Enlaces de accesibilidad

Cuba

El encarcelamiento de Solís y la huelga de Movimiento San Isidro llegan al Washington Post

REUTERS/Jonathan Ernst

El diario estadounidense The Washington Post publicó este viernes una columna de opinión del escritor cubano Carlos Manuel Álvarez, quien llama la atención sobre el riesgo que corren los activistas del Movimiento San Isidro (MSI).

"Hoy viernes 20 de noviembre, cuatro miembros del grupo se encuentran en huelga de hambre y otros tres en huelga de hambre y sed", recuerda el escritor y alerta que, de no resolverse con el diálogo, llegaría a un "límite espantoso" que "no parece otro que el foso de la inmolación".

En Cuba, estos atropellos comunes podían pasar antes sin demasiado escándalo, la máquina represiva solía disfrazar con bastante eficacia sus constantes episodios de injusticia. Pero ese manto, luego de años de resistencia de distintos grupos de oposición política, parece haber sido desgarrado de una vez, para no volver a zurcirse. Denis Solís forma parte del Movimiento San Isidro (MSI), y sus integrantes lanzaron por su liberación una impactante campaña de solidaridad que en menos de una semana ya han reinventando varias veces", escribe el autor del libro de crónicas ‘La tribu’ y la novela ‘Los caídos’.

Álvarez sugiere que la creatividad y tenacidad del MSI trae agotadas a las fuerzas represivas en Cuba: "El MSI es una organización tentacular de arte y activismo con sede en La Habana Vieja, coordinada por el artista Luis Manuel Otero, y cuya vocación ecuménica y carácter anfibio hacen difícil clasificarla. Ahí se reúnen raperos del gueto, profesoras de diseño, poetas disidentes, especialistas de arte, científicos y ciudadanos en general. Si bien nadie puede encerrarlos en un concepto mínimo, en una cláusula más o menos exacta que defina a qué se dedican, los que menos pueden hacerlo, los que menos saben de qué va el asunto —y por eso actúan cada vez de modo más desquiciado, visiblemente exhaustos— son las fuerzas del orden".

Para el fundador de la revista cubana independiente de periodismo narrativo, El Estornudo, el MSI es "una mancha al rojo vivo en el mapa anémico de la temperatura cívica cubana".

"La energía se articula alrededor de ellos en forma de calor. Mucha gente curiosa del barrio, como si asistieran estupefactos al espectáculo de una fogata chisporroteante, los miran desde lejos, porque queman, pero tampoco pueden dejar de mirarlos, porque seducen", apunta Álvarez y se atreve a asegurar que los activistas del movimiento quizás son los únicos cubanos de la isla que hoy estén viviendo en democracia.

Vea todas las noticias de hoy

La vigilancia policial en torno a la casa de la opositora Anyell Valdés Cruz

Anyell Valdés Cruz, una de las opositores detenidas el 26 de noviembre en la sede del MSI.

La vigilancia por parte de la Seguridad del Estado a la casa de Anyell Valdés Cruz, una de las opositoras que estaba en la sede del Movimiento San Isidro y que fue detenida la noche del 26 noviembre, continuaba este miércoles.

La noticia la dio a conocer la opositora Omara Ruiz Urquiola en su cuenta de Facebook. “La Seguridad del Estado AHORA MISMO en casa de Anyell, otra de las personas que se acuartelaron con nosotros en SAN ISIDRO”.

Ruiz Urquiola exigió en la denuncia el cese de la intimidación del régimen hacia los que piensan diferente. “¡Basta de acoso, de persecución a personas de bien! ¡No estás sola! ¡Estamos conectados!”, añadió la opositora.

Anyell Valdés Cruz fue una de las seis mujeres que estuvo en la sede de San Isidro mientras se hacía una protesta para exigir la libertad de Denis Solís.

Desde el jueves 26 de noviembre el régimen mantiene vigilancia en las viviendas de la mayoría de los activistas que estuvieron en la sede del movimiento. Además, se han realizado actos de repudio en las casas de algunos opositores como fue el caso de Adrián Rubio.

Las detenciones por parte del régimen también continúan. Este miércoles fueron detenidos Luis Manuel Otero Alcántara, Tania Bruguera e Iliana Hernández, liberados horas mas tarde. Michel Matos, vicecoordinador del Movimiento San Isidro, también fue detenido y hasta el momento de la publicación de esta nota no ha sido liberado.

Iliana Hernández, finalmente libre tras estar desaparecida

La periodista Iliana Hernández, cuando estaba en huelga de hambre. (Foto: Katherine Bisquet)

La periodista Iliana Hernández fue detenida este miércoles por la Seguridad del Estado cuando estaba en la oficina de ETECSA y por varias horas estuvo desaparecida.

Hernández publicó un mensaje confirmando que está en su hogar, en La Habana.

La activista Anamely Ramos informó que la periodista se encontraba en ETECSA con su madre haciendo unas gestiones cuando ocurrió el arresto.

Estaban las dos juntas en ETECSA cuando “de repente llegó un operativo exagerado, al mando de la Seguridad del Estado y se la llevaron a las dos”, dijo Ramos.

La madre fue llevada a su casa poco tiempo después, pero el paradero de Iliana Hernández se desconocía por varias horas.

“¿Dónde está Iliana? ¿Por qué está detenida? No ha cometido ninguna ilegalidad. ¿Por qué tenía vigilancia permanente hasta hoy?”, escribió Ramos en su cuenta de Facebook antes de su liberación.

Es importante recordar que la periodista Ileana Hernández ha estaba exigiendo al ICRT su derecho a réplica después de que los medios oficialistas difamaran al grupo de personas que se encontraba en la sede del Movimiento San Isidro demandando la libertad del rapero Denis Solís.

Human Rights Watch pregunta a Miguel Díaz-Canel: ¿por qué tanto miedo a los artistas?

Michel Matos, a la izquierda, fue detenido este miércoles en La Habana.

El vocero del Movimiento San Isidro (MSI) Michel Matos y la artista Tania Bruguera fueron detenidos este miércoles en La Habana.

“Las detenciones y los asedios del día de hoy demuestran que el gobierno incumple con su compromiso de no persecución y hostigamiento”, dijo en Twitter el Movimiento San Isidro.

La organización Human Rights Watch (HRW) exigió el cese del acoso al Movimiento San Isidro, y plantea esta pregunta: Miguel Díaz-Canel, ¿por qué le tiene tanto miedo a los artistas?

Matos fue detenido cuando estaba en la esquina 27 y 8, en El Vedado, por la patrulla 436, dijeron representantes del MSI.

También dijeron que en una operación policial aparte fue detenida Tania Bruguera, quien en el día de hoy ha hecho varias declaraciones en medios sociales acerca de este movimiento de protesta de los artistas.

Mientras ocurren estas acciones, el apoyo mundial sigue creciendo. Amnistía Internacional está llevando a cabo una campaña de lectura de poemas en apoyo al MSI. HRW ha denunciado la represión.

PEN Internacional se solidariza con el Movimiento San Isidro y pide al Gobierno de Cuba respetar la libertad de expresión y artística, y los derechos humanos de todos sus ciudadanos. PEN siempre ha honrado la literatura cubana y las grandes voces de tantos como José Martí, José Lezama Lima, Guillermo Cabrera Infante y Lydia Cabrera, entre otros, que han formado parte esencial de la literatura universal”, declaró Jennifer Clement, Presidenta de PEN Internacional.

Y desde Argentina, el autor y profesor de Historia, Eduardo Sacheri, expresó solidaridad con los miembros del MSI. “Están llevando adelante algo tan importante y básico como la libertad de expresión, no solo para los artistas e intelectuales sino para todos los seres humanos”.

El huelguista más joven de San Isidro denuncia hostigamiento de la Seguridad del Estado

Osmel Adrián Rubio Santos, el más joven de los huelguistas de San Isidro.

Osmel Adrián Rubio Santos fue el más joven de los activistas que protestaron pacíficamente en la sede del Movimiento San Isidro, en La Habana Vieja, por la liberación del músico Denis Solís. Allí estuvo tres días en huelga de hambre, que debió abandonar por problemas de salud.

Rubio Santos dijo este miércoles a Radio Martí que se encuentra bajo un operativo permanente de vigilancia policial, sin poder salir de su vivienda, donde fue víctima de un acto de repudio promovido por la Seguridad del Estado.

“Me permitieron ir a buscar el gas porque mi mamá les habló”, explicó el activista, “pero conmigo fue un oficial del MININT, armado y uno de la Seguridad del Estado”.

Huelguista de San Isidro, de 18 años, denucnia acoso de G-2 y MININT
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:22 0:00

El cerco se extiende hasta el “envenenamiento” de los vecinos de Rubio Santos, quien denuncia que “están poniendo a los vecinos en mi contra, ninguno me apoya […] Están diciendo (a los vecinos) que yo los estoy ‘echando pa´lante’, de eso se ha encargado la Seguridad del Estado”.

El joven afirma que “mientras más hostigamiento, mientras más represión haya contra mí, más firme en mis ideales voy a permanecer, más fuerza, más apoyo le voy a brindar a todo el que está en contra del sistema cubano.

En el mes de octubre, el activista Osmel Adrián Rubio Santos, de 18 años, se negó a ser reclutado para el servicio militar obligatorio, alegando que no empuñaría armas para defender al régimen cubano, por lo que fue detenido y advertido de que sería citado nuevamente para el servicio militar.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Despliegue militar en La Habana se debe al miedo del régimen, afirman activistas

Antimotines en La Habana. (La Hora de Cuba)

Camiones extremadamente grandes, jeeps con hombres vestidos de negro y espejuelos oscuros, y "unas escopetas hiper mega grandes", así describe a Radio Martí la activista Ariadna Mena, residente de La Habana Vieja, el amplio despliegue, ordenado por el régimen cubano, de las fuerzas de choque popularmente conocidas como Boinas Negras, que desde hace 48 horas recorren las calles de la capital.

Para Ariadna Mena “esto tiene relación con todo, con lo de San Isidro… y esto tiene que ver también con el miedo tan grande que le tiene la dictadura a que haya un estallido social dentro del pueblo”, dice, refiriéndose a la exhibición de poderío represivo por parte de la oficialidad.

Opinan desde Cuba sobre fuerte despliegue militar en La Habana
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:02 0:00

Desde Arroyo Naranjo, la también activista Anais Peñalba asegura que con ese despliegue militar el régimen intenta intimidad a los ciudadanos “ni vayan a tratar de sumarse a nada, a ningún grupo, a ninguna organización”.

Según Peñalba, la inconformidad y el descontento es generalizado en la isla, y por muchos motivos.

“El descontento está en todas las personas, referente a la situación con las tarjetas en dólares, a todo, a la economía, a la comida, a todo. Ya las personas tienen demasiado descontento”, concluyó la joven activista.

Varios cubanos han manifestado su opinión sobre el tema en las redes sociales.

Un usuario de Twitter que se identifica como “Sináptico” dijo que “el régimen castrista saca a los militares a las calles debido a las últimas manifestaciones pacíficas" ocurridas en el país, y a continuación cuestiona: “¿Quién dijo que el comunismo impartía derechos?”

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cargar más

XS
SM
MD
LG