Enlaces de accesibilidad

América Latina

Juez ordena prisión preventiva de Cristina Fernández en proceso por corrupción

La expresidente argentina Cristina Fernández de Kirchner deja la corte federal en Buenos Aires el 13 de agosto de 2018.

Un juez federal argentino ordenó el lunes el procesamiento y la prisión preventiva de la expresidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner por supuestamente encabezar una trama corrupta que recibía sobornos de empresarios a cambio de la adjudicación de obras públicas.

Claudio Bonadío imputó a Fernández los delitos de “asociación ilícita en calidad de jefa, admisión de dádivas en 22 hechos... y cohecho pasivo en cinco hechos” entre 2003 y 2015, periodo que incluye sus dos mandatos y el de su marido y antecesor Néstor Kirchner. A su vez le impuso un embargo de 4.000 millones de pesos (equivalentes a casi 100 millones de dólares).

Fernández, de 65 años, no puede ser detenida porque está protegida por fueros parlamentarios. En caso de que la justicia solicite su desafuero sólo perdería la inmunidad de arresto con dos tercios de los votos de los senadores, algo poco probable ya que el peronismo opositor ha adelantado que no apoyará esa medida mientras no haya una condena firme.

El magistrado también ordenó el procesamiento del exministro de Planificación Federal Julio de Vido y otros exfuncionarios de ese ministerio, así como de varios empresarios del rubro energético y de la construcción, entre ellos Ángelo Calcaterra, primo del actual presidente Mauricio Macri.

En total se trata de 42 procesados entre exfuncionarios y empresarios, sobre los cuales se trabó un embargo equivalente al de la mandataria. Sólo 12 fueron eximidos del pedido de prisión preventiva.

En su resolución, Bonadío sostuvo que entre 2003 y 2015 operó en Argentina “una colusión de funcionarios y empresarios que hizo funcionar una maquinaria que le sacaba con procedimientos amañados dinero al Estado Nacional en detrimento de la educación, la salud, los jubilados, la seguridad, que dejaba al pueblo más humilde sin cloacas, sin agua corriente, sin servicios, sin transporte seguro... y todo esto se hizo para distribuir coimas (sobornos) a funcionarios corruptos”.

Por este esquema de recaudación ilegal, los empresarios que pretendían ganar una obra pública “entregaban un porcentaje de lo que el Estado Nacional les pagaba a los funcionarios” que Néstor Kirchner y Cristina Fernández “designaban para esos menesteres a fin de recibir estos ‘retornos’ o ‘coimas’".

La investigación llamada popularmente “los cuadernos K” se inició luego de que la justicia accediera a copias de cuadernos con anotaciones, fotografías y filmaciones efectuadas por un chofer del Ministerio de Planificación Federal quien aparentemente fue testigo privilegiado de la recolección del dinero ilegal.

La justicia también cuenta con la declaración de empresarios y exfuncionarios arrepentidos que habrían aportado detalles sobre la operatoria. Esas declaraciones no trascendieron públicamente.

Fernández niega los cargos y ha denunciado una serie de irregularidades en la causa que lleva adelante Bonadío, a quien calificó de “juez enemigo” que actúa en sintonía con el gobierno del conservador Macri para perseguir a opositores y ocultar la actual crisis económica.

Bonadío también tiene a su cargo otras causas que comprometen a la expresidenta: una por supuesta defraudación al Estado con la compra de dólares en el mercado a futuro, otra por lavado de dinero y una tercera por el supuesto encubrimiento de los responsables del ataque terrorista contra una mutual judía de Buenos Aires en 1994.

Fernández también enfrenta cargos por lavado de dinero y administración fraudulenta, en otras investigaciones por corrupción.

Vea todas las noticias de hoy

Venezuela no está lista para elecciones, dice Borrell

Josep Borrell, ministro de Relaciones Exteriores de España.

El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, dijo el martes que tras mantener contactos con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y con la oposición concluyó que en Venezuela no hay condiciones para un proceso electoral como el previsto para el 6 de diciembre.

Maduro ha dicho que las elecciones parlamentarias cuentan con garantías plenas, pero la oposición destaca que decisiones judiciales han anulado la representación de partidos y destituido a sus directivas, mientras se mantiene el acoso y encarcelamiento de dirigentes opositores, entre otras acciones.

Borrell dijo en un comunicado que en las últimas semanas ha mantenido contactos para "evaluar las posibilidades de que las fuerzas políticas acordaran un marco para las elecciones". Tras las conversaciones "debo concluir que, en estos momentos, no se reúnen las condiciones para un proceso electoral transparente, inclusivo, libre y equitativo", destacó.

Entre las condiciones marco están la participación "en pie de igualdad de todos los partidos políticos y de sus líderes cuya descalificación y persecución deben cesar, así como la observación electoral internacional", agregó Borrell.

El jefe del parlamento y líder opositor venezolano, Juan Guaidó, agradeció al diplomático europeo "los intentos de lograr ese espacio (electoral) y las condiciones que representen una solución real a la crisis" de la nación OPEP.

El Ministerio de Información no respondió de inmediato un pedido de comentario.

Borrell dijo que sugirió ampliar los plazos electorales para responder a los requerimientos de la oposición y añadió que recibió una carta de la cancillería que informa de un acuerdo en ese sentido con parte de la oposición. "Es un paso en la buena dirección, pero insuficiente para que la Unión pueda estar en disposición de desplegar una misión de observación".

Borrell señaló que aunque la UE recibió una invitación del gobierno de Maduro para desplegar en Venezuela una misión de "acompañamiento electoral", tal esquema "es ajeno a la práctica" del bloque.

Implican a Peña Nieto en sobornos de Odebrecht

El presidente de México, Enrique Peña Nieto habla a la nación este miércoles

El escándalo de los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en México ha salpicado al expresidente Enrique Peña Nieto.

Emilio Lozoya, exdirector de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (PEMEX) y acusado él mismo de recibir sobornos millonarios de Odebrecht, denunció el martes ante las autoridades que el expresidente y quien fuera su secretario de Hacienda, Luis Videgaray, le pidieron recibir el dinero y utilizarlo para hacer pagos durante su campaña presidencial.

El fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero, informó en un mensaje videograbado que el exdirectivo de la petrolera mexicana presentó una denuncia en la que narró las supuestas órdenes del exmandatario y Videgaray.

Según lo denunciado por Lozoya, dijo Gertz, una vez que ganó la presidencia y entró al poder en 2012, tanto Peña Nieto como Videgaray le ordenaron también hacer pagos millonarios a legisladores con el propósito de garantizar la aprobación en el Congreso de una serie de reformas al principio de su gobierno.

Ni el exmandatario ni Videgaray se han pronunciado sobre los señalamientos. Peña Nieto gobernó México entre 2012 y 2018.

El fiscal refirió que como pruebas presentó a cuatro testigos, recibos y un video, por lo que la dependencia abrió una investigación. Dijo que revisarán lo presentado y en su caso podrían citar a declarar a las personas involucradas.

Según Gertz, Lozoya denunció que recibió varios millones de pesos de la empresa constructora brasileña Odebrecht y le dieron la orden de que más de 100 millones de pesos (más de 4,4 millones de dólares al tipo de cambio actual) se usaran para pagos a asesores electorales extranjeros que colaboraron con la campaña.

“El que después fue presidente y su secretario de Hacienda son las personas que este individuo, que está presentando la denuncia, señala que fueron los que le ordenaron que ese dinero fuera entregado", refirió Gertz.

Ya en el gobierno, aseguró, le ordenaron pagar al menos 120 millones de pesos (más de 5,3 millones de dólares al tipo de cambio actual) a un diputado y cinco senadores para que se garantizara el apoyo legislativo a varias reformas entre 2013 y 2014.

Lozoya fue detenido en España y extraditado recientemente a México, donde se convirtió en el primer ex alto funcionario en quedar sujeto a un proceso penal por presuntamente recibir sobornos millonarios de la constructora brasileña Odebrecht, que está envuelta en una serie de escándalos similares en varios países latinoamericanos. El exdirectivo, sin embargo, no pisará la cárcel porque colaborará con la justicia.

José Antonio Crespo, analista del Centro de Investigación y Docencia Económicas, consideró que detrás del anuncio del fiscal se ve una motivación política, porque se prefiere dar la información a la prensa y no reservarla para la investigación. Sin embargo, no duda de que sean reales los señalamientos.

Agregó que si se prueban, las autoridades deberían ir contra todos los involucrados. “Si queda todo en un uso político-mediático, no va a servir para nada”, comentó.

De prosperar el caso, sería un importante logró para el gobierno del mandatario Andrés Manuel López Obrador, quien recibió la Presidencia de manos de Peña Nieto y llegó al poder con la promesa de erradicar la corrupción en el país.

Sin embargo, López Obrador también ha sido cuidadoso y ha dicho que no busca revanchas con expresidentes y en varias ocasiones ha afirmado que antes de perseguir a uno de ellos lo sometería a una consulta pública.

USAID y BID brindan ayuda adicional a venezolanos exiliados y dentro del país

Programa Juntos es Mejor de USAID y BID

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), anunciaron este martes la entrega de fondos adicionales para apoyar a los venezolanos que viven como refugiados y exiliados en varios países de América Latina.

Bajo el programa Juntos es Mejor las dos entidades están destinando unos 1,8 millones de dólares para ayudar a los ciudadanos venezolanos en Brasil, Colombia, Perú, Trinidad y Tobago; y en la República Bolivariana de Venezuela.

La ayuda será para “financiar soluciones para ampliar el acceso a oportunidades de empleo, educación y servicios financieros, y para combatir la explotación y la xenofobia”, dice el parte de prensa de ambos organismos.

Según la nota de prensa, en el caso de Colombia, Brasil y Perú, el emprendimiento social Migraflix permitirá apoyar la “formación sobre habilidades técnicas y empresariales para generar negocios gastronómicos en línea y posibilitar el acceso a microcréditos, a las tutorías financieras y contactos con mercados locales”.

En relación al Perú, la agencia de trabajo Nanas y Amas usará una plataforma en línea para conectar a mujeres venezolanas en situación vulnerable con oportunidades laborales previamente evaluadas y con remuneración justa. Y en Trinidad y Tobago, el programa Democracy International lanzará un proyecto innovador para el cambio en los comportamientos, orientado a contrarrestar el acoso y la xenofobia que enfrentan las mujeres venezolanas en situaciones cotidianas.

Ya en el caso de Venezuela, con fondos de USAID, habrá una organización local destinada a ofrecer “a mayor escala a una plataforma híbrida que funciona tanto en línea como en forma presencial, destinada a ayudar a jóvenes emprendedores con gran potencial que proceden de sectores vulnerables”. Se dará también fondos para tener acceso a Internet de alta velocidad a comunidades urbanas y posibilitará que los nuevos usuarios accedan a información vital para los servicios educativos y financieros.

El programa Desafío BetterTogether/JuntosEsMejor es una asociación entre USAID y el BID orientada a identificar, financiar y dar escala a soluciones innovadoras en apoyo a la población venezolana y las comunidades que los reciben con generosidad en toda América Latina y el Caribe, especifica la nota de prensa.

COVID-19, una segunda condena para presos políticos en Nicaragua

Un recluso abandona la cárcel La Modelo en Nicaragua. REUTERS/Oswaldo Rivas

El horror que padecen los prisioneros en las cárceles de Nicaragua, especialmente los condenados por motivos políticos, se pone de manifiesto en un reportaje realizado por Newsweek y reproducido por Amnistía Internacional, en el cual se describe la situación de hacinamiento, la falta de higiene, la ausencia de cuidados médicos elementales, todo ello unido a los maltratos físicos y psicológicos y el déficit de alimentación.

Construida para albergar aproximadamente 2, 400 personas, ya en 2013 entre sus paredes se hallaban encerrados unas 4, 600,

“La Modelo”, como se le conoce al complejo carcelario Jorge Navarro, es considerada la prisión más grande y también la más antigua de Nicaragua. Construida para albergar aproximadamente 2, 400 personas, ya en 2013 entre sus paredes se hallaban encerrados unas 4, 600, según datos ofrecidos por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) quien, además, informa que el gobierno Ortega-Murillo ya no hace públicos los datos de prisiones ni permite las visitas de organismos defensores de los derechos humanos.

Según expertos y abogados defensores, la situación es mucho peor en estos momentos, cuando el hacinamiento es mucho mayor, las condiciones de salubridad y alimentación son aún peores, crean un caldo de cultivo fructífero para el la proliferación del COVID-19. Toses y estados febriles, lamentos de agonía de prisioneros que desaparecen de sus celdas y nunca más vuelven a tener noticias de ellos son los testimonios que algunos reclusos logran transmitir a sus familiares.

¿Hasta dónde está dispuesto a llegar Daniel Ortega para mantenerles en silencio?”

Al respecto, Erika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional, ha dicho que “Nicaragua está enfrentando una disyuntiva de vida o muerte. Estamos hablando no solo de la libertad sino de la vida de decenas de personas que fueron puestas tras las rejas para silenciarlas. La pregunta es: ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar Daniel Ortega para mantenerles en silencio?”

Exclusiva con Juan Guaidó: Si en Venezuela optamos por acostumbrarnos, vamos a ser una segunda Cuba

Entrevista exclusiva de Radio Televisión Martí al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

“Si alguien hoy depende de [los servicios de] la inteligencia cubana es Nicolás Maduro”, le dijo el viernes en entrevista exclusiva a Radio Televisión Martí el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó. “Tristemente, Maduro se ha entregado precisamente a los cubanos, se entregó a otras potencias extranjeras, y depende absolutamente de ellos”.

En diálogo con Aymara Lorenzo, corresponsal de Radio Televisión Martí en Venezuela, la periodista le preguntó si creía que, aconsejado por el régimen de La Habana, Maduro estuviera jugando al desgaste de Juan Guaidó como presidente interino.

"Esa es la estrategia número uno de la dictadura desde siempre”, le respondió Guaidó. “No solamente al desgaste, sino a lo que llamamos nosotros en Venezuela una ‘molienda’. O sea: ellos tienen todo un aparato de propaganda, de persecución, y lo voy a poner en términos sencillos; a nivel operativo, mis cuatro jefes de despacho: uno secuestrado, Roberto Marrero; dos en el exilio y uno en clandestinidad”.

Recordó que el equipo de comunicaciones también está en la clandestinidad y que hay 36 parlamentarios antichavistas en el exilio.

Entrevista exclusiva con el presidente interino de Venezuela Juan Guaidó
please wait

No media source currently available

0:00 0:33:40 0:00

“La dictadura políticamente, diplomáticamente, económicamente está derrotada”, aseguró Guaidó. “Lo lamentable de esto es que, por soberbia, han arrastrado a todo el país a niveles de países en guerra: Siria, Afganistán, Sudán del sur… esas son las comparaciones que hoy puede tener Venezuela a nivel de emigración, acceso a bienes y servicios, hambruna potencial, hiperinflación, entre otras cosas. Maduro lo único que controla es el desastre”.

Sin embargo, observó Lorenzo, en medio de la escasez de combustible que vive la propia Venezuela, Caracas sigue enviándole barcos de gasolina a Cuba a cambio de médicos que participan en la campaña para combatir el coronavirus.

El régimen de Maduro “principalmente se sostiene de inteligencia, contrainteligencia y propaganda desde Cuba, y de un soporte diplomático que de cierta manera le presta el gobierno de Rusia”, comentó Guaidó. “Pero a nivel de lo real, lo que de verdad cuenta, que es el factor económico, no le prestan un dólar. Por el contrario, se lo siguen chuleando Cuba, Irán, que es un proveedor caro de gasolina”.

Considerando las situaciones que atraviesan los ciudadanos venezolanos y cubanos, la reportera de Radio Televisión Martí le pidió al presidente interino que dijera en qué elementos las consideraba comparables y cuál era su mensaje para los cubanos.

“Regímenes a los que no les interesa en absoluto el ciudadano, regímenes a los que no les interesa en absoluto el bienestar de nuestros pueblos; de una manera sádicos, pareciera que disfrutan del dolor de la lejanía de nuestra gente”, respondió. “Me atrevería a decir incluso que Cuba tiene factores que están mucho mejor que hoy en Venezuela; […] están menos aislados a nivel de vuelos internacionales, a nivel de seguridad incluso”.

La gran diferencia está en que Venezuela todavía tiene una oposición, una alternativa democrática, un gobierno encargado, un Parlamento listo para los sacrificios, dijo Guaidó.

“Si nosotros decidimos por el desgaste y por acostumbrarnos, perdimos: vamos a tener una segunda Cuba en América Latina”, subrayó. “Si por el contrario nos mantenemos firmes, no transigimos en nuestras demandas, que son elementales para una solución y una transición; agrupamos y mantenemos a la mayoría, la movilizamos; mantenemos el respaldo internacional; no nos acostumbramos a la tragedia, no nos acostumbramos a hacer colas, no nos acostumbramos a la indignidad, vamos a hacer la diferencia”.

Si el candidato Joe Biden ganara las elecciones, ¿cree usted que cambiaría la estrategia de Estados Unidos con relación al proceso de cambio político en Venezuela?, le preguntó la reportera de Radio Televisión Martí.

“Hoy tiene 15 millones de dólares de recompensa [la captura de Nicolás] Maduro, eso es un proceso judicial de un poder independiente en Estados Unidos”, dijo Guaidó. “Incluso, va más allá de la política bipartidista, que ya tenemos el respaldo --se vio en el discurso del Estado de la Nación-- cómo hemos tenido muy buena relación con los diferentes partidos y el respaldo total de la administración del Presidente [Donald] Trump”.

También ha habido declaraciones muy claras, añadió. Recientemente, por ejemplo, la del senador demócrata Bob Menéndez, y de muchos otros. Hoy la posición débil es la de Maduro, la de una dictadura, insistió el presidente interino.

“Relativamente, porque ellos aún tienen los organismos represivos de la dictadura, a través de [los cuales] ejercen el control y la presión del miedo, de la persecución; del cierre de canales de televisión, de periódicos, entre otras cosas”, precisó Guaidó. “Pero relativamente el que tiene la posición débil es Maduro; el que tiene la recompensa sobre su cabeza es él”.

A ninguno de los representantes de la alternativa democrática les pasa lo mismo; al contrario, tenemos la interlocución de actores internacionales, la posibilidad de conseguir créditos para mejorar la vida del venezolano, dijo.

“Y eso incluso lo sabe hoy el entorno del dictador, lo cual lo hace particularmente frágil […]. Ahora, nos toca a nosotros ejercer la presión, mantener la tensión política; la propuesta de cambio, solución y alternativa, las garantías, y tenemos cómo hacerlo”, añadió el presidente interino venezolano.

Si como dice usted, el régimen de Nicolás Maduro está débil, ¿a qué atribuye entonces que Estados Unidos no ha logrado articular una estrategia con China y Rusia para lograr un cambio político en Venezuela?, le preguntó Lorenzo.

“Cada país tiene sus intereses; eso creo que es evidente hoy, y hemos visto las altisonantes declaraciones en este complejo contexto geopolítico”, respondió Guaidó. “Para nosotros, lo interesante es que seamos nosotros los que decidamos, los venezolanos, con el respaldo que tenemos y con la presión que podemos ejercer”.

La articulación principal la tenemos que generar nosotros con el acompañamiento internacional, y tratar de limitar los intereses de los gobiernos que apoyan a Maduro, añadió.

“Nosotros le hemos dicho por ejemplo a China que con Maduro no van a cobrar ni un dólar de lo que les deben; es así: no van a poder recuperar la industria petrolera; sucedió en otras latitudes del mundo, no solamente en Venezuela, que en derivas autoritarias no se puede generar una mejora en la productividad, mucho menos petrolera, por el costo de operación, por el mercado actual va a ser mucho más complejo aún”, dijo Guaidó.

Cargar más

XS
SM
MD
LG