Enlaces de accesibilidad

Cuba

La "peor secuela" de Congreso del PCC: la marcha atrás a las reformas agrícolas

VII Congreso del Partido Comunista de Cuba

Vuelta al ineficiente sistema de Acopio y tope de los precios depararán más escasez en 2016, asegura el oficialista Pavel Vidal. Carestía de los alimentos no es culpa de los intermediarios, sino de menos oferta, más demanda y trabas a la producción.

"Todos los hombres pueden caer en un error; pero sólo los necios perseveran en él". La reflexión se atribuye a Cicerón. El economista cubano Pavel Vidal califica en un artículo de “peligroso”, el repliegue de las reformas en la agricultura cubana y estima que “la peor secuela” para ese sector del reciente VII Congreso del Partido Comunista de Cuba sería la decisión de frenar el experimento en la comercialización agrícola en las provincias de La Habana, Artemisa y Mayabeque, y retomar el desacreditado mecanismo del acopio estatal y el tope de los precios.

En su trabajo publicado en el sitio “Cuba Posible” el experto, que ha encabezado junto con el recién sancionado Omar Everleny Pérez la crítica económica de las reformas raulistas desde el oficialismo, señala que el obvio repunte en los precios de los alimentos a lo largo de 2015 “motivó un grupo de reacciones culpando a las reformas de mercado introducidas en tales provincias”.

​Pero Vidal considera contraproducentes las medidas implementadas casi inmediatamente después del congreso comunista: “De hecho, a partir del reforzamiento del sistema de Acopio y la colocación de topes a los precios, no se puede esperar otra cosa durante el año 2016 que más escasez en los mercados agropecuarios e incremento de las importaciones de alimentos”.

La vuelta al sistema de Acopio y el tope de los precios traerá más escasez de productos del agro en 2016.
La vuelta al sistema de Acopio y el tope de los precios traerá más escasez de productos del agro en 2016.

El autor recuerda que en el experimento que comenzó en 2013 para las citadas provincias “se iba desmantelando el sistema de comercialización centralizado, regido por la empresa estatal conocida como Acopio, y en su lugar, se ponían en práctica los nuevos mercados mayoristas, donde operaban trabajadores por cuenta propia y cooperativas como intermediadores-comercializadores, y los precios se ajustaban de acuerdo a la oferta y a la demanda".

Observa que, sin embargo, “en el imaginario popular existe la impresión de que los intermediarios privados en la agricultura, controlan los precios y forman oligopolios”, una tesis “alimentada por la prensa estatal y que también salió a relucir en el VII Congreso del PCC”. (Poco después de concluido ese evento el gobierno decretó el tope de los precios en todas las formas de comercialización de productos del agro menos los mercados de oferta y demanda)

El economista cubano Pavel Vidal en Washington D.C.
El economista cubano Pavel Vidal en Washington D.C.

El economista, que se desempeña actualmente como profesor de la Universidad Javeriana en Colombia, explica por qué la atribución del incremento de los precios a los intermediarios es un espejismo:

“Por el lado de la oferta, la agricultura cubana sufrió (en 2015) un evento de sequía generalizada, lo que limitó la capacidad productiva de un grupo importante de alimentos”.

“En 2015 también tuvo lugar en Cuba una expansión de la demanda de alimentos. Aumentó en dos dígitos el crecimiento de la llegada de turistas, lo que se unió a la multiplicación de los (restaurantes) paladares y al incremento del salario nominal promedio en el sector público. ¿Qué se esperaba que sucediese frente a esta situación? Pues dos cosas: que aumenten los precios y que aumente la producción”.

Interior de "La guarida", una de las paladares más famosas de Cuba.
Interior de "La guarida", una de las paladares más famosas de Cuba.

“Para que aumente la producción, los productores tienen que verse incentivados por el incremento de los precios (...). Todo depende entonces si la producción tiene capacidad potencial de atender los nuevos requerimientos de la demanda”.

Los mencionados factores, afirma Vidal, “fueron los responsables del incremento de los precios, y no los intermediarios”.

Regreso al error

El autor, que en una entrevista en 2011 con la publicación católica Espacio Laical abogaba por la eliminación del monopolio estatal de Acopio, lamenta el retorno a la "ya comprobada ineficiente estructura (…), caracterizada por un limitado espectro de productos a contratar, pérdidas de parte de las cosechas por incumplimientos en la recogida, deterioro de la calidad de los productos y grandes deudas con los campesinos y cooperativistas". "¿Quién puede asegurar y con cuáles argumentos que estos problemas no se repetirán?”, se pregunta Vidal.

Aunque el Estado ha distribuido 1,7 millones de hectáreas de tierras ociosas en usufructo, todavía retiene la mayor parte de las tierras de cultivo de Cuba.
Aunque el Estado ha distribuido 1,7 millones de hectáreas de tierras ociosas en usufructo, todavía retiene la mayor parte de las tierras de cultivo de Cuba.

Agrega que la agricultura es el sector de la economía priorizado con mayores transformaciones, principalmente la entrega de tierras ociosas en usufructo desde 2008 a productores agrícolas individuales y cooperativos. Recuerda que en 2012 se elevó el máximo de tierras por productor de 40 a 67 hectáreas, se dieron más facilidades para la obtención de algunos insumos, y la posibilidad de construir viviendas e infraestructura en las tierras entregadas.

También se abrieron desde los bancos estatales el crédito y los servicios micro-financieros para los usufructuarios, y se autorizó que las cooperativas agrícolas y los campesinos privados pudieran vender directamente a los hoteles y entidades turísticas estatales.

Sin embargo, “el crecimiento promedio anual del sector agropecuario cubano del año 2008 hasta el año 2014, según las cuentas nacionales de la ONEI, ha sido de apenas un 0,9 por ciento”.

Vidal cree que el ritmo de las reformas en el sector privado agropecuario debería ser más rápido, y apunta que “Vietnam, país referenciado en el Informe Central del VII Congreso, es un ejemplo donde las reformas de mercado resultaron favorables para la agricultura. con 3,2 por ciento de crecimiento medio en los primeros siete años y 3,9 por ciento en los años 90", lo cual permitió incrementar las exportaciones, eliminar el racionamiento y mejorar los ingresos reales de las familias.

Libre acceso a tecnología, capital, insumos...

Pero comparada con la de Vietnam la población cubana es urbana y envejecida, y el economista recomienda paliar la falta de fuerza de trabajo permitiendo a los productores agrícolas cubanos acceso directo y sin restricciones a la tecnología y al capital.

Campesinos cubanos preparan el terreno para la siembra de arroz
Campesinos cubanos preparan el terreno para la siembra de arroz

Vidal explica por qué en 2015 en Cuba “los agricultores no tenían capacidad potencial para responder con más producción al incremento de la demanda. El mercado de bienes de capitales prácticamente no existe. Los instrumentos, maquinarias y medios de transporte con que trabajan los campesinos y los comercializadores tienen décadas de obsolescencia. A eso se añade un mercado de insumos insuficiente e inestable”.

“¿Cómo lo hizo Vietnam? Pues eliminó las restricciones para el acceso directo a los bienes de capital e insumos importados. La devaluación y unificación de las tasas de cambio, la eliminación de los monopolios estatales en el comercio externo y la flexibilización a las restricciones a la importación fueron la fórmula”.

El mercado mayorista El Trigal.
El mercado mayorista El Trigal.

El economista recomienda entre otros pasos dejar que inversionistas extranjeros y cubanos abran mercados mayoristas de insumos y bienes de capital para los agricultores y comercializadores, permitiendo que dichos mercados incluyan crédito comercial con pagos a plazos; y dar entrada en el experimento a proyectos internacionales que desde hace años han manifestado interés en apoyar las micro-finanzas cubanas.

Dicha propuesta, a su juicio, también serviría para multiplicar el número de participantes en los mercados agrícolas y mejorar su eficiencia, aunque “se requiere además que el proceso burocrático para obtener licencias como privado en la agricultura y para adquirir tierras en usufructo debe tender a costo cero, lo que implica además que sea sencillo y que no demore”.

“Cuba tiene la tasa de formación de capital más baja de América Latina. La variable que internacionalmente muestra una correlación más clara con el crecimiento económico es precisamente la inversión (…) para lograr definitivamente aumentar y sostener la inversión nacional y extranjera se requiere aportar confianza y seguridad a los cambios. Los retrocesos no ayudan”, concluye diciendo Pavel Vidal.

Vea todas las noticias de hoy

Desastre azucarero en Cuba, crónica de una crisis anunciada

Central azucarero Jesus Rabí, en Calimete, Matanzas. (Archivo)

La crisis en Cuba se pone en evidencia en todos los sectores de la economía isleña y el sector de la industria azucarera, cuyo producto, el azúcar de caña, fuera el primer rubro de exportación nacional, es uno de los que amenaza con desaparecer.

Desde La Habana, Yoani Sánchez, directora del diario digital independiente 14ymedio, dijo a Radio Martí que la emblemática industria azucarera cubana tocó fondo, por lo que será muy difícil rescatarla como pidió Miguel Díaz-Canel.

“Estamos tocando fondo en la industria azucarera, ni siquiera se puede satisfacer la producción nacional y entonces, Díaz-Canel se aparece con su típica secuencia de frases hiladas, consignas, mediocridad verbal, para decir que sí, que hay que rescatarla, que hay que salvarla.

Cuba afronta la peor zafra de los últimos 150 años
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

"Dice él que este sector hay que salvarlo porque representa cultura e historia para el país. Ahora se da cuenta que el azúcar no es solamente un producto que se vende y por el que se gana dinero, sino un producto que trenza la identidad nacional, que se conecta con muchas cuestiones, como el ferrocarril, la vida de pequeños pueblos, la autonomía de algunas comunidades que, prácticamente han muerto en la medida en que se rebajan los índices de producción azucarera”, observó la comunicadora.

La zafra de 2021-2022 sólo produjo el 53 % del plan previsto inicialmente de 900.011 toneladas, según el grupo estatal AZCUBA. De los 36 centrales que participaron en la cosecha, finalizada el 20 de mayo, sólo tres cumplieron su plan de producción. Tampoco se lograron los planes de exportación, principalmente a China, proyectado en unas 400.011 mil toneladas, reconocieron las autoridades.
La periodista Miriam Leyva señaló que la zafra azucarera cubana fracasó hace mucho tiempo.

“Una cosa que es muy importante es que, de la misma manera en que se han perdido todos los hierros y los campos de caña, se ha perdido el conocimiento y la tradición, porque ya esos especialistas de un calibre tremendo –porque eso no es sólo que sean ingenieros directores de la empresa- hasta los ‘puntistas’, la gente esa que toca el granito de azúcar para conocer si ya está bueno, eso se ha perdido también, y entonces ni siquiera hay cortadores de caña. Primero, emigraron por necesidad y, además, porque ¿dónde van a trabajar?", indicó Leyva.

Por otra parte, de acuerdo con la publicación independiente Diario de Cuba, Díaz-Canel repitió en un encuentro sostenido con especialistas en el sector azucarero algo que ya se había predicho: la “involución tecnológica” del sector, que se traduce en “cada vez menos caña”.

El gobernante cubano reconoció, además, que a pesar de todo, “seguimos con un voluntarismo tremendo, tratando de hacer una zafra que, desde que la planificamos, sabemos que es imposible cumplir”.

En uno de los momentos más críticos que vive Cuba en las dos últimas décadas, la producción de azúcar de la recién terminada zafra alcanzó el nivel más bajo de los últimos 150 años.

(Con reporte de José Luis Ramos para Radio Martí)

"Tu miedo no me importa"

Amelia Calzadilla. (Captura de video/Facebook)

Esta frase la escuche en una filmación proveniente de Cuba. Una voz de mujer que sintetizaba el sentir de otras muchas, todas, hartas de un coctel que dura 63 años, en el que solo se mezclan represión y miseria. Expresión que refleja, a mi modesto entender, la probabilidad de jornadas muy cruentas y dolorosas que deben conducir a una Patria nueva, donde no haya verdugos ni victimarios.

Esa fue una de las voces que escuche en las redes esta semana. Un comentario que solo se produce en una sociedad atemorizada como la cubana, donde prima el terror, las personas se autocensuran y procuran que sus seres queridos no rompan el círculo del miedo por los perjuicios que puedan acarrearles.


Otro testimonio desgarrador que tuve la oportunidad de ver fue el de una madre de tres niños que denuncia la precaria situación que enfrenta junto a su familia. Una contundente e irrefutable evidencia del fracaso del totalitarismo castrista, además, de mostrar el sacrificio inútil de amplios segmentos de varias generaciones de cubanos de trabajar a favor de un proyecto que ha devastado la Isla y muchos de los valores de su ciudadanía.

El castrismo en cualquiera de sus derivados, venezolano, nicaragüense, boliviano y un eventual colombiano si Gustavo Petro llega al gobierno, solo conduce al fracaso y a la frustración. Es una propuesta ineficiente en todas sus expresiones, a excepción de su innegable habilidad para imponer un estricto control social basado en la represión y la desinformación.

La juventud debería considerar con mucha ponderación las propuestas políticas milagrosas. Cierto que en la política se aprecian manejos muy malos que deben ser erradicados, pero no deben ser motivo para creer ciegamente en un iluminado que solo asegura que lo cambiará todo para construir un futuro luminoso. Hay que instruirse, conocer el pasado y aprender que “mis derechos terminan donde empiezan los de los otros”.


El ejemplo de Cuba, Venezuela y Nicaragua deberían servir de modelo a las nuevas generaciones que esperan “conquistar el cielo” sin entender que una vida confortable dentro de la justicia solo se alcanza con trabajo. Lo demás está por verse.

Los cubanos, en una notable mayoría, abrazaron a su Mesías y repudiaron lo que lo negara. En aquella barahúnda de histeria desenfrenada, como la calificara el historiador y periodista Enrique Encinosa, representantes de todas las generaciones cerraron los ojos y se prestaron a cazar a quienes disintieran. Fueron ellos los que ayudaron a destruir el país; conduciendo a las generaciones emergentes al grado de desesperación que muestra esta madre cuando acusa al gobierno, consciente de las represalias que puede padecer, de inepto, corrupto y complaciente con todo lo mal hecho.

Cierto que ha sido el liderazgo castrista y todos sus funcionarios, incluidos policías y militares, los que han sostenido al régimen de oprobio por más de seis décadas, pero también han contribuido a su sostenimiento, y a la formación de las colonias de Venezuela y Nicaragua, quienes hayan prestado sus habilidades y talentos a divulgar y convencer a la denominada mayoría silenciosa de lo justa y provechosa de la obra totalitaria.


Un régimen totalitario no permite feudos, solo están relativamente libres de sus mandatos quienes se les oponen. Sin embargo, el resto de la ciudadanía debe conducirse como disponen las autoridades, lo que motiva un nivel de complicidad muy alto, y una comprensión del miedo que trasciende la individualidad de la persona. Un síndrome de indefensión que transforma al ciudadano en una jauría sin voluntad, pero que llega a un momento de ruptura, como ocurrió con esta madre, que pide que la detengan, y exhorta al resto de las madres de la Isla a unirse, para reclamar, de una vez por todas, respeto a sus derechos y una vida digna.

Esta angustiada madre le dice mentiroso al régimen cuando desnuda una de sus falsedades fundamentales, al proclamar que los “bienes son del pueblo”. Todos escuchamos y leíamos, repetido hasta el cansancio, “esto es del pueblo”, y hay que tener coraje para desmentirlo, como ha hecho esta señora, que está padeciendo numerosas represalias y abuso de las autoridades.

Solo resta confiar que se sumen más madres, la ciudadanía a su reclamo para alcanzar un país, “con todos y para el bien de todos”.

Guardia Costera de EEUU devuelve a 47 balseros cubanos a la isla

Una balsa en la que viajaban migrantes cubanos, interceptada por la Guardia Costera estadounidense el jueves pasado, a unas 3 millas al sur de Long Key, Florida. (Foto: USCG)

La tripulación del guardacostas Charles Sexton repatrió a 47 migrantes a Cuba el sábado, detenidos en tres operaciones diferentes frente a los Cayos de Florida, informó la Guardia Costera de EEUU, que ofrece detalles de las interdicciones y recalca el peligro de la emigración irregular.

En la medianoche del miércoles, 22 de junio, a unas 30 millas al sureste de Anguilla Cay, Bahamas, la tripulación del guardacostas Hickory alertó a los agentes del Distrito Siete de la Guardia Costera de una embarcación rústica con cubanos a bordo.


En una segunda operación, el equipo de rescate de la Estación de la Guardia Costera de Islamorada alertó a los vigilantes del Sector de la Guardia Costera de Cayo Hueso de otra embarcación de fabricación casera, el jueves, aproximadamente a las 6:30 a. m., a unas 3 millas al sur de Long Key.

Ese mismo día, sobre las 3:00 de la tarde, la tripulación del guardacostas Cutter Confidence alertó a los agentes del sector de la Guardia Costera de Cayo Hueso de una embarcación rústica, a unas 50 millas al sur de Long Key.

"No se haga a la mar en embarcaciones inseguras, sobrecargadas y rústicas sin equipo de seguridad ni chalecos salvavidas", dijo el teniente Connor Ives, del Distrito Siete de la Guardia Costera. "El Estrecho de Florida es impredecible y el clima puede hacer que un viaje sea mortal en un instante".

Desde el 1 de octubre de 2021, las tripulaciones de la Guardia Costera interceptaron a 2.691 cubanos, en comparación con 838 en el año anterior. La agencia federal ha registrado 39 muertes confirmadas de estos migrantes, en su intento de llegar a las costas de EEUU.

Exiliados cubanos en España convocan a manifestaciones el 10 y 11 de julio: "No nos permitimos olvidar"

Cubanos en La Gran Vía de Madrid, en España, se manifestaron el 25 de julio en apoyo a las protestas del 11 de julio de 2021 en la isla. (Foto: Pierre-Philippe Marcou/AFP)

Un grupo de organizaciones de cubanos en el exilio han convocado a manifestaciones en varias ciudades españolas los días 10 y 11 de julio, para conmemorar el primer aniversario de las protestas multitudinarias que sacudieron a la isla el verano pasado.

“Constituimos un grupo de Asociaciones que, aunando gran parte de la comunidad cubana radicada en diferentes puntos de la geografía española, abogamos por el reconocimiento y ejercicio de los Derechos Humanos, Civiles y Políticos, la consecución de la Democracia y Prosperidad para nuestra Patria”, señalan en un comunicado de prensa.


Entre las organizaciones firmantes se encuentran Cubanos Libres en Zaragoza, Cubanos por el Progreso y la Integración en Valencia, Asociación Cubano-Cordobesa por la Democracia, Cubanas Libres al Poder, Asociación Cubano-Vasca Demokrazia Kubarentzat, Asociación de Cubanos en Cantabria, Cubanos por la Democracia Barcelona, Democracia para Cuba- La Rioja, Asociación Cubanos en Gran Canaria, Asociación Cubanos Unidos por la Democracia, y la Mesa de Unidad Cubana.

En la convocatoria, los exiliados cubanos recuerdan los días de represión que siguieron a las manifestaciones populares. “Fueron horas de regocijo, llantos, impotencia y por fin alguna esperanza, que se fue disipando con la Orden de Combate emitida por el tirano y en la medida en que se iba acrecentando la más brutal represión contra nuestros hermanos en la Isla”, dice el texto.

“No olvidamos el sufrimiento de los presos políticos, muchos de ellos menores de edad, a sus familiares y amigos. No olvidamos las condiciones terribles de subsistencia que hacen insoportable el día a día de los cubanos y a las que el régimen solo responde silenciándoles", agrega.

Los firmantes también hacen referencia al éxodo masivo de los últimos meses, cuyas cifras ya superan las del puente marítimo del Mariel, en el que más de 125 mil cubanos abandonaron la isla.

"No olvidamos a los exiliados que conforman hoy una diáspora inmensa que se niega a renunciar al deber y el anhelo de una tierra soberana. No nos permitimos olvidar a todo un pueblo, el 11J la lucha continúa”, concluye el comunicado.

HRW exige liberación de José Daniel Ferrer: "Hace 20 días que su familia no puede comunicarse con él"

Líder de UNPACU, José Daniel Ferrer. (Foto: Facebook Ana Belkis Ferrer)

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció este sábado la situación de aislamiento en Cuba del prisionero político José Daniel Ferrer, encarcelado desde el 11 de julio pasado, y de quien no se tienen noticias desde hace ya 20 días.

"Su detención es arbitraria. Exigimos que sea liberado y se respeten sus derechos", escribió en Twitter el investigador sénior de la División de las Américas de HRW, Juan Pappier.


El martes pasado, familiares del opositor cubano, líder de la Unión Patriótica de Cuba, no pudieron verlo en la prisión de Mar verde, en Santiago de Cuba, adonde se dirigieron para exigir fe de vida tras varios días sin tener ningún tipo de información sobre su situación.

Las autoridades aseguran que Ferrer se ha negado a tener contacto con su familia, según dijeron a su esposa, la doctora Nelva Ismaray Ortega.

“Supuestamente él no quiere saber de su familia, no quiere hablar con nosotros. Sabemos muy bien que cuando ocurrió eso, en Aguadores, mi esposo estaba en huelga de hambre y estaba siendo víctima de todo tipo de torturas físicas y psicológicas”, denunció Ortega a Radio Martí.

Activistas de la célula Libertad y Democracia, que pertenece a UNPACU, y promotores de la plataforma cívica Cuba Decide en Palmarito de Cauto, Santiago de Cuba, manifestaron el jueves su solidaridad con la familia de Ferrer y exigieron fe de vida del opositor en un video compartido en YouTube.


Esta semana, la Embajada de EEUU en La Habana se cuestionó en Twitter por qué las autoridades cubanas impiden a Ferrer tener contacto con sus familiares, "incluyendo el fin de semana del Día del Padre", en que no tuvieron noticias de él.

Desde prisión, el prisionero político ha denunciado en múltiples ocasiones que lo mantienen bajo un régimen de severidad, incomunicado y que ha padecido severos y persistentes dolores de cabeza, escalofríos y temblores.

El líder de UNPACU deberá cumplir cuatro años y 14 días de cárcel por supuestamente haber incumplido los requisitos de limitación de libertad establecidos en una sanción impuesta previamente en 2020.

Cargar más

XS
SM
MD
LG