Enlaces de accesibilidad

Cuba

HRW pide a Panamá "garantizar" que Cuba no viole derechos de médicos cubanos

Cuba envía 230 médicos a Panamá. (Foto: MINSAP)

El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, le pidió este lunes a Panamá que garantice que Cuba "no viole los derechos" de los médicos cubanos contratados para fortalecer la lucha contra el COVID-19 en el país centroamericano.

HRW recordó que un informe de esta ONG de julio pasado da cuenta de que "el gobierno cubano impone normas draconianas a los médicos en misiones sanitarias que vulneran sus derechos fundamentales", y que en 2019 la ONU dijo que este personal sanitario podría ser víctima de "trabajo forzoso".

"Panamá no puede ser cómplice de violaciones de DDHH del régimen cubano. Su gobierno debe tomar medidas serias para garantizar que Cuba no viole los derechos de los médicos cubanos en Panamá", expresó Vivanco.

CUBA IMPONE LÍMITES "SEVEROS" A LAS LIBERTADES DE LOS MÉDICOS

De acuerdo con el informe de HRW, las reglamentaciones oficiales cubanas "establecen que los trabajadores pueden recibir sanciones disciplinarias si entablan 'amistad' con personas que tengan 'opiniones hostiles o contrarias a las de la revolución cubana" y también "si 'abandonan' su trabajo", entre otras.

"Las sanciones previstas para quienes cometan infracciones disciplinarias van desde la retención de salarios hasta la expulsión de la misión y el regreso a Cuba", indicó HRW.

Agregó que "el Código Penal de Cuba prevé que el personal médico que 'abandone' su trabajo puede ser objeto de procesos penales y penas de hasta ocho años de cárcel, una medida que resulta absolutamente desproporcionada y que afecta el derecho a la libertad de los trabajadores de la salud cubanos".

HRW recalcó además que en noviembre de 2019, las Relatoras Especiales de la ONU sobre las formas contemporáneas de la esclavitud analizaron el asunto e "indicaron que habían recibido información, incluso de primera mano, sobre condiciones laborales que "podrían elevarse a trabajo forzoso".

"Los gobiernos que solicitan asistencia de trabajadores de la salud cubanos para responder a la pandemia de COVID-19 deben exigir a las autoridades cubanas que reformen las leyes y reglamentos aplicables que vulneran, entre otros, los derechos a la privacidad, la libertad, la libertad de expresión y asociación, y el libre movimiento", dijo la ONG global en su informe.

LA MISIÓN MÉDICA CUBANA EN PANAMÁ

El pasado 24 de diciembre llegó a Panamá un contingente de 220 médicos especialistas cubanos -intensivistas, cardiólogos, neumólogos e internistas, según la información disponible- el primero de varios grupos contratados para fortalecer la lucha contra la pandemia en el país centroamericano.

Panamá, un país de 4,2 millones habitantes que acumula 231.357 casos de coronavirus y 3.840 muertos, por estos días vive un fuerte repunte de la pandemia que las autoridades están enfrentando con la imposición de nuevas cuarentenas.

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, anunció el pasado 15 de diciembre la contratación de especialistas extranjeros alegando que se están adecuando instalaciones para el creciente número de pacientes infectados con el nuevo coronavirus pero no hay personal suficiente para atenderlos.

La contratación de los cubanos se basa en un acuerdo bilateral que prevé la venida a Panamá de 10 equipos médicos -no se precisa la cantidad de personal por equipo- por un periodo de tres meses prorrogables, lo que tendrá un costo mensual de 591.197 dólares, según una resolución oficial difundida por medios locales.

"Bienvenidos. Espero que cumpliendo con nuestras leyes panameñas se les pague directamente a ellos (los médicos cubanos) y no al Gobierno cubano. En Panamá se abolió la esclavitud 70 años antes que en Cuba", dijo la exlegisladora, Teresita Yániz de Arias. Además de cubanos, el Gobierno panameño ha dicho que pretende contratar médicos de Estados Unidos, México, Venezuela y Colombia, una medida que causa mucha polémica en Panamá debido a que la medicina es una de las decenas de carreras y oficios reservadas por ley solo para nacidos en el país centroamericano.

Así, el mismo 24 de diciembre el decano universitario Enrique Mendoza renunció como miembro del Consejo Consultivo para el combate a la Covid-19 debido a la contratación de especialistas extranjeros, alegando que se hizo en abierta violación con las leyes vigentes.

El Ministerio de Salud ha negado violación alguna de las leyes y ha afirmado que la situación de emergencia por la covid le faculta para actuar en consecuencia.

Según la prensa panameña, el Consejo Consultivo "está integrado por exministros de Salud, catedráticos y especialistas en salud pública, que asesoran al Ministerio de Salud de esa nación centroamericana.

El diario La Prensa publicaba parte del texto que Mendoza envió al ministro Luis Francisco Sucre, donde informa que "no está de acuerdo con la “inercia política, el predominio de los intereses económicos y la falta de liderazgo que están conduciendo al fallecimiento de centenares de panameños y al contagio de miles de nuestros compatriotas con la infección viral”.

(Con información de la agencia EFE, Human Right Watch y la prensa panameña)

Vea todas las noticias de hoy

Se inicia juicio a periodista cubano Yuri Valle Roca

Valle Roca detenido durante una protesta en el Día Internacional de los Derechos Humanos, La Habana, 10 de diciembre de 2015.

Este martes se inició el juicio del periodista independiente Lázaro Yuri Valle Roca, en el Tribunal Municipal de Mariano en La Habana.

El comunicador, quien lleva un año encarcelado en la prisión del Combinado del Este a pesar de presentar serios problemas de salud, se enfrenta a una petición fiscal de seis años de prisión por los presuntos delitos de “propaganda enemiga de carácter continuado” y “resistencia”.

El 14 de junio de 2021, al siguiente día de haber filmado una lluvia de octavillas que demandaban reformas democráticas en Cuba y que publicara el video en su página de Facebook, Valle Roca fue citado para la estación policial de Zapata y C, en El Vedado. Posteriormente, fue trasladado para el Centro de Instrucción de la Seguridad del Estado, en Villa Marista y luego enviado a prisión.

Su esposa, Eralidis Frómeta, dijo el lunes a Radio Martí que hoy entraría a la sala judicial.

La mujer manifestó preocupación porque el abogado defensor, en una reciente visita al penal, le propuso al periodista que aceptara el delito de propaganda enemiga en su condición menos agravada, algo que el comunicador rechazó.

“El letrado había reconocido en la causa de Yuri, la propaganda enemiga como un delito, cuando se reunió con Yuri en la cárcel, y mi esposo le dijo que no estaba de acuerdo con un delito de menor cuantía, ya que para él no había delito alguno, entonces el abogado, a solicitud de Lázaro Yuri, redactó un acta en la que mi esposo se negaba a aceptar cualquier tipo de delito que se le imputa por la fiscalía", explicó Frómeta.

"Para el alto precio que nosotros tuvimos que pagar por este contrato legal, un total de 5 mil 500 pesos , no veo que el letrado nos esté aportando algún elemento real positivo para la defensa de Yuri”, opinó.

La señora también cuestionó el supuesto delito de “resistencia” que pesa sobre el comunicador, nieto del líder de los comunistas cubanos Blas Roca Calderío (1908- 1987) y sobrino del líder opositor Vladimiro Roca Antúnez.

“Todos sabemos que el día que Yuri fue conducido a la Unidad Policial de Zapata y C, con la excusa de cerrar una supuesta causa por desacato del año 2020, ya allí lo estaban esperando varios agentes de la Seguridad del Estado y automáticamente fue esposado y golpeado brutalmente, él no hizo ninguna resistencia al arresto, imposible", declaró.

"Realmente no entiendo cuál es este invento judicial y toda la manipulación que tiene el régimen cubano, ese ensañamiento contra Lázaro Yuri Valle Roca, porque él es inocente”, aseguró.

En este juicio también serán procesados los activistas, Alien Tijerino Castro, con una petición fiscal de cinco años de prisión por “propaganda enemiga de carácter continuado”; Ruslán Hernández Reyes y Yusniel Milián González, a quienes la Fiscalía pide tres años de encarcelamiento por “propaganda enemiga”. Al igual que Valle Roca, han estado todos en prisión preventiva a la espera de juicio.

En la misma causa está Ignacio Arias Martínez, bajo reclusión domiciliaria, a quien también le piden tres años de privación de libertad por “propaganda enemiga”.

Centroamérica, el puente de miles de cubanos que migran a EEUU

Centroamérica, el puente de miles de cubanos que migran a EEUU
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:58 0:00

La cubana Diana Guzmán llegó con su familia hasta Honduras tras un arriesgado trayecto por tierra desde América del Sur, como muchos de sus compatriotas. Le robaron todo en la selva y pide ayuda para seguir su migración hacia Estados Unidos.

“Si salen a las calles, los vamos a aplastar”, advierte la Seguridad del Estado a activistas ante proximidad del 11J

Operativo policial en La Habana. (Archivo)

Activistas y opositores dentro de Cuba han sido advertidos en los últimos días de que no podrán salir a la calle en vísperas de 11 de julio, fecha en que se cumple el primer aniversario de las protestas populares que estremecieron la isla el verano pasado, y en las que el pueblo pidió libertad, entre otras demandas.

El activista Pedro Quiala fue citado el jueves a Villa Marista, centro de operaciones de la Seguridad del Estado, para un interrogatorio acerca de su presencia en las inmediaciones del Hotel Saratoga tras la explosión que trajo consigo la destrucción casi total del inmueble, según dijo a Radio Martí.

Durante el interrogatorio, fue advertido por los agentes sobre la proximidad del 11 de julio. “Del día 9 en adelante no puedo salir de mi casa y, si así lo hiciera, iba a ser encarcelado a 10 o a 15 años de privación de libertad”, dijo.

Por otra parte, el activista Ángel Cuza Alfonso también fue citado e interrogado el jueves en Villa Marista, según indicó a Radio Martí.

“Me dijeron que no podía salir de mi casa a partir del día 9 de julio, que no podía salir ni nada”, explicó.

Citaciones, amenazas y despliegue de Seguridad en Cuba ante cercanía del 11J
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:21 0:00

Según Cuza, desde hace varios días en La Habana se puede ver un aumento de la presencia policial en diferentes puntos de la ciudad.

“En toda La Habana, en cada esquina, hay guardias, vestidos de policías azules, de los verdes, vestidos de civiles, que esos son los de la Seguridad del Estado”, subrayó.

De la presencia de diferentes cuerpos policiales informa también el periodista y opositor Guillermo del Sol, desde la ciudad de Santa Clara.


“En los barrios principales, donde surgieron las protestas el pasado 11 de julio... Mayormente son estudiantes de carreras del MININT vestidos de verde olivo, y ‘Boinas Rojas’, y en la zona centro, los llamados ‘Boinas Negras’, que son los que custodian esa área”, señaló.

Del Sol dijo a Radio Martí que el sábado recibió una llamada de advertencia, también por el 11 de julio.

“El sábado, como a las 6 de la tarde, me llamaron para preguntarme qué planes tenía para el mes de julio. Me dijeron que era de parte de la Seguridad del Estado y me dijeron que no se iba a permitir ningún tipo de provocación, que no quieren un derramamiento de sangre pero que, si salen a las calles, los van a aplastar”, aseguró Del Sol.

Desastre azucarero en Cuba, crónica de una crisis anunciada

Central azucarero Jesus Rabí, en Calimete, Matanzas. (Archivo)

La crisis en Cuba se pone en evidencia en todos los sectores de la economía isleña y el sector de la industria azucarera, cuyo producto, el azúcar de caña, fuera el primer rubro de exportación nacional, es uno de los que amenaza con desaparecer.

Desde La Habana, Yoani Sánchez, directora del diario digital independiente 14ymedio, dijo a Radio Martí que la emblemática industria azucarera cubana tocó fondo, por lo que será muy difícil rescatarla como pidió Miguel Díaz-Canel.

“Estamos tocando fondo en la industria azucarera, ni siquiera se puede satisfacer la producción nacional y entonces, Díaz-Canel se aparece con su típica secuencia de frases hiladas, consignas, mediocridad verbal, para decir que sí, que hay que rescatarla, que hay que salvarla.

Cuba afronta la peor zafra de los últimos 150 años
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

"Dice él que este sector hay que salvarlo porque representa cultura e historia para el país. Ahora se da cuenta que el azúcar no es solamente un producto que se vende y por el que se gana dinero, sino un producto que trenza la identidad nacional, que se conecta con muchas cuestiones, como el ferrocarril, la vida de pequeños pueblos, la autonomía de algunas comunidades que, prácticamente han muerto en la medida en que se rebajan los índices de producción azucarera”, observó la comunicadora.

La zafra de 2021-2022 sólo produjo el 53 % del plan previsto inicialmente de 900.011 toneladas, según el grupo estatal AZCUBA. De los 36 centrales que participaron en la cosecha, finalizada el 20 de mayo, sólo tres cumplieron su plan de producción. Tampoco se lograron los planes de exportación, principalmente a China, proyectado en unas 400.011 mil toneladas, reconocieron las autoridades.
La periodista Miriam Leyva señaló que la zafra azucarera cubana fracasó hace mucho tiempo.

“Una cosa que es muy importante es que, de la misma manera en que se han perdido todos los hierros y los campos de caña, se ha perdido el conocimiento y la tradición, porque ya esos especialistas de un calibre tremendo –porque eso no es sólo que sean ingenieros directores de la empresa- hasta los ‘puntistas’, la gente esa que toca el granito de azúcar para conocer si ya está bueno, eso se ha perdido también, y entonces ni siquiera hay cortadores de caña. Primero, emigraron por necesidad y, además, porque ¿dónde van a trabajar?", indicó Leyva.

Por otra parte, de acuerdo con la publicación independiente Diario de Cuba, Díaz-Canel repitió en un encuentro sostenido con especialistas en el sector azucarero algo que ya se había predicho: la “involución tecnológica” del sector, que se traduce en “cada vez menos caña”.

El gobernante cubano reconoció, además, que a pesar de todo, “seguimos con un voluntarismo tremendo, tratando de hacer una zafra que, desde que la planificamos, sabemos que es imposible cumplir”.

En uno de los momentos más críticos que vive Cuba en las dos últimas décadas, la producción de azúcar de la recién terminada zafra alcanzó el nivel más bajo de los últimos 150 años.

(Con reporte de José Luis Ramos para Radio Martí)

"Tu miedo no me importa"

Amelia Calzadilla. (Captura de video/Facebook)

Esta frase la escuche en una filmación proveniente de Cuba. Una voz de mujer que sintetizaba el sentir de otras muchas, todas, hartas de un coctel que dura 63 años, en el que solo se mezclan represión y miseria. Expresión que refleja, a mi modesto entender, la probabilidad de jornadas muy cruentas y dolorosas que deben conducir a una Patria nueva, donde no haya verdugos ni victimarios.

Esa fue una de las voces que escuche en las redes esta semana. Un comentario que solo se produce en una sociedad atemorizada como la cubana, donde prima el terror, las personas se autocensuran y procuran que sus seres queridos no rompan el círculo del miedo por los perjuicios que puedan acarrearles.


Otro testimonio desgarrador que tuve la oportunidad de ver fue el de una madre de tres niños que denuncia la precaria situación que enfrenta junto a su familia. Una contundente e irrefutable evidencia del fracaso del totalitarismo castrista, además, de mostrar el sacrificio inútil de amplios segmentos de varias generaciones de cubanos de trabajar a favor de un proyecto que ha devastado la Isla y muchos de los valores de su ciudadanía.

El castrismo en cualquiera de sus derivados, venezolano, nicaragüense, boliviano y un eventual colombiano si Gustavo Petro llega al gobierno, solo conduce al fracaso y a la frustración. Es una propuesta ineficiente en todas sus expresiones, a excepción de su innegable habilidad para imponer un estricto control social basado en la represión y la desinformación.

La juventud debería considerar con mucha ponderación las propuestas políticas milagrosas. Cierto que en la política se aprecian manejos muy malos que deben ser erradicados, pero no deben ser motivo para creer ciegamente en un iluminado que solo asegura que lo cambiará todo para construir un futuro luminoso. Hay que instruirse, conocer el pasado y aprender que “mis derechos terminan donde empiezan los de los otros”.


El ejemplo de Cuba, Venezuela y Nicaragua deberían servir de modelo a las nuevas generaciones que esperan “conquistar el cielo” sin entender que una vida confortable dentro de la justicia solo se alcanza con trabajo. Lo demás está por verse.

Los cubanos, en una notable mayoría, abrazaron a su Mesías y repudiaron lo que lo negara. En aquella barahúnda de histeria desenfrenada, como la calificara el historiador y periodista Enrique Encinosa, representantes de todas las generaciones cerraron los ojos y se prestaron a cazar a quienes disintieran. Fueron ellos los que ayudaron a destruir el país; conduciendo a las generaciones emergentes al grado de desesperación que muestra esta madre cuando acusa al gobierno, consciente de las represalias que puede padecer, de inepto, corrupto y complaciente con todo lo mal hecho.

Cierto que ha sido el liderazgo castrista y todos sus funcionarios, incluidos policías y militares, los que han sostenido al régimen de oprobio por más de seis décadas, pero también han contribuido a su sostenimiento, y a la formación de las colonias de Venezuela y Nicaragua, quienes hayan prestado sus habilidades y talentos a divulgar y convencer a la denominada mayoría silenciosa de lo justa y provechosa de la obra totalitaria.


Un régimen totalitario no permite feudos, solo están relativamente libres de sus mandatos quienes se les oponen. Sin embargo, el resto de la ciudadanía debe conducirse como disponen las autoridades, lo que motiva un nivel de complicidad muy alto, y una comprensión del miedo que trasciende la individualidad de la persona. Un síndrome de indefensión que transforma al ciudadano en una jauría sin voluntad, pero que llega a un momento de ruptura, como ocurrió con esta madre, que pide que la detengan, y exhorta al resto de las madres de la Isla a unirse, para reclamar, de una vez por todas, respeto a sus derechos y una vida digna.

Esta angustiada madre le dice mentiroso al régimen cuando desnuda una de sus falsedades fundamentales, al proclamar que los “bienes son del pueblo”. Todos escuchamos y leíamos, repetido hasta el cansancio, “esto es del pueblo”, y hay que tener coraje para desmentirlo, como ha hecho esta señora, que está padeciendo numerosas represalias y abuso de las autoridades.

Solo resta confiar que se sumen más madres, la ciudadanía a su reclamo para alcanzar un país, “con todos y para el bien de todos”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG