Enlaces de accesibilidad

Cuba

"Me cansé de la esclavitud": galenos cubanos revelan oscuros detalles de las misiones médicas

La doctora cubana Tatiana Carballo ofrece su testimonio en conferencia de prensa en el Departamento de Estado de EEUU.

Médicos cubanos víctimas de trabajo esclavo en misiones en Venezuela, Brasil y Bolivia, denunciaron este jueves las condiciones de acoso, intimidación y prácticas laborales abusivas a las que fueron sometidos por el gobierno de La Habana durante años.

En una conferencia de prensa organizada por el Departamento de Estado de EEUU, y que fue seguida desde Cuba por la prensa independiente, los galenos ofrecieron sus testimonios sobre un sistema “manipulador y corrupto”, establecido por el régimen para ganar dinero, no para ayudar a personas necesitadas en otros países, según dijo la subsecretaria de Estado Adjunta del Hemisferio Occidental para Cuba y Venezuela, Carrie Filipetti.

Filipetti explicó que aunque no hay programas específicos para ayudar a que los galenos cubanos puedan ejercer como médicos en EEUU, “estamos tratando de llamar la atención" sobre esta situación.

"Me cansé de la esclavitud"

Tatiana Carballo trabajó en Venezuela por 7 años, y luego fue trasladada a Brasil, donde decidió abandonar la misión, poniendo a su familia en riesgo. “El gobierno cubano dice que la educación es gratuita, y por lo tanto somos su propiedad. Percibimos un salario muy bajo”, afirmó.

Un incentivo del régimen para evitar el abandono de las misiones es prohibir el regreso de Cuba por ocho años. O sea, un exilio obligatorio para los doctores que dejan de prestar sus servicios en el exterior.

Antes de Venezuela, Carballo había estado en Belice tras la firma “de un contrato que no fue contrato alguno”, en una supuesta misión “voluntaria y humanitaria”. Pero ninguna de las misiones en las que participó “fue voluntaria para nada, todo fue bajo un régimen militar” en el que les prohibían las salidas, las relaciones con los residentes locales, y a cambio de su labor les pagaban un salario mínimo que ni siquiera percibían de forma completa.

“Nos pagaban un 10, un 15% de los que le pagaba Venezuela a Cuba, y el resto se quedaba en una cuenta congelada en Cuba. Muchos de nosotros decidimos no volver y ese dinero fue confiscado por el gobierno, no se le dio a la familia”, explicó Carballo.

En Venezuela la misión era bajo circunstancias difíciles. Los coordinadores de la misión, que eran “agentes de la Seguridad del Estado”, los tenían bajo un asedio constante, y los presionaban para que falsearan las estadísticas e influyeran en la población para “que votaran por Maduro”, agregó.

Cuando terminó la misión en Venezuela, le ofrecieron la de Brasil.

En Venezuela supuestamente PDVSA pagaba la misión. En Brasil el contrato se hizo a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Cuba usó a la OPS como intermediaria. El 75% del salario iba para el gobierno cubano, y un 5% a la OPS, un ínfimo porciento iba a parar a manos de los médicos.

“Recibía 1,200 reales en dependencia del valor del dólar”, y los gastos por concepto de renta, comida e insumos los pagaba el gobierno local en Brasil, dijo Carballo, y añadió que la misión en Brasil tuvo características especiales, porque permitió la presencia de la familia inmediata, y facilitó las visas para que pudieran reunirse con los doctores.

Cuando Carballo regresó a Cuba de vacaciones, la obligaron a firmar un contrato en el que establecían que su hijo tenía que viajar a Cuba cada tres meses. “Decidí dejarlo en Brasil, escondido en casa, bajo el acoso de los coordinadores de misión”, dijo la doctora.

“Me cansé de la esclavitud, de que me asediaran y me quitaran el pasaporte. Me cansé de mentir y decidí acogerme al Cuban Medical Parole [Cuban Medical Professionals Parole (CMPP)], y es por eso que hoy estoy aquí contándoles mi historia”, concluyó.

Carballo forma parte de una demanda contra las autoridades cubanas por someter a los médicos en las misiones en el extranjero a condiciones de esclavitud, y traficar con sus servicios.

La historia de Ramona Matos

El caso de Ramona Matos no fue diferente. Enviada a Bolivia en el 2008, terminó laborando en un pueblo del Amazonas llamado San Agustín.

Aunque viajaron con un pasaporte oficial, cuando chequearon en Inmigración, en el aeropuerto, una agente de la Seguridad del Estado cubano les retiró el documento. "Trabajamos en Bolivia indocumentados”, sin pasaporte o identificación, por lo que nadie podría saber quiénes eran en caso de emergencia.

"Nunca nos explicaron las condiciones de Bolivia por ser un país del Altiplano; médicos que viajaron en la misión fallecieron por complicaciones cardíacas" debido a las condiciones atmosféricas, dijo Matos.

Los asesores de la misión, que no estaban físicamente en el pueblo, exigían un parte diario a las 6 pm, en el que debían aparecer como mínimo 30 pacientes vistos. "Pero nadie venía a la consulta. Le pregunté a la colega que estaba antes allí como hacía, y me dijo 'ya te vas a enterar´”.

Cuando Matos explicó a su jefe que no recibió pacientes, le dijo que tenía que inventar los nombres y el diagnóstico, porque si no lo hacía la retornarían a Cuba, sería castigada y no recibiría el dinero por su trabajo.

Así que diariamente tenía que escribir en una hoja nombres falsos, edades y direcciones de pacientes que no veía. "Los agentes que nos controlaban nos obligaban a falsear esas estadísticas", indicó.

En la farmacia los medicamentos fueron "destruidos, quemados, enterrados, desaparecidos", porque el gobierno cubano tenía que justificar la existencia de los pacientes con medicamentos que debían ser entregados de forma gratuita.

En el 2013 Matos fue a Brasil como parte del programa Más Médicos, donde les pagaban "$400 dólares y otros $600 eran congelados" en un banco en Cuba hasta que terminara su misión. Fue hasta el Congreso brasileño y denunció el "trabajo esclavo" al que eran sometidos los médicos cubanos. Pidió asilo político en Brasil, y luego se acogió al CMPP en EEUU.

Obligados a hacer campaña a favor de Maduro

Fidel Cruz, otro de los médicos cubanos que forma parte de la demanda, dijo que su labor en Venezuela, donde trabajó de 2011 a 2014, período en el que fue reelecto Hugo Chávez y electo Nicolás Maduro, incluyó hacer campaña política a favor del chavismo.

"Nos obligaban en cada consulta a hablarle a cada paciente para influir en la mentalidad del pueblo, para que votaran a favor de Maduro", señaló.

A Cruz le tocó, además, junto a los otros miembros de la misión, salir a las calles a tocarles las puertas a los electores para que fueran a los colegios a votar por Maduro. “Recuerda que estoy hoy aquí atendiéndote gracias al gobierno de Maduro”, debían decirles.

"Teníamos que dar una estadística a nuestros jefes de la Seguridad del Estado de cuántos pacientes llevamos a los colegios electorales y cuantos votaron por el oficialismo", explicó Cruz.

¿Qué ha pasado con los familiares en Cuba?

Rusela Rivero ofrece su testimonio.
Rusela Rivero ofrece su testimonio.

Rusela Rivero, otra de las doctoras que ofreció su testimonio, tiene dos hijos médicos en Cuba. Cuando Rivero decidió abandonar la misión las consecuencias para su familia no se hicieron esperar.

Las autoridades impiden a su hijo mayor ejercer como galeno. "Ahora fumiga las casas acompañando a un grupo de técnicos. No ha podido ejercer como médico a partir de entonces. Le dijeron 'tú sabes de lo que se trata'".

El hijo menor de Rivero se graduó en agosto pasado y fue enviado a un poblado rural, en medio de la Sierra Maestra. Los colegas del mismo curso fueron ubicados en la ciudad. "No hay explicación, simplemente tienes que hacerlo", sentenció Rivero.

Con lágrimas en el rostro, la mujer afirmó: "Están usando a mis hijos para silenciarme, pero no hay manera de que puedan silenciarme".

"Dejemos que el mundo sepa"

John Barsa, administrador adjunto de USAID, presente en la conferencia, agradeció la valentía de los médicos cubanos para ofrecer sus testimonios e hizo un llamado a divulgarlos.

"Hacemos un llamado a los periodistas independientes cubanos, a la prensa en general, a activistas de la sociedad civil, a traer a la luz estos testimonios sobre la explotación de los médicos cubanos, una práctica de tráfico humano", dijo Barsa, de origen cubanoamericano.

“Dejemos que el mundo sepa acerca de estos crímenes”, recalcó.

El funcionario lamentó que mientras estos doctores calificados son enviados al extranjero en condiciones de esclavitud, muchos cubanos en la isla no tienen acceso a una atención médica primaria.

Tráfico humano

“Otros países continúan con estas misiones, y las historias que escuchamos aquí hoy no deberían continuar”, dijo Carlos Trujillo, embajador de EEUU ante la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Carballo, el embajador Carlos Trujillo y la Subsecretaria Adjunta Carrie Filipetti.
Carballo, el embajador Carlos Trujillo y la Subsecretaria Adjunta Carrie Filipetti.

Estados Unidos tiene "el deber de detener" esta situación, afirmó.

Unos 66 países albergan estas misiones médicas. Estados Unidos busca identificar las misiones, el tipo de contrato que tienen y alertar a las autoridades de esos países de que pueden estar en medio de un caso de tráfico humano, señaló Filipetti.

En junio de este año, el Departamento de Estado rebajó a 3 la categoría del gobierno cubano en la lucha contra el tráfico humano por no hacer esfuerzos significativos para frenar esta situación.

Un mes más tarde, el Departamento de Estado impuso restricciones de visas a funcionarios cubanos “responsables de prácticas coercitivas” en el envío de misiones médicas a otros países.

“El gobierno cubano recurre a prácticas laborales de explotación y coerción mientras gana dinero a costa de sus ciudadanos, por medio de su programa de misiones médicas al extranjero”, dijo en ese entonces el secretario de Estado Mike Pompeo.

Según el informe, el régimen de La Habana no hizo nada frente a las denuncias de trabajos forzados en las misiones médicas, pese a denuncias de que autoridades de la isla amenazaron y dictaron medidas coercitivas para que algunos participantes se mantuvieran en el programa.

Entrevistas a médicos cubanos que abandonaron misiones médicas
please wait

No media source currently available

0:00 0:15:56 0:00

Vea todas las noticias de hoy

Residente en Uruguay atrapado en Cuba demanda al gobierno por daños y perjuicios (VIDEO)

Lidier Hernández Sotolongo. (Facebook)

Una demanda por daños y perjuicios será interpuesta contra el Estado cubano por el activista Lidier Hernández, quien lleva más de una semana retenido en la isla sin poder salir hacia Uruguay, país donde reside.

Hernández, a quien las autoridades comunicaron este lunes que continúa regulado, hizo el anuncio desde Cienfuegos en su cuenta de Facebook.

"Hoy fui a oficina de trámites y me dicen que sigo regulado (prohibido de salir de Cuba) y que la fecha “no la pueden ver en el sistema”... Que eso “lo sabe quien me puso la regulación”! Así las cosas", escribió.

"Desgraciadamente sigo sin respuestas, sigo sin saber hasta cuando voy a tener prohibido salir de Cuba. Estoy asesorándome con un abogado que está interesado en defender mi caso y voy a comenzar ya el proceso para presentar una demanda contra el Estado cubano por daños y perjuicios", explicó Hernández a través de un Facebook Live.

El joven añadió que la prohibición del gobierno le ha ocasionado daños económicos por gastos que no tenía previstos, y poner en peligro su estabilidad económica al tener que permanecer en la isla por tiempo indefinido. "Hace una semana hoy que debería haberme incorporado a mi trabajo", señaló.

Dijo, además, que la situación en la que se encuentra afecta su vida íntima y su estabilidad psicológica y física a causa del estrés.

En la mañana de este lunes, Hernández comprobó en una oficina de trámites del Ministerio del Interior que sigue "regulado", una categoría bajo la cual no puede salir del país.

Para saber hasta cuándo estará regulado tendrá que hablar directamente "con las personas que me pusieron esta regulación", pero esas personas ya le dijeron el pasado 17 de febrero "que no tenían ningún interés en darme una explicación o documento que avale el por qué tiene prohibido salir de Cuba".

Tras la injusticia cometida en su caso, Hernández se ha solidarizado con el caso de más de 200 "regulados" en la isla. "A mí fui a uno de los últimos que le pasó, no soy yo solo", subrayó.

Hernández reside desde hace más de tres años en Uruguay, donde tiene a su esposa. "El gobierno de Cuba no me deja regresar a donde vivo y donde tengo mi familia por el simple hecho de ejercer mi libertad de expresión".

Aunque el joven emigrado no confía en la legalidad que ofrecen las instituciones cubanas, ha llevado su caso "por los canales pertinentes", a la espera de que "ellos decidan -espero que sea pronto- que yo puedo salir de acá".

Hernández dijo que lleva un año haciendo activismo político en Uruguay "para que esto no le pasara ni a un cubano más", pero "se ve que no ha sido suficiente, (...) que no se ha sumado la cantidad de cubanos suficiente para que este tipo de injusticia termine", concluyó.

En enero de 2020, Hernández compartió imágenes en las redes sociales donde lideraba a un grupo de cubanos que intentaban realizar una protesta pacífica frente al edificio de la embajada de la isla en Montevideo.

Boteros ganan terreno con protesta por nuevas regulaciones

Almendrones en La Habana. (REUTERS/Alexandre Meneghini/Archivo)

La falta de transporte debido al paro de los boteros en Mayaquebe, Artemisa y La Habana contra regulaciones del gobierno que consideran injustas, ha provocado una gran acumulación de personas en terminales y puntos de recogida, y la protesta de estos.

Los transportistas privados controlan la mayoría del traslado de pasajeros en esas provincias, razón por la que las autoridades, con el propósito de disminuir tensiones, han decidido no aplicar en la práctica esas regulaciones, dijo a Radio Martí desde Mayabeque, Esteban Hernández González, delegado para la región occidental de la Coalición de Cuentapropistas de Cuba.

Según Hernández González, "el gobierno ha flexibilizado, y le ha indicado al parecer a la policía y a los inspectores reducir un poco la presión sobre los transportistas para que poco a poco se vayan incorporando, porque la situación se puso muy tensa y el Estado no tuvo como responder a la demanda de transporte".

Las regulaciones provocaron, señaló el cuentapropista, "una paralización de casi 70 por ciento del transporte privado". En estos momentos "alrededor del 50 por ciento" se habría incorporado a sus labores, añadió.

Boteros afirman que el gobierno ha tenido que ceder ante su protesta
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:09 0:00

En estos momentos los choferes privados están cobrado sin tope salarial y la Asociación Cubana de Transportistas Autónomos está a la espera de una respuesta al manifiesto que les entregaron a las autoridades del Ministerio de Transporte, explicó Hernández González.

"Los transportistas están cobrando lo que estaba previsto antes y a veces hasta más (...). La respuesta [de las autoridades del Transporte] ha sido dejar hacer para evitar que las cosas se pongan más malas", afirmó.

Desde la capital, el botero Rafael Alba Macías comentó que ya no hay presencia de policías e inspectores en piqueras y puntos de control. "Ya se han quitado un poco (...) y los boteros han empezado a trabajar".

En la primera semana de su puesta en marcha se aplicaron multas por el valor de miles de pesos y se retiraron decenas de licencias a las transportistas que no estaban cumpliendo con la disposición, dijo en entrevista con el diario estatal Juventud Rebelde, el director de transporte en la Habana, José Conesa González.

Entre los puntos que rechazan los transportistas se encuentran el tope de precio al pasaje, la prohibición de recoger turistas extranjeros y la limitación del número de pasajeros que pueden llevar.

Denuncian cerco policial a viviendas de miembros de UNPACU

Continúa el operativo en la sede de UNPACU en Santiago de Cuba.

Opositores que integran la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) permanecen desde hace varias semanas con sus viviendas vigiladas por efectivos policiales en diferentes puntos de la ciudad de Santiago de Cuba.

También en otras partes de la isla miembros del grupo opositor reportan acoso por parte de las autoridades, según dijo a Radio Martí el coordinador de UNPACU, Ovidio Martín Castellanos.

Declaraciones de Ovidio Martín Castellanos a Radio Martí
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:07 0:00

"Desde horas de la mañana el cerco ha sido completamente visible, frente con frente a nuestra vivienda, los agentes de la policía política reprimiendo a quien pueda en un momento determinado llegar", dijo Castellanos.

Los agentes tienen la orden de evitar que los activistas que intenten solidarizarse con la situación de los miembros de UNPACU apresados desde el 1 de octubre puedan llegar a las distintas sedes de la organización opositora, agregó.

En el caso de otros integrantes de UNPACU, Castellanos asegura que "el régimen les ha puesto agentes" a vigilar sus viviendas para evitar que se reúnan.

En La Habana, señaló Castellanos, el coordinador del movimiento en la capital Zaqueo Báez Guerrero se encuentra en la misma situación. "Cada vez [las autoridades de régimen] se ponen más agresivos en contra de los que luchamos pacíficamente por la libertad, la democracia y el respeto a los derechos humanos", concluyó.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

"Yo soy el que acusa", la campaña con la que Ferrer responde a sus inculpadores

Campaña en redes sociales #YosoyelqueAcusa, impulsada desde prisión por José Daniel Ferrer. (@liettysrachel)

Desde la celda de castigo en la prisión de Aguadores, en Santiago de Cuba, el líder de la Unión Patriótica de Cuba, José Daniel Ferrer, ha respondido a sus acusadores con el llamado a una campaña en la que denuncia los crímenes cometidos por el régimen durante 60 años en el poder.

"Yo soy el que acusa", espeta el prisionero de conciencia a las autoridades que este domingo han puesto finalmente fecha al juicio en su contra por los supuestos delitos de lesiones, privación de libertad y atentado.

La vocera de UNPACU, Katerine Mojena, dio a conocer la campaña en Twitter.

Miembros de UNPACU y activistas de otras organizaciones opositoras en la isla se han sumado a la convocatoria de Ferrer en las redes sociales, con el uso del numeral #YoSoyElQueAcusa.

"Como madre de su hija, por todo los años que estuve a su lado luchando, día tras día, porque fui testigo de todos los actos de terror contra él, nuestras familias, nuestros hermanos y por su lucha constante me uno a esta campaña y a todas las que tenga que unirme, por su libertad", escribió en Twitter la expareja de Ferrer, Liettys Rachel Reyes Tur.

"(...) el régimen castrista y otro juicio amañado que se sabe que tiene carácter de juicio político. Empieza la farsa. Justicia para Ferrer", dijo en Twitter Sandra Bajaña.

Una de las hijas del líder opositor, Martha Beatriz Ferrer Cantillo, escribió un largo post en Facebook en el que denuncia el "juicio arbitrario" que el régimen prepara contra su padre.

La joven cuestiona a las autoridades "(...) si ustedes golpean a mujeres hombres y niños que se enfrentan a su dictadura, [ustedes] que asaltan y roban los hogares de los opositores pacíficos, que roban los alimentos y medicinas de nuestros hijos y hermanos, que privan de su libertad a hombres y mujeres que pacíficamente luchan por una Cuba libre, que mienten, difaman y calumnian porque es la única manera que tienen para seguir en el poder (...) Que falta de respeto, que cinismo más grande querer acusar a mi padre de los delitos que ustedes, sus miembros del partido Comunista y de la policía política cometen día tras día".

"Yo acuso a la dictadura de Raúl Castro por intento de asesinato, por mantener a mi padre en una celda fría y húmeda, semidesnudo. Por privar a todos los cubanos de sus derechos y libertades", concluye Ferrer Cantillo.

125 aniversario del Grito de Baire: última guerra contra el dominio español en Cuba

ARCHIVO. Las tropas del Ejército Libertador.

Hoy 24 de febrero se conmemora el 125 aniversario del Grito de Baire, gesta independentista que dio inicio a lo que José Martí llamó "la guerra necesaria" contra la metrópolis de España.

Desde el exilio Martí, fundador y máximo representante del Partido Revolucionario Cubano, había organizado la insurrección apoyándose en las figuras más cimeras de las guerras anteriores.

El 24 de febrero de 1895 los complotados en diversos pueblos del Oriente cubano acataron la orden de alzamiento recibida desde el exterior.

Baire, un pequeño barrio de Jiguaní, fue el lugar elegido para reiniciar la lucha, por lo que el Grito de Baire es sinónimo de 24 de Febrero.

Organizado principalmente por José Martí desde el exilio con la ayuda de otros patriotas, el levantamiento tuvo lugar simultáneamente en 35 puntos del oriente de Cuba.

Martí había enviado indicaciones a Juan Gualberto Gómez para que el levantamiento fuera simultáneo y por tanto más efectivo.

Muchos patriotas conocidos, como Bartolomé Masó, Quintín Banderas y Juan Gualberto Gómez se levantaron ese día en la isla y otros llegaron más tarde del exterior para unirse a la lucha.

La guerra fue la última contra el dominio español en Cuba y en ella perecieron las principales figuras de la lucha independentista cubana, como el propio Martí, Antonio Maceo, José Maceo, Flor Crombet y algunos otros.

Antes de que finalizara el año, la guerra se extendía hasta el occidente del país.

Cargar más

XS
SM
MD
LG