Enlaces de accesibilidad

Deportes

El boxeo cubano y la división welter

Yordenis Ugás (i) contra el francés Daouda Sow durante la semifinal de boxeo de los Juegos Olímpicos 2008 en China.

Después de casi 45 años de ausencia, la corona de los pesos welter regresa a manos cubanas.

El santiaguero Yordenis Ugás con una excelente actuación el domingo en la noche derrotó al boxeador estadounidense Abel Ramos.

Con esta victoria se convirtió en el primer representante cubano en obtener el cetro de las 147 libras desde que José “Mantequilla” Nápoles lo perdiera en diciembre 6 de 1975.

A través de la historia boxística de Cuba, la categoría welter fue el estandarte del deporte.

Comenzando con el camagueyano Gerardo González, mundialmente reconocido como “Kid Gavilán”, el galardón de los 67 kilogramos fue propiedad cubana el 18 de mayo de 1951.

En esa fecha Gavilán venció al campeón Johnny Bratton en una decisión unánime en 15 asaltos.

Su reino duró hasta el 20 de octubre de 1954, cuando fue destronado por Johnny Saxton, habiéndolo defendido exitosamente en siete ocasiones.

A raíz de que el profesionalismo fuera abolido por la tiranía castrista y la cantera pugilística tuviera que marcharse de la isla, dicha clasificación continuó siendo bien representada por los caribeños.

El 27 de mayo de 1960 el oriundo de Santa Clara, Benny “Kid” Paret, apareció en escena arrebatándole el título al campeón Don Jordan con una decisión unánime en 15 rounds. El pleito se llevó a cabo en la ciudad de Las Vegas.

Después que defendió exitosamente la corona frente al estadounidense Luis Federico Thompson, Paret comenzó una trilogía de encuentros frente al virgenense Emile Griffith que eventualmente le costó su vida.

La primera fue una batalla de “golpe por golpe” donde Griffith lo noqueó en 13 episodios.

En el segundo enfrentamiento Paret recupera la corona llevándose una decisión dividida en el majestuoso Madison Square Garden de la ciudad de Nueva York.

Finalmente el tercer encuentro resultó ser el último en la existencia del gladiador cubano.

También realizado en la ciudad de los rascacielos, este culminó con un brutal nocaut en el 12 asalto. La paliza dejo al “Kid” en una coma que le arrebató la vida diez días mas tarde.

Dos años después, 21 de marzo de 1963, otro camagueyano, en esta ocasión Luis Manuel Rodríguez apodado El Feo, se convirtió en el tercer nativo de La Mayor de las Antillas en titularse en las 147 libras.

El pleito fue celebrado en el estadio de béisbol de Los Dodgers de Los Angeles. El resultado fue una decisión unánime frente a un rival que se había ganado el desprecio del público cubano. Su nombre, Emile Griffith.

A pesar de haber sido seleccionado uno de los mejores boxeadores de la década del ’60 y principio de los ‘70, Luis Manuel perdió su título tres meses mas tarde y jamás pudo recuperarlo.

El cuarto monarca de la división welter es el santiaguero José “Mantequilla” Nápoles.

Tras haberse convertido en uno de los mas dominantes boxeadores de su época, Mantequilla no lograba recibir la oportunidad de una pelea de campeonato.

Al fin, el 18 de abril del 1969 el estadounidense Curtis Cokes claudica su reino debido a la golpiza recibida de manos del cubano, que no le permite salir a pelear en el 14 episodio.

Nápoles defendió su título dos veces en el año 1969. Primero ante Cokes el 29 de junio y el 17 de octubre frente al aborrecido Emile Griffith.

El año 1970 comenzó con su tercera exitosa defensa del cinturón, noqueando técnicamente en 15 asaltos al estadounidense Ernie Lopez el 14 de febrero. Entonces en una pelea bastante controversial el 3 de diciembre, Billy Backus le arrebata la faja cuando el encuentro es detenido por el sangramiento de la ceja izquierda. Dicha cortada es a causa de un cabezazo ilegal que nunca fue contado.

El 4 de junio de 1971 Mantequilla recupera su corona en el afamado Forum de Los Angeles y en presencia de uno de sus seguidores, el legendario Sugar Ray Robinson. Esa noche en la revancha contra Backus sale victorioso después de propinarle una golpiza que obligó al árbitro a detener la pelea.

Nápoles hizo una estela de diez defensas a través de EEUU, México, Inglaterra, Francia y Canadá.

Nunca esquivó a sus contrincantes, dándole a todos la oportunidad que otros le negaron a él.

Como habrán concluido, la categoría welter ha estado bien representada por los cubanos y ahora le corresponde a Yordenis continuar el legado de Gavilán, Paret, Luis Manuel y Mantequilla.

Vea todas las noticias de hoy

El martes 29 arrancan los “momentos sublimes” de la pelota

Estadio de Béisbol en Williamsport, Pennsylvania. (Archivo)

Para muchos aficionados de nuestro pasatiempo nacional en Cuba estos 60 partidos jugados en menos de 70 días, pasaron volando. En una abrir y cerrar de ojos comenzó y terminó la temporada regular del béisbol de las grandes ligas y ya estamos listos para el otro experimento que nos ha traído el Coronavirus este año, dicho experimento se llama: LA POSTEMPORADA 2020 de MLB.

Es verdad que estos son los momentos “sublimes de la pelota” pero también son el producto de un deporte que ha tenido que ajustarse, más que ningún otro deporte, a las secuelas del Covid-19.

Tenemos un formato nuevo y nunca visto en toda la historia de la pelota profesional norteamericana. 16 clubes han clasificado a los playoffs, 8 por cada liga y hemos añadido más de una veintena de partidos adicionales al calendario de postemporada. Eso es lo bueno, ahora viene lo malo.

De los 30 clubes que componen el Béisbol de las Grandes Ligas 16 de ellos, más de la mitad, clasifican a las eliminatorias.

También por primera vez en la historia de nuestro pasatiempo nacional clubes con promedio negativo han clasificado a la máxima fiesta de octubre y eso es algo que, hasta ahora, había ocurrido en otros deportes deportes norteamericanos pero nunca en la MLB.

Los Astros de Houston, donde milita el cubano Yuli Gurriel, está en la postemporada sin merecérselo, decimos esto pues terminaron la campaña regular con 29 victorias y 31 derrotas, o sea con promedio negativo. Lo mismísimo ocurrió con los Cerveceros de Milwaukee 29-31, ni siquiera pudieron llegar el mediocre récord de los .500.

Porqué es esto un ojo negro para la pelota? pues muy sencillo, MLB siempre, por lo menos hasta hace una semana, había visto los playoffs como una recompensa que se la ganan los equipos con los mejores récords durante la temporada regular. Pues ahora resulta que cualquier arrastrado puede llegar a las eliminatorias con más derrotas que victorias. Algo que ha ocurrido en el baloncesto profesional de la NBA, el football americano de la NFL, el Hockey sobre Hielo de la NHL y hasta el balompié de la MLS. Pero nunca había ocurrido en la MLB.

Es más, en un artículo publicado en esta misma página web hace 2 meses yo advertí que pudiera pasar lo impensable en la pelota y que íbamos a tener clubes en los playoffs con promedio mediocres, inclusive, con promedio negativo. Pues dicho y hecho.

De cualquier manera MLB se ve en una situación difícil y sabe que la radio y televisión pagan mucho más en derechos de transmisión por los juegos de postemporada que los de la campaña regular. Y la necesidad de recaudar dinero fue una de las razones que condujo a MLB y al sindicato de peloteros a expander las eliminatorias.

A continuación las series de la primera ronda de la postemporada del MLB. Recuerden hay que ganar dos partidos para avanzar a la segunda ronda que son las series divisionales. Juegan los mejores clasificados contra los más flojos: 1vs8; 2vs7; 3vs6 y 4vs5.

CORTESÍA SPORTINGNEWS.COM

MLB playoff bracket 2020

National League

• Dodgers (1) vs. Brewers (8)

• Braves (2) vs. Reds (7)

• Cubs (3) vs. Marlins (6)

• Padres (4) vs. Cardinals (5)

American League

• Rays (1) vs. Blue Jays (8)

• Athletics (2) vs. White Sox (7)

• Twins (3) vs. Astros (6)

• Cleveland (4) vs. Yankees (5)

No se pierdan la postemporada completa de MLB en su resumen deportivo AL DURO Y SIN GUANTES, de 7a 8 pm y en su repetición a la medianoche por las ondas radiales de Radio Marti y en nuestra página digital radiotelevisión.com.

Temporada 2020 en MLB: el año del asterisco

Juego entre los Gigantes de San Francisco y los Padres de San Diego.

El pasatiempo nacional estadounidense, más conocido como béisbol, es probablemente el ejemplo más vivo de como el deporte ha sufrido por causa del COVID-19.

Una temporada que debería de haber comenzado el primero de abril nunca tuvo un plan definido. Desde el principio jamás existió una decisión unánime, ni siquiera mayoritaria, que dirigiera lo que sería la edición del 2020.

Batallas entre los dueños de equipos y el sindicato de jugadores era la actividad que predominaba. Las diferencias iban desde que cantidad de partidos se jugarían hasta cuantos jugadores llevarían en el roster.

¿Cuál fue el resultado de tanta discordia?

Que cuando finalmente se dio la voz de “Play Ball”, más de la mitad de una campaña regular se había perdido y anunciaron que en la temporada del 2020 solo se realizarían 60 encuentros.

temporada que debería de haber comenzado el primero de abril nunca tuvo un plan definido ...


En adición a todo lo anterior, el amante del deporte de las bolas y los strikes, ha tenido que soportar cambios implementados por las Grandes Ligas (MLB) para tratar de llegar a la cifra acordada. Los ejemplos más notables son; los de reducir las jornadas de doble juego a 7 entradas por partido. La otra regla controversial es la de comenzar los extra innings con un corredor en segunda base sin outs.

Para poner esto en perspectiva; en una doble cartelera, si alguno de los dos juegos termina empatado en el séptimo capítulo, el octavo comenzaría con un corredor en segunda sin outs. Peor aún, ese corredor, si no es un emergente, es el último out del episodio anterior.

Todos estos cambios e implementaciones de reglas, sumados a la reducida cantidad de partidos solo logran alejar del diamante al verdadero fanático.

Una sugerencia a Las Grandes Ligas. Si quieren minimizar el daño causado hasta el momento, no deberían de entregar ningún premio individual.

¿Cómo se puede recompensar a un lanzador con el Trofeo Cy Young con 8 victorias y menos de 90 entradas lanzadas?¿En realidad se le puede llamar campeón de bateo a un pelotero con menos de 250 turnos en el plato?

Son tantas las categorías ofensivas y defensivas que comparadas con una temporada regular lucirían ridículas.

¿Dónde está la integridad de un deporte que proclama a los cuatro vientos su pureza y tradición?

¿En realidad se le puede llamar campeón de bateo a un pelotero con menos de 250 turnos en el plato? ...


Recordemos que, por años, los jerarcas del béisbol, obligaron a poner un asterisco al lado del nombre de Roger Maris porque este había pegado un jonrón más que Babe Ruth; pero lo había logrado en ocho juegos extra. El nombrar a los líderes de todas las categorías como “Campeón de” es una farsa.

Igualar la actuación de un pelotero que solamente juega 60 partidos a uno que lo logra en 140 o 162 es simplemente “inflar un globo”.

Las proezas de Ted Williams, Babe Ruth, Bob Gibson, Ichiro Suzuki, Nolan Ryan y muchas otras figuras legendarias, corren el peligro de ser “aguadas”.

Sin duda alguna que, para el béisbol de Grandes Ligas, el 2020 es y será el “Año del Asterisco”.

Fallece en México joven futbolista cubano víctima de un crimen

Alessandro Amador, futbolista cubano

El joven futbolista cubano Alessandro Amador Triana fue hallado muerto en México, y las evidencias indican que fue víctima de un crimen.

El jugador de Arroceros de Cuautla de la Liga Premier de México fue encontrado sin vida en un canal de riego.

El diario local Récord informa que el futbolista de 21 años estaba reportado como desaparecido.

Al parecer, Alessandro Amador Triana habría sido víctima de un crimen, pues "tenía diversos golpes en el rostro, pecho y abdomen".

"La ola de violencia que vive nuestro país alcanzó al balompié mexicano", informó Marca.com.

Dicho medio también reporta que Alessandro Amador vivía con su esposa en la Ciudad de México y había sido jugador del Sporting Canamy la temporada pasada.

Dorticós no pudo cumplir su sueño ante letón Briedis

Folleto de la pelea Dorticós - Briedis, el 26 de septiembre de 2020.

La ciudad alemana de Múnich ha sido escenario de la proclamación de varios púgiles cubanos a nivel amateur, entre ellos coronas olímpicas para Emilio Correa y Teófilo Stevenson y metales dorados en campeonatos mundiales de Pablo Romero, Adolfo Horta y otros más.

Este sábado 26 de septiembre el peleador Yunier Dorticós trató de convertirse en el primer púgil profesional cubano en conservar la faja de la Federación International de Boxeo (FIB) a nivel profesional y primer peleador de la mayor isla de las Antillas en ganar el Trofeo Mohammed Alí en la segunda versión de la Súper Serie Mundial en el peso crucero (200 libras).

Su sueño se quedó en Múnich. No tuvo ese empuje como en otras peleas, no combinó bien con sus derechas rectas y ganchos.

Pese a que llegó bien preparado físicamente a Alemania, aparentemente el plan técnico táctico orientado por su entrenador Peter Roque no se cumplió como debió hacerse al pie de la letra. En ocasiones Roque le gritó demasiado desde su esquina, algo que puede confundir al púgil.

Los consejos al boxeador lo debe transmitir el entrenador en el minuto de descanso en cada round. De ahí el boxeador sabe el plan técnico-táctico para cada asalto, que en ocasiones varía de un round a otro dependiendo de su rival.

Las tácticas de Dorticós y su esquina fallaron en varios asaltos, de ahí la derrota del peleador de Cienfuegos y La Habana.

Estas peleas grandes hay que ganarlas convenciendo a los tres jueces, conectar más y recibir menos. Si ocurre lo contrario, el éxito queda en el camino.

La pelea entre Dorticós (24-2-22 KO) y el letón Mairis Briedis (27-1-19 KO) se fue a las boletas de los jueces tras los 12 rounds disputados en el ring portátil instalado en Plazamedia Broadcasting Center, en Múnich, Alemania, la tierra del Bayer.

Briedis, más lento que Dorticós, supo golpear con precisión en los descuidos defensivos del cubano.

La pelea fue una decisión muy cerrada. Dos oficiales se fueron por Briedis 117-111, mientras que el otro juez le otorgó 6 asaltos a cada uno de los boxeadores, 114-114.

De esa forma Briedis ganó la segunda edición de la Súper Serie Mundial en el peso crucero, además de arrebatarle al cubano el fajín de la FIB. Briedis ganó dos millones de dólares, por un millón de Dorticós.

Dorticós, con 34 años de edad, aún no está para el retiro. Para venideras peleas grandes tiene que cumplir al pie de la letra sus planes en cada uno de los 12 rounds.

Tanto Briedis como Dorticós habían perdido en las semi finales de la primera versión de la Súper Serie Mundial.

El letón fue superado por el ucraniano Oleksndr Usyk, mientras que el cubano sucumbió ante el ruso Murat Gassiev.

Como muchos opinan, en la primera edición Dorticós fue tercero, ahora segundo. La próxima vez será campeón. Hay que volver a soñar. Hay que ser optimistas y creer en el talento del peso crucero cubano. Seguiremos soñando.

Cubano Dorticós por la gloria en Múnich, Alemania

Yunier Dorticós, pugilista cubano

El monarca de la Federación International de Boxeo en el peso crucero (200 libras) Yunier Dorticós lleva unos días relajados, descansados y con la mente puesta en Múnich, Alemania.

Su gran meta: La Gloria. Esa gloria deseada por cualquier púgil, de conquistar el cielo con los puños, a base de inteligencia, pegada, agresividad, técnica y una mente puesta en el éxito.

Dorticós tiene para figurar en las 200 libras como el mejor boxeador profesional a nivel global. Su entrenador Peter Roque, un viejo zorro de la escuela cubana de boxeo, sabe del talento y calidad de su discípulo Dorticós, quien nació en Cienfuegos y se hizo púgil amateur en La Habana.

Su mente, su cuerpo, su preparación , lo pudieran llevar a conquista el preciado galardón en la Súper Serie Mundial de Boxeo, que entregará el premio Muhammad Ali de más de un millón de dólares .

La gran final de ese evento será entre Dorticós (24-1-22 KO) y el letón Mairis Briedis (26-1-19 KO) quienes pelearán este sábado 26 de septiembre en la Plazamedia Broadcasting Center, en Múnich, Alemania y que organizará la compañía Sauerland Event.

El pronóstico es difícil si tenemos en cuenta que será un choque de trenes de dos pesos cruceros con mucha pegada.

Dorticós debe realizar un plan de pelea con mucha técnica, desplazarse rápido a ambos lados del ring y tratar de desembarcar su derecha larga al mentón de Briedis, de menos estatura que el cubano.

Para Dorticós realizar la pelea en la corta distancia será un peligro, por las extremidades más cortas de Briedis, acostumbrado a castigar a sus rivales con ganchos y swing arriba.

El boxeo ortodoxo de Dorticós pudiera imponerse incluso a la distancia de 12 rounds. Tendrá que realizar mejor pelea que las que sostuvo con Andrew Tabiti y Dmitry Kudryashov, a quienes castigó fuerte por arriba y a quienes venció por la vía rápida.

Dorticós es el tercer cubano en toda la historia profesional en ser campeón mundial en las 200 libras.

Los otros dos monarcas universales en el peso crucero fueron Juan Carlos Gómez, de Artemisa y el vueltabajero Yoan Pablo Hernández.

En cuestión de horas esperamos ver al primer boxeador cubano que gane una Super Serie Mundial y con ello el tan prestigioso trofeo “Muhammad Ali”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG