Enlaces de accesibilidad

América Latina

La poetisa Gioconda Belli: En Nicaragua hay dictadura y Cuba es muy totalitario

Una imagen de los gobernantes de Nicaragua, Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Hablar de Gioconda Belli es hablar de historia, de poesía, de seducción, pero también de controversia, informó la Voz de América, VOA.

Belli es una destacada poeta nicaragüense que ha sido galardonada en múltiples ocasiones por su obra que ha sido traducido en varios idiomas.

Recientemente ganó el Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma por su libro de poesía “El pez rojo que nada en el pecho”.

Belli participó activamente en la revolución sandinista en Nicaragua, y dice no arrepentirse de ello. En una ocasión expresó su admiración al líder cubano Fidel Castro, que murió en noviembre de 2016, lo que le generó críticas en su momento.

En noviembre del 2020, Belli dio su apoyo al Movimiento San Isidro con un poema, en coordinación con Amnistía Internacional. “Esto es para Luis Manuel Otero”, dice Belli al inicio de su grabación, “para Denis Solís, para Anamely Ramos, para el Movimiento San Isidro en Cuba, para todos los que han estado ahí, aplaudiendo y que están allí, dando una extraordinaria muestra de solidaridad”.

En una entrevista con la Voz de América, la destacada poeta nicaragüense habla sobre su obra; su incursión a la política y critica al gobierno del presidente Daniel Ortega y Rosario Murillo, al que cataloga como “una monarquía”. También aborda el tema cubano.

VOA: Ya han pasado más de 40 años de la revolución sandinista. En la actualidad solo es un recuerdo, según analistas que opinan que ha sido instaurada otra dictadura. ¿Cómo ve usted el modelo actual del presidente Daniel Ortega?

Gioconda Belli (GB): Fui la primera que hace años definió el concepto de Estado de Daniel Ortega y Rosario Murillo como una monarquía. Ellos actúan como reyes. Los poderes absolutos están concentrados en ellos y lo que les piden a sus súbditos que es lealtad y fe en sus designios, es totalmente contrario a la democracia, a un Estado moderno, y lo justifican con un supuesto programa socialista, que, por cierto, Rosario Murillo, ha dejado de decir cristiano, socialista y solidario; y esa noción de un socialismo, que empezó con la idea del socialismo del Siglo XXI de Hugo Chávez, que se permitía una especie de mezcla de capitalismo con el socialismo.

Aquí (en Nicaragua) se intentó durante la primera etapa del gobierno de Daniel Ortega. Tuvo algunos éxitos (las medidas socialistas), debido a que el sector privado aceptó aislarse de la política para poder seguir con su desarrollo económico, pero que, en abril de 2018, con la rebelión de toda la gente contra la arbitraria y criminal manera en que respondieron a la protesta popular, eso se acabó y ahora lo que hicieron fue tomar totalmente las riendas del poder. Ese poder, ya no es una mezcla de capitalismo y socialismo, ya está tendiendo a cerrar los espacios para que el poder se concentre más y más, tanto el poder económico, como el poder político.

VOA: ¿Se arrepiente de haber creído en la revolución sandinista?

GB: No me arrepiento absolutamente de haber luchado contra la dictadura somocista. Creo que la juventud de ese tiempo escribió una épica historia de un pueblo que se armó, y que logró insurreccionarse para botar una dinastía de 45 años. No me puedo arrepentir de haberlo hecho, me siento muy agradecida con los miles de personas que murieron en esa lucha, con compañeros que eran valientes, inteligentes.

Realmente lo trágico de esa revolución fue que llegamos con muy pocos de los mejores cuadros del frente sandinista vivos, se fueron perdiendo en el camino las mentes más lúcidas y eso lo pagamos a la hora de tomar el poder.

VOA: ¿Pensó que volvería a ver otra dictadura, a como lo llaman los críticos a Daniel Ortega?

Jamás pensé que volvería a ver una dictadura".

GB: Jamás pensé que volvería a ver una dictadura. Creo que durante los años 80 no logramos una democracia. Hubo una actitud muy sectaria, excluyente y los conocimientos de manual que teníamos de la sociedad, y de cambios sociales que debía haber nos llevaron a convertirnos a otra dictadura. Entiendo perfectamente a la gente que me ha contado historias desde los 90, lo que sufrieron, cómo la pasaron y realmente nosotros en ese momento, pienso, lo que había era una obediencia a la dirección nacional y un sentido de la historia que tenía que cambiar y que tenían que sufrir algunos, sobretodo económicamente para que hubiera igualdad social y hubiera una mejor repartición de la riqueza, pero todo lo que se derivó de esa cerrazón, y poder absoluto del frente sandinista fue muy negativo para Nicaragua y hay que reconocerlo para que nunca más se vuelva a repetir.

No pensé que volvería ver otra dictadura y estoy aterrada, no solo porque esta dictadura tiene un carácter todavía más perverso al comportarse como una monarquía, sino por la crueldad que he visto en estos meses, el cinismo, por ejemplo, confiscar oficinas de 100% Noticias y Confidencial y pintarlas en rosado; el cinismo con el que están apresando a la gente acusándolas de tráfico de drogas. Realmente es espeluznante, gente que no tiene el menor respeto, ni por la vida ni por la libertad de los demás.

VOA: En una ocasión usted describió a Fidel Castro como un “líder”, ¿me podría contar un poco el por qué. ¿Qué le evoca el fallecido Castro?

Esa ocasión que hablé de Fidel Castro fue cuando él murió. Ya en ese momento yo estaba totalmente desilusionada del Fidel Castro que había sido durante los años 60, - cuando estaba adolescente y cuando empecé a tener una visión revolucionaria-, un personaje mítico prácticamente en la izquierda, no solo de Nicaragua, sino de América Latina, pero cuando muere yo estaba clara que en Cuba se había instalado una dictadura; que habían tenido logros en la medicina, en lo social, en la educación, ¿pero de qué le sirve? La gente que se educa se tiene que ir de Cuba. Es un país muy totalitario, donde no hay una libertad real y eso me tenía muy clara de que Fidel Castro había tenido un papel negativo por su terquedad en Cuba.

Cuando él murió dije eso, porque no iba a decir algo tan malo de Fidel Castro, porque también me acordaba de esa figura heroica de mi adolescencia. Entonces dije que había puesto sueños de justicia, en mucho de los que luchamos contra una dictadura en ese entonces.

VOA: Poeta, en un plano no tan político, ¿cómo le va con sus poemas y libros? Algunos cargan con el estigma de ser eróticos. ¿Qué intenta transmitir con esto?

GB: Acaba de publicarse un libro en España que se llama El pez rojo que nada en el pecho, que ganó un premio de poesía muy importante (Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma). Recoge mis poemas mas recientes, poemas que no estaban editados y que alguna gente conoce, luego estoy trabajando en una novela. Mi última novela fue muy reconocida por la crítica, y los lectores. Yo siento que sigo en mi trabajo, soy una escritora profesional, trabajo y espero que mis obras vayan mejorando y sean más queridas y aceptadas por la gente.

Me siento muy contenta porque tengo un gran seguimiento de lectores y lectoras que sienten que les he aportado, sobre todo una gran visión de la mujer. Lo del erotismo yo pienso que ya es una etiqueta que me pusieron que era muy joven que empecé a escribir del cuerpo. Todo depende cómo uno entiende el erotismo. Era no sentir vergüenza de mi cuerpo, de ser mujer, asumir mi propia sexualidad de una manera libre y gozosa, porque a las mujeres mucho nos han hecho sentirnos culpables por nuestra sensualidad, por eso a las árabes las visten de negro, por eso es que Eva es considerada la seductora que perdió el paraíso terrenal, entonces estoy en contra de esa visión culposa, pecaminosa de la mujer y eso fue lo que hice, escribir poemas que hablan de la mujer de otro modo, y verme como mujer desde esa perspectiva. Por eso me gané esa etiqueta de erótica. Pero mis poemas son políticos, de amor, de desilusión, de haber sido madre, esposa. Yo creo que hay de todo en mi poesía.

VOA: ¿Cómo se enrumbó hacia la poesía?

GB: Creo que uno no se enrumba en la poesía. La poesía lo encuentra uno y uno se tira al agua a nadar en ese río de las palabras que es la poesía.

VOA: Hace poco cerró PEN, capítulo Nicaragua. ¿Cuáles fueron las razones?

GB: PEN suspendió sus labores debido a la Ley de Agentes Extranjeros. Esa ley es arbitraria y hecha exclusivamente para impedir el financiamiento a los partidos durante la campaña electoral, y para impedir que las oenegés funcionen en el país porque la dictadura ha considerado que empoderan a sectores de la sociedad civil que ellos (en el gobierno) no quieren ver empoderados.

En el caso de PEN hemos tenido dos misiones, defender la libertad de prensa, y la otra promover la literatura.

Entonces si nos vamos a inscribir como agentes extranjeros, estaba descartado porque la Ley dice que quienes se inscriban perdíamos nuestros derechos políticos. Entonces optamos por no inscribirnos y seguiremos apoyando la vida cultural de Nicaragua cada uno por su lado. Yo ya fundé un club de las letras, que vamos a seguir haciendo reuniones para discutir libros, porque sí tengo un compromiso con la cultura de mi país.

Vea todas las noticias de hoy

¿Qué papel tuvo el voto nulo en las elecciones de Ecuador?

El banquero Guillermo Lasso es el presidente electo de Ecuador, tras ganar la segunda vuelta electoral el 11 de abril de 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez.

Un histórico aluvión de votos nulos, con casi 2 millones, en los últimos comicios ha puesto en evidencia el descontento de la población ecuatoriana frente al actual sistema electoral.

MIAMI, FLORIDA - La segunda vuelta de las elecciones en Ecuador arrojó un resultado sin precedentes: más de 1,7 millones de votos fueron declarados nulos. Esa cifra representa el 16,33% de los votos. Muchos apuntan a que se debe al efecto Yaku Pérez, del Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik, tras un alegato a sus seguidores para que depositaran un voto que no apoyara a ninguno de los dos candidatos.

Para entender esta situación, primero debemos remontarnos al 7 de febrero de 2021. En esa fecha se llevó a cabo la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Ecuador dejando un resultado muy ajustado.

Una victoria por la mínima

El Consejo Nacional Electoral de Ecuador determinó, tras dos semanas de recuento, que el candidato conservador Guillermo Lasso, del movimiento Creando Oportunidades (CREO) junto a una alianza con el Partido Social Cristiano (PSC), sería el escogido para pasar a la segunda vuelta de los comicios celebrados el 11 de abril.

La diferencia entre Lasso y Pérez era de tan solo 32.600 votos.

“Nos robaron las #Elecciones2021 pero no la esperanza”, escribió el aspirante presidencial por el movimiento político indigenista Pachakutik a través de su cuenta de Twitter el pasado 11 de marzo.

El candidato presidencial de Ecuador, Yaku Pérez, saluda a simpatizantes durante una marcha simpatizantes que exigían un recuento de los votos emitidos durante la elección presidencial del 7 de febrero. REUTERS/Santiago Arcos.
El candidato presidencial de Ecuador, Yaku Pérez, saluda a simpatizantes durante una marcha simpatizantes que exigían un recuento de los votos emitidos durante la elección presidencial del 7 de febrero. REUTERS/Santiago Arcos.

Llamado al voto nulo

Con ese mensaje Pérez quiso expresar su disconformidad con los resultados del CNE e hizo un llamado a la población: No se decantó por ninguno de los candidatos y pidió el voto nulo para evidenciar el apoyo de una parte importante de la población.

Y parece que ese llamado tuvo su efecto ya que en la segunda vuelta se contabilizaron 1.746.231 votos nulos, una cifra que aumentó considerablemente, teniendo en cuenta que en los anteriores comicios de 2017 hubo unos 670.000 votos nulos aproximadamente.

“Yo quería un presidente que se preocupara por la comunidad indígena”

Muchos de esos sufragios pertenecen a votantes decepcionados con el sistema electoral.

Erika Arango lleva más de 20 años vendiendo artesanías en la capital ecuatoriana. Ella acudió a las urnas convencida del cambio y con la esperanza de que hubiera un candidato que se preocupara por la comunidad indígena. En febrero, depositó su votó a favor de Yaku Pérez. Pero tras conocer que su candidato no pasaba a la segunda vuelta, ella tuvo clara su intención de voto: “Por el nulo”.

Ecuador celebró segunda vuelta electoral el pasado domingo 11 de abril de 2021. Cerca de 2 millones de votos fueron nulos. REUTERS/Santiago Arcos.
Ecuador celebró segunda vuelta electoral el pasado domingo 11 de abril de 2021. Cerca de 2 millones de votos fueron nulos. REUTERS/Santiago Arcos.

Como ella, casi dos millones de ecuatorianos optaron por esa vía. El voto en Ecuador es obligatorio. Si alguien no ejerce el sufragio sin ninguna razón justificada se enfrenta a una sanción del 10 por ciento del salario mínimo mensual.

“Yo estoy decepcionada de la política, y creo que Yaku (Pérez) debió haber presionado más. Y es por eso que yo también voto nulo”, dijo en unas declaraciones recogidas por la Voz de América.

Voto nulo: “una protesta social”

Ese movimiento, el del voto nulo, ha cogido cada vez más fuerza en el país, especialmente en un segmento de población que no se siente reflejada en sus representantes políticos ni en las instituciones públicas.

“Había que difundir el voto nulo, de absoluta nulidad, como una protesta social, como una indignación de todo el fraude que vivió este proceso electoral”, señaló por su parte Cecilia Velásquez, subcoordinadora nacional de Pachakutik.

El candidato Pérez, un declarado opositor a Lasso, insiste en que el resultado electoral tiene que obligar al nuevo presidente a escuchar al pueblo.

“Creo que es una elección que está dando al país y al nuevo presidente en que tiene que escucharnos”, dijo el abogado de 52 años a Radio Francia Internacional (RFI).

¿Decisión ideológica favoreció a Lasso?

Sin embargo, algunos consideran que el voto nulo no fue la mejor solución para afrontar este descontento con el sistema electoral ecuatoriano.

“¿Fue una decisión consecuente con los postulados que dice defender la socialdemocracia y con los postulados que dice defender Pachakutik fue una decisión adecuada en términos políticos irse por el voto nulo ideológico? Yo creo que no”, comentó Pabel Muñoz, coordinador del Grupo Parlamentario por la Erradicación de la Pobreza y Cumplimiento en la Asamblea del Ecuador.

En la primera vuelta, el partido de Pérez ganó en 13 de las 24 provincias y en toda la Amazonía del país. En la segunda, la sierra y la Amazonía fue arrebatada por el movimiento de Lasso.

Ante esto, Muñoz sostiene que “el voto nulo fue una posición que favoreció al candidato de la derecha”, es decir, a Guillermo Lasso.

“Si tenemos la madurez para decirnos de frente, y con respeto, las críticas, yo criticaría a la izquierda democrática y a Pachakutik de haber tomado una decisión aparentemente ideológica para hacerle el juego al partido de la derecha”, insistió.

Con todo, está convencido de que si Pérez en vez de haber hecho el llamado al voto nulo, se hubiera decantado por apoyar al otro candidato, a Andrés Arauz, “hubiese ganado la opción progresista”.

“Le hizo el juego a una derecha especulativa, basada en la economía de casino, que cree más en la libre movilidad de los capitales que en el respeto al derecho de las personas”, agregaba al respecto.

¿Qué esperar?

Muchos se preguntan qué es lo que va a pasar a partir de ahora, especialmente con esos casi dos millones de personas que, aparentemente, han expresado su decepción con el sistema.

“Es hora de unidad de todos los sectores populares, haremos de las calles y territorios nuestro campo de resistencia”, dijo Leonidas Iza Salazar, un líder indígena que también forma parte del partido Pachakutik. Al mismo tiempo, envió un mensaje a sus adversarios políticos: “Seguimos en pie de lucha, eso que quede claro”.

Candidato socialista sorprende y disputará presidencia de Perú en balotaje

Trabajador de la Oficina Nacional de Elecciones del Perú chequea temperatura de votante de la etnia Quechua

El candidato socialista de izquierda Pedro Castillo, que había pasado casi desapercibido antes de la votación, sorprendió en las elecciones de Perú y definirá la presidencia en un balotaje con un rival liberal conservador o de derecha, según resultados oficiales parciales difundidos el lunes.

Castillo -un dirigente sindical de 51 años- obtenía el 16,56% de los votos, seguido por el economista liberal Hernando de Soto con 13,26%, la derechista Keiko Fujimori con el 13,02% y el ultraconservador Rafael López Aliaga con el 12,79%, dijo la oficina electorales (ONPE) con el 64,1% de actas procesadas.

Castillo, que ha captado el descontento de muchos pobres, sobre todo del interior del país, había emergido en los primeros lugares en los sondeos en la recta final de las elecciones, con un discurso radical de izquierda.

.Los inversionistas pueden estar alarmados por el resultado de la elección

La sorpresa del profesor de primaria puso nervioso a los inversionistas en Perú, que si bien durante mucho tiempo ha sido políticamente turbulento, es uno de los mercados más firmes y confiables de la región, atrayendo flujos a sus bonos y moneda.

La moneda peruana, el sol , caía un 0,88%, a 3,636/3,657 unidades por dólar, pese la intervención del banco central con swaps cambiarios por 100 millones de soles. En la apertura del mercado había caído hasta un 2,07%. El índice referencial de la bolsa limeña descendía en tanto un 2,84%.

"Los inversionistas pueden estar alarmados por el resultado de la elección", dijo Nikhil Sanghani, economista para América Latina de Capital Economics en un reporte, y agregó que el resultado subraya el descontento político en el país.

"Este resultado es una sorpresa y puede poner a los mercados financieros peruanos en retroceso. Por ahora una tendencia clara es la profunda fragmentación de la política peruana", dijo.

Entre las promesas de campaña de Castillo destacan la redacción de una nueva Constitución para debilitar a la elite empresarial y dar al Estado un rol más importante en la economía.

Quisiera saludar a los pueblos más olvidados de mi patria, saludar a los hombres y mujeres que están en el ultimo rincón del país

Castillo ha prometido acabar con la corrupción, que ha salpicado a los seis anteriores presidentes de Perú, reducir el sueldo de los funcionarios públicos y renegociar contratos con las empresas extractivas para obtener más beneficios para la población. Perú es el segundo mayor productor mundial de cobre.

Agitación política

Tras conocerse las primeras cifras, los simpatizantes de Castillo celebraron el domingo en la región andina y minera de Cajamarca, en el norte de Perú, donde reside el candidato.

"Quisiera saludar a los pueblos más olvidados de mi patria, saludar a los hombres y mujeres que están en el ultimo rincón del país, saludar a quienes están allá en las fronteras de la patria donde no hay presencia del Estado", dijo Castillo. "Hoy al pueblo peruano se le acaba de quitar la venda de los ojos".

Alejandro Arévalo, gerente de deuda de mercados emergentes de Jupiter Asset Management, dijo que los inversionistas estaban acostumbrados a la volatilidad política en Perú después de años de turbulencias, pero agregó que algunas de las políticas de Castillo eran "bastante aterradoras" para el mercado.

"Está hablando de nacionalización, de que el gobierno tome el control de la economía (...) así que es algo que podría traer una volatilidad significativa al mercado", añadió.

aquellos que han señalado que no quieren que Perú se convierta en Cuba o Venezuela

Un conteo rápido de la encuestadora Ipsos Perú dijo que Castillo habría recogido hasta el 18,1% de los votos y colocó a Fujimori -hija del encarcelado exmandatario Alberto Fujimori- como rival del balotaje en el segundo lugar con un 14,5%.

Si se confirma a Fujimori -de 45 años- sería la tercera vez que intenta llegar al poder en una segunda ronda electoral, en momentos que el país transita por el peor momento de la pandemia de coronavirus con récords de muertos y contagios.

Los sondeos ya anticipaban que todos los candidatos quedarían muy lejos de obtener más del 50% de los votos necesarios para ganar los comicios presidenciales, por lo que las autoridades consideraron un balotaje el 6 de junio.

"Los votantes quieren cambios y muchos no se sienten representados y rechazan las estructuras políticas tradicionales", dijo Goldman Sachs antes de la votación.

La herencia de Fujimori

La posibilidad de que Fujimori sea la rival en el balotaje podría calmar a los inversores, según analistas. La candidata es considerada como una amiga del libre mercado.

Fujimori afirmó tras los primeros resultados que estaba dispuesta a trabajar con De Soto y López Aliaga, políticos que respetan el actual programa económico y la Constitución que se redactó en 1993 durante el primer Gobierno de su padre.

"Hay muchas coincidencias con candidatos y partidos que vienen en el primer pelotón. Hago una invocación a ellos que han señalado que creen que un modelo de inversión privada, aquellos que han señalado que no quieren que Perú se convierta en Cuba o Venezuela", dijo la candidata a periodistas la noche de domingo.

Fujimori, que podría convertirse en la primera mujer presidenta de Perú, hizo buena parte de su campaña recordando la gestión de su padre, a quien ha prometido indultar.

La figura de exmandatario Fujimori aún divide a Perú. Sus simpatizantes lo recuerdan como un líder que salvó al país del terrorismo y el colapso económico, pero sus detractores dicen que fue un déspota que disolvió el Congreso, juzgó a sus enemigos ante tribunales encapuchados y violó los derechos humanos para mantenerse en el poder una década.

Según el conteo rápido de Ipsos Perú, el nuevo Congreso de 130 miembros elegidos en estos comicios seguirá estando muy fragmentado, con 11 partidos dispersos políticamente, un escenario complicado para el futuro gobierno de cinco años

Ecuador se aleja del socialismo, banquero Lasso gana las elecciones (VIDEO)

La derecha obtiene el poder en Ecuador después de 14 años
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:42 0:00

QUITO, 11 abr (Reuters) - El banquero ecuatoriano Guillermo Lasso obtuvo una victoria sorpresiva en la segunda vuelta presidencial del domingo contra el economista de izquierda Andrés Arauz, poniendo al país en camino de mantener las políticas abiertas al mercado en lugar de volver al socialismo.

Su victoria será bienvenida por los inversores extranjeros, que quedaron desconcertados por las promesas de Arauz de un amplio gasto social pese a las débiles finanzas públicas y una economía con problemas de liquidez, y contrarresta una tendencia en América Latina de triunfos electorales para la izquierda en Argentina y Bolivia.

No obstante, también enfrenta un panorama desafiante para reactivar una economía que todavía está luchando después de un brutal brote de coronavirus el año pasado, que se ha disparado en los últimos meses en medio de una campaña de vacunación que avanza con lentitud y denuncias.

"Es un día en que todos los ecuatorianos han decido su futuro, han expresado con su voto la necesidad de cambio y el deseo de mejores días para todos", dijo Lasso en un mitin donde sus partidarios eufóricos coreaban "¡Lasso presidente!".

Lasso obtenía el 52,5% de los sufragios, por el 47,5% de Arauz, con casi la totalidad del escrutinio, según cifras oficiales del Consejo Nacional Electoral, que no declarará formalmente a Lasso ganador hasta que realice una revisión de actas observadas.

Arauz reconoció la derrota en un discurso que fue marcadamente diferente a su tono combativo de la campaña electoral.

"Este es un traspié electoral, pero de ninguna manera es una derrota política ni moral porque nuestro proyecto es de vida, es una lucha", dijo Arauz, quien llamó a Lasso para felicitarlo.

La tercera candidatura presidencial de Lasso parecía poco probable en una nación cansada de dolorosas medidas de austeridad económica e inicialmente cautiva por las promesas de Arauz de donar 1.000 dólares para familias pobres y un retorno a la generosidad del socialismo.

Lasso, de 65 años, se despojó de su imagen conservadora en la segunda vuelta prometiendo avances en asuntos como los derechos a los animales y más esfuerzos para detener la discriminación por orientación sexual.

"SIN PERFIL PROPIO"

Arauz fue incapaz de separar su imagen de la de su mentor, el expresidente Rafael Correa, quien obtuvo un amplio apoyo popular para los programas de bienestar social durante la década que estuvo en el poder.

Sin embargo, Correa también fue visto como un político combativo y su reputación quedó empañada por cargos de sobornos de los cuales fue declarado culpable en ausencia mientras se encontraba en Bélgica, donde vive actualmente.

"Fue una candidatura que no logró definir un perfil propio y distanciarse de Correa, porque sabía que al hacerlo se quedaba huérfano de la votación dura que está detrás de Correa", dijo el analista político Julio Echeverría.

Las cifras de la autoridad electoral muestran que hubo casi 1,7 millones de votos nulos, probablemente el resultado de la llamada del activista indígena Yaku Pérez a simpatizantes para anular sus votos.

Pérez se postuló en la primera ronda presidencial de febrero y perdió por poco ante Lasso su puesto en la segunda vuelta. El activista atribuyó su derrota a un fraude electoral que denunció sin mayores pruebas.

Al asumir el cargo el 24 de mayo, Lasso tendrá que demostrar que es más exitoso que el presidente Lenín Moreno en el uso de las políticas de libre mercado para estimular la economía.

Moreno, que no buscó la reelección, impuso dolorosa medidas de austeridad como parte de un acuerdo de 6.500 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional, persiguió acuerdos comerciales y buscó estimular las industrias de exportación.

No obstante, no logró reactivar a la economía que ya estaba débil debido a los bajos precios del crudo cuando llegó la pandemia de coronavirus.

Informe revela las carencias de los venezolanos para poder cumplir cuarentena

Una mujer con tapaboca cruza una calle en Caracas, el 26 de diciembre de 2021. [Foto: AP/Archivo]

Un 57% de los hogares en Venezuela presenta condiciones que impiden mantener una cuarentena prolongada y aumentan la vulnerabilidad de las familias, en caso de contagiarse de coronavirus, según estudio publicado en Caracas.

Venezuela tiene un año y un mes con medidas de cuarentena que se flexibilizan, periódicamente, y sin un cronograma claro, previa decisión del Gobierno. A pesar del confinamiento ordenado, esta semana, Miguel Valera, vendedor ambulante, no está dispuesto a quedarse en casa.

"Salgo arriesgándose, porque tengo que llevar comida hasta mi hogar”, asegura a la Voz de América, VOA.

Junto a él viven ocho familiares, en una zona pobre donde, según relata, los servicios públicos no están garantizados.

"No tengo electrodomésticos, porque allá la corriente es poca, no es suficiente [electricidad] para arrancar una nevera, el agua llega cada 15 días”, comenta Valera.

Como en casa de Miguel, en la mitad de los hogares venezolanos hay al menos una persona que trabaja por cuenta propia, sin posibilidad de mantenerse en confinamiento, tal y como revela un estudio de la firma ANOVA.

"Hay un grupo mayoritario que no tiene ninguna forma de acceder a ninguna forma de trabajo a distancia o de educación a distancia, porque no tienen acceso a Internet, o no tienen tableta o computadora en la casa. Ese grupo puede ser entre el 80 y 60 por ciento de la población”, explica Omar Zambrano, economista de la firma ANOVA, a la VOA.

La investigación muestra otros elementos que hacen vulnerables a los venezolanos, en caso de contagiarse de COVID-19.

”Hay indicadores que dicen, por ejemplo, que el 95% de los hogares no tiene cobertura de seguro médico, que les dé un acceso efectivo a la salud”, apuntó Zambrano.

Y es tal la dificultad, que en el portal en internet GoFundMe hay al menos 2.200 campañas activas para recaudar fondos para pagar tratamientos contra el coronavirus, en Venezuela.

El estudio también explica que 2020, el 19,2% de los hogares venezolanos consultados que declararon haber sufrido alguna afección de salud, indicaron no poder acceder a medicamentos, principalmente por razones económicas.

Otro de los aspectos que hace más difícil poder mantener un confinamiento tan prolongado como el que se ha vivido en Venezuela es que, según los datos de la firma ANOVA, un 20% de los hogares presentan condiciones de hacinamiento, es decir, que tienen más de 3 personas viviendo en una misma habitación.

El Gobierno de Nicolás Maduro anunció esta semana una serie de medidas económicas para aliviar consecuencias de la pandemia. Entre ellas, una bonificaciones especiales y la reducción de un porcentaje en el pago de alguno de los servicios básicos, ambas a través del registro del gobierno conocido como “Sistema Patria”.

Crítica la situación de Venezuela durante la pandemia
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:26 0:00

La izquierda, "el hechicero de América"

La izquierda, el hechicero de América
please wait

No media source currently available

0:00 0:12:20 0:00

La izquierda en América Latina, con su devastador historial de pobreza, violaciones a los derechos humanos, éxodo masivo y estados fallidos, continúa aferrándose en el continente y amenaza con tomar estados democráticos, según expresaron analistas en Foro, un programa de la Voz de América, VOA.

El embajador Jaime Aparicio, quien representó a Bolivia en la OEA y Milos Alcalay, quien representó a Venezuela ante la ONU, coincidieron en que la izquierda, lejos de ser un movimiento desarticulado, es una columna ideológica monolítica bien estructurada y financiada. Su objetivo, según los embajadores: la erradicación de las libertades y la entronización del poder para beneficio sólo de un anillo minoritario. No obstante, quienes defienden el socialismo argumentan que continúa siendo la mejor opción contra un capitalismo que apoya la democracia a través de la ostentación del poder.

Idealismo y tiranía

Pero ¿por qué, la izquierda, pese a su historial de fallos, continúa atrayendo a millones en Latinoamérica? Para el doctor Aparicio, la respuesta está en la idealización del bien común. “Todos hemos tenido esas imágenes, esos íconos del supuesto David peleando contra Goliat. Ese aparato se ha ido transformando y se ha ido volviendo mucho más perverso a medida que han aprendido las técnicas de represión, de investigación de Europa del Este, la Unión Soviética, la Alemania Oriental. Y se convirtieron en lo que hoy es el Foro de Sao Paulo”.

El Foro de Sao Paulo fue creado en 1990 por el Partido de los Trabajadores de Brasil. Agrupa a organizaciones de izquierda y su intención es luchar contra el nuevo orden internacional surgido después de la caída del Muro de Berlín. Busca ser la alternativa al neoliberalismo.

Venezuela, exportador del fracaso

Pese al declive de los movimientos de izquierda y del discurso público de sus líderes, el socialismo recobró nuevos bríos con el ascenso al poder de Hugo Chávez en Venezuela en 1999, dijo el doctor Alcalay. Su discurso populista atrajo a los electores, alienados por la corrupción política del país y deseosos de sustanciales cambios que les dieran acceso gratuito a servicios. El experimento causó la peor crisis económica, política y migratoria del continente. De paso, perpetuó a Hugo Chávez en el poder por más de 14 años.

“Los viudos y viudas del marxismo colapsado se prepararon y encontraron en Chávez, en Venezuela, la formula para financiar, para exportar otro tipo de modelo diferente al fracasado golpismo de las guerrillas”, dijo Alcalay

Tanto Alcalay como Aparicio concuerdan en que si la izquierda llega a tomar el poder en Ecuador, o si llegan a tomar posiciones de influencia en Brasil, ello causará una daño devastador para la democracia en el hemisferio.

Cargar más

XS
SM
MD
LG