Enlaces de accesibilidad

Mundo

La libertad con características chinas

Jiang Tianyong, sometido a juicio el 22 de agosto de 2017 en la ciudad de Changsha (Afp)

El pasado 28 de febrero le liberaron, pero no le dejaron libre: "La Policía me llevó a un complejo hotelero y allí empecé una huelga de hambre como protesta", cuenta el abogado Jiang Tianyong, uno de los ejemplos del trato de Pekín a sus ciudadanos más "incómodos".

Cuando la agencia de prensa Efe se pone en contacto con él, Jiang -sentenciado a dos años de cárcel en noviembre de 2017 por "incitar a la subversión del Estado"- solicita que la comunicación sea a través de una aplicación censurada en China que encripta los mensajes y los destruye al poco de transmitirse.

Amnistía Internacional dijo que el juicio del 2017 fue una farsa y exigió la libertad de Jiang.

Cualquier precaución es poca para un hombre que ha pasado dos años y medio encerrado, varias semanas incomunicado, al que le han roto las costillas a golpes, ha sido sometido a noches interminables de interrogatorios violentos, ha sido privado de sueño, de ver la luz del sol y forzado a recitar canciones comunistas cada mañana al despertar.

Para Amnistía Internacional, el de Jiang es un caso paradigmático de la suerte sufrida por centenares de letrados involucrados en la defensa de colectivos que Pekín considera sensibles.

La prensa, sin embargo, está dividida: para los medios internacionales, el señor Jiang cuadra con la descripción esbozada por la ONG, mientras que la censurada prensa china le considera un caballo de Troya de Occidente y niega que fuera sometido a tortura.

Consultado por Efe sobre las alegaciones de torturas de condenados a penas de cárcel, el Ministerio de Justicia de China asegura no tener constancia de tales casos.

Desde el arresto domiciliario 'de facto' de la casa de sus padres en la provincia oriental de Henan, Jiang Tianyong desgrana a lo largo de una entrevista de varios días sus turbulentos últimos años.

¿Cómo se encuentra después de varios años de reclusión?

El 2 de marzo me trajeron a casa de mis padres, y hay unos 20 agentes que me vigilan día y noche, en turnos de 5 ó 6 personas, y con 3 ó 4 coches. Cuando salgo a la calle, me siguen. Cuando quiero salir del distrito, me lo impiden. Hace más de dos años que no conozco mi situación médica y quiero hacerme un examen completo, pero como siempre me siguen y me limitan la libertad, no he podido hacerlo.

El 20 de abril se me empezaron a hinchar las piernas, y hasta el 24 de junio han empeorado. He ido a varios hospitales locales, pero no han encontrado un motivo para la hinchazón. El 13 de julio les dije a los vigilantes que necesitaba ir a Pekín para revisar mis piernas y no me dejaron ir.

En Pekín está mi médico de confianza. Les pedí que, si no podía ir, que trataran de que él acudiera aquí, y se comprometieron, pero todavía no me han dicho nada y han pasado varios días. Son unos mentirosos.

En la cárcel me hicieron varios exámenes médicos, pero no me decían más que todo estaba bien. Además los doctores no tienen ética profesional: cuando les muestran una placa de policía, los médicos hacen lo que les digan. Así que no me creo esos exámenes.

Después de salir de la cárcel, yo pensé que tenía libertad, y ellos así me lo dijeron, pero cuando salgo, me lo impiden. Cuando hablamos, no te ponen pegas, pero cuando vas a hacerlo, siempre buscan excusas para que no puedas. Es su forma de hacer las cosas.

¿Por qué se dedicó a la defensa de casos de Derechos Humanos?

En realidad, no lo hice a propósito. Después de obtener mi licencia de abogado, me fui a Pekín y empecé allí a trabajar como abogado en noviembre de 2004. Al principio, yo creía en la ley. Y la ley dice que puedo ofrecer mis servicios a todos y acepté todos los casos sin hacer diferenciaciones.

Pero después empecé a recibir algunos casos sensibles y el Ministerio de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional nos advirtieron de que eran casos en los que no podía trabajar.

Trabajando en esos casos, me di cuenta de que los acusados no habían cometido ningún delito: no eran criminales. Habían actuado dentro de la ley, pero el Partido Comunista de China (PCCh) se lo impedía.

Por ejemplo, los miembros de Falun Gong (un grupo religioso ilegalizado y perseguido por el régimen chino desde 1999 por suponer "una amenaza contra la seguridad del Estado" y fomentar la superstición): ellos solo quieren practicar (su religión) pero el PCCh no se lo permitía y les detenía, y no dejaba que les defendiéramos.

¿Cómo empezó el gobierno chino a interesarse por usted?

Al principio me llamaron la atención porque hablábamos con el abogado Gao Zhisheng, a principios de 2005, porque él tenía a su cargo algunos casos sensibles, y cenábamos juntos algunas veces y los comentábamos. Entonces el Departamento de Seguridad Nacional me amenazó, cuando yo todavía no tenía ningún caso así en mis manos.

Pero en mayo de 2005, el abogado Chen Guangcheng se puso en contacto conmigo para ayudarle en un caso relacionado con la política de hijo único: el Gobierno hizo abortar a una mujer embarazada de su segundo hijo y forzó a asistir a sesiones informativas sobre este tema a sus familiares y vecinos. En aquella etapa el Gobierno no te sometía a tanta a presión.

Desde 2013 (año de la llegada a la presidencia de China de Xi Jinping), la situación ha empeorado. Antes, a veces desaparecíamos y nos pegaban, pero no nos encarcelaban.

¿Por qué cree que Pekín teme a gente como usted o a las Madres de Tiananmén?

El PCCh es muy poderoso y tiene todos los recursos a su disposición. Pero tienen miedo porque nosotros sabemos la verdad, y ellos están engañando al público usando sus medios comunicación e intimidando a grupos de abogados con sus pistolas. El PCCh pinta todo perfecto de cara al público y esconde lo negativo. Usan las torturas en la cárcel para que admitamos nuestros "delitos" y nuestras acciones "ilegales". Si los abogados declaran la verdad en el juicio y los jueces lo oyen, se van a avergonzar, y el PCCh tiene miedo de que digamos la verdad al público.

¿A usted le torturaron para que se declarara culpable?

Sí. Lo primero que hicieron al meterme en la cárcel es pegarme de continuo. Querían romper mis defensas mentales, mi autoestima, para aceptar lo que ellos querían. Y luego empezaron con el lavado de cerebro. Me preguntaban todos los días, sin parar, lo mismo, hasta lograr que no lo pudiera soportar y me declarara culpable. Además, me torturaban y me amenazaban incluso con consecuencias a mi familia o con más años de cárcel. Me pegaban, no me dejaban dormir, ni ir al baño, ni beber agua, me hacían permanecer sentado...En total, estuve encerrado dos años y medio. Pero me han detenido y torturado en otras ocasiones.

¿Cómo logró resistir durante el tiempo de cautiverio?

Soy cristiano, y eso me ayudaba porque rezaba. Aguantaba un día y pensaba que si aguantaba un día, tras otro, tras otro, al final los resistes todos. Pero también sentía que me podía volver loco en cualquier momento.

¿Pensó en suicidarse?

No, nunca. Pero sí en herirme. O usar toda mi fuerza para atacar a los guardias, porque en cualquier momento me podía volver loco.

¿Qué le daban de comer en la cárcel?

Comía lo mismo que los guardias, pero sospecho que mi plato estaba marcado de alguna forma, para que los guardias supieran que era para mí. Tomé medicinas para la presión sanguínea, y parecía mi medicina, pero no tenía forma de saber si realmente lo era o no. Mi salud era buena antes de ingresar en prisión, pero adentro estaba nervioso con frecuencia y durante meses tuve diarrea de manera permanente. La comida no estaba mal del todo. Comía arroz, carne, salteado de verduras... (de repente, Jiang baja la voz). Un momento, por favor, tengo que colgar: han venido los policías a casa.

Jiang envía más tarde un mensaje en el que explica que los guardias han acudido porque no le han visto salir de la casa en los dos últimos dos días. Él les ha dicho que con la ola de calor que en esos momentos asola China no ha tenido ninguna gana de abandonarla.

La entrevista continúa pasadas unas horas.

¿Qué secuelas cree que le ha dejado su paso por la cárcel?

Me ha afectado mucho a la salud. Me ha dejado la memoria dañada. Como dentro de la cárcel no podía hablar ni leer, eso también de afectó a nivel psicológico. Y como me tuvieron incomunicado, nunca veía la luz del sol.

En una ocasión, entró a mi celda el reflejo de un rayo de sol y fue un momento de felicidad. La oscuridad que había en mi corazón se disipó durante unos momentos. Además, ahora tengo la espalda dañada de manera irreversible. Ya no me puedo sentar recto y tengo que ir cambiando de postura. Porque mientras me interrogaban, me obligaban a sentarme rígido en una silla muy especial, con el asiento de piedra dura y de dimensiones muy pequeñas.

¿Cómo lograba hacer pasar el tiempo?

Pensaba en mi familia, en mi hija y en mi esposa, en cómo sería mi vida al salir de la cárcel. Y también en cómo acabar con el PCCh.

¿Cómo es su día ahora?

Me levanto entre las 6 y las 7, desayuno y me quedo un rato en casa. A veces veo la tele con mi familia, luego almuerzo, me echo la siesta, y por la tarde echo un vistazo por internet. A veces, escucho música pop y veo películas, pero solo extranjeras. Las películas y las series chinas siempre giran en torno a venganza o celos, pero en las extranjeras puedes encontrar democracia, libertad, respeto...

Los vecinos nos tratan bien. No es como durante la Revolución Cultural (1966-76). Si fuera como en esa época, los vecinos no nos hablarían. Tengo un perro y cuando salgo a pasearlo, los agentes me siguen de cerca. Se llama 'Diez Yuanes', porque es lo que me costó (el equivalente a 1,4 dólares), y tiene ya 16 años. Es negro con el morro plateado, y la gente me dice que es muy bonito y piensa que debí de pagar mucho por él, pero la verdad es que fueron solo diez yuanes.

¿Qué cree que sucederá en el futuro?

Me gustaría ir a Estados Unidos, donde viven mi mujer y mi hija, a las que no veo desde 2013, pero también me sentenciaron a tres años de pérdida de derechos políticos, por lo que tengo que terminar esos tres años (hasta finales de 2020) para poder viajar al extranjero. Mi situación ideal sería tener libertad para ir a EEUU y volver a China cuando quisiera para poder seguir trabajando como abogado aquí. Va a ser muy difícil, pero esta situación no se va a mantener para siempre. Soy muy optimista y creo que no le queda mucho tiempo al Partido Comunista.

Entrevista realizada por Javier Triana, de la agencia de prensa Efe

Vea todas las noticias de hoy

Candidatos al Premio Sájarov 2020

Un hombre herido en Minsk, Bielorrusia tras protestar contra reelección de Lukashenko. REUTERS/Vasily Fedosenko

La oposición democrática de Bielorrusia, la ambientalista hondureña Berta Cáceres y el arzobispo de Mosul (Irak) Mikhael Moussaha figuran entre los nominados al próximo premio Sájarov, que otorga cada año el Parlamento Europeo (PE).

La oposición bielorrusa, representada por el «consejo de coordinación» y varias de sus figuras, incluida la líder de la oposición en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, cuenta con el apoyo del grupo del Partido Popular Europeo (PPE), así como de los socialdemócratas (S&D) y del grupo liberal Renew Europe. El consejo de coordinación fue establecido por Tijanóvskaya el 18 de agosto, después de las elecciones presidenciales criticadas por presunto fraude y en las que el presidente de Ucrania, Alexandr Lukashenko, se alzó con la victoria con el 80 % de los votos.

La Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL) y Los Verdes (Greens/EFA), por su parte, han nominado al premio a la ambientalista hondureña Berta Cáceres, asesinada en 2016. Fue «un valiente ecologista y destacada activista por los derechos a la tierra de la comunidad indígena Lenka en Honduras» cofundadora del Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras y durante más de dos décadas, «luchó contra el acaparamiento de tierras, la tala ilegal y los megaproyectos», recordó el PE en un comunicado.

Por otra parte, el grupo de ultraderecha Identidad y Democracia (ID) ha nominado el arzobispo de Mosul (Irak) Mikhael Moussaha, que ayudó en la evacuación de cristianos, sirios y caldeos al Kurdistán iraquí y desde 1990 ha contribuido a salvaguardar más de 800 manuscritos históricos que datan del siglo XIII al XIX. Esos documentos fueron luego digitalizados y exhibidos en Francia e Italia.

Por último, un grupo de 40 eurodiputados, incluidas la de la izquierda unitaria Malin Björk (GUE/NGL) y la ecologista Terry Reintke (Greens), piden que el premio sea para los activistas polacos en favor de la comunidad LGBTI Jakub Gawron, Paulina Pajak, Pawel Preneta and Kamil Maczuga, fundadores de la página web «Atlas del odio».

El Parlamento Europeo concede desde 1988 el premio Sájarov, un galardón nombrado en honor al físico soviético y disidente político Andréi Sájarov. Está previsto que la presentación oficial de los nominados al premio 2020 tenga lugar el próximo 28 de septiembre y que el ganador sea anunciado el 22 de octubre.

La ceremonia de entrega se celebrará el 16 de diciembre en Estrasburgo, según anunció la Eurocámara.

El premio Sájarov lo han recibido personalidades como el líder sudafricano Nelson Mandela, la oposición venezolana, la joven activista paquistaní Malala Yousafzai, la plataforma española ¡Basta Ya! y opositores al régimen cubano como Oswaldo Payá, las Damas de Blanco y Guillermo Fariñas.

EEUU sanciona a dos empresas y un dirigente político del Líbano

Lebanon Blaming Hezbollah

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Michael Pompeo, dijo este jueves en un comunicado de prensa que los dirigentes políticos del Líbano se han aprovechado durante mucho tiempo de la falta de transparencia de la economía del país para ocultar su autoenriquecimiento mientras fingen que defienden los derechos de su pueblo.

A pesar de sus afirmaciones en sentido contrario, el grupo terrorista Hezbollah está tan involucrado en este engaño como otros actores internos.

Estados Unidos designó dos empresas vinculadas a Hezbollah y un funcionario de ese grupo terrorista de manera que recibirán fuertes sanciones.

Estados Unidos ha designado a Arch Consulting y a Meamar Construction por ser propiedad y estar bajo el control o la dirección de Hezballah.

Pompeo agregó que EEUU ha designado también al sultán Khalifa As’ad por ser un líder o funcionario de Hezbollah.

Arch Consulting y Meamar Construction son dos de las muchas empresas subordinadas al Consejo Ejecutivo de Hezbollah, grupo terrorista que ha utilizado estas empresas para ocultar su actividad económica y evadir las sanciones estadounidenses.

El Sultan Khalifa As'ad supervisa Arch, Meamar y otras empresas en su condición de ejecutivo de Hezballah, donde ayuda a gestionar los asuntos municipales del grupo terrorista.

Este esquema en el que los líderes políticos facilitan jugosos contratos a sus aliados políticos mientras se enriquecen es exactamente el tipo de corrupción contra la que protesta el pueblo libanés.

Hezbollah explota el sistema corrupto del Líbano al igual que en otras partes del mundo. El pueblo libanés se ha estado manifestando contra la corrupción durante casi un año y exigiendo que su gobierno atienda sus necesidades básicas después de décadas de disfunción política.

El pueblo libanés se merece algo mejor, y Estados Unidos seguirá apoyando sus llamamientos para poner fin a la corrupción y una gobernanza más receptiva, concluyó el canciller nortemaericano.

La desinformación en torno a Bielorrusia y Navalni preocupa a la UE

Belarus Protests

La Unión Europea (UE) ha detectado nuevas narrativas de desinformación en torno a la crisis en Bielorrusia tras las elecciones presidenciales de agosto y el envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalni, ambas con una tendencia a culpar a Occidente de intentos de desestabilización.

Fuentes europeas apuntaron este jueves a estos dos eventos de actualidad recientes como áreas donde han detectado un incremento en los intentos de desinformación, con tácticas que "hacen el rastreo y la atribución mucho más difíciles".

A la hora de analizar estos casos "hay que encontrar un equilibrio entre enfoques que puedan funcionar y al mismo tiempo no pasarnos", explican estas mismas fuentes.

"Lo último que queremos es inmiscuirnos en la libertad de prensa o de expresión", dijeron, señalando, por ejemplo, la dificultad de clasificar "información que no se puede probar como falsa", cuando hechos o imágenes reales "se ponen en un contexto para dar una impresión para crear una narrativa" engañosa.

LAS PROTESTAS EN BIELORRUSIA

Las manifestaciones en Bielorrusia desde la victoria en las elecciones presidenciales de Alexandr Lukashenko, disputada por la oposición, tildada de fraudulenta y que la UE no reconoce, han sido el origen de campañas de desinformación en las últimas semanas.

En Bielorrusia, la UE ha detectado una "fuerte presencia de medios controlados por el Estado y por el Kremlin" en todo tipo de canales, como radio, televisión o las redes sociales, incluyendo Telegram, donde la oposición bielorrusa "había tenido ventaja en el pasado".

El objetivo de esta desinformación no es tanto la oposición política a Lukashenko sino "Occidente" como un catalizador de la revolución y una amenaza a la seguridad nacional.

En este sentido, se señala particularmente a países vecinos como Lituania o Polonia, a quien se acusa incluso de tener intenciones de ocupar parte del territorio bielorruso, así como a la OTAN, a quien se describe como "una amenaza inminente que está rodeando Bielorrusia con tropas".

Además, la narrativa que se está presentando desde Rusia es que "Bielorrusia está siendo atacada" y que Rusia es "el único camino hacia delante", con "un papel predominante" del medio del Kremlin Russia Today en apoyo a los medios públicos bielorrusos.

EL ENVENENAMIENTO DE NAVALNI

El ataque al líder opositor ruso Alexei Navalni también ha tenido presencia en los esfuerzos de desinformación de las últimas semanas, con reacciones en los medios controlados por el Gobierno ruso "muy similares" a las que se vieron con el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury (Reino Unido) en 2018.


"Es similar en términos de tendencia, niega la existencia de pruebas fiables, construye teorías de la conspiración sobre a quién puede beneficiar o vende dudas sobre el incidente en sí", dijeron las fuentes.

Igual que en el caso de Bielorrusia, se plantea como "una fuente de provocación externa" ideada por "Occidente" como excusa para imponer nuevas restricciones y sanciones y "castigar a Rusia".

Las narrativas principales detectadas en los medios prorrusos alegan, por ejemplo, que el ataque nunca ha sucedido y que el problema de Navalni es de salud o que el ataque ha sido para poner presión a Rusia.

También se ha visto un rechazo a que haya pruebas -se acusa a los médicos berlineses de fabricar los resultados de los análisis del opositor que confirmaban el envenenamiento con un agente nervioso soviético- o se cuestiona "por qué Rusia querría envenenarle" cuando no es una figura "popular" en el país.

En ambos casos, los análisis desde la UE se han complicado por la
complejidad que está alcanzando el ecosistema mediático prorruso,
con actores "menos obvios" que Russia Today o Sputnik en los que el
apoyo expreso del Kremlin no se puede rastrear de la misma manera.

Israel, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein sellan acuerdo diplomático

Israel, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein sellan acuerdo diplomático
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:01 0:00

La "Marcha de los Héroes" sacude Minsk y otras ciudades de Bielorrusia

Marcha de los Héroes en Minsk el 13 de septiembre (TUT.BY / AFP).

La "Marcha de los Héroes" tuvo lugar este domingo en Minsk, la capital de Bielorrusia, y otras ciudades del país.

Los organizadores de la protesta afirmaron en un documento previo a la marcha que la jornada estaba dedicada a todos los ciudadanos de Bielorrusia que han sido héroes, de una forma u otra contra el fraude y la violencia del régimen de Lukashenko.

"Todos los días nuestra gente tiene verdaderos héroes. Maria Kolesnikova, que arrancó el pasaporte y se defendió en la frontera. Los chicos de OSVOD, que salvan a la gente a pesar de todas las consecuencias. Yuri Korzun, que se esposó en una mina o los rescatadores del Ministerio de Emergencia, que se negaron a retirar la bandera nacional. Miembros del Consejo de Coordinación, estudiantes y médicos, nuestras encantadoras mujeres, periodistas y residentes de distritos, presos políticos que salen todos los días. Durante el último mes, los bielorrusos se han convertido en un pueblo verdaderamente heroico", dice el comunicado de los organizadores".

Detenciones en Minsk durante la Marcha de los Héroes
Detenciones en Minsk durante la Marcha de los Héroes

La manifestación de este domingo es otra de las casi diarias manifestaciones donde participan cientos de miles de ciudadanos bielorrusos quienes condenan el fraude en las pasadas elecciones presidenciales y exigen la renuncia de Alexander Lukashenko, la liberación de los presos políticos y los arrestados durante las protestas.

El Ministerio del Interior de Bielorrusia informaba sobre la detención de al menos 250 personas en Minsk. La lista de motivos de detención incluye "banderas y otros símbolos no registrados de la manera prescrita, así como carteles de contenido diverso, incluidos los ofensivos".

Entre los detenidos hay un periodista del canal de televisión de oposición "Belsat" Artem Lyava, que fue trasladado a una comisaría. A pesar de las detenciones en Minsk, decenas de miles de manifestantes se reunieron en la Avenida Libertad.

En la capital de Bielorrusia, todas las estaciones centrales de metro están cerradas; en las regiones centrales es imposible conectarse a Internet mediante un teléfono móvil. Además de la capital las manifestaciones tienen lugar en Grodno, Mogilev y otras ciudades.

Algunas fuentes estiman en 150.000 los participantes en la marcha, que al igual que las anteriores no ha sido autorizada por el Ayuntamiento de Minsk.

(Con información de RFE/RL, EFE, AP y redes sociales)

Cargar más

XS
SM
MD
LG