Enlaces de accesibilidad

Cuba

La generación de los "P" releva a Monseñor Meurice

El papa Francisco acompañado del cardenal Jaime Ortega (i), saluda al joven Leonardo Fernández (d), quien pronunció un discurso durante un encuentro con jóvenes (20 de septiembre, 2015).

Un laico de la generación de "jóvenes que montan en P", los atestados metrobuses de La Habana, expuso al Papa la realidad de los cubanos. Texto del mensaje.

El diario madrileño El País decía esta semana en un editorial titulado "Silencios de Francisco" que "por mucho que se insista a veces en lo contrario, la visita de un Papa a un país, salvo contadísimas excepciones, tiene un carácter mucho más político que religioso. Eso es lo que ha ocurrido con el viaje de Francisco a Cuba. Pero al contrario de lo sucedido con sus dos antecesores (Juan Pablo II en 1998 y Benedicto XVI en 2012), han sido más importantes las palabras que no se han pronunciado que las escuchadas de labios de Francisco".

El matutino lamentaba que pese a ser un Papa tan político "lo más duro que el presidente cubano, Raúl Castro, ha escuchado en público de boca del Papa es reclamar una 'revolución de la misericordia'".

Y es que siempre se espera de un Papa en viaje pastoral que voltee las mesas de los mercaderes; que haciendo buen uso de la autoridad moral y espiritual de la Iglesia, se convierta, siquiera por unos días, en el azote de los poderosos y la voz de los desfavorecidos.

En sociedades cerradas como la cubana, donde la libertad de expresión es penalizada y quienes desafían esa prohibición son amordazados y sometidos a toda clase de castigos, un sucesor de Pedro puede erigirse también en la voz de los sin voz.

El opositor Zaqueo Báez es interceptado cerca del papa Francisco.
El opositor Zaqueo Báez es interceptado cerca del papa Francisco.

Como se informó durante la semana, aunque Francisco aseguró que no se había enterado, decenas de disidentes que intentaron llegar a eventos del programa del Papa, incluyendo a cuatro que llegaron cerca del papamóvil, fueron detenidos, o impedidos de hacerlo, por la policía política. Todo estaba previsto para que el Papa, que optó por callar a fin de abrir más espacio a la Iglesia cubana, en lugar de erigirse en abanderado de las quejas del pueblo de la isla, se fuera de Cuba también sin escuchar a los cubanos.

Entonces, en el encuentro del Pontífice con los jóvenes, frente al antiguo seminario San Carlos, se dejó escuchar la voz de Leonardo Fernández, un laico que define a su generación como de "jóvenes que montan en P", los siempre atestados metrobuses articulados de La Habana que tienen marcadas en su ruta pocas paradas (y hacen en realidad menos de las que debieran).

Los muros caen

Desde la visita de Juan Pablo II, el Gobierno de la isla se ha preparado para ocultar en cada viaje papal la opresión y las penurias que padecen los cubanos pintando fachadas, arrestando a disidentes y recogiendo de las calles a mendigos e indigentes. Esa frágil muralla de Jericó se derrumbó en un momento en 1998 con el retumbar de la voz de Monseñor Pedro Meurice, el arzobispo de Santiago de Cuba, cuando le daba al Papa polaco la bienvenida a la ciudad:

Pedro Meurice, arzobispo de Santiago de Cuba y el papa Juan Pablo II (i-d).
Pedro Meurice, arzobispo de Santiago de Cuba y el papa Juan Pablo II (i-d).

"Deseo presentar en esta Eucaristía a todos aquellos cubanos y santiagueros que no encuentran sentido a sus vidas, que no han podido optar y desarrollar un proyecto de vida por causa de un camino de despersonalización que es fruto del paternalismo. Le presento, además, a un número creciente de cubanos que han confundido la Patria con un partido, la nación con el proceso histórico que hemos vivido en las últimas décadas y la cultura con una ideología. Son cubanos que al rechazar todo de una vez sin discernir, se sienten desarraigados, rechazan lo de aquí y sobrevaloran todo lo extranjero. Algunos consideran esta como una de las causas más profundas del exilio interno y externo".

"Santo Padre: Durante años, este pueblo ha defendido la soberanía de sus fronteras geográficas con verdadera dignidad, pero hemos olvidado un tanto que esa independencia debe brotar de una soberanía de la persona humana que sostiene desde abajo todo proyecto como nación".

Cuando el "León de Oriente" presentó su renuncia por llegar al límite de edad como es norma en la Iglesia, (luego fallecería en Miami en 2011 por complicaciones de su diabetes), parecía que la institución iba a quedar tan emasculada y relegada al papel de corista como los legendarios cantantes castrati de la Capilla Sixtina.

El opositor Andrés Carrión es sacado a golpes de la misa de Benedicto XVI en Santiago de Cuba.
El opositor Andrés Carrión es sacado a golpes de la misa de Benedicto XVI en Santiago de Cuba.

(Durante la visita de Benedicto XVI en 2012 fue un opositor, también en la misa de Santiago, quien hizo escuchar la voz del pueblo cubano. Andrés Carrión Álvarez, un licenciado en Rehabilitación Social y Ocupacional, no figuraba todavía en los archivos de la Seguridad del Estado en el reparto Versalles cuando fue sacado a golpes de la explanada por gritar "Abajo el comunismo". Carrión estaba, entonces, gestionando su ingreso a la opositora Unión Patriótica de Cuba).

Pero la Iglesia no es el templo, ni es la jerarquía, sino el pueblo de Dios, y el pueblo de Dios en Cuba padece las mismas privaciones materiales y los mismos empellones e intimidaciones del régimen autoritario que el resto del pueblo cubano. Y eso es lo que llena de autenticidad el mensaje de bienvenida al papa Francisco de Fernández, el joven de la generación "P" que, sin que tampoco pudieran preverlo los planificadores de la policía política, se convirtió en el relevo perfecto de Monseñor Meurice:

Querido papa Francisco:

Aquí hoy estamos los jóvenes cubanos. Somos muchachas y muchachos de líos profundos, que a veces nos llevan a perder la fe. Pero a pesar de todos estos problemas, sabemos superarlos y crecernos antes las adversidades de esta difícil realidad socioeconómica que nos tocó vivir. Somos chicos y chicas que montan en "P" (autobuses articulados), nuestro medio de transporte público, para ir al trabajo o a la Universidad.

Metrobús habanero: Chicos y chicas que montan en 'P'.
Metrobús habanero: Chicos y chicas que montan en 'P'.

Pero esta agitada vida no nos hace perder la alegría de vivir, la cual queremos compartir con usted, nuestro padre y pastor.

Ante ti, querido papa Francisco, hay jóvenes, diversos y plurales, cristianos de todas las denominaciones; practicantes de religiones afrocubanas; creyentes de fe sencilla, profunda y no institucionalizada; no creyentes.

Pero algo nos une ente estas diferencias de pensamiento que van desde la ideología, la religión, hasta cualquier otra forma de protección ante la vida. Lo que nos une ¡es la esperanza de cambios profundos para Cuba! (ovación) donde nuestro país sea un hogar que acoja a todos sus hijos, ¡piensen como piensen y estén donde estén! (ovación).

Las limitantes que enfrentan los jóvenes cubanos son muchas: las mismas que enfrentan los jóvenes de otras latitudes y otras típicas de nuestra realidad. Pero no queremos gastar nuestro tiempo con usted en esto que todos sabemos.

En este ratito que nos dedica de manera especial hay algo que decirle: nuestra gran fortaleza radica en mantener a toda costa nuestra solidaridad, que nos ayuda a caminar a paso decidido por encima de cualquier obstáculo.

Hoy no solo queremos presentarle nuestros sueños, sino queremos pedirle su oración por nuestro país, por nuestras familias cubanas, por nuestros amigos y conocidos, que están en este país o que han emigrado.

Le queremos pedir algo especial: que renueve en nosotros la esperanza de que se puede crecer, estudiar, trabajar, caminar, soñar y ser feliz en esta compleja realidad que nos tocó vivir.

Ayúdenos, Santo Padre, a ser jóvenes que sepamos acoger al que piensa diferente; que no nos encerremos en los conventillos de las religiones o las ideologías; que podamos crecernos ante el individualismo y la indiferencia, grandes males de la rutina cubana; que al salir de aquí seamos capaces de interpretar los signos de nuestros tiempos y nos tomemos todos de las manos para construir una Cuba como la quiso nuestro héroe nacional, José Martí: ¡con todos y para el bien de todos! (ovación).

Y que este encuentro con usted nos permita que nuestra Patria sea una tierra de reconciliación y un espacio para la cultura del encuentro. Y que, conforme nos enseñó nuestro querido padre Félix Varela, asumamos el reto de ser "la dulce esperanza de la Patria".

Santo padre, el agua nos confirma la alegría de los jóvenes cubanos por que usted nos dedique hoy (su tiempo). Muchos han sido los inconvenientes, pero está con nosotros.

El agua no nos detendrá para darle una bienvenida como el Papa que la Iglesia y que los jóvenes necesitaban y quieren. ¡Bienvenido a Cuba, los jóvenes cubanos lo queremos! (ovación).

Vea todas las noticias de hoy

Se inicia juicio a periodista cubano Yuri Valle Roca

Valle Roca detenido durante una protesta en el Día Internacional de los Derechos Humanos, La Habana, 10 de diciembre de 2015.

Este martes se inició el juicio del periodista independiente Lázaro Yuri Valle Roca, en el Tribunal Municipal de Mariano en La Habana.

El comunicador, quien lleva un año encarcelado en la prisión del Combinado del Este a pesar de presentar serios problemas de salud, se enfrenta a una petición fiscal de seis años de prisión por los presuntos delitos de “propaganda enemiga de carácter continuado” y “resistencia”.

El 14 de junio de 2021, al siguiente día de haber filmado una lluvia de octavillas que demandaban reformas democráticas en Cuba y que publicara el video en su página de Facebook, Valle Roca fue citado para la estación policial de Zapata y C, en El Vedado. Posteriormente, fue trasladado para el Centro de Instrucción de la Seguridad del Estado, en Villa Marista y luego enviado a prisión.

Su esposa, Eralidis Frómeta, dijo el lunes a Radio Martí que hoy entraría a la sala judicial.

La mujer manifestó preocupación porque el abogado defensor, en una reciente visita al penal, le propuso al periodista que aceptara el delito de propaganda enemiga en su condición menos agravada, algo que el comunicador rechazó.

“El letrado había reconocido en la causa de Yuri, la propaganda enemiga como un delito, cuando se reunió con Yuri en la cárcel, y mi esposo le dijo que no estaba de acuerdo con un delito de menor cuantía, ya que para él no había delito alguno, entonces el abogado, a solicitud de Lázaro Yuri, redactó un acta en la que mi esposo se negaba a aceptar cualquier tipo de delito que se le imputa por la fiscalía", explicó Frómeta.

"Para el alto precio que nosotros tuvimos que pagar por este contrato legal, un total de 5 mil 500 pesos , no veo que el letrado nos esté aportando algún elemento real positivo para la defensa de Yuri”, opinó.

La señora también cuestionó el supuesto delito de “resistencia” que pesa sobre el comunicador, nieto del líder de los comunistas cubanos Blas Roca Calderío (1908- 1987) y sobrino del líder opositor Vladimiro Roca Antúnez.

“Todos sabemos que el día que Yuri fue conducido a la Unidad Policial de Zapata y C, con la excusa de cerrar una supuesta causa por desacato del año 2020, ya allí lo estaban esperando varios agentes de la Seguridad del Estado y automáticamente fue esposado y golpeado brutalmente, él no hizo ninguna resistencia al arresto, imposible", declaró.

"Realmente no entiendo cuál es este invento judicial y toda la manipulación que tiene el régimen cubano, ese ensañamiento contra Lázaro Yuri Valle Roca, porque él es inocente”, aseguró.

En este juicio también serán procesados los activistas, Alien Tijerino Castro, con una petición fiscal de cinco años de prisión por “propaganda enemiga de carácter continuado”; Ruslán Hernández Reyes y Yusniel Milián González, a quienes la Fiscalía pide tres años de encarcelamiento por “propaganda enemiga”. Al igual que Valle Roca, han estado todos en prisión preventiva a la espera de juicio.

En la misma causa está Ignacio Arias Martínez, bajo reclusión domiciliaria, a quien también le piden tres años de privación de libertad por “propaganda enemiga”.

Centroamérica, el puente de miles de cubanos que migran a EEUU

Centroamérica, el puente de miles de cubanos que migran a EEUU
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:58 0:00

La cubana Diana Guzmán llegó con su familia hasta Honduras tras un arriesgado trayecto por tierra desde América del Sur, como muchos de sus compatriotas. Le robaron todo en la selva y pide ayuda para seguir su migración hacia Estados Unidos.

“Si salen a las calles, los vamos a aplastar”, advierte la Seguridad del Estado a activistas ante proximidad del 11J

Operativo policial en La Habana. (Archivo)

Activistas y opositores dentro de Cuba han sido advertidos en los últimos días de que no podrán salir a la calle en vísperas de 11 de julio, fecha en que se cumple el primer aniversario de las protestas populares que estremecieron la isla el verano pasado, y en las que el pueblo pidió libertad, entre otras demandas.

El activista Pedro Quiala fue citado el jueves a Villa Marista, centro de operaciones de la Seguridad del Estado, para un interrogatorio acerca de su presencia en las inmediaciones del Hotel Saratoga tras la explosión que trajo consigo la destrucción casi total del inmueble, según dijo a Radio Martí.

Durante el interrogatorio, fue advertido por los agentes sobre la proximidad del 11 de julio. “Del día 9 en adelante no puedo salir de mi casa y, si así lo hiciera, iba a ser encarcelado a 10 o a 15 años de privación de libertad”, dijo.

Por otra parte, el activista Ángel Cuza Alfonso también fue citado e interrogado el jueves en Villa Marista, según indicó a Radio Martí.

“Me dijeron que no podía salir de mi casa a partir del día 9 de julio, que no podía salir ni nada”, explicó.

Citaciones, amenazas y despliegue de Seguridad en Cuba ante cercanía del 11J
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:21 0:00

Según Cuza, desde hace varios días en La Habana se puede ver un aumento de la presencia policial en diferentes puntos de la ciudad.

“En toda La Habana, en cada esquina, hay guardias, vestidos de policías azules, de los verdes, vestidos de civiles, que esos son los de la Seguridad del Estado”, subrayó.

De la presencia de diferentes cuerpos policiales informa también el periodista y opositor Guillermo del Sol, desde la ciudad de Santa Clara.


“En los barrios principales, donde surgieron las protestas el pasado 11 de julio... Mayormente son estudiantes de carreras del MININT vestidos de verde olivo, y ‘Boinas Rojas’, y en la zona centro, los llamados ‘Boinas Negras’, que son los que custodian esa área”, señaló.

Del Sol dijo a Radio Martí que el sábado recibió una llamada de advertencia, también por el 11 de julio.

“El sábado, como a las 6 de la tarde, me llamaron para preguntarme qué planes tenía para el mes de julio. Me dijeron que era de parte de la Seguridad del Estado y me dijeron que no se iba a permitir ningún tipo de provocación, que no quieren un derramamiento de sangre pero que, si salen a las calles, los van a aplastar”, aseguró Del Sol.

Desastre azucarero en Cuba, crónica de una crisis anunciada

Central azucarero Jesus Rabí, en Calimete, Matanzas. (Archivo)

La crisis en Cuba se pone en evidencia en todos los sectores de la economía isleña y el sector de la industria azucarera, cuyo producto, el azúcar de caña, fuera el primer rubro de exportación nacional, es uno de los que amenaza con desaparecer.

Desde La Habana, Yoani Sánchez, directora del diario digital independiente 14ymedio, dijo a Radio Martí que la emblemática industria azucarera cubana tocó fondo, por lo que será muy difícil rescatarla como pidió Miguel Díaz-Canel.

“Estamos tocando fondo en la industria azucarera, ni siquiera se puede satisfacer la producción nacional y entonces, Díaz-Canel se aparece con su típica secuencia de frases hiladas, consignas, mediocridad verbal, para decir que sí, que hay que rescatarla, que hay que salvarla.

Cuba afronta la peor zafra de los últimos 150 años
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

"Dice él que este sector hay que salvarlo porque representa cultura e historia para el país. Ahora se da cuenta que el azúcar no es solamente un producto que se vende y por el que se gana dinero, sino un producto que trenza la identidad nacional, que se conecta con muchas cuestiones, como el ferrocarril, la vida de pequeños pueblos, la autonomía de algunas comunidades que, prácticamente han muerto en la medida en que se rebajan los índices de producción azucarera”, observó la comunicadora.

La zafra de 2021-2022 sólo produjo el 53 % del plan previsto inicialmente de 900.011 toneladas, según el grupo estatal AZCUBA. De los 36 centrales que participaron en la cosecha, finalizada el 20 de mayo, sólo tres cumplieron su plan de producción. Tampoco se lograron los planes de exportación, principalmente a China, proyectado en unas 400.011 mil toneladas, reconocieron las autoridades.
La periodista Miriam Leyva señaló que la zafra azucarera cubana fracasó hace mucho tiempo.

“Una cosa que es muy importante es que, de la misma manera en que se han perdido todos los hierros y los campos de caña, se ha perdido el conocimiento y la tradición, porque ya esos especialistas de un calibre tremendo –porque eso no es sólo que sean ingenieros directores de la empresa- hasta los ‘puntistas’, la gente esa que toca el granito de azúcar para conocer si ya está bueno, eso se ha perdido también, y entonces ni siquiera hay cortadores de caña. Primero, emigraron por necesidad y, además, porque ¿dónde van a trabajar?", indicó Leyva.

Por otra parte, de acuerdo con la publicación independiente Diario de Cuba, Díaz-Canel repitió en un encuentro sostenido con especialistas en el sector azucarero algo que ya se había predicho: la “involución tecnológica” del sector, que se traduce en “cada vez menos caña”.

El gobernante cubano reconoció, además, que a pesar de todo, “seguimos con un voluntarismo tremendo, tratando de hacer una zafra que, desde que la planificamos, sabemos que es imposible cumplir”.

En uno de los momentos más críticos que vive Cuba en las dos últimas décadas, la producción de azúcar de la recién terminada zafra alcanzó el nivel más bajo de los últimos 150 años.

(Con reporte de José Luis Ramos para Radio Martí)

"Tu miedo no me importa"

Amelia Calzadilla. (Captura de video/Facebook)

Esta frase la escuche en una filmación proveniente de Cuba. Una voz de mujer que sintetizaba el sentir de otras muchas, todas, hartas de un coctel que dura 63 años, en el que solo se mezclan represión y miseria. Expresión que refleja, a mi modesto entender, la probabilidad de jornadas muy cruentas y dolorosas que deben conducir a una Patria nueva, donde no haya verdugos ni victimarios.

Esa fue una de las voces que escuche en las redes esta semana. Un comentario que solo se produce en una sociedad atemorizada como la cubana, donde prima el terror, las personas se autocensuran y procuran que sus seres queridos no rompan el círculo del miedo por los perjuicios que puedan acarrearles.


Otro testimonio desgarrador que tuve la oportunidad de ver fue el de una madre de tres niños que denuncia la precaria situación que enfrenta junto a su familia. Una contundente e irrefutable evidencia del fracaso del totalitarismo castrista, además, de mostrar el sacrificio inútil de amplios segmentos de varias generaciones de cubanos de trabajar a favor de un proyecto que ha devastado la Isla y muchos de los valores de su ciudadanía.

El castrismo en cualquiera de sus derivados, venezolano, nicaragüense, boliviano y un eventual colombiano si Gustavo Petro llega al gobierno, solo conduce al fracaso y a la frustración. Es una propuesta ineficiente en todas sus expresiones, a excepción de su innegable habilidad para imponer un estricto control social basado en la represión y la desinformación.

La juventud debería considerar con mucha ponderación las propuestas políticas milagrosas. Cierto que en la política se aprecian manejos muy malos que deben ser erradicados, pero no deben ser motivo para creer ciegamente en un iluminado que solo asegura que lo cambiará todo para construir un futuro luminoso. Hay que instruirse, conocer el pasado y aprender que “mis derechos terminan donde empiezan los de los otros”.


El ejemplo de Cuba, Venezuela y Nicaragua deberían servir de modelo a las nuevas generaciones que esperan “conquistar el cielo” sin entender que una vida confortable dentro de la justicia solo se alcanza con trabajo. Lo demás está por verse.

Los cubanos, en una notable mayoría, abrazaron a su Mesías y repudiaron lo que lo negara. En aquella barahúnda de histeria desenfrenada, como la calificara el historiador y periodista Enrique Encinosa, representantes de todas las generaciones cerraron los ojos y se prestaron a cazar a quienes disintieran. Fueron ellos los que ayudaron a destruir el país; conduciendo a las generaciones emergentes al grado de desesperación que muestra esta madre cuando acusa al gobierno, consciente de las represalias que puede padecer, de inepto, corrupto y complaciente con todo lo mal hecho.

Cierto que ha sido el liderazgo castrista y todos sus funcionarios, incluidos policías y militares, los que han sostenido al régimen de oprobio por más de seis décadas, pero también han contribuido a su sostenimiento, y a la formación de las colonias de Venezuela y Nicaragua, quienes hayan prestado sus habilidades y talentos a divulgar y convencer a la denominada mayoría silenciosa de lo justa y provechosa de la obra totalitaria.


Un régimen totalitario no permite feudos, solo están relativamente libres de sus mandatos quienes se les oponen. Sin embargo, el resto de la ciudadanía debe conducirse como disponen las autoridades, lo que motiva un nivel de complicidad muy alto, y una comprensión del miedo que trasciende la individualidad de la persona. Un síndrome de indefensión que transforma al ciudadano en una jauría sin voluntad, pero que llega a un momento de ruptura, como ocurrió con esta madre, que pide que la detengan, y exhorta al resto de las madres de la Isla a unirse, para reclamar, de una vez por todas, respeto a sus derechos y una vida digna.

Esta angustiada madre le dice mentiroso al régimen cuando desnuda una de sus falsedades fundamentales, al proclamar que los “bienes son del pueblo”. Todos escuchamos y leíamos, repetido hasta el cansancio, “esto es del pueblo”, y hay que tener coraje para desmentirlo, como ha hecho esta señora, que está padeciendo numerosas represalias y abuso de las autoridades.

Solo resta confiar que se sumen más madres, la ciudadanía a su reclamo para alcanzar un país, “con todos y para el bien de todos”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG