Enlaces de accesibilidad

América Latina

Gobierno de Guaidó dice que único rol de Cuba es que saque a sus funcionarios de Venezuela

El mandatario de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez a su llegada a la segunda toma de posesión de Nicolás Maduro al frente de Venezuela el 10 de enero de 2019. (AFP).

La Presidencia encargada de Venezuela ratificó el jueves que la dictadura de Cuba es responsable de la crisis y la sistemática violación de derechos humanos a la que está sometido el pueblo venezolano.

El mensaje surge días después que el presidente encargado Juan Guaidó diera el visto bueno a una mediación de Canadá y Cuba para solucionar la crisis en el país petrolero.

Tras un encuentro con el ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Francois-Philippe Champagne, el político venezolano reconocido por mas de 50 países como el presidente legítimo de Venezuela, afirmó que las gestiones que ha tenido Canadá con los distintos países, incluido Cuba, "son muy positivas, para ponernos del lado de la solución, para poder encontrar una solución, para aproximar una transición rápida en Venezuela, entendiendo la participación que han tenido en los últimos años, pero sobre todo, por el determinado compromiso de avanzar".

El comunicado publicado el miércoles indica, sin embargo, que el único rol de Cuba es "que sus funcionarios abandonen" el país.

La nota oficial menciona "múltiples acciones para denunciar y enfrentar el aparato represor cubano que se encuentra en Venezuela" como la prohibición de envío de Petróleo a Cuba, denuncias de la injerencia cubana ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), la solicitud a presidentes latinoamericanos y de EEUU para que emitan sanciones contra el régimen cubano y acuerdos legislativos en rechazo a la intromisión permanente del régimen cubano, consolidado con la solicitud del dictador Nicolás Maduro para incluir al Embajador de Cuba en el Consejo de Ministros".

"Asumimos al régimen de Cuba como el principal aliado del régimen de Maduro, por lo que el único rol posible que pueden asumir en Venezuela es que sus funcionarios abandonen nuestro país y los venezolanos puedan conducir su transición a la democracia", indica el comunicado.

Finalmente el gobierno de Guaidó pide "incrementar la presión contra el régimen de Nicolás Maduro, la dictadura cubana encabezada por Miguel Díaz-Canel, Raúl Castro y su cúpula".

Vea todas las noticias de hoy

Organizaciones del exilio piden que se acuse a los militares cubanos "al igual que al dictador de Venezuela"

De izq. a der. Miguel Díaz-Canel, Nicolás Maduro y Raúl Castro. REUTERS/Stringer

Que la cúpula militar del régimen de Cuba sea acusada y procesada en tribunales de EEUU por los mismos delitos de narcotráfico y corrupción que el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, pidieron seis organizaciones del exilio cubano en carta enviada a senadores y congresistas en Washington.

La misiva, iniciativa del Partido Republicano de Cuba, está dirigida a los senadores republicanos Marco Rubio, Rick Scott y al líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McDonnell, así como al representante Mario Díaz Balart.

"A raíz de las acusaciones formuladas en contra de Nicolás Maduro y un grupo de sus personeros, pedimos a nuestros representantes en Washington que promuevan la idea de encausar también al mentor, que es el castrocomunism", dijo Ibrahim Bosch, presidente del Partido Republicano de Cuba, con sede en Miami, Florida.

La carta, que según Bosch ya ha sido recibida en las oficinas de los referidos políticos, indica que la comunidad cubana en Estados Unidos, en otras partes del mundo y en el interior de la isla, unidos al pueblo venezolano, han visto con beneplácito "este valiente paso dado por la administración del presidente Donald Trump, para acabar con el narco-comunismo, el sufrimiento del pueblo venezolano", y el daño que le causa al pueblo de Estados Unidos el envío de esa droga al país.

Por otro lado, señala el texto, la comunidad de exiliados cubanos ha quedado sorprendida al ver que "los mentores de ese grupo mafioso" que opera en Venezuela, quienes le dan la seguridad a Maduro, le facilitan la Inteligencia para delinquir, violar los derechos del pueblo venezolano y reprimirlo, es "la tiranía castrocomunista", y "no ha sido ni mencionada en la larga lista de los acusados". Es conocido que "son cómplices en esos cargos y violan los mismos derechos al pueblo de Cuba", añade la carta.

Firman la misiva, además de Bush, por el Partido Republicano de Cuba, Agapito Rivera, por la Asociación Patriótica de Cuba; Luis G. Infante, del Presidio Político Histórico Cubano-Casa del Preso; Magdelivia Hidalgo, de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales; Ariel Portilla, de Impacto Juvenil Republicano, y Geiser Conde, de la Asociación Cubanoamericana de Kentucky.

“La iniciativa es muy importante porque se juzgan elementos de regímenes totalitarios como Venezuela, pero la raíz del mal es la dictadura de los Castro, y por eso nos dirigimos a nuestros representantes para que sea juzgada”, puntualizó, Magdelivia Hidalgo.

En otra parte del texto, los signatarios solicitan que se gestione el apoyo de otros congresistas y se haga llegar el interés de la comunidad a la administración y al Congreso, y sugiere que se formulen los mismos cargos al régimen cubano con el mismo objetivo.

“Esta misma medida debe aplicarse también a quienes mantienen y apoyan a ese régimen narcoterrorista, que es la tiranía de Cuba”, indicó Infantes.

El gobierno del presidente Donald Trump acusó a Maduro de narcoterrorismo, narcotráfico y lavado de dinero. El Departamento de Estado ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por información que conduzca a su detención. También incriminó a otros altos funcionarios de la dictadura, incluido el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, de conspiración para el contrabando de narcóticos.

“Apoyamos la necesidad de terminar con el castrocomunismo en América Latina, que lacera la libertad en la región e impacta en el liderazgo de EEUU,” opinó Conde.

“Siempre están mencionando a Venezuela y a Nicaragua y ni mencionan la raíz del problema, que es la tiranía de los Castro”, comentó Agapito Rivera.

Asimismo, los firmantes instan a la comunidad a que hagan llegar la propuesta a los funcionarios electos, como herramienta en busca de que la iniciativa prospere.

México valora contratar a cubanos para combatir la pandemia

López Obrador y Díaz-Canel posan para los periodistas (Foto: AFP/Presidencia de Cuba).

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este lunes que está en conversaciones con Cuba por un eventual apoyo médico para enfrentar la pandemia por el coronavirus, en momentos en los que su gobierno busca contratar a miles de especialistas de la salud.

"Sí hay pláticas para, si es necesario, pedirles que puedan ayudarnos precisamente con especialistas de terapia intensiva", dijo el mandatario en su habitual conferencia de prensa matutina.

"Ellos tienen enfermeras especializadas y médicos especializados en terapia intensiva", agregó.

López Obrador reconoció también que ha habido apoyo de China, que donó mascarillas y kits de pruebas la semana pasada, y que también hay buena cooperación con Estados Unidos.

El anuncio viene luego de que el gobierno mexicano reconociera que tiene un déficit de especialistas para enfrentar la epidemia, que ha dejado hasta el momento 2.143 casos confirmados y 94 defunciones.

El pasado 4 de abril, el gobierno lanzó un plan para contratar a 6.600 médicos y 12.300 enfermeras para hacer frente a la pandemia.

Los servicios médicos cubanos, duramente criticados por Estados Unidos y Brasil, reaparecieron para combatir la pandemia de COVID-19, incluso en Europa, dando impulso a un programa vital para el desarrollo de la isla.

Italia, con más de 11.000 fallecidos por el nuevo coronavirus, es una de las 14 naciones que recientemente solicitó la intervención del contingente Henry Reeve de médicos cubanos, especializado en desastres naturales y epidemias.

También los convocó Andorra, mientras que Francia aprobó el ingreso de médicos cubanos a sus territorios de ultramar, necesitados de doctores, un plan que data del año pasado pero que llega en un momento oportuno.

Sin embargo Estados Unidos y Brasil acusan a Cuba de retener el grueso de los ingresos que pagan esos países por los médicos, y de someter a los profesionales a un régimen laboral parecido a una "esclavitud moderna".

Estudio: Asesinato de diplomáticos cubanos en Argentina no impidió alianza Castro-Videla

Fidel Castro y Jorge Rafael Videla (Fotos: Archivo).

El asesinato de dos jóvenes diplomáticos cubanos en Argentina no le impidió al régimen de Fidel Castro apoyar la dictadura militar que gobernó ese país entre 1976 y 1983, escribe el periodista y escritor Gabriel Salvia en su estudio “Memoria cerrada: La complicidad de la revolución cubana con la dictadura militar argentina”.

Salvia, director del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), con sede en Buenos Aires, dijo al corresponsal de Radio Martí Carlos Cabana Cal que La Habana tuvo con la dictadura militar argentina un comportamiento muy diferente al que caracterizó sus relaciones con la dictadura de Augusto Pinochet en Chile.

Jesús Cejas Arias, de 22 años, y Crescencio Galañena Hernández, de 27, cubanos asesinados en 1976 en Argentina (Foto: Juventud Rebelde).
Jesús Cejas Arias, de 22 años, y Crescencio Galañena Hernández, de 27, cubanos asesinados en 1976 en Argentina (Foto: Juventud Rebelde).

“Lo paradójico es que en Argentina desaparecieron dos diplomáticos cubanos que fueron asesinados, a diferencia de Chile, donde la Embajada de Cuba pasó a funcionar bajo la bandera de la de Suecia” sin que le hubiera pasado lo mismo a ningún diplomático de la isla, declaró Salvia.

Se trataba de los jóvenes Jesús Cejas Arias, de 22 años, y Crescencio Galañena Hernández, de 27, asesinados en 1976. La investigación de Salvia se basa parcialmente en la desclasificación de archivos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina durante la dictadura militar.

De acuerdo con el propio sitio oficial cubano EcuRed, Cejas Arias y Galañena Hernández prestaban servicios en la Embajada de Cuba en Argentina y fueron “secuestrados ambos por la dictadura militar el 9 de agosto de 1976 en plena calle de Buenos Aires, sus restos fueron desaparecidos y encontrados en el 2012, transcurridos 35 años desde su vil asesinato”.

Entre 1976 y 1983, la entonces activista de derechos humanos y ahora presidenta del grupo Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, nunca recibió muestras de simpatía del gobierno de Fidel Castro, observa Salvia.

La presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carloto (izq) participa el viernes 17 de mayo de 2013 en una rueda de prensa con motivo de la muerte del ex dictador argentino Jorge Rafael Videla en Buenos Aires (Foto: Archivo).
La presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carloto (izq) participa el viernes 17 de mayo de 2013 en una rueda de prensa con motivo de la muerte del ex dictador argentino Jorge Rafael Videla en Buenos Aires (Foto: Archivo).

Pero poco después que retornara la democracia al país bajo la presidencia de Raúl Alfonsín, Carlotto fue invitada a visitar La Habana en 1984, según contara ella misma en un artículo a raíz de la muerte del dictador cubano.

“¿Por qué no se pregunta Carlotto el motivo por el cual no recibió la <<solidaridad>> de la revolución invitándola a Cuba durante la dictadura militar?”, escribe Salvia.

Estos son solo dos de los argumentos que le sirven al autor para explorar las mutuamente ventajosas relaciones de una dictadura militar de izquierda con una dictadura militar de derecha.

“Cuba tuvo un papel importante en la génesis de la violencia política en la Argentina, pero esto no impidió que ambos países mantuvieran una alianza de mutua conveniencia entre 1976 y 1983”, indica Salvia. “Esta alianza se vio facilitada por el rol que tuvieron la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), el Partido Comunista Argentino (PCA) y la participación de ambos regímenes no democráticos en el Movimiento de No Alineados (NOAL)”.

"Sólo puede entenderse por la ceguera ideológica"
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:27 0:00

Entre dictaduras no hay escrúpulos políticos, deja claro el autor, cuando se trata de conseguir legitimidad internacional y asegurar la supervivencia: la alianza incluyó el intercambio de favores mediante apoyos a candidaturas en organismos de Naciones Unidas y, principalmente, permitió que la dictadura militar argentina no fuera condenada en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

No es una conjetura del investigador. El quid pro quo es más que evidente en uno de los documentos que reproduce. Se trata de una carta remitida a La Habana por la cancillería de la dictadura militar argentina el 14 de abril de 1977.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto presenta sus atentos saludos a la Embajada de Cuba y tiene el agrado de referirse a la nota verbal de esa Representación No. 7, así como a la No. 608 de este Ministerio, relacionadas con la solicitud de apoyo en favor de la candidatura cubana al Consejo Ejecutivo de la O.M.S.”, la Organización Mundial de la Salud, dice el texto.

La constancia del quid pro quo: “un intercambio de votos que permitiría afianzar las posibilidades de las respectivas postulaciones”.
La constancia del quid pro quo: “un intercambio de votos que permitiría afianzar las posibilidades de las respectivas postulaciones”.

“Sobre el particular, lleva a su conocimiento que el Gobierno argentino ve con beneplácito la citada aspiración, y en razón que la República [Argentina] también se ha postulado para su reelección al Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC), sugiere, dadas las cordiales relaciones existentes entre ambos países, un intercambio de votos que permitiría afianzar las posibilidades de las respectivas postulaciones”, continúa el documento.

Pero ojo: la dictadura cubana hizo lo necesario para guardar las apariencias. En febrero de 1979, después de haberse reunido con el director de América Latina de la cancillería de Cuba para recibir documentos sobre la conferencia de la Cumbre de los No Alineados en La Habana, el diplomático argentino Molina Salas escribió lo siguiente:

“Al finalizar la [reunión] y a manera de comentario casual y en forma amistosa me expresó que altas esferas habían decidido no invitar gobierno argentino festejos XX aniversario revolución en el deseo de evitarle situaciones que eventualmente podrían resultar incómodas dado carácter festejos”.

Uno de los documentos desclasificados que sirvieron al autor para su investigación sobre los vínculos de la dictadura militar argentina con el régimen de Fidel Castro.
Uno de los documentos desclasificados que sirvieron al autor para su investigación sobre los vínculos de la dictadura militar argentina con el régimen de Fidel Castro.

Y agregaba: “Queda patentizado así que Cuba no incluye al gobierno argentino entre los calificados de ‘amigos'”.

Aun así, el asesinato de sus diplomáticos no le impidió a La Habana apoyar la candidatura del régimen de Jorge Rafael Videla a ECOSOC, refiere Salvia citando otro intercambio de las cancillerías.

Salvia llama la atención sobre “el desparpajo del presidente de Cuba designado por Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel”, quien al visitar Buenos Aires para asistir a la toma de posesión de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner “depositó flores al pie de la placa” de los dos jóvenes diplomáticos cubanos.

“Nadie le reprochó a Díaz-Canel que, a pesar de la desaparición de sus diplomáticos, Cuba no rompió relaciones con la Argentina –como lo hizo con Chile-- y, sobre todo, que mantuvo una relación más que amistosa con la dictadura militar”, escribe Salvia.

Otro documento desclasificado, en el cual se menciona al representante personal de Fidel Castro para invitar a Videla a la sexta cumbre del Movimiento de Países No Alineados, menciona “operaciones que superan monto cien millones de dólares”.

“Operaciones que superan monto cien millones de dólares”, dice otro documento desclasificado.
“Operaciones que superan monto cien millones de dólares”, dice otro documento desclasificado.

Lo que más parece molestarle al autor, y con él a quien lea detenidamente su investigación, es que personas tan críticas con las violaciones de los derechos humanos en Argentina --como la propia presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto-- no hayan condenado ni condenen al régimen castrista.

“Sólo por la «ceguera ideológica» puede entenderse que los familiares de víctimas del terrorismo de Estado en la Argentina sigan apoyando a la dictadura cubana, que fue cómplice de los verdugos de sus seres queridos, y que decidan ignorar o justificar las actuales graves y sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos que se producen en la isla, conforme numerosísimos informes tanto del sistema interamericano como del sistema universal de protección de Derechos Humanos”, concluye Salvia.

Guayaquil en shock por el manejo de los muertos en plena pandemia

Guayaquil en shock por el manejo de los muertos en plena pandemia
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

OEA apoya plan para democracia en Venezuela y exige salida de agentes cubanos

Elliott Abrams (izq.), representante especial de Estados Unidos para venezuela, junto a Luis Almagro, secretario general de la OEA.

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) indicó el martes en un comunicado que la vuelta a la democracia en Venezuela pasa inexorablemente por la recuperación de la institucionalidad de la Asamblea Nacional y la salida de los miles de agentes de la inteligencia cubana en esa nación.

El texto hace referencia al plan presentado el martes por el secretario de Estado Mike Pompeo, titulado Marco para la Transición Democrática en Venezuela, que propone levantar las sanciones a Venezuela a cambio de un acuerdo para compartir el poder entre miembros de la oposición y del partido del gobernante Nicolás Maduro, en un gobierno de transición antes de las elecciones.

Pompeo anunció formalmente el plan, que ofrece una "ruta de salida" de las duras sanciones, incluyendo las que pesan sobre la industria petrolera, si Maduro y sus aliados se muestran receptivos.

"El régimen está ahora bajo una presión más fuerte que nunca", afirmó el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, citado por Reuters. "Quizás esta presión conduzca a una discusión seria dentro del régimen".

La propuesta, que Abrams confirmó que fue aprobada por el presidente Donald Trump, pide que Maduro "se haga a un lado" y que la Asamblea Nacional controlada por la oposición "elija un gobierno de transición inclusivo aceptable para las principales facciones". Según el plan, el presidente encargado Guaidó también renunciaría durante la transición.

Al pronunciarse, la OEA reiteró que "resulta imprescindible la liberación inmediata de los presos políticos, así como recuperar la institucionalidad representada por la Asamblea Nacional y sus integrantes democráticamente electos, así como la institucionalidad del Tribunal Superior de Justicia".

La declaración del organismo hemisférico subrayó que "la vía posible para recuperar la democracia en Venezuela pasa inexorablemente por la salida del país de los miles de agentes de seguridad e inteligencia extranjeros".

La Secretaría General de la OEA considera "que el plan presentado constituye una propuesta válida de solución para salir de la dictadura usurpadora y recobrar la democracia en el país".

Y amplió: "El camino propuesto en el plan del Departamento de Estado en el día de hoy merece el apoyo de todos aquellos que bregamos por elecciones libres y transparentes en Venezuela, de acuerdo a los estándares de la Carta Democrática Interamericana, y con observación internacional, incluyendo la OEA".

Cargar más

XS
SM
MD
LG