Enlaces de accesibilidad

Cuba

Médicos cubanos protestan en Miami contra prohibición del régimen

Integrantes y colaboradores del grupo "No somos desertores. Somos cubanos libres".

"Es esclavismo. Porque la explotación tú de pronto puedes aceptarla o no, por el motivo que sea. Pero el esclavismo no porque estar esclavo es como estar preso. Y allí yo me sentí esclavizada. Éramos esclavos"

Miembros del grupo No somos desertores. Somos cubanos libres, integrado por profesionales cubanos de la salud que abandonaron sus trabajos en el exterior, se reunieron este domingo en Miami para denunciar la violación de sus derechos por parte del régimen cubano y protestar contra el castigo, de al menos 8 años sin poder entrar a Cuba, impuesto a quienes abandonan las misiones gubernamentales en otros países.

Médicos cubanos protestan en Miami contra prohibición de regreso a la isla
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:15 0:00

El grupo cuenta en Facebook con más de 13 mil profesionales de la salud, dispersos en varios continentes. El motivo de la cita fue “conocernos personalmente, compartir testimonios, trazar líneas de acción concretas y abordar con mayor profundidad el tema del proceso legal contra el Gobierno de Cuba”, dijo a Martí Noticias periodista cubana Annarella O’Mahony, residente en Irlanda, quien se unió al grupo como administradora, para “ayudar a alzar la voz de cubanos libres que exigen sus derechos como seres humanos”.

“Tengo dos primos que son médicos y están en el grupo. No los dejan entrar en Cuba, por 8 años o más, y ellos tienen el derecho de entrar a su país porque no han cometido ningún delito. El delito, según el Gobierno, es que se fueron de una misión, pero claro, no dicen que es una misión que los tenía presos y que violaba sus derechos fundamentales y que además se quedó sin derecho con sus salarios. Y ahora, como ya son cubanos libres, pues les aplican una medida arbitraria, violatoria, y no tienen ningún derecho a coartar su libertad de que querer entrar a su país. Cuba es de todos los cubanos”, señaló O’Mahony.

Contradicciones, dolor, temor, sentimientos encontrados, impotencia, son algunas de las muchas expresiones que se desprenden de los testimonios de algunos de estos galenos.

Testimonios

María Eugenia Lagomasino había estado primeramente en Venezuela desde el 2007 al 2011 en la Misión Barrio Adentro. Luego fue enviada a Brasil, donde permaneció desde el 2013 al 2015. Pero terminó, como muchos otros de sus colegas, en Estados Unidos.

“Si en Cuba veíamos que las cosas no eran como nos decían y no nos sentíamos felices, cuando salimos al exterior es cuando de verdad vemos las cosas con claridad y nos damos cuenta de las mentiras, de todo lo que dicen y no cumplen y de la manera en que actúan las autoridades, que están muy lejos de ser humanitarios como dicen ser”, dijo Lagomasino a Martí Noticias, quien la última vez que fue a Cuba fue para el entierro de su padre.

“La oncóloga que atendía a mi papá me avisó que él ya estaba mal y que si yo quería verlo con vida debía ir en ese momento. Así que solicité permiso a los jefes de la misión médica. Estuve como 10 días esperando a que hubiera vuelos disponibles para algo que era, como ellos me decían, un problema personal”.

La condición para dejarla ir a ver su padre era “firmar un documento donde yo me comprometía que a mi regreso me iban a descontar el precio del pasaje a Cuba de mi salario (unos 200 dólares mensuales). De lo contrario no podía ir. Y eso mismo les hicieron a otras personas. Después de 10 días esperando para ir a ver a mi padre finalmente no logré verlo vivo. Llegué al día siguiente en que había fallecido. Hay mucho dolor en todo esto. Sobre todas las cosas hay mucho dolor. Y en mi caso eso fue lo que le puso la tapa al pomo, me hizo abrir los ojos y al regresar abandoné la misión. Uno tiene mucho miedo, pero hay cosas que te hacen saltar las barreras del temor”.

La historia de Mercedes Williams no es muy diferente. Escapó de Venezuela rumbo a Colombia. Allí se presentó a la Embajada de Estados Unidos donde consiguió un parole para entrar a territorio estadounidense. Jamás volvió a ver a sus padres con vida. Primero perdió a su madre y en marzo de este año a su padre.

“Los que nos hemos ido de las misiones lo hacemos porque no es sólo una forma de explotación lo que hacen con los médicos. Es esclavismo. Porque la explotación tú de pronto puedes aceptarla o no, por el motivo que sea. Pero el esclavismo no porque estar esclavo es como estar preso. Y allí yo me sentí esclavizada. Éramos esclavos”, manifestó Williams, quien “a pesar de la tremenda impotencia y de lo mucho que duele no poder ver a los seres queridos que allí me quedan, me siento muy feliz de estar en Estados Unidos y de que mi hijo haya nacido aquí”, explicó Williams.

“Pueden alegar que es una ley o una regulación, que nadie ha visto publicada por cierto, o lo que quieran decir, pero la realidad es que es una condena por habernos escapado y no seguir sirviéndoles de esclavos”, añadió.

Algunas de las doctoras, la mayoría jóvenes, han sufrido acoso por parte de directivos de las misiones.

“Yo personalmente sufrí acoso psicológico por parte de uno de los coordinadores, y no sólo acoso psicológico sino acoso como mujer, de tipo sexual”, denunció Gissel Herrera.

"Por un domingo, un día que no era laborable para mí, salí sin pedir permiso de Miranda a Caracas, me hicieron un acto de repudio frente a todos mis compañeros, por eso, algo realmente vergonzoso, horrible. Y entonces uno de los jefes que yo tenía, luego de ese acto desagradable, se me acercó y me dijo: Tú sabes que estoy interesado en ti, y si tú haces lo que tienes que hacer, entonces no va a haber ningún problema. Yo por supuesto no hice nada. Por suerte logré salir de allí”, cuenta la joven de 28, quien reside actualmente en Miami.

“Estoy muy feliz de la decisión que tomé. Son muchos sentimientos encontrados porque en Cuba dejamos familiares muy queridos a los que no podemos ir a ver, entre ellos ancianos que uno no sabe si los podrá ver vivos otra vez, pero a su vez aquí en Estados Unidos he encontrado lo que nunca iba a encontrar en Cuba, que es un futuro de verdad para mí y también la posibilidad de poder ayudar un poco a los que allí desgraciadamente se quedaron. Es muy duro”, enfatizó.

Algunos de los miembros del grupo reconocen que la frase “No somos desertores” puede prestarse a confusión o resultar contradictoria “al utilizar el mismo lenguaje con que el régimen nos cataloga y porque en sí abandonamos una misión a la que nos envió el Gobierno. Pero la realidad es que somos cubanos libres que sólo queremos ejercer nuestros derechos y nuestra libertad de entrar al país donde nacimos. Es un derecho que nos pertenece”, expresó César García.

Según el doctor en estomatología, la frase “No somos desertores” es una “manera con la que al comienzo, quienes crearon el grupo, intentaron decirle a nuestros familiares en Cuba, sobre todo a los niños que son quienes están más expuestos a la tergiversación de la realidad, que nosotros no somos traidores a la patria, que es lo que les dicen allá a ellos con el uso de la palabra desertor. De lo que desertamos fue de una misión que es un gran engaño. De eso sí somos desertores, pero no somos desertores de la patria ni de nuestros familiares que son a los que no nos dejan ver. A eso se refiere la frase”.

“Y bueno, este es el castigo por desertar de una misión médica en la que el régimen nos usaba también con fines políticos. A eso nos oponemos y a que nos impidan ver a nuestros hijos, a nuestras madres, por lo menos 8 años, pero en verdad son los años que ellos quieran. Así que los verdaderos traidores son los que nos niegan la libertad de entrar a nuestro país, ni siquiera aunque sea por una causa humanitaria, porque muchos de los padres de mis compañeros han muerto y no los han dejado ir verlos. Esas son las razones por las que queremos entrar a nuestro país. No es para hacer turismo. Pero el Gobierno, para castigarnos y enviar un mensaje de escarmiento a otros médicos que están en misiones, no nos deja entrar”, concluyó el dentista, quien espera poder revalidar su título para ejercer su profesión en Estados Unidos.

Demanda contra el Gobierno cubano

En noviembre pasado el grupo condenó al Gobierno cubano por violar los derechos de sus miembros y envió la demanda a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, en San José de Costa Rica, a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos en Washington, al Papa Francisco, al Presidente de Colombia Juan Manuel Santos, a la Organización de Estados Americanos y a la Organización de Naciones Unidas.

“Hemos sido objeto de esclavitud moderna por parte del gobierno de cuba, condenándonos al denominarnos desertores; castigándonos por 8 años sin tener contacto con nuestros familiares y adjudicarse nuestro salario depositado en Cuba (…) Nos presentamos ante esta audiencia y el Comité Internacional de Derechos Humanos para denunciar la ultrajante situación a los que somos sometidos los profesionales de la salud y otras áreas en las mal llamadas misiones del gobierno cubano y su supuesta solidaridad con otros países”, dice la denuncia.

El lema del grupo es “Cubanos por la unidad familiar” y entre sus objetivos plantean el de unirse “como Profesionales en el Exterior y exigir se hagan valer nuestros Derechos Fundamentales como Cubanos, los cuáles han sido burlados, ultrajados y pisoteados”.

“Decidimos una vez ser Libres por voluntad propia, con la única convicción de salir adelante, ampliar horizontes, romper las cadenas que nos sometían, vivir dignamente y lo más importante ayudar a nuestras queridas familias en Cuba”, son algunas de las premisas de la agrupación, que, según sus administradores, esperan convertir pronto en una organización no gubernamental sin fines de lucro.

Vea todas las noticias de hoy

Desastre azucarero en Cuba, crónica de una crisis anunciada

Central azucarero Jesus Rabí, en Calimete, Matanzas. (Archivo)

La crisis en Cuba se pone en evidencia en todos los sectores de la economía isleña y el sector de la industria azucarera, cuyo producto, el azúcar de caña, fuera el primer rubro de exportación nacional, es uno de los que amenaza con desaparecer.

Desde La Habana, Yoani Sánchez, directora del diario digital independiente 14ymedio, dijo a Radio Martí que la emblemática industria azucarera cubana tocó fondo, por lo que será muy difícil rescatarla como pidió Miguel Díaz-Canel.

“Estamos tocando fondo en la industria azucarera, ni siquiera se puede satisfacer la producción nacional y entonces, Díaz-Canel se aparece con su típica secuencia de frases hiladas, consignas, mediocridad verbal, para decir que sí, que hay que rescatarla, que hay que salvarla.

Cuba afronta la peor zafra de los últimos 150 años
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

"Dice él que este sector hay que salvarlo porque representa cultura e historia para el país. Ahora se da cuenta que el azúcar no es solamente un producto que se vende y por el que se gana dinero, sino un producto que trenza la identidad nacional, que se conecta con muchas cuestiones, como el ferrocarril, la vida de pequeños pueblos, la autonomía de algunas comunidades que, prácticamente han muerto en la medida en que se rebajan los índices de producción azucarera”, observó la comunicadora.

La zafra de 2021-2022 sólo produjo el 53 % del plan previsto inicialmente de 900.011 toneladas, según el grupo estatal AZCUBA. De los 36 centrales que participaron en la cosecha, finalizada el 20 de mayo, sólo tres cumplieron su plan de producción. Tampoco se lograron los planes de exportación, principalmente a China, proyectado en unas 400.011 mil toneladas, reconocieron las autoridades.
La periodista Miriam Leyva señaló que la zafra azucarera cubana fracasó hace mucho tiempo.

“Una cosa que es muy importante es que, de la misma manera en que se han perdido todos los hierros y los campos de caña, se ha perdido el conocimiento y la tradición, porque ya esos especialistas de un calibre tremendo –porque eso no es sólo que sean ingenieros directores de la empresa- hasta los ‘puntistas’, la gente esa que toca el granito de azúcar para conocer si ya está bueno, eso se ha perdido también, y entonces ni siquiera hay cortadores de caña. Primero, emigraron por necesidad y, además, porque ¿dónde van a trabajar?", indicó Leyva.

Por otra parte, de acuerdo con la publicación independiente Diario de Cuba, Díaz-Canel repitió en un encuentro sostenido con especialistas en el sector azucarero algo que ya se había predicho: la “involución tecnológica” del sector, que se traduce en “cada vez menos caña”.

El gobernante cubano reconoció, además, que a pesar de todo, “seguimos con un voluntarismo tremendo, tratando de hacer una zafra que, desde que la planificamos, sabemos que es imposible cumplir”.

En uno de los momentos más críticos que vive Cuba en las dos últimas décadas, la producción de azúcar de la recién terminada zafra alcanzó el nivel más bajo de los últimos 150 años.

(Con reporte de José Luis Ramos para Radio Martí)

"Tu miedo no me importa"

Amelia Calzadilla. (Captura de video/Facebook)

Esta frase la escuche en una filmación proveniente de Cuba. Una voz de mujer que sintetizaba el sentir de otras muchas, todas, hartas de un coctel que dura 63 años, en el que solo se mezclan represión y miseria. Expresión que refleja, a mi modesto entender, la probabilidad de jornadas muy cruentas y dolorosas que deben conducir a una Patria nueva, donde no haya verdugos ni victimarios.

Esa fue una de las voces que escuche en las redes esta semana. Un comentario que solo se produce en una sociedad atemorizada como la cubana, donde prima el terror, las personas se autocensuran y procuran que sus seres queridos no rompan el círculo del miedo por los perjuicios que puedan acarrearles.


Otro testimonio desgarrador que tuve la oportunidad de ver fue el de una madre de tres niños que denuncia la precaria situación que enfrenta junto a su familia. Una contundente e irrefutable evidencia del fracaso del totalitarismo castrista, además, de mostrar el sacrificio inútil de amplios segmentos de varias generaciones de cubanos de trabajar a favor de un proyecto que ha devastado la Isla y muchos de los valores de su ciudadanía.

El castrismo en cualquiera de sus derivados, venezolano, nicaragüense, boliviano y un eventual colombiano si Gustavo Petro llega al gobierno, solo conduce al fracaso y a la frustración. Es una propuesta ineficiente en todas sus expresiones, a excepción de su innegable habilidad para imponer un estricto control social basado en la represión y la desinformación.

La juventud debería considerar con mucha ponderación las propuestas políticas milagrosas. Cierto que en la política se aprecian manejos muy malos que deben ser erradicados, pero no deben ser motivo para creer ciegamente en un iluminado que solo asegura que lo cambiará todo para construir un futuro luminoso. Hay que instruirse, conocer el pasado y aprender que “mis derechos terminan donde empiezan los de los otros”.


El ejemplo de Cuba, Venezuela y Nicaragua deberían servir de modelo a las nuevas generaciones que esperan “conquistar el cielo” sin entender que una vida confortable dentro de la justicia solo se alcanza con trabajo. Lo demás está por verse.

Los cubanos, en una notable mayoría, abrazaron a su Mesías y repudiaron lo que lo negara. En aquella barahúnda de histeria desenfrenada, como la calificara el historiador y periodista Enrique Encinosa, representantes de todas las generaciones cerraron los ojos y se prestaron a cazar a quienes disintieran. Fueron ellos los que ayudaron a destruir el país; conduciendo a las generaciones emergentes al grado de desesperación que muestra esta madre cuando acusa al gobierno, consciente de las represalias que puede padecer, de inepto, corrupto y complaciente con todo lo mal hecho.

Cierto que ha sido el liderazgo castrista y todos sus funcionarios, incluidos policías y militares, los que han sostenido al régimen de oprobio por más de seis décadas, pero también han contribuido a su sostenimiento, y a la formación de las colonias de Venezuela y Nicaragua, quienes hayan prestado sus habilidades y talentos a divulgar y convencer a la denominada mayoría silenciosa de lo justa y provechosa de la obra totalitaria.


Un régimen totalitario no permite feudos, solo están relativamente libres de sus mandatos quienes se les oponen. Sin embargo, el resto de la ciudadanía debe conducirse como disponen las autoridades, lo que motiva un nivel de complicidad muy alto, y una comprensión del miedo que trasciende la individualidad de la persona. Un síndrome de indefensión que transforma al ciudadano en una jauría sin voluntad, pero que llega a un momento de ruptura, como ocurrió con esta madre, que pide que la detengan, y exhorta al resto de las madres de la Isla a unirse, para reclamar, de una vez por todas, respeto a sus derechos y una vida digna.

Esta angustiada madre le dice mentiroso al régimen cuando desnuda una de sus falsedades fundamentales, al proclamar que los “bienes son del pueblo”. Todos escuchamos y leíamos, repetido hasta el cansancio, “esto es del pueblo”, y hay que tener coraje para desmentirlo, como ha hecho esta señora, que está padeciendo numerosas represalias y abuso de las autoridades.

Solo resta confiar que se sumen más madres, la ciudadanía a su reclamo para alcanzar un país, “con todos y para el bien de todos”.

Guardia Costera de EEUU devuelve a 47 balseros cubanos a la isla

Una balsa en la que viajaban migrantes cubanos, interceptada por la Guardia Costera estadounidense el jueves pasado, a unas 3 millas al sur de Long Key, Florida. (Foto: USCG)

La tripulación del guardacostas Charles Sexton repatrió a 47 migrantes a Cuba el sábado, detenidos en tres operaciones diferentes frente a los Cayos de Florida, informó la Guardia Costera de EEUU, que ofrece detalles de las interdicciones y recalca el peligro de la emigración irregular.

En la medianoche del miércoles, 22 de junio, a unas 30 millas al sureste de Anguilla Cay, Bahamas, la tripulación del guardacostas Hickory alertó a los agentes del Distrito Siete de la Guardia Costera de una embarcación rústica con cubanos a bordo.


En una segunda operación, el equipo de rescate de la Estación de la Guardia Costera de Islamorada alertó a los vigilantes del Sector de la Guardia Costera de Cayo Hueso de otra embarcación de fabricación casera, el jueves, aproximadamente a las 6:30 a. m., a unas 3 millas al sur de Long Key.

Ese mismo día, sobre las 3:00 de la tarde, la tripulación del guardacostas Cutter Confidence alertó a los agentes del sector de la Guardia Costera de Cayo Hueso de una embarcación rústica, a unas 50 millas al sur de Long Key.

"No se haga a la mar en embarcaciones inseguras, sobrecargadas y rústicas sin equipo de seguridad ni chalecos salvavidas", dijo el teniente Connor Ives, del Distrito Siete de la Guardia Costera. "El Estrecho de Florida es impredecible y el clima puede hacer que un viaje sea mortal en un instante".

Desde el 1 de octubre de 2021, las tripulaciones de la Guardia Costera interceptaron a 2.691 cubanos, en comparación con 838 en el año anterior. La agencia federal ha registrado 39 muertes confirmadas de estos migrantes, en su intento de llegar a las costas de EEUU.

Exiliados cubanos en España convocan a manifestaciones el 10 y 11 de julio: "No nos permitimos olvidar"

Cubanos en La Gran Vía de Madrid, en España, se manifestaron el 25 de julio en apoyo a las protestas del 11 de julio de 2021 en la isla. (Foto: Pierre-Philippe Marcou/AFP)

Un grupo de organizaciones de cubanos en el exilio han convocado a manifestaciones en varias ciudades españolas los días 10 y 11 de julio, para conmemorar el primer aniversario de las protestas multitudinarias que sacudieron a la isla el verano pasado.

“Constituimos un grupo de Asociaciones que, aunando gran parte de la comunidad cubana radicada en diferentes puntos de la geografía española, abogamos por el reconocimiento y ejercicio de los Derechos Humanos, Civiles y Políticos, la consecución de la Democracia y Prosperidad para nuestra Patria”, señalan en un comunicado de prensa.


Entre las organizaciones firmantes se encuentran Cubanos Libres en Zaragoza, Cubanos por el Progreso y la Integración en Valencia, Asociación Cubano-Cordobesa por la Democracia, Cubanas Libres al Poder, Asociación Cubano-Vasca Demokrazia Kubarentzat, Asociación de Cubanos en Cantabria, Cubanos por la Democracia Barcelona, Democracia para Cuba- La Rioja, Asociación Cubanos en Gran Canaria, Asociación Cubanos Unidos por la Democracia, y la Mesa de Unidad Cubana.

En la convocatoria, los exiliados cubanos recuerdan los días de represión que siguieron a las manifestaciones populares. “Fueron horas de regocijo, llantos, impotencia y por fin alguna esperanza, que se fue disipando con la Orden de Combate emitida por el tirano y en la medida en que se iba acrecentando la más brutal represión contra nuestros hermanos en la Isla”, dice el texto.

“No olvidamos el sufrimiento de los presos políticos, muchos de ellos menores de edad, a sus familiares y amigos. No olvidamos las condiciones terribles de subsistencia que hacen insoportable el día a día de los cubanos y a las que el régimen solo responde silenciándoles", agrega.

Los firmantes también hacen referencia al éxodo masivo de los últimos meses, cuyas cifras ya superan las del puente marítimo del Mariel, en el que más de 125 mil cubanos abandonaron la isla.

"No olvidamos a los exiliados que conforman hoy una diáspora inmensa que se niega a renunciar al deber y el anhelo de una tierra soberana. No nos permitimos olvidar a todo un pueblo, el 11J la lucha continúa”, concluye el comunicado.

HRW exige liberación de José Daniel Ferrer: "Hace 20 días que su familia no puede comunicarse con él"

Líder de UNPACU, José Daniel Ferrer. (Foto: Facebook Ana Belkis Ferrer)

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció este sábado la situación de aislamiento en Cuba del prisionero político José Daniel Ferrer, encarcelado desde el 11 de julio pasado, y de quien no se tienen noticias desde hace ya 20 días.

"Su detención es arbitraria. Exigimos que sea liberado y se respeten sus derechos", escribió en Twitter el investigador sénior de la División de las Américas de HRW, Juan Pappier.


El martes pasado, familiares del opositor cubano, líder de la Unión Patriótica de Cuba, no pudieron verlo en la prisión de Mar verde, en Santiago de Cuba, adonde se dirigieron para exigir fe de vida tras varios días sin tener ningún tipo de información sobre su situación.

Las autoridades aseguran que Ferrer se ha negado a tener contacto con su familia, según dijeron a su esposa, la doctora Nelva Ismaray Ortega.

“Supuestamente él no quiere saber de su familia, no quiere hablar con nosotros. Sabemos muy bien que cuando ocurrió eso, en Aguadores, mi esposo estaba en huelga de hambre y estaba siendo víctima de todo tipo de torturas físicas y psicológicas”, denunció Ortega a Radio Martí.

Activistas de la célula Libertad y Democracia, que pertenece a UNPACU, y promotores de la plataforma cívica Cuba Decide en Palmarito de Cauto, Santiago de Cuba, manifestaron el jueves su solidaridad con la familia de Ferrer y exigieron fe de vida del opositor en un video compartido en YouTube.


Esta semana, la Embajada de EEUU en La Habana se cuestionó en Twitter por qué las autoridades cubanas impiden a Ferrer tener contacto con sus familiares, "incluyendo el fin de semana del Día del Padre", en que no tuvieron noticias de él.

Desde prisión, el prisionero político ha denunciado en múltiples ocasiones que lo mantienen bajo un régimen de severidad, incomunicado y que ha padecido severos y persistentes dolores de cabeza, escalofríos y temblores.

El líder de UNPACU deberá cumplir cuatro años y 14 días de cárcel por supuestamente haber incumplido los requisitos de limitación de libertad establecidos en una sanción impuesta previamente en 2020.

Cargar más

XS
SM
MD
LG