Enlaces de accesibilidad

Cuba

Experto alerta sobre peligro de frenar sector privado en Cuba

Cuba paraliza licencias a restaurantes privados y alquileres turísticos

Pese a que la pujanza de los pequeños emprendedores es una esperanza para el desarrollo de Cuba, al gobierno le ha preocupado que llegue a desafiar la hegemonía de la planificación central y el monopolio político del PCC, dice el economista estadounidense Richard Feinberg.

Mientras el pequeño pero pujante sector privado cubano espera ─entre noticias de prósperos negocios intervenidos─ por otro apretón normativo anunciado desde agosto por Raúl Castro, algunos expertos se preguntan por qué Cuba buscaría frenar el avance de una forma de propiedad y trabajo que antes ha legalizado y estimulado y que en muy poco tiempo ha hecho aportes significativos a la economía de la isla

Según el académico estadounidense Richard Feinberg estos emprendedores representan para el país más que lo que hasta ahora han aportado: son uno de tres pilares ─junto con la dinamización y descentralización del sector estatal, y la Inversión Extranjera Directa en sectores prioritarios─ en los que el sucesor de Raúl Castro debería apoyarse para sacar al país del estancamiento económico que ha caracterizado los “decepcionantes” diez años en el poder del General-Presidente, y encauzarlo por una vía de desarrollo sostenible.

En su reciente ensayo para el Instituto Brookings “La economía de Cuba después de Raúl Castro: una historia de tres mundos”, Feinberg menciona algunas de las nuevas medidas restrictivas que se espera imponga el gobierno para incrementar su control de las empresas privadas y limitar el tamaño de estas:

- una escala salarial ascendente (por la cual los salarios aumentarían en la medida en que se contraten más trabajadores)

- constreñir a cuatro habitaciones las que pueden alquilar las llamadas “casas particulares”

- un proceso burocrático más complejo para la autorización de nuevas licencias

- informes mensuales de autoridades locales sobre violaciones

- canalizar todos los ingresos y gastos de los negocios privados a través de una cuenta en alguna institución financiera del gobierno.

El gobierno alarmado por el éxito de los privados

Turistas en el restaurante La Vitrola en La Habana.
Turistas en el restaurante La Vitrola en La Habana.

El experto en economía internacional sugiere que, en lugar de imponerle más cadenas, Cuba debería abrazar por completo la economía privada y eliminar las restricciones artificiales al sector.

Después de analizar la agonía de la empresa estatal, debida sobre todo a la hipercentralización, el autor observa cómo ha florecido en cambio en la última década la economía privada cubana, con un crecimiento del número de cuentapropistas autorizados desde unos 150,000 en 2008 a casi 580,000 en 2017. Incluye asimismo a unos 200.000 usufructuarios y 50.000 pequeños propietarios de tierras, y a un número indeterminado de trabajadores del mercado informal. “Tomados en conjunto, hasta el 40 por ciento de la fuerza de trabajo cubana tiene al menos un pie en la economía privada”, afirma el académico.

Como el gobierno no publica datos sobre inversiones de la economía privada, Feinberg toma como indicador para determinar el monto de inversiones en el sector privado las remesas familiares enviadas desde el exterior.

La Moneda Cubana un restaurante privado en La Habana.
La Moneda Cubana un restaurante privado en La Habana.

“Si estimamos las remesas conservadoramente en $ 2 mil millones anuales y asumimos que las tasas de inversión equivalen a un 30 por ciento de esa cifra, en la economía privada de la isla se estarían invirtiendo unos $ 600 millones anuales (casualmente, la misma cantidad de inversión extranjera proyectada por el gobierno para 2018) a los que se podrían agregar otras inversiones procedentes de ahorros familiares y ganancias reinvertidas.

Al hacer un uso productivo de estas diversas fuentes de capital de inversión, la economía privada impulsa el crecimiento de la economía nacional, afirma el ensayista.

A falta de un desglose estatal-privado de la producción nacional, Feinberg y el economista del Banco Mundial Richard Newfarmer han calculado que en el sector del turismo la economía privada representa alrededor de un tercio de los ingresos, o unos $ 1.000 millones anuales, mientras que Emilio Morales, un especialista cubano presidente en Miami de The Havana Consulting Group, ha estimado que la economía privada genera alrededor del 18 por ciento del Producto Interno Bruto.

El autor considera que eran estas dramáticas tendencias las que tenían tan alarmado al gobierno en agosto de 2017, cuando dejó temporalmente de emitir nuevas licencias para muchas actividades previamente autorizadas; las autoridades dijeron que necesitaban revisar las regulaciones para evitar abusos y prevenir una acumulación indebida de riqueza privada.

Feinberg comenta que probablemente había preocupaciones más profundas, como que una creciente economía privada pudiera desafiar la hegemonía de la planificación central e incluso el monopolio político del Partido Comunista.

El gran salto a la expansión diversificada

Un hombre se corta el cabello en una barbería privada en La Habana (Cuba).
Un hombre se corta el cabello en una barbería privada en La Habana (Cuba).

El estudioso estadounidense apunta que el crecimiento de la economía privada cubana no ha sido sólo cuantitativo, sino también cualitativo. Las que comenzaran como miniempresas, en muchos casos se han convertido en auténticas pequeñas empresas, dotadas de planes comerciales formales, estrategias de mercadotecnia, un número significativo de empleados ─a tiempo completo y por contrato─ y una amplia diversidad de ofertas de productos.

Hostal La Nena, una casa particular que renta a turistas en Caibarién.
Hostal La Nena, una casa particular que renta a turistas en Caibarién.

Por ejemplo, casas particulares se han convertido en hoteles “boutique” de varias habitaciones; barberías se han convertido en peluquerías al estilo de Miami, y los negocios familiares de construcción han devenido cooperativas con decenas de miembros calificados. Las paladares (restaurantes de propiedad privada) han pasado de ofertar cenas familiares informales a convertirse en establecimientos profesionales que sirven cocina de clase mundial. Familias con una sola máquina de hacer helados, con la que producían un puñado de sabores, han dado paso a atractivas heladerías con decenas de opciones.

El sector privado cubano, agrega el autor, ha alcanzado una masa crítica por la cual los propios emprendedores son consumidores de lo que en él se produce. Las agencias de publicidad, los servicios de contabilidad, los planificadores de eventos privados, los decoradores de interiores y los proveedores de servicios de guarderías atienden las necesidades de otros empresarios cubanos, de modo que ahora la actividad de los particulares se caracteriza por un ciclo de producción y consumo saludable y auto-reforzado.

La economía privada de Cuba, termina diciendo Feinberg, podría estar gestando ahora su próxima ola: hacia una expansión diversificada, en la que los emprendedores invertirían en sus propias cadenas de valor, estableciendo sucursales o franquicias, o diversificándose en líneas de negocios relacionadas con los que ya operan.

A menos que el gobierno lo prohíba.

[Redactado por Rolando Cartaya a partir de fragmentos del informe "Cuba's Economy after Raul Castro: a Tale of Three Worlds"]

Vea todas las noticias de hoy

Los elogios de Jimmy Carter y Human Rights Watch a Oswaldo Payá

Oswaldo Payá habla a la prensa el 22 octubre de 2002, en La Habana, tras recibir la noticia de haber sido galardonado con el premio Sájarov.

El expresidente de Estados Unidos, Jimmy Carter y la organización Human Rights Watch reaccionaron rápidamente a la muerte del disidente cubano Oswaldo Payá Sardiñas hace siete años.

Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación, murió el 22 de julio de 2012 en un accidente en una carretera cerca de Bayamo. También falleció en dicho incidente el activista Harold Cepero.

Dos días después, el Centro Carter describió a Payá como un insigne defensor de las libertades fundamentales de su amada Cuba.

El texto del Centro Carter destacó que Jimmy Carter y su esposa conocieron personalmente a Payá cuando visitaron la isla en mayo del 2002.

Durante esa visita, Carter defendió ante la televisión cubana el Proyecto Varela, la iniciativa de Payá que pide celebrar un referendum sobre el sistema político que impera en Cuba.

"En homenaje a su vida -indicó el Centro Carter en el 2012- recordamos las palabras del presidente Carter cuando apoyó la nominación de Payá al premio Príncipe de Asturias a la Concordia en 2003: Oswaldo Payá es un hombre de valor que procura que la voz de todos los y las ciudadanas cubanas sea incorporada en el futuro de su país… … Su liderazgo al frente del Proyecto Varela y su compromiso cristiano con los derechos humanos merecen el reconocimiento internacional".

Human Rights Watch, el 23 de julio de 2012, declaró que Payá "puso al descubierto la renuencia del gobierno de los Castro a considerar los reclamos por un mayor reconocimiento de estos derechos".

"Lo más sobresaliente del Proyecto Varela de Payá fue que usó las propias leyes dictadas por el gobierno cubano para cuestionar sus prácticas represivas", indicó la entidad.

También comentó que obtener más de 10,000 firmas de respaldo al Proyecto Varela requirió liderazgo y valentía por parte de Payá y los demás organizadores, y que "muchos de ellos debieron pagar el precio de esta iniciativa con penas de prisión impuestas en forma arbitraria durante la ola represiva desplegada en 2003".

"Trágicamente, Payá nunca llegó a ver que el gobierno cubano respetara estos derechos fundamentales", señaló Human Rights Watch.

Solicitantes de asilo cruzan a EEUU intentando evitar medidas de Trump

Cubanos abrazan a coterráneo en Ciudad Juárez, México, minutos antes de su entrevista de asilo para entrar a EEUU.

Si bien una nueva política dirigida a impedir que casi todos los migrantes en la frontera sur de Estados Unidos puedan optar al asilo propagó el miedo esta semana, quienes hacían fila en las ciudades fronterizas mexicanas encontraron todavía abiertas las puertas, aunque con más retos.

Cuando la política entró en vigor el martes, migrantes en Ciudad Juárez y otros pueblos fronterizos mexicanos se mostraron cautelosamente optimistas: los funcionarios estadounidenses todavía estaban llamando a los migrantes a cruzar el puente hacia Estados Unidos y presentar su solicitud de asilo.

La regla establece que los solicitantes de asilo que viajan a través de un tercer país en su ruta a Estados Unidos primero deben buscar refugio ahí, ignorando reclamos de miles de personas que viajan desde países centroamericanos a través de México en su camino a la frontera estadounidense.

Sin embargo, la última campaña del presidente Donald Trump contra la inmigración antes de su candidatura a la reelección en 2020 no cambia la forma en que los solicitantes de asilo son procesados inicialmente en la frontera, confirmó el miércoles el Departamento de Seguridad Nacional (DSN).

Un oficial de Aduanas y Protección de Fronteras inspecciona los documentos de un migrante hondureño en busca de asilo en EEUU.
Un oficial de Aduanas y Protección de Fronteras inspecciona los documentos de un migrante hondureño en busca de asilo en EEUU.

"Los extranjeros sujetos a la prohibición de asilo en tránsito de terceros países serán procesados a través de los procedimientos existentes", dijo a Reuters una portavoz del DSN que pidió no ser identificada.

A los migrantes se les podrían conceder entrevistas con oficiales de asilo de Estados Unidos o tener audiencias frente a un juez de inmigración, pero el filtro será mucho más estricto para que sus reclamos prosperen.

Grupos de derechos humanos como la Unión Americana de Libertades Civiles han interpuesto demandas para bloquear la medida, señalando que viola las obligaciones de asilo de Estados Unidos y obliga a la gente a permanecer en países peligrosos.

Funcionarios mexicanos llamaron el martes en Ciudad Juárez, fronteriza con Texas, a migrantes en la lista de varios miles de personas que esperan para solicitar asilo. Diez personas cruzaron a Estados Unidos el martes por la mañana y otras 10 lo hicieron por la tarde, dijo el director de derechos humanos de Ciudad Juárez, Rogelio Pinal.

A unos 1,200 kilómetros de ahí, en Tijuana, migrantes en la lista fueron llamados para ser entrevistados en San Diego, California, el martes, según un testigo de Reuters.

"¿Qué me aconsejarías?"

Karina Reyes, una cubana de 34 años, caminaba ansiosa frente a una oficina de inmigración en Ciudad Juárez el martes por la mañana, esperando a ver si finalmente tendría la oportunidad de solicitar asilo.

Su viaje comenzó en octubre, cuando voló de Cuba a Guyana, que ha relajado los requisitos de visado para las personas procedentes de la isla comunista, y poco a poco se dirigió hacia el norte. Cuando llegó a Ciudad Juárez en abril, tuvo que esperar tres meses para solicitar protección en Estados Unidos.

"Después de esperar tanto tiempo, queremos que valga la pena", dijo Reyes entre los tragos que tomaba de Coca-Cola Light, diciendo que había estado demasiado nerviosa para poder dormir la noche anterior.

Minutos después, fue una de las primeras en ser convocada desde Ciudad Juárez a las oficinas de Aduanas y Protección Fronteriza al otro lado del puente desde que la regla entró en vigor.

Un hombre y su hijo pequeño, procedentes de El Salvador, esperan su turno para presentar su aplicación de asilo.
Un hombre y su hijo pequeño, procedentes de El Salvador, esperan su turno para presentar su aplicación de asilo.

Alrededor de 10,000 personas esperan en ciudades fronterizas mexicanas para solicitar asilo, resultado de una práctica estadounidense denominada "medición" que limita el número de solicitudes de asilo por día en los cruces.

Muchos otros solicitantes cruzan ilegalmente entre los puertos de entrada y se entregan a los funcionarios fronterizos. Las noticias de la nueva política desataron el pánico entre los migrantes. En teoría, se espera que más personas sean deportadas más rápidamente a sus países de origen como resultado de la nueva norma.

El lunes por la noche, en las últimas horas antes de que la nueva política entrara en vigor, algunos migrantes consideraron hacer un intento desesperado de llegar a Estados Unidos.

Un flujo constante de migrantes llegó al puente a Estados Unidos a lo largo de la noche, pensando si debían cruzar como grupo y pedir asilo, dijo Pinal, quien se encontraba en el lugar. Una joven de Cuba le hizo una pregunta que, según él, lo detuvo en seco.

"Si usted fuera mi papá ¿que consejo me daría?", dijo la mujer con lágrimas en los ojos, relató Pinal.

La mujer estaba en una posición difícil. Su esposo había llegado a Estados Unidos antes que ella y no tenía a nadie en México que la ayudara. Pinal dijo que le aconsejó a la mujer que probara suerte en el puente, en lo que podría ser su última oportunidad de presentar una solicitud de asilo.

La mujer siguió su consejo, pero regresó pronto, diciendo que los funcionarios estadounidenses le dijeron que la larga lista de migrantes que esperaban en Ciudad Juárez aún tendría oportunidad de hacer su petición, dijo Pinal.

La mayoría de los 40 a 50 migrantes que Pinal y otros funcionarios asesoraron en el puente tomaron la misma decisión, optando por esperar en México. Como resultado, es probable que enfrenten obstáculos más difíciles.

Aunque Pinal no sabe cómo se desarrollará el proceso, se aseguró de que los funcionarios estadounidenses siguieron la lista el martes. "Eso me da un respiro", dijo.

Periodista Jorge Riopedre recuerda a Ricardo Bofill Pagés

Ricardo Bofill Pagés, fundador del CCPDH

El periodista Jorge Riopedre compartió sus memorias sobre Ricardo Bofill luchador por los derechos humanos en Cuba, fallecido la semana pasada en Miami.

Riopedre, quien laboró por décadas en la Oficina de Transmisiones a Cuba, rememora cómo Bofill dotó a Radio Martí de una función fundamental al divulgar las denuncias de violaciones a los derechos humanos cometidas en la isla:

"En 1976, se produce una de las primeras fisuras en el andamiaje del régimen cubano cuando Ricardo Bofill Pagés funda en La Habana el Comité Cubano Pro Derechos Humanos. Por aquella época era casi un suicidio invocar principios como los derechos fundamentales de la humanidad, riesgo que no temió correr un pequeño grupo de activistas integrado, entre otros, por Rolando Cartaya, Reinaldo Bragado, Gustavo y Sebastián Arcos Bergnes, Rafael Saumell y Elizardo Sánchez. Semejante a la parábola de la semilla, aquel pequeño núcleo de hombres justos echó los cimientos de la futura rebeldía de la misma forma que la tierra da fruto por si sola; primero, el tallo, luego la espiga, después el grano lleno en la espiga. Tan pronto como el grano está maduro ha llegado la hora de la cosecha".

Años más tarde, Radio Martí daría inicio a la cosecha mostrando su efectividad como voz de los que no tienen voz en la isla. Reinaldo Bragado, uno de aquellos valientes que entraban y salían de prisión por su oposición pública al régimen, recuerda en su libro, La fisura, la transmisión de un fragmento del primer documento periodístico redactado en Cuba difundido por Radio Martí: Una misa en busca de su ceiba, escrito el 26 de octubre de 1987, en La Habana, a raíz de una misa en la Iglesia de San Juan de Letrán, en memoria del asesinado sacerdote polaco, Jerzy Popieluszko.

Poco después, el movimiento disidente se anotaría otro éxito el 10 de diciembre de 1987 con una reunión en la que participaron Bofill, Bragado, Saumell, Edmigio López, Raúl Montesinos y Tania Díaz Castro para grabar una mesa redonda sobre los derechos humanos en Cuba, moderada por Rolando Cartaya, grabación que Radio Martí transmitió los días 5, 6 y 7 de febrero de 1988, bajo el nombre de Coloquio en La Habana. Fue un hecho sin precedentes".

[A partir de un texto de Jorge Riopedre publicado en THE BOSCH'S BLOG]

Desmienten ante ONU que los CDR sean ONGs

Cubanos cocinan en la calle el 28 de septiembre en celebración por la fundación de los CDR. (Archivo)

Organizaciones opositoras en Cuba presentaron un documento ante Naciones Unidas para demostrar que los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) no constituyen una organización no gubernamental.

Moisés Leonardo Rodríguez, promotor de la Corriente Martiana, dijo a Radio Televisión Martí que la documentación fue presentada ante el consejo Económico y Social y la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

La comunicación recoge una serie de "hechos que demuestran que los comités de Defensa de la Revolución no son una organización de la sociedad civil o una organización no gubernamental", señaló Rodríguez.

Comités de Defensa no son organizaciones no gubernamentales, cuestionan opositores
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:43 0:00
Un hombre camina con su bicicleta de la mano por una calle de Santa Clara.
Documento enviado a ONU

El activista informa que la documentación fue respaldada por varias organizaciones de la sociedad civil independiente dentro de Cuba, así como por actores individuales.

Entre las organizaciones, Rodríguez mencionó a la "Asociación Jurídica de Cuba, la Asociación Pro Libertad de Prensa, el Centro de Análisis de Políticas Públicas, el Comité Ciudadano para la Integración Racial, la Corriente Martiana, la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales, la Fundación Cubana por los Derechos LGBTI y la Red de Cultura Inclusiva CUBA".

Según Moisés Leonardo, la definición de Naciones Unidas sobre organización no gubernamentales incluye la vigilancia y denuncia de las violaciones de los Derechos Humanos.

"Es esta organización la que recibe órdenes de la revolución, por lo tanto deben obediencia a un ente político y no son, por tanto, de la sociedad civil", explicó el activista.

Rodríguez dijo que los "mítines de repudio son efectuados con la participación de miembros de los CDR". Igualmente, "son los miembros de los Comités de Defensa los que participan en los registros (contra opositores al régimen), que muchas veces son violatorias de las normas internacionales".

Los Comités de Defensa de la Revolución, fundados por el fallecido gobernante Fidel Castro en 1960, se definen como una "organización de masas que tiene dentro de sus objetivos movilizar a todo el pueblo en las tareas de defensa de la Revolución y de las conquistas del socialismo, mediante el trabajo directo con las personas y las familias de la comunidad", según la enciclopedia oficialista Ecured.

"Los amantes de la libertad tienen una deuda de gratitud con Bofill"

La televisión francesa entrevista a Ricardo Bofill en La Habana en 1986. (Archivo)

En una carta publicada por The Miami Herald, John Suárez, director ejecutivo del Centro para una Cuba Libre, recordó la importancia para los derechos humanos en Cuba del activista Ricardo Bofill, quien falleció en Miami el pasado 12 de julio.

En su mensaje, Suárez hace inventario del trabajo de Bofill en ese importante renglón, recordando su papel en la fundación del Comité Cubano Pro Derechos Humanos y su colaboración con la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y otras organizaciones similares.

Los amantes de la libertad tienen una deuda de gratitud con Bofill, escribió Suárez.

Cuando Bofill llegó a Estados Unidos, subrayó Suárez, sus mensajes e ideas llegaron a Cuba en gran medida mediante esta emisora, Radio Martí.

Suárez recordó que cuando testificaba en el Congreso un día antes de la muerte de Bofill, mencionó al opositor cubano: "Radio Martí marca un antes y un después en el movimiento por la libertad cubana. Los cubanos pudieron escuchar las voces de defensores de derechos humanos cubanos transmitidos a la isla por Radio Martí. Una de esas voces fue la de Ricardo Bofill".

Cargar más

XS
SM
MD
LG