso cabiendo penas de prisión”, apuntó Cires.

“Estamos denunciando esto porque, en realidad, lo que está haciendo el Estado cubano es dotándose de más instrumentos para acallar, perseguir, reprimir, en especial, aquellas nuevas formas de manifestación de ese descontento ciudadano por el fracaso político, económico y social del propio régimen”, concluyó.

Por su parte, la nota de prensa publicada por el OCDH hace énfasis en la criminalización, que el código Penal institucionaliza, de la colaboración, en todos los sentidos, de instituciones extranjeras con la sociedad civil cubana.

“También se criminaliza y establece una condena de hasta 10 años de prisión contra las actividades de cooperación internacional o de asistencia financiera a proyectos de la sociedad civil independiente, fuera de control estatal (142), lo cual, además de ir en contra de un derecho reconocido por la ONU a la sociedad civil, es un obstáculo para la asistencia al empobrecido pueblo cubano”, señaló el OCDH.

La organización concluye que, con este nuevo Código Penal, el régimen cubano persigue el ejercicio cívico de cualquier derecho político.

(Con reporte de Ariane González para Radio Martí)

Cargar más

XS
SM
MD
LG