Enlaces de accesibilidad

Cuba

Human Rights Watch: Cuba continuó reprimiendo la libre expresión y el disenso en 2017

Damas de Blanco protestan antes de ser arrestadas en su sede nacional en el barrio de Lawton, La Habana. Foto de archivo A. Moya.

El gobierno cubano continuó reprimiendo y castigando el disenso y la crítica pública en 2017 y la cantidad de detenciones arbitrarias, aunque menor que el año anterior, se mantuvo alta, señala el apartado sobre Cuba del Informe Mundial 2018 de la organización.

El gobierno cubano continuó reprimiendo y castigando el disenso y la crítica pública en 2017, y aunque la cantidad de detenciones arbitrarias de defensores de derechos humanos, periodistas independientes y otras personas fue sustancialmente inferior comparada con 2016, todavía fue alta, encabeza su apartado sobre Cuba la organización Human Rights Watch, en su Informe Mundial 2018 publicado este jueves.

El reporte consigna que el gobierno sigue usando otras tácticas represivas, tales como golpizas, denigración pública, restricciones de viaje y despidos.

Destaca las detenciones arbitrarias de activistas opositores como las Damas de Blanco, Eliécer Avila y los miembros del Comité de Ciudadanos Defensores de los Derechos Humanos que protestaron el 26 de julio en la catedral de Santiago de Cuba, así como las de periodistas independientes como Henry Constantín y Sol García Basulto.

También toma nota del encarcelamiento, por ejercer sus derechos de libre expresión, de decenas de miembros de la Unión Patriótica de Cuba, y del doctor Eduardo Cardet, coordinador nacional del Movimiento Cristiano Liberación. Destaca la sobrepoblación de las prisiones y la indefensión de los reclusos, que solo pueden acudir a huelgas de hambre para reclamar sus derechos.

El informe 2018 de Human Rights Watch también expone la situación de los derechos laborales en Cuba; la amplia discrecionalidad con que el gobierno está aplicando el derecho a viajar legalizado por la reforma migratoria del 2013; la frágil situación de los defensores de los derechos humanos; y también estudia el papel de actores internacionales clave como Estados Unidos, la Unión Europea, los países latinoamericanos y los mecanismos de derechos humanos de la ONU.

A continuación, el texto completo en español:

Cuba

Eventos de 2017

El gobierno cubano continúa reprimiendo y castigando el disenso y la crítica pública. La cantidad de detenciones arbitrarias de corta duración de defensores de derechos humanos, periodistas independientes y otras personas fue sustancialmente inferior que en 2016, pero igualmente alta, y hubo más de 3.700 señalamientos de detenciones arbitrarias entre enero y agosto de 2017. El gobierno sigue usando otras tácticas represivas, tales como golpizas, denigración pública, restricciones de viaje y despidos.

En junio, el Presidente de Estados Unidos Donald Trump anunció que revertiría la política del gobierno anterior con respecto a Cuba, al restablecer las restricciones comerciales y de viajes que se habían relajado en 2015.

Detenciones arbitrarias y encarcelamiento de corta duración

El gobierno sigue llevando a cabo detenciones arbitrarias para hostigar e intimidar a críticos, activistas independientes, opositores políticos y otras personas. La cantidad de detenciones arbitrarias de corta duración aumentó de manera drástica entre 2010 y 2016, de un promedio mensual de 172 incidentes a 827, según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, organización de derechos humanos independiente que no cuenta con autorización oficial y la cual es considerada ilegal por el gobierno.

La cantidad de detenciones disminuyó significativamente en 2017, con 4.537 detenciones arbitrarias reportadas entre enero y octubre, lo cual supone una reducción del 50 % respecto del mismo período en 2016.

Los funcionarios de seguridad casi nunca presentan órdenes judiciales para justificar la detención de críticos. En algunos casos, los detenidos son liberados tras recibir advertencias oficiales, que luego los fiscales pueden utilizar durante procesos penales posteriores para demostrar que existe un patrón de conducta delictiva.

A menudo se realizan detenciones preventivas para evitar que personas participen en marchas pacíficas o mítines políticos. Es común que los detenidos sufran golpizas, reciban amenazas y permanezcan incomunicados por horas o incluso días. Al igual que la Comisión Cubana de Derechos Humanos, la organización Damas de Blanco —fundada por esposas, madres e hijas de presos políticos— no tiene autorización oficial y, por ende, es considerada ilegal por el gobierno. Policías o agentes de seguridad del Estado siguen hostigando, maltratando y deteniendo a sus miembros antes o después de asistir a la misa de domingo.

En abril, el activista político Eliécer Ávila del grupo Somos+ fue detenido dos veces en tres días por grabar y transmitir un mensaje de protesta, luego de que las autoridades confiscaran su computadora en el aeropuerto de La Habana. La primera detención se produjo el 6 de abril, cuando llegó de Colombia. Fue liberado la mañana siguiente y regresó al aeropuerto para reclamar su computadora. Al día siguiente, sus documentos y equipos electrónicos fueron confiscados y la policía lo detuvo en su domicilio, según transcendió en los medios de comunicación. Fue liberado ese mismo día bajo fianza.

Libertad de expresión

El gobierno controla prácticamente todos los medios de comunicación de Cuba y restringe el acceso a información proveniente del extranjero. Unos pocos periodistas y blogueros que son independientes de los medios gubernamentales logran escribir artículos para páginas web o blogs, o publicar tuits. El gobierno bloquea sistemáticamente el acceso a estos sitios web dentro de Cuba y solamente una parte de la población cubana tiene posibilidad de leer páginas web y blogs independientes, debido al acceso limitado a Internet y a su elevado costo. En septiembre de 2017, Cuba anunció que ampliaría progresivamente el servicio domiciliario de Internet a todas las provincias del país.

Los periodistas independientes que publican información que se considera crítica del gobierno suelen ser objeto de campañas de desprestigio y detenciones arbitrarias. Lo mismo sucede a artistas y académicos que exigen mayores libertades. Henry Constantín Ferreiro, director de la revista La Hora de Cuba y vicepresidente regional de la Sociedad Interamericana de Prensa, fue detenido el 20 de febrero en el aeropuerto de Camagüey, junto con la periodista Sol García Basulto, una colega del medio La Hora de Cuba y corresponsal del sitio web de noticias independiente 14ymedio.

García Basulto fue liberada sin que se presentaran cargos en su contra. Constantín permaneció incomunicado cerca de 36 horas por haber presuntamente fomentado “propaganda enemiga”, sobre la base de información extraída de una computadora que había sido confiscada en una oportunidad en la cual fue detenido por un breve período, en noviembre de 2016. Aunque el cargo se retiró en febrero, en marzo ambos periodistas fueron acusados de ejercer el periodismo sin la correspondiente certificación, según trascendió en la prensa, y se les prohibió viajar al extranjero. Basulto quedó bajo arresto domiciliario el 24 de julio.

Los miembros del Comité de Ciudadanos Defensores de los Derechos Humanos José Carlos Girón Reyes, los hermanos Alberto Antonio y Leonardo Ramírez Odio y su padre Alberto de la Caridad Ramírez Baró fueron detenidos el 26 de julio tras llevar a cabo una protesta pública en reclamo de “justicia, libertad y democracia”. Los activistas manifestaron haber sido golpeados mientras estuvieron bajo custodia de las autoridades. El 2 de agosto, Girón fue puesto en libertad sin que se formularan cargos, y los otros tres quedaron encarcelados hasta el 18 de octubre.

Presos políticos

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional informó sobre decenas de presos políticos —incluidos 54 miembros del grupo Unión Patriótica de Cuba— hasta mayo de 2017. El gobierno no permite que las prisiones del país sean visitadas por organizaciones de derechos humanos independientes, las cuales creen que habría más presos políticos, y cuyos casos no pueden documentar.

Los cubanos que critican al gobierno siguen expuestos a la amenaza de ser perseguidos penalmente. No se les reconocen las garantías al debido proceso, como el derecho a ser oídos en audiencias públicas y con las debidas garantías por un tribunal competente e imparcial. En la práctica, los tribunales están “subordinados” al poder ejecutivo y al legislativo, lo cual impide que exista verdadera independencia judicial.

El Dr. Eduardo Cardet Concepción, líder del Movimiento Cristiano Liberación, fue condenado a tres años de prisión el 20 de marzo. Fue detenido en noviembre de 2016 luego de que, en entrevistas concedidas a medios internacionales, expresara críticas contra el expresidente Fidel Castro poco después de su muerte.

El activista Jorge Cervantes García, de la Unión Patriótica de Cuba, fue detenido en mayo presuntamente por “desacato” y “resistencia”, apenas semanas después de haber publicado en línea algunos videos que denunciaban maltratos en una cárcel cubana y corrupción entre las autoridades del país. Luego de una huelga de hambre de 39 días, fue trasladado a un establecimiento de máxima seguridad. Cervantes fue liberado en agosto luego de permanecer 85 días retenido.

Restricciones a la posibilidad de viajar

Las reformas a las reglamentaciones sobre viajes que entraron en vigor en enero de 2013 eliminaron la necesidad de solicitar una visa de salida para viajar fuera de la isla. Anteriormente, las visas de salida se habían usado para negar el derecho a viajar a personas que tenían una postura crítica sobre el gobierno y a sus familiares. Desde entonces, muchas personas a quienes anteriormente se les había negado este permiso han podido viajar, incluidos defensores de derechos humanos y blogueros independientes.

Sin embargo, las reformas otorgaron al gobierno amplias facultades discrecionales para restringir el derecho a viajar por motivos de “defensa y seguridad nacional” u “otras razones de interés público”. Estas medidas han permitido que las autoridades impidan la salida de personas que expresan desacuerdo con el gobierno.

El gobierno restringe el desplazamiento de ciudadanos dentro de Cuba mediante la aplicación de una ley de 1997 conocida como Decreto 217, que tiene como propósito limitar la migración a La Habana. El decreto ha sido usado para hostigar a disidentes e impedir que personas de otras regiones de Cuba viajen a La Habana para asistir a reuniones.

Según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, el gobierno impuso restricciones principalmente a personas que viajaban a países latinoamericanos para asistir a conferencias. En junio, la comisión registró la mayor cantidad de restricciones a la libertad de circulación en varios años: se impidió que al menos 29 personas viajaran al extranjero para asistir a conferencias internacionales y otros eventos.

Condiciones en centros de detención

Las prisiones del país están sobrepobladas. Los presos son obligados a trabajar jornadas de 12 horas y reciben castigos si no cumplen las cuotas de producción preestablecidas, según indicaron antiguos presos políticos ya liberados. No existe en la práctica un mecanismo a través del cual los presos puedan presentar reclamos por abusos. Aquellos que critican al gobierno, emprenden huelgas de hambre o recurren a otras formas de protesta a menudo son encerrados en celdas de aislamiento durante extensos períodos y sufren golpizas, restricciones a las visitas familiares y denegación de atención médica.

Si bien el gobierno permitió que unos pocos miembros de la prensa extranjera elegidos específicamente realizaran visitas supervisadas a algunas prisiones en 2013, continúa negando que organizaciones de derechos humanos internacionales y organizaciones cubanas independientes accedan a sus cárceles.

Derechos laborales

Aunque Cuba actualizó su Código de Trabajo en 2014, el país sigue violando convenios de la Organización Internacional del Trabajo que ha ratificado, especialmente en materia de libertad de asociación, negociación colectiva, protección salarial y prohibición del trabajo forzado. Si bien, técnicamente, la legislación autoriza la formación de sindicatos independientes, en la práctica Cuba sólo permite una confederación de sindicatos controlados por el Estado, la Central de Trabajadores de Cuba.

Defensores de derechos humanos

El gobierno cubano todavía se niega a reconocer la defensa de los derechos humanos como una actividad legítima, y niega estatus legal a organizaciones locales de derechos humanos. Es común que autoridades gubernamentales hostiguen, agredan y encarcelen a defensores de derechos humanos que intentan documentar abusos.

En septiembre de 2016, la sede de Cubalex, una organización que desde hace seis años investiga violaciones de derechos humanos y brinda asesoría legal gratuita a activistas de libertad de expresión, inmigrantes y defensores de derechos humanos, fue allanada por la policía. Los policías confiscaron expedientes, obligaron a desnudarse y palparon a cuatro hombres y una mujer y detuvieron a dos abogados, uno de los cuales todavía permanecía detenido para el momento en que se redactó el presente informe.

Actores internacionales clave

Estados Unidos y Cuba restablecieron relaciones diplomáticas en 2015, luego que Estados Unidos relajara las restricciones a los viajes y al comercio impuestas décadas antes. Sin embargo, en junio de 2017, el Presidente Trump declaró que revertiría lo acordado por el anterior gobierno.

El gobierno de EE. UU. expulsó a 15 diplomáticos cubanos de la embajada en Washington en octubre, luego que diplomáticos estadounidenses ubicados en Cuba manifestaran padecer diversas enfermedades misteriosas. En noviembre, el gobierno de EE. UU. restableció las restricciones al derecho de los estadounidenses de viajar a Cuba y realizar negocios con empresas vinculadas con las fuerzas militares y de seguridad o los servicios de inteligencia cubanos. También votó contra una resolución de la ONU que condena el embargo estadounidense sobre Cuba, revirtiendo así la anterior abstención en 2016.

Por primera vez en años, Cuba aceptó que un investigador de las Naciones Unidas visitara la isla. En abril, la Relatora Especial de la ONU sobre la trata de personas visitó Cuba e instó a que se adoptaran nuevas leyes y medidas más enérgicas contra la trata.

El experto independiente de la ONU sobre los derechos humanos y la solidaridad internacional también visitó Cuba en julio de 2017, e instó a Cuba a ratificar tratados internacionales fundamentales, a saber, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y sus Protocolos Facultativos.

Al Secretario General de la OEA Luis Almagro se le negó el ingreso a Cuba debido a que funcionarios cubanos consideraron que el motivo de su visita constituía “una provocación inaceptable”. Estaba previsto que Almagro recibiera un premio a la democracia que lleva el nombre del opositor Oswaldo Payá, ya difunto, entregado por la organización latinoamericana Jóvenes por la Democracia. El gobierno también negó visas a la exministra chilena Mariana Aylwin, al expresidente mexicano Felipe Calderón y a miembros de Jóvenes por la Democracia.

En mayo, la Unión Europea celebró su tercer diálogo de alto nivel sobre derechos humanos con Cuba. En julio, el Parlamento Europeo aprobó el primer acuerdo con Cuba para afianzar los lazos económicos y políticos y poner fin a la “Posición Común sobre Cuba”, adoptada por la UE en 1996, que supedita la plena cooperación económica de la UE con Cuba a la transición del país hacia una democracia pluralista y al respeto de los derechos humanos. Aunque el acuerdo entró en vigencia en forma provisoria en noviembre de 2017, al momento de redactar este informe todavía no había sido aplicado plenamente por los países miembros.

En octubre de 2016, Cuba fue reelegida para integrar el Consejo de Derechos Humanos durante el período 2017-2019.

(Con informacion de Human Rights Watch)

Vea todas las noticias de hoy

Estudiantes de Sudán del Sur varados en Cuba y Zimbabue

Estudiantes de Medicina buscan casos de coronavirus en La Habana.

Estudiantes de Sudán del Sur que fueron a Cuba y Zimbabue para recibir educación superior dicen que están atrapados en esos países sin dinero para comida, transporte o un boleto de avión a casa.

Un funcionario del Ministerio de Educación de Sudán del Sur culpó al Ministerio de Finanzas por no liberar fondos para cubrir los estipendios de los estudiantes y los atrasos en las universidades en que están, pero un funcionario del Ministerio de Finanzas insistió en que los estudiantes no reciben becas del gobierno.

Veintiocho estudiantes de Sudán del Sur están varados en Zimbabue y 11 más en Cuba. Algunos de los estudiantes se graduaron en julio de 2019, mientras que otros se graduaron en julio de este año.

En Cuba

Nuer Deng Deng, quien se graduó con un título de médico en la Universidad de Ciencias Médicas de Cuba en Pinar del Río el año pasado, dice que él y otros estudiantes de Sudán del Sur apenas se las arreglan.

"Nuestra situación es muy dura porque aquí en Cuba no tenemos embajada, no tenemos qué comer, no tenemos dinero, nuestra familia no puede enviarnos dinero, no tenemos dinero", dijo Deng a South Sudan in Focus de la VOA.

En Zimbabue

En Zimbabue, los estudiantes de Sudán del Sur ocuparon la Embajada de Sudán del Sur y cerraron sus operaciones para protestar por lo que dicen son las pésimas condiciones de vida.

John Mabil se graduó en derecho en la Universidad Estatal Midlands de Zimbabwe en julio. Él está pidiendo al gobierno de Sudán del Sur que liquide los atrasos que los estudiantes deben a varias universidades de Zimbabue para que puedan recibir sus títulos y regresar a casa.

"El gobierno no ha hecho nada, especialmente el ministerio de educación superior, el mismo ministerio que nos trajo aquí. Como alguien a cargo del ministerio, tienes que planificar para este grupo particular de personas que quieren volver a casa. No venimos aquí por nuestra cuenta, el gobierno nos trajo aquí", dijo Mabil a South Sudan in Focus.

Charles Lotara, un sursudanés que se graduó de la Great Zimbabwe University el año pasado y desde entonces regresó a Juba, dijo a South Sudan in Focus que más de 170 estudiantes que se graduaron de seis universidades estatales de Zimbabue en los últimos cinco años no han recibido sus certificados o transcripciones porque Sudán del Sur aún tiene que pagar atrasos a esas universidades.

Respuesta de Sudán del Sur

El doctor Justo Wani Jada, director general de formación y relaciones externas y subsecretario interino del Ministerio de Educación Superior de Sudán del Sur, admite que su país debe a Zimbabue atrasos de estudiantes por un total de 2 millones de dólares, incluidos los estipendios para estudiantes que no se han enviado desde 2018.

El Ministerio de Educación presentó reclamos de estudiantes por boletos de avión, estipendios y atrasos universitarios al Ministerio de Finanzas durante los últimos dos años, según Jada.

"No hay nada más que podamos hacer [salvo] seguirlos y convencerlos de las dificultades en las que se encuentran estos estudiantes. Y, de hecho, estoy seguro de que [han] sufrido lo suficiente. Incluso cuando les enviamos dinero para el COVID-19, tenía que pasar por América porque el gobierno cubano no permite que el dinero vaya de ningún otro país, especialmente de África, a ellos ”, dijo Jada a South Sudan in Focus.

Un funcionario del Ministerio de Finanzas insiste en que Sudán del Sur no es responsable de los estudiantes que estudian en el extranjero en los dos países. Según Ocun Karlo, subsecretario de planificación del Ministerio de Finanzas de Sudán del Sur, los estudiantes varados en Cuba y Zimbabue no fueron a esos países con becas del gobierno de Sudán del Sur.

“No hay comida, no hay viandas, no hay nada”: falta de alimentos toca fondo en oriente cubano

La polic[ia organiza la cola en una TRDd e Guantánamo. (Captura de foto/Venceremos)

El desabastecimiento de alimentos y productos de aseo sigue siendo muy crítico a nivel nacional en Cuba, especialmente en la zona oriental de la isla, desde donde los residentes alertan que allí el faltante de comida se recrudece todavía más, porque históricamente la región ha sido menos favorecida por el gobierno.

El comunicador Roberto Rodríguez Cardona, quien reside en Bayamo, provincia de Granma, dijo en entrevista con Radio Televisión Martí que los productos que venden por la libreta en las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) no alcanzan para todos los núcleos.

“Hace más de medio mes que no se distribuye pollo. No hay nada, es bastante caótica la situación que estamos viviendo en estos momentos”, señaló.

Provincias orientales, las más afectadas por la escasez de alimentos
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:12 0:00

Banes, en la provincia de Holguín, sufre un faltante total de alimentos, afirmó el activista de la Alianza Democrática Oriental, William Tamayo.

“No hay arroz, no hay frijoles, no hay azúcar, no hay café, no hay absolutamente nada en los mercados estatales. Acopio está colapsado, no venden viandas ni frutas, nada que ofertar, y las pocas TRD están en cero”, dijo.

El doctor Santiago Márquez Frías vive en Manzanillo, Granma, y recientemente estuvo ocho horas en una cola para adquirir el pollo por la libreta de abastecimiento.

“La situación aquí con el desabastecimiento llega a grados extremos. No hay pollo, no hay aceite, no aparecen las viandas… Realmente vivimos en una agonía constante”, destacó el doctor.

En Guaro, en el municipio holguinero de Mayarí, no hay nada que comer, aseveró la activista de la Corriente Martiana, Teresa Miranda Céspedes. Allí las personas hicieron cola durante 48 horas en espera de la llegada de los productos de la canasta básica mensual, que es escasa y muchas veces incompleta.

“La gente, aunque sea coge y entonces hierve un poquito de arroz y frijoles los primeros días del mes, porque otra cosa no hay”, dijo.

Baracoa es una localidad muy aislada y de difícil acceso, donde los residentes dependen de los agricultores de la zona de Maisí. Ahora las autoridades han puesto puntos de control de inspectores y esos campesinos sufren el decomiso de sus productos y multas, comentó el periodista independiente Emilio Almaguer.

En esa localidad, “el desabastecimiento prevalece todavía, no hay como conseguir el arroz, y los paquetes de pollo, cuando los hay, son asignados por la libreta de abastecimiento”, concluyó Almaguer.

Y en la ciudad de Guantánamo, el activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Henry Couto Guzmán relata que las personas madrugan en las colas por días, sin saber siquiera qué van a ofertar en las tiendas y mercados.

“No hay comida, no hay viandas, no hay nada. La semana pasada el gobierno lo que vendió fueron cinco libras de harina por núcleos en algunos puntos de la ciudad de Guantánamo y las colas eran interminables”, explicó.

Alcohol y violencia dejan muerte y preocupación en playas del este de La Habana

Habaneros inundaron las playas del este de la capital en cuanto se levantaron las medidas de restricción por el rebrote de coronavirus.

La excesiva venta de bebidas alcohólicas es señalada como la causante de la violencia que en las últimas semanas ha cobrado la vida de tres personas en las playas del este de La Habana.

"Guanabo está en agosto del año pasado, lleno, lleno. Aquí hay tres muertos ya desde la semana pasada hasta la fecha", así describió una activista a Radio Martí la realidad que vive la población de esa localidad.

María Elena Mir Marrero, quien ha denunciado las constantes violaciones cometidas por las autoridades tras el confinamiento en esa localidad, dijo que la "violencia juvenil es grande" tras la reapertura de las playas en la capital.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:38 0:00

"Un muchacho de Bejucal que se había desaparecido, ese es el tercero. Hace cuatro o cinco días, otro [falleció] por una puñalada, y hace dos o tres días, una puñalada [causó la muerte de otra persona] en la parada de la 62", señaló Mir Marrero.

Según dijo, los habaneros acuden a las playas del este "sin absolutamente nada que comer", ni que beber, "exceptuando ron, mucho ron, eso sí hay, en todas las cafeterías".

A principios de octubre, La Habana reinició la desescalada interrumpida en septiembre por el rebrote de de casos de COVID-19 que mantuvo a la ciudad bajo toque de queda y estrictas medidas de control.

Tras conocer el anuncio, los residentes de Guanabo expresaron su alarma en un grupo de Facebook que reúne a varios de ellos. "Esto volverá a lo mismo, está bien que pongan las guaguas pero no deberían dejar ir a las personas a la playa; esto es terrible, y no saben las consecuencias", dijo uno de los usuarios.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Piden a Díaz-Canel que conceda indulto a preso político Silverio Portal (VIDEO)

Silverio Portal Contreras. (Captura de video/YouTube)

Una petición de indulto a favor del preso político Silverio Portal Contreras fue presentada el viernes, dirigida al mandatario cubano Miguel Díaz-Canel.

Se trata de la iniciativa más reciente tras la falta de respuesta de las autoridades de la isla a varias demandas interpuestas por sus abogados, entre ellas una revisión de causa y una solicitud de libertad condicional.

Edilio Hernández uno de los juristas que lleva el caso de Portal Contreras, así lo informó a través de un video enviado a la redacción de Radio Martí.

Declaraciones de Edilio Hernández
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:06 0:00

El preso político se comunicó el martes 13 de octubre con su familia, tras algo más de tres meses, sin acceso a las llamadas telefónicas, en la prisión 1580, en San Miguel del Padrón, La Habana.

El opositor padecía epilepsia e hipertensión antes de llegar a prisión, condiciones que se han visto agravadas con un infarto cerebrovascular, dos isquemias transitorias, la pérdida de la visión de un ojo tras una golpiza y la pérdida progresiva de la visión del otro luego de diagnosticársele una diabetes.

Portal Contreras, de 72 años, fue condenado a cuatro años de prisión por los presuntos delitos de desorden público y desacato, tras protestar pacíficamente en La Habana.

Varios organismos internacionales han pedido su liberación incondicional, incluido el Parlamento Europeo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Amnistía Internacional, que lo declaró Prisionero de Conciencia en 2019.

Miles de personas y entidades han firmado la Declaración Humanitaria Urgente en Apoyo a la Liberación de Silverio Portal Contreras, dirigida al Tribunal Supremo de Cuba, donde denuncian el injusto encarcelamiento de Portal y que recuerdan fue condenado por defender públicamente el derecho constitucional a una vivienda digna.

"Silverio somos todos": campaña en redes para salvar la vida a preso político

Portal Contreras llevaba el proyecto “No más muertes en Cuba por derrumbes”, cuyo objetivo era protestar ante las instituciones del Estado para exigir la protección de las personas que viven en inmuebles en mal estado en sus comunidades.

El incidente por el que fue condenado ocurrió el 20 de junio de 2016, pero la Fiscalía no presentó la acusación hasta el 4 de septiembre de 2017.

Cuba cumple 3 meses con el dólar y autoridades hablan de "inflación reprimida”

La policía controla la cola en una de las nuevas tiendas en dólares. (Adalberto ROQUE / AFP)

A diario la prensa oficialista en Cuba busca explicar a la población los complejos diagramas y mecanismos para la reunificación monetaria, así como la dolarización rampante de la economía cubana en el mercado minorista.

Con una frecuencia inusitada, el tema es abordado en la Mesa Redonda, y extensos artículos aparecen en la prensa y reproducidos sin cambios en la redacción u ortografía en los demás sitios digitales del régimen.

las colas ante esos centros como evidencia de una inflación “reprimida” ...


Miguel Díaz-Canel, quien desde abril de 2019 funge al frente del estado en Cuba, dijo en una comparecencia reciente que existe una contracción de las producciones en la isla por lo que acarrea poca oferta de bienes y servicios y el desabastecimiento en las tiendas comerciales de la isla. Y presenta la existencia de las colas ante esos centros como evidencia de una inflación “reprimida” en la isla.

Desde el 20 de julio de este año, hace ya unos tres meses, se inició la venta en dólares (moneda libremente convertible –MLC) de varios productos alimenticios y de aseo, de los que llama la prensa en la isla “gama media y alta”, que son aquellos de gran demanda y de escasa o nula presencia en los anaqueles para venta en peso cubano o por la libreta de racionamiento.

Productos de primera necesidad, tanto de aseo como alimenticios, otros no tan de primera como motos, aire acondicionados, ventiladores, etc.; aparecían en esos centros comerciales con una supervaloración de precios.

El ministro de Economía, Alejandro Gil, dijo en una de sus frecuentes comparecencias reciente en la Mesa Redonda, desconocer el periodo de visa de esa dolarización del comercio cubano, aunque jura que el propósito es operar con una sola moneda, el peso cubano (CUP).

Los productos que ahora se ofrecen en dólares no estaban recientemente a disposición de la población ni en peso cubano convertible (CUC) ni en CUP y las autoridades del régimen reconocen que esa venta en dólares de productos deficitarios en la economía cubana ha venido planificándose desde antes de la pandemia del COVID-19.

Dijeron las autoridades que la escasez se inició en Cuba “con más fuerza a partir del año pasado”, en especial en los mercados minoristas.

Ahora las ventas en dólares se realizan en las tiendas que pertenecen a las empresas Tiendas Caribe y la Corporación Cimex, ambas del entramado comercial de GAESA, el imperio económico de los militares cubanos bajo sanciones de la administración de Estados Unidos y al igual que su propio administrador, el general de brigada Luis Alberto López-Callejas.

Las mismas autoridades han explicado que la opción es necesaria pero no deseable, aunque no especifican por cuanto tiempo estas permanecerán.

Según el ministro cubano de Economía, la falta de mercancías en la isla, que denomina “nivel de desabastecimiento” se deben a:

  • restricciones impuestas por el embargo de EEUU
  • presión sobre los suministros de combustible
  • la suspensión de viajes y cruceros y vuelos
  • afectaciones en el turismo y otros sectores.

También Diaz-Canel mencionaba que insuficiencias (en este caso ausencia) en la producción de alimentos en Cuba y el impacto del COVID-19 en la población trabajadora como factores del desabastecimiento (carencia).

Las tiendas en MLC fungen como extractor de divisas para seguir el ciclo de compras en el extranjero con esa divisa, que en la mayoría de los casos proviene de las remesas que envían los familiares de los cubanos que residen en el extranjero, fundamentalmente en Estados Unidos.

La captación de divisas es la causa fundamental de esa medida, pues el régimen considera que, de no imponer ese plan de captación, “surgen entonces las personas naturales que van al extranjero traen productos, los comercializan y esa divisa se va al exterior”.

Algunos analistas en la isla afirman que en Cuba cuando las medidas son temporales van para larga vida, como fue el caso del CUC, impuesto en 1994 para aceptar las remesas familiares y mayor auge del turismo internacional a raíz del periodo especial.

Inclusive en el 2004, el propio Fidel Castro cancelaba la circulación del dólar en la isla y a las remesas se le impuso un gravamen de un 10 por ciento, hasta que en el 2010 se eliminó la medida, pero se mantenía un cambio de 0.90 CUC por dólar.

En un momento el CUC se podía canjear hasta por 125 CUP, en la actualidad el cambio es de 25 CUP por un CUC en venta en las tiendas de cambio (CADECAS) y 24 CUP para la compra. Mientras el dólar se cotizaba a 0.97 centavos de dólar por un CUC a la compra y 1.02 para la venta.

Cargar más

XS
SM
MD
LG