Enlaces de accesibilidad

Derechos Humanos

Homenaje a Orlando Zapata Tamayo en Cuba y EEUU

Homenaje a Orlando Zapata Tamayo en la Ermita de la Caridad.

Tras cumplirse diez años de la muerte del opositor Orlando Zapata Tamayo, la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, recuerda al pueblo cubano dentro y fuera de la Isla, el coraje y sacrificio del ex integrante del Movimiento Alternativa Republicana, fallecido el 23 de febrero del 2010.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:07 0:00

El domingo en Miami, se celebró en honor del fallecido ex preso político, una misa a las tres de la tarde en el Santuario Nacional Ermita de la Caridad.

La misa fue convocada por diferentes organizaciones de exiliados cubanos y con el templo pleno de fieles, fue recordado el prisionero de la Primavera Negra del 2003, por el Rector de la Ermita, Padre Fernando Hería.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:40 0:00


Homenaje a Orlando Zapata y los miembros de Hermanos al Rescate en Washington.
Homenaje a Orlando Zapata y los miembros de Hermanos al Rescate en Washington.

La noche del jueves 20 de febrero, un grupo de activistas de derechos humanos, se dieron cita frente a la sede de la embajada de Cuba en Washington DC y realizaron una vigilia silente, en recordación a Orlando Zapata Tamayo y a los cuatro miembros de Hermanos al Rescate, asesinados en aguas internacionales el 24 de febrero de 1996. La vigilia comenzó a las siete de la noche y terminó con una predica del Pastor Mario Félix Lleonart.

Vea todas las noticias de hoy

Liberan al preso político Leudys Reyes Cuza

Leudys Reyes Cuza.

Con un juicio pendiente por acusaciones de “desorden público reiterado y desacato" salió de la prisión del Combinado del Este el miércoles el activista Leudys Reyes Cuza, del Frente de Acción Cívica Orlando Zapata Tamayo.

"Después de siete meses de encierro y represión, se me acercaron y me informaron que iba para la calle con el cambio de medida cautelar, pendiente a juicio, y que debía pagar una fianza de 500 pesos", le dijo el sábado Reyes Cuza a la periodista de Radio Televisión Martí Idolidia Darias .

Activista sale de prisión con un cambio de medida y debe esperar el juicio en su casa
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:55 0:00

Explicó que su arresto en diciembre pasado se produjo mientras trabajaba como cuentapropista en un área conocida por "La Cuevita", en San Miguel del Padrón.

"En esos días nosotros [los activistas de su grupo opositor] habíamos realizado varias protestas por nuestros derechos, y se presentó un operativo muy grande de la Seguridad del Estado donde yo trabajaba; me arrestaron y me acusaron de desórdenes públicos reiterados", declaró.

Reyes Cuza fue trasladado a la cárcel conocida como Vivac, en Arroyo Naranjo. Unos días después le informaron que estaría en prisión preventiva hasta el juicio, pero en la cárcel de Valle Grande.

"Allí hice varias protestas, denuncié las violaciones de derechos humanos que se cometían y por esa razón me llevaron a celdas de castigo", detalló.

En enero de este año fue trasladado, esta vez al Combinado del Este, en La Habana. "Me confinaron en el área número tres, donde sitúan a los presos pendientes a juicio", precisó.

Activista detalla las condiciones de vida de los presos en el Combinado del Este
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:29 0:00

El activista calificó el lugar de "horrible". Dijo que "es pésima la higiene, y escasean el agua y los artículos de aseo personal". Con relación a la atención médica señaló que casi no existe, y también faltan los medicamentos.

Reyes Cuza integra el listado de más de 130 presos políticos cubanos por los que organizaciones defensoras de los derechos humanos han abogado para que sean puestos en libertad, en medio de la crisis que afecta el país por el avance de la pandemia.

Se convierte así en uno de los primeros activistas de ese grupo liberados, luego de la prohibición de visitas familiares a los presos, como medida para evitar el contagio en las prisiones.

Acerca de la forma en que se ha procedido en el Combinado del Este con los presos durante estos meses dijo que no se dispone de suficiente hipoclorito para la limpieza.

Agregó que hay hacinamiento de la población penal, que impide el distanciamiento social, y añadió que los guardias encargados de la custodia de los reos pueden ir a sus casas diariamente, lo que aumenta el riesgo del contagio de la población penal.

Liberado el viernes, multado el sábado

Jorge Enrique Rodríguez, en una imagen tomada de su cuenta de Facebook.

El periodista cubano Jorge Enrique Rodríguez fue liberado el viernes, pero multado el sábado.

“La Policía cubana impuso este sábado 800 pesos (unos 33 dólares) de multa al periodista de Diario de Cuba Jorge Enrique Rodríguez por un supuesto delito de desacato”, precisó el diario digital.

También informó que la multa es "una sanción administrativa" para evitar un juicio por "desobediencia" y que las autoridades dijeron al comunicador que está prohibido "grabar a la Policía".

En su mensaje en Twitter, Rodríguez dijo que la PNR ha estado inventando acusaciones en su contra, en medio de la pandemia, y que está en libertad gracias a la campaña internacional que exigía su excarcelación.

Amnistía Internacional celebró su liberación. Erika Guevara-Rojas, representante de la organización en América Latina, declaró en Twitter “¡Buenas Noticias!” y dio a conocer el mensaje que el comunicador independiente divulgó en redes sociales.

“Una vez más funcionó la presión interna y externa y dio resultados el esfuerzo transversal de activistas de diferentes causas, periodistas, artistas, opositores y ciudadanos en general”, dijo en Facebook el periodista José Raúl Gallego.

“Esta es la vía. Juntos somos mucho más fuertes, por eso insisten en tenernos separados y divididos. Hoy ganamos otra pelea. Seguimos. Ahora, por Quiñones, que no merece un día más de prisión injusta”, subrayó el comunicador.

"Una injusticia tremenda": reacciones a la intervención de Ruiz Urquiola en Ginebra

Encabezó la sesión el vicepresidente del Consejo, el embajador eslovaco Juraj Podhorsky.

Entre las numerosas reacciones suscitadas por el boicot a que fue sometido en Ginebra el biólogo cubano Ariel Ruiz Urquiola al comparecer el viernes ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, sobresale la de su amigo, el también científico Oscar Casanella: las reglas de juego favorecen a los gobiernos, no a los pueblos.

“Me parece una falta de respeto que el reglamento de la organización permita eso”, le dijo Casanella desde La Habana a la periodista de Radio Martí Ivette Pacheco. Pese al escaso tiempo de que disponía, Ruiz Urquiola fue interrumpido varias veces con objeciones formales ajenas a su denuncia.

"Los pueblos y su ciudadanía estan en desventaja por una injusticia de agenda"
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:57 0:00

“Creo que si, para colmo, las intervenciones eran extremadamente cortas, porque a él le habían asignado un minuto y medio, 90 segundos, lo menos que podían hacer era darle ese tiempo limpio, y después que pudiera ser criticado y todo”, comentó. “Sin embargo, ¿quién calla a esos estados?”; los que se unieron a La Habana en el boicot a Ruiz Urquiola, se pregunta.

Esas intervenciones no fueron interrumpidas, observó Casanella.

“O sea, que los pueblos y su ciudadanía estan en desventaja por el reglamento del Alto Comisionado de Derechos Humanos con respecto a los estados; creo que es una injusticia tremenda”, declaró el científico cubano.

La hermana del biólogo, Omara Ruiz Urquiola, no ocultó su indignación. “Seis ‘estados’ contra un hombre y su verdad”, escribió en Facebook.

En Estados Unidos, el senador Marco Rubio no tardó en comentar lo sucedido en un mensaje de Twitter.

“¿A qué le temen las narco-dictaduras de Cuba y Venezuela?”, se preguntó el legislador republicano. “Que aquellas personas que oprimen a diario hablen, y que sean desenmascarados ante los ojos del mundo. Es vergonzoso, pero no sorprendente, lo visto en la sede de la ONU mientras el Dr. Urquiola hablaba”.

Otro cubano que opinó desde La Habana entrevistado por Pacheco fue Juan Antonio Madrazo Luna, coordinador general del Comité Ciudadanos por la Integración Racial, quien consideró los esfuerzos para silenciar a Ruiz Urquiola un síntoma de la debilidad del régimen cubano.

“Recurre a esas prácticas arbitrarias acompañado de varios países que forman parte del Consejo de Derechos Humanos, Venezuela, China, que también practican la represión contra la sociedad civil, particularmente contra los defensores de derechos humanos”, declaró Madrazo Luna.

A su vez, la misión diplomática estadounidense en La Habana hizo pública su admiración por el científico y activista cubano.

“La Embajada de Estados Unidos aplaude a Ariel Ruiz Urquiola por su valor y fortaleza”, escribió la encargada de Negocios Mara Tekach. “Las voces poderosas dicen la verdad y se ganan nuestro respeto. El Consejo de Derechos Humanos debería escuchar toda su historia”.

En la propia Ginebra, el director ejecutivo de la organización United Nations Watch (Observadores de Naciones Unidas), Hillel Neuer, compartió su indignación por la forma en que procedió el Comité ante los esfuerzos de cinco gobiernos para acallar las denuncias de un orador.

“Hoy ante Naciones Unidas una pandilla de tiranías –Cuba, Venezuela, Corea del Norte, China y Eritrea—trataron de silenciar al cientifico cubano y ex prisionero político, Dr. Ariel Ruiz Urquiola. Fallaron”, dijo Neuer. “El coraje de Ariel inspiró a los cubanos aquí en Ginebra y en todo el mundo”.

Las redes sociales se llenaron de comentarios a raíz de la difusión en varios medios de lo ocurrido en Ginebra antes del mediodía del viernes, cerca de las 5:25 de la mañana, hora de Miami.

“Ariel demostró que la ONU no respeta derechos humanos ni libertad de expresión”, escribió en su página de Facebook el arquitecto cubano Rafael Fornés.

Representantes de Cuba, Venezuela, China y Corea del Norte boicotean a Ruiz Urquiola en la ONU

Ariel Ruiz Urquiola, cuando era interrumpido en la 44 sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra.

El representante del régimen cubano, Jairo Rodríguez Hernández, boicoteó repetidas veces la mañana del viernes la intervención del científico Ariel Ruiz Urquiola en la 44 sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra.

Para lograrlo, contó con la ayuda de los representantes de los gobiernos de Venezuela, China, Corea del Norte y Eritrea, quienes bajo el mismo pretexto de que era necesario respetar la agenda de la sesión le pidieron también al moderador silenciar a Ruiz Urquiola.

“Podemos estar aquí todo el día, en esta situación tan desagradable”, dijo el representante del régimen de La Habana, Jairo Rodríguez Hernández.
“Podemos estar aquí todo el día, en esta situación tan desagradable”, dijo el representante del régimen de La Habana, Jairo Rodríguez Hernández.

“En este momento estamos escuchando a un supuesto representante de la Organización No Gubernamental Ingenieros del Mundo…”, dijo el delegado de La Habana refiriéndose al grupo que le cedió su tiempo a Ruiz Urquiola en la sesión.

Resuelto el tema de la acreditación, y una vez que el moderador remitió a otra instancia las preocupaciones de La Habana sobre los derechos de la ONG, el biólogo tomó la palabra.

La representante de Australia fue la única que pidió aceptar la intervención de Ruiz Urquiola.
La representante de Australia fue la única que pidió aceptar la intervención de Ruiz Urquiola.

“Cuando son enviados por el gobierno a trabajar en el extranjero en condiciones desventajosas, violando el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el impacto de esta explotación sobre el sistema de salud pública de Cuba…”, alcanzó a decir Ruiz Urquiola, y el moderador le interrumpió de nuevo para darle la palabra a Rodríguez Hernández.

A su malestar por "una cuestión de orden”, fundado en que “la persona que está haciendo uso de la palabra se ha referido a cuestiones ajenas al tema de la agenda”, siguió el apoyo del representante de Venezuela, quien le pidió al orador “un lenguaje adecuado” y “rectificar su conducta” o, de lo contrario, solicitó, se le debe retirar la palabra.

Después de la protesta del enviado de La Habana, el primero que interrumpió a Ruiz Urquiola fue el representante de Venezuela.
Después de la protesta del enviado de La Habana, el primero que interrumpió a Ruiz Urquiola fue el representante de Venezuela.

Luego fueron sucesivamente los representantes de China, Eritrea y Corea del Norte quienes pidieron “respetar la agenda” en apoyo a la solicitud del representante de La Habana.

Solo la diplomática de Australia pidió que dejaran hablar a Ruiz Urquiola. Lo hizo dos veces, y la segunda recomendó aceptar en el foro las voces de la sociedad civil. Fue entonces cuando intervino el delegado de Eritrea con lo que según él era otra cuestión de orden: “La participación de la sociedad civil es importante, pero siempre en línea con la agenda”.

La participación de la sociedad civil es importante, siempre que esté en la agenda, dijo el representante de Eritrea.
La participación de la sociedad civil es importante, siempre que esté en la agenda, dijo el representante de Eritrea.

El moderador volvió a darle la palabra a Ruiz Urquiola con la solicitud de ceñirse al tema de la agenda.

“Los dineros recaudados no benefician la salud ni los tratamientos oncológicos de primera línea, así como las pruebas diagnósticas de alta resolución, como ha ocurrido con la paciente 322597, mi hermana, a la que han dejado de asistir con la inmunoterapia, ya sea por falta…”, se le oyó decir al científico antes de que el representante de La Habana lo interrumpiera nuevamente.

El representante chino se une al boicot de La Habana para evitar la denuncia de Ruiz Urquiola.
El representante chino se une al boicot de La Habana para evitar la denuncia de Ruiz Urquiola.

Cuando pudo hablar otra vez, el biólogo retomó el hilo de su intervención.

“…ya sea por falta de medicamentos como por el uso de placebo en lugar del principio activo como método de tortura para doblegarla, hasta la expulsión como profesora de la Universidad de La Habana…”, declaró Ruiz Urquiola en referencia a su hermana Omara antes de que el delegado de La Habana volviera a interrumpirlo.

“Podemos estar aquí todo el día, en esta situación tan desagradable”, comentó entonces Rodríguez Hernández. “Parece que es irrespetuoso con la relatora que se encuentra atendiendo este debate de manera remota”, dijo Rodríguez Hernández, y la diplomática australiana pidió la palabra para recordar que el orador no había concluido.

Corea del Norte intervino igualmente para silenciar a Ruiz Urquiola.
Corea del Norte intervino igualmente para silenciar a Ruiz Urquiola.

Entrecortado el audio del streaming vía internet, Ruiz Urquiola habló de la “represión al ciudadano de a pie, también bajo régimen de una moderna esclavización, y resumir en la inoculación del VIH al que disiente de la cuartilla en el aula universitaria…”

Sin responder una acusación tan grave, el delegado cubano se mostró entonces muy ofendido por “el irrespeto a este Consejo”.

En sus últimos cinco segundos, Ruiz Urquiola alcanzó a referirse brevemente a si mismo: “...como en el caso del paciente 2321, mi persona, en el hospital provincial de Pinar del Río…”, y el moderador dio por terminado su turno.

Ya en las afueras de la sede de Naciones Unidas en Ginebra, el biólogo leyó íntegramente ante un grupo de personas el texto que había preparado. La reacción del delegado de Cuba, dice en un video compartido por Leo Juvier-Hendrickx, “mostró simplemente el gran temor que le tienen a la verdad de los cubanos”.

La declaración completa de Ariel Ruiz Urquiola en Ginebra
please wait

No media source currently available

0:00 0:10:06 0:00

La presentación de Ruiz Urquiola estaba prevista inicialmente para la mañana del jueves, pero fue pospuesta porque muchos de los participantes intervienen en la conferencia vía internet para cumplir los prevención del COVID-19, y el programa se retrasó.

Según le contó a la periodista de Radio Televisión Martí Yolanda Huerga, cuando entró a prisión en Pinar del Río en 2018 le hicieron la prueba del VIH en virtud del reglamento y dio negativo. Luego, de acuerdo con su denuncia, agentes del régimen le inocularon el virus del sida en la sala de reclusos del hospital Abel Santamaría, de Pinar del Río, adonde fue llevado por plantarse en huelga de hambre.

“La infestación ocurrió del día 9 al día 10 de mi huelga de hambre, cuando se me impone por el jefe del servicio de medicina interna del Hospital Abel Santamaría una inyección de glucosa concentrada”, dijo el científico.

“Pudo haber sido en ese momento, y pudo haber sido en el momento en que pasara a la sala de cuidados de recuperación, evidentemente para extranjeros; ahí un médico ordenó cambiarme los sueros fisiológicos que yo tenía puestos a un suero Ringer”, agregó.

Será este viernes la comparecencia de Ariel Ruiz Urquiola en la ONU (VIDEO)

Ariel Ruiz Urquiola posa junto a sus seguidores en Ginebra, Suiza.

La comparecencia del científico cubano Ariel Ruiz Urquiola ante la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, fue pospuesta para este viernes entre 10:30 y 11:00 de la mañana.

"El motivo por el que se pospone esta audiencia se debe a un retraso en el inicio de la sesión de este jueves y a que muchos participantes realizaron sus exposiciones a través de vídeo producto del COVID- 19", indica un comunicado enviado a nuestra redacción por Leo Juvier, colaborador de Ruiz Urquiola.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:12 0:00

Sin embargo, el científico y activista dio una improvisada conferencia de prensa el jueves en las afueras de la sede de la Comisión de Derechos Humanos, ante la cual se presentará invitado por el grupo UN Watch.

Ruiz Urquiola dijo haber tenido “la desagradable oportunidad” de ver cómo la delegación de La Habana habló de tráfico de personas sin mencionar el tráfico de médicos ni el éxodo de tantos que buscan rehacer sus vidas en otros países.

Esa persona, además, repitió el discurso oficialista de supuestos extranjeros que hacen tráfico sexual particularmente con mujeres dentro de Cuba, cuando lo cierto es que se trata de un turismo sexual auspiciado por el régimen, denunció Ruiz Urquiola.

“La dictadura cubana prefiere no declarar ese tipo de tráfico porque simplemente ellos son los artífices de ese tráfico”, dijo. “Obvió todo el sufrimiento de los cubanos que están en la frontera para entrar a Estados Unidos y a otros países como Uruguay, y obvió también el informe de la relatora especial sobre tráfico humano”, declaró el biólogo cubano.

Cuba es nuestra, Cuba no es de la dictadura, Cuba es de todos, manifestó Ruiz Urquiola antes de proponer un desafío al régimen con la participación de los cubanos libres radicados fuera de la isla.

“Debemos todos comenzar a razonar en la posibilidad de entrar a Cuba en botes, como mismo ellos sacaron a gran parte de nuestros ciudadanos en 1980 y regresar", propuso Ruiz Urquiola. "Ellos me podrán matar a mí, podrán matar a los demás tripulantes que vengan en el bote conmigo, pero ellos no pueden matar a [quienes vayan en] todos los botes que salgan de la Florida”.

No les tenemos que pedir permiso para hacer eso ni para llevarle comida al pueblo cubano, dijo.

“Ellos no van a poder contra nosotros”, aseguró. “La independencia de Cuba, la real libertad de Cuba, la democracia de Cuba depende de nosotros. Mientras seguimos escondidos en nuestras casas, o en refugios políticos, o incluso integrados a otras sociedades, nunca vamos a cambiar la realidad de nuestro país”.

Dijo sumarse así a la propuesta de Eliecer Ávila de la Operación Retorno “o como quieran llamarla”, porque cualquiera que haya sido el motivo de un cubano para salir de Cuba, “ya sea por razones económicas, por razones políticas o por razones sociales, salieron porque era una prisión simplemente”.

Al llegar a Ginebra el miércoles, el activista de derechos humanos en Cuba fue acogido y alentado por un grupo de seguidores que portaron carteles y una bandera cubana.

"Es el momento de decir ¡basta ya!", dijo el científico.

"¡Viva Cuba libre y democrática!", declaró el activista y prometió denunciar las violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen en la isla por más de seis décadas.

Tras una huelga de hambre y sed frente a la sede de las oficinas de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, el doctor en Ciencias Biológicas consiguió un espacio para ser escuchado en este importante foro internacional.

Cargar más

XS
SM
MD
LG