Enlaces de accesibilidad

Cuba

Exclusiva: Cremata habla sobre la censura a su obra, tildada de ser una burla a Castro

Escena de "El rey se muere", de JUan C. Cremata: Hugo A. Vargas (Alabardero), Pedro Díaz Ramos (Rey), Laura Alemán (criada) y Carlos Solar (Médico).

El 4 de julio, a teatro lleno, estrenó "El rey se muere", días después el Consejo Nacional de Artes Escénicas (CNAE) la saca de cartelera alegando que se trata de un "panfleto político contra Fidel Castro".

El destacado director de cine y teatro cubano Juan Carlos Cremata concedió una entrevista a Martí Noticias a raíz de la censura de su más reciente producción teatral.

CONDENADNOS, no importa: el ARTE nos ABSORBERÁ.

La puesta en escena de la obra El rey se muere, de Eugène Ionesco, se estrenó el sábado 4 de julio, con lleno total en la sala Tito Junco del Centro Cultural Bertolt Brecht, en La Habana, a manera de homenaje a la independencia de Estados Unidos.

Juan Carlos, sabemos por varias fuentes sobre la suspensión de la obra El rey se muere. ¿Qué sucedió realmente?

Más que suspensión es censura descarada y burda. O sea, fue una total suspensión. Teníamos todo un mes de presentaciones y solo pudimos dar dos funciones. Ellos alegan que nosotros estamos haciendo un panfleto político contra Fidel Castro, cosa que no es real. Y, bueno, nosotros no pudimos discutir absolutamente nada y tuvimos, después de mucho esfuerzo, que bajar de cartel la obra. Sin derecho a réplica.

¿Te comunicaron directamente esta orden?

Sí, claro, fueron "muy amables esta vez". Porque ya es la segunda vez que yo me enfrento con la censura en el teatro. La primera vez fue con La hijastra, hace algunos años (en esa ocasión) nos dejaron dar 14 funciones. Esta vez fueron un poco más amables y nos llamaron –el Consejo Nacional de Artes Escénicas (CNAE)– en la persona de la presidenta Gisela González y toda la plana mayor a informarnos que ellos estaban en desacuerdo. Ellos habían controlado bastante la publicidad del espectáculo, habían leído la obra, no habían asistido absolutamente a ninguno de los ensayos. Yo no dejo de reconocer que la obra es bastante dura, pero vivimos otros momentos, donde siempre se habló de no prohibir ni censurar nada, y es mentira, totalmente mentira. Nada más que dimos funciones sábado y domingo.

¿Hubo afluencia de público?

Sí, hubo lleno total. De hecho, el sábado estuvo completamente desbordado y el domingo estuvo lleno total.

¿Fue similar a lo que pasó con Cloaca?

No, con Cloaca no tuvimos absolutamente ningún problema… en ese sentido. Claro, era una obra mucho más benévola, con el tema que proponía. Esta obra, la censurada, El Rey se muere, habla de un rey que no quiere morirse y toda la corte tiene que convencerlo burlándose de que debe morirse, y ellos hicieron una lectura que sabíamos que se iba a dar de alguna manera, con un líder que no tenía nada que ver porque la obra habla de todos los monarcas y todos los dirigentes, presidentes del mundo. Es un clásico de la literatura, no es una obra inventada. Entonces a casi una semana de las declaraciones de Abel Prieto (ex Ministro de Cultura y actual asesor de Raúl Castro) en El País, donde decía que no se iba a prohibir nada, que se iba a permitir absolutamente todo… Parece que fue un concierto más bien maquinado desde muy temprano, porque ellos sabían qué era lo que nosotros estábamos preparando. Entonces, nos dejaron llegar a la función del estreno y justo dos días después de sábado y domingo. Funciones que, además, estuvieron dedicadas al aniversario de la Independencia de Estados Unidos: Fueron la gente (los funcionarios) de la Oficina de Intereses (USINT Havana). (A) mucho público le gustó, (a) mucho público no le gustó.

¿Qué pérdidas económicas te daría esto?

Realmente no muchas, aunque toda la producción o la mayoría de la producción fue asumida por mí. Si bien el salario es mantenido por el Centro de Teatro, que es el departamento adjunto al CNAE. Más que la pérdida económica, que es significativa desde el punto de vista personal, es la pérdida artística y la pérdida de confianza y creencia en todo lo que se está haciendo. Es el camino trunco de una carrera que ya viene anunciando las cosas, porque no (es) solamente en el teatro; también en el cine a mí me acaban de censurar Crematorio, que es un cortometraje que se está viendo en una distribución pirata, pero no se aceptó oficialmente, a pesar de ser producido oficialmente. En el caso mío están como cerrando filas, me tienen un poco el dedo puesto, ¿no?

¿Los actores qué dicen, después de un proceso de elaboración, de laboratorio? ¿Cómo se siente la gente?

Es un poco triste, recuerdo que ayer estábamos recogiendo todas las cosas en el teatro y muchos actores lloraban. El teatro es un fenómeno que se va construyendo no solamente en los ensayos, sino se va construyendo cada día en las funciones. Nuestro grupo, El Ingenio, que vuelvo y te repito es la tercera vez (que suben a una puesta, indicó luego), porque la primera vez fue con una obra que hicimos que se llamó El Frigidaire, donde nos hicieron la vida imposible, la segunda vez fue con La Hijastra, y esta vez fue la tercera, quizás la más triste y la más definitiva. Tiene una relación muy especial con el público, nosotros tenemos mucho público, y nos han puesto el cartel de conflictivos, de polémicos y ellos tratan de evitar por todos los medios la polémica y la discusión sobre bases transparentes. Ellos nos acusan, por ejemplo en este caso, de traición, de panfleto político, como si no fuera traición y panfleto político lo que vemos todos los días en casi todo lo que hacen. Para nosotros es triste, pero de todas maneras es también edificante en tanto nos dan la oportunidad de convertir en leyenda algo que no lo era tanto; engrandecer un asunto que tampoco lo era tanto, pero que ahora se engrandece con la imaginación de la gente pensando que era mucho peor.

Yo creo siempre en el diálogo transparente y abierto de toda la sociedad en conjunto, y creo que nadie se debe arrogar el derecho de pensar y decidir por los demás, qué es lo que los demás deben pensar o sentir, o hacer. Esa es mi posición y la seguiré defendiendo, desde aquí seguiremos tratando de seguir haciendo nuestras cosas a pesar de las limitaciones. Es más, la represalia que se avecina en el futuro, en el caso de mi creación donde por supuesto no van a dejar de vigilar lo que yo esté haciendo, y esto es una llamada de atención, es como decir: "Mira, te pasaste, no te vamos a dejar seguir pasándote".

¿Y a qué tú crees que se deba? Porque por ejemplo, el humor pasa esas fronteras que ha puesto incluso el CNAE.

Sí, es contradictorio como los humoristas están cada día más deslenguados, dicen cada vez más cosas. Sin embargo, son terrenos en Cuba, todo sigue funcionando como tribus. O sea, el cacique de tal tribu manda en una tribu y el cacique (de) tal tribu manda en otra tribu. Entonces, los humoristas se han explayado, dicen cosas incluso aún peores, menos trabajadas. También no es lo mismo alguien que le cae bien a todo el mundo que alguien que dice las cosas de manera mucho más directas, artísticas. Yo creo que detrás de todo eso se esconden intereses personales, frustraciones personales y una historia personal de enfrentamiento con el discurso oficial.

¿Qué tiempo te llevó el proceso de elaboración de la obra?

Veníamos ensayando desde hace tres meses, pero la obra la venía pensando desde hace mucho. Un artista nunca descansa cuando está trabajando, continuamente estamos programando, ideando, estamos creando. Entonces, llegar a una culminación, que no es "culminación" finalmente porque en el teatro se construye todo en cada función. Y que ese proceso quede trunco de manera deliberada por una decisión unilateral… ellos se escudan en el CNAE, pero el CNAE es una persona, es su presidenta y nadie se atreve a contraponer una orden y si ella dice que la obra es azul, la obra es azul, y si dice que es verde, es verde. Entonces, esta vez dijo que era un panfleto político y que eso no tenía más futuro.

Se pone en tela de juicio que haya un "Consejo"...

Yo lo pongo en tela de juicio. Son especialistas que son tan especialistas como yo, porque yo soy graduado de la misma escuela, he estudiado las mismas cosas, y tengo una carrera por detrás, y yo sí pongo en entredicho el verdadero Consejo, que además está divorciado por completo de la producción. Ellos no calculan, ni se enteran, ni se quieren enterar jamás de cuánto puede costarnos una producción –no solo desde el punto de vista material, sino desde el punto de vista espiritual. Eso a ellos no les interesa, a ellos lo que les interesa es hacia dónde va el discurso y, sobre todo, cuidar sus puestos de trabajo, porque los entiendo a los pobres. Ellos responden ante una oficialidad y tienen que dar respuesta a esa oficialidad. Entonces, están previendo que no venga alguien mañana a decirles: "¿Cómo tú dejaste poner esto ahí?" y pueda perder su puesto de trabajo. Yo no, yo soy un artista, y por lo tanto mi naturaleza es anárquica, iconoclasta, contestataria, alternativa o como me dé la gana. Mi nación es el arte que produzco, no creo en nada más que en eso.

¿Te queda, Juan Carlos, alguna gestión por hacer, aunque fuera remotamente, para que esta obra vuelva otra vez al teatro?

El director de cine y teatro Juan Carlos Cremata.
El director de cine y teatro Juan Carlos Cremata.

Mira, que triunfe la sensatez y la razón, cosa que parece ser que nunca va a pasar por ahora. Vivimos tiempos de cambios, pero, muy vigilados, no son cambios abiertos. Quedaría la gestión de poderla hacer en otra parte del mundo, pero en Cuba lo dudo mucho. Sobre todo porque ayer mismo, en menos de una semana, en tres días nos hicieron desmontar absolutamente todo lo que veníamos trabajando durante mucho tiempo, y ya la obra se desmontó. Los actores, por supuesto, se saben la obra, yo tengo todo el vestuario, toda la escenografía, pero no tengo lugar donde almacenar, no tenemos ni siquiera lugar donde ensayar, donde trabajar. Dependemos de los dueños de los teatros, que es el Estado. Entonces, ¿dónde podemos hacer la obra? Yo les decía a ellos: ¿Qué puedo hacer yo, escribirle a la ONU, a los Derechos Humanos? A nadie, creo que hay problemas más urgentes que una obra de teatro censurada y esto no viene a ser más que un ejemplo; otro ejemplo de que el discurso oficial es mentira. Es muy difícil que ellos den la vuelta atrás, incluso que ellos vengan de más arriba a desautorizar a Gisela González, porque ella está puesta ahí para vigilarnos.

Sé que mucha gente ha visto tus películas y tus obras, si quisieras enviar un mensaje para ellos.

Mira, yo estoy escribiendo algo que haré público en internet y parafraseando una frase que es histórica y bien conocida por todos los cubanos. Estoy refiriéndome en un artículo a todo ese hecho penoso producido y a nuestra decisión de seguir que dice:CONDENADNOS, no importa: el ARTE nos ABSORBERÁ.No "nos absolverá" sino "nos absorberá". Definitivamente nos han condenado, nos han estigmatizado, nos han puesto el dedo encima, pero eso no quiere decir nada. En cine es diferente, porque en cine la piratería en Cuba es legal y las cosas se pueden distribuir de otra manera y definitivamente parece que también, en cine, a raíz de la defensa del cine independiente, del cine alternativo, de lo que yo llamo el cine libre, parece que tampoco voy a tener apoyo oficial o estatal o industrial para poder hacer mis próximas películas.

Ni la prohibición ni la censura van a callarnos. No es tiempo de quedarse callados, no vamos a quedarnos callados, y vamos a seguir haciendo y diciendo desde donde sabemos, desde lo que sabemos, desde nuestro arte, desde el teatro, desde el cine, aunque sea en otras condiciones. Ya veremos.

please wait

No media source currently available

0:00 0:13:50 0:00

Vea todas las noticias de hoy

Congreso mundial de escritores aborda la situación de artistas cubanos (VIDEO)

Vista del 88 Congreso del Pen Internacional de Escritores, celebrado en la Universidad de Uppsala, Suecia,.

Por estos días se celebra el 88º Congreso del PEN International en Uppsala, Suecia, donde se está abordando la situación de los escritores, artistas y periodistas en Cuba.

El escritor cubano Luis de la Paz, presidente del Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio, dijo a Radio Televisión Martí que acudió al evento, que se celebra del 27 de septiembre al 1 octubre de 2022, junto al también escritor cubano residente en Filadelfia, Rolando Morelli.

El tema del congreso es "El poder de las palabras - Desafíos futuros para la libertad de expresión" y la reunión de intelectuales abordará entre otros asuntos las amenazas a libertad de expresión; el desafío de nacionalistas y extremistas a los sistemas políticos; el acoso, persecución y asesinato de escritores y periodistas; y el control y la vigilancia de los medios digitales por parte de los gobiernos.

De la Paz informó que durante la inauguración que tuvo lugar en el Paraninfo de la Universidad de Uppsala, una institución fundada en el siglo XV, el actual presidente del PEN Internacional, el novelista Burhan Sonmez, mencionó en dos ocasiones el tema cubano.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:05 0:00
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:02 0:00

“La situación que está atravesando Cuba formó parte de su presentación”, explicó De la Paz, quien dijo haber formado parte del Comité de Escritores por la Paz.

Por parte del Comité de Escritores en Prisión “hubo una presentación muy interesante y con mucho debate sobre la situación […] de Ucrania.


Al respecto De la Paz apuntó que existe “un gran consenso dentro del PEN y ovaciones cada vez que interviene algún representante de los escritores ucranianos que enfocan la masacre que está ocurriendo en ese país producto de la invasión de los imperialistas rusos”.

“Se habló también de la situación de Cuba, en ese momento tuve la oportunidad de enfocar la violación sistemática de los derechos humanos, el recrudecimiento de las leyes que está teniendo lugar en Cuba para socavar la libertad de expresión”, alegó De la Paz, refiriéndose a la oleada de encarcelamientos a los artistas.

Por su parte, el también escritor Rolando Morelli, explicó a Radio Televisión Martí que tuvo la oportunidad de hablar de la situación en Cuba, ante el Comité de Escritores en Prisión

"El tema de Ucrania fue el dominante pero también se enfocó sobre los escritores, periodistas y artistas que sufren prisión en muchísimas partes del mundo y entre ellos estuvo destacadamente la mención de Cuba”, dijo Morelli.

“Personalmente, hice relación con mucha gente procedente del ex mundo comunista, que también tienen casos muy relevantes, de Bielorrusia, de Ucrania, de Armenia, etc.”, apuntó.

(Con reporte de Ariane González para Radio Martí)

Al descubierto, la ruta La Habana-Managua-Estados Unidos

Inmigrantes cubanos atraviesan el Río Grande en el área de Roma, Texas, el 9 de abril de 2022. REUTERS/Adrees Latif

La ruta Habana-Managua-Estados Unidos, que en los últimos 11 meses, han recorrido casi 200 mil cubanos, funciona a través de un intrincado mecanismo y se coordina generalmente desde la aplicación Whatsapp, indica un reportaje de la Voz de América.

Desde noviembre de 2021, cuando los regímenes de Daniel Ortega y Miguel Díaz-Canel acordaron el libre visado, la inmensa mayoría de los cubanos que llega a Estados Unidos lo hace tras un vuelo de La Habana a Managua, y desde esta ciudad centroamericana, los cubanos comienzan un azaroso recorrido hasta diversos puntos de la frontera de México con EEUU, donde se presentan ante agentes del Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP). Así en los últimos 11 meses, las autoridades fronterizas han detectado el arribo de 197.870 cubanos, lo que constituye la mayor ola migratoria desde 1959 y tal vez de la historia de Cuba.

Expertos aseguran que la mayoría de los cubanos utilizan a Nicaragua como vía de tránsito y solo permanecen como máximo una semana, esperando a que los coyotes los trasladen hasta México por tierra a través de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Una cubana, que arregló desde Miami el trayecto de un familiar y prefirió no dar su verdadero nombre ni detalles específicos para proteger a los viajeros, dijo que el mecanismo se inicia contactando a una persona en Cuba, que supuestamente tiene una agencia que vende pasajes a Nicaragua y "te arregla todo el viaje”.

La persona en Cuba con la "agencia" tiene socios en Miami, donde se venden los pasajes casi al triple de su valor.

“Al principio pensé entrar directamente a las aerolíneas, pero me di cuenta que ellos hacen lo mismo que los vuelos chárters a Cuba: compran los vuelos completos y luego los revenden. Al final terminé pagando 7.200 dólares por dos pasajes. Es una falta de respeto porque tiene dos escalas de varias horas pero no había otra manera”, dijo la mujer a la Voz de América.

Toda la operación se coordina vía Whatsapp. Cuando se verifica el depósito del dinero, los pasajes se entregan varios días después. Las personas de la "agencia" se aseguran de que cada viajero tenga su pasaporte actualizado y facilitan contactos para obtener tarjetas de vacunación y ofrecen reservas de hoteles pertenecientes a la red de coyotes que transporta a los migrantes cuando llegan a Nicaragua.

“Según los amigos que nos lo dieron, es un contacto de mucha confianza. Es todo a través de contactos y amigos. No hay por supuesto ninguna vía legal que tú puedas ir a reclamar si algo pasa. Todo se basa en las recomendaciones, el boca a boca. Dice que son gente muy seria, muy buena y que se ocupan de ti. Te garantizan que llegues a la frontera”, dijo la fuente.

Antes del viaje, el coordinador envía una foto de una señal que portará la persona encargada de recogerlos en el aeropuerto en Managua y luego en Nicaragua les informan sobre cómo será la travesía y quienes los guiarán. El trayecto puede costar entre 5.000 y 10.000 dólares por persona y puede tardar entre un mes y 15 días, dependiendo del precio, explicó la señora.

“Si pagas más, llegas más rápido. Tengo un amigo que llegó en dos semanas porque lo montaron en avionetas. El dinero no se paga de una sola vez. Vas pagando por partes. Tengo entendido que no es un solo coyote, sino varios”, especificó.

Unos amigos de la mujer le contaron que incluso tuvieron que montar caballos porque el hostal donde se quedaron en Nicaragua era en el medio del campo. "Todo lo coordinan, tienen bien conectada la ruta y saben cuándo avanzar o no, dependiendo a quien tengan comprado", explicó la fuente.

En entrevista con la VOA, la expresidenta de la Cámara de Turismo de Nicaragua, Lucy Valenti, señaló que buena parte de los cubanos que llegan a Nicaragua lo hacen con el propósito de emigrar ilegalmente a EEUU.

“Esta es la otra cara de la moneda de este jugoso negocio que algunos con vinculaciones al gobierno de Nicaragua están realizando con grandes ganancias para sus bolsillos, a expensas de la desgracia del pobre pueblo cubano, que en su desesperación por salir de un país que no les ofrece ninguna calidad de vida, ni libertades cívicas, ni derechos humanos, hacen hasta lo imposible por reunir sumas excesivas de dinero para comprar su pasaje a la libertad”, dijo Valenti.

“Lamentablemente, en Nicaragua hay quienes se prestan a semejante explotación”, indicó.

Por su parte, Managua niega que esté siendo usada como tránsito y las autoridades de Turismo llegaron a decir que los cubanos viajaban a Nicaragua porque son “amantes de los volcanes”.

[Basado en un reportaje de Yeni García de la Voz de América, con la colaboración de Houston Castillo]

Activista sigue detenido en aeropuerto de Panamá con la madre de su novio; HRW pide que no sean enviados a Cuba

El activista cubano Raúl Soublett López y la madre del periodista Héctor Luis Valdés Cocho, Dayami Valdés.

El activista Raúl Soublett López y la madre de su novio, Dayami Valdés, están retenidos desde hace días en el aeropuerto internacional Tocumen de Panamá, porque el régimen de Nicaragua les negó la entrada y ninguno de los dos desea regresar a Cuba.

Esta inusual situación comenzó el 22 de septiembre, cuando intentaron viajar a Nicaragua y fueron sorprendidos con la prohibición. Posteriormente, pidieron asilo. La organización pro derechos humanos Human Rights Watch, HRW, solicitó que la petición sea abordada rápidamente y advirtió que los derechos de ambos estarían en peligro en Cuba.

La activista Marta María Ramírez denunció a través de Facebook que ambos detenidos solo pueden comer una vez al día y deben costearse ellos mismo sus alimentos. "¿Quién no sabe lo que cuesta comer en un aeropuerto?", planteó.

Ramírez también denunció que las autoridades panameñas no permiten que Soublett y Valdés se bañen pues el lugar donde están detenidos no tiene las condiciones para ducharse.

Soublett es una persona seropositiva al VIH, aseguró Ramírez, quien necesidad tomar medicamentos.

El investigador sénior de HRW, Juan Pappier, también lamentó las condiciones de ambos en Tocumen, y pidió el martes en Twitter a las autoridades panameñas que analicen con celeridad la solicitud de asilo de los cubanos.

"Llevan 5 días en aeropuerto esperando una respuesta. Los dos sufren problemas graves de salud. Se están quedando sin comida. No tienen elementos de aseo o higiene", aseveró Pappier.

"Enviarlos de vuelta a Cuba sería poner en riesgo sus derechos", subrayó Pappier la semana pasada, también en Twitter.

El 22 de septiembre, el periodista independiente Hector Luis Valdés Cocho, novio de Soublett, explicó en una directa en Facebook que tanto su madre como Soublett iban a entrar a Estados Unidos haciendo la ruta desde Nicaragua y que solo hacían escala en Panamá.

Valdés Cocho señaló que Soublett salió del país bajo amenaza por su activismo político y defensa de los derechos de la comunidad LGBTI, y de regresar a Cuba, sería encarcelado.

"Si Raúl regresa a la isla pues sería puesto en prisión por un delito que la Seguridad del Estado le fabricó hace unos meses de 'Mercenarismo', por supuestamente Raúl recibir financiamiento para la creación de audiovisuales a favor de la libertad y los derechos de las personas LGBTIQ+", dijo el periodista, quien fue desterrado en diciembre del año pasado.

FOTOGALERÍA Así luce Cuba con "cero generación eléctrica"

EEUU sanciona una empresa en Suiza por violar el embargo a Cuba y otros países

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. (AP Foto/Alex Brandon).

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos alcanzó a un acuerdo con la empresa suiza CA Indosuez Switzerland (CAIS), la cual tendrá que pagar más de 720 mil dólares por haber violado el embargo a Cuba y otros territorios.

CAIS se dedica a la banca corporativa y de inversiones, y es una subsidiaria indirecta de Credit Agricole Corporate and Investment Bank, con sede en París.

Según el Departamento del Tesoro, CAIS manejaba cuentas bancarias y de valores en dólares estadounidenses de 17 clientes individuales ubicados en jurisdicciones bajo embargo.

Además, manejaba negocios en nombre de estos clientes en el sistema financiero de Estados Unidos, situación que le da a Estados Unidos jurisdicción en este tipo de casos.

CAIS entregó más de tres millones de dólares en beneficio económico a personas en Cuba, Crimea, Irán, Sudán y Siria

Entretanto, CFM Indosuez Wealth, una subsidiaria del banco en Mónaco, acordó pagar más de 401 mil dólares debido a su posible responsabilidad civil al operar cuentas bancarias de 11 clientes individuales ubicados en territorios sancionados por el gobierno de Estados Unidos.

Cargar más

XS
SM
MD
LG