Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Los días en que García Márquez fue crítico del socialismo cubano

Gabriel García Márquez y Fidel Castro en La Habana. Foto Cortesía de Luis Domínguez

La disconformidad de Gabriel García Márquez con las posiciones del gobierno cubano en los años 70 es una de las historias menos conocidas contadas en "La polis literaria", el libro del escritor cubano Rafael Rojas que desvela el andar del 'boom' latinoamericano en los tiempos de la Guerra Fría.

"Lo que yo trato es de ofrecer la otra cara de la moneda insistiendo en que durante toda su relación con Cuba, pero sobre todo entre 1959 y 1973, mi periodo de estudio, la visión que transmitía García Márquez del socialismo cubano era mayormente crítica", explica Rojas.

Alabado por amigos de la Revolución Cubana y criticado por los contrarios, el premio Nobel colombiano pasó a la historia como un amigo de Fidel Castro.

Que siempre no fue así lo demuestra el ensayista en su volumen de 261 páginas con cartas y documentos de los primeros años del sistema político cubano.

El escritor cubano Rafael Rojas, posa en una entrevista con en Ciudad de México (México). La disconformidad de Gabriel García Márquez con el gobierno cubano en los años 70 es una de las historias menos conocidas contadas en "La polis literaria", el libro
El escritor cubano Rafael Rojas, posa en una entrevista con en Ciudad de México (México). La disconformidad de Gabriel García Márquez con el gobierno cubano en los años 70 es una de las historias menos conocidas contadas en "La polis literaria", el libro

Dividida en diez capítulos la obra del historiador es un manual para entender las posiciones de los autores latinoamericanos que marcaron una época, una especie de radiografía de las posiciones de la generación conocida como el 'boom'.

Con un apego a los hechos que solo un historiador puede mostrar, el autor narra con anécdotas la estrecha relación de Mario Vargas Llosa y el argentino Julio Cortázar con las instituciones culturales cubanas y comenta la correspondencia de autoridades de la isla con ellos, a quienes solían reclamar en tono de amigos.

"La Guerra Fría produce una polarización del espacio cultural, del espacio político en los países latinoamericanos. Se manifiesta de forma distinta; no se puede decir que ni el bando de la izquierda sea una reproducción satelital del bloque soviético y que el de la derecha una transferencia de los intereses de Estados Unidos o del llamado mundo libre", asegura.

Rojas cree que la ruptura de varios escritores del 'boom' con la Revolución Cubana no fue por el conocido caso del poeta Heberto Padilla, apresado y luego expuesto al público para que confesara ser miembro de la CIA, sino un proceso, iniciado cuando en 1965 se crea el Comité Central del Partido Comunista de Cuba y después cuando La Habana apoyó la intervención de Moscú a Checoslovaquia en 1968.

"Yo digo que el caso Padilla en el 71 no es el punto de partida de la ruptura, sino de llegada, el final de una ruptura que se va incubando desde mediados de los 60", asegura.

El libro publicado por Penguin Random House cuenta la manera de asumir las revoluciones del poeta mexicano Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura 1990 para quien la palabra Revolución es una forma de nombrar distintos tipos de dictadura.

En otro capítulo desmenuza la vida literaria de Carlos Fuentes en los tiempos de la llamada Guerra Fría y detalla su obsesión por hacer varias novelas de dictadores del continente.

La evolución de la relación con Cuba de Cortázar, Vargas Llosa, García Márquez, marcada por matices en cada caso, y la literatura de los cubanos José Lezama Lima, Guillermo Cabrera Infante y Severo Sarduy, no alineados a la política cultural de Cuba, forman otros capítulos de un libro que no huye de la polémica.

"Yo observo a finales de los años 50 la reproducción de proyectos políticos de izquierda que por la Guerra Fría intentaban no enmarcarse en el proyecto soviético", apunta.

"Buscaban un socialismo alternativo o una radicalización desde la izquierda del proyecto nacionalista revolucionario y populista que venía de las décadas anteriores", explica el ensayista.

Rafael Rojas se refiere a la herencia del premio Cervantes Cabrera Infante y asegura que esta tiene que ver con una marca con el trabajo del lenguaje y en la representación de La Habana que explotan muchos escritores sin que ninguno esté buscando una imitación del estilo, algo difícil de lograr.

"En Cabrera Infante había un ingenio para el trabajo con el lenguaje y un sentido del humor difícil de reproducir. Sin embargo algunas tecnologías de la prosa y formas de representación de La Habana, su marginalidad y su pobreza, la encontramos en Leonardo Padura, en Pedro Juan Gutiérrez o en escritores de la generación más joven como Ahmel Echeverría o Jorge Enrique Lage", asegura.

Vea todas las noticias de hoy

“Sinfonía cubana”: una saga familiar histórica de la literatura isleña

El escritor cubano Jorge Luis Camacho. (Cortesía)
Portada de la primera parte de la trilogía “Sinfonía Cubana”.
Portada de la primera parte de la trilogía “Sinfonía Cubana”.

Próximamente será presentada en Miami esta saga familiar que recorre La Habana, esta ciudad, Nueva York y París, donde el escritor Jorge Luis Camacho recrea la ficción y la historia de los Robles- Serra, que comienza en el año 1959 y culmina en un futuro 2025-2030.

La obra se compone, como indica la nota de prensa, de tres volúmenes o “movimientos”: Alegro ma non troppo, Tempo Marziale y Da Capo, y recoge el llamado período revolucionario, el postcastrismo y el futuro de la democracia en la Isla.

En esta saga aparecen acontecimientos que marcaron la historia caribeña y mundial desde 1960 hasta 2020, como la invasión de Bahía de Cochinos, la Crisis de los Misiles, la caída del comunismo europeo, el ataque al World Trade Center, los atentados terroristas del 13 de noviembre en París y la aparición de COVID-19.

"Tempo Marziale", segunda parte de la trilogía "Sinfonía cubana".
"Tempo Marziale", segunda parte de la trilogía "Sinfonía cubana".

La música, el deseo de libertad y las mujeres de la familia, cada una con sus características, juegan un papel principal en esta saga.

Su autor, Jorge Luis Camacho, nació en Cárdenas, Matanzas, en 1956, y reside en París desde el año 1981. Ha incursionado en la actuación, la música y el cine. También ha sido guionista de la televisión francesa, y su película “Habana Eva” dirigida por Fina Torres, ganó numerosos premios en diferentes ámbitos y países.

Escribe en español y francés. Esta es su tercera novela.

Jorge Luis Camacho estuvo conversando acerca de la trilogía, los personajes, la literatura y sus proyectos futuros en el programa de Radio Martí ARTExpress.

please wait

No media source currently available

0:00 0:06:51 0:00

“Sinfonía cubana” despierta en los lectores diferentes emociones, pero en ella se hace hincapié en el llanto- risa, quizás por esa facilidad que dicen tenemos los cubanos de reírnos de las dificultades.

Da Capo completa la trilogía.
Da Capo completa la trilogía.

La trilogía está disponible en Amazon, donde aparece en los dos formatos: eBook y papel.

Puedes escuchar la entrevista completa este sábado y domingo, en la revista ARTExpress, por Radio Martí y RadioTelevisiónMartí.com.

"Famoso y venerado" bailarín cubano hallado culpable de violación y agresiones sexuales por tribunal de Londres (VIDEO)

Yat-Sen Chang, bailarín cubano.

El cubano de origen chino Yat-Sen Chang Oliva, exbailarín principal del English National Ballet, fue condenado el martes por la justicia británica por varias agresiones sexuales y una violación a cuatro alumnas cuando las tenía a su cargo.

El bailarín, de 50 años y originario de la ciudad cubana de Matanzas, fue juzgado por 12 cargos de agresión sexual y dos de agresión con penetración ocurridos en el English National Ballet y la Young Dancers Academy de Londres entre diciembre de 2009 y marzo de 2016.

Las denunciantes, que tenían entre 16 y 18 años en el momento de los hechos, acusaron a Chang de haberlas tocado de forma inapropiada mientras les daba masajes.

Tras 13 horas de deliberaciones, el tribunal londinense lo declaró culpable de todos los cargos, excepto de uno de violación.

El cubano quedó en detención a la espera de conocer su sentencia, que el tribunal dará el 18 de junio.

Los delitos cometidos por Chang «se fueron haciendo cada vez más graves», afirmó el juez Edward Connell y advirtió al acusado de que se enfrentaba a «una larga pena de prisión».

En el juicio, el fiscal acusó a este bailarín «de renombre internacional», «famoso y venerado» por los aspirantes a emularlo, de «aprovecharse de su posición» para agredir a «niñas cuya educación se le había confiado».

«Pensó que su fama y posición le protegerían de cualquier queja o consecuencia de sus actos», dijo el fiscal.

Chang Oliva, que se incorporó al English National Ballet en 1993, negó las acusaciones y dijo durante el juicio que no tenía «ni idea» de dónde procedían.

El mundo del ballet británico se ha visto sacudido en los últimos años por acusaciones similares.

El bailarín y coreógrafo inglés Liam Scarlett, considerado el niño prodigio del ballet británico, había sido suspendido en el verano de 2019 del Royal Ballet tras ser objeto de una investigación por acoso sexual.

La investigación cerró el caso unos meses después pero la compañía dejó de colaborar con el artista, que se suicidó a mediados de abril a los 35 años.

Según el diario The Times, se acusó a Scarlett de hacer comentarios inapropiados sobre los genitales, de tocamientos sexuales, de pedir fotos de desnudos e irrumpir mientras los alumnos se cambiaban.

Académicos e intelectuales piden a LASA que denuncie abusos contra derechos humanos en Cuba

Tania Bruguera en la protesta frente al Ministerio de Cultura. REUTERS/Alexandre Meneghini

Académicos especializados en arte, literatura e historia de Cuba exigieron a la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA) que se pronuncie sobre la creciente violencia contra artistas, intelectuales y manifestantes en la isla.

"Vemos con horror casos de arrestos domiciliarios de facto, secuestros e intimidación constante, aislamiento, tortura psicológica, amenaza y violencia física para impedir la libertad de palabra, de pensamiento y de creación", subraya la petición publicada en la plataforma iPetitions.

Los firmantes señalan que su compromiso con Cuba "no es ideológico sino intelectual y moral", razón por la que exigen que LASA "denuncie los abusos contra los derechos humanos" en la isla, y se pronuncie públicamente en su defensa.

La petición hace referencia a los casos de la reconocida artista plástica Tania Bruguera, bajo el hostigamiento constante de la Seguridad del Estado, y del líder del Movimiento San Isidro Luis Manuel Otero Alcántara, obligado a terminar una huelga de hambre y sed y recluido en un hospital en contra de su voluntad.

También menciona al manifestante pacífico Luis Robles, quien podría enfrentar una condena de 6 años de cárcel por protestar en el céntrico bulevar de San Rafael, en La Habana, con un cartel demandando la liberación del rapero contestatario Denis Solís.

"Es un deber ineludible para cualquier organización académica como LASA denunciar todas las violaciones de derechos humanos en Cuba y tener un enfoque crítico hacia un régimen totalitario como el cubano. Basta de complicidad", comentó el profesor cubano Oscar Grandío Moráguez, profesor de historia de la Universidad de San Francisco, California.

Entre los firmantes de la petición se encuentran el académico y profesor estadounidense Ted Henken; el poeta y ensayista cubano Jorge Luis Arcos; el también escritor y activista cubano en el exilio Orlando Luis Pardo Lazo; el historiador y profesor de la Universidad de Costa Rica, Ernesto Calvo Álvarez, y la profesora de Literatura Latina y Caribeña de la Universidad de Houston, Mabel Cuesta.

Fallece Juan Manuel Caballero Bonald, poeta español de padre cubano

José Manuel Caballero Bonald en la ceremonia del Premio Cervantes el 23 de abril de 2013. (Chema Moya/AFP).

El escritor español, hijo de padre cubano, José Manuel Caballero Bonald, Premio Cervantes en 2012, falleció en Madrid a los 94 años de edad, confirmaron este domingo a la agencia Efe fuentes próximas al poeta y del Instituto Cervantes.

El escritor, que cultivó tanto novela como poesía, fue reconocido con numerosos premios, entre ellos el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2004, el Premio Nacional de la Crítica en tres ocasiones, el Nacional las Letras Españolas en 2005, y al año siguiente el Nacional de Poesía.

Hijo de padre cubano criollo y madre francesa, Caballero Bonald nació en Jerez de la Frontera (Cádiz, en el sur de España) el 11 de noviembre de 1926. Tras estudiar en Cádiz y Sevilla, impartió clases de Humanidades y Literatura en la Universidad Nacional de Colombia y en Estados Unidos durante años y, de regreso a España, se estableció en Madrid.

Su obra "Narrativa cubana de la Revolución" fue publicada en 1971 por Alianza Editorial.

En el 2013, durante la entrega del Premio Cervantes, aseguró que el arte y la literatura disponen de poder terapéutico para una sociedad "decepcionada, perpleja, zaherida por una renuente crisis de valores". Con la lectura se llega a la libertad, dijo.

Destacado miembro de la Generación de los 50 en España, en 1952 publicó su primera obra literaria, el poemario "Las adivinaciones", al que siguió una larga carrera, que lo llevó a ser considerado por muchos expertos como "el poeta de la gran metáfora".

En su prosa destacan "Toda la noche oyeron pasar los pájaros" (1981, Premio Ateneo de Sevilla); "En la casa del padre" (1988, Premio Plaza y Janés); "Campo de Agramante" (1992, reeditada en 2005); "La costumbre de vivir" (2001, reeditado en 2004); y "Oficio de lector" (2013).

También publicó ensayos, como "Luces y sombras del flamenco" (1975), reeditado en 2007; "Luis de Góngora" (1982), "Sevilla en tiempos de Cervantes" (1991), "Mar adentro" (2002) o "Un Madrid literario" (2009).

En mayo de 2017 publicó "Examen de ingenios", un centenar de retratos literarios de escritores y artistas que conoció a lo largo de su vida.

Y un año antes, 2016, sumó un galardón más a su larga lista de premios, el Francisco Umbral al Libro del año (2015), por su poemario "Desaprendizajes", considerado uno de los títulos culminantes de su obra.

(Agencia de prensa Efe)

Freemuse y Amnistía Internacional defienden a los artistas independientes en Cuba

La policía arresta a los manifestantes en la protesta de la calle Obispo, el 30 de abril.

La organización danesa a favor de la libertad artística, Freemuse, denunció este martes en un comunicado los abusos del gobierno cubano contra Luis Manuel Otero Alcántara y los artistas en general.

“La libertad de expresión artística es un derecho humano internacional”, dijo el Dr. Srirak Plipat, Director Ejecutivo de Freemuse.

De forma similar se expresó Erika Guevara-Rosas, representante de Amnistía Internacional para asuntos latinoamericanos. "La represión contra artistas, periodistas y personas defensoras de derechos humanos en Cuba persiste, a pesar de los múltiples llamados internacionales al gobierno de Miguel Díaz-Canel para que deje de violar derechos".

El Dr. Plipat dijo que “Freemuse se entristece al ver que las continuas violaciones de ese derecho humano en Cuba llevan a que el artista Luis Manuel Otero Alcántara se declare en huelga de hambre y sed".

"Hacemos un llamado a las autoridades cubanas para que pongan fin a la represión de los artistas y trabajadores culturales en Cuba y respeten los derechos humanos internacionales de sus ciudadanos ”, aseveró.

La organización danesa registró que en 2020 la mayoría de las violaciones a la libertad artística documentadas en Cuba fueron cometidas por autoridades estatales. Según el informe "El Estado de las Libertades Artísticas 2021", los opositores al Decreto 349 —principalmente los asociados al Movimiento San Isidro— enfrentan una persecución sistemática.

Freemuse exhortó a las autoridades cubanas a atender las demandas de Otero Alcántara y respetar los derechos humanos. Por su parte, Guevara-Rosas afirmó que Amnistía Internacional seguirá "sin descanso demandando justicia y fin de la represión".

Cargar más

XS
SM
MD
LG