Enlaces de accesibilidad

Cuba

"Esto no ha terminado hasta que liberen a Denis Solís", asegura Iliana Hernández (VIDEO)

Iliana Hernández: "Si hay que retomar la huelga la retomaremos"
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:47 0:00

Iliana Hernández: "Si hay que retomar la huelga la retomaremos"

La activista y periodista Iliana Hernández dijo este viernes a Radio Televisión Martí que, tras ser liberada anoche y conducida a su vivienda por la policía, y bajo la presión de sus familiares, decidió deponer la huelga de hambre que llevaba desde hacía una semana junto a integrantes del Movimiento San Isidro (MSI).

No obstante, aseguró, el MSI sigue en campaña por la liberación del rapero contestatario Denis Solís, la principal demanda del grupo de 14 artistas y activistas que protestó pacíficamente en la sede del MSI, en La Habana Vieja hasta ser desalojados de forma violenta por agentes del régimen.

Con el rostro desencajado y visiblemente más delgada tras el prolongado ayuno, Hernández dijo con firmeza que volverá a la huelga si es necesario.

"Si hay que retomar la huelga de hambre otra vez, la vamos a retomar, por lo menos en mi caso", aseguró Hernández. "Vamos a ver que pasa (...). Esto no ha terminado hasta que liberen a Denis Solís y cesen las injusticias".

Fuerzas de la policía desalojaron en la noche de este jueves la vivienda de la calle Damas 955 y detuvieron a varios de los activistas en su interior.

Luis Manuel Otero Alcántara y la curadora Anamely Ramos fueron detenidos nuevamente este viernes por rebelarse ante el maltrato de la policía, que los dejó en la calle, sin sus pertenencias, negándoles el derecho a permanecer en la sede del MSI para continuar su protesta pacífica.

El hecho ha generado, dentro y fuera de la isla, numerosas reacciones de apoyo a los activistas, y de rechazo a la represión de la que fueron objeto por parte de las autoridades.

Vea todas las noticias de hoy

Hijo de Jose Daniel Ferrer es golpeado por el régimen

Jose Daniel Ferrer Cantillo, de 18 años de edad. Hijo del líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer.

La Seguridad del Estado agredió al hijo del opositor y líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer, informó el mismo opositor en un video de YouTube.

Ferrer, quién comenzó una huelga de hambre junto a su esposa en protesta por el cerco policial que desde hace más de seis meses rodea a la sede de la UNPACU, afirmó que su hijo José Daniel Ferrer Cantillo fue agredido sin razón alguna.

Ferrer dijo en el video que esta no es la primera vez que su hijo es agredido físicamente por la policía política y aseguró que desde muy pequeño ha sido víctima de ataques solo por ser su hijo. “Detenido, multado y golpeado, mi hijo José Daniel Ferrer Cantillo de 18 años. Esta es la enésima golpiza que la policía política le da, pues desde muy pequeño viene siendo golpeado y tenido arbitrariamente por fuerzas represivas de la tiranía Castro Comunista”.

El joven dijo que se dirigía a comprar comida para los ancianos cuando los cuerpos de la Seguridad del Estado se le acercaron y le exigieron que fuese con ellos, orden que el joven dijo que no acataría. “Me dijeron que los tenía que acompañar y les dije que no y ahí fue donde empezaron a agredirme los cuatro”.

“Me golpearon fuertemente en la cabeza y en la nariz”, señaló Ferrer Cantillo mostrando la máscara y un pañuelo lleno de sangre y unos arañazos en el cuello.

Luego, Ferrer Cantillo fue llevado para una estación policial donde fue amenazado con ser condenado a prisión por 8 años. “Me amenazaron de que me iban a echar alrededor de 8 años por el delito de atentado y desacato", dijo el hijo del opositor que fue liberado una hora más tarde.

“No me importa ir a prisión, cualquiera va a prisión y más por motivos políticos, eso es un 'average' hoy en día”, sentenció Ferrer Cantillo. “Ir a prisión es una enseñanza nueva”.

En La Habana, Santiago y Matanzas el coronavirus y las colas "siguen igual" pese a medidas

El uso de mascarillas es obligatorio en el transporte público

El repunte de coronavirus que enfrenta Cuba ocurre en las tres provincias donde las autoridades cubanas informaron que se habían tomado medidas restrictivas para detener el avance de la enfermedad, algo que, a juicio de cubanos consultados por Radio Televisión Martí, no tendrá efectividad.

El Ministerio de Salud de Cuba reportó este viernes 547 casos positivos al COVID-19, con las provincias de La Habana, Santiago de Cuba y Matanzas encabezando la lista de zonas con mayor número de contagios.

En Santiago de Cuba, donde el último parte informó de 88 nuevos casos, las colas continúan trayendo consigo las aglomeraciones, que también se extienden al transporte público, dijo la activista Lizandra Rivera.

Reportan 547 casos positivos al COVID19
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:16 0:00

Ebert Hidalgo, también de esa ciudad, dijo que ya cerraron las escuelas y los círculos infantiles, mientras que Rivera asegura que las autoridades en las calles “están por gusto, pues las colas siguen igual y la gente para comprar no les importa estar unos arriba de los otros”.

En la vecina provincia de Guantánamo, las autoridades están tomando medidas adicionales, como las de preparar diferentes locales para ubicar a los positivos para no usar el hospital provincial, dijo Liannys González.

El jueves, la provincia de Matanzas terminó con 82 nuevos casos, sin embargo “aquí no han cerrado nada”, aseguró la activista Regla Burunate, que vive en la localidad de Colón.

En la capital, el último reporte indicó 148 nuevos casos y al igual que en otras regiones del país "las colas tienen que continuar pues si no las hacen se mueren de hambre” dijo desde Arroyo Naranjo la activista Anais Penalba.

La difícil situación económica que atraviesa la isla obliga a los ciudadanos a salir a las calles a pesar del contagio, añadió Penalba quien cree que el “grado de stress con que se vive en la isla lleva al cubano a darle lo mismo estar enfermo que no estarlo”.

Otra de las preocupaciones de la ciudadanía ha sido la entrada del turismo después de la apertura de los aeropuertos y los vuelos internacionales.

Cubanos consultados por Radio Martí han criticado que mientras el gobierno exige el uso de la mascarilla los extranjeros andan por la calle sin usarlas.

Asamblea de la Resistencia apoya proyecto de ley “The Force Act”

Las banderas de EEUU y Cuba cuelgan de un muro en La Habana. (AP Photo/Ramon Espinosa)

La Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) respaldó este viernes la presentación del Proyecto de Ley “The Force Act” por la congresista cubanoamericana María Elvira Salazar, con el apoyo de otros legisladores republicanos.

El proyecto de ley busca prevenir que el régimen cubano sea removido de la lista de “Países patrocinadores del terrorismo”, adonde volvió a ser incluido esta semana, hasta que se cumplan en la isla los requerimientos de la Sección 205 de la “Ley de Libertad para Cuba”.

Los congresistas Mario Díaz-Balart (FL-25), Carlos Gimenez (FL-26), Nicole Malliotakis (NY-11), Alex Mooney (WV-02), Stephanie Bice (OK-05), Neal Dunn (FL-02), Kat Cammack (FL-03) y Michael Waltz (FL-06) coauspician el proyecto de ley.

En un comunicado, la ARC señala que los requerimientos de la Ley Libertad son los mismos que rigen para el levantamiento del Embargo a Cuba:

  • Liberación de todos los presos políticos e investigaciones sobre las condiciones en las prisiones por parte de organizaciones internacionales de derechos humanos.
  • Transición hacia un sistema político que garantice los derechos de los cubanos a expresarse libremente.
  • Compromiso de celebrar elecciones libres y justa.

Este proyecto de ley, subraya el comunicado, busca reforzar las leyes estadounidenses existentes sobre Cuba.

"En momentos en que la dictadura comunista de Cuba está sumida en una profunda crisis económica con implicaciones políticas y sociales, la Asamblea de la Resistencia Cubana considera importante intensificar las presiones externas e internas para acortarle el tiempo que le queda al régimen en el poder", concluye el texto.

Amenazan con cargos de "propagación de epidemias" a activista que ayuda a los necesitados(VIDEO)

Diasniurka Salcedo muestra agresiones (Tomado de su perfil de Facebook)

La activista de derechos humanos Diasniurka Salcedo, residente en las afueras de Alquízar, provincia de Artemisa, fue liberada luego de un arresto violento el jueves, la aplicación de una prueba de coronavirus y una sesión de interrogatorios y amenazas policiales.

La opositora explicó a Radio Televisión Martí que fue liberada casi a la una de la madrugada de este viernes, luego de mantenerla durante horas en las estaciones de policía de Artemisa y luego en la Guanajay.

Declaraciones de Diasniurka Salcedo
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:59 0:00

Relató que estaba en su casa haciendo una directa por Facebook cuando perdió la conexión a Internet y salió al camino para buscar mejor cobertura, y “ahí mismo estaban los oficiales de la Seguridad del Estado que me arrestaron”.

Salcedo dijo que se negó al arresto y "me trataron con fuerza, me pusieron las esposas muy apretadas y luego me condujeron para Alquízar", donde la introdujeron en una ambulancia y, sin su consentimiento, le realizaron una prueba para, "según ellos, detectar si tenía coronavirus”.

La activista padece de diabetes e hipertensión, y su salud se resintió de inmediato. Comenzó a sangrar por la nariz y, “estando en la estación de Policía de Artemisa, perdí el conocimiento”, relató.

Más tarde la trasladaron para la estación de Cuatro Caminos, en Guanajay, donde la sometieron a interrogatorios y le formularon amenazas de llevarla a prisión. Su teléfono celular fue confiscado.

Según la opositora le aseguraron que “si la prueba de coronavirus salía positiva me acusarían de propagación de epidemias”, agregó.

La activista, de 39 años de edad, trabaja en un proyecto conjunto con exiliados llamado “Las Mambisas”, que se encarga de ayudar a los sectores vulnerables de la población.

El proyecto consiste en entregar medicamentos y alimentos a los más necesitados, que el gobierno mantiene en el olvido, y “los oficiales de la Seguridad del Estado quieren impedir que yo lleve adelante esa labor”, apuntó.

Su casa permanece vigilada por la Seguridad del Estado.

Recientemente, un joven que la ayudaba a entregar alimentos fue detenido al salir de la vivienda, y le confiscaron un paquete que llevaba, además de recibir amenazas para que rompa su vínculo con la opositora.

También ha sido fue víctima de agresiones, maltratos, detenciones y fuertes amenazas para que abandone su labor, sin embargo, se mantiene firme, y “más ahora que la situación económica y social del país ha empeorado y necesitamos todo tipo de ayuda”, concluyó.

El arresto de la activista fue denunciado en las redes sociales, donde una forista pidió "no más violencia contra la mujer, no más represión".

Mientras, otro forista, nombrado Jorge Hernández, escribió: "No le fue devuelto el móvil, ​está en manos de la seguridad, dicen ellos que ella tiene vínculos terroristas y que la acusan de propagar epidemia por repartir medicinas, le hicieron una prueba y si da positivo la encarcelan, pero olvidan que ella no está sola".

En una directa que publicó en su perfil de Facebook, la opositora ofreció más detalles del arresto y llamó a la ciudadanía a reaccionar para que lo ocurrido contra ella no siga pasando en Cuba contra los que disienten del gobierno.

“Este pueblo está pasando hambre… ya no hay quien aguante”

Siguen las aglomeraciones de personas para comprar alimentos o sacar o cambiar dinero en los bancos.

La Habana es el epicentro del rebrote de COVID-19 en Cuba y el desabastecimiento de alimentos en un territorio con más de dos millones de habitantes está tocando fondo.

La escasez alcanza ya hasta a las privilegiadas tiendas en dólares, dijeron capitalinos entrevistados por Radio Televisión Martí.

La bloguera y cuentapropista Rebeca Monzó, desde el municipio de Plaza de la Revolución, señala que se están viviendo momentos muy críticos.

“Mira, este pueblo está pasando hambre, no hay abastecimientos. Las personas de la tercera edad no están protegidas, tienen que estar haciendo colas hasta de cinco horas para conseguir uno o dos paqueticos de yogurt. Ya esto está en los finales, ya no hay quien aguante más”, afirmó Rebeca.

Iliana Hernández, periodista independiente que reside en Cojímar, Habana del Este, cuenta que salió a la calle este jueves y no pudo comprar nada.

Habaneros opinan sobre la escasez de alimentos en medio de estrictas medidas sanitarias
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:57 0:00

“Ya no hay comida ni en las tiendas en dólares, y ayer cuando salí, en La Habana Vieja había colas inmensas esperando que llegara algo para comprar, y así está toda La Habana. La gente lo que esta es hablando de la comida que está en falta, de lo mal que está esto, están desesperados”, nos dijo la comunicadora.

En los últimos siete días la capital cubana acumula 961 nuevos casos de coronavirus, y los 15 municipios de la ciudad regresaron a la fase de transmisión autóctona limitada. Hay restricciones en el transporte, y bares, restaurantes y escuelas han sido cerrados, entre otras medidas.

El vendedor de libros, Pedro Luis García, nos dice que en las tiendas solo hay ron y cigarros, y las personas andan como zombis.

“Sí, efectivamente, es un caos, hay un desabastecimiento total en las tiendas de la Habana. Ahora el pan liberado, el de 10 pesos, porque el normado no sirve, están dando turnos en las panaderías, porque se acaba temprano en la mañana”, comentó el cuentapropista.

Antonio Font es bicitaxista y opera en el municipio de Centro Habana, y desde allí destaca que en la calle el desespero de la población en muy grande.

“No hay alimentos en la red de comercios, y cuando aparece algo las colas son inmensas. Esto es lo más grande de la vida, la gente no cree ni en fase uno, ni en fase dos, ni en nada”, aseguro el emprendedor.

Y la economista y directora de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, Martha Beatriz Roque, alerta que el aumento del número de personas contagiadas con el coronavirus, sumado al faltante de alimentos, está incrementando el malestar social.

“El problema es que, para la dictadura, hay contagio de COVID porque la población de Cuba no es un pueblo obediente, pero para tener a la gente haciendo colas desde la madrugada hasta por la tarde, para comprar cualquier cosa… eso no pega (contagia) el coronavirus. Eso ya se les fue de las manos”, concluyó la opositora.

Cargar más

XS
SM
MD
LG