Enlaces de accesibilidad

Cuba

Exiliados contribuyen a revitalizar Iglesia Católica en Cuba

Turistas en la Plaza de la Catedral en La Habana.

La revista estadounidense National Catholic Reporterseñala que “las conexiones forjadas con los cubano-americanos están enfocadas en fortalecer las parroquias, apuntalar los servicios sociales y extender la presencia de la iglesia cubana en el entrenamiento empresarial y de negocios para ayudar a reconstruir la sociedad civil”.

La revista estadounidense National Catholic Reporter (NCR) publicó este martes en su sitio digital un extenso reportaje en el cual resume las relaciones Iglesia-Estado en Cuba durante seis décadas de castrismo, en el marco de la salida formal del gobierno de Raúl Castro este jueves.

"Sin embargo, los cambios reales se hacen tranquilamente por la segunda entidad después del gobierno de Cuba: la Iglesia Católica", subraya NCR, bajo el título de Exiliados cubanos en Estados Unidos, contribuyen a reconstruir la Iglesia Católica en Cuba.

Con entrevistas realizadas en Miami y La Habana, los periodistas Gail DeGorge y Soli Salgado centran su reportaje en la progresiva recuperación de una Iglesia, acorralada durante años por el comunismo castrista, a la que discretamente contribuyen exiliados cubanos; y al rol que la Iglesia puede jugar en el futuro de la Isla.

El artículo señala que “las conexiones forjadas con los cubanoamericanos están enfocadas en fortalecer las parroquias, apuntalar los servicios sociales y extender la presencia de la iglesia cubana en el entrenamiento empresarial y de negocios para ayudar a reconstruir la sociedad civil”.

En ese sentido, destaca el caso del empresario Carlos Saladrigas, un exiliado partidario en un tiempo de la llamada “línea dura”, que decidió cambiar su posición respecto a las relaciones con Cuba.

Desde hace cinco años, dice NCR, Saladrigas ayudó a comenzar y financiar un programa de entrenamiento empresarial, administrado por la Iglesia en tres Diócesis cubanas.

"El rol más importante de la comunidad cubanoamericana es apoyar a la sociedad civil cubana. Nosotros somos el coro detrás de quienes están en el escenario. Necesitamos facilitar ese proceso, que corresponde decidir a los cubanos en la isla”, dijo Saladrigas quien apuntó que, “cuando usted no vive con las consecuencias de lo que estás proponiendo, se crea un alto nivel de cuestionamiento ético.

Para Laura María Fernández, un factor clave de la revitalización de la iglesia cubana es la reconciliación, no solo entre cubanoamericanos y cubanos, sino entre los propios cubanos que viven en la isla.

"Para mí, el mayor testimonio de fe de la iglesia que vive en Cuba no han sido los sufrimientos de las décadas de los años 60 a los años 80," dijo Fernández en un correo electrónico a NCR. "El testimonio más grande ha sido abrir las puertas a quienes rechazaron la iglesia o lucharon contra nosotros, y hacerlo sin ningún reproche e integrarlos en nuestras comunidades. Creo que eso es precisamente lo que la diáspora cubana no entiende muy bien en los Estados Unidos", agregó.

Fernández es la secretaria de la Iglesia cubana que coordina el trabajo de Encuentro Eclesial, un grupo de obispos, sacerdotes, religiosas y seglares de la isla y el exilio, que en los últimos 20 años ha estado construyendo puntos de encuentro entre los católicos de ambas orillas.

Durante décadas la vigilancia entre vecinos, estudiantes, maestros y otros ha sido algo común en Cuba, para denunciar cualquier actividad que se considere contraria a los ideales del Partido Comunista y el gobierno, señala el Arzobispo de Miami, Thomas Wenski, quien ha viajado a Cuba decenas de veces en los últimos años.

"Cada cubano ha sido traicionado por alguien más", dijo Wenski. "Si vas a tener lo que me gusta llamar un "aterrizaje suave", en lugar de un aterrizaje fuerte, cuando esto cambie, y creo que los cambios van a suceder inevitablemente, lo que la iglesia está esperando y tratando de promover es un aterrizaje suave sin mucha violencia y desorden; y para que eso suceda, va a tener que haber mucha reconciliación", añadió.

Un ejemplo de la creciente cooperación entre la Iglesia en Cuba y Estados Unidos, y en particular la comunidad exiliada es Caritas Cuba, una organización que opera en Cuba centro de cuidados infantiles, programas de alimentación para ancianos y asistencia humanitaria en casos de desastres naturales.

Caritas Cuba está auspiciada por Amigos de Caritas Cuba, un programa de recaudación de fondos, basado en Boston y dirigido por exiliados cubanos. Su presidenta, Consuelo Isaacson, dice que además de ayudar económicamente a los cubanos, el programa contribuye a estrechar lazos entre los exiliados y los cubanos en la isla.

“He llevado conmigo a Cuba a personas interesadas en ayudar y la relación que se ha generado es fuerte y real, porque somos el mismo pueblo”, dijo Isaacson. “Cuando hemos viajado con la gente de Caritas para ver como van los programas y nos sentamos a conversar, es como si hubiéramos siempre los mejores amigos. Ha existido esa reconciliación en el ambiente en ambas partes”, afirmó.

Uno de los más recientes esfuerzos de la iglesia en Cuba son los programas de educación alternativa y formación empresarial, que operan con apoyo de cubanos residentes en Estados Unidos y otros lugares. Ambos son programas sensitivos y se llevan a cabo con un bajo nivel para evitar que el gobierno los prohíba.

El Centro Cultural Félix Varela que funciona en un antiguo seminario jesuita, está ofreciendo programas de licenciaturas en Negocios y Humanidades. En los últimos cinco años, unos 2,500 se han graduado en esos programas, certificados por la Universidad de Florencia, una institución pública de Italia, bajo un acuerdo internacional de educación.

El Centro Cultural proyecta también películas y ofrece lecciones de música, dentro del marco de su enseñanza de humanidades.

También se ofrece un curso de 80 horas de al mes sobre desarrollo empresarial, que Saladrigas ayudó a comenzar.

El Proyecto Cuba Emprende, que funciona en las Diócesis de La Habana, Cienfuegos y Camagüey, ha graduado ya a más de 5,000 personas. El 70 por ciento de ellas, han iniciado sus pequeños negocios dentro del espacio permitido hasta ahora por el gobierno, dijo Saladrigas a NCR.

"Ha habido una revitalización de la iglesia", dijo Wenski, "La iglesia ha hecho progresos, son pequeños pasos. No es lo que era y no es lo que debería ser", afirmó el arzobispo.

(Escrito por Pablo Alfonso, con información de National Catholic Report)

Vea todas las noticias de hoy

En La Habana, Santiago y Matanzas el coronavirus y las colas "siguen igual" pese a medidas

El uso de mascarillas es obligatorio en el transporte público

El repunte de coronavirus que enfrenta Cuba ocurre en las tres provincias donde las autoridades cubanas informaron que se habían tomado medidas restrictivas para detener el avance de la enfermedad, algo que, a juicio de cubanos consultados por Radio Televisión Martí, no tendrá efectividad.

El Ministerio de Salud de Cuba reportó este viernes 547 casos positivos al COVID-19, con las provincias de La Habana, Santiago de Cuba y Matanzas encabezando la lista de zonas con mayor número de contagios.

En Santiago de Cuba, donde el último parte informó de 88 nuevos casos, las colas continúan trayendo consigo las aglomeraciones, que también se extienden al transporte público, dijo la activista Lizandra Rivera.

Reportan 547 casos positivos al COVID19
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:16 0:00

Ebert Hidalgo, también de esa ciudad, dijo que ya cerraron las escuelas y los círculos infantiles, mientras que Rivera asegura que las autoridades en las calles “están por gusto, pues las colas siguen igual y la gente para comprar no les importa estar unos arriba de los otros”.

En la vecina provincia de Guantánamo, las autoridades están tomando medidas adicionales, como las de preparar diferentes locales para ubicar a los positivos para no usar el hospital provincial, dijo Liannys González.

El jueves, la provincia de Matanzas terminó con 82 nuevos casos, sin embargo “aquí no han cerrado nada”, aseguró la activista Regla Burunate, que vive en la localidad de Colón.

En la capital, el último reporte indicó 148 nuevos casos y al igual que en otras regiones del país "las colas tienen que continuar pues si no las hacen se mueren de hambre” dijo desde Arroyo Naranjo la activista Anais Penalba.

La difícil situación económica que atraviesa la isla obliga a los ciudadanos a salir a las calles a pesar del contagio, añadió Penalba quien cree que el “grado de stress con que se vive en la isla lleva al cubano a darle lo mismo estar enfermo que no estarlo”.

Otra de las preocupaciones de la ciudadanía ha sido la entrada del turismo después de la apertura de los aeropuertos y los vuelos internacionales.

Cubanos consultados por Radio Martí han criticado que mientras el gobierno exige el uso de la mascarilla los extranjeros andan por la calle sin usarlas.

Asamblea de la Resistencia apoya proyecto de ley “The Force Act”

Las banderas de EEUU y Cuba cuelgan de un muro en La Habana. (AP Photo/Ramon Espinosa)

La Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) respaldó este viernes la presentación del Proyecto de Ley “The Force Act” por la congresista cubanoamericana María Elvira Salazar, con el apoyo de otros legisladores republicanos.

El proyecto de ley busca prevenir que el régimen cubano sea removido de la lista de “Países patrocinadores del terrorismo”, adonde volvió a ser incluido esta semana, hasta que se cumplan en la isla los requerimientos de la Sección 205 de la “Ley de Libertad para Cuba”.

Los congresistas Mario Díaz-Balart (FL-25), Carlos Gimenez (FL-26), Nicole Malliotakis (NY-11), Alex Mooney (WV-02), Stephanie Bice (OK-05), Neal Dunn (FL-02), Kat Cammack (FL-03) y Michael Waltz (FL-06) coauspician el proyecto de ley.

En un comunicado, la ARC señala que los requerimientos de la Ley Libertad son los mismos que rigen para el levantamiento del Embargo a Cuba:

  • Liberación de todos los presos políticos e investigaciones sobre las condiciones en las prisiones por parte de organizaciones internacionales de derechos humanos.
  • Transición hacia un sistema político que garantice los derechos de los cubanos a expresarse libremente.
  • Compromiso de celebrar elecciones libres y justa.

Este proyecto de ley, subraya el comunicado, busca reforzar las leyes estadounidenses existentes sobre Cuba.

"En momentos en que la dictadura comunista de Cuba está sumida en una profunda crisis económica con implicaciones políticas y sociales, la Asamblea de la Resistencia Cubana considera importante intensificar las presiones externas e internas para acortarle el tiempo que le queda al régimen en el poder", concluye el texto.

Amenazan con cargos de "propagación de epidemias" a activista que ayuda a los necesitados(VIDEO)

Diasniurka Salcedo muestra agresiones (Tomado de su perfil de Facebook)

La activista de derechos humanos Diasniurka Salcedo, residente en las afueras de Alquízar, provincia de Artemisa, fue liberada luego de un arresto violento el jueves, la aplicación de una prueba de coronavirus y una sesión de interrogatorios y amenazas policiales.

La opositora explicó a Radio Televisión Martí que fue liberada casi a la una de la madrugada de este viernes, luego de mantenerla durante horas en las estaciones de policía de Artemisa y luego en la Guanajay.

Declaraciones de Diasniurka Salcedo
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:59 0:00

Relató que estaba en su casa haciendo una directa por Facebook cuando perdió la conexión a Internet y salió al camino para buscar mejor cobertura, y “ahí mismo estaban los oficiales de la Seguridad del Estado que me arrestaron”.

Salcedo dijo que se negó al arresto y "me trataron con fuerza, me pusieron las esposas muy apretadas y luego me condujeron para Alquízar", donde la introdujeron en una ambulancia y, sin su consentimiento, le realizaron una prueba para, "según ellos, detectar si tenía coronavirus”.

La activista padece de diabetes e hipertensión, y su salud se resintió de inmediato. Comenzó a sangrar por la nariz y, “estando en la estación de Policía de Artemisa, perdí el conocimiento”, relató.

Más tarde la trasladaron para la estación de Cuatro Caminos, en Guanajay, donde la sometieron a interrogatorios y le formularon amenazas de llevarla a prisión. Su teléfono celular fue confiscado.

Según la opositora le aseguraron que “si la prueba de coronavirus salía positiva me acusarían de propagación de epidemias”, agregó.

La activista, de 39 años de edad, trabaja en un proyecto conjunto con exiliados llamado “Las Mambisas”, que se encarga de ayudar a los sectores vulnerables de la población.

El proyecto consiste en entregar medicamentos y alimentos a los más necesitados, que el gobierno mantiene en el olvido, y “los oficiales de la Seguridad del Estado quieren impedir que yo lleve adelante esa labor”, apuntó.

Su casa permanece vigilada por la Seguridad del Estado.

Recientemente, un joven que la ayudaba a entregar alimentos fue detenido al salir de la vivienda, y le confiscaron un paquete que llevaba, además de recibir amenazas para que rompa su vínculo con la opositora.

También ha sido fue víctima de agresiones, maltratos, detenciones y fuertes amenazas para que abandone su labor, sin embargo, se mantiene firme, y “más ahora que la situación económica y social del país ha empeorado y necesitamos todo tipo de ayuda”, concluyó.

El arresto de la activista fue denunciado en las redes sociales, donde una forista pidió "no más violencia contra la mujer, no más represión".

Mientras, otro forista, nombrado Jorge Hernández, escribió: "No le fue devuelto el móvil, ​está en manos de la seguridad, dicen ellos que ella tiene vínculos terroristas y que la acusan de propagar epidemia por repartir medicinas, le hicieron una prueba y si da positivo la encarcelan, pero olvidan que ella no está sola".

En una directa que publicó en su perfil de Facebook, la opositora ofreció más detalles del arresto y llamó a la ciudadanía a reaccionar para que lo ocurrido contra ella no siga pasando en Cuba contra los que disienten del gobierno.

Aulas Abiertas extiende convocatoria al reconocimiento de "Joven Cubano Influyente"

Logo Aulas Abiertas.

El Proyecto Aulas Abiertas extendió hasta el 31 de enero la cuarta edición del reconocimiento al "Joven Cubano Influyente" que destaca a jóvenes que han tenido un papel importante en la promoción de los valores democráticos y los derechos humanos.

Se amplía convocatoria al reconocimiento “Joven cubano influyente”
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:28 0:00

La edición "busca identificar, justamente, a los jóvenes que han tenido un papel importante en la promoción de los valores democráticos y los derechos humanos, o que hayan tenido un liderazgo destacado en sus organizaciones de la sociedad civil cubana", explicó a Radio Televisión Martí Diego Ato, coordinador de proyectos en el Instituto Político para la Libertad que tiene su sede en Lima, Perú.

“Hemos visto un desempeño y un liderazgo bastante alto en los jóvenes cubanos durante el 2020. Así que por eso nos interesa promover la defensa de la democracia desde los jóvenes”, precisó Ato.

Cubanos que vivan en la Isla, de entre 18 y 35 años, pueden postular o ser nominados por una tercera persona.

Para participar "simplemente tienen que completar el formulario en línea o descargarlo de nuestra página web aulasabiertas.net y enviarlo a nuestro correo aa.aulasabiertas@gmail.com, informó el coordinador de proyectos.

La solicitud para participar en el concurso comprende el formulario completado, un currículo, muestras del trabajo realizado en beneficio de su comunidad, una copia del pasaporte del interesado, una carta de recomendación de una organización de la sociedad civil y una exposición de las razones por las cuales el candidato debe ser elegido, explicó.

El jurado será encargado de escoger a dos ganadores.

El reconocimiento tendrá lugar entre marzo y abril del 2021 y los triunfadores obtendrán una beca para participar de un programa internacional de liderazgo juvenil, ya sea en modalidad virtual o presencial.

En septiembre del pasado año "Aulas Abiertas" realizó los concursos de microproyectos comunitarios para el fortalecimiento de la sociedad civil cubana y para el liderazgo y activismo juvenil en la isla.

Casos de COVID-19 siguen imparables en Cuba con 547 positivos y dos muertes en el día

Una mujer que usa una máscara para frenar la propagación del nuevo coronavirus camina por una calle de La Habana. (YAMIL LAGE / AFP)

Las autoridades sanitarias reportaron este viernes 547 nuevos casos de COVID-19 y otros dos fallecidos, para un total de 17,096 y 162 muertes a causa de la pandemia en la isla.

Los fallecidos son una paciente de 68 años y un hombre de 70, ambos residentes en una de las provincias más afectadas por el rebrote de la enfermedad, Santiago de Cuba, informó en su conferencia de prensa diaria el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Dr. Francisco Durán.

​Según el informe oficial, 469 de los contagiados fueron contactos de casos confirmados, 32 con fuente de infección en el extranjero, una cifra que disminuye con respecto a días anteriores.

​Del total de casos (547), el 16,6% estuvo vinculados con viajeros internacionales, subrayó Durán. El experto explicó que, aunque el incremento de casos de coronavirus se ha producido a partir de la entrada de un grupo de personas diagnosticadas al llegar al país, el problema radica en el incumplimiento del protocolo establecido para los viajeros de mantener el aislamiento hasta que de negativa la segunda prueba (PCR).

​En la jornada fueron detectados con el virus 60 pacientes en edades pediátricas, lo que eleva a 1,807 menores de 18 años los contagios de COVID-19 en el país desde que inició la pandemia, según cifras oficiales.

El Dr. Durán recalcó que la oriental provincia de Guantánamo mantiene la tasa de incidencia más alta de la enfermedad, con 82,9 por cada 100 mil habitantes.

El desglose de casos por provincias muestra a La Habana a la delantera, con 148 casos. La capital presenta la situación más crítica, junto a Santiago de Cuba, con 88 positivos en el día.

Les siguen Matanzas (82), Villa Clara (39), Cienfuegos (37), Guantánamo (30), Ciego de Ávila (21), Sancti Spíritus (21), Holguín (19), Artemisa (14), Mayabeque (14), Camagüey (11), Granma (10), Pinar del Río (8), Las Tunas (4) e Isla de la Juventud (1).

Cargar más

XS
SM
MD
LG