Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Carlos Manuel Álvarez gana Premio Don Quijote de Periodismo; lo dedica a la sociedad civil cubana que busca un cambio

Carlos Manuel Álvarez, periodista independiente y autor. (Foto tomada de Facebook).

El periodista independiente cubano Carlos Manuel Álvarez, editor del portal digital El Estornudo, resultó ganador de la XVII edición del prestigioso Premio Don Quijote de Periodismo con el artículo “Tres niñas cubanas”.

"El premio va dedicado a toda la fuerza de la sociedad civil que está pujando ahora por un cambio democrático, por un cambio cultural de fondo en Cuba y a la prensa independiente, el Movimiento San Isidro, el 27N, ese círculo afectivo y político en el que me reconozco y creo que el premio debe leerse desde ahí", dijo Álvarez en entrevista con Radio Televisión Martí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:48 0:00

Tres niñas cubanas”, que fuera publicado el 20 de febrero de 2020 en El Estornudo, relata la muerte de tres niñas al producirse el derrumbe de un balcón en La Habana Vieja en el momento en que iban camino de sus casas a la salida del colegio.

El autor de La tribu: Retratos de Cuba y Los caídos denuncia en la crónica “la responsabilidad del Estado” por el deterioro de las construcciones de la capital, pone de relieve el “déficit habitacional y los graves problemas de deterioros de viviendas” y narra episodios de las vidas de las tres víctimas y de sus familiares.

Desde La Habana, el artista Julio Llópiz-Casal valoró la obra del escritor nacido en Matanzas en 1989: “Se preocupa porque la palabra sea como una especie de fe y trata de usarla con mucha responsabilidad y con mucho amor".

“Como intelectual le interesa vivir el contexto. Por eso es que puede dejar testimonios tan trascendentes”, declaró Llópiz-Casal, también activista del 27N.

Reconocido como uno de los 39 escritores menores de 40 años más relevantes de Latinoamérica, Álvarez ha publicado en el New York Times, The Washington Post, El País y Al Jazeera, entre otros medios.

El año pasado sufrió interrogatorios y persecución a manos de la policía política, tras formar parte de la conocida protesta del Movimiento San Isidro a finales de noviembre en La Habana Vieja para exigir libertad de expresión y la excarcelación del rapero Denis Solís.

El Premio Don Quijote de Periodismo, creado en 1983, integra el conjunto de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España, está dotado de 9.000 euros y una escultura de Xema Teno. En esta ocasión, contó con la participación de 155 concursantes de veinte países de América Latina.​

[Con reportaje radial de Yolanda Huerga]

Vea todas las noticias de hoy

Mi gente: cubanos por el mundo, con Yuribert Capetillo Hardy, productor de TV y comerciales en Holanda

El cubano Yuribert Capetillo Hardy, productor audiovisual.

Yuribert Capetillo Hardy supo desde una temprana edad que los confines de su isla eran demasiado pequeños para sus aspiraciones.

Nacido y criado en un barrio pobre de La Habana, a menudo era blanco de la brutalidad policial, simplemente por el color de su piel.

"Cuando yo me fui tenía apenas 18-19 años, era muy pobre y no tenía ropa o comida y por vivir en una zona como La Habana Vieja y ser negro, siempre era asediado y maltratado por la Policía Nacional Revolucionaria", manifestó.

Este constante agravamiento del acoso, las punzadas del hambre y la ausencia de oportunidades y libertades, aceleraron sus motores para buscar otros mundos donde su imaginación creativa pudiera florecer, donde pudiera decir lo que pensaba sin temor a represalias y donde fuera libre de tomar sus propias decisiones en lugar de acatar aquellas impuestas por un sistema que dicta dónde lo llevarán sus próximos pasos. La única forma de salir de esta realidad era mirar más allá de las fronteras de lo que llamó su hogar durante casi dos décadas.

A los 19 años de edad conoció a una mujer holandesa en un bar justo debajo del edificio en ruinas donde pasaba sus días. La siguió a Holanda donde comenzó una nueva vida en una tierra extraña y lejana donde comenzaría la próxima etapa de su vida.

"Cuando yo vine a Holanda, yo era prácticamente un niño. Tenía apenas 18 casi 19 años. Pensaba que me las sabía todas pero en realidad tenía muchísimo que aprender. Fue un choque cultural increíble después de haber vivido en Cuba con tantos problemas", afirmó.

Yuribert aprovechó este nuevo mundo para aprender sobre su cultura, sus idiosincrasias, su política y su gente. Se matriculó en la universidad y obtuvo una licenciatura en Economía. Pronto se acostumbró a otro estilo de vida y desafiando una nueva realidad en un país a casi 2.500 km de distancia de su Cuba natal…de ese barrio marginado donde pasaba los días y las noches viendo a su madre trabajar largas horas.

"Tuve una niñez bonita, inocente. Yo era un niño bastante respetuoso debido a la crianza que me dieron en casa. Desde niño podía ver a mi mamá haciendo tabacos para vender a los turistas. Mi mamá trabajaba noches enteras hasta las tres o las cuatro de la mañana con los ojos rojos e inflamados por las toxinas del tabaco. En una jornada hacía 100 ó 150 tabacos".

"El proceso de la adaptación para un cubano en un país como Holanda es increíble y extremadamente complicado. De hecho, no todos los logramos. Hay que estar muy firme con los pies bien puestos sobre la tierra. Cuando uno mira el punto de partida de un cubano que viene de Cuba sin esperanzas con una mano delante y la otra detrás, en un país tan bien organizado socialmente donde todos tenemos una seguridad económica, ya nos hace vencedores".

Años después regresó a la cuna de su niñez pero esta vez como protagonista de una serie televisiva holandesa cuyo enfoque se centraba en que si Yuribert volvería a Cuba si cambiara lo suficiente.

"Me entristeció mucho ver que el 70%-80% de mis conocidos y amigos de La Habana Vieja que eran jóvenes como yo se habrían ido del país o estaban presos. Fue como volver a un lugar conocido donde prácticamente no conoces a nadie".

Pero lo venció...hoy por hoy disfruta de una exitosa carrera en el campo audiovisual, cuenta con una empresa productora de televisión y comerciales y ha ganado premios con sus creaciones. Ha trabajado con la "crème de la crème" de esta industria al colaborar con las grandes de su industria a la talla de National Geographic, BBC y Al Jazeera. También ha dejado su marca en cada uno de los 22 países a donde ha viajado conociendo diferentes culturas lejos de la Cuba donde respiró por primera vez.

Y aunque su pasado siempre está en su mente, espera con ansias el futuro brillante que le espera – el que su madre siempre soñó para él.

"Mi niñez está llena de historietas y recuerdos, pero si hay algo en retrospectivo que me marcó e inspiró a trabajar tan fuerte como lo hago en mi carrera actual, fue ver a mi madre soltando su vida por ganar un par de dólares diarios para poder darme apenas algo de comida. Al llegar a Holanda, empezó mi segundo y más grande maratón que todavía no acaba y que apenas empieza".

Manifestante del 11J, a punto de ir a prisión, busca financiamiento para un disco en libertad (VIDEO)

Abel González Lescay, músico cubano (Tomado de su perfil en Facebook)

El estudiante del Instituto Superior de Arte (ISA), Abel Lescay, sentenciado a seis años de prisión por ofender a un policía durante las protestas populares del 11 de julio, inició una campaña de recogida de fondos para su primer disco en solitario.

“Lo estamos haciendo para grabar un disco que se llama ‘Grillos’, es un disco mío, con canciones mías, pero estamos involucrados un grupo realizando este crowdfunding”, explicó a Radio Televisión Martí, el artista que no ha logrado aún esquivar la cárcel que, como espada de Damocles pende sobre su cabeza.

“Espero la resolución de las autoridades sobre mi caso y sigo trabajando en lo que sé hacer", dijo Lescay, quien aguarda el resultado de la apelación de su sentencia.

En la presentación de la iniciativa instalada en la plataforma Verkami, los promotores indican:

“'Grillos' es música para todas las voces que tejen el presente. Parte de la aceptación del ser humano como elemento de la naturaleza. Perfecto e imperfecto, crea su presente a través del canto conjunto, la resonancia social y la comunicación con el entorno”.

“Es un disco que queremos hacerlo en libertad, queremos que sea música libre, que tenga ese sentimiento del país que queremos y del arte que queremos que se haga en nuestro país” señaló Lescay.

“Esta es la única forma que nos queda para grabar. No hemos podido hacer conciertos, no hemos podido darles camino a estas canciones de otra forma. Por eso estamos llevando a cabo este proyecto a través de Verkami”.

El crowdfunding incluye recompensas según el monto de la donación, que van desde agradecimientos personales, conversaciones con el músico sobre el proceso del disco, envío de ilustraciones que acompañan las canciones, un viaje guiado al río Mamoncillo, el regalo de distintos instrumentos de vientos fabricados por el propio Lescay, entre otros obsequios.

Abel Lescay recoge fondos para grabar su nuevo disco
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:28 0:00

Lescay se inserta en una nueva generación de músicos que combinan la mística y el arte.

“Las canciones de este álbum provienen de esta información, resonando en el subconsciente como hojas de árboles, como reflejos en el río, como la mirada de un lagarto. Guiada por las estrellas, la humanidad se encontrará enredada en un segmento diferente de la vida en cada una de estas canciones”, resaltan.

“El primer canto habla de la pérdida, la ruptura espiritual entre dos humanos, resuelta en el segundo canto con una alianza con la lluvia. Un tercer tema en el que se produce una transformación mística es el centro del disco. Entonces podemos bailar libremente con la cuarta canción. Una canción de auto reconocimiento. Y un llamado a la liberación”, exponen en la página promocional.

Cubanoamericana quedó "sin palabras" tras ganar el Pulitzer con 'Cuba: Una Historia Americana’

La profesora Ada Ferrer, ganadora del Premio Pulitzer de Historia 2022.

La historiadora cubanoamericana Ada Ferrer fue galardonada el lunes con el prestigioso premio Pulitzer, en la categoría de Historia, por su investigación ‘Cuba: Una Historia Americana’.

La profesora de Historia y Estudios Latinoamericanos y Caribeños en la Universidad de Nueva York, donde ha enseñado desde 1995, escribió en sus redes sociales que había quedado "Sin palabras", tras conocer la noticia.


Ferrer, nacida en Cuba y emigrada a Estados Unidos a los 10 meses de nacida, es autora de otras obras, fruto de su trabajo investigativo: 'Insurgent Cuba: Race, Nation, and Revolution, 1868–1898', ganadora del Berkshire Book Premio al mejor primer libro de una mujer en cualquier campo de la historia, y 'Freedom's Mirror: Cuba and Haiti in the Age of Revolution', que ganó el Premio del Libro Frederick Douglass del Centro Gilder Lehrman de la Universidad de Yale.

"Cuba siempre estuvo presente, de una forma u otra. Viajé a la isla por primera vez en 1990, para conocer el lugar donde nací, conocer a mi familia y realizar investigaciones históricas en sus archivos y bibliotecas. He estado volviendo desde entonces. Mis hijas y mi esposo me han acompañado en muchos viajes de investigación. Estuve allí cuando Barack Obama visitó en marzo de 2016. Ese mismo mes, viajé allí con mis padres. Para mi padre, nacido en 1921, fue su primer viaje de regreso a la isla desde su partida en 1962. A nivel muy personal, capto cuán insuficientes son las muchas consignas y convicciones sobre Cuba, sostenidas tanto por la derecha como por la izquierda del espectro político. Ese conocimiento influyó en mi giro hacia la historia y mi deseo de siempre colocar a las personas primero", explica en su biografía.

Con el libro ‘Cuba: Una Historia Americana’, en el que explora las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, ganó el premio al mejor libro de Historia de Los Angeles Times y cuenta con reseñas muy favorables de importantes medios noticiosos estadounidenses e investigadores.

“Ella captura el alcance épico de la historia de la isla de la esclavitud, la producción masiva de azúcar, el colonialismo y la revolución. Pero también muestra cómo Cuba y los Estados Unidos han estado unidos durante tanto tiempo en una cultura compartida, crisis políticas y tragedias", escribió David W. Blight, Universidad de Yale.

“Los héroes de la narrativa de Ada Ferrer son los nacionalistas y reformadores de la isla. . . . [Ella] revela una relación que es más profunda y problemática de lo que parece. . . . Sin embargo, los lectores cerrarán el fascinante libro de Ferrer con una sensación de esperanza. . . . Conmovedor." -El Economista

“Cuba se enfoca en la relación equívoca de los dos países, y la presenta convincentemente como simbiótica. . . . ejemplar . . [lleno de] ideas vivas y prosa lúcida. . . . Siendo igual de severa con los líderes cubanos que con los líderes estadounidenses, la señora Ferrer logra un honroso objetivo: complacer a nadie siendo justa”. -Wall Street Journal

El año pasado la compositora cubana Tania León ganó el Premio Pulitzer de Música por su obra orquestal Stridem inspirada en el movimiento por el sufragio femenino.

La creadora nacida en La Habana y residente en New York, ganó con esta composición de 15 minutos que el jurado de Pulitzer describió como un "viaje musical lleno de sorpresas, con poderosos metales y motivos rítmicos que incorporan las tradiciones musicales negras de los Estados Unidos y el Caribe en un tejido orquestal occidental".

Fallece en Miami el dramaturgo Matías Montes Huidobro

Matías Montes Huidobro es entrevistado por Rolando Morelli.

MIAMI.- Otro intelectual cubano muere en el exilio. El escritor y dramaturgo Matías Montes Huidobro falleció la madrugada del 6 de mayo, en el hospital Kendall de Miami, donde se encontraba internado tras sufrir una embolia. Tenía 91 años. Había nacido en Sagua la Grande el 26 de abril de 1931.

se mantuvo activo y creativo hasta sus últimos días,

El también narrador, poeta, ensayista y profesor emérito de la Universidad de Hawai se mantuvo activo y creativo hasta sus últimos días, especialmente después del fallecimiento el pasado año de su esposa, la intelectual y musa Yara González Montes.

Su extensa obra comenzó a conocerse a finales de los años 50 a través de la narrativa, con el relato El hijo noveno, publicado en la revista Bohemia.

Posteriormente desarrolló una sólida labor como dramaturgo con importantes obras, Los acosados, Gas en los poros, La botija y El tiro por la culata, entre otras. Fue parte del equipo de redacción del periódico Revolución. Salió de Cuba para nunca más regresar en 1961.

Una de sus obras teatrales más memorables es Exilio

Una de sus obras teatrales más memorables es Exilio, estrenada en Miami por el desaparecido Herberto Dumé. Constituye por su esencia una de las piezas más representativas de la realidad cubana. Un texto que cubre tres etapas: el exilio durante la época de Batista, el regreso a la Isla al triunfo de la revolución castrista, y luego, en el tercer acto, el regreso al exilio, al volver a imperar en la Isla la censura y falta de libertad.

La actriz Julie de Grande escribió en Facebook: “Triste noticia la partida de mi querido Matías. Pero no nos deja del todo porque el legado de su fructífera carrera literaria seguirá vivo por mucho tiempo. Fue un privilegio conocerlo y actuar en sus obras. Ya está de nuevo con su querida Yara”.

El dramaturgo José Abreu Felipe se refiere al Matías como un trabajador incansable: “Era incansable, siempre que conversamos me hablaba de lo que estaba escribiendo, siempre grandes proyectos, que requerían mucha investigación, como la serie Cuba detrás del telón o su autobiografía. Su muerte deja un gran vacío, ya no quedan investigadores como él”.

Lesbia de Varona, retirada bibliotecaria de la colección cubana de la Universidad de Miami señala que: “Éramos grandes amigos y ese acercamiento creció en los últimos tiempos tras la pandemia y la muerte de su esposa”. Luego añade: “Yara era la única que podía poner en orden ese remolino de energía que era Matías, un hombre incansable”. La relación entre el dramaturgo y su esposa fue a un mismo tiempo tan profundamente personal como profesional. Yara preparó y publicó el libro, Matías Montes Huidobro, su obsesión por la escritura.

Su legado es invaluable. Dejó ensayos como Persona, vida y máscara en el teatro cubano, así como una serie de varios tomos que denominó Cuba detrás del telón. El resultado de su incansable labor es una impresionante bibliografía que complementó con proyectos como la Editorial Persona, la revista Caribe y Pro Teatro Cubano.

Premio Editorial El Ateje, por su excelencia creadora y su contribución a la literatura cubana.

Recibió importantes reconocimientos como el Premio Café Gijón de Novela, Premio Prometeo. Fue finalista del Premio Planeta. Fue reconocido con los premios René Ariza y el Premio Baco. En enero de este año 2022, recibió uno de los recién instituidos Premio Editorial El Ateje, por su excelencia creadora y su contribución a la literatura cubana. Matías se presentó vía zoom y ofreció un lúcido discurso de agradecimiento.

Vale destacar que Matías trabajaba en dos novelas, según reveló Lesbia de Varona. Una de ellas la había comenzado en Cuba a finales de los años 50 y estaba inconclusa. También trabajó arduamente en sus memorias, que cubrían varios tomos. El primero de ellos lo presentó en el Koubek Center, en marzo del 2020, comenzando la pandemia, lo que constituye, quizás, su último acto en persona como escritor.


La dramaturga Marcia Arencibia, que recientemente adaptó a teatro el relato Ratas en la Isla, estuvo cerca de Matías en el último año: “A Matías le gustaba la vida y le tenía mucho miedo a la muerte, porque tenía mucho que escribir, decía. Trabajaba casi toda la madrugada y lo entusiasmaba estar creando constantemente”, apunta.

Otros libros de Matías, fundamentalmente de teatro son, La Madre y la Guillotina, La navaja de Olofé, Su cara mitad, Tirando las cartas y Un objeto de deseo, sobre la figura de José Martí.

Otro amigo del desaparecido dramaturgo ha sido el escritor y editor Rolando Morelli, que recientemente publicó un número de la serie Dossier dedicado a Matías Montes Huidobro. “Matías deja un gran vacío. Su obra ha sido esencial y ha resaltado la cubanía a lo largo de su extensa y fructífera carrera como todo lo que fue, profesor, escritor, dramaturgo, ensayista y un gran amigo”.

Que descanse en paz el gran Matías Montes Huidobro.

Artículo publicado originalmente en el Diario Las Américas el 6 de mayo del 2022.

Lynn Cruz gana Premio Franz Kafka de InCubadora con su “Crónica azul”

Actriz cubana Lynn Cruz. Foto tomada de Facebook

La actriz y escritora cubana Lynn Cruz resultó ganadora del Premio Franz Kafka de Ensayo/ Testimonio 2022 que concede la plataforma cultural independiente InCubadora.

“Este es el primer premio que otorgamos en estos géneros. Ya teníamos el de novela, pero este se estrenó este año”, precisó el intelectual Carlos Alberto Aguilera, coordinador de InCubadora que junto a la Biblioteca-Samizdat Libri Prohibiti, patrocinan el galardón.

“Crónica azul”, que narra las vicisitudes e interioridades del proceso de rodaje y exhibición de la película que protagoniza, “Corazón Azul” de Miguel Coyula, comenzará a circular en formatos papel y ebook en la segunda mitad de este año.

“Estoy muy feliz con este premio. Gracias, ante todo, al jurado, a InCubadora y a Carlos Aguilera por ese espacio para la escritura libre. Y, bueno, esta es la posibilidad de hacer el libro, tenerlo físicamente, porque el verlo ya en físico, o sea, tenerlo y ver la estructura del libro, todo corrido, es lo más especial” aseguró, a Radio Televisión Martí, la autora laureada.

El jurado, compuesto por Idalia Morejón, Abel Sierra y Henry Eric Hernández, decidió distinguir Crónica azul “por ser un libro de memoria casi cinemática y estar compuesto por varios textos que reconstruyen “todo un campo de tensiones culturales y políticas del postcomunismo cubano, sin recurrir al panfleto y la victimización”.

Cruz ha sido reconocida en importantes certámenes del mundo del cine, pero por sus manifestaciones críticas está censurada en Cuba desde 2018, e impedida de ejercer su profesión de actriz dentro de las instituciones cubanas.

Cargar más

XS
SM
MD
LG