Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Ignacio T. Granados: "la patria me identifica, pero no me define"

Ignacio T. Granados

Ignacio T. Granados Herrera, poeta y documentalista cubano, es un hombre sensible y serio hasta las lágrimas. Hijo de novelista y poetisa, lleva la literatura en el origen mismo de su ADN. Hoy, Dile que pienso en Ella abre sus puerta a este hombre, feliz a partir de la asunción de la infelicidad.

¿Cuál fue el detonante que te impulsó a marcharte de Cuba?

Fue un conjunto de cosas, y la política ni siquiera fue la más importante en principio. En realidad me encontré sumido en una crisis existencial muy grave, por problemas personales, y recién llegado de la experiencia de trabajo en Moa (Oriente) me encuentro todo el ambiente contestatario que la Perestroika había provocado en La Habana. Sólo entonces es que comienzo a ver la dimensión política en que estaba viviendo, pero desde una fractura que fue primeramente existencial. Tampoco me planteé salir del país, pues no tenía manera de hacerlo; ni siquiera era bueno como comerciante de bolsa negra, ni mucho menos como jinetero, siempre fui medio tonto para eso. Pero sí fantaseaba con una vida fuera de aquella fatalidad, sin tener una idea de cómo lo realizarla.

¿Qué esperabas encontrar del “otro lado”?

Lo único que tenía claro es que no tenía ni idea de cómo era el mundo fuera de Cuba, sólo que, de alguna extraña forma, la gente conseguía ser feliz y disfrutar de la vida. De hecho, producto de la fractura que estaba viviendo, terminé pidiendo el bautizo católico, algo que no me era tan extraño como puede parecer, pues en mi edificio vivían las tías de monseñor Petit, que de niño habían querido bautizarme. Fue en ese proceso que me fascinó la orden de Santo Domingo como estilo de vida, y con esto, llegó el descubrimiento de la filosofía; y eso fue lo que me movió a entrar en la vida religiosa como una posibilidad real; pero para mí, todo aquello estaba en contradicción con mis pretensiones como escritor, así que ni en mis sueños más salvajes yo alcanzaba a figurarme nada por lo claro.

¿Qué encontraste?

Lo que encontré fue que la realidad era más confusa y contradictoria que yo mismo, pero como no tenía una idea preconcebida, creo que me fue más fácil lidiar con eso. También enfrentaba problemas muy graves y concretos, que no me daban tiempo para ese tipo de elucubraciones; entre ellos, mi incapacidad para adaptarme a la vida religiosa que tanto me había fascinado y la soledad, pues aunque tenía buenos amigos y mucho apoyo, ninguno era de larga data, todos formaban parte de mi nuevo contexto.

¿Qué has aprendido durante el proceso?

Pues de todo eso resultó un regalo nuevo, pues aunque con un proceso muy largo y doloroso, me permitió lidiar conmigo mismo y mis problemas; fue una maduración acelerada, que condensó cerca de veinte años en una década, y me ha hecho un hombre finalmente muy feliz. En términos políticos, pues todo ese proceso me confirmó mi escepticismo inicial y mi desconfianza respecto a las contradicciones políticas; por lo que al final, he terminado por distanciarme más aún de todo, en una suerte de vida monástica, sin otro monasterio que el estudio mismo y el desarrollo de la filosofía como estilo de vida.

¿Qué es para ti La libertad?

Esa felicidad viene precisamente de una conciencia de la libertad, pero no como un estado, sino como una condición propia de la realidad; la felicidad me viene de saber que no hay manera de no ser libre o de renunciar a serlo, porque es la condición misma de la vida, y que todas las contradicciones provienen de no saber eso, y del miedo de que sea cara o incosteable, cuando en realidad, es el modo más barato y eficiente de vivir.

¿Las experiencias vividas han cambiado en ti el concepto Patria? ¿Piensas a menudo en “Ella”?

Pienso en la patria como pienso en la raza o el género, algo que me identifica, pero no me define; es como una raíz, que sólo sirve para sostenerse pero no puede oponerse al crecimiento. Es como un banco sobre el que pararse a ver el paisaje, no para sentarse a descansar. No es algo que yo haya hecho, y de lo que, por tanto, no soy responsable; puedo amarla, como a una buena persona o a un buen poema, pero de ese mismo modo tengo que poder desprenderme se ella. Creo que eso forma parte de la madurez y la plenitud, y es así un amor más responsable incluso en lo descomprometido; porque es también una relación más íntima y activa, sin el peligro de manipulaciones que siempre supone lo político. Creo que no hay modo de amar sin ser responsable de ese sentimiento, y respecto a la patria eso supone la vigilancia constante de lo que nos quieren vender como Patria pero no lo es; y eso lo veo cuando pienso en mi país, y me remito más a momentos y experiencias que a lugares específicos. Lo que más se me acerca a esa experiencia lo escribió Reinaldo Arenas —que ni siquiera está entre mis escritores favoritos— al final de “El color del verano”; cuando el personaje se cae del barco y lo ve alejarse, y se da cuenta de que él no se bajó sino que lo dejaron a la deriva.

Vea todas las noticias de hoy

Antonio Orlando Rodríguez recibe el Premio SM de Literatura Infantil

El escritor cubano Antonio Orlando Rodríguez, director con el también cubano Sergio Andricaín, de la Fundación Cuatrogatos.

El escritor cubano Antonio Orlando Rodríguez ha ganado, por unanimidad del jurado, el XVIII Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil, dotado con 30.000 dólares, que recogerá en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) el 29 de noviembre, reporta la agencia de prensa Efe.

El autor “es capaz de convocar el pasado y el presente desde una singularidad que seguirá abriendo nuevas maneras de sentir, pensar y habitar el mundo”, en opinión del jurado, según informó la editorial española SM este viernes en Madrid.

También valora que su escritura, "de indiscutible fuerza y calidad", despierta la imaginación de los lectores en formas que "renuevan el asombro", y añade que su "obra integra de una manera poética diversas tradiciones y registros que navegan desde su Caribe natal hacia otras latitudes, trascendiendo los límites geográficos, lingüísticos y generacionales”.

Antonio Orlando Rodríguez (nacido en 1956) comenzó su carrera en la literatura infantil y juvenil con "Abuelita Milagro" (1975), obra a la que siguieron más de medio centenar de libros de ficción para este público con editoriales de varios países.

Tras vivir en Costa Rica y Colombia, reside desde 1999 en Estados Unidos, donde creó y dirige, junto con el también cubano Sergio Andricaín, la Fundación Cuatrogatos, dedicada a la promoción de la lectura y al estudio de los libros infantiles y juveniles en español.

Para esta edición del premio se recibieron 23 candidaturas de Argentina, Brasil, Cuba, España, Guatemala, México, Paraguay, Portugal y Uruguay, de las que trece fueron finalistas.

El Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil ha reconocido, entre otros, a los españoles Juan Farias, Montserrat del Amo y Gili o Jordi Sierra i Fabra; a las argentinas María Teresa Andruetto, Laura Devetach y Graciela Montes; a la colombiana Gloria Cecilia Díaz, a la mexicana María Baranda y a la chilena María José Ferrada.

Creado por la Fundación SM en 2005, el galardón cuenta con la colaboración de la Unesco en México, el International Board on Books for Young People (IBBY), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC).

Yotuel dice que la situación de Cuba "no aguanta un año más" (VIDEO)

El cantante Yotuel Romero durante la entrevista con Voz de América en el barrio de Chelsea, en Manhattan, Nueva York. [Foto: Antoni Belchi / VOA]

El cantante cubano Yotuel Romero, creador de la canción "Patria y Vida", dijo en entrevista con la Voz de América que su compromiso con el pueblo de Cuba continuará hasta el final de sus días y que seguirá promoviendo la libertad en la isla a través de su música.

“Siento que hay que aportar mi arte en la libertad de Cuba. Es un deber para mí, aportar todas las bendiciones que me ha dado la vida para poder ser la voz de Cuba y denunciar los abusos que ahí se cometen”, afirmó prometiendo que lo va a “seguir haciendo hasta que Cuba sea libre” y que “con el pueblo, lo vamos a conseguir”.

Sobre el éxito de la canción, que se convirtió un himno de las históricas protestas del 11 de julio, el cantante de Orishas habló del impacto que ha tenido fuera de la isla: “Yo creo que ‘Patria y Vida’ unió a un exilio entero por primera vez en la historia”.

El cantante, que ahora vive en Miami, Florida, ha estado estos días en la Gran Manzana presentando una línea de ropa de Cubavera en la tienda por departamentos Macy’s.

Su presencia ha coincidido con la celebración de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Para él, en el caso de Cuba, este evento sólo “cobrará sentido cuando realmente un presidente electo por el pueblo cubano en elecciones libres y pluripartidistas pueda hablar en nombre de Cuba”.

El ganador de dos premios Latin Grammy por su tema contestatario "Patria Y Vida" destacó la importancia del acceso a Internet para los cubanos.

“La dictadura tiene 63 años, de los cuales 60 años se ha estado sin internet. Cuando hablemos de Cuba, tendremos que hablar de la Cuba antes de internet y la Cuba de después de internet. En la Cuba de antes de internet era difícil que la población se enterara de las cosas, pero con solo tres años de acceso a las redes, mira todo el cambio que se ha producido”, afirmó.

Además, añadió que la situación y la realidad que viven los cubanos "no aguanta un año más".

"Vicenta B.", la mirada de Carlos Lechuga a los cubanos que se quedan en la isla (VIDEO)

El director cubano Carlos Lechuga posa en el 70º Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde presenta la película "Vicenta B".

¿Qué pasa con un amplio espectro de la población en una Cuba en crisis económica y que se vacía de jóvenes que emigran? Es la pregunta en el centro de "Vicenta B.", película del cubano Carlos Lechuga, presentada en el Festival de San Sebastián.

"¿Qué pasa en Cuba con la generación que no es joven ni todavía vieja? Esta gente está en el medio y ve cómo la generación de arriba entregó su vida por un sueño y fue engañada" por la revolución castrista, dijo Lechuga en entrevista con AFP en San Sebastián, norte de España.

"Y la generación de sus hijos se está yendo. Se quedan en un limbo, sin una guía. Entonces, ¿qué hacen?", se pregunta el realizador cubano, recientemente radicado en Barcelona, noreste de España.

La migración, un fenómeno que ha registrado un reciente repunte en Cuba, uno de los países más envejecidos de la región por la salida de jóvenes, está en el centro del tercer largometraje de Lechuga.


La cartomántica

En la película, Vicenta, interpretada por Linnett Hernández Valdés, tiene un don para leer las cartas. Un día, el hijo que vive con ella decide irse de la isla, y su don se evapora. Inmersa en una crisis de fe, Vicenta ve cómo su mundo se desmorona.

"A mí lo que más me interesaba era el retrato de esta mujer", que integra un gran grupo de cubanos que viven "sin saber qué van a hacer", indica.

"Primero, no tienen cómo sobrevivir, porque con el salario de un cubano no te puedes comprar dos cafés", afirma.

El director cubano Carlos Lechuga posa en el 70º Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde presenta la película "Vicenta B".
El director cubano Carlos Lechuga posa en el 70º Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde presenta la película "Vicenta B".


"Y, segundo, (les falta) el alimento del alma. ¿Cómo te levantas al otro día en Cuba, a qué te agarras, si los dirigentes se están burlando de ti en la cara y hay hambre, una necesidad mezclada con una represión terrible?", abunda el director.

Lechuga basó el personaje en su abuela, quien era cartomántica, una historia que le pareció que podía burlar la censura que sufrió en la isla con su segundo largometraje, "Santa y Andrés", que también compitió en San Sebastián, en 2016.

Pantalla Indiscreta - Santa y Andrés
please wait

No media source currently available

0:00 0:24:29 0:00

"Yo empecé escribiendo el guion en 2016, en un momento en que el Ministerio de Cultura me había mandado a la policía secreta. Entonces, entre interrogatorios, yo me dije: 'Esta gente a mí no me va a joder. No me voy a convertir en una persona rencorosa, cínica", relató.

Por eso echó mano de la historia de su abuela y de sus raíces, aunque sin poder abandonar del todo los temas de actualidad en la isla, que impregnan toda su obra.

"Lo que nos dio la gana"

"Vicenta B." fue rodada en plena pandemia de covid-19, lo que a juicio de Lechuga le benefició al filme.

"Pudimos filmar mucho, porque era en el medio de la pandemia, nadie estaba fijándose en nosotros, e hicimos un poco lo que nos dio la gana", aseveró.

El realizador de 39 años dijo que tomó la decisión de radicarse en España cuando se dio cuenta de que "no tenía más opción de un futuro en Cuba".

"El único cine cubano que se puede hacer ahora, es el que se hace con los celulares", en un país que vive su peor crisis económica en tres décadas, con escasez de alimentos, medicinas, combustibles y apagones cotidianos.

"Yo no puedo crear una historia hoy, cuando la semana que viene todo va a ir a peor en mucho", agregó Lechuga.

En el festival de la ciudad vasca, "Vicenta B." compite por el premio a mejor película latinoamericana con otros once filmes, de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador y México.

Info Martí | Premios Latin Grammy

Info Martí | Premios Latin Grammy
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:55 0:00

La música cubana no se queda fuera de la lista de nominados de la Academia de los Latin Grammy, 2022.

"Regreso a la Tierra", la nueva producción discográfica de Pavel Urkiza

El cantante cubano Pavel Urkiza.

El cantante cubano Pavel Urkiza presentó este martes, 20 de septiembre, su nuevo disco "Regreso a la Tierra", un paseo por los ritmos cubanos en el que aborda temas que tienen que ver con la realidad de la isla.

Con esta última producción discográfica, el cantautor se propone volver a las raíces a través de un viaje de regreso a lo particular, por medio de sus interpretaciones y usando más elementos de la percusión cubana.

El disco está compuesto por 14 piezas grabadas entre el 2020 y el 2022. La última canción de esta antología, nacida durante la pandemia y que da título al disco, es interpretada junto a la compositora y cantante cubana Haydée Milanés.


La canción se grabó a distancia. Urkiza hizo su parte en Miami, mientras que Milanés interpretó el tema desde La Habana. "Es un tema muy desnudo, tocado así. Como dicen en el mundo de la música, tocaste como sonaste", señaló el músico.

"Volver al lugar de donde me fui, poder respirar la noche frente al mar, volver a pisar las calles viejas del barrio, esquinas por donde corre mi niñez", dice la letra de la canción.

El cantante dijo que las protestas pacíficas del 11 de julio del 2021, cuando miles de cubanos salieron a las calles a protestar pacíficamente por la libertad de la isla, sirvió de inspiración para crear "Todo por Ti", junto a Daymé Arocena.

"Todos nos volcamos con apoyar ese momento y tratar de denunciar toda la represión brutal que hay Cuba", explicó.

Mezclado y masterizado en Cezanne producciones, con sede en Madrid, España, el disco contó además con las voces de Yusa, Sol Ruiz, Inez Barlatier, Luis Bofill, Boris Larramendi, Néstor Basurto, Vanya Allen, Jabel Kanuteh, Yisel, Virginia Quesada y Carlos Manuel Álvarez.

"Regreso a la tierra" se puede escuchar en Spotify, Amazon, Dizzard, Pandora y próximamente en Apple Music y Itunes.

(A partir de una entrevista de Exilda Arjona para Arte Express)

Cargar más

XS
SM
MD
LG