Enlaces de accesibilidad

Cuba

Julie Chung deplora los juicios en Cuba sin garantías procesales

Julie Chung, subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental.

La subecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Julie Chung, se cuestiona acerca de la cantidad de cubanos condenados en la isla en juicios sin garantías procesales.

La alta diplomática estadounidense escribió textualmente en su cuenta de Twitter: “¿Cuántos cubanos, incomunicados y sin representación legal, están siendo condenados en juicios sumarios secretos en Cuba?”

La subsecretaria de Estado agregó que el artista y activista Luis Manuel Otero Alcántara “es solo una de las demasiadas voces en Cuba detenidas arbitrariamente y enviadas a prisión por ejercer sus derechos humanos”.

Cerca de medio millar quedan aún desaparecidas o detenidas tras las protestas populares que tuvieron lugar el 11 de julio en toda Cuba, según información compilada por el grupo no gubernamental de asesoría jurídica CUBALEX.

Vea todas las noticias de hoy

Activista Nairobis Sherif liberada con una multa tras ser sometida a un interrogatorio

Nairobis Sherif, activista de los derechos humanos. (Imagen de Marthadela Tamayo).

La activista Nairobis Sherif fue liberada con una multa tras ser sometida el lunes a un interrogatorio en la estación policial de Cojímar en La Habana del Este.

Su pareja, el opositor Manuel Cuesta Morúa, proporcionó los detalles del arresto a Radio Martí y dijo que lo que realmente motiva la detención fueron los eventos anunciados para el 20 de noviembre, en que se espera que el pueblo salga a reclamar sus derechos al régimen.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:49 0:00

Los interrogadores policíacos, según Cuesta Morúa, querían saber hasta dónde es que Sherif se encuentra implicada en la organización de la marcha de noviembre.

El opositor dijo que "fue una cosa desproporcionada", pues fue detenida en el barrio mismo cuando venía de vuelta del mercado. "Un simple pretexto para castigarla por su desempeño opositor".

Organizadores de las marchas convocadas para el 20 de noviembre en Cuba han declarado que sólo desean reclamar ciertos derechos, de forma pacífica, sin actos violentos.

Antes llegaban por miles a Uruguay, y permanecían, pero ahora los cubanos siguen viaje a EEUU

Grupo de cubanos que arribaron a Uruguay en 2018 muestran autorizaciones para trabajar legalmente en ese país. (Archivo)

Los cubanos dejan por miles Uruguay rumbo a Estados Unidos "aunque la aventura se cuente en vidas humanas", según un reporte publicado este domingo por el diario El País de esa nación sudamericana.

La terminal de ómnibus de Tres Cruces, según afirma el diario, es el punto de partida de una odisea que, si se sobrevive, acaba con unos $8,000 dólares menos en los bolsillos y sentado ante una autoridad migratoria estadounidense “rogándole el asilo político para no ser deportado”.

Dice El País que en los últimos diez años fueron más los cubanos que llegaron a Uruguay que los que se fueron, una realidad que ha cambiado drásticamente en lo que va de 2021

Estima el periódico uruguayo que, en medio del cierre parcial de fronteras por la pandemia de COVID-19 y el impacto de la crisis sanitaria en las condiciones de vida de los recién llegados, ahora son más los cubanos que abandonan Uruguay que lo que deciden establecerse.

“En los ocho primeros meses ingresaron por puestos migratorios 1,816 cubanos y salieron 2,687, según consta en las estadísticas de la Dirección Nacional de Migración”, cita El País.

“El éxodo siempre existió, en cuenta gotas, porque el cubano lleva la migración a Estados Unidos en sus genes”, explicó al diario Yoendris Lastre Bello, un isleño que decidió echar raíces en la nación sudamericana, y que hoy trabaja en el punto de atención a migrantes que instaló el Ministerio de Educación y Cultura en Montevideo.

Apunta El País que un tercio de los empleados de una de las principales empresas de delivery en Uruguay, antes de la pandemia, eran cubanos. Sin embargo, “muchos han dejado de brindar el servicio y el porcentaje (de cubanos trabajando) disminuyó”, dijo al diario un jefe de la compañía que prefirió el anonimato.

Según Lastre, “el cubano admira la democracia, la libertad y la gente uruguaya", pero a los migrantes de la isla caribeña "siempre les costó adaptarse al clima del país y dejar parte de su familia" atrás. Mencionó, además, que "Uruguay es un país caro, que muchas veces no alcanza con un único ingreso, y que con la pandemia se agravaron las penurias económicas”.

En 2019, antes de la pandemia, Cuba fue el país que más inmigrantes aportó a Uruguay, con unos 33 isleños arribando a su territorio cada día como promedio y una cifra récord de peticiones de refugio.

La Dirección Nacional de Migración del país sudamericano registró 10,042 más entradas que salidas de cubanos, entre el 1 de enero y el 31 de octubre. Los isleños presentaron la mayor cantidad de solicitudes de refugio ese año, con un total de 9.000, un 50% más que en 2018.

Entrevistado por el periódico, el cubano Luis S. narra su experiencia en Uruguay, donde "demoró menos de lo que esperaba". Precisamente, en el 2019, con menos de seis meses en ese país, y alentado por sus familiares en Miami, aprovechó la apertura de Nicaragua, que estaba dando visas a los cubanos, e "inició los trámites, se subió a un avión hasta Managua y, desde ahí, escaló hasta al norte en vehículos". Luego cruzó el río Bravo con la guía de coyotes, a los que pagó unos 2,000 dólares, detalla el reporte.

El viaje a través de Nicaragua le evitó el trayecto de la peligrosa selva del Darién, entre Colombia y Panamá, donde muchos migrantes han muerto a manos de bandas criminales o por las inclemencias de la naturaleza.

Pero esa suerte que tuvo Luis S. de saltearse ese tramo de la odisea yendo directo a Nicaragua ya no la tienen los nuevos emigrantes, recalca El País.

Nicaragua abandonó su embajada en Uruguay y la sede diplomática de ese país más cercana es en Chile, lo que "hizo que aumentara el riesgo de caer en las redes de explotación”, señaló Lastre, aunque reconoció que -por esa vía o por la actual- “el 95% se arrepiente del viaje”, dijo al diario.

La aventura de Luis S. no tuvo un final feliz. Cuando llegó a Estados Unidos, tras la entrevista donde debía probar el “miedo creíble” con las autoridades migratorias estadounidenses, le fue rechazado el asilo político y fue deportado a la isla.

Luis S. no se dio por vencido. Según el diario, volvió a cruzar Sudamérica y retornó a Uruguay, donde no sabe aún si permanecerá. “No sé si aguantaré aquí mucho más... está muy caro”, confesó a El País.

Pide Arzobispo de Santiago de Cuba normalizar horario de las celebraciones eucarísticas

Monseñor Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba, (centro) hizo un llamado a normalizar las actividades parroquiales.

A medida que las autoridades sanitarias levantan algunas de las restricciones establecidas para evitar la propagación del COVID-19, la Iglesia Católica en el oriente de Cuba exhortó a que se normalicen los horarios de las misas y las actividades culturales y parroquiales.

En un mensaje que aparece en la cuenta en Facebook de la Arquidiócesis de Santiago de Cuba, Monseñor Dionisio García, arzobispo de la región, llamó a que las misas vuelvan a programarse en el horario habitual que existía antes de las regulaciones derogadas, y a recuperar paulatinamente los diferentes eventos y acciones parroquiales tales como bautizos, catecumenado de adultos, encuentro del Consejo Pastoral Parroquial o Comunitario, formación de adultos y los trabajos de las diferentes comisiones, entre otros.

Por otra parte, indicó que en la realización de estas acciones “debemos tener en cuenta y cumplir las necesarias normas para evitar la propagación del COVID: nasobuco, distanciamiento, desinfección”.

“Nos queda un gran trabajo por delante para normalizar nuestra vida comunitaria”, escribió Mons. García.

Entretanto, informó que se reiniciará el trabajo de atención a las pequeñas comunidades del campo y de la ciudad, pero aconsejó guardar las disposiciones de no celebrar misas en casas que no tengan las debidas condiciones para acoger a los fieles sin infringir las normas vigentes de protección.

“Tal vez en algunas comunidades se dispone de lugares abiertos que permiten la celebración con la protección necesaria”.

Asimismo, destacó la importancia de visitar las comunidades rurales, en la media de lo posible para, poco a poco, recuperar la acción y presencia misionera en las mismas.

También recordó que muchas personas mayores, por protección comprensible, no asistirán (a las celebraciones eucarísticas), al igual que los niños y los adolescentes.

“Nos toca ser lo suficientemente creativos para ir haciendo presencia donde se pueda”.

En enero, la Arquidiócesis de Santiago de Cuba suspendió toda actividad parroquial y presencia en celebraciones en templos ante el rebrote de casos de contagios de COVID-19.

En marzo, la Conferencia de Obispos de Cuba dictaminó la suspensión de todas las celebraciones públicas en templos y comunidades católicas del país a fin de contribuir con las medidas preventivas para contener el avance del coronavirus.

“Esto será un desastre total": cubanos opinan sobre la reapertura de fronteras y el COVID-19

El regreso de los turistas preocupa a los cubanos, en medio de una crisis sanitaria sin precedentes en el país. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

Cubanos que viven en ciudades cercanas a los polos turísticos de la isla expresaron este lunes su preocupación por la próxima llegada de turistas al país, en medio de la compleja situación epidemiológica que presenta la nación.

El gobierno cubano abrirá las fronteras del país a partir del 15 de noviembre próximo. Una nota del Ministerio del Turismo asegura que para ello se flexibilizarán los protocolos higiénico-sanitarios a la llegada de los viajeros, se realizarán pruebas diagnóstico de manera aleatoria, no se exigirá el PCR al arribo y se reconocerá el certificado de vacunación de los viajeros

Los entrevistados dijeron a Radio Televisión Martí que desconfían de las estadísticas oficiales sobre la pandemia utilizadas por el gobierno para justificar la reapertura.

Desde la ciudad de Cárdenas, muy cerca del balneario de Varadero, la Dama de Blanco Leticia Ramos Herrería, señaló que la mayoría de los empleados de los hoteles residen allí.

“Esto será un desastre total y provocará un aumento de los contagios y los muertos, como ya los tuvimos. Cárdenas se convirtió en el municipio más afectado por la pandemia cuando abrieron Varadero, y luego tuvieron que volver a cerrar. Actualmente siguen saliendo casos y no se están dando las cifras reales”, afirmó Ramos Herrería.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00

En el poblado de Morón, en la provincia de Ciego de Ávila, donde se ubican los enclaves turísticos de Cayo Guillermo y Cayo Coco, las autoridades están manipulando las cifras oficiales de contagios y muertes por coronavirus, según la periodista independiente Dairis González Ravelo.

“Aquí todos los días sigue habiendo personas infestadas, más muertos. Eso de que hay una disminución es un cuento, todo eso es falso. Eso es, simplemente, para el visto bueno y tener la justificación para reabrir la entrada de turistas”, argumentó la comunicadora.

Cayo Santa María está muy cerca del poblado de Caibarién, en la provincia de Villa Clara, donde actualmente hay una situación crítica con el COVID-19, informó el activista Guillermo del Sol.

“Caibarién está cerrado completamente y no hay forma de cuantificar realmente lo que está pasando allí, porque hay un secretismo absoluto por parte de las autoridades”, señaló.

También abrirán la Villa de Trinidad a los viajeros, donde ya está presente una brigada realizando labores de saneamiento con ese propósito, reportó el comunicador Adriano Castañeda.

“Trinidad fue el primer polo turístico donde el año pasado comenzó el contagio con la pandemia, y no estamos preparados para abrir el turismo. Aumentarán los niveles de infestación y, cada día, en la provincia se están viendo más personas falleciendo por el coronavirus”, enfatizó Castañeda.

Santiago de Cuba sigue teniendo una complicada situación epidemiológica, apuntó el activista de organización opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Ovidio Martín Castellanos.

“El contagio del COVID-19 sigue en aumento y abrir el turismo nuevamente puede ser un desastre”, opinó.

Desde La Habana, el periodista independiente Vladimir Turró concluyó que abrir las fronteras es un acto desesperado del gobierno.

“Cuando ocurra la reapertura, por la necesidad de recursos económicos que tiene el régimen, creo que la ola de contagios aumentará mucho más. A pesar de que ellos están apostando por la vacunación masiva, los contagios han continuado y las personas siguen falleciendo”, destacó Turró.

Cuba registró el domingo 6 mil 632 casos nuevos de COVID-19 y 52 fallecimientos a causa de la enfermedad, según el informe divulgado este lunes por el Ministerio de Salud Pública.

De acuerdo con los datos oficiales, que no es posible confirmar de manera independiente, el país acumula 860 mil 799 contagios y 7 mil 279 muertes por coronavirus desde que comenzó la pandemia en marzo del año pasado.

Al cierre el 26 de septiembre, permanecían ingresados 75 mil 270 pacientes, de ellos 38 mil 337 con síntomas sospechosos, 33 mil 841 confirmados activos y el resto en vigilancia epidemiológica.

Pinar del Río continúa siendo el epicentro de la pandemia con 1,574 casos nuevos, seguida por Camagüey, con 805, y Sancti Spíritus, con 787, entre las provincias más afectadas.

Los riesgos de COVID-19 en los sectores privado y público de Cuba

Tres turistas almuerzan en un restaurante privado en La Habana.

El anuncio de la apertura gradual de los servicios gastronómicos en Cuba trae nuevos riesgos y preocupaciones en ciertos sectores de la población.

Según explicó el periodista independiente Boris González Arenas a Radio Martí, la atención en el cumplimiento de las medidas para aminorar los riesgos en medio de la crisis con el COVID-19, debe enfocarse sobre el sector público o estatal, mucho más que en los negocios por cuenta propia.

Al respecto, González Arenas expresó que “dónde es evidente que las medidas no se cumplen es, nuevamente, en el sector público”.

“Los cuentapropistas en Cuba están sometidos a tanta presión, que ya sea por esta presión, o por el deseo real y la conciencia de dar un servicio desde el punto de vista higiénico correcto, en el sector privado se cumplen (las medidas) de manera mucho más notable”, dijo.

Refiriéndose al modo de trabajar en el sector privado o público, González Arenas aseguró que la diferencia entre ambos sectores es notoria ya que estas medidas en el sector público dejan mucho que desear.

Los servicios públicos en Cuba no cumplen medidas higiénicas elementales
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:24 0:00

“Tú vas a un hospital”, explicó, “y eso es ‘ya tú sabes’; el cloro está puesto ahí, si quieres te lo hechas y si no, no te lo hechas y en el mismo sector de gastronomía, por supuesto que el pan te lo siguen cogiendo con las manos (sin protección), la comida te la siguen cogiendo con las manos y las medidas de higiene son mínimas”.

“En el sector privado”, continuó González Arenas, “tú tiendes a ver un poco más de consideración al respecto. De todas maneras, siempre es bueno que haya una fiscalización, estatal o institucional, de cómo se desarrolla el sector privado a ese respecto”.

González Arena afirmó que en ese sentido “volvemos a lo mismo: donde las medidas son absolutamente violadas y no se les presta ninguna atención y, por supuesto, no hay efectiva represión por parte de las instituciones, es en el sector público, de siempre”.

(Con reportaje de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cargar más

XS
SM
MD
LG