Enlaces de accesibilidad

Mujer

Marthadela Tamayo: "No estamos solas"

Marthadela Tamayo Tomado de su perfil de Facebook

La activista cubana Marthadela Tamayo, integrante del Comité Ciudadano de Integración Racial (CIR), suma a su intensa labor opositora nuevas tareas que abogan por el establecimiento de leyes en la isla que garanticen el cese de la violencia de género.

Con 36 años de edad, Tamayo ya acumula más de una década de trabajo sostenido por los derechos de los ciudadanos y por el perfeccionamiento de una Constitución que incluya leyes por la protección de la mujer.

En su último empeño incluye el desarrollo de la campaña #UnidasporNuestrosDerechos, con el propósito de imponer una marca distintiva que llame la atención sobre la realidad de la mujer cubana.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:14 0:00


En pocos meses ha logrado el apoyo de organizaciones y personalidades, y asegura que se debe en parte al trabajo que el grupo ha venido desarrollando en las redes sociales. Activistas y ciudadanos que simpatizan con las causas que ellas esgrimen usan las etiquetas #NoMasviolencia y #Lavidelasmujeresimporta.

Además de Facebook, Twitter, e Instagram, Tamayo cuenta en ese empeño con las infinitas posibilidades que brinda la mensajería de WhatsApp. "Por esa vía compartimos documentos, fotos, ideas e información puntual de lo que acontece a diario", asegura.

Como miembro de la directiva del CIR en 2020 su principal empeño es abogar por una Ley de Género en la isla, y para lograrlo trabaja con la Red Femenina de Cuba y otras 19 activistas que suscribieron e hicieron pública una Agenda Para la Igualdad de Género 2020.

Para las promotoras es fundamental trabajar unidas y recabar seguidores, expresó Tamayo en noviembre pasado en un video divulgado en su perfil de Instagram.

Su activismo en el CIR a favor de proyectos sociales lo hace sin discriminar temas, porque la idea es generar debate en los grupos digitales sobre lo que "nos preocupa, entre ellos los de violencia de género".

Marthadela Tamayo Tomado de su perfil de Facebook
Marthadela Tamayo Tomado de su perfil de Facebook

El precio por su activismo

Graduada de Licenciatura en Lengua Inglesa en el Instituto Pedagógico de Holguín y madre de un niño de 11 años, asegura que conserva el mismo entusiasmo con el que se vinculó a los proyectos opositores apenas comenzó a ejercer como profesora en el municipio de Antilla tras su graduación en 2008.

Por sus ideas políticas y sus vínculos -en aquel momento no públicos- con el CIR, Tamayo fue expulsada en 2014 de la escuela donde trabaja. Las autoridades le prohibieron ejercer la enseñanza y le dieron un término de 5 años para volver “si sus ideas habían cambiado”.

Marthadela Tamayo y su hijo /Tomado de Facebook de MT
Marthadela Tamayo y su hijo /Tomado de Facebook de MT

En esa fecha acababa de dar a luz a su hijo Miguel Alfredo. Asegura que ser madre la afianzó más en la convicción de abogar por cambios en su país.

En ese mismo año decidió seguir sus actividades en la oposición, pero de forma de forma pública, pues hasta ese momento lo había hecho desde el anonimato.

Tamayo comenzó a desarrollar acciones con el CIR y en Arco Progresista, un grupo que abogaba por un consenso constitucional en la isla.

Más tarde, en 2016, se vinculó al proyecto Otro18. En esa etapa su labor requería de viajar constantemente desde Holguín a La Habana. Sufrió varios arrestos y deportaciones; las autoridades no le permitían estar en la capital sin tener dirección de residencia allí.

También la Seguridad del Estado buscaba frenar su activismo y la sometió a interrogatorios y amenazas. La familia de la activista decidió buscar la forma de establecer una situación "legal". Lograron vender la casa en Antilla y comprar un modesto apartamento en La Habana, donde reside actualmente con su mamá y su hijo.

Asegura que cuando hace un resumen de su labor opositora no puede dejar fuera su trabajo con Otro18, "una gran experiencia" que la mantiene vinculada con sus promotores, aunque advierte que por estos días el foco fundamental del trabajo lo está realizando a partir de las directivas del CIR y enfocado en el tema de la mujer.

En los últimos cinco años ha podido participar en eventos internacionales en representación de la sociedad civil cubana, en especial los relacionados con la integración racial en la isla.

En conferencias promovidas por Latin American Studies Association (LASA), en Miami, presentó ponencias donde expuso el tema racial en la isla y la exclusión de los afrocubanos en el mercado laboral estatal.

En septiembre de 2019 fue seleccionada para la beca sobre temas de género Andy Pharjamovich que ofrece cada año el Instituto Nacional Demócrata, con sede en Washington DC.

“Fueron cuatro meses donde adquirí un aprendizaje profundo de cómo trabajar en las redes sociales y cómo hacer más viable mi trabajo”, dijo Tamayo.

De regreso a la isla, con la posibilidad de poner a prueba todo lo aprendido, abogar por el cese de la violencia de género se ha convertido en su principal tarea.

Asegura que tanto ella como sus compañeras se sienten fuertes porque no están solas. Cuentan con la ayuda de los hombres a los que denomina “caballeros”, y que están mostrando el apoyo tanto en las redes como en las convocatorias que realizan para debatir, desarrollar talleres y promover las propuestas por la igualdad de género.

Vea todas las noticias de hoy

Más de 20 Damas de Blanco arrestadas el 8 de marzo en Cuba

Damas de Blanco se manifiestan este domingo, 8 de marzo, en el Día Internacional de la Mujer. (Foto: @jangelmoya)

Más de 20 Damas de Blanco fueron detenidas este domingo, Día Internacional de la Mujer, de un total de 50 que salieron a las calles a manifestarse pacíficamente a favor de la libertad de los presos políticos.

Otras dos activistas de ese movimiento arrestadas desde el viernes permanecen en paradero desconocido, denunció a Radio Martí Berta Soler, líder del grupo opositor.

Error del servidor

Error. esto no es lo que queríamos mostrarle. Esta dirección ha sido enviada a nuestro equipo, para que la revisen de inmediato. Nuestras disculpas.

Please use Search above to see if you can find it elsewhere

En la capital fueron detenidas ocho Damas de Blanco, pero al menos "seis pudieron llegar a misa", dijo Soler. En Matanzas resultaron arrestadas 12 de las mujeres, mientras 19 pudieron participar en las actividades religiosas, agregó.

Mientras, en la ciudad de Santa Clara las autoridades detuvieron a dos Damas de Blanco y un activista de derechos humanos, y en Guantánamo, en el extremo oriental del país, una Dama de Blanco pudo participar en misa.

Las autoridades detuvieron durante varias horas a 24 Damas de Blanco en todo el país, y solo "26 pudieron participar en misa", concluyó Soler. La líder del grupo señaló que permaneció "ocho horas sentada en una oficina en la unidad de policía de Alamar" con nueve agentes mujeres uniformadas alrededor.

En el caso de las dos activistas de Santiago de Cuba que permanecen bajo arresto, la opositora detalló que ambas salieron el viernes, sobre las 7:00 pm, de la sede nacional del movimiento femenino, en la barriada capitalina de Lawton.

"Hasta este momento no sabemos el paradero de estas dos Damas de Blanco", alertó Soler.

Tekach cuestiona al régimen sobre el derecho de las Damas de Blanco este 8 de marzo

Combo de imágenes muestran la represión contra las Damas de Blanco este domingo en La Habana. (Fotos: Angel Moya)

La encargada de la embajada de EEUU en Cuba Mara Tekach se preguntó en un mensaje publicado en Twitter este domingo si el régimen de la isla dejaría que las Damas de Blanco asistieran a la iglesia.

La embajadora Tekach también se preguntó si el régimen respetaría, en el Día Internacional de la Mujer, el derecho de las activistas a la libertad religiosa y a la libertad de movimiento.

En un mensaje anterior, Tekach dijo que se reunió con las activistas el viernes y les reiteró su admiración. La alta diplomática lamentó que algunas de las Damas de Blanco no hubieran podido asistir al encuentro porque “fueron reprimidas”.

Tekach afirmó que el compromiso de las opositoras con la democracia “las convierte en un estándar de Mujer Coraje”.

Un mensaje en Facebook de la diplomática estadounidense pide a las mujeres que participen en el debate sobre el liderazgo femenino.

Ros-Lehtinen: “Las mujeres serán el futuro de Las Américas"

La excongresista republicana de la Florida Ileana Ros-Lehtinen.

En la batalla por que se reconozca cada vez más el valor y el derecho de la mujer, destacan seres que con su trayectoria han roto esquemas y vencido a aquellos que se resisten a crear un escenario diferente.

Y cuando se habla de una mujer de coraje y constancia, hay que dedicar líneas a la primera hispana que llegó al Congreso de Estados Unidos (1989) y también fue la primera en ocupar un escaño en la Cámara de Representantes (1982) y el Senado de la Florida (1986): Ileana Ros-Lehtinen.

Mensaje de excongresista de EEUU Ileana Ros-Lehtinen a las mujeres
please wait

No media source currently available

0:00 0:07:48 0:00

En el Día Internacional de la Mujer, es justo intentar ese homenaje a quienes han defendido a las que sufren el agobio en países donde reclamar derechos es un delito.

“En este día, les quiero decir a las mujeres cubanas que observen el ejemplo de las Damas de Blanco, quienes han sacrificado todo, reciben golpes, son arrestadas y hostigan a su familia, pero sin embargo continúan haciendo lo posible para ayudar a que Cuba sea libre”, comentó Ros-Lehtinen en su primera entrevista con un medio de prensa desde su retiro del Congreso en 2018.

Su pasión por su patria, de la que emigró junto a sus padres cuando tenía solo 8 años, la motivó a adentrase en el complicado mundo de la política estadounidense.

“Fueron mis padres quienes mi inculcaron el amor por Cuba, pero nunca pensé que iba a llegar tan lejos”, comentó la excongresista, que, de la mano de su fallecido padre, Enrique Ros, su mentor, alcanzó los confines de la política americana.

Para esta Máster en Educación, recia y lúcida de 68 años, que permaneció en el Capitolio federal por tres décadas, las mujeres tienen derechos que ninguna dictadura puede negar, “derechos que Dios nos dio”.

“La mujer también ha sido un ejemplo vivo en la lucha por la democracia en Venezuela. Tenemos el caso de María Corina Machado, esa es una futura presidenta”, afirmó.

Ros-Lehtinen habló de Nicaragua y del activismo político que se ha incrementado entre las mujeres, en particular, entre las estudiantes en las universidades, lo que le provoca, dice, un sentimiento de orgullo y esperanza.

“Hemos visto a las jóvenes en las calles, pidiendo el fin del régimen, el fin de la corrupción, que es un veneno, un cáncer en muchos países. Son las mujeres las que están saneando esa corrupción”, remarcó.

A reglón seguido, confesó sentirse muy optimista “porque serán las mujeres el futuro de nuestro hemisferio, en Cuba, en EEUU, en fin, en Las Américas".

En Washington, Ros-Lehtinen fue una de las principales voces de denuncias contra la vulneración de los derechos de las mujeres y defendió a ultranza a las maltratadas.

“Trabajé arduamente para conseguir fondos destinados a las víctimas de la violencia doméstica y la esclavitud sexual, muchas veces menores y adolescentes”, recordó al tiempo que hizo hincapié en la necesidad de elevar el estatus de las mujeres en el mundo y, sobre todo, en países donde no se les permite estudiar.

“Sin dudas el machismo existe, pero he visto que en EEUU, en nuestras comunidades cubanoamericana, venezolana o nicaragüense, se valora a la mujer, no hay distinción a la hora de considerar quién tiene derecho a las oportunidades. EEUU es un país donde la igualdad se respeta”, comentó la exlegisladora, quien reconoció sin tapujos que “los hombres latinos son muy buenos con las mujeres”.

Para ella, la familia lo es todo, sobre todo en la etapa de ser abuela junto a su esposo, el abogado y exfiscal federal estatal, Dexter Lehtinen.

“Estamos muy orgullosos de tener ya siete nietos. Trabajo en Washington, pero siempre regreso a Miami los fines de semana porque ellos son súper importantes para mí”, concluyó.

Capitana Adela Azcuy, la “Juana de Arco cubana”

Imágenes de la Capitana Adela Azcuy Labrador

En su primera juventud, quizá por ese “conocimiento oscuro y silencioso” del que hablaba Don Juan en sus Enseñanzas, Gabriela de la Caridad Azcuy Labrador se dedicó a practicar el tiro con armas de fuego hasta alcanzar, dicen, la perfección y también, a cabalgar, durante horas, con el rifle en bandolera, por las tierras de “Ojo de Agua”, la finca familiar en San Cayetano, cercana al pinareño Valle de Viñales.

Allí había nacido, el 18 de marzo de1861, esta mujer ávida de conocimientos, aficionada a la poesía y ferozmente cubana. Adela, como se hacía llamar, era, además de hermosa, culta y excelente conversadora, lo cual la convertía en el centro de toda actividad social en la cual participaba.

Adela Azcuy
Adela Azcuy


Muy joven aún, se enamoró con la misma pasión que la caracterizaba en todas las esferas de su vida y contrajo matrimonio con Jorge Monzón Cosculluela, Licenciado en Farmacia y natural del Camagüey.

Durante esa etapa de su vida, trabajó junto a su esposo en la farmacia, dedicando ambos las horas libres a colaborar en la conspiración independentista liderada por Isabel Rubio y otros patriotas.

En 1886, el Doctor Monzón muere, víctima de la viruela. Pasado el luto, Adela volvió a casarse, esta vez con un ciudadano español, Castor del Moral, quien no resultó ser el consuelo que la joven viuda deseaba encontrar.

Del Moral tenía intereses muy distintos a los suyos, sobre todo, en cuanto a la independencia de Cuba se trataba y el matrimonio se desintegró, lo cual llevó a la joven a tomar la decisión más importante de su vida.

El 14 de febrero de 1896, Adela Azcuy se presentó ante Miguel Lórez, jefe de una tropa de insurrectos en la región de Gramales, donde operaba el brigadier Antonio Varona.

Como es lógico, lo primero que recibió la temeraria muchacha fue una negativa, pues, hasta ese momento, en el ejército mambí no acostumbraban a tener mujeres en las primeras líneas de combate.

Adela Azcuy con atuendo de mambisa
Adela Azcuy con atuendo de mambisa


Al final, Adela accedió a colaborar con el cuerpo de enfermería y, el 7 de marzo de ese mismo año, recibió el grado de subteniente, alternado sus labores de enfermera con los campos de batalla, a los que acudía a la primera oportunidad que se presentaba.

Era tal su destreza con las armas de fuego, que pronto se ganó la admiración de soldados y oficiales, lo que le valió, posteriormente, ser trasladada a las tropas del coronel Miguel Benegas, de quien, se dice, no más ver a la nueva combatiente, hizo un comentario del que renegaría poco tiempo después: “El valor de esta mujer es falso y vanidoso”.

Al armar sus tropas para un combate inminente, el coronel Benegas las dividió en dos: combatientes a un lado y la llamada impedimenta al otro. Ahí pretendió acomodar a Adela Azcuy, quien lo enfrentó:

“He venido a la guerra a pelear, y si tengo que morir, quiero morir como los valientes, peleando”.

Al coronel no le quedó más remedio que aceptar y tras la actuación en la batalla de quien él había evaluado como falsa y vanidosa, confesó poco tiempo después: “Yo no podía imaginarme una mujer tan valiente, desde ese momento he sentido admiración por ella".

Cuatro meses más tarde de incorporarse a las tropas insurrectas, Adela Azcuy Labrador fue ascendida al grado de Capitana del Ejército Libertador.

Son muchas las historias que han trascendido sobre el valeroso comportamiento de la Capitana Azcuy durante los combates como, por ejemplo, cuando, en el enfrentamiento en El Sumidero contra las tropas del coronel Ramón Pozo, Adela y dos insurrectos más quedaron aislados del resto de la tropa.

Sus dos acompañantes cayeron bajo el fuego español y Adela Azcuy, sola, les dio tal abatida, que logró escapar ilesa y reincorporarse al grueso de la tropa cuando ya la daban por perdida.

Algo que también destacan los testimonios de sus compañeros, es que nunca abandonaba su maletín de enfermera, y en medio del fragor de las balas, era capaz de saltar de su montura para atender a los heridos.

En el combate de Loma Blanca, Adela Azcuy estuvo bajo las órdenes del Mayor General Antonio Maceo. Este combate, cuentan, fue uno de los más importantes en la epopeya mambisa. Duró doce horas en las cuales, Adela Azcuy pasaba del frente de batalla, al auxilio de los caídos, alternativamente.

Se la recuerda por haber salvado la vida al corneta Cascabel, tan mal herido, que todos lo daban por desahuciado. Pero Adela no. Ella se dedicó a curarlo y cuidarlo con tenacidad durante cinco meses, hasta que el corneta se encontró fuera de peligro.

Cuarenta y nueve fueron en total los combates en los que participó la Capitana Adela Azcuy Labrador. Entre ellos, destacan los de Loma del Toro, 1 de abril de 1896; Cacarajícara, del 30 de abril al 1 de mayo de 1896; Montezuelo, 24 y 25 de septiembre de 1896 y Tumbas de Estorino, 26 de septiembre de 1896.

Busto de Adela Azcuy en Viñales, Pinar del Río
Busto de Adela Azcuy en Viñales, Pinar del Río

En todos estos enfrentamientos ocurridos en la región de Pinar del Río, era el Mayor General Antonio Maceo quien comandaba las tropas.

Azcuy sobrevivió a la guerra y fue miembro de la Junta Patriótica de La Habana, constituida el 10 de octubre de 1907 con el objetivo de oponerse a las intenciones anexionistas, nacidas al calor de la segunda intervención norteamericana a la isla.

El 21 de enero de 1911, de regreso a su Viñales natal, ocupó por primera vez un cargo público al aceptar ocuparse de la secretaría de la Junta de Educación en la región.

Avanzado el año 1913, se sintió enferma y decidió trasladarse a La Habana, donde moriría el 14 de enero de 1914.

Entre los más hermosos testimonios sobre la Capitana Azcuy, destaca este que transcribo a continuación, tomado de las memorias de Piotr Streltsov, Dos meses en la Isla de Cuba. Streltsov era un ciudadano ruso simpatizante con la causa de la independencia cubana y, junto a otros dos compatriotas, colaboró estrechamente con el Mayor General Maceo.

“Durante una de las paradas conocí a una mujer que era capitana del ejército insurgente. Era una cubana de apariencia intelectual, de unos treinta años de edad, con un rostro de rasgos simpáticos y grandes ojos. No goza de ninguno de los privilegios a que le da derecho su sexo. Posee su destacamento y lo dirige durante la batalla, pero también ayuda frecuentemente a a vendar y curar a los heridos, pues los insurgentes carecen de la necesaria atención médica. He conversado con ella durante más de una hora y quedé asombrado por los grandes conocimientos militares que posee. Además, me comunicó datos muy interesantes acerca de la vida y las costumbres de los cubanos. Esta mujer soldado goza del cariño y el respeto de todos, pero en especial la quieren los niños, a quienes presta una gran atención. La Prensa norteamericana la llama Juana de Arco, aunque ella no es la única mujer en las filas de los insurgentes y no tiene para éstos el significado que tenía la muchacha de Orleans para Francia”.

[Con información de ecured.cu y gestiopolis]

Excluidas, violentadas y en prisión: las cubanas de las que no habla el régimen este 8 de marzo

Una miembro de las Damas de Blanco es arrestada en una calle de La Habana por manifestarse pacíficamente. (Archivo)

En Cuba las mujeres defensoras de los derechos humanos no se sienten reconocidas por el gobierno, que solo enaltece la labor de las miembros del Partido Comunista y las instituciones oficiales.

Cubanas consultadas en el programa Cuba al Día, de Radio Martí, dijeron que desde el momento en que asumen actitudes contestatarias, desde las altas esferas del gobierno ordenan reprimirlas, excluirlas, encarcelarlas y acosar a sus familiares, principalmente a los hijos.

Arianna López Roque, residente en Placetas, Villa Clara, dijo que no reconoce el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer por sus orígenes (relacionado con la propuesta de la fecha por Clara Zetkin, alemana de ideología comunista), pero sí cree que es digno el reconocimiento a la mujer cubana opositora, que se enfrenta en la isla a todo tipo de rigores.

Arianna López Roque destaca el valor de la mujer opositora cubana
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:25 0:00

Destacó a las cubanas “de a pie”, sean opositoras o no, que tienen que luchar muy duro para sacar la familia adelante en medio de tantas carencias.

López Roque es una joven opositora que ha sufrido golpes, insultos y humillaciones de hombres militares cuando sale a las calles a pronunciarse por la libertad del esposo encarcelado, según sus denuncias.

Sus hijos han sufrido rechazo y exclusión en la escuela, pero no habla solo de su caso. Recuerda que también decenas de activistas y Damas de Blanco pasan por situaciones similares a la suya. "Todas son mujeres muy valiosas que, a pesar de las golpizas, los arrestos y las amenazas siguen adelante”, recalcó.

De igual manera insistió en destacar a aquellas que cumplen condenas como prisioneras de conciencia. Todas ellas, "por el ejemplo de valor y perseverancia, se han convertido en una bofetada al castrismo", acotó.

Yanela Reyes, activista de derechos humanos residente en Sancti Spíritus, al igual que López Roque, no reconoce la celebración del 8 de marzo, sin embargo no deja de resaltar a las compatriotas que como ella han sufrido persecución política por sus “ideas contrarias al régimen”.

Los represores nos consideran “vulnerables por ser madres, y por eso maltratan a nuestras familias para que suframos más”, apuntó.

Yanela Reyes acerca del acoso del régimen a la familia
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:48 0:00

Reyes dijo que el gobierno cubano intenta hacer ver ante el mundo cada 8 de marzo "que las mujeres cubanas sí son tenidas en cuenta, pero en realidad no es así, puesto que las discriminan por sus ideas".

La activista agregó que, en sentido general, la mujer cubana enfrenta todos los días situaciones difíciles, como es el gran reto de “alimentar” a los hijos y velar porque sus necesidades básicas estén cubiertas.

Aimara Peña, periodista independiente residente en Sancti Spíritus, dijo que en la isla los problemas que afectan a las mujeres no son abordados de forma directa por las instituciones estatales.

“Para hacernos visibles hemos tenido que abrirnos espacios a través de plataformas como la Red Femenina de Cuba, la campaña Unidas por Nuestros Derechos”, precisó.

Aimara Peña destaca el papel de la mujer en la lucha por los derechos
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:18 0:00

La comunicadora agregó que ante esa conducta del gobierno las mujeres cubanas no se han detenido, y siguen buscando que desde las altas esferas del poder comiencen a "respetarlas, y a hablar del tema de la violencia de género y de derechos de la mujer”.

Peña recordó que las regulaciones para salir de la isla, las expulsiones de los centros de trabajo, las amenazas por el activismo, la violencia cuando las detienen, son temas que las cubanas tienen que hacer visibles ante la comunidad internacional.

Leidis Tabares López, residente en Camagüey y delegada de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR), dijo que se han agudizado los problemas económicos y sociales en Cuba, por eso todas las mujeres -no importan si viven en el campo o la ciudad- están viviendo una etapa “al estilo de las mambisas”.

Leidis Tabares y el espíritu de resistencia de las mujeres cubanas
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:41 0:00

La activista señaló que las cubanas tienen un reto: "dar la lucha hasta el último momento, hasta que seamos libres”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG