Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Liuba Cid: "Los años 90 fueron difíciles para todos"

"El burgués gentilhombre", versión y puesta en escena de Liuba Cid. Foto: María Teresa Gómez Lozano.

Fruto de la diáspora del teatro cubano, la directora de "El burgués gentilhombre" y de otros clásicos "revisados" conversa con Martí Noticias luego de participar en el Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz.

Desde Madrid y "con el polvo del camino" todavía encima, la directora teatral, dramaturga, investigadora y profesora escénica Liuba Cid conversa con Martí Noticias. Acaba de regresar de Cádiz, donde tiene lugar (hasta este sábado 24) la edición número 30 del Festival de Teatro Iberoamericano, uno de los más importantes de este ámbito.

Fue invitada con su espectáculo El burgués gentilhombre, en cuyo elenco hay ocho actores; de ellos, siete cubanos y un español. Se trata de una visión "latinizada" de este clásico de Molière, con escenografía sencilla pero con maquillaje y vestuario complejos. Un divertimento que, al decir de la crítica local, "con referencias concretas a algunas vanidades contemporáneas… ha convertido las piezas de ballet originales en números musicales de raíces cubanas".

Liuba es un producto del Instituto Superior de Arte (ISA) de la isla. Formó parte de ese boom teatral que hubo en los años 90 y luego se residenció en España para continuar ejerciendo su profesión "con una mirada hacia atrás". Visitar los clásicos muy a menudo, con una intertextualidad muy sugerente, la mantiene en los festivales de ese género desde que fundó su grupo Mephisto Teatro, hace seis años.

En Madrid ha repensado Cuba con su trabajo. A cada rato conforma elencos con actores cubanos de largo recorrido, como es el caso de Justo Salas (protagonista de El burgués…), Rey Montesinos y Jorge Ferrera; este último también director de escena y parte del boom de los 90 con Teatro El Puente.

A continuación presentamos la entrevista con una inquieta creadora que ha hecho de los clásicos del Siglo de Oro una razón para su vida. Esta conversación se produce mientras transcurre el Festival Internacional de Teatro de La Habana, que comenzó este último jueves y se desarrollará hasta el 31 de octubre.

¿Cuándo fue creada la compañía Mephisto Teatro y cómo surgió la idea?

Se crea en el año 2009 por una petición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro (España), en su XXXII edición. El director de tan prestigioso Festival me pidió una versión de la obra de Lope de Vega Fuenteovejuna, pues ese año se presentaba la versión de la compañía Ksec Act, de Japón. Fue entonces cuando inicié un casting para encontrar el elenco adecuado y empezar a plantear las ideas de una puesta en escena que apostaba por una versión algo más actualizada del texto de Lope. En este sentido, incorporé textos de José Martí y Virgilio Piñera, usando como fondo una Jungla de Wilfredo Lam que sustituía al campo cordobés.

Así nació un proyecto que lleva seis años participando activamente en la programación teatral de España, sobre todo en los Festivales de Teatro Clásico. A la compañía pertenecen actores cubanos y españoles. Muchos de ellos procedentes de otras compañías cubanas, del cine y la televisión.

¿Está relacionada tu compañía con otra de igual nombre que existe en Cuba?

Liuba Cid, directora y dramaturga cubana.
Liuba Cid, directora y dramaturga cubana.

En un principio sí. Parte de los elementos escenográficos y de vestuario los diseñó el gran artesano del teatro Tony Díaz, fallecido recientemente, y de quien nos acordamos cada vez que tocamos alguna de sus piezas que tanta belleza y singularidad han aportado a nuestros montajes. Esto ocurrió el primer año de trabajo, pues quisimos establecer un puente de conexión entre Cuba y España intercambiando actores y actrices, pero más adelante nuestro proyecto se fue independizando y tomamos caminos diferentes. No obstante, y como el nombre de la compañía era ya conocido en España, decidimos escribir en inglés la palabra que daba nombre a la compañía pasando de Mefisto a Mephisto Teatro, estableciendo así una diferenciación.

¿Por qué te dedicas a revisar los clásicos del Siglo de Oro y, como dices, hacerle una lectura contemporánea?

Si existe una teoría contemporánea del teatro es gracias a los clásicos del Siglo de Oro. Al tratado "El arte nuevo de hacer comedias" de Lope, debemos la polimetría, tan rica en matices, iluminando al texto, la fusión entre el verso y la prosa, ampliando los horizontes de la comunicación a través del lenguaje, el humanismo, tan necesario para ampliar nuestro conocimiento universal, la amalgama de géneros, la maquinaria escénica en función del relato escénico, y un sinfín de aspectos de los que somos herederos. Calderón, Lope, Tirso, Quevedo, Rojas Zorrilla… todos encapsulan en su teatro estas formas que palpitan en el drama moderno. Me gusta mirar hacia atrás y, cada vez que lo hago, veo mis ideas reflejadas en un futuro posible que se materializa en la escena. Podría afirmar que los clásicos son mi fuente de inspiración.

¿Te has presentado en Cuba alguna vez con tu compañía?

Sí. Hemos estado en el Festival de Teatro de la Habana en el año 2011. Gracias a una colaboración con la embajada de España en Cuba pudimos representar Donde hay agravios no hay celos, de Francisco de Rojas Zorrilla, dos días en el Teatro Mella. Unas funciones inolvidables, con el teatro "hasta la bandera", y un público volcado por completo con nosotros. No era de extrañar, en el reparto estaban Yolandita Ruiz y Vladimir Cruz, dos referentes generacionales muy admirados por el público cubano.

¿Qué opinión tienes sobre el Teatro Cubano de los 90, una época de profunda crisis económica y que, sin embargo, tuvo un boom teatral?

Se sabe que todas las crisis generan grandes ideas. Tragedia y grandeza van de la mano en el campo de la creación. En los 90 tuvimos en Cuba la necesidad de condensar toda la experiencia formativa. El Instituto Superior de Arte (ISA) fue un gran revulsivo en ese sentido. Actores, dramaturgos, directores, diseñadores, críticos, investigadores y especialistas, una legión de "teatreros" se dispersó por la isla, y por el mundo, como una auténtica diáspora. Esa semilla ha dado sus frutos y ha crecido en una cartelera nutrida de magníficos proyectos.

Los años 90 fueron muy difíciles para todos, y en particular para los artistas, siempre el tejido más frágil y desfavorecido cuando se sufren grandes catástrofes a nivel económico, político y social. Pero esa adversidad genera a su vez una avalancha de preguntas en las que el teatro posiciona su respuesta. Grandes dramaturgos, actores, directores y creadores como Salvador Lemis, Joel Cano, Abel González Melo, Carlos Díaz, Carlos Celdrán, Nelda del Castillo… la lista sería copiosa, han dibujado el mapa de un teatro imaginario e imaginado desde todos los rincones del mundo.

¿Ser cubano o cubana, vivir en España y hacer teatro significa tener un plus para trabajar contigo?

No, yo trabajo con cualquier actor, sea de la nacionalidad que sea, si me gusta. Sin embargo, tengo claro que la formación de un actor cubano es siempre buena, y su ductilidad permite afrontar trabajos de muy diferentes registros.

Háblanos de El burgués gentilhombre. ¿Cómo fue la presentación en el Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz que finaliza este fin de semana?

Cartel de la obra de teatro en el Festival de Cádiz.
Cartel de la obra de teatro en el Festival de Cádiz.

El 18 de octubre actuamos allí. Es nuestra tercera visita desde que Mephisto Teatro fue constituido. Asistir a este Festival es grato para cualquier artista latinoamericano porque en torno a él se reúnen las mejores compañías de Iberoamérica, siendo una ocasión increíble para ver buen teatro.

En esta ocasión levantamos el telón con El burgués gentilhombre, de Molière, una versión encarnada por ocho actores que asumen la responsabilidad de los roles femeninos y masculinos, un reparto de lujo formado por Justo Salas, Rey Montesinos, Jorge Ferrera, Georbis Martínez, Gabriel Buenaventura, Fidel Betancourt, Luis Castellanos y el actor español Guillermo Dorda.

Con el Gran Teatro Falla casi al completo, dejamos que fluyera la magia de los clásicos, y Molière, con su sabiduría, hizo gala de la crítica y el humor como herramientas liberadoras del pensamiento. Como es difícil distanciarse y hablar con objetividad del trabajo, les dejo un resumen de la crítica de esta función, bajo el título "Molière, sabor latino", firmada por Mª Ángeles Robles.

"El burgués gentilhombre de Mephisto se apoya en una escenografía sencilla y eficaz en la que la luz juega un papel protagonista. Liuba Cid ha actualizado y latinizado a Molière con referencias concretas a algunas vanidades contemporáneas (el banquete en el que se sirve a los comensales, humo con aroma de ternera, por ejemplo) y ha convertido las piezas de ballet originales en números musicales de raíces cubanas. Más allá de la pervivencia indiscutible de un clásico de todos los tiempos, los cubanos de Mephisto se empeñan en llegar al público y lo consiguen, principalmente, porque parecen divertirse, y mucho, sobre el escenario. Simpático final, con selfie incluido, con los actores entre el público en el patio de butacas".

¿Qué proyectos tienes ahora, en qué estás trabajando?

En una versión de Arlequín, servidor de dos amos, de Goldoni. Llevaba muchos años con el recuerdo anclado en el corazón de aquella magistral interpretación del actor cubano Carlos Díaz (Grupo Rita Montaner), que pude ver en La Habana cuando tenía 17 años. En cuanto a la versión, puedo adelantarte en primicia que hablará de la transgresión y la subversión, dibujando un escenario contemporáneo en el que los personajes visten con brochazos inacabados, a la vez que manipulan objetos imposibles nacidos de la visión surrealista del mundo de Arlequín. Un juego teatral intencionado que mezcla representación y vida.

Asistiremos al sueño caótico y extravagante de Trufaldino (Arlequín), que es la extensión de un mundo que se ha acostumbrado a la mentira en pos de la supervivencia, aceptando el maltrato como forma de identidad, mirándose en su propio ombligo con el sueño puesto en el espejismo de la lucha de clases, la esencia misma de la sabiduría popular con sus códigos de aniquilación y resistencia.

A través de esta entrevista, quiero agradecer a Martí Noticias por su interés en nuestra compañía teatral y en nuestro trabajo desde Madrid.

Vea todas las noticias de hoy

Condenan a 9 años de cárcel por “abuso sexual” a bailarín cubano estrella del English National Ballet

Yat-Sen Chang, bailarín cubano.

Yat-Sen Chang Oliva, el bailarín cubano que fuera figura principal del English National Ballet, fue juzgado por doce cargos de abuso sexual y condenado a cumplir nueve años de prisión en Londres, Inglaterra.

El acusado resultó absuelto del cargo de “violación” que pesaba sobre él, según dio a conocer el portal de noticias de la BBC de Londres.

El famoso bailarín, de 50 años de edad y natural de la provincia de Matanzas, se vinculó al English National Ballet en 1993, donde permaneció hasta 2011 como figura principal masculina.

El juez Edward Connell, encargado de juzgarlo, acusó a Chang Oliva de hacer uso de “su fama y posición de confianza” para abusar de alumnas a su cargo, utilizándolas “para su propia gratificación sexual”, afirmó el magistrado.

El juez Connell dijo, además, que Chang Oliva no daba muestras de “ningún remordimiento”, a pesar de que las “víctimas” estaban marcadas por el “profundo impacto”, ocasionado por “el delito” del bailarín.

Durante el proceso, el fiscal dijo que la "fama internacional” y el hecho de ser “famoso y venerado” le hicieron creer al acusado que “le protegerían de cualquier queja o consecuencia de sus actos”.

Chang Oliva mantuvo en todo momento su inocencia, declarando “no tener idea de por qué se hicieron las acusaciones contra él”, y considerándose a sí mismo como “una estrella, un héroe del mundo del ballet”.

La encargada de la defensa, Kathryn Hirst, apunta la BBC, dijo que, aunque su cliente aceptaba “los veredictos de los jurados", aseguraba no ser culpable del resto de los cargos.

Hirst también se refirió a los daños físicos que el encierro pueda ocasionar a su cliente, el cual, señaló, es muy posible que nunca vuelva a ser contratado a causa de los daños a “su reputación”.

Carlos Acosta urge a encontrar una salida para Cuba: "Están sufriendo mucho" (VIDEO)

Carlos Acosta.

El destacado bailarín cubano Carlos Acosta dijo en conferencia de prensa en la ciudad de Madrid, España, que urge entablar un “diálogo conciliador” en la isla porque “el pueblo cubano necesita sanar”.

El prestigioso artista, quien presentará este fin de semana en el Teatro Real de Madrid su espectáculo “Evolution” con su grupo “Acosta Danza”, al ser preguntado sobre la situación que se vive en la isla dijo que “por razones obvias no se extendería en la respuesta". Sin embargo, alcanzó a alertar sobre la imperiosa necesidad de encontrar una solución.

"Todos estamos esperando por un diálogo conciliador y el pueblo cubano necesita sanar", afirmó.

"Espero que podamos ponernos de acuerdo como país, hacia dónde vamos a ir, lo antes posible, porque hay muchas personas en medio que lo esperan y están sufriendo mucho", agregó.

“Acosta Danza”, el cuerpo de ballet creado por el afamado bailarín fue fundado en La Habana en el año 2015 con el apoyo material y económico del Ministerio de Cultura del país y está compuesto mayoritariamente por bailarines cubanos.

Al respecto, Carlos Acosta declaró a la prensa que “Este proyecto es sólo realizable con apoyo financiero” y añadió: “hay muy pocos proyectos independientes allí”, aludiendo al control sobre la libertad de creación que ejerce el régimen.

Continúan sumándose firmas de prestigiosos artistas al boicot de la Bienal de La Habana

El reconocido artista cubano Marco Castillo ha pedido no respaldar la Bienal de La Habana. Tomado de @marco.a.castillo

La carta de rechazo a la iniciativa del régimen de celebrar la Bienal de La Habana a pocos meses de la sublevaciones populares del pasado mes de julio, cuenta con el respaldo de cientos de creadores, entre ellos, importantes firmas de artistas de la plástica y especialistas en la materia, reconocidos internacionalmente.

Las detenciones masivas, las flagrantes violaciones de los más elementales derechos humanos y sociales en la isla, provocada por la reacción del régimen a los gritos de ¡Libertad!, de cientos de miles de cubanos, unido a los testimonios de torturas de quienes han sido liberados, ha logrado estremecer las conciencias de muchos de los que, hasta este momento, eran asiduos al evento más importante de las artes visuales en la isla caribeña.

En el artículo “Boicot a la Bienal de La Habana cobra fuerza y los artistas se retiran”, publicado por el portal digital Hyperallergic.com, cita los nombre de las artistas Úrsula Biemann, Nathalie Anguezomo Mba Bikoro y Aymee Joaristi Argüelles; la comisaria María Belén Sáez de Ibarra y el crítico francés Nicolas Bourriaud.

La carta abierta pidiendo el boicot ha sido apoyada también por Cecilia Fajardo-Hill, Theaster Gates, Pablo Helguera, Luis Pérez- Oramas y Laura Raikovich, Coco Fusco, Tomás Sánchez, Marco Castillo y Tania Bruguera.

Según relata Hyperallergic.com, Úrsula Biemann, de origen suizo, dijo a la comisaria del Centro Wilfredo Lam y directora de la Bienal de la Habana, Lisset Alonso Compte, que ella y Sáez de Ibarra ‘no desean apoyar a una institución vinculada a medidas culturales represivas’, a lo cual, Compte respondió que ‘el boicot pedía a la gente que tomara partido’ y también comparó la participación en el evento como “una muestra de coraje”.

A lo cual respondió Biemann: “Con las redes sociales, los artistas y los intelectuales tienen ahora más poder e influencia y esto puede ayudar a construir una sociedad más ascendente . Y sí, me pondría del lado de ellos, siempre”.

Mientras tanto, en su visita a la ciudad de México, el ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso Grau, dijo en la ceremonia de inauguración de la Casa Cuba en la capital azteca, que le había sido muy difícil viajar a México debido a la situación que se vive en la isla.

“Hemos tenido que sortear no pocos obstáculos de diferentes índoles […] estos que han pasado han sido meses del reforzado y oportunista asedio imperial a Cuba”, señaló Alonso, quien no vaciló en acusar a los Estados Unidos de los levantamientos masivos del mes de julio agregando además que “el imperialismo” es el “impulsor de la campaña feroz”, con la que se pretende frustrar la realización de la Bienal.

Respecto a las palabras del ministro Alonso Grau, la artivista Tania Brugera comentó en un tuit publicado por Alexis Triana durante la comparecencia del ministro de Cultura cubano en ciudad México:

“También pedimos públicamente y a la @AsambleaCuba la dimisión del Ministro y no lo hicieron. Si van a hacer todo lo que se pide públicamente, entonces toca la #DimisiónAlpidio y la #LibertadParaLosPresosPoliticos y los artistas. #11J”

Artista Camila Lobón y su “hasta pronto” a Cuba

Camila Lobón. (Foto tomada de su prefil de Facebook)

La artista visual y activista Camila Lobón, miembro del movimiento 27N, ha hecho pública en su cuenta de Facebook su salida de Cuba, que considera temporal, y la explica en un emotivo post al que adjunta el poema de Reinaldo Arenas “Introducción al símbolo de la fe”.

“Vine a recuperar un poco de la libertad vital que sobre mi cuerpo y mi espíritu, más en los últimos dos años, ha requerido una energía excesiva mantener”, explica Lobón, agregando que con su estancia en el Sur de la Florida busca “reconectar con mi trabajo en una residencia de Arte”.

En su nota-despedida de los amigos virtuales, la joven creadora cubana se dirige a la “Seguridad del Estado, que tuvo la ‘gentileza’ de decirme que no me estaba exiliando”, ironiza la artista y añade que “su declaración sobraba, así como su ‘chacalismo cheo’ al desearme buen viaje”.

Según advierte la artista a la policía política del régimen, que la acosara y encerrara en su hogar como cárcel sin previo juicio, su salida “es sólo un viaje".

"Nunca he pensado o actuado desde las lógicas despóticas, maniqueas y pseudopatrióticas que imponen su demarcación del territorio nacional y así será siempre”, aclara.

Lobón subraya que, en lo personal, le repele e insiste en suprimir "el sino dramático derrotista que rodea los conceptos de exilio o destierro, quizá porque su revocabilidad me parece tan inminente, como la de la dictadura”.

La artista finaliza su nota pidiendo la libertad de los que llama héroes políticos, porque "existencial y éticamente, condenados y presos sólo están sus carceleros”.

En su despedida temporal, Lobón hace referencia a Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel Castillo Pérez "El Osorbo”, Félix Navarro y José Daniel Ferrer, detenidos todos el pasado 11J durante el levantamiento popular en Cuba, y se remite al poema de Arenas, el cual pide leer “sin melancolía, porque no cabe en estos tiempos preciosamente convulsos”, y del cuál citamos este fragmento:

“Pero te seguimos buscando, patria,
en las amenazas del nuevo impostor
y en las palmas que revientan buldoceadas.

Sé que no existe la visión
del que siempre perece entre las llamas
que no existe la tierra presentida.

Pero, te seguimos buscando, tierra..."

No participes, no asistas y no apoyes la 14ª Bienal de La Habana, piden artistas y curadores cubanos

Una obra de la artista Rachel Valdés en la 12ma Bienal de La Habana, celebrada en Mayo de 2015. REUTERS/Alexandre Meneghini

Un grupo de intelectuales cubanos ha publicado un documento exhortando a la comunidad artística y al público en general a no participar, no asistir y no apoyar esta la 14ª Bienal de La Habana, a celebrarse del 12 de noviembre de 2021 al 30 de abril de 2022.

Los organizadores de este evento, entre los que figuran el Ministerio de Cultura, el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam y el Centro Desarrollo de las Artes Visuales (CDAV), expresaron en una convocatoria que en esta ocasión quieren "privilegiar la presencia de artistas nacionales".

Sin embargo, los artistas, curadores, escritores y periodistas que hacen el llamado a boicotear el evento enumeran importantes razones:

- por las injusticias que está cometiendo el gobierno cubano contra los artistas y ciudadanos cubanos, que buscan ejercer sus derechos constitucionales.

- porque artistas cubanos han estado, y otros aún permanecen, en prisión; porque docenas de profesionales del arte están bajo reclusión domiciliaria; porque más de mil de nuestros conciudadanos fueron arrestados durante las protestas masivas que tuvieron lugar el 11 de julio. De los detenidos en las protestas, más de quinientos cubanos siguen en la cárcel, algunos menores de edad.

- porque hemos agotado otros medios para continuar nuestros esfuerzos para liberar a nuestros compañeros.

Los firmantes de este documento, entre los que destacan los artistas Tania Bruguera, Sandra Ceballos Obaya, Coco Fusco, Henry Eric Hernández, Marcos Castillo, Julio Llópiz-Casal, Hamlet Lavastida y Tomás Sánchez, aseguran que han enviado cartas, emitido peticiones, expresado nuestra indignación en la prensa y en Internet.

"Hemos hecho arte y música como protesta. Hemos ayunado en público. Hemos rezado en las iglesias. Nuestros amigos en el extranjero se han manifestado y han presionado a sus políticos. El Parlamento Europeo y las Naciones Unidas han condenado la detención y el acoso de los cubanos que han tratado de expresar su creatividad y voluntad política pacíficamente. Y, sin embargo, nuestros colegas y conciudadanos aún siguen detenidos. Aún continúan acosados, privados de acceso a las telecomunicaciones, bajo vigilancia, y con sus familias amenazadas", indica el texto.

"Son las mismas instituciones y los mismos funcionarios que organizan la XIV Bienal de La Habana, los que se niegan a escucharnos, quienes han consentido y participado en la violencia ejercida contra artistas y trabajadores de la cultura, por intentar una mayor autonomía para nuestra cultura y los derechos civiles de la ciudadanía", agrega el documento.

"Esto no es más un caso aislado de censura sino un esfuerzo sistémico del gobierno por callar a aquellos que piensan diferente, es la vida de los trabajadores de la cultura lo que está en riesgo", concluyen.

Cargar más

XS
SM
MD
LG