Enlaces de accesibilidad

Cuba

Estadounidenses invitados por el ICAP bajo vigilancia constante en Camagüey

Vista de una calle en Camagüey, Cuba.

Hasta el sábado 28 duró la vigilancia que la Seguridad del Estado le puso a decenas de visitantes norteamericanos en Camagüey. Llegaron a esta ciudad como parte de las brigadas de simpatizantes extranjeros que el gobierno cubano invita a participar en el desfile oficial del primero de mayo, en un viaje organizado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) -dirigida por uno de los cinco espías- pero ni siquiera esa entidad gubernamental los salvó de tener sus movimientos y contactos con el pueblo cubano, estrechamente controlados.

Desde hace dos semanas, decenas de agentes del Ministerio del Interior (MININT), uniformados y de civil, y funcionarios estatales de varias entidades públicas, fueron movilizados en actividades de vigilancia y control sobre los movimientos de estos extranjeros.

La prensa independiente y los artistas en Camagüey fueron algunos de los objetivos de control del Ministerio del Interior. En la mañana del martes 24 de abril, en vísperas de la llegada de los “brigadistas”, dos agentes de la Seguridad del Estado se estacionaron en una vivienda cercana a la casa de la periodista independiente Sol García Basulto. El mismo día, quien esto escribe fue seguido al menos durante medio kilómetro por agentes conocidos por su persecución contra los periodistas independientes.

Desde días antes, los agentes de la Seguridad del Estado encargados de vigilar a los artistas y escritores en la ciudad hicieron varias visitas al Teatro Principal, donde tendría lugar una función del Ballet de Camagüey a la que los norteamericanos estaban invitados, y a la cual se prohibió el acceso a los cubanos que no portaran invitación oficial.

El autobús que transporta a la delegación de EEUU en Camagüey. Foto Cortesía de Henry Constantin.
El autobús que transporta a la delegación de EEUU en Camagüey. Foto Cortesía de Henry Constantin.

El 26 de abril, día de la función, agentes de la Policía Nacional Revolucionaria fueron apostados en el frente del Teatro Principal, con la misión de pedirle documentos y explicaciones a todo el que se detuvo a mirar o intentó entrar sin estar autorizado.

En República -la calle principal de la Ciudad de los Tinajones- y en las afueras de los hoteles donde se alojaron los visitantes norteamericanos y de las instituciones que visitaron, permanecieron desplegados agentes del MININT. Solamente en la noche del 27 de abril, los vecinos del hotel Puerto Príncipe –el principal de sus alojamientos- pudieron observar en un radio de 150 metros del edificio la inusual presencia de al menos 14 uniformados de ese ministerio y un auto patrullero.

Los empleados de los hoteles donde se alojaron, los conductores de los vehículos en que se trasladaron, los trabajadores de las instituciones culturales, educativas, políticas y económicas que visitaron, fueron previamente instruidos en reuniones dirigidas por funcionarios políticos, sobre cuáles cosas decir a los norteamericanos, y cuáles no, sobre la realidad de Cuba.

Según una fuente que pidió no se revelara su nombre, un alto funcionario público dijo a sus empleados reunidos que “aunque esos visitantes venían como amigos, había que tener cuidado con lo que se les decía, porque cualquiera podía ser un enemigo”.

Otra fuente comentó a este redactor que la delegación norteamericana solicitó incluir en su programa, visitas a diferentes instituciones culturales, pero los organizadores cubanos les negaron la mayoría de ellas –probablemente las más interesantes.

La mayoría de los visitantes pertenecen a organizaciones civiles de Estados Unidos, sin embargo, el programa que las autoridades de la isla les pusieron solo incluía contactos con entidades y empleados del sector estatal.

Los norteamericanos no pudieron acercarse al pastor Bernardo de Quesada para ver los restos de la demolición de un templo religioso, ni a la iglesia del sacerdote Castor Álvarez para escuchar sobre los problemas espirituales del país. No visitaron las casas del escritor Rafael Almanza para enterarse de la censura a los artistas, ni miraron los restos del excremento que la Seguridad del Estado lanzó en la puerta de la fotógrafa Iris Mariño, solo porque trabaja en la revista La Hora de Cuba. No conversaron con la reportera Sol García Basulto para hablar del acoso al periodismo, ni con Inalkis Rodríguez se informaron sobre la difícil y desesperanzada vida de los campesinos cubanos.

¿Por qué esos controles sobre sus movimientos, por qué ese énfasis en que no conversaran con nadie que las autoridades no hubieran previamente “preparado”? ¿Por qué esos despliegues policiales en un país supuestamente muy seguro para el visitante extranjero? El gobierno cubano, ¿qué no quiere que escuchen los norteamericanos? ¿O qué no quiere que les cuenten los cubanos?

Espiados, dirigidos en sus visitas y controlados por policías: nadie puede conocer Cuba así. Nadie puede sentirse seguro en tal ambiente, por mucho que se lo repita a sí mismo. Vigilancia y control no es seguridad: es peligro y represión. Incluso, o sobre todo, para un norteamericano.

“Cuba is hope”, comentó al periódico provincial estatal Leslie Salgado, uno de los visitantes. No, si hubiera contado el número de agentes a su alrededor, y palpado el anillo de vigilancia y control que rodeaba a los visitantes, se hubiera dado cuenta de que, más que esperanza, “Cuba is police”.

Vea todas las noticias de hoy

En menos de 24 horas, líder de las Damas de Blanco es arrestada por segunda vez

Berta Soler, líder de las Damas de Blanco.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, fue arrestada por segunda vez en menos de 24 horas, informó el sábado su esposo y expreso político, Ángel Moya.

Según un post publicado en el perfil del esposo de la activista, agentes de la Seguridad del Estado la arrestaron cuando se disponía salir a la calle, pues según los represores "hay orden de que no puede salir".

Horas después, la activista fue liberada en la vía publica y cerca de la sede nacional de las Damas de Blanco en Lawton, La Habana.

Según la activista, al momento de su detención, dos oficiales trataron de arrebatarle el celular, arañarla y darle empujones.

Esa misma mañana, antes de su detención, dos activistas, Lourdes Esquivel Vieyto y Julia Herrera Roque no pudieron ir a la sede nacional de Las Damas de Blanco por impedimento de agentes que las forzaron a montarse en un ómnibus de regreso de donde venían.

Cuba reporta 10 fallecidos por Covid-19 y 1 372 nuevos contagios de la enfermedad

Un hombre sale de su casa en cuarentena por el COVID-19, en La Habana. (REUTERS/Stringer)

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron otros 10 fallecimientos en la isla este viernes por COVID-19 y 1.372 nuevos contagios de la enfermedad, 84 más que el día anterior, en otra jornada con cifras elevadas de hospitalizaciones y pacientes activos que arrojan un total de 156.238 casos acumulados desde el inicio de la pandemia en marzo del 2020.

Permanecían ingresadas 28.994 personas en hospitales y centros de aislamiento, de ellas 17.442 en vigilancia, 5.197 sospechosas y 6.375 confirmadas activas, 183 más de los reportados el día anterior.

El jefe de Epidemiología del MINSAP, Dr. Francisco Durán, señaló que los indicadores muy elevados evidencian la transmisión en todos los territorios.

Según Durán las autoridades sanitarias están buscando la causa relacionada al número tan alto de casos registrados. Del total de contagios diagnosticados en la jornada del viernes se reportó que 208 son menores de 20 años, 420 se encuentran entre los 20 y 39 años, 443 están entre los 40 y 59 años y 301 son mayores de 60.

La Habana sigue reportando el mayor número de casos nuevos con 452, seguida por Santiago de Cuba con 184, Ciego de Ávila con 110 casos, Sancti Spíritus 85 casos y Pinar del Río con 75 casos.

Periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho demandará a ministro de Cultura

Periodista Independiente denunciará a ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso.

El periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho informó que procederá a denunciar al Ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, por los delitos de agresión, robo con violencia e intimidación perpetuados hacia su persona y propiciados el 27 de enero del presente año cuando un grupo de artistas e intelectuales se reunió para manifestar frente al Ministerio de Cultura.

El periodista dijo que, hasta hace poco, pensó que quién le había propiciado el golpe en su cara y abdomen y, además, le había arrebatado su celular había sido, Alexis Triana, director de comunicaciones del Ministerio. Sin embargo, señaló el periodista, después de una investigación realizada por el comunicador radicado en México, José Raúl Gallegos, este afirma que quien lo violentó fue Alpidio Alonso.

“No había sido Alexis Triana sino el propio Alpidio Alonso ministro de Cultura quien me había agredido en el rostro, luego me había golpeado en el abdomen y me había arrebatado el teléfono. Lógicamente al yo enterarme de que eso había sucedido, pues me asesoré legalmente de qué podía hacer y por supuesto que voy a denunciar a Alpidio por el delito de agresión, robo con violencia e intimidación a las personas, que fueron los 3 delitos que él cometió contra mí”, dijo el periodista a Radio Televisión Martí.

"Aunque sé con anterioridad que las leyes son para ustedes y no para el pueblo, lo haré"


El comunicador admitió que considera lógico proceder a la denuncia, pues fue agredido físicamente y su celular fue devuelto con un sistema de seguridad que le impide acceder a él. “Son delitos que aún continúan en el Código Penal vigente, o sea ellos tienen que respetar las leyes y por ende en el video se ve que cometió un delito y por ende tiene que pagar por ese delito”, afirmó el joven cubano.

Valdés Cocho aclaró que cuando sucedió aquel violento acto por parte de las autoridades castristas, había declarado a varios medios de comunicación que había sido agredido por Triana debido a la confusión del momento “por todo el terror que se estaba viviendo”.

“Hay una cosa que me diferencia a ellos, la sinceridad! No me sentiría bien, no sería el mismo, no sería buen periodista si comienzo a mentir aun sabiendo la realidad. Entre ellos y yo, hay esa gran diferencia entre otras más. Yo siempre voy con la verdad por delante, con la transparencia y sobre todo con la justicia”, escribió el cubano en sus redes sociales para explicar por qué decide hacer la denuncia.

Denuncian acoso de policía política a Damas de Blanco que intentaban llegar a la sede de la organización

Berta Soler (Cortesía de la activista)

La policía política del régimen cubano se dio a la tarea de impedir que dos miembros de la organización pacífica Damas de Blanco, pudieran ingresar al inmueble donde se halla ubicada la sede de la organización.

Berta Soler, líder del grupo femenino que fuera arrestada en horas de la mañana, denunció los hechos a Radio Martí.

“Sobre las diez de la mañana, Lourdes Esquivel Vieyto y Julia Herrera Roque, se dirigían para acá, para la sede nacional y al cruzar la Avenida, ahí ya rápidamente las interceptaron dos jóvenes vestidas de civil y un joven también del Departamento de la Seguridad del Estado”, dijo Berta Soler.

Las dos miembros de las Damas de Blanco “fueron interceptadas momentáneamente”, aseguró Soler, “y les impidieron que pudieran continuar hacia la sede. Ahí ellas estuvieron alrededor de unos veinte o treinta minutos esperando el ómnibus para poderse retirar del lugar”.

Berta Soler denuncia hostigamiento por parte de la policía política cubana
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:25 0:00

“Después, al poco rato”, continuó Berta Soler, “un ómnibus vacío que ellas piensan que fue ordenado por la Seguridad del Estado para que las sacara del lugar”.

La líder de la organización ganadora del Premio Sajarov recurrió a su perfil de Facebook para hacer pública la denuncia y dar a conocer las imágenes de los represores.

"Sobre las 11.55am salí de la sede y estas personas junto con este carro con chapa particular del MININT y una patrulla me siguen en la calle, aborde la ruta P13 para trasladarme del Lawton a Centro Habana y al bajarme en la parada de la terminal de trene fui detenida a las 12.20pm por estas 3 personas de la foto y conducida en ese carro hasta calle D y Martínez en el Lawton a las 12.40pm quedando el operativo. RevoluciónEsRepresion en Cuba".

“Eso fue como a las diez de la mañana”, puntualizó la líder de las Damas de Blanco, “y luego después, a las once y cincuenta y cinco de la mañana, salía yo de aquí, de la sede nacional, estuve en la parada, esperando aquí, en la parada que está en (la calle) Porvenir, y rápidamente vi una patrulla, el carro con chapa partícular del Ministerio del Interior, que fueron siguiendo el ómnibus”.

Según Berta Soler, al bajarse del autobús frente a la terminal de trenes de Centro Habana, fue “detenida, dos de estas mujeres que me trataron de arrebatar el celular, arañarme, a darme (golpes) empujándome, para poderme introducir en este carro chapa particular”.

Los agentes del Ministerio del Interior, según Soler, la regresaron a su punto de salida, cerca de la sede de las Damas de Blanco en una trayectoria que, especificó la opositora, “duró unos veinte minutos”.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Eliminar depósitos en dólares marginará a los más vulnerables y traerá más miseria a Cuba, opinan expertos

El régimen cubano quiere tener "el control absoluto" sobre el dólar que entra al país. (REUTERS/Desmond Boylan/Archivo)

La suspensión de los depósitos en dólares en efectivo en las instituciones bancarias cubanas incrementaran los niveles de pobreza en la mayoría de la población en la isla, dijeron expertos a Radio Televisión Martí.

El economista Elías Amor Bravo afirmó que el gobierno lo que busca es que todos cubanos reciban sus remesas por transferencias bancarias, para tener el control absoluto de esos dólares y, además, intentar limitar su uso en los mercados informales en el país.

El académico opinó que, aunque las autoridades advirtieron que la medida no afectará los depósitos en otras divisas, que podrán remitirse a Cuba “sin limitación”, es muy importante recordar que aproximadamente el 95% de toda las remesas que entra al país llega en dólares, procedente de los Estados Unidos.

"Cuba está atada al dólar. El régimen comunista que le dio la espalda a la sociedad occidental se encuentra en este momento en una fase crítica, en la que el dólar es la moneda más apreciada por los cubanos, y aunque el Estado quiera luchar contra eso, no lo puede conseguir", afirmó el experto.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:20 0:00

Amor Bravo subrayó que el propio Estado ha creado estructuras, como las "tiendas dolarizadas", que obligan a los cubanos acudir a esa moneda para poder adquirir productos básicos y otros bienes. Lo mismo sucede a los agricultores y emprendedores. "Es una lucha que tendrían perdida", dijo.

El economista señaló que con esta medida se está cometiendo "una gran injusticia" con la población.

“Los cubanos que reciben remesas, que de pronto han conseguido dólares cambiando con enormes esfuerzos sus pesos cubanos, que no sirven para nada en los mercados informales, al prohibir el gobierno que se hagan esos depósitos, ya no podrán ir y abrir una cuenta bancaria, para luego respaldar la tarjeta, para poder comprar en las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC), que es donde aparecen los alimentos y los productos de aseo", explicó.

Según Amor Bravo, el régimen cubano no podrá eliminar la compraventa de dólares en el mercado informal, sino que es pobable que el valor del dólar siga subiendo.

"Si los comunistas se creen que prohibiendo los depósitos de dólares en efectivo van a eliminar el mercado informal, están completamente equivocados, porque el mercado informal responde a unas necesidades muy claras que tiene el pueblo cubano de conseguir dólares y, lo más probable, es que el tipo de cambio de la moneda estadounidense por el peso cubano siga creciendo, y se vaya por encima de las 100 unidades”, pronosticó el experto.

Por su parte, el master en Ciencias Sociales y asesor de emprendedores Ángel Marcelo Rodríguez Pita alerta que, con la disposición implementada, también habrá serias afectaciones en el sector privado.

“Los cuentapropistas, lo que poseen son dólares para sus importaciones, entonces esta medida está también destruyendo al sector privado", afirmó.

Rodríguez Pita señala que el gobierno "está tratando es de obtener una liquidez inmediata para poder continuar pagando sus compromisos con los acreedores”, argumentó.

La medida se anuncia el mismo día en que el régimen cubano y el Club de París alcanzaron un nuevo acuerdo de renegociación de la deuda del país caribeño, que otorga más tiempo a la isla para cumplir con sus pagos a los acreedores.

La decisión estatal "tiene un costo social enorme, porque lo que provocará es, incluso, marginar a los sectores más vulnerables de la sociedad", concluyó el sociólogo.

Cargar más

XS
SM
MD
LG