Enlaces de accesibilidad

Economía

Demanda de familia cubana contra Meliá tendrá un camino "complicado" en España, estima experto

Las instalaciones de Paradisus Río de Oro, uno de los hoteles operados por Meliá en Playa Esmeralda, Holguín.

La demanda judicial de la familia cubana Sánchez Hill (descendientes del empresario Rafael Lucas Sánchez Hill) contra la compañía hotelera Meliá podría tener un camino "complicado" en España, según dijo un experto a Radio Televisión Martí.

En primer lugar, el informe solicitado por la jueza al Ministerio de Asuntos Exteriores de España, "probablemente" será favorable al gobierno cubano.

"Lo más probable, me atrevería a decir seguro, aunque en derecho estar seguros es demasiado atrevido, es que el Ministerio de Asuntos Exteriores diga que no se puede actuar contra el Estado cubano", consideró el abogado José Luis Iriarte, consultor de Lupicinio International Law Firm.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:33 0:00

"El derecho español admitiría juzgar a un Estado extranjero, pero por iure gestionis, no por iure imperii. Iure imperii es cuando el Estado actúa revestido de su soberanía, mientras que iure gestionis es cuando actúa como un particular", aclaró el también Catedrático de la Universidad Pública de Navarra (norte de España).

Según Iriarte, la demanda presentada contra Meliá en los tribunales de Palma de Mallorca es por "enriquecimiento injustificado" en la explotación de terrenos expropiados en Holguín por el régimen de La Habana.

Los Sánchez Hill, de acuerdo con la misma fuente, "reclaman los beneficios de los cinco últimos años obtenidos por Meliá por la explotación de dos hoteles de Playa Esmeralda".

Sin embargo, dice, "la propia apreciación del enriquecimiento injustificado es muy complicada, es una de las instituciones más complicadas del derecho civil español, y de cualquier parte".

Medios españoles informaron que la familia Sánchez Hill había ampliado la demanda contra la República de Cuba y Gaviota SA (empresa controlada por las Fuerzas Armadas de Cuba), aunque la reclamación económica solo se ciñe a Meliá.

José Luis Iriarte estima que la demanda "no es completamente descabellada", pero tendrá un camino judicial "difícil".

"No tenemos en España casos en los cuales personas afectadas por las expropiaciones cubanas hayan obtenido un resarcimiento", indicó el experto en derecho internacional.

Vea todas las noticias de hoy

Tuvo 11 años para asegurar la producción de alimentos y no lo hizo; destituido ministro de Agricultura en plena crisis

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Gustavo Rodríguez Rollero (2 de izq. a der., ministro de la Agricultura, y el delegado de la Agricultura en Villa Clara, Héctor Torna Martínez, en Santa Clara. Foto: Ramón Barreras Valdés/ Vanguardia

El régimen de La Habana anunció el martes la destitución de Gustavo Rodríguez Rollero como Ministro de Agricultura tras 11 años en este cargo.

El cambio llega en la misma semana que se debate el congreso del Partido Comunista de Cuba y en momentos en que el país atraviesa una de las peores crisis de alimentos y medicamentos, donde la pandemia del coronavirus, el desplome del turismo y la recién implementada "tarea ordenamiento" han agravado la vida diaria de los cubanos.

La remoción del dirigente nacido en 1963 coincide además con el anuncio en la televisión nacional de un paquete 63 medidas para el sector agropecuario, algunas inéditas como la autorización, bajo condiciones, a que los campesinos vendan por su cuenta la carne de res que producen, así como la leche y sus derivados.

En una crónica publicada en 2019 por el periodista Iván García mencionaba al titular de Agricultura como el más impopular de los ministros y relataba que la gente culpaba al gobierno y en particular a Rodríguez Rollero "por la escasez, desabastecimiento, mala calidad y altos precios. Y por disparar mentiras en ráfagas".

"Gustavo Rodríguez Rollero es el tiro al blanco perfecto de la gente de a pie. Unas semanas atrás, apareció en el noticiero nacional de televisión, enredado en una montaña de papeles. Mientras se acomodaba sus gafas, aseguraba que en una reunión de ministros con Díaz-Canel, se había dicho que se estaba cumpliendo "la orientación de que cada cubano consuma 30 libras mensuales de frutas, hortalizas y viandas". Y aseveraba que se "trabajaba para garantizar 5 kilogramos de proteína animal per cápita al mes", escribió el destacado periodista independiente.

El Consejo de Estado designó al ingeniero agrónomo de 48 años y actual Viceministro Primero, Ydael Jesús Pérez Brito, para sustituir a Rodríguez Rollero.

El cargo de Viceministro Primero será ocupado por Rodolfo Gonzalo Rodríguez Expósito, actual Presidente del Grupo Empresarial LABIOFAM, explica un comunicado.

Semanas atrás el primer ministro cubano Manuel Marrero Cruz reconoció abiertamente la incapacidad de su gobierno de proveer alimentos a la población y alertó que "el pueblo no come planes".

En una conferencia virtual con 200 funcionarios del Ministerio de la Agricultura y su sistema empresarial, Marrero admitió que no logran abastecer a la población: "La producción de alimentos es el tema más sensible que afrontamos hoy. Constituye un problema de seguridad nacional y ante la demanda tan insatisfecha que tenemos y las limitaciones materiales y financieras hay que trabajar más".

El premier dijo que hay "lugares donde no se vende nada por largos tiempos" y mencionó el fallo en los planes de autoabastecimiento municipal y el incumplimiento de una entrega mensual de 30 libras per cápita de viandas, hortalizas, frutas y granos.

Marrero Cruz reveló el "total incumplimiento de los planes de entrega de carne de ganado menor y de cerdo".

Las denuncias de desabastecimiento y hambre en Cuba han llegado a numerosos medios de prensa independientes, pero las redes sociales, sin duda, reflejan los testimonios más crudos de este problema. Allí las personas, especialmente las madres, han perdido el miedo a denunciar su situación y apuntan directamente a los los gobernantes cubanos como responsables de la crisis de alimentos y medicamentos.

Una carta abierta de campesinos independientes cubanos, divulgada en diciembre de 2020 y respaldada por la Federación de Mujeres Rurales en Cuba (FLAMUR) exigió a los gobernantes cubanos libertad para registrar la propiedad legal de tierras y negocios, libertad para producir, fijar precios, comercializar, exportar, importar y atraer inversiones, sin intermediarios estatales y sin fijar límites.

La misiva, pidió con urgencia la liberalización de las fuerzas productivas y libertad económica como "única vía racional para salir de esta crisis, contener la hambruna, evitar la expansión de la pobreza y fomentar de manera rápida empleo en gran escala".

Constructores paralizados porque los materiales son para la cúpula militar y sus hoteles

Foto Archivo. Un hotel en construcción en La Habana. REUTERS/Alexandre Meneghini

El ordenamiento y GAESA dan el tiro de gracia a las cooperativas privadas de construcción: Solo hay materiales para los hoteles de los militares.

Un total de 1.452.852 viviendas en Cuba tienen un estado regular o malo, la cifra representa el 37 % del fondo habitacional en el país, el cual alcanza los 3.946.747 viviendas hasta diciembre de 2020, según cifras oficiales publicadas por el diario estatal Granma.

En una reciente intervención en el programa Mesa Redonda de la Televisión Cubana, la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, reconoció que el desabastecimiento de materiales ha golpeado fuertemente la construcción de viviendas.

Desde el inicio del ordenamiento en el mes de enero, a pesar que los funcionarios del Ministerio de la Construcción informaron que los precios del cemento y otros materiales no variarían su precio, la realidad es que esos productos están en falta total en rastros y otros establecimientos estatales y solo aparecen en algunas tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC) o en el mercado informal, donde una bolsa de cemento supera los mil pesos cubanos.

Por otra parte no existe voluntad política de impulsar esto pues las autoridades siguen priorizando la construcción de hoteles para promover el turismo internacional.

Constructores desde la isla dijeron a Radio Televisión Martí que el Grupo de Administración Empresarial S. A. (Gaesa), controlado por los militares cubanos, sumado al proceso de ordenamiento monetario, han disparado el precio de los materiales de construcción. Está fórmula ha provocado la quiebra de las cooperativas privadas, agudizando las dificultades de los cubanos para reparar o construir una vivienda, en medio del déficit habitacional que enfrenta la nación.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00

Rodolfo Gregory, quien reside en la Habana, y es presidente de una cooperativa de construcción (PEMENCUB), señala que ellos están paralizados porque únicamente se está moviendo la construcción de los hoteles para el turismo, donde sí hay abundancia de materiales a través de la empresa de construcciones militares.

“Todo el mundo está parado por falta de cemento, y el que aparece lo vende el estado en tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC), fuera del alcance de la mayoría. Los trabajadores que yo tengo en PEMENCUB, han tenido que irse de la cooperativa, hay personas que llevan tres meses sin ganar un centavo”, alertó Gregory.

Por su parte Antonio Font, también en la capital, que es vicepresidente de PEMENCUB, destaca que el ordenamiento también influye en la actual crisis en el sector.

“Una tira de acero vale 25 dólares, un doble de cemento vale 1.200 pesos, la arena y la gravilla vale otra cantidad, y los bloques cuestan 30 pesos cada uno, eso sin contar la mano de obra”, contó Antonio.

El albañil Francisco Díaz está sin trabajo porque no aparecen los materiales para reparar las viviendas.

“No hay trabajo por falta de materiales, está muy difícil todo”, comentó Francisco.

En Santa Clara, el maestro de obra, Guillermo del Sol, apunta que no se cumplirán los planes de fabricación de viviendas para los cubanos.

“Aquí hay materiales y todo lo necesario para construir un hotel, porque pertenece al emporio de los militares, pero es increíble la situación para los cubanos, no hay acero, no hay cables ni tubos eléctricos, no hay tubería de agua, y no hay accesorios para la plomería”, señaló el constructor.

Una cubeta de 19 litros de pintura, tiene un valor en el mercado informal de unos 2.500 pesos cubanos, nos cuenta el sociólogo y asesor de emprendedores, Ángel Marcelo Rodríguez Pita.

“Quedaron en el aire todas las cooperativas privadas, y es muy discriminatorio que sus servicios lo ofrecen en moneda nacional, sin embargo tienen que comprar todos los insumos en MLC”, dijo el experto.

Y desde Santa Clara, el cuentapropista Yoel Espinosa Medrano, concluye que se castiga a los emprendedores privados, los que fabrican bloques y otros materiales, mientras que los miembros de la cúpula sí tienen de todo a su disposición.

“Aquí la ciudad se está derrumbando en pedazos, pero la directora provincial de transporte, Yudith Hernández Carrazana, echó una placa hace unos 15 días, en una casa que le dieron, que tiene como 70 metros cuadrados de placa”, informó Medrano.

Situación económica en Cuba es bastante tensa, pero no llega a período especial, dice economista

Una cola para comprar alimentos en Cuba. Publicado por @amapola

Para ningún cubano es un secreto la grave crisis económica que enfrenta la isla. De hecho, el ex profesor de Economía de la Universidad de La Habana, Omar Everleny Pérez Villanueva, la calificó de tensa.

Declaraciones de Omar Everleny
please wait

No media source currently available

0:00 0:06:47 0:00

Esta semana, Emilio Morales, presidente de Havana Consulting Group, aseguró que Cuba está en bancarrota y ante un nuevo Período Especial. En una entrevista con Radio Televisión Martí el experto alertó también sobre un posible estallido social en la isla por la gravedad de la situación económica.

"Veo venir una explosión social de gran envergadura en Cuba"
please wait

No media source currently available

0:00 0:08:29 0:00

Sin embargo, Everleny llama la atención de que no puede hablarse de un segundo periodo especial porque, a su juicio, la situación ha variado desde entonces.

"Si hablamos de período especial, nos viene a la mente aquel período especial que tuvimos fuerte entre 91, 92 hasta el 96 o 98. O sea, no hay una fecha de conclusión del mismo. Ahora, yo diría que el momento es diametralmente opuesto a ese. Es decir, hay cosas que son evidentes, que faltan como en aquel período. Hay escasez de alimentos, hay dificultades, pero hoy Cuba es otra. A qué me refiero? Gasolina hay en todos los lugares, no hay crisis de gasolina en los últimos tres meses el transporte ha mejorado un poco. Si hablamos de aquel período especial, realmente era cero transporte. Hubo que montar bicicleta obligatoriamente", mencionó.

"Ahora la gente tiene remesas. La gente tienen un poquito más de poder adquisitivo. En el año peor del periodo especial, el sector privado no existía. Ahora es caro, pero se encuentran las cosas. Es decir, ahora hay un mercado negro más grande que aquel del período especial, porque no había nada, no había nada que vender y era prohibido el sector privado. Hoy todavía hay cafeterías, todavía hay restaurantes que venden para llevar. Por ejemplo, ahora mismo yo acabo de pasar por una panadería privada y tienen todos los tipos de panes que te puedes encontrar en cualquier otra economía. Bueno, el pan más barato vale 100 pesos, o depende de lo como lo quieras mirar, 5 CUC o serán 2 dólares americanos por la tasa de cambio de hoy. Pero hay pan, ah la gran pregunta" es si todo el mundo puede comprar ese pan", agrega Everleny en declaraciones a Radio Televisión Martí.

"En el período especial era pobreza generalizada, escasez total para todo el mundo", indicó.

Entre los aspectos que hacen diferente la crisis de la Cuba de hoy comparada con anteriores están la cada vez más marcada diferencias de clases en la isla, que los cubanos en aquel entonces no podían viajar, y que el sector privado prácticamente no existía, dice el economista del Centro de Reflexión y Diálogo.

"Yo creo que Cuba está pasando por una crisis económica, pero no me gustaría decirle que sería periodo especial porque me viene el recuerdo que quiero comparar con aquel, es un periodo de crisis económica profunda, donde hay muchas dificultades sobretodo los que menos ganan, sobre todo a los jubilados, a las personas que tienen asistencia social, pero una persona que hoy gane 8 mil pesos, y que los conozco, y su esposo gana 8 mil pesos, son 16 mil pesos. Con 16 mil pesos se puede uno más o menos bandear bastante bien en la economía cubana, donde el salario mínimo son 2100 y las jubilaciones, la mínima son 1528. Entonces, me gustaría distinguir que hay crisis económica, pero ya cuando tú le hablas a la palabra período especial y aquellos que lo vivieron pueden darse una idea si no viven en Cuba de que estámos en aquella situación. En el período especial tenía que cambiar ropa usada por alimentos en el campo; había grandes diferencias entre el campo y la ciudad. Hoy los precios en La Habana son tan caros como en cualquier región del país, tienen los mismos precios. Una libra de cerdo está entre 80 y 100 pesos, pero el cerdo lo sacan por la mañana y a las 10 de la mañana no hay cerdo. Hay unas colas enormes para comprar pollo, pero si haces la cola, tienes dinero para comprar ese pollo. Como yo te diría que hay que ser un poco más riguroso académicamente para definir un período y el otro", explicó.

"Veo venir una explosión social de gran envergadura en Cuba"

"Veo venir una explosión social de gran envergadura en Cuba"
please wait

No media source currently available

0:00 0:08:29 0:00

"El pueblo no come planes", régimen reconoce incapacidad para proveer alimentos a la población

Un hombre compra en una bodega. Yamil LAGE / AFP

"El pueblo no come planes", dijo el primer ministro cubano Manuel Marrero Cruz, en una reunión donde reconoció abiertamente la incapacidad de su gobierno de proveer alimentos a la población.

La comida, los medicamentos y otros productos de primera necesidad son cada vez más difíciles de comprar en la isla, donde la pandemia del coronavirus, el desplome del turismo y la recién implementada "tarea ordenamiento" han arreciado la crisis económica que enfrenta el país.

En una conferencia virtual con 200 funcionarios del Ministerio de la Agricultura y su sistema empresarial, Marrero admitió que no logran abastecer a la población: "La producción de alimentos es el tema más sensible que afrontamos hoy. Constituye un problema de seguridad nacional y ante la demanda tan insatisfecha que tenemos y las limitaciones materiales y financieras hay que trabajar más".

El premier dijo que hay regiones del país a las que no llegan los alimentos "lugares donde no se vende nada por largos tiempos", mencionó en relación a los planes de autoabastecimiento municipal y al incumplimiento de una entrega mensual de 30 libras per cápita de viandas, hortalizas, frutas y granos.

Marrero Cruz reveló el "total incumplimiento de los planes de entrega de carne de ganado menor y de cerdo".

Las denuncias de desabastecimiento y hambre en Cuba han llegado a numerosos medios de prensa independientes, pero las redes sociales, sin duda, reflejan los testimonios más crudos de este problema. Allí las personas, especialmente las madres, han perdido el miedo a denunciar su situación y apuntan directamente a los los gobernantes cubanos como responsables de la crisis de alimentos y medicamentos.

En la reunión de los dirigentes, salieron a la luz otras dificultades que afectan al sector agropecuario, imprescindible para garantizar la alimentación de los cubanos: hay más de 2 000 cooperativas con problemas económicos y financieros, desde antes la Tarea Ordenamiento, los impagos a los campesinos "son recurrentes" y la burocracia ha afectado la entrega de tierras en usufructo.

"El 73 por ciento de las tierras cultivables del país la laboran formas de gestión no estatal, pero los resultados que se han obtenido no son los esperados", indicó Marrero Cruz.

Recientemente, el economista Elías Amor alertó que la Tarea Ordenamiento, en los pocos meses que lleva desde su implementación total en enero de 2021, ha traído consigo un notable empobrecimiento de la población.

"Nunca antes, una política económica del régimen había sido tan amplia y sonoramente cuestionada por el pueblo de Cuba. Los daños ocasionados por la política puede que ya sean irreparables", valoró.

"La Tarea Ordenamiento se ha venido abajo por ser una política económica errónea, mal diseñada y peor implementada, que genera efectos muy negativos sobre la economía y la sociedad y que necesita actuaciones estructurales previas para su implantación. Actuaciones que no se han producido, sino todo lo contrario por cuanto las viejas mimbres del cesto comunista que dirige la economía permanecen intactas", reflexionó el experto.

Agregó que el "torrente de fracasos ha sido formidable".

"Fracasos en las reformas de precios e ingresos que eran cruciales en el diseño de la Tarea Ordenamiento, con un amplio rechazo social porque han provocado un notable empobrecimiento en un período de tiempo muy corto. Fracaso de la fijación de precios y tarifas que se han tenido que rebajar con un importante sacrificio fiscal con cargo al presupuesto, elevando de forma notable el déficit planeado de 18% del PIB para 2021. Fracasos en los salarios. Fracaso en la asistencia social a los vulnerables, porque ni los destinatarios se sienten seguros ni las empresas y entidades que prestan los servicios pueden soportar los nuevos precios", concluyó.

Cargar más

XS
SM
MD
LG