Enlaces de accesibilidad

Cuba

Cuba, único país de América sin ninguna garantía para la libertad de expresión

Detención violenta de Luis Manuel Otero Alcántara, promotor de la campaña contra el Decreto 349 que censura la libertad de creación.

Informe sobre Cuba de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó un informe especial sobre situación de la libertad de expresión en Cuba.

El reporte se divide en seis secciones principales, que abordan sobre el marco normativo vigente en Cuba en el cual se encuentra la raíz de la violación de los derechos humanos, así como un breve análisis de los aspectos de la reforma constitucional presentada por el propio régimen, que refieren al derecho a la libertad de expresión.

Lanza sobre informe CIDH: Cuba mantiene monopolio sobre medios de comunicación
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:41 0:00

Asimismo, aborda el periodismo libre e independiente en Cuba, refiriéndose en particular a los medios públicos, la imposibilidad de fundar medios privados y las prácticas de persecución contra periodistas independientes.

Dado que los periodistas no son los únicos que han sufrido persecución por expresar sus ideas en Cuba, igualmente analiza la situación de la criminalización de la crítica y discriminación por motivos políticos a distintos grupos de la población, como defensores y defensoras de derechos humanos, artistas, disidentes políticos, entre otros.

También, el informe aborda las protestas y manifestaciones sociales.

La última parte del informe refiere a limitaciones al derecho a la libertad de expresión en Internet y aborda obstáculos en la regulación del uso de redes y comunicación en la web, problemas de conectividad y acceso universal, bloqueos y censura de contenido, y vigilancias.

"Desde hace más de medio siglo, Cuba es un Estado gobernado por un partido único que impide las vías de disenso político. El Estado restringe en forma severa los derechos de libertad de expresión, asociación, reunión, movimiento y debido proceso.Durante décadas el Estado cubano ha organizado la maquinariainstitucional para silenciar voces ajenas al régimen, reprimir a periodistas independientes, así como a artistas o a ciudadanos que buscan organizarse para articular sus demandas; en todo ese tiempo el Estado ha mantenido el monopolio sobre los medios de comunicación social. Conforme han podido constatar la CIDH y la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, se ha suprimido, de este modo, el debate abierto de ideas y sobre aspectos centrales de la vida del país.

Ello se presenta en un contexto, como ha señalado la Comisión Interamericana, de grave inobservancia de los elementos esenciales de la democracia representativa y sus instituciones. Históricamente, la CIDH ha sido crítica ante la ausencia de condiciones que permitan una genuina participación política de sectores de diversa línea de pensamiento en Cuba; en particular, la celebración de elecciones carentes de pluralidad e independencia, con insuperables obstáculos que impiden el acceso libre a diversas fuentes de información. La voz adversa al gobierno, en su intento de expresarse y participar en la conducción de los asuntos del país, termina siendo suprimida ante la presencia de un único partido, la prohibición de asociarse con fines políticos, las arbitrarias restricciones a la libertad de expresión y el derecho de reunión, entre otros derechos fundamentales.

Cuba se ha mantenido durante décadas entre los países del Hemisferio que exhibe una de las peores situaciones y un ambiente menos propicio para el ejercicio del derecho a la libertad de expresión.Hacer periodismo en Cuba no ha sido ni de cerca una situación comparable con cualquier otro país de la región, por los serios riesgos que enfrentan periodistas y otros grupos de la población que buscan expresar opiniones, la inexistencia de acceso a información pública, el temor de la población y de quienes eventualmente pueden ser fuentes de la información que recaban los periodistas, entre otros múltiples obstáculos.

El control de la libertad de expresión y libertades políticas ha sido permanente en casi cinco décadas, pero ha habido episodios emblemáticos de represión como el ocurrido en el mes de marzo de 2003, cuando se detuvo en forma masiva a personas identificadas como "contrarrevolucionarios" por su pensamiento.

En los últimos años, la CIDH y su Relatoría Especial continuaron recibiendo información preocupante sobre restricciones ilegítimas a la libertad de expresión en Cuba, como el continuo incremento dela persecución selectiva y deliberada en contra de medios y organizaciones independientes que difunden información y opiniones sobre temas de interés público por fuera del control del Estado. Revisten gravedad asimismo los actos y amenazas por parte de autoridades y funcionarios públicos para amedrentar a cualquiera que exprese ideas críticas a la política e instituciones del país como activistas, artistas, periodistas, defensores y defensoras de derechos humanos, intelectuales, entre otros.

Todo ello ocurre bajo un marco legal que, lejos de proteger el ejercicio de la libertad de expresión, brinda al Estado herramientas jurídicas para reprimirlo, sobre todo a través del derechopenal. También persiste el control estatal de los medios de comunicación y sobre el acceso a los medios digitales, en razón de la limitada conectividad de la población cubana y el bloqueo de medios de comunicación críticos en internet. Ello restringe la información, las manifestaciones culturales y el debate de ideas a las que pueden acceder los cubanos mediante prensa, radio, televisión e internet. Todas estas son restricciones ilegítimas y afectaciones a la libertad de expresión que la Relatoría Especial ha advertido desde hace varias décadas, especialmente a través de sus informes anuales.

En la actualidad, la intolerancia de las autoridades cubanas hacia toda forma de crítica u oposición continúa siendo la principal limitación al goce de los derechos a la libertad de expresión y asociación en Cuba. El cambio de gobierno de facto de la Presidencia del Consejo de Estado y de Ministros de Raúl Castro a Miguel Díaz-Canel, durante el 2018, había generado también expectativas de pasos positivos en materia de derechos humanos. Sin embargo, hasta el momento, el nuevo Gobierno se ha presentado, en general, como el continuismo en términos de la represión para el ejercicio de la libertad de expresión en Cuba. Resulta de grave preocupación que, a poco de asumir, Díaz-Canel anunciara que mantendrá una posición contraria a lalibertad de prensa y a la legalización de medios de comunicación independientes en el país.

Es de la mayor preocupación advertir incluso que en los últimos tiempos habría aumentado la represión e intolerancia para desestimular el periodismo no alineado al oficialismo, la actividad de defensores de derechos humanos y a las críticas de voces disidentes. Durante años, la represión en Cuba se caracterizó por mantener una apariencia de legalidad, que incluía acusaciones fiscales, la designación de defensores de oficio, procesos judiciales y/o condenas firmes. Aunque se mantienen algunas de estas prácticas, se observan variaciones que parecen dirigidas a no dejar huellas jurídicas ni documentación que puedan utilizarse como prueba de los abusos sufridos. Durante el 169 Período de Sesiones de la CIDH, varios periodistas presentes en la sesión, y otros a través de testimonios previamente grabados, relataron lo que denominaron una represión de "desgaste" que evita el enjuiciamiento. Estas formas represivas consistirían en arrestos e interrogatorios humillantes -en particular a mujeres periodistas-; detenciones de hasta 72 horas sin orden ni comunicación judicial; presiones sobre la familia y el entorno; retención de equipos y sustracción de materiales a periodistas; así como prohibiciones de salida del país a periodistas y activistas.

El modelo actual respondería a una lógica que se ubica al margen de las estructuras jurídicas, que se realiza a partir de la seguridad del Estado o estructuras paraestatales que pueden resultar más sutiles pero igualmente graves a la luz del derecho internacional. A las herramientas tradicionales utilizadas para reprimir el periodismo independiente, se sumarían formas de represión como amenazaspruebas de aptitud para acceder a la carrera de periodismo en la Universidad estatal.

En este contexto, la Relatoría Especial también tomó nota del proceso de reforma constitucional que se llevó a cabo en Cuba. La información disponible indica que, a fines de julio de 2018, fue publicado el "Proyecto de Constitución de la República de Cuba". La CIDH, en un comunicado de prensa del 4 de marzo de 2019, informó que el proceso de reforma concluyó con el referéndum celebrado el 24 de febrero de 2019. En esta ocasión, la Comisión expresó su preocupación, entre otras cosas, por la posibilidad de que el referéndum no habría cumplido con las condiciones necesarias para elecciones libres, secretas, confiables e independientes que salvaguarden los principios de universalidad y pluralidad.

La Relatoría Especial considera que el desarrollo y la apertura de Cuba es una cuestión vinculada estrechamente con la indispensable vuelta a la democracia y el respeto a los derechos humanos. En ese sentido, son elementos esenciales de la democracia, el respeto a losderechos humanos, la libertad de expresión y el respeto a los derechos políticos, junto a la celebración de elecciones libres y basadas en el sufragio secreto y universal. La libertad de expresión acompaña al ser humano como una de las libertades más preciadas porque permite a cada individuo pensar el mundo desde sus propias perspectivas y elegir su estilo de vida, así como la construcción de sociedades pluralistas. Por ello, desde el inicio del actual mandato, la Relatoría Especial ha prestado atención prioritaria a la situación de Cuba. Con ese objeto, el informe analiza la situación sobre la libertad de expresión en Cuba desde los estándares del sistema interamericano y a partir de ello, ofrece recomendaciones al Estado que permitan contribuir a la efectiva vigencia de este derecho en el país.

La Relatoría Especial concluyó que Cuba sigue siendo el único país del Hemisferio en el cual no existe ningún tipo de garantías para el ejercicio del derecho a la libertad de expresión. Un Estado en el cual persiste la grave inobservancia de los elementos esenciales de la libertad de expresión, la democracia representativa y sus instituciones. A pesar de los años transcurridos y las reiteradas recomendaciones al respecto, la intolerancia sigue siendo la regla de las autoridades cubanas hacia toda forma de crítica u oposición, y la principal limitación a los derechos y libertades fundamentales en Cuba.

Permanece un modelo de monopolio estatal sobre los medios de comunicación yse mantiene la prohibición de fundar medios privados, todo lo cual es incompatible con los estándares internacionales sobre libertad de expresión.

La persecución selectiva y deliberada en contra de medios y periodistas independientes continúa, y por periodos incluso recrudece. Esta persecución de cuerpos estatales o tolerada por el Estado se manifiesta de modo concreto en detenciones arbitrarias, amenazas y actos de hostigamientos o censura en perjuicio de periodistas que difunden ideas, opiniones e informaciones críticas del partido del gobierno. Dan cuenta de ello también los múltiples actos y amenazas por parte de autoridades y funcionarios públicos para amedrentar a cualquiera que exprese ideas críticas a la política e instituciones del país como artistas, defensores y defensoras de derechos humanos, disidentes políticos, entre otros.

Las prácticas represivas en la actualidad parecen responder a una lógica que se ubica al margen de las estructuras jurídicas, pero están lejos de desaparecer. Por el contrario, se replican fuertemente en los nuevos medios de comunicación. En materia de internet, las disposiciones legales sumamente restrictivas y ambiguas, la limitada conectividad de la población cubana, el bloqueo y censura de medios críticos, y las vigilancias, impiden seriamente el ejercicio de los derechos a la libertad de expresión, privacidad e intimidad en la red.

El ordenamiento jurídico cubano -desde la propia Constitución, hasta normas legales o reglamentarias que se señalan en el informe- está puesto al servicio de la represión del disenso y la crítica. De este modo, en opinión de la Relatoría Especial, el principal problema de la legislación vigente es su carácter abiertamente represivo de la libertad de expresión. Lejos de proteger el ejercicio de la libertad de expresión, y demás derechos y libertades fundamentales, brinda al Estado herramientas jurídicas para reprimirlo. Determina además la existencia de una grave discriminación por motivos políticos en el ejercicio de los derechos humanos, pues no puede ejercer sus derechos sin represión, todo aquel que piense o quiera expresarse distinto al régimen socialista.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión es una oficina creada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a fin de estimular la defensa hemisférica del derecho a la libertad de pensamiento y expresión, considerando su papel fundamental en la consolidación y el desarrollo del sistema democrático.

Vea todas las noticias de hoy

Piden a la Casa Blanca revertir medida sobre visa B2 para cubanos

Un negocio ofrece llenado de planillas y servicio de fotografía para visas y pasaportes en los alrededores de la Embajada de EEUU en La Habana.

La plataforma We the People lanzó una campaña de recogida de firmas en el sitio en internet de la Casa Blanca para pedir a la administración de Donald Trump que revierta la decisión sobre la reducción del tiempo de validez de las visas de 5 años para los cubanos.

En la introducción de la petición, creada el sábado pasado por el usuario E.D, se argumenta que la medida, que entra en vigor este lunes,18 de marzo, "solo causará un daño tremendo a las familias en las comunidades cubanoamericanas y dañará a la sociedad civil cubana".

La iniciativa necesita 99,798 firmas antes del 15 de abril de 2019 para obtener una respuesta de la Casa Blanca. Hasta el momento de la publicación de esta nota, 202 personas habían firmado la petición.

Petición en la plataforma We the People para revertir decisión sobre tiempo de validez de las visas B2 para cubanos.
Petición en la plataforma We the People para revertir decisión sobre tiempo de validez de las visas B2 para cubanos.

Washington anunció el viernes mediante su encargada de negocios en Cuba, Mara Tekach, que a partir del lunes el país reducirá el tiempo de la visa B2 para los cubanos -otorgada para visitas familiares y turismo, entre otros propósitos- de 5 años a tres meses, con una sola entrada a Estados Unidos.

Tekach dijo que la medida es una modificación para "establecer reciprocidad" con Cuba, que otorga una entrada válida por solo dos meses a viajeros estadounidenses con una prórroga de un mes.

La petición para revertir la medida del Departamento de Estado señala que "los cubanos ya tienen dificultades para solicitar una visa en un tercer país, y esta medida simplemente hace que sea casi imposible e inasequible viajar a los Estados Unidos. La mayoría de los cubanos no viajan por turismo, sino para reunirse con familias divididas hace mucho tiempo".

Las visas de 5 años con entradas múltiples fueron implementadas durante el gobierno del expresidente Barack Obama, en medio de un acercamiento de su administración con el régimen cubano.

(Con información de We the People y la agencia Reuters)

Tras altercado de cubanos en centro migratorio, México dice que no permitirá violencia

Estación migratoria de Tapachula, Chiapas, en México. Foto Archivo.

Medios de prensa de mexicanos reportaron este fin de semana un altercado provocado por la aglomeración de cientos de cubanos en la estación migratoria de Tapachula, en Chiapas.

Tras el incidente la Secretaría de Gobernación de México reconoció que un funcionario resultó herido y reiteró que el uso de la violencia es inadmisible.

“En relación al incidente en el que un grupo de migrantes irrumpieron en oficinas del Instituto Nacional de Migración de Chiapas e hirieron a un funcionario, tras exigir que se les otorgue permiso para transitar libremente en México, el Gobierno de México no permitirá el ejercicio de la violencia.

Quien responda de esta forma a nuestra nueva política migratoria (basada en el respeto a los derechos humanos), no podrá acceder a los mecanismos de ingreso y recepción en nuestro país”, indica la nota del gobierno.

El diario mexicano La Jornada asegura que eran más de 300 cubanos y que exigieron a las autoridades “a gritos y golpes, ser atendidos y resolver su situación migratoria en tiempo record”.

Por otra parte el periódico El Universal indica que el descontento de los cubanos surge del retraso en la entrega del salvoconducto que les permite transitar por territorio mexicano.

Los migrantes de Cuba denunciaron a El Universal que las autoridades migratorias actúan en contubernio con abogados y les exigen el pago de 300 a 700 dólares para entregarles el salvoconducto de manera expedita, cuando en realidad es un documento que se otorga sin costo alguno.

[Con información de la Secretaría de Gobernación de México, El Universal y La Jornada]

Primavera Negra, 16to aniversario de la ola represiva contra la prensa independiente (FOTOS)

Un total de 75 disidentes cubanos fueron detenidos durante los días 18, 19 y 20 de marzo del año 2003 y sentenciados en abril, con sanciones entre 6 y 28 años de privación de libertad. ​

La tristemente célebre Primavera Negra fue una ola represiva del régimen cubano contra la prensa independiente en la isla.

Con esta operación el régimen de Fidel Castro detuvo arbitrariamente y sentenció a 75 líderes del activismo por los derechos humanos, la libertad de expresión y de prensa en la isla.

Todos fueron condenados a largas penas de prisión.

Ante la presión internacional y la posterior mediación de la Iglesia Católica, los 75 fueron puestos en libertad. El último de ellos en el 2011.

La ola represiva de la Primavera Negra fue criticada alrededor del mundo.

Amnistía Internacional declaró a todos los detenidos prisioneros de conciencia.

Vigencia

A 16 años de la arremetida represiva del gobierno cubano contra opositores pacíficos, conocida como "la Primavera Negra", el régimen no ha podido eliminar el activismo en la isla.

Amado Gil conversó con Martha Beatriz Roque y Héctor Maceda, dos de los prisioneros del llamado Grupo de los 75 que permanecen en Cuba.

A 16 años de la Primavera Negra, el régimen no logra apagar el activismo
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:52 0:00

[Con reportaje de Amado Gil para Radio Martí y archivo radiotelevisiónmarti.com]

En ciernes otro Código de Familia ¿habrá chance para el matrimonio gay en Cuba?

José Agustín Hernández, aka "Adela", miembro de la comunidad LGBT en Caibarién, Villa Clara.

Cuba anunció recientemente que ya trabaja en la redacción de un nuevo Código de Familia que deberá concluirse en un plazo de dos años y será sometido a consulta popular y referendo. El documento final debe especificar quiénes pueden contraer matrimonio, un tema que aviva el debate nacional sobre el matrimonio igualitario.

La legalización de las uniones de personas del mismo sexo estaba contemplada inicialmente en el artículo 68 del proyecto de Reforma Constitucional, donde se redefinía como la "unión voluntariamente concertada entre dos personas con aptitud legal para ello”.

El intento por incluir este nuevo concepto fue una de las propuestas más polémicas entre los cambios a la Carta Magna de 1976 y generó encarnizados debates y manifestaciones a favor y en contra.

Cuando para frustración de muchos y tranquilidad de otros fue sacado del mapa legislativo por decisión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), adelantó que sería un asunto del Nuevo Código de Familia.

Entonces la hija del general Raúl Castro hizo un llamado a los activistas por los derechos LGBTI (lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales ) a cerrar filas “para lograr un Código de Familia tan avanzado como el nuevo texto constitucional”.

La nueva Constitución de Cuba aprobada el 24 de febrero de 2019, establece que toda persona tiene derecho a fundar una familia y también reconoce a las uniones afectivas, ya sea por vínculos jurídicos o de hecho. Además menciona al matrimonio como una forma más de organización de las familias.

Pero el Código de Familia vigente limita el reconocimiento del matrimonio a las personas heterosexuales, pues lo define como “la unión voluntariamente concertada de un hombre y una mujer con actitud legal para ello a fin de hacer vida en común”.

El texto, que sí hace marcada distinción de género, autoriza a formalizar matrimonio entre “la hembra y el varón mayores de 18 años de edad”. Pero excepcionalmente permite casamientos entre menores de 18 años “siempre que la hembra tenga, por lo menos, 14 años cumplidos y el varón 16 años, también cumplidos”.

Cuando cita obstáculos a la formalización de un matrimonio, el código actual no hace referencia a las uniones de homosexuales, sólo especifica que no podrán contraer matrimonio “los que carecieren de capacidad mental para otorgar su consentimiento; los unidos en matrimonio formalizado o judicialmente reconocido; las hembras menores de 14 años y los varones menores de 16 años; los parientes en línea directa, ascendente y descendente; y los hermanos de uno o doble vínculo; el adoptante y el adoptado; el tutor y el tutelado; los que hubiesen sido condenados como autores, o como autor y cómplice de la muerte del cónyuge de cualquiera de ellos”.


El pedido de la comunidad LGBTI de que se formalice el matrimonio gay no es un mero reclamo de igualdad social sino que encierra numerosos aspectos de orden práctico, como es el reconocimiento de los bienes en común, salarios, jubilaciones, pensiones, y en el caso de las separaciones y los fallecimientos, el derecho a los bienes.

Sobre estos beneficios Juana Mora Cedeño, presidenta de la organización defensora de la comunidad LGBTI Arcoiris Libre de Cuba, amplía:

“Hay varios derechos en juego, el derecho al patrimonio, a que la gente se ame y haga la unión que quiera, el derecho a la pensión si la pareja muere, a recibir los bienes que la pareja tuvo en común. Como no hay matrimonio, no hay un derecho que la ampara, uno se muere y la pareja se queda sin nada. También está el derecho a tener familia reconocida y a la reproducción asistida, que muchas lesbianas y transgéneros están solicitando para tener hijos".

Otro Código de Familia, otra oportunidad

Que este texto sea sometido a referendo es una buena idea porque el voto popular le daría legitimidad “siempre que los cubanos sean honestos”, opinó el abogado Alberto Méndez Castelló en el programa Hoy en Cuba de Radio Martí.

“Es momento de que los cubanos se desprendan de los antifaces y digan las cosas que tienen que decir”, apuntó el jurista, quien ve en la redacción del nuevo texto otro momento para fomentar la discusión sobre la legalización del matrimonio gay.

También el periodista Francisco Rodríguez Cruz, autor del blog Paquito el de Cuba y una de las voces más sobresalientes del activismo LGBTI en la isla, cree que las discusiones del nuevo Código de Familia traerán una oportunidad inmediata para “mantener el tema de los derechos de las personas LGBTI en el centro del debate ciudadano”.

Y sobre la coyuntura de impulsar de una vez la causa del matrimonio gay el bloguero anticipó: “No va a ser fácil, por supuesto. Las mismas fuerzas retrógradas que nos atacaron en esta ocasión lo harán otra vez, quizás incluso con más fuerza y organización”.

La líder de Arcoiris Libre no tiene confianza en que el matrimonio igualitario pueda darse en Cuba.

“En este minuto nosotros sabemos que llevar a referendo eso... es muy difícil que la gente diga que sí. Y yo pienso, como pensamos todos, que los derechos no se llevan a referendo, ni se llevan a consulta popular, porque eso es perder el tiempo”, declaró Mora Cedeño, quien reconoce que en la isla ha habido un gran avance en cuanto al activismo, sobre todo porque desde Internet se ha logrado educar a más personas sobre los derechos de los LGBTI.

Ivette Pacheco entrevista a Juana Mora Cedeño
please wait

No media source currently available

0:00 0:05:00 0:00


“Cuba es un país machista, la sociedad cubana es machista, por ende el gobierno es machista, es heterosexista y tenemos también como enemigo o contrarios a los fundamentalistas religiosos, que son bastante fuertes en Cuba. Han salido e inmediatamente sacaron el artículo 68 del proyecto de Constitución”.

Sobre la posibilidad de que el matrimonio igualitario quede contemplado en el Nuevo Código de Familia, Mora Cedeño fue tajante: “Pensamos que la respuesta va a ser no”.

​La Alianza Afro-Cubana es un grupo independiente que aboga por los derechos de las personas afrodescendientes y de la comunidad LGBTIQ+, su director, Raúl Soublett, coincide con el resto de los activistas al apuntar a los religiosos como el mayor impedimento.

Ivette Pacheco entrevista a Raúl Soublett
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:09 0:00

"Tenemos de obstáculo a la Iglesia. Todo lo que está generando la Iglesia en contra de ese derecho. Estoy hablando de la Iglesia Protestante, la evangélica, metodista. Ya no lo están haciendo con esa fuerza como al inicio en el debate, pero sé que, dentro de sus iglesias, en sus cultos, siguen tocando el tema, y cuando empiece la consulta van a seguir tocando el tema. De hecho, deben estar preparándose ...", señaló.


Ganar tiempo

Para Joe Cardona, que mantine el pulso de la comunidad LGBTI en Cuba desde su programa Arcoiris en Radio Martí, el anuncio de un nuevo Código de Familia es un simple juego con el que La Habana en realidad busca ganar terreno y favores políticos con el tema gay.

“Están tratando de ganar tiempo, que es lo que se ve mucho con el régimen de Cuba, postergar el (artículo) 68 es ganar dos años más de tiempo y mantener a la comunidad internacional con la visión de que Cuba está dando pasos progresistas hacia el futuro y abriendo la sociedad cubana”, comentó Cardona en el Noticiero de Televisión Martí.

El periodista recordó la desigual batalla que libró la comunidad LGBTI de Cuba para tratar de impulsar en el proyecto constitucional el tema del matrimonio igualitario.

“En realidad, durante la campaña se permitió hacer propaganda a los grupos religiosos y no a la comunidad LGBTI”, apuntó Cardona.

“El gay cubano no deja de ser un ciudadano cubano, por eso no hablemos de los derechos de una comunidad sino de los derechos del pueblo cubano”, recordó el conductor de Arcoiris.

Yosmany Mayeta. Tomado de Twitter.
Yosmany Mayeta. Tomado de Twitter.

El periodista independiente Yosmany Mayeta también cree que aún cuando el matrimonio igualitario logre aparecer en el texto del nuevo Código de Familia, la gente reaccionará igual que con el texto de la reforma constitucional: “La respuesta va a ser la misma, no aceptar, y si llega a un referendo, van a votar para que gane el No y para que el Código de Familia tenga que ser desechado”.

Este joven santiaguero recuerda que la homofobia en Cuba está entronizada desde hace años desde las estructuras del Estado, que ha excluido, discriminado, perseguido y castigado a los homosexuales.

“El obstáculo principal de la comunidad LGBTI lo representa el machismo y la homofobia comunista que ha instaurado el gobierno de los Castro", concluyó.

[Redactado por Isabel Espronceda a partir de entrevistas realizadas por Ivette Pacheco, Tomás Cardoso, Karen Caballero y Alfredo Jacomino de Radio y Televisión Martí]

Dejan en libertad a Berta Soler

Berta Soler en el momento que era detenida el viernes 15 de marzo de 2019.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, detenida este viernes 15 de marzo cuando salía de la Sede Nacional del grupo opositor en Lawton, La Habana, fue liberada unas horas después sin que supiera las causas que motivaron esta acción represiva.

"Cuando ya llegó el momento de la liberación me dicen: Berta recoge, me montan en la Patrulla y me acercan al lugar o aquí a la sede y no me dicen nada. El motivo (de la detención) nunca me lo han dicho", dijo Soler a Radio Martí.

Ahora bien, ella considera que todo podría estar relacionado con lo siguiente:

Explicó que hace dos semanas atrás cuando detuvieron a su esposo, el expreso político Ángel Moya, un agente de la Seguridad del Estado, le dijo a él que "a partir de esta semana ya, solamente lunes, martes y miércoles, son los únicos días que ustedes pueden hacer, tú y Berta, los quehaceres de la casa y de la sede, porque desde el jueves ustedes no pueden salir, porque los vamos a detener".

Soler señaló que "a las Damas de Blanco las están deteniendo en estas dos últimas semanas. Les han dicho que, por participar en días entre semana en Misa están detenidas y tienen 100 o 150 pesos, CUP, en moneda nacional de multa para que no vayan más a la Iglesia".

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:47 0:00

Cargar más

XS
SM
MD
LG