Enlaces de accesibilidad

Economía

El presupuesto de Cuba predominantemente social: un experto responde

Foto Archivo. Vista general de un congreso del PCC en 2011 en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

La Ministra de Finanzas Y Precios, Meisi Bolaños,aseguró el 17 de diciembre, durante su discurso en el VI Período Ordinario de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que “aún en medio de las dificultades y complejidades, que en el orden económico afrontará el país, el Presupuesto Cubano mantiene su carácter eminentemente social y tiene como premisa seguir siendo garante financiero en la salvaguarda de las conquistas de la Revolución”.

En este sentido el Dr. en Ciencias Económica, Mauricio de Miranda, dijo a Radio Televisión Martí que “la mayor parte de los presupuestos estatales son, fundamentalmente, sociales. Decir que el presupuesto cubano es mayormente social es casi una obviedad. De acuerdo con el presupuesto presentado por la ministra, el 45,1% se dedica a sufragar los gastos en salud pública y asistencia social, educación, seguridad social y cultura y deportes y si a esto se le suman los subsidios a precios minoristas, estamos hablando de un 52,1%, lo cual indica que la mayor parte del presupuesto de gastos tiene un destino social. Y eso es el deber de una gestión presupuestal: que la mayor parte del gasto público se destine al gasto social”.

Experto cuestiona quién paga a los funcionarios comunistas en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

“Sin embargo”, recalcó el economista, “valdría la pena que se hubiera presentado un presupuesto de gastos mucho más desagregado, que nos permitiera conocer la destinación de ese “resto” que constituye el 7,9%, que no es mucho, pero en el que pueden estar mezcladas muchas cosas”.

En otra intervención, en el programa televisado Mesa Redonda el pasado viernes, la titular aclaró que el presupuesto de Cuba para el 2021 está adaptado al proceso de ordenamiento monetario que entrará en vigor el próximo 1 de enero, que todo está previsto pese a que el país cierra el 2020 con un déficit de 20 mil 733 millones de pesos.

Para el próximo año, el Ministerio de Finanzas y Precios calcula un déficit fiscal de 86 mil millones de pesos, pues los gastos incluidos en el reordenamiento serán mayores, dijo Bolaños, pero aclaró que tales costos son necesarios. Al respecto, estimó que “un déficit de 86.744 millones de pesos no es una cifra despreciable, si se tiene en cuenta que constituye el 23,1% del gasto previsto”.

Y cuestionó “¿Cómo se va a financiar ese déficit? Si se adopta la medida de monetizar el déficit el resultado será mayor inflación. ¿Bonos soberanos? ¿Hay suficiente confianza en el emisor para adquirirlos? Son preguntas que deberían responderse”.

El Estado cubano prevé 18 mil millones para apoyar al sector empresarial durante un año.

“La cuestión primordial radica en que el sector estatal sigue estando sobredimensionado, y eso afecta al presupuesto, y debería racionalizarse”, destacó el experto y añadió:

“Valdría la pena que la ministra respondiera: ¿quién paga a los funcionarios profesionales del Partido Comunista de Cuba ( PCC), de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y de otras organizaciones? ¿Las organizaciones con sus recaudaciones? Nunca hemos visto ese tipo de balances y claramente el presupuesto del Estado no debería estar contribuyendo a cubrir esos gastos, y aparece una partida de subvención a organizaciones que parecería que el presupuesto del Estado está apoyando a esas organizaciones con una cifra de algo más o menos de 2,000 millones de pesos”, subrayó el también Profesor Titular de la Universidad Javeriana de Cali, Colombia.

“Por otra parte, ese sobredimensionamiento del Estado implica una plantilla que engrosa la burocracia y que, además de ser un fardo, es, de hecho, uno de los grandes obstáculos para la adopción de las reformas económicas necesarias”, puntualizó el experto.

Para la subvención de la actividad empresarial se planifican 48 mil 530 millones de pesos, en busca de otorgar mayor autonomía a la empresa estatal y librar a la mayor cantidad de ellas de los impagos y quiebras que desde la llegada al poder de Fidel Castro en enero de 1959 están apabullando la economía cubana.

NOTA DEL EDITOR: Esta nota ha sido reformulada y retitulada a solicitud del entrevistado. La versión anterior incluía una introducción del editor que en su opinión no se corresponde a lo expresado por él. Pedimos sinceras disculpas por cualquier inconveniente que esto haya podido acarrear.

Vea todas las noticias de hoy

Clandestina dice que su negocio cayó y apuestan a Biden para levantarlo; una vez más les cuestionan por no exigir al régimen

Idania Del Río, izquierda, y Leire Fernández, dueñas de Clandestina, posan con un maniquí vestido con ropa que crearon, afuera de su tienda en La Habana, Cuba, el 18 de febrero de 2021. (AP Foto/Ramón Espinosa)

La cubana Idania Del Río y la española Leire Fernández, dueñas de la tienda “Clandestina”, han dicho a la agencia Associated Press que tienen toda la esperanza en que las políticas del presidente estadounidense Joe Biden hacia Cuba, ayuden a levantar la caída de su negocio.

Con que Biden permita viajar a Cuba, dé una imagen de Cuba como un país amigo... ya es un cambio radical para las cajas de los emprendedores”, dijo a The Associated Press, Fernández, de 44 años, en referencia a los propietarios de pequeños negocios.

La tienda ubicada en La Habana Vieja, se convirtió en estandarte de la apertura empresarial cubana durante el llamado deshielo con los Estados Unidos, pero en los últimos tiempos aseguran haber perdido el 50% de sus ingresos a partir de las restricciones de viajes impuestas por la Administración Trump a la isla, según afirmó Del Río a la agencia de prensa estadounidense.

“La tienda era pequeña, no teníamos casi cosas y (de pronto) estábamos recibiendo mucha gente. Se abrieron las embajadas, vinieron muchos norteamericanos, se firmaron convenios”, recordó la diseñadora cubana de 39 años.

Las creaciones de “Clandestina” se vendieron en los cruceros Carnival e incluso aparecieron en pasarelas en Nueva York, en noviembre de 2018, la marca fue auspiciada por Google para la pasarela en el Museo de Bella Artes de La Habana.

Estas declaraciones a la AP fueron cuestionadas en redes sociales pues les señalan que le hacen exigencias a Biden​ pero no le exigen nada al régimen cubano.

Algunos las han tildado de oportunistas para salvar sus negocios:

Meses atrás la compañía de moda independiente de la Isla fue cuestionada por no tomar una postura clara respecto a la represión en la isla, especialmente con el hostigamiento al Movimiento San Isidro.

Los usuarios apuntaron entonces a que sus dueñas se atrevieron a hacer peticiones al expresidente Barack Obama, al senador cubanoamericano Marco Rubio y a la poderosa marca Zara,​ pero no al régimen cubano.

La firma que alcanzó fama mundial con sus irreverentes diseños con frases alegóricas a Cuba, la capital y los códigos más usados por los cubanos también fue acusada de complicidad con la Seguridad del Estado porque su tienda en La Habana Vieja fue utilizada para cargar los móviles de los agentes que asediaron, amenazaron y vigilaron durante varios días al activista Esteban Rodríguez, uno de los huelguistas del Movimiento San Isidro.

El periodista cubano José Raúl Gallego escribió en sus redes sociales: “Hace unos meses cuando Zara les copió un diseño le dijeron: 'Zarita, tienes que parar'. Luego, cuando les cerraron una tienda virtual le dijeron a Marco Rubio: 'Tienes que parar'”. En la Tángana del Parque Trillo algunas personas se aparecieron con pulóveres que decían 'Actually, I'm in el Trillo' y no escuché reclamos. Hace casi veinte días tienen parqueada una patrulla frente a su tienda reprimiendo a Esteban Rodríguez y su esposa y no solo no le han dicho al MININT o a Díaz-Canel que tienen que parar, sino que además prestan su tienda para cargarle los móviles a los represores. Entonces, Clandestina ¿ese es el país que quieren? ¿Ese es en el que sienten que sus negocios pueden florecer sin competencia? ¿Colaboran con el represor, pero no con el reprimido? Dedíquenle unos minutos a pensar cómo eso repercute sobre su marca, en caso de que eso sea lo único que les importe. Recuerden: el estado de cosas actual no va a ser eterno”.

A raíz de la represión contra artistas y activistas del Movimiento San Isidro, ocurrido en el mismo municipio donde está ubicada la tienda, Clandestina publicó un post en sus redes con un cartel con la palabra diálogo, una acción que recibió duras críticas de parte de los usuarios que consideraron que se trataba de un débil pronunciamiento.

“Por favor, no sean cómplices de la dictadura. Hablen con la misma fuerza con la que se pronuncian cuando algo en el exterior les ha afectado. Ustedes no están libres de correr el mismo destino que San Isidro. Aprovechen la posición privilegiada que tienen y ayuden a su pueblo”, les dijo el artista Rubén Mendoza.

El periodista cubano Jorge Carrasco, ganador del premio Gabo, comentó: “¿A qué se refieren? ¿Al asedio y el abuso del estado cubano contra el Movimiento San Isidro y contra Cuba entera? Si van a pronunciase, pronúnciense. Mencionen nombres, escriban las palabras. Dejen la tibieza, que es lo que menos se necesita”.

También la editora y periodista Carla Colomé, de El Estornudo les cuestionó: “¿Diálogo con quién? ¿Entre quiénes? ¿A qué se refieren? ¿Al Movimiento San Isidro? ¿Se refieren al Movimiento San Isidro? Se llama y se dice así: San Isidro. Ya no irse más por los costados. Llamar las cosas por su nombre. No ser confusos. Dejar el centrismo emprendedor. Dejar de querer estar bien con todo el mundo. Dejar de ser el comodín para el escenario político de turno. No se trata de hablar y apuntarse en este giro. Sean serios, no se trata de cumplir la cuota. Qué mal que la gente apele a la ternura y a la poesía para esconder el miedo o para el oportunismo. ¿De qué diálogo están hablando? Es que me perdí”.

Los oficios de la escasez en Cuba (FOTOS)

Un hombre rellena fosforeras en una calle de La Habana. (REUTERS/Desmond Boylan/Archivo)

Rellenador de encendedores, limpiador de calderos o reparador de paraguas y anteojos son oficios que perviven en Cuba, donde por la escasez crónica y el desabastecimiento, reponer lo que se gasta o se rompe no es una opción.

Omnipresentes en cualquier calle de la isla, unos pregonan sus servicios de cuadra en cuadra en bicicleta o carrito y otros sacan el taller a la puerta de su casa, pero todos tienen algo en común: la clientela no les falta, porque en la isla no se tira nada.

Luis García tiene 59 años. Desde hace quince se dedica a limpiar y devolver su esplendor a calderos, ollas y sartenes tan ennegrecidos y cubiertos de capas y capas de residuos que en cualquier otro país habrían ido directos al vertedero.

Zapatero, un oficio muy recurrido en Cuba, donde un par de zapatos puede ser un lujo. (REUTERS/Desmond Boylan/Archivo)
Zapatero, un oficio muy recurrido en Cuba, donde un par de zapatos puede ser un lujo. (REUTERS/Desmond Boylan/Archivo)

Pero no aquí. En el patio interior de una vieja casa de La Habana Vieja, entre vigas que sujetan precariamente la estructura del edificio y bajo la mirada descarada de un gato, Luis las deja como nuevas a base de fuego, agua y pulidora.

Candela para el "churre"

"Es una manera de luchar, de buscarse la vida honradamente y de ayudar al pueblo que no se puede comprar muchos calderos, la economía no da pa' tanto", cuenta a Efe riendo mientras da "candela" (fuego) a una olla boca abajo para desprender la grasa y suciedad incrustadas tras años de uso. "Para que suelte el churre", acota.

Después del fuego, "el agua fría le da la claridad y de ahí pasa a la máquina donde le damos el pulido, el brillo. Y quedan como nuevas", asegura sobre un proceso que dura una media hora y requiere de enorme destreza para evitar quemaduras por las potentes llamas que salen del fogón.

"Las cosas ya no se hacen como antes", opina sobre el menaje de cocina, que cuanto más nuevo, más riesgo tiene de derretirse sobre los fogones cuando se lo llevan para limpiarlo "porque es un aluminio malo y fino".

El menaje y los enseres del hogar son muy preciados entre los cubanos, y difíciles de conseguir. El progresivo deterioro de las diferentes industrias manufactureras de la isla ha hecho que la producción local esté cada vez más ausente de los estantes de los comercios, reemplazada por productos importados caros y de cuestionable calidad.

La grave crisis que atraviesa Cuba ha agravado el desabastecimiento intermitente que siempre ha sufrido el país caribeño.

La gente espera ser atendida en un taller privado de reparación de electrodomésticos, en La Habana. (Yamil LAGE / AFP)
La gente espera ser atendida en un taller privado de reparación de electrodomésticos, en La Habana. (Yamil LAGE / AFP)

El Estado tiene el monopolio de los comercios y por la escasez de divisas, que ha mermado su capacidad de importar productos, hoy no es capaz de responder a la demanda de un sinfín de artículos cotidianos, desde bombillas hasta paraguas.

Durante años y sobre todo en la última década, el mercado negro ha cubierto estas carencias. Pero en este momento debido a la pandemia del coronavirus hay vigente una severa limitación de vuelos que afecta precisamente a los países a los que habitualmente viajan cientos de cubanos -conocidos como "mulas"- para comprar los productos que revenden en la isla, como México o Panamá.

Las siete vidas de un encendedor

Otro ejemplo clásico de reutilización hasta el infinito son los encendedores o mecheros, llamados en Cuba "fosforeras".

Las manos de Marcel Lescan, de 43 años, siempre están en movimiento. Es el "rellenador de fosforeras" de La Copa, una concurrida zona comercial del barrio de Miramar, en el oeste de La Habana.

Allí tiene Lescan su carrito, en el que trabaja resguardado por un parasol y ofrece servicios que van de los 5 a los 25 pesos (entre 20 centavos y un dólar) e incluyen el rellenado de gas, cambio de la piedra o diferentes arreglos del mecanismo.

Un encendedor en Cuba puede tener muchas vidas. (REUTERS/Desmond Boylan/Archivo)
Un encendedor en Cuba puede tener muchas vidas. (REUTERS/Desmond Boylan/Archivo)

"Para estas cosas hay que nacer. Ahora yo pongo un ingeniero mecánico aquí y él no me hace todas estas cosas, ni sabe por dónde se va el gas, yo de solo ver y tocar la 'fosforera' sé lo que tiene", asegura este profesional mientras se fuma un cigarrillo sin que parezca preocuparle la posibilidad de salir volando por la cercanía de los envases de gas líquido desplegados en su mesa.

Su encargo más habitual es rellenar o reparar los clásicos encendedores no reutilizables, una tarea que él, por supuesto, realiza sin problemas.

Y como estos, un sinfín de artículos que en otros lugares son desechados cuando se rompen, en Cuba reciben una segunda oportunidad.

Entre ellos están los preciados paraguas o sombrillas, que en la isla se usan todo el año ya sea para protegerse de la lluvia tropical o amortiguar los rayos del despiadado sol caribeño.

Una mujer trabaja en su taller de reparación de espejuelos, a la entrada d esu vivienda, en La Habana. (REUTERS/Desmond Boylan/Archivo)
Una mujer trabaja en su taller de reparación de espejuelos, a la entrada d esu vivienda, en La Habana. (REUTERS/Desmond Boylan/Archivo)

También los "espejueleros", que reparan con destreza las monturas de las lentes. En tiempos normales las monturas y cristales graduados son una de las cosas que los emigrados envían para ayudar a sus familiares en Cuba, pero la limitación de los vuelos también ha afectado a esos "paqueticos" con productos básicos.

O los reparadores de muelles de colchones, sin olvidar los muchos otros negocios en los que un cartel proclama que "se arregla de todo".

Seguridad del Estado se ensaña con una familia de ganaderos en Jovellanos (VIDEO)

El ganadero Andy Amaro.

El joven ganadero Andy Amaro Cruz, criador de ganado mayor y caprino en el municipio de Jovellanos, en la provincia de Matanzas, fue citado a la oficina municipal del Ministerio de la Agricultura.

Allí, un funcionario le dio un ultimátum de 72 horas para que sacara los chivos de su finca o, de lo contrario, perdería la licencia para operar las tierras que obtuvo en usufructo, cuenta Amaro Cruz quien a sus 23 años ya es un exitoso productor de carne y leche.

La cría de chivos del ganadero Andy Amaro.
La cría de chivos del ganadero Andy Amaro.

“La situación que tengo aquí es que me están haciendo atentados en la finca, me rompen las cercas varias veces por semana en horario nocturno y me están cortando las mangueras del agua. Entonces al contarme las cercas, los animales se escapan, y el funcionario de la delegación municipal de la agricultura me amenazó que si en ese tiempo yo no sacaba la cría de chivos, él, junto al delegado provincial de la Agricultura, Luis Ricardo Menéndez Chapelín, vendrían para decomisarme los animales, me intervendrían la tierra y cerrarían mi contrato”, denunció Andy.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:13 0:00

La Liga de Campesinos Independientes de Cuba, en un video publicado este jueves alertó que sobre este caso pesa la mano de la Seguridad del Estado.

“Están tocando un punto sensible por un problema ideológico, que es la alimentación del pueblo, la leche de los niños y los ancianos, y detrás de todo esto está la mano de la policía política”, afirmó Esteban Ajete Abascal.

La liga de campesinos le ofreció asistencia legal al emprendedor que cumple puntualmente con la entrega de sus producciones al Estado.

Liga de Campesinos Independientes de Cuba denuncia el caso de Andy Amaro Cruz
please wait

No media source currently available

0:00 0:08:27 0:00

Desde el poblado de Perico, también en Matanzas, el exprisionero del grupo de los 75, Félix Navarro, que dirige el Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, llamó la atención sobre el hecho de que el joven está pagando el castigo de ser hijo de un opositor al régimen.

Su padre, el preso político Iván Amaro Hidalgo, quien es miembro del partido que dirige Navarro está cumpliendo ocho años de prisión.

Amaro Hidalgo fue detenido el 13 de agosto de 2016 por usar una camiseta con la consigna “Democracia Sí, Dictadura No” y “Abajo quien tú sabes”, el día en que Fidel Castro cumplía 90 años.

Por su osadía fue condenado a tres años de prisión por el delito de “Atentado”, y ya cumpliendo le sumaron tres años más por negarse a trabajar. Actualmente se encuentra en la cárcel de Canaleta.

Amaro Hidalgo, con su esposa y dos de sus hijos en la prisión de Canaleta. Foto Cortesía de Disneidis Ortiz.
Amaro Hidalgo, con su esposa y dos de sus hijos en la prisión de Canaleta. Foto Cortesía de Disneidis Ortiz.

“La motivación es acabar con el sustento de aquellos que tienen un pensamiento diferente a la ideología de este grupo de personas que han asumido el poder en Cuba desde el año 1959”, concluyó Navarro.

El joven usufructuario denunció que este acoso y vandalismo por órdenes de la Seguridad del Estado lo está sufriendo desde que su padre fue encarcelado.

Andy Amaro en su finca.
Andy Amaro en su finca.


Andy se reconoce como uno de los mejores productores de la zona y tiene una respuesta para las amenazas de las autoridades: “Esperar que ellos vengan, esos chivos llevan en la finca 15 años y no los voy a entregar, ni me los voy a comer, no voy a ceder ante ninguna amenaza de ellos, aquí los voy a estar esperando”.

En los últimos meses, tres usufructuarios por órdenes de la Seguridad del Estado han perdido sus parcelas de tierra y lo invertido en ellas, por razones políticas. Se trata de los activistas Ibar González, Daniel Alfaro y el periodista independiente habanero Enrique Díaz.

Meliá deja de operar tres hoteles en Cuba y Bankia abandona definitivamente su negocio financiero

El hotel Meliá Cayo Guillermo, azotado por Irma entre el 8 y el 10 de septiembre de 2017, reabrirá el 20 de octubre.

Las importantes compañías españolas Meliá y Bankia anunciaron la reducción y cierre de sus operaciones en Cuba, respectivamente.

Meliá dejó de operar tres hoteles en la isla, mientras Bankia liquidó definitivamente su negocio financiero en La Habana, según confirmaron ambas compañías a Radio Televisión Martí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:23 0:00


Estos movimientos se interpretan en el mercado como muestra del desinterés de los inversores españoles por la situación en Cuba.

"Consideran muy poco atractivo el mercado en Cuba, y que carece de sentido generar una actividad empresarial de inversión en el país que no revierte garantías o seguridad de rentabilidad", considera el abogado hispano-cubano Ernesto Gutiérrez Tamargo.

Bankia —el cuarto banco de España por volumen de activos— informó a sus accionistas la liquidación de su parte en la Corporación Financiera Habana. Sus operaciones comenzaron en 1998, convirtiéndose en la primera empresa mixta de carácter financiero, con capital español, que operaba en la isla. Sin embargo, nunca llegó a desarrollar completamente su proyecto, como explica el diario económico Expansión.

Según la información facilitada por Meliá, la desafiliación se produjo en los hoteles Meliá Cayo Guillermo, Sol Cayo Guillermo y Sol Cayo Largo.

"Se decidió de mutuo acuerdo por las partes dejar de operar como gestores estos establecimientos, hasta que se implementen las reformas necesarias para su adecuación a los estándares de nuestras marcas", indicó un portavoz de la multinacional turística.

"Meliá y Bankia son dos empresas de un tamaño significativo, ambas cotizadas en el IBEX-35 de la Bolsa de Madrid. Ambas desinvierten en Cuba como fórmula técnica para dejar de entrar en riesgo", opinó Gutiérrez Tamargo, socio de la firma internacional EJASO-ETL GLOBAL España.

"Farsa", "pesadilla", "atropello": cubanos no paran de criticar el ordenamiento

Policías controlando la población en una cola para conseguir alimentos.

Han pasado solo dos meses del 2021 y los cubanos no han parado de criticar por diferentes vías la denominada tarea de ordenamiento económico impuesta en la isla.

En Twitter, algunos le llaman “farsa”, mientras que una persona a cargo de la cuenta Cuba Bella señaló que “no ha habido nada más criminal en medio de la pandemia", y que "no hay bloqueo que le gane a eso" (en referencia al ordenamiento)".

Cubanos consultados por Radio y Televisión Martí coinciden en señalar que desde su implementación la gente se siente atropellada.

Llueven las críticas en Cuba a la tarea de ordenamiento
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:04 0:00

La periodista independiente Luz Escobar, de 14ymedio, dijo que es una situación que afecta "a nivel sicológico", porque unas tiendas están desabastecidas pero otras con cosas que no puedes comprar, "porque ¿quién tiene dólares aquí?", se pregunta.

Es un tiempo en que muchos cubanos viven como en "una pesadilla", señaló la comunicadora que estableció la comparación con el período especial cuando se mezcló la difícil situación económica con los apagones, la crisis de los balseros y el sufrimiento de las familias.

El técnico Orlando García, residente en Artemisa, dijo que "cuando llegas a tu casa y tus hijos te dicen que tienen hambre y no tienes donde buscar para darle de comer, vas perdiendo los estribos".

García calificó lo que se está viviendo ahora en Cuba de "atropellante”.

Los que tienen familia en el extranjero y les pueden enviar un poquito de dinero a los de aquí "también son estafados, pues se está valorando el dólar a un precio inferior", comentó.

En el llamado periodo especial, en la década del Noventa, “había carencias, pero había dinero, sin embargo, ahora no hay nada”, dijo la activista Anais Penalba, residente en el barrio La Güinera, en La Habana.

En estos momentos, solo hay productos disponibles en las tiendas en Moneda Libre Convertible (MLC), y a la hora de comprar lo poco que venden al pueblo "la gente lo que hace es fajarse en las colas, e incluso hay personas que se conocen de toda la vida y se enemistan por un pedacito de pollo", comentó.

Un sector vulnerable es el de las personas de la tercera edad, que sufren por no tener comida, no tener dinero, y por la precaria situación de sus viviendas, concluyó la activista.

Cargar más

XS
SM
MD
LG